Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
Bandera

ALEMANIA

Guía y relato de una escapada a Berlín

Data Data viatge: 2009. Publicat el 26/06/2009
2.3 de 5 (146 vots)

Introducción

Berlín es la capital de la República Federal de Alemania desde el año 1990 tras la anexión de la antigua República Democrática Alemana (RDA), que desapareció casi un año después de la caída del famoso muro que dividía la ciudad en dos mitades. Berlín está situada en el nordeste de Alemania, a sólo 70 km de la frontera con Polonia, y es la ciudad alemana más poblada, con casi 3,5 millones de habitantes.

Tras la reunificación y la nueva capitalidad empezó en Berlín una fiebre constructiva que dura aún hoy, con nume- rosas grúas y obras en curso bien visibles en el centro de la ciudad. Estos proyectos de construcción (o reconstrucción) de edificios públicos y privados han atraído y atraen a los mejores arquitectos del mundo.

Para el visitante el innegable interés de Berlín radica en su historia, en su inabarcable vida cultural y bohemia, en sus edificios y monumentos, en la peculiaridad de sus habitantes, en sus numerosos parques y jardines o, en general, en sus interesantes rincones urbanos. No se puede decir que sea una ciudad bonita como lo son otras ciudades europeas, pero es muy interesante también por sus contradicciones: es una ciudad muy antigua, aunque queda poco del pasado y lo que queda está marcado por pasadas guerras o por los graffiti; se mezcla la arquitectura moderna con edificios construidos en siglos pasados; la ciudad mira hacia el futuro, pero sin olvidar el pasado.

Por otra parte, debido a la gran diversidad y multiculturalismo de su población Berlín es quizás la ciudad «menos» alemana de todas, sorprendiendo porque en ella hay sitio para todas las tendencias y formas de pensar.

A continuación encontraréis información, sobre todo práctica, de una escapada de 3 días completos a Berlín. La descripción exhaustiva de los sitios a ver la encontraréis en los numerosos enlaces adjuntos.

MAPA BERLÍN - (+) Ver mapa más grande
^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 29 de Mayo al 1 de Junio de 2009.

Itinerario

Día 1: BCN - Berlín
Día 2: Berlín (Kreuzberg, Friedrichshain, Mitte, Potsdamer Platz y Charlottenburg)
Día 3: Berlín (Charlottenburg, Mitte y Prenzlauer Berg)
Día 4: Berlín (Tiergarten y Mitte) - BCN

Documentación

DNI o pasaporte en vigor para ciudadanos de la Unión Europea.

Gastos del viaje

+ 198 € (vuelo BCN-Berlín-BCN)
+ 117 € (3 noches de hotel, por persona)
+ 115 € (otros: comida, transporte, entradas, regalos, etc)
= 430 € (total por persona)

Nivel de vida

En general el coste medio para el viajero en Berlín no es muy distinto del que encontramos en ciudades como Barcelona o Madrid. En función de los días disponibles y las actividades a hacer es interesante estudiar si vale la pena adquirir tarjetas de descuento para transporte, museos, lugares de interés, etc. Si se dispone de un carnet de estudiante internacional ISIC conviene llevarlo, ya que a menudo podemos obtener algún descuento en visitas, en especial si se es menor de 30 años.

Guía de viaje

Berlín, de Ecos Travel Books (en castellano, edición 2008). Este libro-guía pertenece a la colección City Breaks, pensada para escapadas urbanas. Contiene prácticos mapas y propuestas de itinerarios, con abundante información para no perderse los sitios más interesantes de Berlín y alrededores. Además, por 1 € compramos un completo mapa de la ciudad en la Oficina de Turismo que hay junto a la Puerta de Brandenburgo.

^top

 GUÍA DE VIAJE: INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE BERLÍN

INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE BERLÍN

COMO LLEGAR

Para viajar a Berlín compramos, a través del buscador Rumbo, un vuelo de la compañía EasyJet, ya que era el que mejor se adaptaba a nuestro horario y por un precio razonable. El billete de avión, ida y vuelta y directo desde Barcelona, nos costó 198 € incluyendo todas las tasas y cargos añadidos, pero nos consta que se pueden obtener mejores tarifas según las fechas y/o la suerte.

El vuelo de Barcelona hasta el aeropuerto Berlin-Schönefeld dura unas 2 horas y 20 minutos. Este aeropuerto está situado a unos 18 km al sudeste del centro de Berlín y para ir al centro de Berlín la forma más económica es tomar el tren (la estación, Schönefeld Flughafen Station, se encuentra a unos 350 metros de la terminal, caminando por un pasillo exterior cubierto).

El tren más rápido es el Airport Express (RB14, RE7), un tren regional especial, operado por Deutsche Bahn, que parte hacia Berlín cada 30 minutos (a hh:25 y hh:55) y los hay entre las 4:25 y las 22:55. Fuera de ese horario (hasta las 00:58 los días laborables y durante toda la noche los viernes y sábado noche) aún se puede tomar un tren S-Bahn (líneas S9 y S45), pero son más lentos que el Airport Express porque paran en algunas estaciones intermedias más. Los billetes del tren hay que comprarlos en alguna de las máquinas expendedoras de la estación y es importante marcar la tecla Berlin A-B-C, ya que la estación del aeropuerto de Schönefeld se encuentra en la zona C. El precio del billete sencillo es de 2,8 €, pero si se llega a primera hora del día considerad la opción de comprar un pase diario para las zonas A, B, C.

En nuestro caso tomamos un tren de la línea S9 (dirección a Spandau) porque ya eran más de las 11 de la noche y el servicio del Airport Express ya había concluido. Tardamos exactamente 48 minutos desde el aeropuerto hasta la estación de Zoologischer Garten, la más cercana a nuestro hotel. El Airport Express emplea sólo 34 minutos para cubrir el mismo recorrido.

COMO MOVERSE POR BERLÍN

Dado que Berlín es una ciudad muy extensa es impensable recorrerla toda a pie, puesto que algunos puntos de interés pueden estar a bastantes kilómetros de distancia unos de otros.

Transporte público: Berlín cuenta con una red de transporte público (metro, tren de cercanías, tranvía, o autobús) muy tupida que cubre prácticamente cualquier rincón de la ciudad. Según el uso que se le vaya a dar y/o el número de días que vayamos a estar en Berlín y alrededores puede interesarnos adquirir alguna tarjeta de transporte pensada para los visitantes como la Berlin WelcomeCard o la Berlin CityTourCard, que además incluyen descuentos para algunas atracciones turísticas de la ciudad que pueden ser interesantes o no.

En nuestro caso, tras barajar todas las posibilidades optamos por el pase diario (Day Pass), el cual se valida con el primer viaje y permite viajar sin límite en cualquier transporte público durante el día marcado en la tarjeta hasta las 3 de la mañana del día siguiente. Cuesta 6,10 € para las zonas A, B (las habituales) y 6,50 € si incluye también la zona C (útil para el viaje al aeropuerto de Schönefeld, por ejemplo, o a Potsdam). El precio de un billete sencillo para las zonas A,B es de 2,10 €, por lo que con sólo tres viajes el pase diario ya está amortizado.

Para buscar combinaciones de transporte y horarios en Berlín podéis usar la útil página Journey planner de Berliner Verkehrsbetriebe.

Bicicleta: Una opción divertida para moverse por Berlín puede ser la bicicleta, ya que la ciudad es muy plana, está bastante adaptada a ella, no hay agobio de tráfico, y mucha población local la usa para sus desplazamientos diarios. Se pueden alquilar por días para ir de forma independiente (precios a partir de 10 €/día, con descuentos si se alquilan para más de una semana) o bien apuntarse a un tour guiado en bicicleta. Algunas compañías especializadas en alquiler de bicicletas y/o tours guiados son Alex rent a bike, Berlin by bike, o Berlin on bike. Se puede subir la bicicleta al vagón de metro o al de tren regional, aunque es necesario comprar un billete aparte.

BBBike ofrece un práctico planificador de rutas para ciclistas, con una base de datos de más de 7.500 calles de Berlín y 300 de Potsdam.

ALOJAMIENTO

Berlín se ha convertido en un importante destino turístico, además de albergar importantes eventos como la Berlinale (Festival Internacional de Cine de Berlín) o anteriormente la fiesta electrónica Love Parade, por lo que el nivel de ocupación hotelera suele ser alto y ello repercute en el precio del alojamiento, aunque también es cierto que se puede encontrar habitación en un rango de precios muy amplio, desde los económicos albergues hasta los hoteles más caros.

Nosotros reservamos, aprovechando una buena oferta, el Hotel Alsterhof (Augsburger Straße, 5 - Berlin; tel +49 30 212 427), situado en el extremo este del distrito de Charlottenburg, a 0,5 km de la avenida Kurfürstendamm y a 0,7 km de la estación de tren Zoologischer Garten (10-15 minutos andando). Justo al lado del hotel está la parada de metro Augsburger Straße y algo más allá la muy útil parada de Wittenbergerplatz. La ubicación no es magnífica, pero está bastante bien.

Se trata de un hotel de 4 estrellas en el que pagamos 78 € la noche por una habitación doble con baño privado, TV, secador, ... La habitación no era muy grande, aunque suficiente y la verdad es que resultó ser un sitio muy tranquilo, a pesar de que el hotel estaba lleno aquellos días. El precio no incluía desayuno, pero a sólo 400 metros, en Tauentzienstraße, frente a los grandes almacenes KaDeWe, hay una estupenda panadería-cafetería de la franquicia Kamps donde desayunar muy bien por unos 3 €.

Otras opciones para buscar alojamiento en la ciudad de Berlín y alrededores son el buscador Hotel.info.

COMER EN BERLÍN

En cuanto a la comida es posible comer a precios relativamente baratos, ya que las cantidades suelen ser grandes y con un solo plato principal basta o porque podemos comer bien y barato en un döner kebab, una especie de fast-food turco muy común en Alemania. Y algo que pudimos constatar en nuestra visita a Berlín es la absoluta devoción que sienten los berlineses por las terrazas al aire libre, independientemente de la temperatura exterior.

En las estaciones de tren principales suele haber una gran oferta de comida rápida para un tentempié. Por ejemplo, al acabar la visita a la East Side Gallery por su lado norte podéis comer algo en la estación de tren de Ostbanhof. En Savignyplatz, cerca de Ku'damm, hay numerosos restaurantes, entre los cuales recomendamos el restaurante italiano San Marino (Savignyplatz, 12 - Berlin). Otra buena zona para comer, con una gran oferta de restaurantes, es Nikolaiviertel. Entre ellos destacamos Alt-Berliner Weißbierstube (Rathausstraße, 21 - Berlin), con una terraza exterior muy agradable donde saborear auténtica comida berlinesa con una cerveza, y el Zur Gerichtslaube (Poststraße, 28 - Berlin), también de comida berlinesa en un lugar bonito y típico. En Prenzlauer Berg recomendamos las terrazas de Knaackstraße, entre las cuales mencionamos la de Anita Wronski (Knaackstraße, 26-28 - Berlin). Y en la zona adyacente a Museuminsel hay varias terrazas junto al río Spree y entre las calles Bodestraße y Karl-Liebknecht-Straße en las que tomar algo o comer algo rápido antes o después de visitar los museos.

Cervezas berlinesas
Cervezas berlinesas

En el tema de la bebida hay que hablar, como no, de la cerveza, ya que de todos es sabido que Alemania es uno de los países que más cerveza consume de Europa. Además es el segundo del mundo en número de fábricas de cerveza y concretamente en Berlín hay varias fábricas de larga tradición y con un estilo propio, siendo Schultheiss y Berliner Bürgerbräu las principales.

En Berlín se puede beber cerveza a cualquier hora del día o la noche y las hay para todos los gustos. En el desayuno ya se puede tomar una Molle, cerveza pils procedente de las más tradicionales cervecerías de Berlín.

Una variedad típicamente berlinesa es la Berliner Weiße, un tipo de cerveza blanca con un contenido alcohólico entre 2,5% a 3% y de color ligeramente turbio. Una variedad muy dulzona de esta es la Berliner Weisse mit Schuss, ya que se le añade jarabe de frambuesa.

En las cartas de cervezas de bares y restaurantes también podemos encontrar nombres como Diesel o Radler, que corresponden a una mezcla al 50% de cerveza alemana con una bebida de cola o con soda respectivamente.

PATRIMONIOS DE LA HUMANIDAD EN BERLÍN
Patrimonio de la Humanidad

La ciudad de Berlín y alrededores cuentan hoy día con tres patrimonios culturales que forman parte de la lista de la UNESCO: la Isla del Museo (1999), los Palacios y Parques de Potsdam y Berlín (1990) y las Viviendas modernistas estatales (2008).

^top

 GUÍA DE VIAJE: COSAS A VER Y HACER EN BERLÍN

COSAS A VER Y HACER EN BERLÍN

Aparte del placer de recorrer sus calles, plazas y parques, Berlín tiene un sinfín de lugares para visitar, en especial museos, dependiendo del tiempo disponible, de gustos y presupuesto. Aquí simplemente enumeraremos algunos de estos lugares de interés, ya que en cualquier guía o libro podréis encontrar una descripción más exhaustiva y detallada.

Kreuzberg/Friedrichshain
Edificio artístico de Kreuzberg
Edificio artístico de Kreuzberg

Este barrio de Berlín se formó en 2001 uniendo los antiguos barrios de Friedrichshain en el Berlín Este y Kreuzberg en el Berlín Oeste. Esta zona fue décadas atrás un importante punto de entrada para los inmigrantes turcos y más recientemente ha destacado por su tradición contracultural, con un importante movimiento okupa y su cultura alternativa.

Desde la parada de metro Hallescher Tor iniciamos la visita a este barrio empezando por el famoso Checkpoint Charlie, nombre aliado para el paso fronterizo entre Berlín Este y Berlín Oeste durante la guerra fría y que está situado en la confluencia de las calles Friedrichstraße con Zimmerstraße y Mauerstraße. Llegó a ser un símbolo de la Guerra Fría , representando la separación entre este y oeste. Hoy día es una de las atracciones principales de Berlín y alrededor de ella se ha montado un importante negocio turístico (?), incluido el museo privado Haus am Checkpoint Charlie. Junto al Checkpoint C se encuentra el viejo Café Adler, el cual era un excelente mirador sobre el lado oriental para oficiales y soldados aliados, así como para visitantes y curiosos en general. Unos 400 m. al oeste de aquí se encuentra Topographie des Terrors, una exposición gratuita al aire libre que explica con fotografías y paneles informativos los horrores que produjo el régimen nazi, ya que aquí estaban ubicadas algunas de las instituciones más temidas del Tercer Reich como la comandancia central de las SS o el cuartel general de la Gestapo. Es muy interesante, aunque duro. Y al lado de esta instalación destaca el imponente edificio del museo Martin-Gropius-Bau, construido en 1881 y que cuenta con un impresionante atrio donde suele haber exposiciones temporales de nivel internacional.

Imagen de la East Side Gallery
Imagen de la East Side Gallery

Siguiendo una ruta por diversas calles del barrio tenemos la oportunidad de ver algunos edificios pintados de forma muy artística e impactante. Y llegamos al Jüdisches Museum, el vistoso Museo Judío de Berlín que acoge una colección permanente, exposiciones temporales y otras actividades culturales claves para la difusión de la historia y la cultura judeoalemanas. La espectacular y singular construcción del edificio museístico, obra del arquitecto Daniel Libeskind, ya se ha convertido en un monumento emblemático de Berlín.

Volvemos a la parada de metro Hallescher Tor y lo tomamos para recorrer 4 estaciones hacia el este, hasta Schlesisches Tor, donde bajamos y andamos hasta el bonito e histórico puente Oberbaumbrücke, el cual une los barrios de Kreuzberg y Friedrichshain, separados por el río Spree.

Y al otro lado del río, junto a Warschauer Straße, encontramos la llamada East Side Gallery, una sección del muro de 1.3 km de largo con pinturas de artistas de todo el mundo (es la galería de arte al aire libre más larga del mundo) y que pretende ser un memorial por la libertad. Vale la pena recorrerla para ver algunas auténticas obras de arte. Este año se está redecorando una parte de ella para conmemorar el 20º aniversario de la caída del muro.

Tiergarten

Además de un distrito es también el principal parque del centro de Berlín, con una superficie de 210 Ha. Para recorrer esta zona tomamos la línea de metro U9 hasta Hansaplatz, donde salimos al exterior, ya en pleno parque, y seguimos Altonaer Str. hacia el sudeste hasta llegar a una enorme rotonda en cuyo centro se encuentra la Columna de la Victoria (en su parte superior hay un mirador al que se puede subir por una escalera de caracol). Y a escasos 50 metros al norte de la rotonda podemos ver una imponente estatua de Bismark. Seguimos por la larga calle 17 de Junio (1,6 km hasta la puerta de Brandenburgo) y nos desviamos a la derecha para ver la fachada del Palacio de Bellevue, residencia oficial de la presidencia alemana. Volvemos a la calle anterior y por azar nos encontramos por unos instantes con un zorro despistado que se acaba escondiendo en el bosque del parque. Más adelante pasamos junto al Sowjetisches Ehrenmal, un monumento en memoria a los soldados soviéticos caídos en Berlín.

Detalle de la cúpula del Reichstag
Detalle de la cúpula del Reichstag

Y andando llegamos a la archifamosa Puerta de Brandenburgo, junto a la que encontramos casualmente un acto multitudinario tamil en favor del LTTE (Tigres Tamiles) y de denuncia de la dura represión del gobierno de Sri Lanka contra su pueblo (?), en el que lógicamente la mayor parte de los asistentes son de etnia tamil. Y desde aquí nos dirigimos al cercano y monumental edificio del Reichstag, especialmente llamativo por la cúpula de vidrio, obra del arquitecto Sir Norman Foster, que se añadió a finales de los años 90. La visita a la cúpula es gratuita, pero debido a que se ha convertido en una atracción turística de primer nivel y en un símbolo de la ciudad las colas a la entrada suelen ser interminables, por lo que después de varios intentos nosotros desistimos de esta visita, dejándola para una próxima ocasión. Junto a la esquina nordeste del Reichstag hay unos escalones sobre el río Spree que permiten descansar un poco mientras contemplamos el nuevo edificio de la Biblioteca del Parlamento alemán.

Volvemos a la Puerta de Brandenburgo y continuamos hacia el sur siguiendo el borde oriental de Tiergarten hasta llegar al Monumento al Holocausto, obra del arquitecto norteamericano Peter Eisenman e inaugurado en 2005, en memoria de todos los judíos asesinados en Europa. Y continuando por Ebertstraße otros 400 metros hacia el sur llegamos a la Potsdamer Platz.

Potsdamer Platz
Edificios del barrio Daimler AG
Edificios del barrio Daimler AG

Después de muchos años de ser una zona desaprovechada (quedaba dividida por el muro) la nueva plaza y espacios adyacentes empezaron a ver la luz a partir del año 1998, llegando a ser la zona en construcción más grande de Europa.

Actualmente, en este nuevo barrio podemos encontrar rascacielos, centros comerciales, edificios residenciales, museos, centros de ocio, y la nueva estación de metro.

De este modo la Potsdamer Platz se ha convertido en una atracción turística en sí misma, albergando además el prestigioso festival internacional de cine berlinés, la Berlinale.

Vale la pena darse una vuelta por el interior del Sony Center, por ejemplo, o por las calles de las manzanas adyacentes a la plaza para ver otros muchos interesantes edificios, como la BahnTower o los que forman el llamado barrio Daimler AG.

Charlottenburg/Wilmersdorf

Este distrito, situado en la zona oeste de Berlín, fue una población independiente hasta el año 1920. Su arteria principal es la avenida Kurfürstendamm, conocida también como Ku'damm, una de las más famosas de Berlín. Es muy larga y ancha, de estilo parisino, siendo juntamente con la adyacente Tauentzienstraße la zona de compras de alto nivel por excelencia. Aquí se concentran una gran cantidad de comercios, hoteles, restaurantes y, especialmente, todas las marcas de lujo. En la plaza Breitscheidplatz, donde esta avenida se encuentra con Tauentzienstraße, está la Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche, una iglesia evangélica luterana en recuerdo del emperador Guillermo. Resultó bastante destruida en la Segunda Guerra Mundial y se ha conservado en estado de ruina como recuerdo de la guerra. Junto a ella se construyó en los años 50 una nueva iglesia de dudoso gusto estético. Unos 400 m. al norte de Ku'damm encontramos la preciosa Savignyplatz, la cual ha sabido mantener su papel como centro de la cultura en lo que antes era el Berlín Oeste. Bajo las vías del tren hay tiendas, librerías, galerías de arte, o restaurantes.

Jardines y Palacio de Charlottenburg
Jardines y Palacio de Charlottenburg

En el otro extremo de este distrito se encuentra el bello Palacio de Charlottenburg (Schloss Charlottenburg), el más grande de Berlín. Fue construido a finales del s. XVII y ampliado a lo largo del XVIII. Para llegar a él tomamos el metro hasta la parada Sophie-Charlotte Platz, para después andar 900 m. hacia el norte por Schloßstraße hasta llegar a la puerta de entrada al palacio. La entrada para la parte antigua del palacio cuesta 10 € e incluye una audio-guía en castellano que explica las distintas salas. Hay una entrada combinada de 12 € que permite visitar la parte antigua más todos los edificios anexos. No se pueden hacer fotos en el interior. La visita es muy interesante para entender la historia de la realeza prusiana, pero como palacio los hemos visto mucho mejores, dejando de lado que la mayor parte del mobiliario y salas no son las originales ya que el palacio fue seriamente destruido en la II Guerra Mundial.

Acabada la visita paseamos por los preciosos jardines que hay en la parte posterior del palacio (son públicos y por tanto gratis). Rodeamos el lago y pasamos junto al edificio del Belvedere. Finalmente salimos del recinto por una puerta que hay en el extremo nordeste de los jardines y que dan acceso a un puente ferroviario sobre el río Spree. Así llegamos andando hasta la cercana parada de metro de Jungfernheide.

Nikolaiviertel (Mitte)

Este barrio, fundado sobre el año 1200 y situado a sólo 5 minutos andando de Alexanderplatz es el corazón histórico de Berlín.

Nosotros empezamos nuestro recorrido por la zona en la enorme Alexanderplatz, una plaza aún con un marcado aire socialista. A su alrededor hay varios edificios y estructuras de envergadura, entre las que destacan el Fernsehturm o torre de la televisión. Con una altura de 368 m. es ahora el segundo edificio más alto de Europa. En la parte superior de la torre hay una gran esfera en la que se ubican un mirador, a 204 m. sobre el suelo, y un restaurante, el cual gira 360 grados cada media hora. La entrada para subir al mirador cuesta 10 €. Otro edificio que destaca en Alexanderplatz es el del Forum Hotel Berlín (ahora llamado Park Inn), el edificio propiamente dicho más alto de la ciudad. Y por último el Reloj Universal, una gran estructura de metal que rota permanentemente y muestra la hora de todo el mundo. Tras la torre la televisión hay un gran espacio abierto donde encontramos la iglesia Marienkirche, construida en ladrillo, y a su lado la fuente Neptunbrunnen. En el lado sur de este espacio destaca el Rotes Rathaus, el imponente edificio del Ayuntamiento y que destaca por el color rojo de su ladrillo.

Calle de Nikolaiviertel
Calle de Nikolaiviertel

El barrio de Nikolaiviertel propiamente dicho se encuentra entre el ayuntamiento y el río Spree. Y en el centro del barrio está Nikolaikirche, la iglesia más antigua de Berlín (fue erigida en el año 1230). Alrededor de la iglesia hay un bonito conjunto de callejones de origen medieval, aunque todo tuvo que ser reconstruido porqué resultó muy dañado en los bombardeos durante la II Guerra Mundial. Pasear por ellos es muy agradable y aquí hay restaurantes, terrazas, o tiendas de recuerdos, ya que esta es una zona muy turística.

En el extremo sur del barrio destaca el Ephraimpalais, un precioso edificio de 1762. Y paseando por el agradable paseo fluvial Spreeufer, junto al río Spree, y cruzando Rathaustraße llegamos al Marx-Engels-Forum, un parque público que debe su nombre a las estatuas de Karl Marx y Friedrich Engels, los fundadores del socialismo moderno, que encontramos en él. Este parque fue creado por las autoridades de la antigua RDA en 1986 y hoy día es una atracción turística más.

Unter den Linden (Mitte)

Unter den Linden es el principal bulevar de Berlín, habiendo retomado tras la caída del muro su lugar como calle favorita en Berlín, junto a Kurfürstendamm. Tiene una longitud aproximada de 1,5 km, teniendo su extremo oeste en Pariser Platz, junto a la puerta de Brandeburgo, y el extremo este en el puente Schlossbrücke, el cual da acceso a la Isla del Museo y la parte este de Berlín. En él se encuentran numerosas instituciones y lugares de interés turístico y cultural.

Nosotros iniciamos el recorrido por este bulevar en el puente Schlossbrücke (puente del castillo), viniendo desde la isla de los Museos. Inmediatamente a la derecha encontramos el Museo de Historia de Alemania, situado en un viejo edificio al que se le ha añadido una parte moderna de vidrio muy llamativa. Un poco más allá, al otro lado, está la Deustche Staatsoper (la Ópera Estatal alemana), restaurada en el año 1955. Situado al lado de la Ópera, el Opernpalais, construido en 1733-37, está conectado al antiguo Palacio del Príncipe de la Corona por un puente arqueado. En este palacio se encuentra el Operncafe o Café de la Ópera (frente a la Bebelplatz), un precioso lugar que da la oportunidad de disfrutar de los lujos de hoy día en un ambiente del s. XIX. En el interior hay una gama de pasteles que harán las delicias de cualquiera, aunque los precios no son, lógicamente, nada baratos. Continuando hacia el oeste tenemos la Humboldt-Universität y poco más allá el Deutsche Guggenheim.

Al llegar a Charlottenstraße giramos a la izquierda y andamos unos 250 m. al sur hasta llegar a la magnífica Gendarmenmarkt, una plaza grande y elegante que está considerada como la más bella de la ciudad y con razón. En ella destaca la sala de conciertos y auditorio Konzerthaus, en el centro de la plaza. En en el lado norte está la Französischer Dom (Catedral Francesa) y en el lado sur la Deutscher Dom (Catedral Alemana). Y no os perdáis la casa chocolatera Fassbender & Rausch, situada en un bonito edificio en la esquina sudoeste de la plaza, donde confluyen las calles Charlottenstraße y Mohrenstraße. Los/as amentes del chocolate encontrarán aquí el paraíso, siendo esta la mayor chocolatería del mundo. En la planta baja hay una tienda donde se vende chocolate bajo todas las formas posibles, siendo un buen y dulce recuerdo de Berlín. También podréis ver iconos de Berlín, como el Reichstag, la Puerta de Brandenburgo, o un oso, hechos a escala con chocolate. En las plantas superiores hay una cafetería y restaurante donde degustar todas las especialidades de la casa. Muy recomendable.

Konzerthaus y Deutscher Dom
Konzerthaus y Deutscher Dom

Volvemos a Unter den Linden subiendo por la calle comercial Friedrichstraße y continuamos hacia el oeste.

En el nº 63-65 de la avenida Unter den Linden destaca el edificio de la que fue embajada de antigua Unión Soviética (Sowjetische Botschaft) en el Berlín Este y que hoy es el consulado de Rusia.

Y así llegamos a la Pariser Platz, ya junto a la Puerta de Brandenburgo. Tras la guerra y la construcción del muro esta céntrica plaza fue una zona vacía ya que formaba parte de la zona muerta que dividía la ciudad. Pero tras la reunificación, en 1990, se reconstruyó siguiendo unas estrictas reglas.

Uno de sus edificios más destacables es el reconstruido Hotel Adlon, que llegó a ser uno de los hoteles más lujosos y famosos de la Europa de entreguerras, pero que después pasó por muchos avatares (el edificio y hotel actuales fueron inugurados en 1997).

Otro edificio a destacar es el Palais Wrangel, hoy ocupado por el DZ Bank, ya que en su interior hay una gran escultura del arquitecto Frank Gehry que se puede medio ver desde la puerta de entrada. Otros edificios son los de las embajadas de EE.UU. y Francia, el Palais am Pariser Platz o la Haus Liebermann.

Museumsinsel (Mitte)
Puerta del mercado de Mileto
Puerta del mercado de Mileto

La Isla del Museo (en singular) es como se llama a la mitad norte de la Spreeinsel, la cual queda delimitada por el río Spree, el canal Kupfergraben y Karl-Liebknecht-Straße. Se llama así por el hecho de estar ocupada en su totalidad por varios museos de renombre internacional. Estos museos son el Altes Museum (el más antiguo de todos, construido entre 1823 y 1830), el Neues Museum (Museo nuevo, acabado en 1859), la Alte Nationalgalerie (la Galería Nacional Antigua, finalizada en 1876), el Bode Museum (situado en la punta norte de la isla), y el Pergamon Museum (construido en 1930). Actualmente estos museos y las colecciones que albergan están en proceso de reconstrucción y reorganización.

De todos ellos nosotros sólo visitamos el Pergamon Museum. La entrada cuesta 10 € (la mitad con carnet ISIC), pero si se tiene la intención de visitar varios de ellos lo mejor es comprar una entrada combinada de 14 € (ó 7 € con carnet ISIC). La entrada incluye una audio-guía en español. Se pueden hacer fotos en el interior, estructurado en diferentes partes: arte helénico, del Asia Menor y Oriente Medio, y arte islámico. En las fechas de nuestra visita había, además, una exposición temporal sobre arte griego. Desde luego lo más espectacular de este museo son las reconstrucciones de enormes edificios de gran importancia histórica, como el Altar de Pérgamo, la Puerta del mercado de Mileto, o las paredes del Palacio babilonio de Ishtar. También vale la pena ver el precioso interior una casa de Aleppo en la parte de arte islámico. La verdad es que la visita merece mucho la pena y el único pero es que sería deseable poder ver estos tesoros en sus lugares originales.

Por último, en la Museumsinsel encontramos también la Berliner Dom o Catedral de Berlín, situada junto a los jardines Lustgarten que anteriormente habían pertenecido al desaparecido palacio real Berliner Stadtschloss. La entrada a la Catedral cuesta 3,5 €.

Prenzlauer Berg

El distrito de Prenzlauer Berg, situado al norte de Mitte, es hoy día un importante foco en la escena cultural de Berlín, así como un barrio popular entre la población estudiantil. Por ello es fácil encontrar numerosos cafés, pubs, restaurantes, galerías y pequeñas tiendas que crean una de las mejores atmósferas de Berlín, tanto de día como de noche. Por otra parte, en este barrio hubo y hay aún una importante comunidad judía.

Wasserturm Prenzlauer Berg
Wasserturm Prenzlauer Berg

Nuestra ruta por este barrio empieza a partir de la estación de metro Eberswalder Straße (línea U2). Siguiendo las indicaciones llegamos a la cercana Kulturbrauerei, un conjunto industrial monumental de estilo neoromántico donde, desde mediados del s. XIX, se producía la famosa cerveza Schultheiss, la primera que introdujo la cerveza en botella, en 1880. A partir de 1990 los 20 edificios de la cervecería pasaron a ser un centro público y multicultural, en el que hoy día podemos ver salas de exposición, clubes, restaurantes, teatros, tiendas, editoriales, etc. Desde aquí bajamos por Schönhauser Allee hasta llegar al Jüdischer Friedhof (Cementerio Judío) y de aquí, por Wörther Straße, a la plaza Kollwitz Platz, con una escultura de la pintora y escultora Kathe Kollwitz que vivió en este barrio. De esta plaza parte la calle Husemannstraße, con bonitos edificios de finales del s. XIX. Después tomamos Knaackstraße hasta llegar a la Wasserturm Prenzlauer Berg, la torre-reservorio de agua más antigua de Berlín, acabada en 1877 y que estuvo en uso hasta 1952. Tiene una altura de 44 metros y es quizás el icono de este barrio. Muy cerca de aquí, en la calle del mismo nombre, está la sinagoga Rykestraße, la más grande de Alemania, visitable los jueves de 14:00 a 18:00 y los domingos de 11:00 a 16:00, aunque nosotros no la visitamos porque cuando llegamos ya estaba cerrada. Tras tomar algo en una de las múltiples y agradables terrazas de Knaackstraße damos por acabada la visita a la zona yendo a pie hasta la cercana estación de metro Senefelderplatz para volver al centro.

^top
Relat d'un viatge de 3 dies a Berlín - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2012]
Relat d'un viatge d'Espanya al Caucas amb autocaravana - Piki y Enrique (Abueletes) [2011]
Relat d'un viatge de 4 dies a Baviera - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2010]
Viatge a la ciutat de Berlin - José Luís García López [2006]
Viatge per Europa amb InterRail - Sandro Alarcón & Rosa Moreno [2006]
48 hours in Berlin - Interesante artículo de The Independent sobre que no perderse en una visita rápida a Berlín.
^top

facebooktwitterYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació