Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
alemania

ALEMANIA

Relato de un viaje a Colonia, Düsseldorf y Bonn

Data Data viatge: 2009. Publicat el 19/05/2009
2.3 de 5 (129 vots)

 MI PASO POR COLONIA, DÜSSELDORF Y BONN

Me gustaría compartir con ustedes mi experiencia de mi más reciente viaje a Colonia, dónde también pude visitar Dusseldorf y Bonn.

Empezaremos por la planeación del viaje, bueno, realmente fue muy rápido. Siempre me preparo muy bien ante cualquier eventualidad, pero en esta ocasión no tuve mucho tiempo para hacerlo. Siempre es mejor saber cosas básicas del idioma del país a visitar, pero para visitar Alemania debería saber un poco más, aunque muchos hablan inglés, debemos ir muy bien preparados. Yo tuve una excelente ayuda y el mejor guía turístico que podía encontrar.

exp2_f1

De entrada, el vuelo no es caro, incluso el boleto fue más barato que mis anteriores viajes a Europa, el trayecto fue México-Amsterdam-Colonia. Del aeropuerto de Amsterdam sabía que era grande y moderno, y un poco diferente a los demás en Europa. Es interesante, diferente, lo que sí es que la seguridad me pareció más estricta aquí que en otros aeropuertos, como el parisino Charles de Gaulle, y un poco más frío el trato de lo que uno está acostumbrado, lo siento, pero así fue. Hay muchas tiendas para comprar recuerdos y cosas necesarias para mi estancia, incluso compré una chamarra de piel, muy linda, pero a un precio bastante alto, que más tarde encontré una exactamente igual en Colonia, a un precio muy inferior.

Después, el vuelo Amsterdam-Colonia es corto (menos de una hora), y para mi sorpresa el aeropuerto de Köln-Bonn, muy bonito, ordenado, limpio, amplio, y donde todo es increíblemente puntual. Está muy bien ubicado y es compartido por Colonia y Bonn. Se encuentra a 17 km al sur de la ciudad de Colonia.

Para mi fortuna no hacía demasiado frío, principios de Abril, plena primavera, pero habitualmente aquí es una época fría. Tuve suerte.

En Alemania las carreteras son amplias y puedes ir a gran velocidad, sólo dentro de las ciudades debes respetar el mínimo de velocidad permitido. La gente es educada para todo, tienen un exagerado civismo, que se vuelve una costumbre.

COLONIA (Köln en alemán) es la cuarta ciudad más grande de Alemania, con poco más de un millón de habitantes, sus orígenes son romanos, y con una estratégica ubicación a orillas del Rhin.

exp2_f2

Por sugerencia de mi querido Gun, me hospedé en un hotel muy cerca de la Catedral y de la estación Central, desde dónde sin ningún problema me pude mover muy bien y visitar la mayoría de los atractivos turísticos en poco tiempo.

El centro de la ciudad tiene excelentes lugares para hacer compras, en Hohe Straße y Schldergasse, donde encuentras tiendas de todos precios y para todos los gustos. No debes dejar de comprar la famosa agua de Colonia: yo compré varias pequeñas botellas y fueron muy bien recibidas por mis amistades como regalo de mi viaje.

Siempre guíate por la Catedral o Dom, es el mejor punto de referencia, de ahí puedes caminar kilómetros ó rentar una bicicleta para recorrer los alrededores, como el famoso Museo del Chocolate, que está en las orillas del Rhin (les encantará a los niños).

También puedes visitar el Museo Ludwig, que alberga obras del famoso Andy Warhol, Roy Liechtenstein, Pablo Picasso y sí tienes suerte podrás ver obras de Dalí. Otro museo cercano es el Museo Germano-Romano (Römischer-Germanisches), dar un recorrido en barco hacia Dusseldorf (hay de todos precios y algunos muy lujosos) ó simplemente atravesar los puentes y disfrutar del paisaje natural y tranquilo que se respira siempre.

exp2_f3

Sí puedes disfrutar de un concierto de la Orquesta Filarmónica de Köln hazlo. Es algo que me perdí, pero es famosa en Europa y se presenta muy regularmente para deleite de los turistas.

La Catedral es la edificación gótica más grande del mundo y durante mucho tiempo fue la edificación más alta. Hoy en día es uno de los atractivos más grandes de Alemania y me atrevería a decir que de Europa, muy visitada por turistas de todo el mundo.

La recorrí muchas veces durante cuatro días y siempre encontré cosas diferentes. Siempre había mucha gente, un lugar con mucha vida, majestuosa.

Pueden también subir al mirador al otro lado del puente, donde por solo 3 euros la vista de la ciudad vale la pena. De regreso, atravesé el puente caminando, algo que llamó mucho mi atención es la cantidad de candados con nombres grabados que románticamente dejan los visitantes en las rejas de protección.

No olvides probar las cervezas locales, ya que Colonia alberga la mayor cantidad de ellas que cualquier otra ciudad de Europa. La más famosa es la Kölsch, cerveza local afrutada que se bebe en vasos de forma cilíndrica muy característicos, hay muchas marcas y deberías probarlas todas.

exp2_f4

En el centro hay muy buenos lugares para comer, lo que se me complicó un poco fue leer la carta en alemán. Tuve que ir a lugares dónde la carta estuviera en inglés, que aunque muchos alemanes hablan inglés, es mejor preguntarle a la gente más joven, ya que obviamente está más fresca con otro idioma que la gente mayor y es más accesible a responder dudas a los turistas.

Sí tienes alguna duda, la Oficina de Turismo está exactamente enfrente de la Catedral, pero siempre encontrarás ayuda, porque a pesar de lo serio de los alemanes, nunca quedan mal con los turistas.

La ciudad de Colonia es moderna, tiene grandes edificios y fábricas, es una gran ciudad, pero su mayor atractivo es que está rodeada de pequeños pueblos típicos, con una arquitectura antigua, enclavados en el bosque y que te dan una sensación de libertad y de frescura, tal como es el pueblo de Wermelskirchen, lindo lugar muy cerca de Colonia, pero no te esperas que sea tan silencioso. En este pequeño pueblo hay bares, restaurantes, cafeterías y supermercados, prácticamente puedes encontrar de todo, pero sin llegar al bullicio de la ciudad.

En este pueblecito uno de los restaurantes más famosos por su comida y su esmerada atención es el Restaurant Schinderhannes (Kreckersweg, n.1, D- 42929 Wermelskirchen; tel. 02193.53 37 25), dónde Pietro les preparará exquisitos mangares de la cocina alemana e internacional, que por cierto, deben tener cuidado al ordenar, ya que las porciones son muy grandes, porque me explicó mi querido guía que aquí se come sólo un plato, no es como en el resto de Europa que hay primero, segundo y hasta tercero. A los alemanes les gustan mucho la variedad de verduras, así es que hay para satisfacer todos los gustos, también comen mucha carne, platillos a base de papas, pollo, sopas, etc., pero siempre acompañados de una buena bebida, ya sea la típica cerveza o un buen vino alemán. Que para mi gran satisfacción tuve nuevamente la oportunidad de probar los vinos sicilianos Di Giovanna, también famosos y muy vendidos en Alemania.

exp2_f5

El corredor entre Wermelskirchen y Dabringhausen fue el camino más lindo que he recorrido, no sé sí haya sido por la compañía o por el encanto del bosque, pero créanme, por alguna extraña razón he pasado los mejores días de mi vida en este lugar.

DÜSSELDORF es la capital de Renania Septentrional-Westfalia, en el centro de Alemania, un importante centro financiero, de manufacturas y transportes, una ciudad cosmopolita, muy moderna, con muchas tiendas de grandes diseñadores de moda en Königsallee.

La gente aquí es un poco más esnob que en Colonia, pero tiene un encanto diferente, un poco más serio, pero interesante.

La calle Schadowstraße es una de las calles con mayor volumen de venta y una de las más frecuentadas calles comerciales de Alemania. Numerosos grandes almacenes y negocios llenan la calle, que está conectada directamente con la Königsallee.

Düsseldorf es la cuna de la cerveza negra Altbier. De ninguna manera se debe desaprovechar una visita a una de las conocidas cervecerías del casco antiguo de la ciudad.

BONN. Estuve un solo día en esta ciudad. El viaje es muy rápido entre Colonia y Bonn, sólo tienes que saber tomar el tren, y es fácil el acceso. Llegué al centro y visité el Museo de Ludwing Van Beethoven, en la calle Bonngasse. Todo en esta ciudad respira el talento y la personalidad de este increíble músico, el museo es increíble y te estremece sentir su presencia en los manuscritos. Vale la pena también visitar el antiguo Ayuntamiento y el edificio de Correos, donde contrasta lo moderno que es con la arquitectura antigua de otros edificios.

Fueron pocos días, por lo que obligatoriamente tendré que regresar a este mágico lugar, dónde el escenario ideal, la compañía ideal y el vino ideal hacen de todo perfecto para el visitante. Auf wiedersehen, Köln, danke Gunther, hasta la próxima vez.

^top
Relat d'un viatge de 3 dies a Berlín - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2012]
Relat d'un viatge d'Espanya al Caucas amb autocaravana - Piki y Enrique (Abueletes) [2011]
Relat d'un viatge de 4 dies a Baviera - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2010]
ALEMANYA - Guia i relat d'una escapada a Berlín - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2009]
Viatge a la ciutat de Berlin - José Luís García López [2006]
Viatge per Europa amb InterRail - Sandro Alarcón & Rosa Moreno [2006]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació