Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
1 / 3
Europa

EUROPA

Relato de un viaje al Cáucaso en autocaravana

Data Data viatge: 2011. Publicat el 28/05/2012
2.3 de 5 (119 vots)

Introducción

Este es el relato de un viaje en autocaravana a través de Europa, con origen en la ciudad de Granada y destino en Georgia y Armenia, países ubicados en la zona del Cáucaso. En total son 17.556 km recorridos en autocaravana, más la distancia recorrida en el autobús de la agencia georgiana que contratamos una vez allí. También habría que sumar la distancia recorrida en coche entre las ciudades de Melilla, donde residimos, y Granada, donde tenemos la base de la autocaravana. Alojamiento en campings a lo largo de la ruta.

En este largo viaje por Europa, de más de dos meses y medio, la ruta seguida parte de España y recorre Francia, Italia, Croacia, Serbia, Macedonia, Grecia, Turquía, Georgia, y Armenia en el viaje de ida, mientras que el de vuelta cruza Turquía, Bulgaria, Hungría, Austria, Alemania y Francia para regresar nuevamente a España.

A este viaje le precede una frase de Vartan Matiossian, historiador, traductor, editor y profesor de origen armenio, que dice: "El país que ya no tenga leyendas, está condenado a morir de frío y es harto posible. Pero el pueblo que no tuviera mitos, estaría ya muerto".

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 3 de julio al 22 de septiembre de 2011.

Gastos del viaje

+ 161,25 Eur (peajes)
+ 207,28 Eur (parking y zonas de acampada)
+ 2.555,83 Eur (gasoil autocaravana)
+ 1.600 Eur (pernocta, seguros del vehículo, visados, 5 comidas y 2 cenas, guía y pagos de monumentos en Georgia y Armenia)
+ 1.111,08 Eur (compra en supermercados)
+ 1.359,66 Eur (gastos varios, restaurantes, regalos, visitas museos, compras, etc)
= 6.995.10 Eur (total para dos personas)

^top

 (I) DE ESPAÑA A TURQUÍA POR EL SUR DE EUROPA

3 y 4 de Julio: ESPAÑA

Día 0: Salimos de Melilla en dirección a Granada, donde dejaremos el coche y cogeremos la autocaravana para iniciar este largo viaje por Europa. Pasamos por Fez y por Ceuta antes de cruzar el Estrecho y poner rumbo a Granada.

Día 1º: Hoy realmente es cuando comienza el viaje. Salimos de Granada después de pasar unos días con un calor espantoso, aunque hoy parece que la temperatura es mucho más agradable.

Comemos en Bailén, que tiene una zona donde te dejan pernoctar de forma gratuita y tienes agua, vaciado y luz. El restaurante se llama El cruce y se accede por la antigua carretera nacional.

Por la tarde llegamos a Aranjuez y dimos un agradable paseo por los jardines y los alrededores del palacio real, palacio que me gusta muchísimo más que el de Versalles, a pesar de la opulencia y la magnificencia del francés, la sencillez y dulzura que irradia este, me encanta, la pena es que estaba todo muy descuidado, los jardines, las calles, y sucio. No se como se puede permitir que este monumento este tan descuidado, incomprensible.

Atravesamos Madrid de forma muy rápida, pero en Somosierra había una algarabía de vehículos que obligó a la guardia civil a dejar un solo carril en nuestra vía para que los vehículos que bajaban tuvieran más espacio porque el atasco era fenomenal.

Una vez llegado a Aranda de Duero, lloviendo y con una pequeña tormenta. No encontramos oportuno quedarnos a dormir en la zona habilitada para tal fin, no había nadie y no parecía un lugar seguro, así que dimos una vueltecita por Aranda y encontramos un lugar privilegiado, al lado de otra autocaravana aparcada, que debería ser de alguien del lugar.

Kilómetros etapa: 591,4 km
Posición GPS zona acampada: N 41º40'31'' - W 3º41'13''

Día 2º: Nos acercamos a la zona de autocaravana y llenamos y vaciamos. Continuamos y comemos a la salida de Burgos, en un restaurante carísimo y malo.

Llegamos a Alegia, que es un nombre precioso (en vascuence se traduce como alegría), para que en la casa de autocaravana nos arreglen la alarma de la puerta que no funciona y la mesa que traquetea.

Después a San Sebastian, que nuestro querido navegador, llamado cariñosamente Juanillo, no ha querido que nos perdamos tan preciosísima ciudad y nos ha dado un rulerillo por todo el centro, playas y ha incluido el monte Igeldo. Al final terminamos en la zona de autocaravana de la municipalidad, donde el precio ha subido a 6,10 €, algo que me parece absurdo, porque todo el mundo te pregunta si tienes los diez céntimos y está a tope de franceses e italianos.

A mi me gusta Euskadi: la gente es encantadora, sus paisajes bellos y cuidados, La comida deliciosa, pero la gente, es el no va más. Se dice, se habla y se comenta que el euskera tiene raíces o connotaciones comunes con el georgiano, así que vamos a comprobar dentro de aproximadamente un mes que es lo que nos afecta para saber si es o no cierto.

Kilómetros etapa: 336 km
^top

5 a 8 de Julio: FRANCIA

Día 3º: En el aparcamiento de esta noche no te dejan estar más de 48 horas. Compras de butano y comida.

Pasamos a Francia por las Landas y sigo con la opinión de siempre, no me gusta la región de las Landas, ni las playas ni la vegetación. Se salvan algunos pueblecitos, como Beliade, que es una preciosidad. Atravesamos Burdeos sin ningún problema de atascos y llegamos al pueblito de Prignac et Marcamps, un lugar donde estuvimos hace un montón de años, cuando nuestros hijos eran pequeños, para ver el grabado del famoso caballo de la gruta de Pair Non Pair.

Me he dejado la Guía Azul maravillosa de Francia y el mapa de Francia en Granada, pero no es problema. Francia es vieja conocida y ante dudas, hay muchas oficinas de Turismo. La pernocta la hacemos en un aparcamiento en el centro del pueblo.

Kilómetros etapa: 255,4 km
Posición GPS zona acampada: N 45º01'58'' W 0º29'39''

Día 4º: Una noche tranquilísima, comienza a llover y nos dirigimos a la gruta de Pair non Pair, que ha cambiado el acceso en gran parte, después de tantos años. La cueva tiene una curiosa historia, su ubicación y el terreno que la circundaba fue propiedad de un noble que se la jugó al juego de par-impar, ese juego que se hace sacando dedos de una mano de ambos contrincantes, el dueño perdió el terreno.

La gruta se encontró porque una vaca metió la pata en un agujero y este suceso desencadenó el hallazgo, en 1881. En 1900 se convirtió en la primera gruta catalogada como monumento histórico, la gruta se fecha en periodo auriñaciense, alrededor de 30.000 años atrás. En ella se han encontrado 6.000 osamentas que han permitido catalogar 66 especies: osos, hienas, leones cavernarios, mamuts, etc. Hubo una alternancia de periodos fríos y templados, los restos óseos han dado una gran información. Los grabados se encuentran sin daño alguno.

Marchamos hacia el Perigueux y paramos en Montpon para localizar al brocante favorito de Enrique, pero no tiene ninguna radio, en cambio nos ha enseñado un organillo monumental antiquísimo, algo soberbio. Llegamos a su queridísimo Perigueux, a la zona de pernocta del municipio, sólo para pasar la noche y dar una vueltecita, porque los folletos de las fechas de los vide greniers los hemos encontrado en la oficina de turismo de Montpon.

Kilómetros etapa: 130,7 km
Posición GPS zona acampada: N 45º15'13'' E 3º43'52''

Día 5º: Un día de tránsito la mar de soso por la lluvia, cerca de la Auvernia. Nos hemos refugiado en Isoire, aparcando en los jardines del castillo, junto a otras autocaravana.

Kilómetros etapa: 287,4 km
Posición GPS zona acampada: N 45º32'33'' - E 3º14'30''

Día 6º: Hoy una vuelta por Le Puy en Velay. Más tarde otra vuelta por Grenoble. Camino de los Alpes encontramos una zona de acampada fantástica en la que unos propietarios de una caravana pizzería nos han facilitado luz. Noche tranquila.

Kilómetros etapa: 354,4 km
Posición GPS zona acampada: N 45º32'33'' - E 3º14'30''
^top

9 a 15 de Julio: ITALIA

Día 7º: Hemos cruzado hacia Italia por el Pequeño San Bernardo. La ruta es bastante buena. Sólo en la zona que baja desde el Cervino hacia Italia la carretera se hace más estrecha y con muchas curvas, pero hemos gozado de un paisaje increíble.

Por carreteritas hemos llegado hasta Rivolta d'Adda, un tranquilo pueblecito en fiestas donde había teatro en la plaza, pero con un calor que no hemos tenido en todo el camino, pernocta en un aparcamiento.

Kilómetros etapa: 442,5 km
Posición GPS zona acampada: N 45º28'11'' - E 9º30'34''

Día 8º: Nos hemos quedado todo el día aquí porque Enrique no se encontraba bien con el estómago.

Pero hoy voy a contar que mi amiga Reyes me enseñó un truco sensacional que os trasmito: yo tenia una lavadora Jata para los viajes largos donde no hay lavandería y me compré otra de tres kilos de capacidad que es la que llevo desde hace un par de años. El truco consiste en un cubo con tapa del mismo diámetro por la boca que por el culo, con una tapa hermética. Se llenan 3/4 partes de su capacidad con agua y un chorro de detergente liquido. La ropa menuda, como la interior, una camisa o camiseta, una toalla de lavabo, etc. se introducen en el cubo y se comprueba que la tapa esté muy bien cerrada, se deposita en el cuarto de baño y con el traqueteo de la ruta, al llegar a vuestro destino, la ropa cuando se saque del artilugio estará lista para ser aclarada y más limpia que los chorros de oro, ni hará falta que restreguéis. Es un truco utilísimo, sobre todo para aquellos que llevéis niños y os pasáis lavando horas y horas en todos los viajes que hacéis.

Kilómetros etapa: 0 km

Día 9º: Anoche una tormenta horrorosa de gran aparato eléctrico, en la que pasé mucho miedo. Esta mañana hemos ido a Bolzano, una ciudad muy grande y con muchos monumentos. Por el lugar donde hemos aparcado hemos visto la ciudad alta, porque en la baja era imposible aparcar y por toda la ciudad zona azul.

Recorriendo esta zona, con caracteres medievales, parece que nos hemos sumergido en una película de las que la actriz protagonista era Sofía Loren y Marcelo Mastroniani: casas con patios interiores donde vivían varias decenas de familias y la vida de todos, intervenían los vecinos desde sus ventanas, algo entrañable, su exterior con aspecto de palacetes de gran categoría.

Lo cierto es que los pobres berghem (así los llaman los lombardos) han sufrido muchos desastres bélicos a lo largo de la historia, desde Atila en el siglo V hasta los franceses, venecianos, austriacos y nosotros (7 veces luchamos contra ellos). La ciudad próxima, Brescia, la tomó con ellos y los pobres a lo largo de la historia han sufrido lo suyo, hasta que llegó Garibaldi. En Soto il Monte nació Juan XXIII que fue proclamado papa en 1958.

Después a Brescia que es una ciudad que me ha parecido preciosísima. Hay un foro romano, el mejor conservado de Lombardia. La plaza de la Logia, con un preciosísimo reloj astronómico y la oficina de turismo que cierran en toda Italia a las 16:30, o sea que hay que darse prisa. Preciosas las catedrales nueva y vieja, una al ladito de la otra. La más viejecita es del s. XI y la nueva con una cúpula que es la tercera más enorme de toda Italia. Hay un castillo que nos ha dejado con las ganas, pero subir andando con el calor de 36ºC era ya demasiado. Pernoctamos en Soave.

Kilómetros etapa: 221,5 km
Posición GPS zona acampada: N 45º25'25'' - E 11º14'43''

Día 10º: El aparcamiento de Soave es fantástico, tiene de todo, hasta luz gratuita, en un enclave estupendo. Y la ciudad de Soave es preciosa, una ciudad amurallada con un castillo que es una gozada, muy cerca de Verona, que hasta merece la pena si se quiere ir a verla volver a pernoctar en Soave, ya que el área de Verona según temporada esta masificada y lejísimos del centro.

Después fuimos a Bassano de Grappa porque quería ver el maravilloso puente de madera que no nos ha decepcionado en absoluto. El pueblo también es precioso, pero la obra de Paladio que yo ya conocía de otros viajes en las villas, me ha encantado la faceta de ingeniero, unido a un paisaje de los Alpes espectacular. La historia se remonta a unas inundaciones que hubo en tiempos lejanos que estropearon las cosechas, entonces los habitantes se afanaron en sacar las plantas para volver a plantar de nuevo y se dieron cuenta de que los espárragos hundidos en la tierra eran fantásticos y así nació la industria de los famosos espárragos de Grappa (la ciudad no lleva ese nombre de las uvas, sino del monte que tiene detrás, llamado Grappa).

Por si fuera poco, estando tan cerquita de Marostica hemos ido a dar un vistazo. Mi romanticismo me pierde y como estamos en el Veneto, tierra de amantes sufridores como Romeo y Julieta, La historia es similar, pero en lugar de terminar cruentamente, nos encontramos con una hermosa historia de amor y con unos padres más racionales y sensatos. La historia es la de siempre adolescentes con hormonas en efervescencia y familias rivales que no permiten la consumación de el amor, en este caso Los Vieri y Rimaldo, pero que toman la decisión de jugar al ajedrez una partida y el ganador se quedaría con la chica, no sé quien ganó lo que si se, es que cada año par se conmemora este hecho con el juego del ajedrez ante el Castillo de la parte baja y siendo las piezas los habitantes del lugar, el castillo de arriba y el de abajo son preciosísimos y muy bien conservados.

Nos vamos a dormir frente a la zona de aparcamiento de la Basílica de San Antonio, en Padova.

Kilómetros etapa: 131,8 km
Posición GPS zona acampada: N 45º23'45'' - E 11º52'36''

Día 11º: Por cierto el parking para Camper vale 10 € cada 24 horas. Como en otros años se habían metido una troupe de gitanos cortaron el agua para que se fueran y por esa razón en la zona camper nos quedamos sin nada, pero al salir querían cobrarnos 23 € como a un vehículo de horas y hemos reclamado a la maquina, de verdad, se reclama a la maquina y nos ha dicho que en la maquina nº 1 pusiéramos 10 € introduciendo la matricula del vehículo.

En esta ocasión hemos conocido Padova alejados del entorno místico, una ciudad con una historia de las que a mi me gustan. La leyenda cuenta que en la Eneida se dice que esta ciudad fue fundada por el mítico héroe troyano Antenore, colega de Eneas, el hijo de Príamo, que tuvo un romance con Dido y bajó a los infiernos a buscarla. Lo cierto es que la ciudad en el siglo IV a de C fue la más relevante del Veneto, con más de 3.000 años de antigüedad. Como toda ciudad que se precie la invadieron unos y otros y saqueada y todo lo que conllevan en la historia de una ciudad.

Nos vamos a Venecia, pero por lo tarde que es no merece la pena meterse en un camping. Vamos al parking de San Giuliano, fantástico, pero viene un ¿lo llamamos señor? diciendo que si va a venir la poli, que si aunque ahora es gratuito no pueden estar las autocaravana. Así que nos vamos a Mestre y en una calle en la que hay otras 4 autocaravanas nos quedamos.

Kilómetros etapa: 45'9 km
Posición GPS zona acampada: N 45º28'13'' - E 12º15'30''

Día 12º: Llegar a Venecia sin que suponga una ruina para el bolsillo es, o bien buscando un camping alejado o parar en algún lugar seguro de Mestre, que ofrece muy buenos y seguros rincones. La mejor manera y más económica para ir y volver a Venecia desde Mestre es en autobús o en el tren. Esta segunda opción es más rápida (sin atascos) y más cómoda, aunque hay un montón de autobuses entrando por el puente de la libertad a la estación de Santa Lucia.

Uno de los mayores problemas que tiene el campista en Venecia, es la cantidad de dinero en transporte, camping o comida que ha de desembolsar en esta ciudad. He estado tres o cuatro veces en el Tronchetto, en el camping Fusina o en el Lido, y el gasto era enorme, eso sin contar con lo que se gastaba en farmacia para las picaduras de mosquitos. Por ello nos hemos hecho este plan, que nos ha salido muy económico y tal vez más interesante que otras veces.

Compramos un billete de 24 horas para los vaporettos que te permite montarte tantas veces como quieras y así hemos ido a lugares que antes no habíamos ido, como la isla de Burano y la isla de San Michele que es donde está el cementerio (sabido es mi afición a la muerte).

Si queréis atravesar canales hay unas góndolas que los cruzan por 1 € y se llaman tragettos. Así se viaja en góndola a lo cutre, porque los precios de una góndola son inalcanzables y más aun si el gondolero te canta "o sole mio".

La pena es que Venecia se hunde, y aunque había un proyecto para salvarla, llamado Moisés, para cerrarla con diques cuando subieran las mareas, lo cierto es que a veces en primavera y otoño el agua inunda hasta San Marcos y las calles adyacentes.

Siguiendo con la información para jubilados os diré que hay un abono para visitar 15 iglesias, que se llama algo así como Choms. En el Gran Canal hay 200 palacios, construidos entre el siglo XII al XVII.

Venecia es la capital del Veneto y la mejor manera de recorrerla es con un buen mapa y salirse de los destinos habituales del Campanile, el Puente de los Suspiros o la plaza de San Marcos (sólo esta plaza se llama plaza, ya que el resto de plazas se llaman campo). El suelo de la plaza de San Marcos está hecho con piedras de Istria. En la ciudad hay más de 150 puentes.

Acostumbrados a la masiva afluencia de gente, este año apenas había nadie y eso que Venecia siempre luce esplendorosa para el turismo y para la jet set, La Bienale, con la Mostra de Cine tan afamada, y sus carnavales. Este año con la crisis se encuentran un poco más solos en una ciudad donde los autóctonos viven en otros sitios porque la afluencia masiva de visitantes nos los deja vivir.

Volvemos a Mestre y nos dirigimos a Carlone, donde hay una camper, pues necesitamos cargar batería, lavar y darle un meneo a la autocaravana.

Kilómetros etapa: 80'3 km
Posición GPS zona acampada: N 45º36'09'' - E 12º53'06''

Día 13º: Lavamos, fregamos, cargamos y vamos al súper que hay frente a la zona, que es estupenda. La pena es que había feria y ha hecho mucho ruido, pero después del tute veneciano ni nos ha molestado el ruido, hemos dormido profundamente y con un fresquito delicioso.

Marchamos a Trieste, que como ya habíamos estado otras veces sólo hemos dado un paseíto por el centro a ultima hora. Aparcamos justito en la estación marítima y el cobrador de la zona azul nos dice que nos quedemos a dormir, que mañana si pasa la hora que no nos preocupemos que hará la vista gorda.

Ha llovido, coincidimos siempre nosotros y la lluvia en Trieste, me da pena no haberme quedado a dormir en la preciosa Aquilea, pero por dar la vueltecita hemos venido aquí, después del horroroso calor de estos días pasados esto es para dormir con nórdico.

Kilómetros etapa: 111,5 km
Posición GPS zona acampada: N 45º38'59'' - E 13º45'50''
^top

16 a 19 de Julio: CROACIA

Día 14º: Dejamos Trieste para dirigirnos hacia Croacia, pero con la intención de no pagar la viñeta de Eslovenia, ya que nos dirigimos directamente a Croacia y solo vamos a pasar unos kilómetros por carreteras eslovenas. Así que vamos por las direcciones amarillas, que son las carreteras nacionales y no hace falta viñeta, pero siendo fin de semana y pensando igual, los alemanes, austriacos, hasta daneses, hemos llevado una enorme cola hasta la frontera. Por el camino se han ido parando coches con caravanas por la fuerte subida, el calor, y la lentitud.

La frontera croata la hemos pasado rapidísimamente: al enseñar nuestro pasaporte español ni lo han abierto, el gesto de que sigamos. La primera relación con los croatas ha sido que en la cola para cambiar las divisas, cuando nos ha tocado el turno cierran la ventanilla por cambio de turno, y eso que sólo estábamos nosotros y nos han hecho esperar 15 minutos exactos.

Llegamos a Porec una pequeña ciudad en la península de Istria. Tenía ganas de ver la Basílica Eufrasiana, pero no se porque oculto misterio no dejaban entrar a nadie. La ciudad es preciosa, pero me ha impresionado que debió ser cuando se llamaba Julia Parentium al convertirse en colonia en el Siglo I a de C, después de ser castro y más tarde municipio, seria una importantísima ciudad, aun se conserva su primitiva forma octogonal, pero las murallas, el templo, las termas están verdaderamente para llorar, hay que tener en cuenta los factores que llevan a los pueblos a perder sus tesoros arqueológicos, unas veces la falta de materiales, otras la ignorancia, otras la pobreza y la peor las guerras. De todas maneras es un lugar precioso, recorrer sus calles de ambiente medieval y veneciano, lleno de tiendas y de rincones preciosos.

Fuera de la ciudad hay un gran aparcamiento, a 1,5 km del centro, con un lugar reservado a los camper, con luz, vigilado y que cuesta 240 kunas por día. Con la manía de los croatas de meternos por pantalones en un camping, es un lugar muy adecuado y así evitas la posible multa, por la noche hasta hace frío.

Kilómetros etapa: 107,8 km
Posición GPS zona acampada: N 45º13'15'' - E 13º36'25''

Día 15º: Cuando vamos a pagar el aparcamiento nos cobran el doble, 240 kunas, porque las 24 horas del parking es por fechas y no por estar 24 horas, una estafa del 15, pero como había postes de luz, enchufamos y cargamos aparatos.

Después vamos a Rovigno, que también el parking en las afueras de la ciudad es de pago pese a ser domingo, en zona azul y cuando hemos regresado le habían puesto varios cepos a varios coches. Aquí en este país todo es pagar y pagar. Has de circular todo el tiempo porque como te pares 5 minutos te cascan 20 € o su valor en kunas.

Rovigno es precioso, con muchas calles en cuesta y con los adoquines tan gastados por el trascurso del tiempo que al caminar te resbalas todo el tiempo.

Después a Pula para ver el precioso anfiteatro que conocíamos de hace años. Hemos aparcado ante él y la entrada cuesta 49 kunas (alrededor de 5 € y pico). Aunque la acampada libre no esta permitida en Croacia, en el Anfiteatro había una obra teatral y el aparcamiento estaba a tope y pasamos desapercibidos.

Kilómetros etapa: 117,1 km
Posición GPS zona acampada: N 44º52'22'' - E 13º50'57''

Día 16º: Salimos de Pula hasta Rijeka y Opatija por carretera nacional que va bordeando el mar y aunque para mi el mar no es precisamente mi colega, he de reconocer que hemos visto unos paisajes preciosos.

Continuamos hasta Karlovac, la ciudad de los 4 ríos, pero está todo destrozado: ventanas rotas, tejados hundidos, casas con disparos en sus fachadas, que dan fe de los desastre de la guerra. En realidad el centro es una verdadera película retro de batallas pasadas.

Nos quedamos en el parking de un Lidl después de pedirle permiso al guarda de seguridad. Hemos entrado al súper y los precios son muy baratos (al parecer aquí lo caro es lo que se enfoca al turismo).

Kilómetros etapa: 243,3 km
Posición GPS zona acampada: N 45º30'0'' - E 15º13'03''

Día 17º: Esta mañana nos levantamos con dos autocaravanas al lado nuestro: los autocaravanistas llevamos bastante mal que nos obliguen a ir al camping. Compra en el súper y salimos de Karlovac.

Pero ni Jandraská Magistrala, ni Autostrada del Sol, ni nada de caminos fáciles. Vamos por la carretera paralela a la frontera bosnia hacia Jasenovac y Laboski Brod, cruzando el sur del parque natural de Eslavonia. No nos hemos cruzado en casi 200 km con ningún coche ni camión, ni burro ni carro ni persona alguna. Hemos visto algún que otro tanque, uno que adorna una rotonda y muchísimas casas que conservan vestigios de la pasada guerra, muchas en ruinas y otras reparadas, pero lo que me ha sorprendido es la construcción típica rusa de Dachas tan frecuentes en territorios que fueron del telón de acero, esas proliferan por los campos rusos en madera y que dan la sensación de que sus habitantes viven de forma paupérrima.

Paramos a comer en un pueblecito y mientras Enrique cocina, doy una vueltecita para fotografiar dos iglesias, una frente a la otra, una de ellas destrozada por los proyectiles, aun conserva un encanto de la que la otra carece.

Llegamos a Jasenovac y nos dirigimos al memorial, después de preguntarle a un chico donde se encuentra. Llueve desesperadamente y da al lugar una sensación aún mayor de tristeza. Aquí hubo un campo de concentración donde murieron muchísimas personas, fue uno de los campos más terribles que existieron, superando en crueldad a Auswitch. Jasenovac es una ciudad maldita: nazis, horrores y luego la guerra de los Balcanes que la atacó con crudeza.

Por la lluvia dejamos nuestra carreterita y nos metemos en la autopista y en la zona anterior a Slavonski Brod nos quedamos para la pernocta. Así a las autoridades croatas les hago el feo de no entrar en un camino, estas zonas son muy cómodas, las conocía de un viaje anterior a Croacia y eran la alternativa para no ir a los camping. Buscar un sito apartadito para que ni moleste el ruido y se pueden tirar negras, grises y hay agua ¡quien pide más!.

Kilómetros etapa: 260,7 km
Posición GPS zona acampada: N 45º0945'' - E 17º42'10''
^top

20 a 23 de Julio: SERBIA

Día 18º: Una noche de tormenta y el día amanece fresquito y casi todo el día lloviendo, pero el lugar es comodísimo.

Salimos para Slavonski Brod que es una tierra de bosques, sumergida en los montes Dliij, cruzando el puente sobre el Sava, que la comunica con Bosanski Brod en la frontera con Bosnia, aquí llovía de espanto y se nos ha encendido en el cuadro un aviso de alguna avería, Enrique investiga y es un piloto trasero que no se enciende, trata de cambiar la bombilla pero esta unida al plástico del piloto, al parecer los alemanes hacen las cosas así, que así se queda hasta Turquía.

Vamos hacia Zupanka para no entrar a Serbia por la E-75 sino por la E-70 que es muchísimo más cómoda, pero los serbios carecen de vergüenza y te cobran 10,5 € por unos 70 km de algo que llaman autopista y es como una comarcal mala de España, realmente vergonzoso.

Iglesia de Belgrado
Iglesia de Belgrado

Hemos llegado a Belgrado sin atascos, sin problemas y sin estrés. Veníamos buscando una zona para autocaravana que vimos en un foro francés con datos aproximados de coordenadas. La hemos descubierto en dos vueltecitas para arriba y abajo, como sé lo dificultoso que es parar en Belgrado, os transmito todos lo datos. Esta al lado del centro comercial Home Center y en su parte más visible hay un cartel que pone Gorenje, se pasa al lado de una vía férrea y casi bajo un puente por donde pasa el tren, es un sitio céntrico y hay un cartel diminuto y asquerosillo de algo que se asemeja a una autocaravana. Al preguntarle a un joven me ha dicho que sin problemas, que más adentro hay una especie de centro con muchas tiendas diseminadas en un gran espacio que parece un sitio de marcha, pero que estamos tan seguros dentro como fuera, que aquí no se paga y es un sitio vigilado por el guarda del centro. Al lado está la estación donde paran los autobuses y el 35 te deja en el mismo centro de Belgrado, los tickets se compran en los carrillos de revistas.

Otras veces veníamos siempre al lugar donde la grúa depositaba los coches del municipio, al lado del Zoo y de Kalamagdan, pero abusaban y cobraban unos 40 € por día, sin darte recibo, ni agua ni nada, así que este año decidí que eso se tenia que acabar. Hemos encontrado el sitio perfecto, seguro, bien comunicado, arbolado y vigilado.

Kilómetros etapa: 263,8 km
Posición GPS zona acampada: N 44º47'51'' - E 20º26'32''

Día 19º: Una noche maravillosa sin ruido y tranquilísima. Cruzamos la calle y nos montamos en el bus 511 porque hoy me he enterado que hacia la plaza de la Republica, el centro de Belgrado, van varios números y pronto estamos en el centro.

Nunca había visto Belgrado con tanta intensidad y tan tranquilamente, hemos ido a la oficina de turismo para recoger información y subido a Kalamagdan con la intención de ver como el Danubio se aprovecha del Sava y se queda con su agua en esta desembocadura, también para comprar monedas de la antigua Yugoslavia. Hemos comido en un MacDonald's del centro, porque no hemos visto ni un restaurante en condiciones, solo pizzerías de las que se come de pie.

Visita a las dos catedrales. La Ortodoxa con aspecto de iglesia católica, que la están repasando por fuera, pero que con el amor que le tienen los beogradenses la continúan iluminando por la noche, pues guarda las reliquias del zar Dusan. Es una catedral preciosa, su exterior en ladrillos ocres y rojos, con planta de cruz griega y doce cúpula. También hemos ido a la Catedral ortodoxa más grande del mundo, la de Cebtí Sava, dominando la ciudad con su brillante cúpula dorada, con cuatro campanarios de 44 metros de altura, las cúpulas están rematadas por cruces griegas a tres alturas.

Realmente Belgrado es precioso, que distinto lo veo ahora de la primera vez que la visité. Los serbios en general son encantadores, hay de todo, pero en general son amables, aunque bastante rudos.

Kilómetros etapa: 0 km

Día 20º: Tranquilísima la salida de Belgrado, sin mucho jaleo. Después hasta Oplenac que ya lo conocíamos pero es un lugar tan maravilloso y espectacular que ha merecido la pena desviarnos de nuestra ruta. Está a unos 18 km de Topola y aquí están enterrados los karadjordjevic. Su líder, Peta, encabezó la primera sublevación serbia y está enterrado junto a sus descendientes. Es un edificio de un blanco purísimo con varias cúpulas doradas, en total cuatro, tres pequeñas y una grande, tiene un color parecido al de los topacios y las cruces que las rematan en color dorado, copia del estilo serbo bizantino, delante de la fachada, el suelo es de mármol blanco que realza su espiritualidad y su belleza, la puerta esta adornada con los símbolos de la realeza serbia, el águila bicéfala y las 4 S que representan la unidad Serbia. Del interior se podría estar escribiendo todo un año, todas las representaciones de santos, adornos, florales están hechas en teselas de colores, representando en su mayoría la vida de San Sava que es un santo muy popular de estas tierras, aunque está destinado a San Jorge, y se representan escenas de muchos monasterios serbios, patriarcas, reyes, santos, etc.

Cuando pagas la entrada incluye varias visitas a varios sitios, como la casa del Rey Pedro que vivió tiempo en este entorno y estaba casado con una familiar de nuestra reina Victoria esposa de Alfonso XIII. Nos recreamos en este lugar que hoy parece hecho solo para nosotros y para mi es un lugar especial.

La policía nos ha parado seguramente para intentar meternos una multa, Sin razón, porque íbamos a 40 km/h contemplando el paisaje, pero Enrique le ha enseñado el carné militar y este obra milagros, nos han preguntado a donde íbamos y así se ha zanjado el asunto, pero se veía venir que iban a la caza del guiri que son tontos y se les sacan muy bien los €.

De ahí hacia Nis, después de recorrer mil y un pueblecitos.

Kilómetros etapa: 317,6 km
Posición GPS zona acampada: N 43º37'01'' - E 21º35'32''

Día 21º: Una noche fría y horrorosa plagada de ruidos de la autopista y de los miles de turcos que se han parado detrás, al lado y frente a nosotros: risas gritos, ruidos chirridos de frenos, etc.

Salimos hacia Nis después de desayunar en la cafetería, pregunta Enrique el precio en € y cenas, una diferencia abismal, los pobres turcos no cambian moneda y les meten unos clavos en € de mírame y no me toques.

Llegamos a Nis y casi sin preguntar nos encontramos el campo de concentración, el único que permanece tal cual era en su época, lo guarda una señora que tumbada en un camastro nos dice que si queremos entrar, aunque ya estábamos dentro, cuesta 3 € los dos. El recinto originalmente estaba vallado con alambre de espino pero muchos prisioneros escaparon, y se le cerró con un muro, que lo rodea, la puerta de madera, aun la original, el cuerpo de guardia donde la señora se tumba, y las garitas de la entrada aun permanecen, un pequeño cementerio y la casa donde ocultaban el horror, hemos subido por una amplia escalera después de ver una habitación, que supongo serian dormitorios con paja tirada por el suelo, llegas al primer piso y te encuentra muchas habitaciones a izquierda y derecha con vitrinas que en su interior tienen objetos personales, ropa de niño y un muñeco roto, me ha llamado la atención las muchísimas corbatas y pajaritas, fotos de los que debieron ser sus victimas, y documentos que cualquiera podría llevarse, de hecho, hay una habitación con dibujos de niños en las paredes, hay huecos vacíos, alguien se los habrá llevado, el ultimo piso desprende horror hay celdas pequeñísimas, con el techo inclinado, su superficie no seria mayor de 75x 2 metros.

Continuamos hacia Macedonia y comemos una rarísima comida serbia: la sopa buenísima, la ensalada riquísima, pero la carne no he conseguido descifrar la que era, y a precio de guiri.

Antes de Skopje compro un mapa en una gasolinera y nos atienden maravillosamente. Skopje nos decepcionó tantísimo la vez primera que estuvimos, que damos una vuelta y está todavía más deprimente. Al ser sábado el comercio está cerrado, sin gente, calles sucias, casas destrozadas y gente mal vestida, da mucha pena, he pasado peor rato que en el campo de Nis. La Catedral Cristiana de Skopie, donde hemos entrado y la misa se celebraba con 10 fieles, es sencilla y bonita, pero su exterior parece una fabrica cutre, aunque rodeada por unos no muy bien cuidados jardincillos que estaban limpios.

A Enrique no le ha gustado el ambiente para quedarnos a dormir allí y hemos continuado hacia la autopista de Ohrid, quedándonos en un hotel del camino que tenia un buen aparcamiento. Hemos visto una preciosa puesta de sol, por las montañas que tal vez contemplaron Filipo o Alejandro, y la lluvia que ha empezado a caer nos ha regalado dos increíbles y hermosísimos arcoiris.

Kilómetros etapa: 303,2 km
Posición GPS zona acampada: N 41º59'36'' - E 21º01'40''
^top

24 y 25 de Julio: MACEDONIA

Día 22º: El sitio de pernocta ha sido fabuloso, sin ruidos, protegidos del agua, perfecto.

Esta mañana hemos llegado a Ohrid, mucho más limpio que Skopie, y hemos aparcado cerca de un parque en el centro, un poco ruidoso, pero bastante cómodo.

Ohrid es un pequeño Benidorm macedonio, muchísimo turismo nacional ubicado en las decenas de campings que bordean el lago, casi todos en cuesta, donde el piso y las ramas no permiten que entre una autocaravana.

Los peajes en Macedonia cuestan 1 € o 50 céntimos de euro, aunque por el primer peaje nos pidieron 3 y no nos dieron recibo (muy sospechoso). Lo cierto es que los macedonios son bastante sociables, aunque solo quieren euros, no quieren que pagues con moneda nacional, de todas maneras tampoco hemos cambiado nada, porque te hacen el cambio como les da la gana, pero es todo tan barato que no te importa demasiado.

Paseos por el lago con un taxista de barca que pretendía llevarnos a Albania, el pobre no sabe con quien ha dado, y además el recuerdo de aquel agua dorada de la primera vez que vi el lago Ohrid se ha desvanecido.

Kilómetros etapa: 136,2 km
Posición GPS zona acampada: N 41º06'53'' - E 20º48'32''

Día 23º: Hemos subido para ver el teatro romano, los muchos monasterios que hay próximos, aunque bajar desde allí para ver Santa Sofía es toda una proeza, una cuesta que llega hasta el lago y luego la subida, pero ha merecido la pena, una preciosidad y el paisaje precioso.

Después hasta la frontera de Albania porque Enrique quería entrar en Albania para salir por Grecia, pero me he negado en redondo, malas carreteras, proliferan personas no muy recomendables, así que se ha conformado con ver el lago Prespa, que no es ni mucho menos tan bonito como el Ohrid, pero en cambio hemos visto especies de aves variadísimas.

Llegamos a Bitola y sin querer buscamos un sitio para pasar la noche, en una calle perpendicular al centro, en una calle sin salida frente a apartamentos de alquiler. Hemos paseado por la ciudad y me ha parecido preciosa. Bitola nos ha encantado, en realidad toda Macedonia nos encanta, la gente amable, puedes aparcar en cualquier lugar, todo baratísimo y unos paisajes de cine. Aún hoy proliferan banderas de casi todos los países por la zona peatonal, y en sus maravillosos palacetes del XVIII y el XIX conservan los edificios unas fachadas que para sí las quisieran muchas ciudades.

Ayer tomamos en un bar una cerveza y una coca y nos cobraron 3 € y el cambio de los dos € nos lo dieron en moneda autóctona. Hoy con ella hemos comprado un gran molde de pan delicioso, un kilo de cerezas, media sandía y Enrique ha tomado un cortado y aun quedan dos billetes. Pero donde te cobran a nivel europeo es en las compras. Pienso volver a Macedonia me encanta es tranquilísimo, barato, bonito, y la gente maravillosamente amable.

Kilómetros etapa: 140'9 km
Posición GPS zona acampada: N 41º21'28'' - E 21º20'17''
^top

26 a 29 de Julio: GRECIA

Día 24º: Lógicamente nos hemos acercado a Heraclea que ya conocíamos, pero hemos echado un vistazo para ver como seguían las obras de restauración y más o menos todo igual. Antes de entrar en Grecia hemos repostado a tope porque el gasoil te sale en Macedonia a 1 € con 5 céntimos, lejos de los 1,53 de Grecia.

La frontera con Grecia la hemos pasado rapidísimo, sólo otro coche y nosotros con un aduanero que se comía un helado. Después un súper y lo que he visto es que todo es carísimo, mucho más que en España.

Para hacer tiempo y esperar a que pase la luna de Ramadán y no encontrarnos la frontera con Turquía a tope, hemos decidido dar una vueltecita al azar por Grecia y hemos ido hacia Kastoria, que ha resultado un acierto, porque es una de las ciudades más pintorescas de la región griega de Macedonia, que nos ha encantado por los barrios antiguos y los monasterios que hemos visto.

Hemos tenido la suerte que al preguntarle a unos italianos, que si iban a pasar la noche en un determinado lugar nos han dicho que les siguiéramos que iban a quedarse en el lugar de pernocta, y nos hemos quedado a su lado para dormir cerca del lago, pero nos han orientado para la visita de la ciudad que ellos la habían hecho por la mañana y nos han regalado un mapa.

Kastoria esta muy próxima a Albania y tiene 70 iglesias bizantinas y post bizantinas, algunas en estado lamentable, pero recorrer el casco antiguo, que no guarda una estructura lineal y es un caos urbanístico, es una gozada ir descubriéndolas poco a poco, la mayoría con frescos deterioradísimos de un arte magistral. Su lago también merece la pena y el entorno que rodea la ciudad. Ha sido uno de los lugares más hermosos que he visto en Grecia en las veces que he estado.

Kilómetros etapa: 141'8 km
Posición GPS zona acampada: N 40º31'12'' - E 21º15'45''

Día 25º: La noche tranquilísima. Hemos ido a ver el monasterio el Argos Oresticón, una maravilla. Los frescos están bastante deteriorados por el paso del tiempo, pero los destrozos en la parte inferior la causaron los turcos. Es una maravilla y el entorno no se si es más bonito que el monasterio o el monasterio más bonito que el entono.

El lago Kastoria lo rodea una carretera por la que Enrique ha decidido ir, a unos centímetros del agua, parecía que la autocaravana no podía pasar, había muchos árboles enormes entre la carretera y el lago, verdaderamente espectacular de bonito, pero con mi fobia lo he pasado fatal, pero ha sido un lugar en general que no se debe perder si venís a Grecia.

Por autopista hacia Ioannina hemos pasado como 30 túneles en una carretera de nueva creación, en la que aún no se paga peaje porque está a medio terminar, pero había túneles hasta de 3,5 km.

Llegamos a Ioannina. El lago junto a ella está contaminadísimo, aunque hay unas barcas que te llevan a la isla Nissi Ioanino, que tiene un pueblecito de pescadores y una mezquita del s. XVII que se llama Aslam Baja. Este pequeño pueblo tiene su correspondiente mezquita y tiendas de bazar donde todo es turco, no hay nada griego.

Hemos entrado en un parking vigilado con agua que cuesta 12 €. En Ioannina hay un recinto amurallado sin interés alguno, en la calle Averoff, y un museo de armas que no nos interesaba nada.

Kilómetros etapa: 184'8 km
Posición GPS zona acampada: N 39º40'27'' - E 20º50'23''

Día 26º: Enrique quería ir a las cuevas de Parama, muy cerquita de Ioanina, pero finalmente visitamos el Santuario de Zeus en Dodoni, a 23 km de la ciudad de Ioannina. Allí hubo un magnifico Santuario dedicado, como Delfos, a oráculo, pero sin pitonisa y sin fuente Castalia. Había también otros templos y un teatro lleno de arqueólogos y restauradores, en plan muy prepotente no dejando pasar ni mirar a los turistas, pero los griegos le hacen reducción a los jubilados siempre.

Monasterio de Meteora
Monasterio de Meteora

De ahí vuelta atrás unos kilómetros por los túneles de ayer y nos hemos desviado por una carretera a Meteora, pesadísima, de curvas y curvas, pero muy bonita. Meteora, sin entrar en ningún monasterio, ya que era tarde y los habíamos visitado en dos ocasiones anteriores, pero hemos hecho la ruta por la carretera haciendo fotos y disfrutando del hermoso paisaje de Tesalia.

Con el día más caluroso que hemos pasado en todo el verano, nos dirigimos a Larissa, parando para dormir en un pueblecito casi unido a Larisa, muy tranquilo, que además celebraban un acto litúrgico un grupo de ortodoxos.

Kilómetros etapa: 235,1 km
Posición GPS zona acampada: N 39º39'21'' - E 22º24'06''

Día 27º: Una noche tranquilísima y a pesar del calor hemos dormido bastante bien, pero aquí tienen un horario diferente al nuestro y la gente a las 7 de la mañana ya están funcionando. Hemos ido a un Carrefour y los precios triplican los de España.

Desde Larisa hemos ido a Leptokaria, pero en lugar de hacerlo por la E-75, a Enrique le ha apetecido atravesar las montañas y los primeros kilómetros bien, pero después con curvas de casi 360º. Un paisaje espectacular, pero la carretera terrible.

Leptokaria es el lugar típico de veraneo: playas con cantidad de turismo nacional, las playas de guijarros, pero apetecía pegarte un bañito, pernoctamos en plena playa, pero con una dosis de humedad grandísima. Cena en un chiringuito cercano: 24 €.

Kilómetros etapa: 91,3 km
Posición GPS zona acampada: N 40º03'10'' - E 22º34'19''
^top

30 de Julio al 9 de Agosto: TURQUIA

Día 28º: En la frontera con Turquía vuelvo a pagar los visados (15 €, como el año pasado), mientras Enrique prepara el permiso del vehículo y sellada del pasaporte, todo en menos de 20 minutos.

Enrique se quiere quedar a dormir en la frontera, pero hay mucho ruido de camiones y vamos en dirección a Terkidag, a unos 30 km, donde vemos estacionadas 3 autocaravanas italianas y "al ataque". Dormimos plácida y fresquitamente a su vera unas horas, porque estos se levantan a las 6 de la mañana.

Kilómetros etapa: 494,4 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 29º: Vamos hacia Estambul, pero como ayer se nos olvidó cambiar dinero en la frontera, entramos por la nacional, kilómetros y kilómetros de semáforos, atascos, hasta ver la dirección de Sultanameh y Eminonu. Llegamos a nuestro lugar favorito en Estambul.

Por la tarde subimos hacia Sultanahmed. Para cambiar dinero lo hacemos a muy buen precio 237 liras turcas por 100 €, de todas las veces que hemos venido a Turquía es la más favorable. Comemos un helado de Karamanras. Entro a la Mezquita Azul. Paseo por Aya Sofía y los alrededores del Tokapi, hace mucho fresquito por el viento que viene del mar.

Kilómetros etapa: 233,3 km
Posición GPS zona acampada: N 41º00'07'' - E 28º58'37''

Día 30º: Una calurosa mañana bien aprovechada en Aksaray, lejos de las zonas turísticas, y por la tarde nos vamos al Bósforo. El Cuerno de Oro refulgía a esa hora mágica que es el atardecer. Suena un cañonazo porque hoy comienza el Ramadán del que, como he comprobado, pasan olímpicamente. Las mezquitas están adornadas con luces donde hay una frase en turco, en todas iguales marhaba ya serhir Ramadan.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 31º: Esta tarde hemos bajado al Bazar Egipcio, que estaba bastante vacío de turismo, pero abundaban los dulces de Ramadán, chuparquias variadísimas y dátiles de todos los precios, sabores y países. Subimos en el tranvía (1,75 liras) hasta Sultanahmet para ver una feria artesanal que han instalado para el Ramadán. Visita al obelisco egipcio, a la columna serpentina y al obelisco de Constantino que estaba cubierto por obras.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 32º: No he dicho que el parking cuesta este año 15 € o 30 liras (obviamente es mucho más favorable pagar en liras, porque el cambio oscila a diario). Un poco más arriba han hecho un recinto cerrado donde te dan luz y agua, pero carece de árboles y te cobran el mismo precio. Hay que sospesar si prefieres sombra y más espacio o la luz eléctrica, nosotros no la hemos necesitado por la placa solar en ningún momento, calor ninguno para el refrigerador ni para el aire acondicionado, no hemos necesitado poner nada que nos refrigere, y con el transformador cargo máquinas, ordenador, maquinilla de afeitar, móviles, y aquí me encuentro mejor, aunque también es más ruidoso que el otro, pero tiene césped que puedes tumbarte a la sombra o sacar mesas y sillas tras la autocaravana.

Nos ha tocado hoy ir por Eminonu, pasear por esas callejas ocultas y descansar en Ruten Pachá, esa mezquita que está encima de tiendas, pero no al uso, sino con una gracia especial llena de macetas de hortensias en flor y adornada con azulejos de Iznit, ventanas a la calle y todos los creyentes haciendo sus abluciones, pues era la hora del rezo. ¿Qué tiene Estambul que no tienen otras ciudades?.

Bajamos a Eminonu desde el parking en autobús, hay una parada próxima y sólo pasa un número. Los autobuses en Estambul tardan la intemerata, no te cobra el conductor porque los billetes se comprar en la Central, unas cartulinas cuadradas que se pasan por un visor que lleva el bus y el caso es que le echamos morro, nos subimos y cuando nos piden la cartulina decimos que no la tenemos y siempre hay alguien que te pasa la suya y tu le das 3,50 liras que vale el billete de los dos.

Callejeando hemos comido en un restaurante en el que todo picaba, la ensalada, el kebab de Adana, favorito de Enrique, con yogur, el pollo y la guarnición, a mi me encanta lo que pica, pero esto ya era demasiado. No me ha gustado, excepto el precio unos 6 € por barba. Hemos comprado unas cerezas que pesaba cada una medio kilo, queso de calamar, como yo le digo, pues parece tiras de calamares crudos, sandía y esas natillas, tipo Maicena, quemadas que me encantan y que solo hacen en Turquía.

Por la tarde hemos ido en dirección al Gran Bazar o Kapali Carsi, pero no al bazar en sí, sino a andorrear por sus callejas, adonde el turismo no llega por las prisas y hemos entrado en la mezquita próxima a el Bazar, recorriendo el maravilloso cementerio con tumbas de inicios del s. XIX que son una belleza.

Me encanta estar en Estambul, me gustaría quedarme aquí, pero para envejecer y morir.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 33º: Hoy hemos estado en Taksim, no hemos subido a la torre Galata porque lo hemos hecho en otras ocasiones, montados en el tranvía que atraviesa la calle principal, cerca del mercado de las flores, la vuelta a pie comprando varios regalos y bajando y subiendo por esas cuestas que te recuerda La Pasión Turca de Gala.

Hemos llegado andando hasta el puente de Galata y de ahí por Eminonu por la acera de la Universidad, cruzar y seguir callejeando donde no hay turismo, donde los sonidos de Estambul adquieren otra dimensión, lejos del Gran bazar o de Sultanhamet.

Por la tarde visitamos SulemaIniye, la mezquita de Suleiman el Magnifico, obra cumbre del arquitecto Sinan, que terminadas las obras del año pasado luce en todo su esplendor. De regreso vemos la mezquita de Bayaceto y camino hasta Sultanhamet para bajar hacia el parking caminando después que el cañón vuelva a anunciar la ruptura del ayuno.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 33º: Hoy compras, Gran Bazar, es el mayor mercado cubierto del mundo, hay un sistema de ventas parecido al gremial, estando juntos los vendedores del mismo tipo. Hay orfebres que venden joyas de oro y plata situados en el centro del Bazar, en otros lugares, alfombras, pieles, etc. en él, hay bancos, mezquitas, cajeros, restaurantes y no es nada difícil perderse. Para acceder al Bazar hay muchísimas puertas, pero los guiris acceden por la que está próxima al tranvía a Carsikapi (la c en turco se pronuncia como ch), la otra entrada esta próxima a la mezquita de Nuruosmaniye Bedesten.

A mi lo que más me gusta es la decoración de los techos en azules y rojos, dos colores que se usan en Turquía para combinarlos en guirnaldas, adornos e incluso la bandera nacional alternando una azul, como modelo decorativo. Me gustan los sitios que están al aire libre dentro del recinto, casi todos presididos por algún árbol centenario y su correspondiente fuente para abluciones, y el color, unos colores inigualables en la mezcla de alfombras, pasminas, lámparas o hasta en los jerseys de falsificación que hay por todos lugares.

Como mañana es sábado, por si no abren por la tarde, hemos ido a tres súper que hay próximos a donde tenemos la autocaravana y a una lavandería, dejas la ropa en la lavadora y un sujeto joven se encarga cuando para de meterla en la secadora, así nuestra colada de ropa grande (sábanas, toallas de baño, etc) relucen como el sol. Prefiero los súper Bim: es todo más barato y tienen productos típicos turcos.

Cuando salimos de un ciber ya es noche cerrada y los restaurantes están llenos de gente, pues ya han dado el cañonazo de fin de ayuno. Tomamos una corba, uan especie de sopa que me recuerda a la harera de fin de Ramadán del Magreb.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 34º: Hoy es mi gran día porque vamos a Eyup, un barrio a las afueras de Estambul interesante para mí porque en él se encuentra la mezquita de Eyup Ansaray. Es un sitio muy importante para los musulmanes, tal vez el más significativo para el Islam en toda Turquía. Hemos cogido el bus 99, pero se puede coger también el 55 en Eminonu, o ir en barco de pasajeros por 1,75 liras, que se toma a la derecha del puente de Galata.

Rodeado de tumbas y cementerios, tiene como curiosidad, que las tumbas de varón las corona un turbante y las de mujer una flor. Subiendo por un sendero desde la mezquita o el barco se llega al café de Pierre Lotti, el francés que por amor se quedó a vivir en Estambul, e iba todas las tardes a este lugar donde la vista del Cuerno de Oro es mágica, espectacular y tal vez sea el sitio más hermoso de Estambul, compitiendo con la visión del Bósforo desde el Tokapi, hay un pequeño funicular que te evita el empinado paseo. Esta mezquita tiene dos pasadizos que por unas empinadísimas escaleras te llevan al sitio donde oran las mujeres, estando prohibido el acceso a los varones.

Por la tarde nos despedimos de Estambul, que nos causa pena en el alma, tal vez por nuestra edad, no volvamos a esta ciudad que embelesa, la ciudad amable que un día, fue el reino de Bizas, más tarde de Constantino y que hoy se llama Estambul, ella es "mi pasión Turca".

Por ser Ramadán la explanada de Sultanahamet y Aya Sofía se llena de personas para romper el ayuno en límites insospechados, verdaderas avalanchas humanas que comen sobre el césped, los bancos, las aceras y las fuentes, el regalo de Alá es la luna en el punto central de la Mezquita Azul, entre sus minaretes, presidiendo el festín.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 35º: Atravesamos hacia el puente Bogazici Koprusu (fue el primero que se construyó sobre el Bósforo, inaugurándose el 29 de Octubre de 1973, coincidiendo con el cincuentenario de la República Turca, y es el noveno puente colgante del mundo), sin apenas transito por ser domingo, no paramos a comprar la tarjetita para las autopistas porque la adquirimos por 25 € en la frontera al entrar en el país.

Hoy es día de transito. Nos quedamos cerca del cruce de Izmir, un poquito más lejos, en un parque Alany que nos ofrece muchas tiendas para distraernos y un magnifico Mcdonald's para cenar, próximo a Kocaeli.

Kilómetros etapa: 120 km
Posición GPS zona acampada: N 40º43'38'' - E 30º04'11''

Día 36º: Antes de llegar a Bolu hemos tomado la dirección hacia el lago Abant. Este lago se encuentra a 1.500 metros sobre el nivel de lo mar, muchos pinos bordean parte de sus orillas, muchos campings, hoteles y vistas idílicas, pero como lo mío no es el agua dando un rulecillo volvemos a bajar hacia la autopista de Ankara. No es ese nuestro destino, pero Enrique tenia curiosidad por conocerla.

En Ankara fuimos a ver el Museo de las Civilizaciones de Anatolia, pero está cerrado y nos tenemos que conformar con ver el Mausoleo de Atartuk o Anit Kabir. Como ya es tarde, salimos de la ciudad y dormimos en una súper tranquilísima gasolinera, con una gran explanada frente a un hotel.

Kilómetros etapa: 325 km
Posición GPS zona acampada: N 40º44'34'' - E 31º51'34''

Día 37º: Después de volver a la zona de acampada de anoche hemos emprendido viaje a Samsun, que con lo mala que era la carretera por unos sitios, las obras y el alquitrán, hemos tardado lo que no estaba escrito, y nuestra idea era llegar hasta Trabzon, pero después de la paliza de carretera y el calor que hemos pasado no nos animamos a continuar. Se ha hecho de noche y nos hemos quedado a descansar en una gasolinera, al fondo sin ruidos.

Tenemos un problema, se ha acabado la bombona y al ver Enrique por que la otra no funciona, se da cuenta que la cabeza está mal y ha ido tirando el propano. Traíamos tres bombonas grandes de propano y una pequeña de butano, hemos tenido la suerte de que la primera bombona nos durara mucho, cuando se acabó los primeros días que estuvimos en Estambul, Enrique la cambió, poniendo las dos grandes que llevábamos llenas en el compartimiento que lleva la autocaravana para las bombonas. Hoy, nos hemos dado cuenta que el gas de las dos bombonas ha desaparecido así que hemos puesto la pequeña de butano. Hemos ido a varios lugares donde cargan butano a los coches y a las bombonas y ha sido inútil, las piezas que tienen que llenar no son validas. A lo mejor en Georgia nos la llenan.

Kilómetros etapa: 640 km
Posición GPS zona acampada: N 41º13'27'' - E 36º27'22''
^top

 (II) RECORRIDO POR GEORGIA Y ARMENIA

10 a 16 de Agosto: GEORGIA

Día 38º: De la misma manera que ayer fue una pesadilla, la carretera hoy ha sido una gozada, la carretera que bordea todo el Mar Negro hasta llegar un poco más allá de Hopa, que está casi en la frontera con Georgia, es una maravilla, con dos direcciones y casi todo el camino lleno de casas, restaurantes, súper, pero en las playas no había ni un alma, será porque son de guijarros y pedruscos.

Pasamos al lado de Giresum, deformación del nombre antiguo de Cerasos (el general Luculus amante de la gastronomía del país, hizo que se llevara a Europa el primer cerezo que se bautizó con el nombre de Cerasos). También pasamos por Trabzon, la antigua Trebisondare, así como por Rice, la ciudad que produce la mayor cantidad de té de Turquía.

Todo el calor que no hemos pasado este verano lo pasamos en el camino desde Trabzon, una humedad que no se podía ni respirar. Llegamos a la frontera con Georgia y, dato curioso, se nos acercan los típicos chipichangas con la intención de estafarnos: le pedían a Enrique 100 € por arreglar los papeles, pero como estamos acostumbrados a estos sujetos, con rapidez los ha mandado a tomar viento. Sellamos rápidamente el pasaporte y documentación del vehículo, aunque había tantos camiones que ocupaban los túneles que precedían la entrada a la frontera y pensábamos que íbamos a tardar un imperio.

La frontera georgiana la están acondicionando y está muy arreglada, los aduaneros gente muy joven y muy simpática. Unos 20 minutos de espera en total y no te permiten bajar del vehículo. Con anterioridad, cuando Georgia era territorio ruso, había que pagar visado, pero hoy los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado, aunque si tienes que pagar un seguro del vehículo (lo ha pagado la agencia y mañana lo trae la guía).

Al entrar en el país la cosa cambia ostensiblemente: la carretera malísima, mucha gente alrededor de ella, a ver que pueden sacar del europeo, más adelante los niños se ponen en la carretera, pero Enrique no para y tienen que saltar, otros nos hacen cortes de manga, bastante sórdido y cutre.

A los pocos kilómetros paramos a pernoctar en la murallas de la fortaleza de Gonio. Es el lugar previsto para nuestra pernocta de hoy, frente a un chiringuito de playa, que la verdad era un sitio que me inspiraba bastante desconfianza, pero ha resultado tranquilo, con su guardián. Mañana a las 8 viene la guía de Tbilisi, así que como llevamos dos horas de diferencia horaria, una en Turquía y otra aquí, nos hemos levantado a las cinco, que eran las 7 del país para estar listos a las ocho.

Kilómetros etapa: 517,5 km
Posición GPS zona acampada: N 41º34'22'' - E 41º34'19''

Día 39º: Después del madrugón por el cambio de horario, la guía que venia de Tbilisi ha llegado tarde porque la chica ha venido en autobús.

Lo primerito ha sido visitar el fuerte de Gonio, el lugar donde hemos dormido a la puerta, este monumento fue construido en el s. II por los romanos, también los bizantinos lo usaron como fuerte, lo que hoy podemos ver procede del s. XVI, sus murallas miden 900 metros, tiene 5 metros de altura y 18 torres. Hay un pequeño museo y bastantes plantas y flores, están haciendo excavaciones y al parecer restaurándolo, no hemos pagado la entrada, la guía se ha encargado de pagar.

Después de visitar el monumento nos hemos dirigido a Batumi, la única ciudad con puerto importante de Georgia. Batumi es mucho mejor de lo que yo creía, aunque se nota que están haciendo lo que pueden, hay partes súper arregladísimas, como el lugar donde hemos dejado la autocaravana, que está el tribunal de justicia, el paseo por la orilla del mar muy cuidado y aquí hemos cambiado el dinero (1 € = 2,30 laris) y hemos comprado en una panadería Chacapuri, una comida tradicional georgiana, una especie de pan relleno de queso, calentito y derretido, también hemos comprado unos pasteles rellenos de carne y pimientos deliciosos, pero al parecer esto es producto del panadero, no es corriente.

En Batum se encuentra la estatua de la hechicera Medea, con el Vellocino de oro en la mano, sobre una alta columna, no se puede olvidar que Georgia era la Antigua Colquida. Yo siempre había creído que era un país mitológico, pero acabo de enterarme que era una ciudad-estado dominada por los griegos, que en el siglo II a. de C fue una floreciente ciudad al lado del Ponto Euxino, hoy Mar Negro, y que se llamaba Colca.

Nuestra guía, Keti, no es lo que se dice precisamente simpática, pero será la que nos lleve en esta tarea de conocer el país, o por lo menos intentarlo. Por la tarde llegamos al aparcamiento de un hotel que ya tenia la guía reservado. Nos han dado luz, pero el agua está en la quinta puñeta, la TV no tiene recepción aquí. Keti duerme en el hotel y también hay alojados clientes de la agencia que nos acompañaran o acompañaremos en autobús por algunos lugares donde no pueda ir la autocaravana (así quedamos con la agencia).

La carretera es peligrosísima, conducen como locos, sin respeto y sin guardar ninguna norma de trafico, pero lo verdaderamente peligroso son las vacas, hay vacas por todas las carreteras, en manadas, sueltas, atraviesan y al retirarte para no atropellarlas supone un riesgo, porque te puedes dar con el vehículo que viene de frente, pero no en unos kilómetros, sino en todo el país.

Kilómetros etapa: 149.4 km
Posición GPS zona acampada: N 42º13'36 - E 42º35'44''
En un monasterio de Georgia
En un monasterio de Georgia

Día 40º: Vamos al Monasterio de Gelati y al preguntar la distancia me dice que sobre 18 km. Vamos en un vehículo que casi no se ve de lo sucio que están los cristales. Este monasterio fue declarado monumento de la Humanidad en peligro, mandado construir por David el Constructor entre los siglos XI/XII dedicado a la Virgen de Kutaisi.

Gelati fue importantísimo en su época por tener una academia que empleaba científicos, escritores, filósofos, y científicos de otros monasterios, hasta de la academia de Mangan de Constantinopla, se le llamó el segundo monte Athos por la importancia que alcanzó y la nueva Helade.

Hoy está rodeado de una profunda vegetación, se accede a él sin demasiada dificultad. Da mucha tristeza ver el lamentable estado en que se conserva hoy. Los frescos deterioradísimos, aun conservan su belleza, sobre todo el de la Virgen con el niño, en una profusión de azules bellísimos. Los popes (más tarde me enteraría que aquí se llaman mamaos) realizaban sus plegarias acompañados de un órgano, algo que nunca había visto en una iglesia ortodoxa, y algo que me llama la atención, las mujeres llevamos la cabeza cubierta, pero no los hombros, ellos han de cubrirse las piernas, los varones con pantalones largos.

Al salir, frente a él, varios chiringuitos de madera que se caen de viejos, regentados también por ancianos, con una mercancía que solo son varios chupa-chups, algunos caramelos y un puñadito de cruces, el entorno social se encuentra tan deteriorado como el monasterio.

Vamos a otro monasterio, el de Bragati, monumento de la Humanidad en peligro y casi en ruinas. Otro monasterio más, el Monasterio de Montsameta, aparcamos fuera y andamos sobre un kilómetro para verlo, es pequeño, pero esta restaurado, sus frescos son modernos y los popes están en plena misa, se oyen las campanas. El exterior goza de una vista preciosas de unos acantilados y una vegetación lujuriosa, el puente de madera que atraviesa el camino hasta la iglesia es muy bonito, todo sencillísimo.

Comemos en un restaurante, que debe ser de lujo, una comida exquisita y variadísima. Está en Sighaghi, uno de los pueblos más pintorescos de la región de Kakheti que esta cerrada por una muralla (la segunda más largo del mundo). Se extrañan de que no queramos vino, la cultura del país tiene una profunda y amplia relación con los brindis: el Thamada es el que los hace y el dueño de la casa es el que elige al Thamada. Hay unos brindis de rigor preestablecidos y luego se brindará según la creatividad del Thamada, se hace en fiestas, bodas y hasta en los entierros, pero en estos son sólo 7 brindis y al finalizarlos la gente se levanta y se marcha.

Por la tarde hemos ido al Bazar, pero en realidad era un mercado tipo zoco moruno, pero muchísimo peor surtido. Sandías, pimientos tomates, patatas y algunas berenjenas es todo lo que se ve sobre las mesas, pescados secos como los que vendían en Rusia y algunas tiendas de plásticos y ropa de segunda mano, y poco más, lleno de gente de negro.

Vuelta al aparcamiento del hotel, bajo una morera, comienza la lluvia. Tengo tanto sueño por el cambio de horario que me acuesto a las 8 de la tarde (ya es noche cerrada), pero no consigo dormir, aunque hoy reina un silencio razonable.

Posición GPS zona acampada: N 42º13'36'' - E 42º35'44''

Día 41º: Hemos salido hacia Gori. La carretera es un auténtico desastre hasta Gori, además de que conducen malísimamente y el parque móvil es del año de la pera.

Gori no están mal, hay una oficina de turismo, la única que he visto, y la casa donde nació Stalin esta rodeada como por unas columnas con techo para protegerla de las inclemencias del tiempo, muy restaurada, tipo dacha rusa, es de madera y no te dejan acceder al interior. Cerca está el vagón de tren blindado que utilizaba en sus viajes, también visible, pero tampoco se puede acceder al interior. Está todo muy limpio y cuidado que no coincide con el resto de la ciudad, que la pobre está hecha un desastre de sucia y calles pedregosas, sólo la gran avenida que lleva a la casa es lo único decente.

Más tarde nos dirigimos a la ciudad troglodita de Uplistsikhe, que tiene una pequeña tienda de recuerdos, una gran zona para aparcamiento y a tramos escaleras para facilitar la subida. Es similar a las formaciones de la Capadocia, pero sin comparación posible. La subida es pesada, pero no dificultosa y se puede bajar y subir por el mismo sitio, o por un túnel con escaleras que se utiliza para bajar. A Uplistsikhe se le conoce como la fortaleza del Señor, situada en el lado izquierdo del río Mtkvari. Contiene estructuras del 2º siglo antes de Cristo hasta la baja edad media, es uno de los más antiguos asentamientos del Cáucaso, una ciudad de cavernas fundada en la Edad del Bronce, fue un lugar de rituales paganos antes de la conversión de Georgia al cristianismo, fue residencia de reyes y por aquí pasaban las caravanas.

Continuamos la ruta ya por mejor carretera y llegamos a Tbilisi, nos deja en un lugar, previamente concertado en una elevación donde esta la figura a caballo sobre el río del fundador de la ciudad, en lo más alto una iglesia con una preciosa leyenda de amor y de princesas y una vista alucinante sobre el río. Por la noche, bueno, a las 20:00, no hay un alma, han cerrado el recinto con cadena y candado, cosa que nos preocupa por si por alguna eventualidad hubiera que salir.

Llamamos a la guía que se ha ido a su casa porque es de Tbilisi, y nos dice que no nos preocupemos, que el guarda duerme al lado de la salida y al lado está la casa de los guardeses del Monasterio. La verdad es que el sitio es una flipada de bonito, fresquito y agradable.

Kilómetros etapa: 281,4 km
Posición GPS zona acampada: N 41º41'22'' - E 44º48'38''

Día 42º: Es una verdadera maravilla en el privilegiado lugar donde estamos, se ve todo Tiblisi (Tbilisi quiere decir agua caliente). En la ciudad hay más de 100 grupos étnicos diferentes. A mi personalmente me ha impactado la pobreza de la gente, muchas mujeres pidiendo a la puerta de iglesias y monasterios, pero con una dignidad encomiable.

La riega el río Mtkvari, que pasa bajo el lugar donde estamos acampados, la ciudadela, fundada en el s. V por Vakhtang. Fue parte de las ciudades de la ruta de la seda.

Salimos con la guía a visitar la ciudad. El horario de apertura de los monumentos es muy distinto al nuestro: abren a las 8:00 y a las 20:00 ya no hay nada, los monumentos cierran a las 18:00, así que nos levantamos a las seis de la mañana española. Me ha encantado Tiflis, a pesar de que esta rodeada por todos sitios de los horrorosos edificios confiteros de la época comunista, lo primero que hemos ido a ver ha sido los baños árabes, que la verdad olían fatal y tal vez por el lugar que vivimos no me han gustado nada, un masaje costaba al cambio unos 8 €. son baños de azufre que son muy famosos. Yendo hacia el centro hemos pasado por la Sinagoga que al parecer es la segunda más antigua de Europa, aunque no estamos en Europa sino en el Cáucaso.

Después la zona peatonal y barrio medieval de Narikara, las catedrales de Sioni y Sameba, las iglesias de Kashveti y la Rustveli, que es una copia del Monasterio de la Cruz en Jerusalén. A las 12 oímos las campanadas de un reloj, el famoso reloj inclinado, que al igual que en Praga salen muñecos que simbolizaban según nos dijo Keti, la vida, primero, muñecos pequeños, continuaban personas adultas y los seguían viejos, para terminar con un ciprés, una preciosidad con música que amenizaba la visión, pero el reloj con su campanario destrozadísimo y apuntalado con una viga.

Después nos tomamos una cerveza y dos cocas que nos cobraron 12 € al cambio, una desproporción brutal con el precio de todo lo que vemos y de los alimentos. Hay una especie de pizza rellena de queso que se llama Chacapuri verdaderamente deliciosa, que la venden por todos los lugares. La comida georgiana no es muy variada, pero es deliciosa, siempre con vino, blanco, rosado y todo el mundo sorprendido incluida nuestra guía porque aquí todo el mundo sopla que es un primor, y a nosotros no nos gusta el vino.

Después de los Chacapuri y acompañamiento nos vamos a ver el Parlamento, donde aun están los símbolos comunistas y la Ópera. No subimos a la Montaña Mtasminda porque esta lejísimos y se ven las fortificaciones desde nuestro balcón privado de la fortaleza. Hay una estatua a una altura considerable en esta montaña, que representa el amor que Rusia tiene a Georgia. En una mano tiene una copa, la del vino y la amistad, y en la otra una espada.

Nos ha llevado a ver el tesoro de la nación en su Museo Nacional, joyas impresionantes, pero pondría la mano en el fuego que no son antiguas, sino modernas, relucían y relucían, perfectas, sin una sola abolladurita, con unos diseños, la mar de actuales, no me creo que sean auténticas, aunque si de oro, demasiada perfección y brillo.

El taxi de vuelta nos ha costado 5 laris (unos 2 €), porque venia la guía, sino vete tú a saber. A pesar del dinero pagado a la agencia no nos duele por la comodidad de tenerlo todo listo, además como siempre media en las compras o pagos y no nos engañan.

Churchelas, típico postre georgiano
Churchelas, típico postre georgiano

Descansamos en la autocaravana que falta nos hace, porque esta noche vamos de cena con baile. El espectáculo, en un restaurante llamado Katahetiano, me ha encantado, danzas folclóricas de chicos que bailan tipo cosaco, con los gorros típicos georgianos de lana de oveja, que parecen pelucas de locos. En todas las danzas baila una chica que parece deslizarse como si se resbalara sobre un suelo de aceite, es algo especial, ha habido varias actuaciones.

Muy bien servido por los camareros y nos han puesto especialidades georgianas, no podía faltar el chacapuri. Pero el queso merece un capitulo aparte, tienen una pinta estupenda y un olor maravillosos, sea en miguitas o en trozos, pero cuando lo comes te das cuenta que tiene una proporción de sal de un 80 por ciento, en mi vida he comido nada tan salado, pero aun y así está buenísimo.

Regresamos a nuestra casita porque está muy cerca y porque estaba muy cansada, esto es inhumano, casi sin dormir. Hoy nos acostamos a las 9 de la noche, hora española. Nada más acostarnos comienza a granizar, con granizos del tamaño de aceitunas gordas. Aterrorizados por si nos rompían la placa solar o el cristal delantero, en pocos segundos todo blanco, afortunadamente no sufrimos daños, solo el susto y la sorpresa, y a dormir unas 5 horillas que con eso vamos que chutamos.

Posición GPS zona acampada: N 41º41'22'' - E 44º48'38''

Día 43º: La guía viene a recogernos para ir al complejo monacal de David Gareji, hoy en un vehículo de la agencia, un autobús para tropecientas mil personas, viejo y descuidado. El complejo, fundado por David Gareji, uno de los 13 monjes que llegaron al país, en su momento de esplendor llegó a albergar entre todos los monasterios que eran decenas se llegaron a contar hasta, 10.000 monjes, entre la actual Georgia y Azerbaiyán, que en su mayoría fueron devastados por los incendios y las guerras. El que permanece en pie es el de Layra, que tiene la pecurialidad de tener tres niveles de cuevas y ser uno de los más antiguos de Georgia. Es un sitio único por combinar arquitectura histórica y prehistórica. En algunos de estos monasterios se han encontrado bastante material arqueológico, sobre todo en los monasterios del desierto.

Pero lo verdaderamente importante de estos monasterios fue la escuela pictórica que crearon. En el monasterio de Gareji había pinturas, pero las guardan como el tesoro que es y no te dejan verlas. David Gareji es un sitio sagrado para los georgianos y el tesoro cultural del país. Es Patrimonio de la Humanidad, a 25 km de Tbilisi, pero la carretera es un verdadero desastre, próximo a Azerbaiyán.

Algo que me ha sorprendido gratamente en Georgia es que cerca de un lugar histórico o visitable hay servicios y que suelen estar en buen estado y limpios, aunque no los cuide nadie.

Mas tarde nos llevó a un restaurante de carretera donde volvimos a comer el famoso Chacapuri, ensaladas de varias clases y otro plato con una carne durísima, seguro que de vaca, en el pueblo de Sigvlanaghi. Después vamos al monasterio de Kakheti Bodhe, famoso en Georgia, dedicado a Santa Nino, que es Patrimonio de Georgia. Está en Mistjeta Mitianeli. Como en cualquier sitio religioso importante, hay una fuente milagrosa que se dice que si tienes las manos 5 minutos dentro de ella se te concederá lo que le pidas, al parecer es tan fría que no se puede soportar. Lo cierto que con lo deteriorado que está todo en el país, aquí está todo impoluto, el edificio perfecto y los jardines que lo rodean súper cuidados, el sitio más cuidado en el que he estado en Georgia.

Regresamos a Tbilisi con el autobús de la agencia.

Posición GPS zona acampada: N 41º41'22'' - E 44º48'38''

Día 44º: Hoy también nos toca autobús. Mtskheta es la antigua capitalde Georgia, situada a pocos kilómetros de Tbilisi. Vamos a ver la Catedral de Sveti Tskhoyeli, un complejo cerrado y esplendoroso por lo visto, con hoteles y restaurantes, donde venden souvenir y no falta un detalle, en esta catedral es donde se enterraban y coronaban los reyes georgianos, es una basílica monumental, reconstruida y vuelta a reconstruir por las guerras y loa terremotos, aun perduran en su interior los símbolos de grandeza de otros tiempos y los restos de antiguas iglesias unas en lo alto de las otras, sobre las que se construyó la actual.

Dirección a Anapuri entramos en el territorio montañoso del Cáucaso. Hay una carretera que lo cruza, muy antigua, tan antigua que David el Constructor se ocupó de protegerla, porque por ella habían venido varias invasiones. En todo el camino no encontramos más que un puesto de souvenir y está a la puerta del monasterio de Anapuri, con los característicos y horrendos gorros típicos de lana de oveja y precios de gran manzana neoyorquina. Este camino es terrible, y más aun en invierno, por aludes, avalanchas, así que me sorprendió que había unos galerías, al lado de la carretera que se usan en invierno y meterse dentro de ellas debe ser bastante terrorífico, estrechas, sin luz y sin asfalto.

También te encuentras con un cementerio donde están enterrados los trabajadores y los que mantenían esta ruta, porque no se puede llamar carretera. Cuando pasas por Gaudari hay una estación invernal de esquí y aquí acaba el asfalto, así que premio al conductor del autobús que nos llevó hasta un pueblo donde una señora nos esperaba en la carretera para llevarnos a comer a una casa particular. Una comida de lo menos exquisito del mundo.

Con lluvia y frío, después de comer, en 4x4 había una excursión a la que yo renuncié porque, si por los parajes por los que habíamos llegado hasta allí fui en tensión por la altura, las características de la carretera y el piso, imaginaba que sería una experiencia que no quería correr, y al parecer no me equivoqué porque los que subieron, entre ellos la guía venían aterrorizados y eso que no duró ni media hora. La altura máxima es el monte Kazbek, de 5.047 metros, y a 2.100 se encuentra la iglesia más alta del mundo, la iglesia del glaciar de la Santísima Trinidad, y es un volcán extinguido.

Posición GPS zona acampada: N 41º41'22'' - E 44º48'38''
^top

17 al 22 de Agosto: ARMENIA

Día 45º: Salimos hacia la frontera de Armenia. Antes repostamos gasoil, porque hoy hay que hacer kilómetros. Llegamos a la frontera y nos revisan y sellan el pasaporte rápidamente. En tierra de nadie hay unos grandes Tax Free con tabaco y bebidas, muchísimas bebidas, vodka ruso, vino georgiano, vinos italianos y algo curioso: Martini y Cinzano, y nuestra sorpresa más grande, Rioja y Valdepeñas español.

En la frontera Armenia encontramos al guía que nos esperaba y se llama Baged. Se lleva nuestros pasaportes, pero no permiten que nosotros fuéramos, así que tenemos que ir a la ventanilla, allí se entrega el impreso del visado (yo los traía de España, pero el guía tenia una fotocopia con nuestros datos) y unos 12 € por los dos, que entraba en el precio de la agencia.

Imagen de Armenia
Imagen de Armenia

Después tenemos que montarnos en la autocaravana los dos y pasar por una barrera con una oficina que vistos los pasaportes sellados te abren la barrera. Una vez pasada la frontera, el guía se lleva la documentación de la autocaravana para sacar el seguro en otra dependencia anexa a un banco y hacer el permiso de importación del vehículo, algo que no hicimos en Georgia, porque Keti lo hizo en Batumi, mientras nos dice que cambiemos el dinero en el banco (un € vale 489 amd; el dram o dracma armenio se introdujo en el país en 1993, sustituyendo al rublo soviético, y se divide en 100 lunas).

Al preguntarle yo al guía cuanto había pagado de seguro me dijo que al cambio unos 30 € y que ese seguro es válido para un año, pero tardamos lo menos una hora, aprovechamos para comer, bastante calor. Cuando ya todos los tramites estaban arreglados, nos vamos por una carretera que si en Georgia eran malas aquí son peores.

Llegamos hacia un monasterio después de pasar por Alaverdi, una ciudad claramente de aspecto ruso. El guía nos explica que es un pueblo minero. Subimos por una carretera al primer monasterio, que no veas que carreterita, estrecha y mal asfaltada. Este monasterio se llama Hagpat. Quedo sorprendida y maravillada, después de ver los monasterios georgianos, tan en ruinas y mal conservados, esto es una maravilla, la primera impresión es de grandiosidad, los monasterios rodeados de iglesias, cementerios, campanarios, tumbas, parecen una pequeña ciudad.

Más tarde iríamos a Sanahim que se halla separado de este por un afluente del río Debel, y situados uno frente al otro, estos dos monasterios están íntimamente ligados, la fecha de su construcción se desconoce, pero se supone que sería sobre el siglo X. Los dos están considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y son tan parecidos entre sí, que los artistas, escultores y arquitectos debían ser los mismos.

Los dos monasterios son una obra maestra de la arquitectura religiosa, siendo una mezcla de arquitectura bizantina y la tradicional del Cáucaso. Hagpat está construido en la ladera de una montaña y no en su parte más alta. Al parecer lo que se pretendía era acercarlo al pueblo y en verdad lo consiguieron, porque hay a su alrededor muchísimas aldeas. La montaña tiene 2.500 metros y también querían dar señal de humildad, construyéndolo en ese lugar y no en su parte más elevada. La iglesia de Nisha es el edificio más antiguo.

Sanahim y Hapagt son tan iguales, que por ello los menciono conjuntamente, aunque viendo más monasterios después de estos, me decepcioné porque en su interior parecen iguales, la misma cúpula .la falta de luz la capilla del fondo normalmente con algún fresco, la mayoría de pinturas deterioradas. Algo extraordinario que se sucedería a lo largo del camino serian las Khachkars o cruces armenias, crucifijos grabados en piedra que a veces se instalan para conmemorar sucesos.

Continuamos camino por unas carreteras que eran una verdadera pesadilla de estrechas y que nos cruzaban enormes camiones que casi nos tiraban a la cuneta, la suerte es que llevábamos la montaña pegada a la derecha, no nos daba tiempo a disfrutar del paisaje pendiente del riesgo.

Dormimos en Dlijan, cruzando un estrechísimo puente donde pensamos antes de cruzarlo que nos quedaríamos encajados, en una plaza, frente a un hotel donde dormiría Bajed. Tanto coñazo le hemos dado al guía que consigue que unos hombres traigan una alargadera y nos conecten a una caseta con luz para que esa noche no gastemos gas, pero nos ha dicho que verá la posibilidad de llenar mañana las bombonas.

Kilómetros etapa: 152,1 km
Posición GPS zona acampada: N 40º57'39 - E 44º37'59''

Día 46º: Vamos al centro de Dlijan, a una calle que se llama Sharambeyan (por aquí es frecuente que todo termine en an) y recorremos más calles, llenas de puestos ambulantes de material escolar, muchísimas tiendas de caviar ruso, vodka y con muy buen aspecto, en las calles vendedores ambulantes de verduras y unas patatas pequeñísimas y extrañísimas. El pueblo no tiene nada que ver, así que continuamos la marcha, por la misma carretera de ayer pero con muchas más pendientes y curvas cerradas, estamos en la Suiza Armenia.

Por el camino hemos parado a la entrada de un pueblo para llenar las bombonas. Es usual en Armenia que, muchos vehículos y personas, llenen las bombonas en unos camiones que con una cuba de gas, como los que aquí transportan gasolina y se ubican en los cruces cercanos a alguna población. Pero cuando sacamos las bombonas y el hombre comienza a preparar para llenar las bombonas, resulta que el artilugio, no es válido para llenar nuestras bombonas porque la pieza que se introduce a presión no vale, así que nueva desilusión. Bajed nos dice que posiblemente en Yerevan encontremos la solución.

Nos lleva a ver los monasterios Haghartzin y Goshayank situados en el valle de río Aghsteya. El monasterio de Goshayank, situado en la zona rural de Gosh, de ahí su nombre. En él hay dos iglesias, una dedicada a la Santa Madre de Dios. Su nombre se debe a su fundador, que era jurista, teólogo y fabulista. En la actualidad no se desarrolla en el ningún tipo de plano religioso (estuvo activo hasta el s. XVI). En su entorno hay varias tiendecitas de recuerdos, entre, los más usuales, son unas granadas en madera para colgárselas del cuello, siendo este fruto un símbolo armenio.

Después fuimos al monasterio de Haghartzin, construido en 1281), situado en la provincia de Habuz y de allí, atravesando túneles y por una carretera bastante mejor, llegamos al lago Sevan, a 1.900 metros de altura. Este lago fue el lugar escogido para dormir, algo que al llegar me mosqueó porque estaba lleno de gente, vendedores de frutos silvestres, chiringuitos con música, restaurantes, y ante mi queja a Bajed, me dijo que por la noche sería muy silencioso. Llevaba razón, a la puesta de sol la gente empezó a marcharse, después de desfilar todo el mundo, pero todo, todo, a mirar por fuera nuestro vehículo, si hubiera cobrado un dracma por enseñarla, me hubiera pagado el viaje. El lago Sevan es el segundo lago alpino más alto y más grande del mundo, situado a unos 70 km de Yerevan. Ocupa el 5% de la superficie de Armenia.

Subimos andando al monasterio que domina el lago, se llama Sevanavank, edificado entre los siglos X al XIII y dedicado a los Santos Apóstoles de Sevan. En él hay un seminario y una academia teológica llamada Vazkeniano, fundada en el 854 por la princesa María Bagratuni.

Kilómetros etapa: 152 km
Posición GPS zona acampada: N 40º33'49'' - E 45º0'38''

Día 47º: Salimos y casi rodeamos el lago Sevan, una inmensa extensión de agua, pero sin encanto. Nos dirigimos a la región Yedegnadzor, hacia el paso Selim. Allí hay un caravasar construido en 1332 por el príncipe Oebelyan. En la edad media se construyeron muchos caravasares en distintas rutas para alojamiento de los viajeros. El mejor conservado es el caravasar de Selim, situado debajo de la carretera, cerca de la cumbre (2.410 metros de altura), que unía una ruta internacional con la cuenca del Sevan con Dzor Vayots. Tiene una gran sala abovedada similar a la de los monasterios, y dividida en tres secciones, con luz en aberturas por el techo, es un excelente ejemplo de la arquitectura civil armenia, se dice también que era una parada de la ruta de la seda.

La carretera al parecer ha sido arreglada hace poco y tiene una bajada espectacular, tal vez sea el paisaje armenio que más me ha gustado. Después continuamos hacia la región de Vayots pasando por un cañón de 8 km con un paso estrechísimo entre dos montañas y una fuerte subida hasta el monasterio de Novarank, donde a mitad de camino, en una explanada, dejamos la autocaravana porque a mi me daba yuyu llegar hasta el mismo monasterio (sus coordenadas son N 39º41.5'' E 45º13'56'').

El monasterio de Novarank está situado en la región de Areni, famosa por sus vinos. Fue edificado sobre una iglesia entre los siglos IX y X. Sigo pensando que todos los monasterios son muy semejantes en su interior, pero el exterior es totalmente diferente unos de otros. Este es Patrimonio Mundial por la UNESCO desde 1996. Este monasterio me ha gustado mucho, hay muchas cruces armenias.

Nos detenemos en Areni para comprar vino armenio en una bodega. Continuamos camino y ha sido el momento más emocionante del viaje: el monte Ararat en la lejanía. Hago cientos de fotos, pero las nubes, las curvas, el sol, hacen que en lugar de fotos me salgan birrias. Y así llegamos al monasterio de Khor Viran, tal vez el monasterio más importante para los cristianos armenios. Está situado en la llanura del Ararat, a unos 8 km de la frontera turca.

Indicación hacia el monte Ararat
Indicación hacia el monte Ararat

Este es el lugar más próximo para contemplar el Ararat. Yo no sabia que había una cordillera llamada Ararat y un Ararat pequeño al lado del Ararat Grande en terreno Armenio, y el Ararat bíblico, que aunque está situado en Turquía, se contempla mejor desde Armenia y se ve en casi todo el país en días claros (desde Yerevan se obtiene una vista espléndida). Uno de los motivos que me hicieron emprender este viaje fue contemplarlo.

Según el Antiguo Testamento el arca construida por Noé durante 120 años, se posó en el monte Ararat cuando finalizó el Diluvio. Así que para nosotros fue importante contemplar el Ararat en su lejanía, pero al igual que a Noé se le abrieron las puertas, y el cielo despejó sus nubes y pudimos ver el Ararat en todo su esplendor y la frontera turca y la base americana cercana a la frontera.

De ahí nos fuimos a Yerevan (o Ereván), la capital del país, con una tormenta eléctrica horrorosa, y vimos dos manadas de búfalos en la carretera, los únicos que vimos en todo el país. Atravesamos la ciudad de noche y me pareció fea y gris. Nos acoplamos en un aparcamiento vigilado y con luz, que apenas servía de nada.

Kilómetros etapa: 285 km
Posición GPS zona acampada: N 40º11'19'' - E 44º28'44''

Día 48º: El programa que íbamos a llevar hoy se altera y lo primero vamos en autobús, al mercado de comida. Igualito que los mercados rusos, en antiguos hangares, pero unos productos estupendos, bastante lejos del bazar que vimos en Georgia. La verdad es que el mercado daba gusto verlo.

Después vamos a Echmiadzin el más importante lugar sagrado de Armenia, la llamada Ciudad Santa, un importante y restauradísimo conjunto arquitectónico que es Patrimonio de la Humanidad, del s. IV. En él está la iglesia más antigua del país, donde se guarda la mano de San Gregorio el iluminador, un pedazo del arca de Noé y la lanza con la que hirieron a Jesús en el costado cuando estaba en la Cruz... ¡cualquier reliquia! y también se guardan las letras doradas del alfabeto armenio. Aquí vive el Khatolikos, o sea el patriarca de la iglesia Armenia. Sus ritos litúrgicos son los de los primeros cristianos, y antes el Patriarca asumía el poder del Estado y de la Iglesia, pero hoy sólo el religioso. Está situado a 20 km de Ereván.

Es un lugar muy cuidado y hay muchas tiendas de recuerdos, restaurantes y un gran aparcamiento vigilado donde se podría pernoctar tranquilamente, pero hoy vamos en el autobús. Visitamos la exposición de khatchkars, o cruces en piedra que son una preciosidad, sólo una con imagen de Cristo, los brazos terminan en cuatro ramas, como si fueran flores, y a su vez, estas ramas llevan hermosos relieves y adornos, son preciosas y unos trabajos maravillosos, es algo que me ha encantado en Armenia que hay esas cruces en iglesias, monasterios, calles, cementerios en carreteras.

Con el autobús vamos a la Catedral de Zvartvos, del s. VII y ahora Patrimonio de la humanidad. Está muy bien conservada. A continuación, lógicamente, vamos al monasterio de Ghegard. Estoy ya de monasterios hasta el gorro, pero este monasterio es precioso. Está fortificado y es semi rupestre. Los edificios son preciosos y están muy bien restaurados, aunque había muchísima gente del país. Este monasterio es famoso por su acústica, en la parte superior se sitúa el coro, que se comunica por un agujero en el lugar donde se celebran las misas, crea una sensación difícil de explicar, algo místico que no ocurre en otras partes del mundo.

Por último al Templo de Garrni, el único ejemplar de templo pagano que se conserva en Armenia, fue construido en el siglo I a. de C, por el rey Tiridates con un dinero que le dio Nerón cuando Tiridates lo visitó en Roma. Este templo fue destruido por un terremoto en 1679, pero los soviéticos lo restauraron entre 1969 y 1975. Era famoso por los baños reales, donde aun se conservan hermoso mosaicos. Desde aquí se ve el Ararat en todo su esplendor, contando con que el día esté despejado.

Al llegar al aparcamiento de la autocaravana encontramos que las bombonas estaban llenas. El guarda las ha llevado a una gasolinera que linda con el aparcamiento, allí un hombre las ha llevado no sé a donde y como no podían llenarlas han hecho una pieza para poder llenarlas. Nos han cobrado 14 € por cada una, que según Bajed es un escándalo para el país, pero estamos la mar de contentos, una alegría inmensa ¡tenemos propano!.

Posición GPS zona acampada: N 40º11'19'' - E 44º28'44''

Día 49º: En el autobús vamos al mercado turístico, próximo a la plaza central de Ereván. Allí hay toda clase de objetos turísticos, alfombras, objetos en madera, muñecas y puestos de rusos que venden matriuskas y objetos procedentes de ese país, pero con poco tiempo porque andando nos vamos a visitar el Museo Nacional.

El Museo Nacional es una maravilla. El edificio claramente soviético, ya muy desmejorado, es impresionante y cuenta con los mejores ejemplares de Prehistoria que he visto nunca, maravilloso, es alucinante.

Vamos a comer a un restaurante del centro: chacapuris tipo georgiano, varias ensaladas, cremas y lo mejor ha sido el final, como postre un plato caliente de una especie de albóndigas en caldo, riquísimas. La mejor gastronomía de todo el viaje. Por nuestra cerveza y Coca-cola nos cobran 80 céntimos al cambio.

Después vamos a Matenadaram, el museo que guarda los manuscritos y libros más importantes, pero no podemos entrar, no se porque razón, pero solo vemos el exterior, con estatuas de filósofos, científicos y hombres ilustres armenios. La estatua más interesante es la de Mesrop Mashtots, que fue el que recopiló el alfabeto armenio. Se construyó en 1957 y hay subterráneos blindados para proteger los tesoros que encierra, hay uno con la primera copia de la Biblia en armenio, y manuscritos y libros que de muchos países han enviado y siguen enviando los armenios de la Diáspora.

Lo ultimo del día, el Museo del Genocidio, en la parte superior de la colina de Tsitsernakaberd, allí hay un monumento al genocidio en un parque, donde hay placas de los visitantes haciendo referencia al holocausto, una de Juan Pablo II, políticos y personas famosas, en metal, todas iguales y sobre el césped. Allí, nuestro guía se despacha a gusto respecto a este horrible suceso. Entre explicación y explicación ha dejado patente sus inclinaciones políticas el gran resentimiento que siente hacia el pueblo turco y la simpatía ante el pueblo ruso.

Esta noche otra vez al aparcamiento.

Posición GPS zona acampada: N 40º11'19'' - E 44º28'44''

Día 50º: Nos despedimos de Ereván y salimos de su aparcamiento llenando el deposito a tope. Vamos hacia la región de Aragat, donde visitamos el monasterio de Saghmossavank, construido en el s. XIII, a unos 20 km de Ereván, en el cañón de Ashtarak (coordenadas N 40º22'52'' - E 44º23'46'').

Hemos tenido que continuar caminando, porque los agujeros de la carretera no nos permitían continuar con la autocaravana, pero al final nos volvemos porque estaba en la quinta puñeta. Después a otro monasterio para no perder la costumbre: el monasterio de Amberd, o monasterio de las Nubes, a una altura de 2.300 metros. Es del siglo IX, fue la residencia de los Reyes, allí había un puentecito donde compramos alguna cosilla para irnos deshaciendo de los drams.

Pasamos de forma accidental por un cruce donde están construyendo un monumento al alfabeto Armenio, los trabajadores nos dejan fotografiarnos y cuando se termine se va a quedar precioso. Por último nos dirigimos a Gyumri, ciudad que se llamó Alexandropol bajo el imperio ruso y Leninnakan durante el periodo soviético. El día 7 de diciembre de 1988 fue destruida en un 60% por un terremoto de 6'9 en la escala de Richter. Es terrible ver lo que los movimientos sísmicos han hecho en este país y la frecuencia con que se producen.

Kilómetros etapa: 192,8 km
Posición GPS zona acampada: N 40º47'18'' - E 43º50'25''
^top

23 de Agosto: GEORGIA (II)

Día 51º: Vamos hacia la frontera con Georgia. Paro en un chiringuito para comprar pan y gastar el dinero que nos queda. Por dos euros y pico nos dan el pan, dos coca-colas grandes, una botella de licor y una sandía, alucino.

En la frontera armenia pasa como en Siria y Jordania, que para salir hay que pagar. Lo hace Bajed por nosotros, aproximadamente unos 6 € por persona. Nos despedimos de Bajed con un beso y Enrique le da un sobre con dinero, como regalo, porque en todo el recorrido nos hemos dado cuenta que no está muy bien económicamente.

En la frontera de Georgia hay un hombre del que no se ni como se llamaba para conducirnos a la otra frontera de salida y enseñarnos alguna cosa en el camino. Nos lleva por una carretera y pasamos por un pueblo, en donde se confunde y nos mete por una calle, sin piso llena de bolos, que debió conocer tiempos muy buenos porque los canalones del agua de lluvia son obras de arte.

Por carreteras preciosas de montaña llegamos cerca de un castillo y comemos bajo él porque era un lugar altísimo, e hicimos fotos desde abajo, continuamos por esa carretera que era preciosa de paisaje y vegetación con un río a la derecha de ella, vamos dejando las montañas del Cáucaso poco a poco, casi sin darnos cuenta, la carretera muy concurrida.

Llegamos a Vardzia, un monasterio medieval construido en la montaña, aprovechando las grutas naturales, en tiempos de la reina Taunar, en 1185. Hay unas excelentes pinturas medievales. Su iglesia más importante es la Iglesia de la Asunción. En ella hoy viven un par de monjes. Hay varios chiringuitos que venden recuerdos, y en uno de ellos una monja vendía tortas y chacapuris.

Después de una hora continuamos el viaje hacia la frontera turca. Yo pensaba salir por Gonio, y mi sorpresa fue que el guía nos lleva a otra salida. En la frontera georgiana nos cambian los laris sobrantes sin problemas, diciéndome claramente que por liras turcas y no por €, la verdad que el funcionario muy simpático.

Pero en la tierra de nadie entre las fronteras de Georgia y Turquía casi nos quedamos sin bajos de la autocaravana. Al parecer estaban reparando la carretera, pero arrastramos los bajos, con gran preocupación de Enrique, aunque subió al máximo la suspensión hidráulica, más tarde comprobó, que lo que había rozado era el tubo de escape.

Y así, casi anocheciendo, entramos en Turquía, por la parte más lluviosa, húmeda y alta de este país, que si nos damos cuenta antes, hubiéramos cogido dirección de Batumi y nos hubiéramos ahorrado un larguísimo y penoso camino, pero nos fiamos del lacónico sujeto que nos dejó en el primer lugar en que sabía que había una aduana turca.

Buscando sitio para pernoctar y con la oscuridad y la zona no encontrábamos un lugar que a Enrique le pareciera correcto. Al final vimos unas luces y desviándonos de la ruta terminamos en la puerta de la municipalidad del pueblo, cansadísimos y hambrientos.

Kilómetros etapa: 285,5 km
Posición GPS zona acampada: N 41º20'26'' - E 42º50'26''
^top

 (III) DE REGRESO A CASA: DE TURQUÍA A ESPAÑA POR EL CENTRO DE EUROPA

24 al 31 de Agosto: TURQUÍA (II)

Día 52º: Tras una noche tranquilísima, al lado de la estatua que no sé si era Atarturk (supongo, porque Atarturk está por todos lados), salimos del pueblo. De ahí hemos ido por unas carreteras que no se las deseo ni a mi peor enemigo y llegamos a Ardahanm, con un paisaje espectacular del Kurdistán, donde todo el mundo nos saluda con la mano, a lo que correspondemos con entusiasmo, pensar que hay gente que tiene temor a este país que es una delicia de buenas maneras, cortesía, y encanto hacia el visitante, es de pena.

Mas tarde, después de pasar por todas las obras que se realizan en esta zona, llegamos a Artvin, que en próximos años gozará de autopista, túneles y toda la comodidad, pero se perderá la belleza que el cemento y las voladuras para los túneles están destruyendo.

Más tarde, un poquito más abajo de Hopa y yendo hacia Trebisonda, por el cansancio hemos llegado al havalimani (una de mis palabras turcas favoritas) para dormir en el parking del aeropuerto, pero a causa de que hay una altura máxima no hemos podido entrar con la autocaravana, así que camino de Macka nos quedamos en una gasolinera, muy tranquilita. Nos dejan estar detrás de ella, en un recinto privado.

Kilómetros etapa: 409 km
Posición GPS zona acampada: N 40º50'44'' - E 39º44'59''
Monasterio de Sumela
Monasterio de Sumela

Día 52º: Hoy hemos emprendido camino para ver el magnifico y espectacular monasterio de Sumela. La subida es muy cómoda, por una carretera que serpentea hacia la montaña pero con buen piso y en absoluto peligrosa. Por ser parque natural te cobran la entrada del vehículo: 10 liras turcas (algo menos de 5 €). La entrada al monasterio son 8 liras por persona.

Quedamos maravillados del espectáculo tan impresionante, de atravesar el bosque de Sumela hasta llegar al monasterio, en el camino, en la zona no acondicionada, has de atravesar las raíces de unos impresionantes árboles que también crean un interesante espectáculo. El monasterio está dedicado a la Asunción de la Virgen y se encarama a la montaña de forma imprevisible. La iglesia, decorada con frescos, es del siglo VI y está medio en ruinas, pero sus pinturas aun permanecen en la parte superior, en la cúpula son magnificas. El complejo es impresionante, un montón de edificios y se pueden visitar algunas celdas del clero, pero no todo. Desde las ventanas de las celdas se contempla un maravilloso despliegue de paisaje verde, lujuriosamente verde, lleno de humedad, que parece crear un microclima.

Después de los destrozados monasterios georgianos y los idénticos en su interior monasterios armenios, ver esta maravilla te sube el ánimo. Maravilloso, una de las cosas más interesantes y hermosas que he visto en Turquía.

Bajamos a Macka porque hay un monumento a los caídos en el accidente de avión que sufrieron soldados españoles cuando regresaban de una misión en Afganistán. Marchamos a hacer unas compras en las tiendas aledañas, comemos en la autocaravana y luego marchamos hacia Trabzon.

En Trabzon nos confundimos y metemos en una calle que San Cristóbal debió de ampliar la calzada porque no se ni como pudimos salir, y vimos curiosamente, un mogollón de polis con preparativos antidisturbios. Por si hay algún lío, salimos dirección Samsum. En el trayecto, un precioso atardecer en el Mar Negro y una puesta de sol inolvidable. Dormimos en el camino, en una gasolinera.

Kilómetros etapa: 266,6 km
Posición GPS zona acampada: N 40º45'08'' - E 30º41'57''

Día 53º: El mar parece una balsa de aceite de color azul, pero según avanza la mañana se convierte en un color plomizo, que encaja mejor con su nombre. Pasamos de largo Samsun después de aprovisionar las carencias en un Carrefour y después en un Bim, estos supermercados se parecen en su estructura y ofertas a nuestros Lidl.

Entramos en la provincia de Amasya. Después pasamos por Corum, la tierra de los garbanzos fritos. Nuestro camino se aproxima a Bocazkale, y aunque ya lo conocíamos del año pasado, quien se sustrae a pasar al ladito de Hatusa y no acercarse a ver sus dioses esculpidos en la piedra, así que nos vamos mirando el sol que cae para llegar a tiempo. Cuando hemos llegado no hemos podido acceder para hacer la ruta y volver a ver la puerta de los Leones (aunque estos sean réplicas, los originales se encuentran en el Museo de las Civilizaciones de Anatolia), pero me ha dado más pena por no ver la puerta de la Esfinge. Pero como la zona arqueológica no tiene cerrado el acceso, hemos aparcado rápidamente y hemos visto en todo su esplendor y sin que nadie nos molestara las esculturas en piedra de los sacerdotes, los reyes con los dioses, ya no hay andamios que impidan verlos y solo una valla de aluminio impide que te acerques.

Por una malísima carretera de asfalto, no de trazado, y sin un alma a la vista, llegamos hacia Dios sabe donde. El donde se llama Bogazliyan, refugiándonos en una gasolinera, porque es noche cerrada y en la Anatolia Central esta noche no nos ha brindado una luna radiante. A las gasolineras de este país habría que hacerles un monumento por su simpatía, altruismo y encanto personal. No fallan nunca y encima te eligen el sitio menos ruidoso y más tranquilo, te traen té y te sonríen de oreja a oreja.

Kilómetros etapa: 558,6 km
Posición GPS zona acampada: N 39º12'31'' - E 35º14'14''

Día 54º: Marchamos hacia la Capadocia, en primer lugar a Kayseri, que a pesar de haber estado en esta región 5 veces nunca habíamos ido a Kayseri. Aparcamos en el centro y el aparca coches quiere que le paguemos 40 liras, yo veo los precios en un cartel y son 2,5 liras, pero como la autocaravana ocupa dos sitios le damos 5, después de una discusión y de llamarle estafador.

La ciudad es muy bonita y tiene un montón de tiendas. Hemos ido a ver la tumba famosa que hay en esta ciudad, la Donner Kumber, posiblemente del siglo XIII, el elemento más usado para su construcción es la piedra, siendo el plano exterior dodecágono y el interior cilíndrico, parece una tienda de campaña, y el tejado adornado con relieves. Cerca hay un maravilloso cementerio, en el que un santo lo preside. Entro a verlo. La Kubba era impresionante, cubierta de terciopelo negro con bordados dorados, un mirhab y varias beatillas islámicas rezando, otras en una habitación que separaba una cortina, en rezos privados, me ha gustado muchísimo.

También hemos visto las murallas y la ciudadela, construida en parte con piedras de basalto negro. Llegamos más tarde a Uchizar, no para ver el castillo, que lo tenemos ya muy visto, sino para hacer compras. Es el mejor sitio porque todo tiene marcado su precio.

Nos vamos a Zelve para recorrer las chimeneas de hadas en la hora mágica del crepúsculo, algo inolvidable, solos sin un alma en los alrededores, ha sido maravilloso.

Después a cenar kebab y a dormir en el paseo de Goreme, lugar tranquilo y apacible.

Kilómetros etapa: 190'3 km
Posición GPS zona acampada: N 38º38'35'' - E 34º49'39''

Día 54º: Vamos al camping Berlín, viejo conocido, pero está cerrado y hemos ido a uno de al lado que se llama Ilmet. Este tiene tres ventajas: está cerca de Goreme Belediyesi (ya me he enterado que belediyesi, palabra que me daba mucha curiosidad saber su significado, quiere decir centro, perteneciente al centro de esa ciudad; su propietario habla un estupendo francés; y está cerca del Museo al Aire Libre de Goreme.

La mañana ha sido para poner y tender tres lavadoras, limpiar la autocaravana a fondo. Por la tarde hemos vuelto a Goreme, apenas sin calor y con muchísimo turismo nacional. Pero apenas turismo de otros países.

En Goreme hay muchísimas iglesias monasterios y conventos, algunos con frescos y diferentes plantas, la rectangular bastante implantada aquí, era de procedencia mesopotámica. Las pinturas, unas veces se aplicaba directamente sobre la roca utilizando el color de la roca como fondo, otras se utilizaba una mezcla de yeso, paja y arena y se aplicaba sobre la roca. Los frescos en general representan pasajes bíblicos, o a santos, que muchos de ellos emigraron a otras comunidades en diversos países, Capadocia dio de su cantera gran cantidad de santos.

Así que en Capadocia no todo son chimeneas de hadas ni iglesias ni formaciones rocosas indescriptibles, veamos también las medersas o los caravasares. Comprendo que es más atractivo ver las formaciones volcánicas y calcáreas, pero después de venir varias veces a Capadocia hay que buscar otras cosas que ver para no ver siempre lo mismo.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 38º38'42'' - E 34º50'04''

Día 55º: Salimos hacia Aksaray. Empezamos la visita a Aksaray viendo el minarete Egri, al que llaman la Torre de Pisa turca. Forma parte de la mezquita de Kizil, construida en 1236 en un fondo arenoso que ha producido su inclinación, pero lo están sujetando con una especie de cincha metálica, y lo hemos encontrado gracias a un señor que iba con su familia y se ha puesto delante con el coche, porque sino aun estaríamos buscándolo.

La madrasa o medersa que hemos visto después es una autentica joya, una escuela coránica del siglo XIV que en la actualidad alberga un museo. Aksaray era un hervidero de gente, muy concurrida. La ciudad esta dominada por el sur por los picos gemelos del monte Hasan Dagi, otro volcán extinguido conocido como el hermano pequeño del Erciyes, el que está en Kayseri.

Mas tarde hemos pasado por la carretera al lado del lago salado Tuz Golu. Es impresionante el lago, había muchas personas caminando sobre él.

Esta tarde termina el mes sagrado de Ramadán, aunque aquí ni se nota el final ni los días de ayuno. Por esta razón, al atardecer, hemos parado en un parque de Alani, refugiándonos del ruido que puede producirse en este día.

Kilómetros etapa: 559,1 km
Posición GPS zona acampada: N 40º47'27'' - E 31º14'22''

Día 56º: Una noche en la que se podía oír el silencio, y eso que yo creía que con el fin del Ramadan iba a ser espantosa, pero es claro que aquí se pasa de todo.

La entrada a Estambul nos ha costado ante el Cerve yolu estar cerca de dos horas en cola para atravesarlo. Llegamos a Kennedy Cadesssi, pero aunque hay espacio porque hay tres o cuatro autocaravanas en el parking nuevo que hay luz y agua, no nos quedamos porque están pegadas las autocaravanas unas a otras y en el de abajo aún sin luz y sin cómoda agua, tenemos amigos y nos atienden estupendamente.

Hoy está todo cerrado por la fiesta del Aid el Firt, pero salimos al atardecer para ir a la explanada de Santa Sofía, parece increíble, pero no hay nadie, ni autóctonos ni turismo. Estambul vacío, nada que ver con la estampa que dejamos los días de Ramadán, cuando las personas parecían hormigas, hace frío.

Kilómetros etapa: 274,1 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''

Día 57º: Hemos ido a Atakoy para comprar un ventilador para la autocaravana, aunque casi todo estaba cerrado.

Por la tarde hemos hecho las últimas compras, aunque estaba todo cerrado o casi, excepto en los sitios muy turísticos, el Bósforo a reventar y hemos subido andando hacia Sultanahmet y era impresionante encontrarte las calles vacías y los comercios cerrados.

El final del Rabadán llega a su fin y hoy esto está hecho un hervidero de gente. Turquía toca a su fin.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 40º52'31'' - E 26º33'52''
^top

1 y 2 de Septiembre: BULGARIA

Día 58º: Salimos de Estambul con mucha pena, porque ¿volveremos?. La salida ha sido rápida porque no había trafico, casi todo continua cerrado y no hemos tenido jaleo para salir, dudando si salir por Kapirule o Ipsala. Al final hemos salido por Edirne Kapirule, con bastantes coches que regresaban a sus trabajos, eran turcos con matriculas alemanas, francesas, belgas, etc.

En la frontera turca hemos sellado rapidísimo por meternos en la cola de los autobuses que solo había dos. Después, con la carta del vehículo Enrique se ha ido a la ventanilla correspondiente y hemos salido de Turquía con rapidez.

Al entrar en Bulgaria hemos hecho la misma operación, cola de autobuses, pero nos han llamado la atención, pero una sonrisa y decir que el sitio de los coches era muy estrecho para nuestro vehículo ha solventado la operación. Al decirle Enrique que era colega del policía, el mismo ha cruzado donde se sellan los pasaportes y nos los ha traído, ninguna petición de la carta del vehículo.

Ahora, al parecer han regulado el maremágnum que antes había en esta frontera, poniendo varias casetas, en una te venden la viñeta (5 €) y en la siguiente 3 € por "la desinfección". Hemos llenado el depósito porque el gasoil es muchísimo más barato que en Turquía: 1,20 € cuando en Turquía hemos llegado a pagarlo a 2,20 €.

Cambiamos solo 100 € porque vamos de paso a 1,92 levas, aunque en años anteriores no podías pagar con tarjeta y hoy no nos han puesto ningún problema. Bulgaria ha cambiado para mejor lentamente pero se nota, aunque las carreteras siguen infernales o peor que antes aún.

Hemos pasado cerquisima del complejo tracio de Haskovo, pero nos hemos substraído a volver a visitarlo, porque si nos desviábamos corríamos el riesgo de que estuviera cerrado y no queríamos noche en carretera.

Una tormenta con gran aparato eléctrico nos ha hecho refugiarnos en una magnifica gasolinera próxima a Plovdiv (lo de magnifica es una expresión), de lo mejorcito que hemos visto por el país, aunque las gasolineras son menos cutres que otras veces. Un día calurosisimo, pues el tiempo en Estambul era una delicia.

Kilómetros etapa: 433,9 km
Posición GPS zona acampada: N 42º08'52'' - E 24º48'59''

Día 59º: Este es un sitio maravilloso para descansar. La ciudad de Plovdiv está cerquísima y el silencio ha sido total. Enfrente había manguera con agua.

Nos ha costado bastante trabajo encontrar aparcamiento en el centro de la ciudad, pero por fin un señor desde un autobús nos ha indicado uno de pago. Plovdiv es la segunda ciudad de Bulgaria y según se dice se remonta a 8.000 años a de C, en la edad de piedra, considerándose la ciudad más antigua de Europa después de Troya, que en realidad está en Asia. Su monumento más visitado es el teatro romano, del siglo II. Plovdiv tiene un montón de museos y casas interesantes, en las afueras más monumentos romanos.

Después marchamos a Sofía por la autopista, que es una carretera casi tan horrorosamente mala como las de Armenia, pero al llegar hemos tenido la suerte de aparcar a la primera en la plaza de Alexander Nevski, que nos ha permitido recorrer todo el centro a pie. Se paga una especie de zona azul con cobrador, pero como era sábado era gratuito. De ahí hemos ido a la plaza Battenberg, la preciosísima iglesia de San Nicolás con sus cúpulas doradas, la plaza de la Asamblea Nacional, el antiguo palacio real y el Teatro.

Yo quería volver a subir a ver la iglesia de Bojana, monumento de la Humanidad que tanto me gustó el año pasado, pero Enrique me conmina a pasar la frontera. Hizo bien porque es un hervidero de turcos que regresan a sus puestos de trabajo y para pasar la frontera búlgara una cola custodiada por la policía de dos horas y gracias a Dios.

Al llegar al lado fronterizo de Serbia Enrique saca su carnet y ¡ábrete sésamo ¡pasado en segundos por aquello de "somos colegas"!. Por la carretera que lleva a Nis, y que está estupenda de piso, avanzamos hasta varias zonas para acampar de las que hemos desistido porque están de turcos a reventar, con el consiguiente ruido y suciedad.

Al final un restaurante con aparcacoches nos ha facilitado un sitio por 3 € de parking, que hasta tenía rosas en la puerta de la autocaravana y podíamos tenerla abierta por el calor sin que nos vieran ni molestara nadie.

Kilómetros etapa: 384,7 km
Posición GPS zona acampada: N 43º45'00'' - E 21º27'08''
^top

3 de Septiembre: SERBIA (II)

Día 60º: El sitio de anoche ha sido fantástico. Por el camino hemos visto la indicación del monasterio de Ravanica y aunque hemos estado varias veces, es un monasterio muy agradable.

Volvemos a la autopista y unos 40 km más adelante vemos otro monasterio. Nos salimos para verlo, también habíamos estado, pero no recordábamos el nombre, muy moderno y regido por monjas. Y de ahí, por carretera nacional, en busca de melocotones, que por esta zona eran deliciosos, pero tal vez por la época del año han sido sustituidos por uvas que no nos gustan.

Atravesar Belgrado siempre constituye una odisea, pero hoy la salida hacia las autopistas con Hungría, la de Croacia y las obras, ha sido terrible, un par de horas con uno de los peores calores del verano. Y eso a pesar de todos los artilugios que lleva Enrique para enfriar.

Dirección Novi Sad, nos encontramos con la dirección de un nuevo monasterior, el monasterio de Silj, y allá que nos vamos. Ha sido un verdadero acierto, no era un monasterio sino un recinto monacal con varias iglesias, campanario, unos árboles centenarios que eran una preciosidad, césped, todo limpísimo. Una gozada estar allí. Está situado a unos 20 km de Novi Sad y es un lugar perfecto para pernoctar, no lo hemos hecho, porque era muy temprano.

Cenamos en la cafetería del centro comercial próximo a la gasolinera por 9 €, con tarta incluida de postre. Nos quedamos a dormir allí porque se ha hecho de noche y la frontera estará hasta la bandera, así que mejor mañana, aunque en estos tres países, Bulgaria, Serbia y Hungría vamos de paso, si se tercia ver algo como el monasterio de hoy, o Belgrado ayer, pues mejor que mejor, pero ya queremos volver a casa.

Kilómetros etapa: 358,5 km
Posición GPS zona acampada: N 45º47'42'' - E 19º41'39''
^top

4 y 5 de Septiembre: HUNGRÍA (II)

Día 61º: Hoy ha sido un día que si no nos hubiéramos levantado hubiera sido mejor. Cuatro horas en la frontera serbia por los turcos y como siempre colándose por un lado y otro. Otra hora en el lado fronterizo de Hungría. Después vamos a un Auchan y menos mal que nos han cogido la tarjeta oro, porque la visa y la master card no entraban en su aparatito.

Nos vamos al lago Balaton y allí, echando marcha atrás, le da un golpe al parachoques trasero.

Se me quitan las ganas de Balaton, aparte de que Hungría ya no es lo que era. Y no se porqué esté todo cerrado, excepto los súper. Nos vamos dirección a Comaron para mañana salir hacia Austria.

Kilómetros etapa: 417,9 km
Posición GPS zona acampada: N 47º06'25'' - E 17º32'04''

Día 62º: La noche más tranquila imposible. Vamos hacia Sopron y por el camino compro varias cositas para la terraza y también entramos a varios anticuarios.

Sopron es una maravilla de ciudad, aunque están restaurando muchos edificios: la columna de la peste, la catedral, pero aún y así es una ciudad preciosa. Artísticamente predomina el barroco y hay un púlpito que es una maravillosa, aunque precisamente el barroco no es uno de mis estilos preferidos. La iglesia de los Benedictinos también estaban reparándola. No visitamos el museo de Franz Listz, que aunque era austriaco, tuvo muchas relaciones con Sopron. Vimos la iglesia de María Magdalena con una maravilloso pórtico románico y el centro histórico, con la característica de ser una planta de herradura.

Pero el encanto de Sopron, para mi, es que te puedes meter dentro de los soportales bajo los edificios y pasar de una a otra parte de la ciudad en un entresijo de casas que te llevan de un lugar a otro. Después a ver el templo de Mitra, a unos 9 km en dirección a Austria, muy bien conservado del siglo III a de C. También hay unas canteras calcáreas, muy famosas, utilizadas durante milenios y que en Viena muchísimos edificios están hechos con sus piedras.

Comemos en un restaurante antes de llegar a la frontera. Pasamos la frontera hacia Austria sin ningún tipo de espera, ya que como es comunidad europea no había que cumplir ningún trámite.

Pasamos Viena de largo con una tormenta y con unas ráfagas de viento, que iba asustadísima. Nos dirigimos a Krems, dirección Melk. Nos quedamos en un preciosísimo lugar a orillas del río Danubio (o Donau, Dachau, Donau, Duna o como queramos llamarlo en los distintos países por donde pasa). La noche oscurísima, pero muy tranquila. A nuestro lado más tarde llegaron otras dos autocaravanas.

Kilómetros etapa: 325'4 km
Posición GPS zona acampada: N 48º23'10'' - E 15º31'56''
^top

6 y 7 de Septiembre: AUSTRIA

Día 63º: El valle del Danubio es una gozada, es de lo más bonito que tiene Austria, dirección Linz. Como tenemos que hacer tiempo para estar el lunes en Alemania, nos vamos a la frontera de la Rep. Checa para comprar cosas de jardín preciosas.

Comemos en un restaurante un gulasch riquísimo y vemos una cantidad tremenda de chicas en la carretera ejerciendo la prostitución. Volvemos a Linz y dirección Lambach para dormir debajo del monasterio, al lado del río que es un sitio maravilloso.

Kilómetros etapa: 325'2 km
Posición GPS zona acampada: N 48º05'26'' - E 13º52'30''

Día 64º: La mañana desagradable por ruidos y lluvia. Continuamos por carreteras nacionales hasta llagar a Salzburgo, que hacia mucho que pasábamos y no disfrutábamos de esa ciudad, considerada como una de las ciudades más bonitas del mundo. Hemos paseado por toda la ciudad, excepto el palacio de Marivent.

Hemos comido en un precioso y romántico restaurante y hemos aparcado, cosa increíble, muy cerca del centro, bajo el puente, que nos ha permitido dar un preciosísimo paseo por la orilla del Danubio.

Mas tarde hemos pasado a Alemania y he comprado mis calabazas ornamentales, pues en Sopron no eran tan bonitas como estas. Hay más sitios que las venden en carretera que nunca, supongo que será por el tiempo, estamos en Septiembre, las hay por todos sitios pero los precios oscilan muchísimo desde 50 céntimos a 1,50 €.

Decidimos ir a Fussen y hemos llegado de noche porque ha sido un día muy intenso. Vamos hacia la zona de acampada a la que hemos ido en varias ocasiones.

Kilómetros etapa: 340,4 km
Posición GPS zona acampada: N 47º37'44'' - E 10º42'17''
^top

8 al 13 de Septiembre: ALEMANIA

Día 65º: Hemos ido a Fussen pueblo para ir de compras. Damos un paseo por el pueblo, cada vez más embellecido para el turismo y más caro, todo hay que decirlo. Nos vamos a un Lidl a reponer condumio, que si entra un ratón al Frigo, el pobre se muere de hambre.

Marchamos hacia Munich. Como llueve mucho nos quedamos en nuestra casita, cerca de un Flohmarkt (mercadillo al aire libre).

Kilómetros etapa: 155,9 km
Posición GPS zona acampada: N 48º12'03'' - E 11º36'40''

Día 66º: La noche tranquilísima, sin un solo ruido, pero con lluvia y nosotros desde hace varios días durmiendo con nórdico.

Hemos ido al Olímpica Park de Munich, en el que hay un flohmarkt. La entrada cuesta 15 € para las autocaravanas, pero puedes quedarte a dormir o dejar allí la autocaravana si bajas en autobús al centro de Munich o quieres ir a Dachau a ver el campo de concentración. Es un lugar precioso, soleado y arbolado.

Por la tarde continuamos viaje por carreteritas preciosas llegando a Memingen, donde dormimos al lado de un concesionario Audi. Mañana visitaremos la ciudad, que tiene varias cosas interesantes.

Kilómetros etapa: 195,6 km
Posición GPS zona acampada: N 47º58'47'' - E 10º10'1''

Día 67º: Maravilloso día por los paisajes de Alemania: lago Constanza, lago Titisee, Baviera, ...

Llegamos al atardecer a la fábrica de autocaravanas Bustner, la cual está llena de autocaravanas excepto un sitio que parecía reservado para nosotros. Todos los atardeceres, excepto algunos que iba en el autobús de Georgia o en el microbus en Armenia, he hecho las fotos de la puesta de sol, mi hora mágica. He fotografiado azules transparentes, grises amenazadores, rojos explosivos, rosas y malvas, mi color favorito. El sol se ha marchado unas veces suavemente y otras de forma espectacular. Hoy ha sido triste, confundido con los altos árboles de la selva negra y ha salido una luna redonda y blanca.

Kilómetros etapa: 346,6 km
Posición GPS zona acampada: N 48º34'14'' - E 7º50'24''

Día 68º: Damos un paseo por los alrededores cogiendo castañas y nueces que hay montones, aprovechamos para hacer colada y limpiar el frigo y la autocaravana. Después de comer todo el día lloviendo, con tormenta eléctrica y hasta granizo. Día relajado viendo la TV.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 48º34'14'' - E 7º50'24''

Día 69º: Hoy esperamos todo el día que nos solucionen el tema de la autocaravana (parachoques trasero abollado) y aprovechamos para que nos repasen todos los detallitos, porque para eso está la autocaravana en garantía, como el cristal del conductor que no encaja a gusto de Enrique o la mesa que la encuentra un poco torcida. Nos han atendido, aunque no teníamos cita, porque ha fallado un cliente, pero esto está a reventar de gente que viene casi toda porque tienen problemas con la puertas, el mismo problema en diversos modelos.

Como el horario alemán es tan diferente al nuestro, terminan de trabajar a las 4 de la tarde, así que no vamos a comer a esa hora y nos vamos por Khel, buscando un restaurante, que hemos encontrado y hemos comido, sopa, unos macarrones con queso fundido y muchísima mantequilla y perejil, de postre, una ciruela y una bolita de helado. Como es una zona muy cómoda pasaremos hoy la noche y mañana nos iremos.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 48º34'14'' - E 7º50'24''

Día 70º: A Enrique no le gusta como han dejado el cristal de la puerta y hoy nos han citado a las 7:00. Nos han dado el desayuno, mucho embutido y café solo, así que sin desayunar hasta que nos han devuelto la autocaravana a las 12:00. Nos despedimos de todos los que se quedan esperando su turno y compramos lo último de Alemania, antes del puente de Europa.

Nos vamos hacia Francia y llegamos hasta Poligny, donde dormimos después de haber dado una vuelta por Besancon.

Kilómetros etapa: 345 km
Posición GPS zona acampada: N 46º54'33'' - E 5º46'11''
^top

14 al 18 de Septiembre: FRANCIA

Día 71º: Visitamos Poligny que es un pueblecito precioso. Después llegamos a Moulins. Nuestra ruta ya no es de turismo, sino de vuelta a casa, estamos cansados.

La zona de acampada en Moulins es estupenda, al lado del río. Te cobran 0,10 céntimos la hora y si quieres luz y agua te cobran 2 €.

Kilómetros etapa: 286,5 km
Posición GPS zona acampada: N 46º33'26'' - E 3º19'30''

Día 72º: Desde Moulins, tranquilo y burgués, seguimos por carreteras nacionales, como es nuestra costumbre.

Hoy ha sido un glorioso día, ya que hemos visto un pueblecito que tiene una iglesia abacial preciosa: Saint Pourcain sur Sioule, que tiene una historia preciosa de un porquerizo que su amo lo maltrataba y se refugió en esta abadía y por ello lleva su nombre. Por la tarde hemos estado en otro pueblo, con otra abadía dedicada a Santa Valeria que era impresionante.

Hemos estado en varios brocantes y he comprado tres muñecas de porcelana antiguas, pero no de adorno sino de juguete, maravillosas. Hemos encontrado por esta región decenas de zonas gratuitas habilitadas para autocaravana por los municipios.

Terminamos en Gueret sin zona, después de tantas y tantas como había por el camino, y hemos terminado en la plaza del Mairie, en la zona que no hay zona azul, en un sitio privilegiado, pero ruidoso.

Kilómetros etapa: 265,4 km
Posición GPS zona acampada: N 46º10'06'' - E 1º52'17''

Día 73º: Hemos visto Gueret, que la verdad no es para tirar campanas al vuelo. Nos vamos en dirección a Limoges para llegar al Perigueux.

Nos quedamos en el aparcamiento nuevo del Perigueux, donde las rejas de las ventanas de nuestra autocaravana, que diseñó Enrique y le hicieron en Marruecos, han sido un éxito rotundo: alemanes, franceses, belgas, irlandeses o británicos lo han felicitado y nos han pedido permiso para fotografiarlas, a mí me dan confianza.

Kilómetros etapa: 182,7 km

Día 74º: Hoy hemos ido a la Roca de San Cristóbal, a los Eyziex de Tayac Sireuil, a la Madeleine y a Le bugue.

Hemos ido a dormir a Castelnaux, al lado del Castillo de Milandes, que es algo soberbio, pero hemos dormido en un pueblo de al lado en el Marie lloviendo toda la noche con niebla y frío y es que por estas fechas no se empieza a estar muy bien por estos sitios.

Kilómetros etapa: 112,8 km
Posición GPS zona acampada: N 44º47'15'' - E 1º09'58''

Día 75º: Continuamos nuestra ruta hacia Prats de Perigueux y Consad. Después de comer ha vuelto la lluvia y bajamos hacia Bayona por Burdeos. Por el camino hemos estado en otro vide que había en un pueblecito y hemos comprado otra radio en un brocante.

Hemos tenido suerte porque en las cuatro visitas de hoy no ha llovido y subirnos al coche y empezar a llover. Terminamos en las Landas, en la plaza de Magesco, tranquila y preciosa con su mairie y su iglesia.

Kilómetros etapa: 343,7 km
Posición GPS zona acampada: N 43º46'50'' - W 1º12'59''
^top

19 al 22 de Septiembre: ESPAÑA

Día 76º: La noche más tranquila imposible, aunque toda la noche llueve que te llueve. Llegamos a San Sebastián y nos quedamos en la zona de autocaravana de la ciudad, cerca de la universidad.

Bajamos al centro, recorriendo calles, plazas y la playa de laConcha, también lloviendo. Para desplazarse al centro, frente al parking, tomad el autobús 33 y más abajo en la plaza el 5 y 25.

Kilómetros etapa: 109,7 km
Posición GPS zona acampada: N 43º18'28'' - W 2º00'51

Día 77º: Hemos comido en la Universidad del País Vasco, que se come muy bien y barato, estamos frente a ella. Por la tarde vamos a la Concha y al ayuntamiento, también compramos varias cosas.

Kilómetros etapa: 0 km
Posición GPS zona acampada: N 43º18'28'' - W 2º00'51

Día 78º: En el concesionario de Bustner nos han limpiado la chimenea porque yo olía a combustión de gases y Enrique me decía que no. Parece que cuando puso butano y no continuas con propano la combustión provoca muchísima carbonilla y por eso yo lo olía, pero después del trajín de este verano, con el dichoso gas no me extraña, aunque en Armenia nos llenaron de propano, que es lo que allí se utiliza por el frio. Llevábamos la bombona pequeñita de 5 kilos que fue la que nos sacó del apuro y era butano, al final hemos tenido muchísima suerte.

Bajamos hasta Burgos y llegamos a la zona del monasterio de las Huelgas, donde la noche ha sido bastante ruidosa porque hay una obra y por la desviación pasan muchísimos coches.

Kilómetros etapa: 215 km

Día 79º: Y de Burgos vamos a Granada. Descargamos la autocaravana, ya que todo el invierno se va a quedar aquí.

Kilómetros etapa: 663 km
^top
Diari d'un viatge a Geòrgia i Armènia - Luis Mur y Pilar Brun [2011]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació