Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
4 / 4
Bélgica

BÉLGICA

Diario de viaje a Bruselas, Brujas, Gante y Amberes

Data Data viatge: 2013. Publicat el 06/02/2017
2.8 de 5 (8 vots)

^top

Día 4: BRUSELAS

El primer día de este viaje ya habíamos visto el centro histórico y el barrio europeo. Ahora nos tocaba alejarnos un poco de de esas zonas. Por lo tanto para esta jornada necesitaremos coger el metro y el autobús. Este será el programa del día:

Itinerario+2%C2%BA+di%CC%81a+bruselas


1. La Basílica del Sagrado Corazón

La Basílica del Sagrado Corazón está a más de 4 km del hotel, por lo que cogemos el metroLínea 1 en la parada Gare Central con dirección a Gare de l’Oest. Son 5 paradas en total, pero hay que hacer transbordo en Beekkant e ir con dirección a Roi Baudauin, hacer 2 paradas y bajar en Simonis (Leopold II). En total es un trayecto de 16 minutos.

Al salir al exterior en la parada Simonis (Leopold II) hay que buscar el autobús 87 con dirección a Berchem Station y bajar en la segunda parada. Desde allí caminar 4 minutos hasta la Basílica del Sagrado Corazón.

autobu%CC%81s+simonis+hasta+basi%CC%81lica


La Basílica del Sagrado Corazón es la quinta iglesia más grande del mundo (la superan la Basílica de Notre-Dame de la Paix en Yamoussokro, Costa del Marfil; la Basílica de San Pedro en Roma; la Catedral de San Pablo en Londres; y la Basílica Santa Maria de il Fiore en Florencia).

Tuvimos suerte y había una ceremonia religiosa poco habitual entre los católicos. Eran la mayoría personas de color y cantaban, bailaban. Todo muy lúdico. La Basílica es una construcción relativamente nueva, del siglo XX (se finalizó en 1969) y lo más espectacular son las vistas desde la terraza, a 53 metros de altura, así como el color rojizo de sus paredes y verdoso de la cúpula.

Se sube a la terraza en un ascensor pagando 5 € (la máquina para coger el billete solo admite tarjeta). La visita de la basílica, sin subir a la terraza, es gratuita.

2. El Atomium

Para ir hasta el Atomium cogemos nuevamente transporte público, concretamente tenemos que hacer el mismo recorrido anterior, pero en dirección contraria. Es decir, caminar hasta coger el bus 87 en Riethuisen con dirección a Simonis, bajar en la segunda parada y allí coger el metro parada Simonis (Leopold II) dirección Roi Baudouin y bajar en la estación Heysel, que está a 6 paradas.

Cuando sales de la parada de metro en Heysel (cerca está el famoso estadio de triste recuerdo), en realidad hay un inmenso parque no demasiado bien cuidado. Este parque se llama Brupark y es un intento de ser un parque temático. En él encontramos Mini-Europa, Oceade (un parque acuático), Kinépolis (24 salas de cine) y el Village, donde están los restaurantes.

En realidad el Atomium está fuera de este complejo, a 5 minutos andando. No hay pérdida porque la mole se ve desde todos lados.

DE+basi%CC%81lica+a+Atomium


El El Atomium de Bruselas es una estructura de 102 metros de altura que representa una molécula de hierro ampliada 165.000 veces. Está compuesto por nueve esferas de 18 metros de diámetro, unidas entre sí por tubos con escaleras mecánicas.

Atomium
Atomium

Esta estructura fue diseñada por el arquitecto André Waterkeyn con motivo de la Exposición Universal de Bruselas de 1958. En un principio la construcción del Atomium se planteó para permanecer 6 meses. Sin embargo su gran éxito lo ha llevado a convertirse en el símbolo de Bruselas y en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Conviene, si se va a visitar también Mini Europa, coger la entrada conjunta que cuesta 21 € para las dos atracciones.

Aunque ya fuimos advertidos de que no merecía la pena visitar el interior del Atomium, una vez que estás allí debajo de esa inmensidad de construcción tan original, picamos y entramos.

Pero la verdad es que no está justificado para nada el dinero que se paga por la entrada (en esta ocasión el carnet de profesor sólo nos sirvió para un descuento de 2 €). Ni tan siquiera las vistas desde arriba justifican el precio de la entrada.

Además su visita está muy mal organizada. Te suben en ascensor (es lo más espectacular, tarda 20 segundos en subir 100 metros) hasta arriba del todo, a las vistas de la terraza, pero luego te vuelven a bajar hasta la planta inferior y para subir a los pisos visitables, teóricamente hay escaleras mecánicas, pero no te dicen que no en todos los tramos. Así pues, las personas con problemas de movilidad o personas mayores se verán en apuros.

3. Parque de Mini Europa

El parque Mini Europa fue inaugurado en 1989 y posee unas 350 maquetas, hechas a escala 1/25, que representan a 80 ciudades de la Unión Europea. En realidad lo mejor es la información tan detallada que dan, con lo cual es muy fácil seguir el recorrido. Aunque si ya has visitado Catalunya en Miniatura verás que no tiene nada que envidiarle.

El parque Mini-Europa está a sólo 5 minutos caminando desde el Atomium.

Desde aquí volvemos al hotel y para ello cogemos el metro Línea 6 en la parada Heysel con dirección a Simonis Elisabeth, bajamos en la octava parada, en Beekant. Aquí hacemos transbordo a la línea 5 con dirección a Hermann-Debroux y bajamos en la séptima parada, Gare Central. En total, incluyendo el transbordo, supone poco más de media hora.

Resumen de las mejores imágenes de este día en Bruselas en formato vídeo:

^top

Día 5: BRUSELAS - Barcelona

Como el vuelo salía a las 15:40 h., esa mañana la dedicamos a las últimas compras. La lluvia que anunciaban para toda la semana y que afortunadamente no apareció, se presentó ese último día, aunque la lluvia era tan débil que no nos impidió ese último paseo y las últimas compras. Dejamos la habitación y las maletas en la consigna del hotel y nos dispusimos a pasear.

Por ejemplo, compramos en Galler, una de las mejores chocolaterías de Bélgica y la que provee oficialmente a la casa Real de Bélgica desde 1995. Está en Rue au Beurre nº 44, al lado de la Grand Place, en la esquina entre la Casa del Rey y la cervecería Le Roi d'Espagne.

Realmente los productos son sensacionales y bastante bien de precios. La chica que nos atendió había estado precisamente en Barcelona y hablaba castellano. Absolutamente amable y simpática. Compramos bombones que son caras de gatos. Los que no se pueden llevar en equipaje de cabina, sin facturar, son los que tienen líquido, pero los otros sin problema.

Volvimos al hotel, recogimos las maletas y andando fuimos a la estación central de tren (7 minutos). Desde allí, en 20 minutos de tren (7,80 €/pax) llegamos al aeropuerto de Zaventem.

El vuelo de la compañía ñía Vueling salió a las 16 h y a las 18 h. ya estábamos en la terminal 1 del aeropuerto del Prat, en Barcelona. Fin del viaje.

^top
BÈLGICA - Guia i relat d'una escapada a Brussel·les i Flandes - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2011]
Relat d'un viatge al Benelux - Imma & Xavi [2006]
Visitar Bélgica en 5 días - Blog del propio autor con el texto, fotos y vídeos originales de este viaje.

facebooktwitterYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació