SRI LANKA – Nuevo sistema de obtención del visado previsto para 2012

Las autoridades de Sri Lanka han anunciado que para el 1 de enero de 2012 está previsto que entre en vigor la nueva autorización electrónica de viaje a Sri Lanka (ETA) que sustituye al actual visado que se obtiene a la llegada al país.

Esta autorización de viaje se obtendrá en línea y el coste inicialmente previsto es de 50 US$ (alternativamente se puede obtener el visado a la llegada al país, como hasta ahora, pero a un coste de 75 US$). De todos modos, estos precios pueden verse finalmente reducidos si surte efecto la queja generalizada del sector turístico que opera en la isla. Los pasajeros en tránsito y los niños menores de 12 años no tendrán que pagar gastos de visado.

Por otra parte, Sri Lanka ha experimentado un pequeño crecimiento del 1% en las llegadas de turistas durante 2011, frente al 20% que tuvo en 2010. Esto se atribuye, en parte, a la escasez de habitaciones de hotel, por lo que hay ambiciosos planes para duplicar el número de habitaciones de hotel en el país a 45.000 en 2016, con el fin de dar cabida a los 2,5 millones de visitantes que se han fijado como meta las autoridades de Sri Lanka.

Finalmente, está previsto que en diciembre de 2012 esté operativo un segundo aeropuerto internacional en la isla, concretamente en Hambantota, en la costa sur del país.

TÍBET – Prohibición de viajar al Tíbet a turistas extranjeros durante el mes de julio

El gobierno chino ha prohibido a los turistas extranjeros que viajen al Tíbet hasta finales de julio. En principio la prohibición se hizo efectiva el 25 de junio y acabará el 25 de julio, pero si se tiene previsto viajar al Tíbet en agosto habrá que estar alerta sobre lasúltimas noticias que pueda haber sobre este tema.

Esta prohibición está vinculada a la celebración del 60 aniversario de la presencia del régimen chino en el Tíbet. La versión oficial dada para este nuevo cierre del país, el segundo en menos de 6 meses, es que es por razones de seguridad. Las tensiones entre los tibetanos y el gobierno chino se han vuelto especialmente violentas en los últimos años, con protestas en 2008 que acabaron convirtiéndose en graves disturbios anti-gubernamentales que no han desaparecido del todo. A principios de este año, por ejemplo, un monje tibetano se auto-inmoló como acción de protesta contra el gobierno chino.

El gobierno chino pretende hacer del turismo la principal industria del Tíbet, doblando el número de visitantes actuales, la mayoría chinos, hasta llegar a los 15 millones en 2015. El Tíbet tiene una población permanente de unos 3 millones de habitantes, de los cuales un 90% son de la etnia tibetana según un censo del año 2010.