Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
4 / 4
Bélgica

BÉLGICA

Diario de viaje a Bruselas, Brujas, Gante y Amberes

Data Data viatge: 2013. Publicat el 06/02/2017
2.3 de 5 (15 vots)

Introducción

No pretendo con este relato aquí publicado hacer una guía de viaje de Bélgica, puesto que ya hay muchas, tanto en Internet como en tiendas especializadas en formato papel. Tan sólo intentar ayudar a aquellas personas que no dispongan de demasiado tiempo para planificar su viaje y no sepan por dónde empezar o qué elegir en una visita corta a Bélgica

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 3 al 7 de agosto de 2013.

Itinerario

Día 1: Barcelona - Bruselas
Día 2: Bruselas - Brujas - Gante - Bruselas
Día 3: Bruselas - Amberes - Bruselas
Día 4: Bruselas
Día 5: Bruselas - Barcelona

Planificar el viaje

En este relato se describe un viaje de 5 días (4 noches). por lo que si tienes pensado viajar este mismo nº de días, lo que te recomiendo es que procures hacerlo de martes a sábado y no cometas el mismo error que nosotros, que lo hicimos de lunes a viernes.

La razón de ello es que los lunes está todo cerrado. Me refiero a las visitas turísticas, museos, castillos, iglesias, etc. Ese día solo puedes visitar, pero no entrar en los lugares. Pensad además que todos los sitios visitables en Bélgica cierran a las 17 h. o, como muy tarde, igual que los comercios, a la 18 h. (hasta las farmacias).

Las guías, planos y demás información sobre Bélgica las conseguí gratis en la Oficina de Turismo de Bélgica (Moll de Barcelona. s/n - WTC - Ed. Este Pl. 6ª - 08039 Barcelona, tel. 93 508 59 90). Para pedir información turística, llama de lunes a viernes de 9 a 13:30 al teléfono anterior.

Si no vives en Barcelona los puedes conseguir en la web Flandes.net. Sus guías son realmente espectaculares, con un buen diseño y formato por si las quieres llevar encima durante el viaje. Y además son gratis.

Lás páginas web que más he utilizado para obtener información del país son las siguientes:

Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas
Bruselas - Guía de viajes y turismo de Bruselas
Ville de Bruxelles

Compra del viaje

El paquete vuelo+hotel para este viaje lo adquirimos a través del portal Atrápalo. La verdad es que últimamente lo hacemos así y va todo muy bien. Hay que ir mirando y buscando ofertas, pero a nosotros todo, es decir hotel en media pensión, y los vuelos nos salió por 360 €/persona.

El vuelo Barcelona-Bruselas, ida y vuelta, fue con la compañía Vueling, perfecto.

El hotel, el NH Grand Place Arenberg (en Rue D'Assaut, 15 - Bruselas), es un 4 estrellas. Lo mejor, sin duda, es su ubicación, un 10. Está pegado a la Catedral, a 5 minutos andando de las Galerias Hubert y la calle Bouchers, a 7 minutos de la Grand Place y, sobre todo, a 7 minutos de la Estación Central de trenes.

Las habitaciones, servicios y demás muy correcto, el bufet del desayuno completísimo. La única pega es que tiene wifi gratis y es cierto que cada día te dan un nombre de usuario y contraseña, pero no funciona bien.

Transporte

Hicimos casi todo andando. Utilizamos el primer día el tren para ir del aeropuerto al hotel y los trenes para ir a Brujas, Gante y Amberes. Para la ciudad de Bruselas solo necesitamos una tarjeta de 10 viajes que sirve para bus, metro y tranvía (en la página Transporte en Bruselas podréis ver todos los detalles sobre los medios de transporte en la capital belga).

La verdad es que los trenes entre ciudades funcionan muy bien, ya que son puntuales y rápidos. En la región de Flandes hay que estar atento dónde bajarse porque sólo dicen el nombre en neerlandés. En las estaciones de tren hay que pagar 0,50 € por ir al lavabo público.

El metro de Bruselas fue lo que más nos decepcionó. Es bastante viejo, sin aire acondicionado, y un poco destartalado todo. Al menos así nos pareció en la parte que recorrimos nosotros.

Los billetes de autobús o tranvía se compran en una máquina, a veces un tanto escondida o lejana de las paradas, y has de tener las monedas exactas para pagar 1,30 € por persona. Existe la posibilidad de pagar dentro del autobús con un SMS. Dicen que sale más barato, pero nos enteramos tarde.

Comida y bebida

Lo más conocido de Bélgica son los puestos de frituras (Frituur en holandés) o Friterie en francés). Además están abiertos hasta por la noche. Se sirven sobre todo las típicas patatas fritas o las patatas fritas con carbonada (stoofvlees met frieten), estofado de ternera hecho con cerveza negra.

Luego están los famosos mejillones con patatas fritas, las cervezas, los gofres y los chocolates. De estos últimos probamos los Godiva, Neuhaus (tomamos un batido frío exquisito) y, sobre todo, el que más nos gustó, el Galler.

Los belgas suelen comer los gofres sólo con azúcar por encima. En Flandes el café con leche se llama koffie verkeerd que significa café equivocado.

Si vas a comprar agua embotellada, las de la etiqueta roja tienen gas. Y cuando pidas agua en un restaurante, especifica que la quieres sin gas (si la pides con gas te la ponen con hielo y limón).

Respecto a la cerveza, como hay tantísimas variedades, lo mejor es probar la típica de cada sitio que visites. Por ejemplo, en Amberes la Bolleke De Koninck (ámbar de alta fermentación); en Brujas la Brugs tarwe (blanca de trigo); en Bruselas la Geuze (de fermentación espontánea) o la Kriek (de cerezas amargas); en Gante la Kwak (marrón con un ligero sabor a regaliz); en Lovaina la Stella Artois (tipo pilsen); o en Malinas la Gouden Carolus (rojo rubí de alta fermentación).

En Bruselas también probé la cerveza Blanche de Bruxelles, cerveza blanca con toques de cilantro, clavo y cáscara de naranja. Su olor es suave y afrutado, con clara predominancia cítrica, sobre todo de naranjas. A mi no acabó de convencerme, entre otras cosas porque el cilantro y el clavo no lo soporto.

La página Gastronomía en Bélgica te puede ir bien para tener más información sobre la gastronomía del país.

Consejos tras haber hecho el viaje

• Cambiaría lo de la estancia en lunes. No se aprovecha el día por lo que ya he comentado anteriormente.

• Aunque mucha gente diga que se puede visitar las ciudades de Brujas y Gante en un solo día, lo mejor es dedicarle un día a cada ciudad.

• Os aconsejo llevar de viaje (eso en todos los viajes, sobre todo al extranjero) el DNI y el pasaporte. En el hotel puedes dejar uno de ellos. Si pierdes la documentación que llevas encima o te la roban, te ahorrarás muchos trámites y jaleos. Así como el nº de teléfono de la tarjeta de crédito, por si la pierdes.

• Añadiría una visita, si te interesa el tema, al campo nazi de prisioneros Fort Breendonk, en Willebroek, muy cerca de Malinas. Nosotros no pudimos ir porque nos enteramos de su existencia por boca de otros viajeros justo el día anterior de nuestro regreso a Barcelona.

En cualquier caso, deciros que se puede llegar a Fort Breendonk fácilmente en tren. En Bruselas hay que tomar un tren a Malinas y allí coger otro tren hacia Sint-Niklaas que en unos 10 ó 12 minutos te deja en Willebroek. Una vez que te bajas en la estación de Willebroek, creo que se puede coger un autobús hasta el campo o bien ir andando (unos 15 minutos aproximadamente). Hay carteles con indicaciones. Para volver a Bruselas se puede coger un tren con dirección a Leuven y bajar en Malinas, donde hay que coger otro tren a Bruselas.

La visita del campo es libre. Hay audioguías en inglés, francés y algún otro idioma, aunque no en castellano, pero si al comprar la entrada lo pides, te dan una guía en papel en castellano, gratis, bastante completa, que tienes que devolver al salir. Hay paneles informativos en todo el campo, pero tampoco están en castellano, así que es recomendable pedir la guía en papel... A la visita le puedes dedicar el tiempo que quieras, depende del interés que tengas, aunque creo que como mínimo hay que dedicarle dos o tres horas.

^top

 Día a día de un viaje a Bruselas, Brujas, Gante y Amberes

Día 1: Barcelona - BRUSELAS

Despegamos del aeropuerto del Prat de Barcelona a las 7:15h. de la mañana (20 minutos de retraso) en un vuelo de la compañía ía Vueling con destino a Bruselas.

Aterrizamos a las 9 h. en el aeropuerto de Zaventem, a unos 15 km del centro de Bruselas. Ir al centro de Bruselas desde el aeropuerto supone un viaje de 20 minutos en tren (la estación está en la planta -1 del aeropuerto) y cuyo coste es de 7,60 € por persona.

Una vez en la Estación Central de Bruselas, vamos a buscar el hotel NH Grand Place Arenberg, situado en la Rue d’Assaut nº 15, a 6 minutos andando (450 m.) desde la estación de tren.

Una vez en el hotel nos encontramos con que aún no podemos hacer el check-in, por lo que dejamos las maletas y nos disponemos a hacer las primera visitas por la capital belga.

Plano+Visitas+1r+dia+Bruselas


1. Del hotel al Barrio europeo, Parque del Cincuentenario

Se podría ir andando (supone media hora, más o menos), pero como nos queda una larga jornada cogeremos el metro. Por cierto, no se si será solo en esa estación Gare Centrale, pero nos equivocamos de dirección y para cambiar de andén tienes que volver a salir a la calle, cruzar la acera y entrar por la otra boca de enfrente.

Las estaciones del metro de Bruselas que vimos son antiguas y bastante descuidadas, y los vagones muy viejos. Compramos una tarjeta de 10 viajes (precio: 13,50 €), porque calculé que serían suficientes para los cinco días de visita.

Caminar 280 m. (4 minutos) desde el hotel a la parada de metro Gare Centrale. Coger en dirección Stockel y bajar en la quinta parada de Merode (total: unos 11 minutos). Y desde allí comenzar a visitar el Parque del Cincuentenario, para luego continuar el recorrido por el barrio europeo (Comisión Europea y Parlamento).

1.+Del+Hotel+al+Parque+cincuentenario


El Parque del Cincuentenario lo mandó construir Leopoldo II con el fin de crear un centro de exposiciones para celebrar el quincuagésimo aniversario de la unidad de Bélgica. Este centro de exposiciones se enmarcó en un parque simétrico de treinta hectáreas.

En aquella época, las exposiciones de este tipo estaban muy de moda en Bélgica, un país con una fuerte pujanza industrial que quiso demostrar al mundo su potencial. Por ello, se organizaron Exposiciones Universales en ciudades como Bruselas, Charleroi, Amberes, Lieja o Gante.

Nos sorprendió que en un país donde teóricamente llueve tanto y hay tantos ríos y canales, no hubiese fuentes de agua potable (las ornamentales estaban también sin agua). Es posible que fuese porque llevaban varios días con temperaturas más altas de lo habitual allí (30 y 31º).

2. Del Parque del Cincuentenario al edificio de la Comisión Europea

El edificio de la Comisión Europea (Berlaymon Building), situado en el barrio europeo de Bruselas, sólo puede visitarse en grupo y con programación de la visita previamente concertada. Aunque vale la pena echarle un vistazo por fuera a este edificio que tantas veces hemos visto en la televisión.

2.-+Del+Parque+al+Comisio%CC%81n+europea


Se trata de un trayecto de 400 metros andando y que supone 5 minutos.

3. De la Comisión Europea al Parlamento Europeo

Hicimos tiempo porque al ser lunes el Centro de visitas del Parlamentarium no abre hasta las 13 h. Eso sí, fuimos los primeros en entrar. En este centro de visitas tanto los niños como los adultos descubren otros aspectos sobre la institución que los representa, de una manera nueva y original.

Recursos multimedia dinámicos e interactivos guían a los visitantes a lo largo de la integración europea, y le muestran el impacto que tiene en nuestras vidas cotidianas. Y además todo gratuito, sin necesidad de hacer reservas previas. Nos encantó, sobre todo la sala de 360 grados con pantallas de vídeo y escaños. Por un momento te hace sentir parte del parlamento, es como si estuviese participando en una sesión.

Como ese día habíamos desayunado muy temprano y eran ya las 14:30 h. no nos apetecía salir a la calle a buscar un sitio para comer. Así que nos quedamos en la propia cafetería-restaurante de allí. Estaba todo limpio, una especie de bufett-autoservicio en el que había sobre todo ensaladas y postres. El precio era razonable, tal vez el aire acondicionado demasiado fuerte, hay quien pasó frío. Yo estuve encantado. Jejeje¡¡¡

Se trata de un trayecto de 1,2 km andando y que supone 15 minutos.

4. Del Parlamento europeo al Palacio de Justicia

Desde el Parlamento Europeo hay que caminar 800 metros por la calle Louxemburg hasta la Av. de les Arts y coger el metro en la parada Trone para bajar en la de Louise (2 paradas, unos 16 minutos). Después caminar 280 metros por la Place de Louise y la Rue Quatre Bras hasta llegar al Palacio de Justicia.

El Palacio de Justicia nos decepcionó un poco, estaba en obras y realmente las necesita porque está bastante deteriorado, como sucio. Aunque por lo que oímos llevan más de tres años en obras, tanto la plaza como el Palacio.

Al ser lunes estaba cerrado, o sea que por dentro no lo pudimos ver. Enfrente del Palacio, en la plaza Poelaerpleint, hay un gran mirador. Casi siempre llevo en mi mochila un pequeño prismático y en esta ocasión me sirvió para acercarme a las vistas de la ciudad.

4.-+Del+Parlamento+al+Palacio+de+justiciaCaptura+de+pantalla+2013-07-09+a+la(s)+16.26.35


Hay un ascensor gratis que comunica con el barrio Les Marolles debido al gran desnivel entre las dos zonas. En las guías lo ponen como un barrio bohemio. La verdad es que no bajamos porque teníamos un programa muy apretado. Hicimos unas cuantas fotos de las vistas y de la estatua que había en el centro, conmemorativa de los soldados caídos en la guerra.

Luego buscamos la calle de la Regènce que está justo delante de la fachada del Palacio al otro lado de la plaza, para seguir nuestra ruta.

5 y 6. Del Palacio de Justicia al Barrio du Sablon

Vamos caminando por la Rue de la Regènce hasta la Place du Petit Sablon en un trayecto de 400 metros que supone unos 5 minutos.

5.-+Palacio+Justicia+a+Petit+Sablon


Aquí haremos las etapas 5 y 6, recorriendo el barrio du Sablon porque está todo muy cerca: la Place du Petit Sablon, la iglesia Notre Dame du Sablon y la Gran Place du Sablon.

7. De la Place Gran Sablon al Palacio Real y el Parque Real

Andando desde la Gran Place du Sablon hasta el Palacio Real son unos 650 metros (unos 10 minutos). Nuestro problema fue que al ser lunes la visita al palacio estaba cerrada. De todos modos podéis encontrar información sobre él en la página Palacio Real.

El Parque Real aún nos gustó menos que el del Cincuentenario. Estaba muy seco y sucio.

8. Del Parque Real a la Catedral

Del Parque Real a la Catedral hay un trayecto de 250 metros andando (3 minutos). En realidad la Catedral está al lado del hotel donde nos hospedábamos, se ve desde la puerta.

Os dejo dos interesantes enlaces sobre la Catedral. El primero de ellos, Catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas, es muy extenso, mientras que el segundo, Catedral de Bruselas, es bastante más resumido.

9. De la Catedral a las Galeries Saint Hubert, pasando por la Rue de Bouchers

Saliendo de enfrente de la Catedral, siempre todo recto, bajamos por la calle Collegiale, cruzamos el Boulevard Berlaimont, y seguimos por la calle D'Assaut Stormsstraat (en el nº 15 está el hotel donde nos hospedamos), girando a la izquierda por la Rue de Montagne aux Herbes Potàgers y al fondo ya nos encontramos con las Galerías Saint Hubert. En total son 400 metros y 5 minutos andando.

La Rue des Bouchers (o calle de los Carniceros) es una de las más turísticas de Bruselas. Las disputas de los camareros de sus restaurantes para conseguir clientes es cuanto menos curiosa y los precios son caros (la calidad no sé, porque no entramos).

Para cenar íbamos al restaurante Arcadí, justo en la entrada de las Galerias, aunque la entrada natural es por la Galeria de la Reina, por la Rue de Montagne aux Herbes Potàgers. Está bien aunque hay que vigilar porque, por ejemplo, te ponen los espaguetis con el queso dentro, ya cocinado y no te avisan antes, o bien sin decírtelo te pueden poner en las ensaladas cantidad de cilantro que es similar al perejil, pero de sabor muy fuerte y si no te gusta ya te han fastidiado.

Las Galerías Reales de Siant Hubert, construidas por el arquitecto Cluysenaer en 1847, albergan, bajo una magnífica vidriera, una mezcla única en Bruselas con un sello cultural y un alma de comerciante. Dicen las guías que son, sin lugar a dudas, las galerías cubiertas más hermosas de Europa. Juzgad vosotros mismos.

Desde 1850 estas galerías se convirtieron en un lugar de moda frecuentado por artistas e intelectuales. Las galerías están divididas en tres partes: la Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes.

Al final de las galerías, si entras por la Galería del Rey, está la plaza de les Herbes y a la izquierda una pequeña placita con una estatua de Don Quijote y Sancho Panza, tratándose lógicamente de la plaza España.

10. De las Galerías Saint Hubert al Jaenneke Pis

Andando unos 200 metros (3 minutos) desde las Galerías Saint Hubert y volviendo atrás por la calle Bouchers esquina con Beenhowersstrat nos encontramos con la estatua Jaenneke Pis, una réplica del famoso Manneken Pis (el niño que mea), pero mucho más moderna, de 1987.

Cuesta verla detrás de ese enrejado con candado en el que está metida la estatua.

11. De Jaenneke Pis a la Grand Place

Andando 300 metros (4 minutos) desde el Jaenneke Pis llegamos a la Grand Place de Bruselas.

11.-+Jaennekepis+a+Grande+Place


La Grand Place es la Plaza más importante de Bruselas. En ella está situada el Ayuntamiento de la ciudad, además de otros muchos edificios de gran valor histórico y arquitectónico.

Uno de los que no queríamos perdernos era el Museo de Historia de la Ciudad, dónde como curiosidad está la inmensa colección de trajes del Manneken Pis. Como era lunes estaba cerrado, pero fuimos otro día ya que nos pillaba al lado del hotel.

Realmente esta plaza es lo mejor de Bruselas. Es espectacular y, sobre todo, llena de vida: músicos callejeros, terrazas dónde te puedes tomar buenas cervezas, etc.

12. De la Grand Place al Manneken Pis

El trayecto a pie desde la Grand Place al Manneken Pis es de 280 metros (4 minutos).

La estatua de bronce del Manneken Pis, de tan solo 61 cm. de altura, es la imagen más representativa de Bruselas. Qué os voy a decir de esta famosa fuente, la gente se asombra de que sea tan pequeña, pero ya se sabe por todas las guías y por las fotos. Además, las escenas del gentío alrededor, ver como reaccionan, las fotos que se hacen, las bromas si van en grupos, es divertido de ver.

Por cierto, los amantes del cómic pueden ver frente al nº 22 de la Rue de l’Etuve (el Manneken Pis está en el nº 46 de esta misma calle) uno de los muchos murales que conforman la Ruta del Cómic de Bruselas. Este mural, concretamente, representa a Tintín, el personaje de Hergè. En realidad es un pequeño muro, pero tiene su encanto y viene de paso.

13. De Manneken Pis a Het Zinneke

Para ir desde el Manneken Pis al Het Zinneke andando hay que recorrer 700 metros (8 minutos).

El Het Zinneke, también conocido como Zinneke Pis, no es otra cosa que un perro haciendo pipí, al que algunos le añaden el calificativo de bastardo y que se encuentra en mitad de la acera.

No es una fuente, a diferencia del niño y niña meona. Además no está encerrado ni lleno de turistas. Se encuentra frente al nº 46-48 de la Rue des Chartreux, en la esquina con la Rue du Vieux Marché aux Grains.

13.-+Del+manneken+pis+al+perro+que+mea


Igual ir hasta allí solo para esto habrá gente que no le encuentre mucho sentido, pero pasear por las ciudades es la mejor forma de conocerlas y en el fondo las fotos que se pueden hacer con el perrito son graciosas.

Aquí damos por acabado nuestro recorrido de hoy y regresamos a nuestro hotel (1 km andando, 15 minutos).

Resumen de las mejores imágenes de este día en Bruselas en formato vídeo:

^top
^top

Día 2: BRUSELAS - BRUJAS - GANTE - BRUSELAS

Nota importante: Antes que nada decir, que nuestra intención era ver en media mañana Brujas y luego por la tarde Gante. Así lo habíamos leído en diferentes guías, blogs y foros. Que se puede hacer, hombre como hacer si que se puede, pero solo para llevarte cuatro fotos y decir que has estado. A nosotros, cuando viajamos nos gusta entrar a fondo de todo lo que nos pueda mostrar la ciudad que visitamos, de ahí nuestra minuciosa preparación del viaje, para aprovechar el poco tiempo que solemos disponer. Por lo tanto la conclusión es: si quieres visitar en condiciones estas dos ciudades utiliza como mínimo 2 dias, uno para cada ciudad.

El programa previsto para Brujas lo hicimos al completo (llegamos a las 10 h. y estuvimos hasta 15 h.), pero el de Gante no pudo ser. Entre otras cosas porque a las 17 h. cierran todo y además estaban en fiestas (durante 9 días, coincidiendo con la Fiesta Nacional de Bélgica). Por el ambiente y para divertirse muy bien, pero para hacer turismo, fatal. No se podía apreciar las belleza de la ciudad (grandes escenarios, atracciones de ferias en las plazas, que casi tapan los puntos más atractivos de la ciudad.)

BRUJAS

Nuestro recorrido por la ciudad de Brujas es el siguiente (todo se puede hacer andando):

plano+numerado+visitas+brujas


A. Del hotel a la estación Central de Bruselas

Desde nuestro hotel (Rue D’Assaut 15) hasta la estación central de Bruselas caminando hay unos 450 metros (6-7 minutos). El horario de trenes con destino a Brujas lo podéis encontrar (sólo francés, flamenco, alemán o inglés) en la página de Belgian Rail.

En cuanto a los precios del tren sale más económico coger Bruselas-Brujas directo (7,50 €) y para la vuelta coger Brujas-Gante (6,30 €) y después Gante-Bruselas (7,50 €). Todo ello se puede sacar desde Bruselas, así ya llevas los billetes y no tienes que volver a hacer más colas en taquillas. En total sale por 21,30 €/pax. Hay espabilados que hacen directamente Bruselas-Brujas ida y vuelta por 15 € y a la vuelta se bajan en Gante. No somos de esos, no me gustan los tramposos y listillos.

Queríamos haber cogido el tren de las 8:21 h. pero al final nos retrasamos por el lío de las colas en las taquillas para coger los billetes y fue el de las 9 h. Llegamos a las 10 de la mañana a Brujas.

De la Estación de Brujas (1) a Poertoren (2)

Las estaciones de las mayoría de ciudades belgas, son como un largo pasillo y a derecha e izquierda están los andenes con el nº de vía. Al salir del andén y bajar las escaleras hasta ese largo pasillo central, te encontrarás con dos direcciones de posibles salidas para ir a la calle. Coge la que pone Centrum y no la de Saint Michel (fallos como éste son los que te pueden arruinar tu programa por pérdida de tiempo inútil).

Camino del parque de Minnewater paramos en Poertoren (Torre de la Pólvora, en castellano). Hay un precioso puente desde el que se divisa todo el parque Minnewater. Está a tan solo a 500 m. andando (7 minutos). Eso sí, cuando salgas de la estación y cruces una gran plaza que hay y luego la autovía, gira hacia la derecha, llegarás a ver la gran torre de la Pólvora y el puente.

1.-+Brujas+estacio%CC%81n+Poertern


Cuando ya hayas hecho todas las bellas fotos desde el puente, vuelve tus pasos atrás, no lo cruces y sigue por el sendero del parque que está indicado con un cartel Minnewaterparck.

De Poertoren (2) a Minnewaterpark (3)

Seguimos caminando por el Parque Minnewater (también conocido como el Lago del Amor). Son unos 450 metros (unos 6 minutos andando). Realmente es un parque bellísimo, que invita a tumbarse y relajarse.

De Minnewaterpark (3) a Begiijhof (4)

El trayecto de Minnewaterpark a Begiijhof (Convento de Beguinas) es de sólo 250 metros (3 minutos).

Originalmente Begiijhof fue un convento para las beguinas, que eran mujeres que vivían juntas para llevar una vida de ayuda a los demás sin ser religiosas de ninguna orden, podían salirse cuando quisieran.

Begiijhof está compuesto de una iglesia de estilo gótico y unas treinta casas blanqueadas con cal construidas alrededor de un jardín. Hoy en día ya no viven beguinas aquí, pero desde 1927 reside una comunidad conventual de benedictinas, por lo que desde entonces recibe el nombre de Monasterio De Wijngaard (Monasterium De Wijngaard en neerlandés).

Begiijhof (4) a Embarcadero de Georges Stael (5)

De Begiihof nos dirigimos al embarcadero de Georges Stael, en la calle Katelujnestraat, el más próximo a la estación central de trenes y que está a 450 metros (6 minutos) del Convento.

4.-Del+convento+al+embarcadero


Haremos un alto en el camino para descansar los 35 o 40 minutos que dura el paseo en barco por los canales de Brujas. Una verdadera maravilla. Luego volveremos a este mismo punto y continuaremos a pie nuestra ruta por la ciudad.

Es mejor coger esta excursión en barca a primera hora, ya que hay menos colas. Rn Bruja hay cinco embarcaderos, pero nosotros escogimos éste porque es el primero que se cruzó en nuestro recorrido.

De todos modos todos valen igual y hacen idéntico recorrido. Te dejan en el mismo sitio que te recogen. Intentan dar las explicaciones en el idioma de los que van en ese momento en la barca. El paseo nos costó 7,60 € por persona.

Del Embarcadero de Georges Stael (5) al Hospital de San Juan (6)

Acabado el paseo en barco, continuamos nuestra ruta. Andando 45 metros llegaremos al Hospital de San Juan (Mariastraat, 38). Este edificio fue desde el siglo XII un antiguo Hospital hasta 1978 en que se construyó uno moderno.

Actualmente alberga el Museo de Memling. Durante la visita al Museo de Memling también se pueden recorrer las antiguas salas del hospital y su farmacia. El horario del Museo Memling es de Martes a domingo, de 9:30 a 17:00 horas, y el precio de la entrada es de 8 €.

Del Hospital de San Juan (6) a la Iglesia de Ntra. Señora (7)

No visitaremos demasiadas iglesias en Brujas pero la Iglesia de Ntra. Señora es una de las que hay que ver. Está justo enfrente del Hospital de San Juan, a sólo 150 metros.

En las fechas de nuestra visita esta estaba en obras y por eso el precio de la entrada era reducido, sólo 2 €. Y si solo quieres visitar la iglesia la entrada es gratis.

De la Iglesia de Ntra. Señora (7) al Groeningemuseum (8)

Como no disponíamos de demasiado tiempo y queríamos deleitarnos en las dos principales plazas de Brujas, no llegamos a entrar en el Museo Groeninge. Se encuentra a sólo 70 metros de la Iglesia de Nuestra Señora.

Del Groeningemuseum (8) a la Plaza Burg (9)

La distancia andando entre ambos puntos es de 550 metros (7 minutos). La Plaza Burg es más pequeña que la plaza Markt, pero tiene muchísimo encanto. Hay diversos edificios de importancia, entre ellos el Ayuntamiento de Brujas.

7.-+del+museo+a+la+plaza+burg


De la Plaza Burg (9) a la Plaza Markt (10)

La Plaza Burg y la Plaza Markt (la Plaza del Mercado) están prácticamente juntas, a sólo 170 metros una de la otra.

De la Plaza del Mercado (10) a la Plaza de Jan Van Eyck (11)

La Plaza de Jan Van Eyck se encuentra a 350 metros (4 minutos) de la plaza Markt y está dedicada al pintor del mismo nombre. Este rinconcito es muy acogedor, sobre todo en verano con sus terracitas y el canal al lado, rematado por el puente. Tiene su encanto.

De la Plaza de Jan Van Eyck (11) al Molino de Jan Huis (12)

Hay varias opciones para llegar hasta el Molino de Jan Huis. Andando es un paseíto que, en comparación con los anteriores, parece largo, pero en realidad es tan solo de 1 km. unos 15 minutos andando normal.

Ya nos habían advertido que el molino en sí no es gran cosa y que si no dispones de mucho tiempo y quieres ir a Gante, es tiempo que ganas. No lo hicimos así y la verdad es que luego nos faltó tiempo en Gante.

No solo por el molino, pero la zona es relajante, tranquila- De todos los molinos que habían solo quedan dos y el que se puede visitar es el de Jan Huis.

De+la+Plaza+Jan+Van+al+Molino


También se puede ir hasta allí en bici o bien en el autobús nº 16, pero creo que pierdes más tiempo esperando el bus que yendo andando.

Del Molino de Jan Huis (12) a la calle Zilvestrat (13) y regreso a la estación de tren

A la vuelta, por cuestión de tiempo, íbamos a coger el autobús nº 16 que nos dejaría en el centro, en la Plaza Markt. Pero vimos que no merecía la pena y fuimos andando, llegando en sólo 15 minutos. Desde la Plaza Markt continuaremos por la calle Steenstraat, ya en dirección a la estación de ferrocarril para marchar hacia Gante. Este fue el recorrido:

13.-+plano+recorrido+final

La Calle de Steenstraat es una calle muy comercial, de casas gremiales muy antiguas. La Chocolateria Galler (uno de los mejores chocolates de Bélgica) ocupa actualmente el nº 5 de esta calle.

Antes las casas no tenían número y ponían nombre. La del nº 5, por ejemplo, es la casa del mirón, por la cabeza que hay en la fachada. La casa del gremio del los albañiles es la del nº 25 (hoy día es una tienda de Zara). La casa de los Carpinteros es la del nº 38 o la de los zapateros el nº 40.

Llegamos a la Plaza Simón Stevin tras desviarnos por la calle Simón Stevinplein. En esta plaza hay una plaza con una estatua de Stevin, un importante pero desconocido matemático que a los 37 años publicó la obra La aritmética de Simón Stevin, de Brujas, un breve tratado sobre las fracciones decimales que en su traducción francesa no excede las siete páginas.

En este tratado Stevin exponía con suma claridad el empleo de fracciones decimales para la extracción de la raíz cuadrada de un número, llegando a postular la conveniencia de adoptar un sistema métrico decimal en moneda y unidades de medida. También introdujo una nueva notación para describir los números decimales, de escaso éxito dada su complejidad frente a otras más compactas como la de Bartolomeo Pitiscus y John Napier, usada hoy en día.

Simón Stevin destacó además por ser el primer matemático que reconoció la validez del número negativo (todo número menor a cero), al aceptarlos como resultado de los problemas con que trabajaba. Además, reconoció la igualdad entre la sustracción de un número positivo y la adición de un número negativo [(+a) - (+b) = (+a) + (-b)]. Por todo ello es considerado en la actualidad como el padre de los números negativos.

Desde la Plaza Simón Stevin vamos a la Catedral de San Salvador, en la calle St. Salvatorskerkhof.

Y por último nos dirigimos a la calle Zilvestraat, dónde dicen que está construida la casa particular más antigua de Brujas. Perteneció a un tal Jean Vasquez y se construyó en el año 1468.

Desde aquí volvemos a la estación de ferrocarril para volver hacia Bruselas haciendo una parada en Gante. Y así finalizamos nuestro recorrido por Brujas. La verdad es que las poco más de cinco horas que le hemos dedicado nos han cundido bastante.

Resumen de las mejores imágenes de este día en Brujas en formato vídeo:

GANTE

Como dije al principio no pudimos ver de Gante todo lo que teníamos programado. Al cerrar todo a las 17 h. limita muchísimo las visitas. Además celebra sus fiestas locales del 22 al 29 de Julio, coincidiendo con nuestra visita. La mayoría de la gente sale a la calle y entre vecinos y turistas la acumulación es tal que imposibilita unas buenas fotos.

Se conmemora que en 1540 Carlos V sancionó a los ganteses sublevados. La Abadía de San Bavón fue derribada, 25 insurrectos fueron decapitados y 50 nobles de la ciudad vestidos sólo con un jubón y descalzos tuvieron que ir por la ciudad con una soga al cuello, los stroppendrager (portadores de soga), para pedir perdón.

Alrededor de este hecho histórico los ganteses y el turista accidental disfrutan de unos días inolvidables. Las fiestas datan de 1843 y hoy en día un millón y medio de visitantes enloquecen con la mayor fiesta cultural y popular de Europa.

Llegamos a Gante en tren a las 16 h. provenientes de Brujas tras un trayecto de 25 minutos.

Una de las mejores página web que he encontrado sobre Gante es Visit Gent. Tal vez haya otras con explicaciones más detalladas, pero esta es muy práctica y útil. Otra web, con extensas explicaciones, preciosas fotos y sobre todo muy divertida y amena de leer, es Erasmus en Gante.

En Gante bajamos en la estación Gent-Sint-Pieters. Allí teníamos planificado el siguiente recorrido:

segundo+plano+recorrido+gantes


1. De la estación a la Plaza Kouter

Gante es una ciudad mucho más grande que Brujas, pero su interés se centra principalmente en el centro histórico-medieval de la ciudad. Para llegar a él se puede ir andando, pero es un trayecto de más de 40 minutos. Por lo tanto reservaremos esa energía para el recorrido posterior. Cogemos el tranvía nº 1 que en 14 minutos nos dejará en la plaza Kouter.

La Plaza Kouter cuenta con un quiosco de música de 1878, el hotel Falligan (data de 1755) y el precioso edificio de la Bolsa de Comercio, con diferentes salas de espectáculos. Es una plaza especial, con diferentes especies de hojas talladas en el suelo y una animación singular, como ocurre con el Mercado de las Flores.

2. De la Plaza Kouter al Castillo de Gerardo el Diablo

Andando desde la Plaza Kouter hasta el Castillo de Gerardo el Diablo es un trayecto de 500 metros (6 minutos).

Aquí encontramos nuestro primer problema en Gante. El Castillo de Gerardo el Diablo cierra sus puertas para las vistas a la 16:30 h. Así que nos quedamos sin verlo.

2.-+Plaza+Kouter+Castillo+Gerardo


3. Del Castillo a la Catedral de San Bavón y el campanario Torre de Bel fort

Se trata de un recorrido a pie de sólo 290 metros (3 minutos).

La Catedral de San Bavón es un espléndido edificio que mezcla los estilos gótico, románico y barroco. Es una de las visitas obligadas de la ciudad (también cierra a las 16:30 h).

Esta iglesia, la más importante de Gante, adquiere relevancia por dos hechos principales: el primero porque aquí fue bautizado, en el año 1500, el emperador Carlos I de España y V de Alemania; y segundo porque en su interior se encuentra un auténtico tesoro artístico comoes la obra La Adoración del Cordero Místico, de los hermanos Van Eyck.

Además es posible contemplar otras grandes obras como La entrada en el Monasterio de San Bavón de Rubens, el tríptico del Calvario de Wassenhove o Salomón recibe a la Reina de Saba de Lucas de Heere.

La Torre del Campanario (Belfort) está justo al lado de la Catedral y forma junto a ella y la Iglesia de San Nicolás, el mágico triángulo de las tres torres de Gante. Esta torre fue construida en el año 1313 y simboliza la autonomía de la ciudad y el enorme poder de los gremios medievales.

En su interior se puede observar una exposición de campanas, entre las que se encuentra la famosa campana Roland, con su mítico dragón pintado en oro. Tambien hay un pequeño museo con el resto de dragones y en lo alto de la Torre se accede al exterior, desde donde se obtienen las mejores vistas de Gante.

Es un monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la planta baja de la torre se encuentra la Oficina de Turismo de Gante.

El horario de visitas, sólo del 15 de marzo al 15 de noviembre, es diario de 10 a 18 horas. Hay tres visitas guiadas gratuitas al día: a las 14:10, 15:10 y 16:10 horas. Y el precio es de 5 euros (3,75 € menos de 26 años y más de 55 años y gratuita para menores de 19 años). Con el carnet de profesor gratis.

4. De la Catedral y Campanario Torre de Belfort al Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Gante, a sólo 150 metros de la Catedral, es un edificio con muchas facetas. El gótico flamígero de la fachada de la calle Hoogpoort contrasta muchísimo con el sobrio estilo renacentista de la fachada del Botermarkt.

En el interior también se aprecia una gran variedad de estilos: la Sala del Arsenal, con una hermosa bóveda de madera; la maravillosa Capilla Nupcial, iluminada por seis vidrieras que representan a los condes de Flandes; la Sala de la Pacificación, con su laberinto hecho de baldosas blancas y negras, símbolo de la búsqueda de la justicia y de la felicidad. El horario es de martes a jueves de 14:30 a 17 h. El precio de la entrada es de 5 €.

5. Del Ayuntamiento a la Casa gremial de los Albañiles

Andando desde el Ayuntamiento unos 210 metros (2 minutos) llegamos a la Casa Gremial de los Albañiles, del s. XVI, situada frente a la iglesia de San Nicolás, al otro lado de la calle. En la parte superior de este edifico, de la fachada escalonada, bailan seis bufones al ritmo del viento. Bajo el edificio, que es propiedad de la Federación de Turismo de Flandes Oriental, se conserva todavía un sótano del s. XIII.

Esta es la auténtica Casa Gremial de los Albañiles, porque en el Muelle de las Hierbas se encuentra una réplica exacta. Esta última, fue reconstruida según los planos originales para la Exposición Mundial de 1913. El original había desaparecido bajo unas fachadas sin interés y había caído en el olvido, hasta que en 1976, durante unos trabajos de transformación salió a la luz.

5.-+Del+Ayuntamiento+a+la+casa+Gremial+de+los+alban%CC%83iles


6. De La Casa Gremial de los Albañiles a la Iglesia de San Nicolás

Frente a la Casa Gremial encontramos la Iglesia de San Nicolás, construida en el siglo XIII sobre un templo más antiguo incendiado en el año 1176. Es un claro ejemplo del denominado gótico escaldiano, con una fachada exterior de acusada verticalidad de la que sobresalen los grandes contrafuertes flanqueados por torres.

Su nombre se debe a que la iglesia perteneció antiguamente al gremio de los comerciantes, gremio cuyo patrón es San Nicolás. Durante la Revolución Francesa fue devastada y utilizada como cuadra de caballos; desde entonces se inició un amplio proceso de reconstrucción, que todavía sigue a día de hoy, para convertir este monumento en uno de los más bellos de la ciudad.

7. De la Iglesia de San Nicolás a la plaza Korenmarkt

La plaza Korenmarkt, pegada a la Iglesia de San Nicolás, es donde se celebraba el mercado del grano. El antiguo edificio de Correos es ahora un centro comercial, donde hay varias tiendas de conocidas franquicias, así como cafeterías, etc. Este antiguo edificio de Correos es característico por su bonita torre del reloj.

8. De la plaza Korenmarkt al Puente de San Miguel

El Puente de San Miguel, a sólo 100 metros de la plaza Korenmarkt, es importante visitarlo sobre todo por sus maravillosas vistas. Desde este punto se consigue vislumbrar las tres grandes torres de la ciudad de Gante, o sea, la de Belfort, la de Catedral de San Bavón y la de la Iglesia de San Nicolás.

Abajo mirando al Canal, encontramos a la derecha (en el lado dónde se ven las tres torres antes mencionadas) el muelle de las Hierbas, al cual ahora bajaremos para visitar las numerosas fachadas que quedan. Eso cuando no hay un súper escenario por las fiestas, como era el caso. En la otra orilla, a la izquierda está el muelle de los granos, donde cogeremos el barco para el paseo por los canales.

9. Del puente de San Miguel al Muelle de las Hierbas

Este un paseo tranquilo de 200 metros por los muelles del Canal. Decidimos pasear por la orilla derecha, la que da al centro histórico, llamada Graslei (Muelle de las Hierbas) porque es donde quedan más restos de edificios de la época floreciente de la ciudad. En realidad solo son las fachadas que se han respetado a la hora de construir, luego por dentro son hoteles, restaurantes, o tiendas. En este muelle podemos encontrar:

En el número 14 de la Calle Graslei encontramos la Casa de los Barqueros Francos, del año 1531, de fachada gótica-renacentista. Es una obra maestra de Van den Berghe. Inmediatamente a continuación encontramos la Casa de los Medidores de Grano, del año 1698.

Le sigue la pequeña Casa del Recaudador de Tributos, de 1682, e inmediatamente después la Casa de los Impuestos del Grano, edificación de estilo románico del siglo XIII.

También encontramos una réplica exacta de la Casa Gremial de los Albañiles, la cual fue reconstruida según los planos originales para la Exposición Mundial de 1913. El original había desaparecido bajo unas fachadas sin interés y había caído en el olvido, hasta que en 1976, durante unos trabajos de transformación salió a la luz.

9.-+De+Puente+S+miguel+a+Graslei+14+Muelle+hierbas


10. Del Muelle de las Hierbas al Muelle de los Granos

Del Muelle de las Hierbas vamos andando al Korenlei o Muelle de los Granos (a 220 metros, 2 minutos). Aquí se encuentra el embarcadero donde subiremos a una barquita para pasear por los canales de Gante.

En la web Paseos en barco por Gante encontraréis todas las informaciones sobre horarios, precios, tipos de viaje, etc. Nosotros escogimos el Paseo Histórico por el centro medieval. El viaje dura 40 minutos y cuesta 6,5 €.

Realmente casi nos gustó más el paseo en barco de Gante que el de Brujas, sin desmerecer por supuesto a éste último, que también debe hacerse.

11. Del embarcadero al Castillo de los Condes de Flandes

Desde el embarcadero donde nos deja la barquita (el mismo lugar donde la tomamos) hasta el Castillo de los Condes de Flandes hay un trayecto a pie de 260 metros.

El horario de visita del Castillo de los Condes de Flandes es cada día de 10 a 18 h. y el precio es de 8 € (mayores de 55 años: 6 € menores de 26 años: 3 €, y menores de 19 años, gratis).

Cuando nosotros llegamos al castillo ya estaba cerrado y nos fastidió, porque teníamos mucho interés en verlo y vete a saber cuando podremos volver.

11.-+Del+embarcadero+al+Castillo+de+los+condes


12. Del Castillo de los Condes a la Plaza del mercado del Viernes

Como curiosidad, en este trayecto de 400 metros desde el castillo a la Plaza de los mercados del Viernes, al pasar por el nº 17 de la calle Kraanlei, si nos fijamos bien en la fachada de la casa veremos un niño meón, con la diferencia que este no mea, es decir no es una fuente. También le ponen ropitas según la época del año.

Antes de llegar a la plaza, en cuanto crucemos el puente se pasa junto al Groot Kanon (también conocido el cañón Margarita la loca). Es inmenso, pero, según dicen, nunca ha disparado. Otras versiones dicen que se disparó una vez, pero que el proyectil no fue más allá de dos metros. Tiene el orificio tapado para que no tiren basuras ni pongan a dormir indigentes.

Justo al lado está la cervecería Dulle Griet, conocida por tener que dejar en prenda un zapato que cuelgan del techo y que no te lo devuelven hasta que retornas el gran vaso vacío de la cerveza. Y es que aquí la especialidad es un gran vaso en el que caben casi 1,5 litros de cerveza y que debe apoyarse en un soporte de madera.

ç

Finalmente llegamos a Vrijdagmarkt o plaza del Mercado del Viernes. Es una extensa plaza formada por antiguas casas con hastiales (como Het Toreken, casa con torrecillas del s. XV) y algunos edificios más recientes. Aquí, mientras tejedores y obreros de la lana se cosían alegremente a puñaladas, los soberanos flamencos intentaban embaucar al pueblo llano.

El centro de la plaza está presidido por la estatua de Jacob Van Artevelde, que conmemora el asesinato de quien se alió con los ingleses para combatir a los franceses cuando Francia quiso prohibir la importación de la lana inglesa. Aquí se ajusticiaron a muchas personas.

12+del+castillo+a+plaza+del+viernes


13. De la Plaza del Viernes a la estación de tren

Aquí acabamos este amplio recorrido por Gante. Por el camino nos hemos dejado muchos detalles, pero eso será para otra ocasión en que volvamos a Gante. Por hoy ya está bien.

13.-+Vuelta+en+tranvi%CC%81a+aestacio%CC%81n+Gante


Cogemos el tranvía nº 1 que en 20 minutos nos deja junto a la estación de tren. El trayecto en tren de Gante a Bruselas es de sólo media hora.

Resumen de las mejores imágenes de este día en Gante en formato vídeo:

^top
^top

Día 3: BRUSELAS - AMBERES - BRUSELAS

Cogimos el tren en Bruselas a las 10 h. en la Estación Central y llegamos a Amberes a las 10:40 h. El precio del billete, ida y vuelta, es de 14,20 €/persona. Atención: No bajarse en Antewerpen Berchem, sino en la siguiente parada, que es la Estación Central de Amberes.

Creo que Amberes es la gran desconocida de Bélgica. Todo el mundo habla de Brujas y Gante, pero Amberes nos pareció una ciudad encantadora, limpia y sobre todo muy fácil de visitar, por lo bien indicada, lo cercano que está todo y porque el eje principal (calles De Keyserlei, Teniersplaats y Meir) está formado por una avenidas semi peatonales, llena de tiendas de marcas, de lujo y sobre todo de los famosos diamantes.

El recorrido por la ciudad de Amberes será el siguiente:

plano+gral.+amberes


1. La Estación de tren de Amberes

Merece la pena al llegar o al volver hacia Bruselas a/desde la Estación de tren de Amberes detenerse a admirar esta bella estación de estilo neoclásico. Es una estación grandísima, con tres plantas de vías.

Antes de salir a la calle, buscar dentro de la estación el puesto de Información y coger un mapa gratuito y por tan solo 1 € una guía de la ciudad (si es que no la lleváis ya). El señor, muy amable, nos indicó y marcó sobre el plano los puntos más importantes de la ciudad que prácticamente coincidían con los que llevábamos programados.

2. El Palacio de Meir

El segundo punto a visitar en Amberes es el Palacio de Meir o Palacio Real, que está al lado de la casa-museo de Rubens, todo ello a 1 km de la estación (13 minutos andando).

Estacion+casa+rubens


Hay que tomarse un tiempo para visitar la Casa de Rubens, en calle Wapper, 15. Nos encantó. Además, aunque no lo ponga en la taquilla, si enseñas el carnet de profesor sale gratis. Conviene coger la audioguía (está en español) porque las explicaciones son claras y muy interesantes. Es como un verdadero museo y el jardín tiene un encanto muy especial.

3. El barrio de la moda

Caminando diez minutos, a 850 metros del Palacio de Meir, está el barrio de la moda, el más importante de Amberes. Se trata de un barrio muy elegante. El edificio ModeNatie, alberga el MoMu (el Museo de la Moda).

Nosotros no entramos al museo porque la temática no era de nuestro interés. Por lo tanto, si no os interesa no merece la pena que os desviéis para ir hasta él.

4. El Museo Plantin-Moretus

Andando sólo unos 190 metros desde el punto anterior nos encontramos con el Museo Plantin-Moretus, el cual rinde tributo a los impresores Christoffel Plantijn y Jan Moretus. Ocupa su antigua residencia e imprenta en el Mercado del Viernes.

El conjunto de la casa, talleres y museo forma parte, desde el año 2005, de la lista de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco.

5. Groenplaats

La plaza Groenplaats (Plaza Verde), a 4 minutos andando (300 metros) desde el Museo Plantin-Moretus es una de las plazas más importantes de Amberes.

Se halla en el corazón del distrito histórico de la ciudad, cerca de la catedral. En su centro hay una estatua del pintor más famoso de Amberes, Pieter Paul Rubens. Es una estatua de bronce por la que Amberes celebra el tener a un artista tan famoso como fue este prolífico pintor, cuya pintura barroca se muestra en iglesias y museos de todo el mundo.

Rubens vivió aquí desde 1587 hasta su muerte, en 1640. La estatua fue encargada por el Ayuntamiento en 1840, en el bicentenario de la muerte de Rubens y fue creada por el escultor local Geefs Willem.

Esta plaza no es tan verde como su nombre indica, sinó que es una plaza rodeada principalmente por cafés. Las terrazas son muy populares entre turistas y locales y son un gran lugar para probar algunas de las muchas cervezas especiales. La típica de Amberes es la Bolleke de Koninck (ámbar de alta fermentación).

Hasta el siglo XVIII Groenplaats fue el cementerio principal de Amberes. Durante la ocupación de Austria, el emperador José II abolió los cementerios dentro de las murallas de la ciudad, por lo que Groenplaats se convirtió en una plaza.

Museo+Plantin+a+Groentplaats


6. La Catedral de Nuestra Señora

La Catedral de Nuestra Señora está justo al lado de Groenplaats, a unos 300 metros. Estaba en obras en las fechas de nuestra visita, pero tanto su interior como exterior merecen la pena. También aquçi hacen reducción de precio con el carnet de profesor. Su gran torre, de 123 metros de altura, con el reloj, se ve desde casi toda la ciudad.

Esta obra maestra de la arquitectura del siglo XVI se convirtió en el edificio gótico más grande de los Países Bajos. Verdaderos tesoros de obras de arte adornan su interior, con obras de Rubens, como Elevación de la Cruz y el tríptico Descendimiento de la Cruz.

7. Grote Markt

La plaza Grote Markt (Plaza Mayor) está a 240 metros de la Catedral (3 minutos andando) es espectacular y la fuente de Silvius Brabo que hay en ella incita a hacerle muchísimas fotos. Es el momento de sentarse, leer la información, hidratarse (menudo calor, para ellos era un acontecimiento tener esos 30 grados) y disfrutar de la concurrida plaza con todo su encanto.

Es un espacio peatonal, por lo que se pueden admirar de manera segura los magníficos edificios que rodean la plaza. El Ayuntamiento, por ejemplo, es un magnífico edificio del siglo XVI domina la plaza.

También cabe destacar las hermosas casas de los gremios que se alinean en la plaza. Los edificios son relativamente nuevos. Las casas originales fueron destruidas en el incendio de 1576 y fueron reconstruidos en estilo renacentista flamenco, pero fueron renovados de nuevo en el siglo XIX, por lo que las casas actuales están lujosamente decoradas. A destacar las bellas estatuas en la parte superior de los edificios del gremio. Si llevas siempre en tu mochila unos prismáticos, podrás disfrutar observándolas.

8. Het Steen

El Castillo Het Steen está a sólo 5 minutos a pie desde el Ayuntamiento.

Es gratis, con razón, porque no hay mucho que ver. Sólo el exterior, que es como un castillo de cuentos. Una vez que entras solo se puede visitar una terraza (eso sí merecen la pena las vistas del puerto, el tercero del mundo en volumen de mercancías, después de Rotterdam y Nueva York, y del río Escalda, impresionante).

Total que en cinco minutos ya se ha visto todo. Yo pensaba que habría salas, escudos, armas, no sé, algo típico de los castillos. Nada. Una sala de bar y una sala para niños.

Yo no supe encontrar el Museo Nacional de la Marina, ni el monumento homenaje a los belgas caídos en la II guerra mundial, como había leído en algunas guías.

Eso sí, merece la pena porque el paseo por la calle Zilvermidstraat, junto al río, es sensacional y además viene de paso a nuestra última vista: el Museum aan de Stroom.

Desde+el+ayuntamiento+al+castillo+steen


9. Museum aan de Stroom

El Museum aan de Stroom (Museo al borde del río o MAS) está a casi 1 km, (12 minutos andando) desde el Castillo de Het Steen. No hay pérdida porque su espectacular y modernísimo edificio se ve desde lejos.

Este museo fue inaugurado a mediados de 2011 y dentro de nada estoy convencido que se convertirá en un símbolo de la ciudad. Tiene 65 metros de altura y, como digo, todo en él es espectacular. Fue sin duda alguna la mejor visita del día.

Por su modernidad, por la comodidad y facilidad para visitarlo (es de esos museos que no hay posibilidad de perderte o dejarte algo, todo el recorrido está muy bien indicado) y por supuesto por su contenido. Encima nos salió totalmente gratis (incluida la audioguía) con el carnet de profe.

De todas formas, lo que es el interior del edificio es gratis. Puedes coger las escaleras mecánicas, subir hasta el piso 10, ver las vistas de la terraza y volver a bajar, sin pagar nada. Sólo si quieres entrar en las salas de cada piso (exposiciones temporales o permanentes), tendrás que pagar los 8 € que vale la entrada. Baratísimo si se tiene en cuenta todo lo que hay dentro y si sobre todo si lo comparas con el precio de otras visitas, como por ejemplo los 11 € del Atomium de Bruselas. El último miércoles de cada mes la entrada al MAS es gratis.

Conforme vas subiendo por las escaleras mecánicas vas divisando toda la ciudad a través de sus enormes ventanales. Lo recomendable para la visita es empezar subiendo las escaleras mecánicas (le llaman el Boulevard) hasta la planta 10, la terraza panorámica. Desde la terraza hay vistas de 360 grados, no sabes por dónde comenzar a hacer fotos.

Una vez has disfrutado de las vistas, puedes ir bajando piso por piso. Cada planta es una sala con distintas temáticas. No hay pérdida, el recorrido está totalmente indicado. Dependiendo de lo que te interese el tema estarás más o menos tiempo. Yo por ejemplo estuve mucho rato en las Plantas 7 y 8: Vida y muerte. Sobre hombre y dioses - Sobre el supra e inframundo. Me encantó sobre todo una colección precolombina de Paul y Dora Janssen-Arts.

Como curiosidad, al salir de cada sala en cada planta, puedes dejar la huella de tu paso por allí. Lo típico que hacen algunos incívicos de escribir en las paredes aquí estuvo.... y la fecha, bien, pues aquí lo han regulado y por ejemplo en una sala puedes escribir en una gran pizarra, en otra te facilitan papel, lápiz y una botella para escribir lo que tu quieras, guardarlo en la botella y dejarla a la salida en un arenal que hay para ese cometido. En fin, todo súper original.

Como ya he dicho, la mejor visita del día. Eso sí cierran a las seis de la tarde, no el edificio y la terraza que están abiertos hasta las 12 de la noche, pero sí las salas de exposiciones, es decir el contenido del museo.

10. Vuelta a la estación central de Amberes

Para volver desde el MAS a la estación d etren pensábamos coger el autobús 17 que está allí mismo y que te deja en la Estación Central, pero el paseo por esta ciudad es tan agradable, que volvimos andando hasta la misma. Total dependiendo de lo que te pares en las tiendas no son más de 25 minutos andando.

Del+Mas+a+estacio%CC%81n+ANDANDO


Evidentemente que nos hemos dejado muchas cosas por visitar en Amberes, pero un día no da para más. Aunque realmente, si dispones de mucho tiempo y dinero (por ejemplo para 15 días de vacaciones), bien merecería pasar una noche aquí y visitar esta preciosa ciudad más extensamente y con tranquilidad.

Por ejemplo, podréis encontrar ideas sobre otras cosas a visitar en la web Visitar Amberes en dos días. Lo dicho, si tienes tiempo y dinero, bien merece la pena.

Resumen de las mejores imágenes de este día en Amberes en formato vídeo:

^top
^top

Día 4: BRUSELAS

El primer día de este viaje ya habíamos visto el centro histórico y el barrio europeo. Ahora nos tocaba alejarnos un poco de de esas zonas. Por lo tanto para esta jornada necesitaremos coger el metro y el autobús. Este será el programa del día:

Itinerario+2%C2%BA+di%CC%81a+bruselas


1. La Basílica del Sagrado Corazón

La Basílica del Sagrado Corazón está a más de 4 km del hotel, por lo que cogemos el metroLínea 1 en la parada Gare Central con dirección a Gare de l’Oest. Son 5 paradas en total, pero hay que hacer transbordo en Beekkant e ir con dirección a Roi Baudauin, hacer 2 paradas y bajar en Simonis (Leopold II). En total es un trayecto de 16 minutos.

Al salir al exterior en la parada Simonis (Leopold II) hay que buscar el autobús 87 con dirección a Berchem Station y bajar en la segunda parada. Desde allí caminar 4 minutos hasta la Basílica del Sagrado Corazón.

autobu%CC%81s+simonis+hasta+basi%CC%81lica


La Basílica del Sagrado Corazón es la quinta iglesia más grande del mundo (la superan la Basílica de Notre-Dame de la Paix en Yamoussokro, Costa del Marfil; la Basílica de San Pedro en Roma; la Catedral de San Pablo en Londres; y la Basílica Santa Maria de il Fiore en Florencia).

Tuvimos suerte y había una ceremonia religiosa poco habitual entre los católicos. Eran la mayoría personas de color y cantaban, bailaban. Todo muy lúdico. La Basílica es una construcción relativamente nueva, del siglo XX (se finalizó en 1969) y lo más espectacular son las vistas desde la terraza, a 53 metros de altura, así como el color rojizo de sus paredes y verdoso de la cúpula.

Se sube a la terraza en un ascensor pagando 5 € (la máquina para coger el billete solo admite tarjeta). La visita de la basílica, sin subir a la terraza, es gratuita.

2. El Atomium

Para ir hasta el Atomium cogemos nuevamente transporte público, concretamente tenemos que hacer el mismo recorrido anterior, pero en dirección contraria. Es decir, caminar hasta coger el bus 87 en Riethuisen con dirección a Simonis, bajar en la segunda parada y allí coger el metro parada Simonis (Leopold II) dirección Roi Baudouin y bajar en la estación Heysel, que está a 6 paradas.

Cuando sales de la parada de metro en Heysel (cerca está el famoso estadio de triste recuerdo), en realidad hay un inmenso parque no demasiado bien cuidado. Este parque se llama Brupark y es un intento de ser un parque temático. En él encontramos Mini-Europa, Oceade (un parque acuático), Kinépolis (24 salas de cine) y el Village, donde están los restaurantes.

En realidad el Atomium está fuera de este complejo, a 5 minutos andando. No hay pérdida porque la mole se ve desde todos lados.

DE+basi%CC%81lica+a+Atomium


El El Atomium de Bruselas es una estructura de 102 metros de altura que representa una molécula de hierro ampliada 165.000 veces. Está compuesto por nueve esferas de 18 metros de diámetro, unidas entre sí por tubos con escaleras mecánicas.

Atomium
Atomium

Esta estructura fue diseñada por el arquitecto André Waterkeyn con motivo de la Exposición Universal de Bruselas de 1958. En un principio la construcción del Atomium se planteó para permanecer 6 meses. Sin embargo su gran éxito lo ha llevado a convertirse en el símbolo de Bruselas y en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Conviene, si se va a visitar también Mini Europa, coger la entrada conjunta que cuesta 21 € para las dos atracciones.

Aunque ya fuimos advertidos de que no merecía la pena visitar el interior del Atomium, una vez que estás allí debajo de esa inmensidad de construcción tan original, picamos y entramos.

Pero la verdad es que no está justificado para nada el dinero que se paga por la entrada (en esta ocasión el carnet de profesor sólo nos sirvió para un descuento de 2 €). Ni tan siquiera las vistas desde arriba justifican el precio de la entrada.

Además su visita está muy mal organizada. Te suben en ascensor (es lo más espectacular, tarda 20 segundos en subir 100 metros) hasta arriba del todo, a las vistas de la terraza, pero luego te vuelven a bajar hasta la planta inferior y para subir a los pisos visitables, teóricamente hay escaleras mecánicas, pero no te dicen que no en todos los tramos. Así pues, las personas con problemas de movilidad o personas mayores se verán en apuros.

3. Parque de Mini Europa

El parque Mini Europa fue inaugurado en 1989 y posee unas 350 maquetas, hechas a escala 1/25, que representan a 80 ciudades de la Unión Europea. En realidad lo mejor es la información tan detallada que dan, con lo cual es muy fácil seguir el recorrido. Aunque si ya has visitado Catalunya en Miniatura verás que no tiene nada que envidiarle.

El parque Mini-Europa está a sólo 5 minutos caminando desde el Atomium.

Desde aquí volvemos al hotel y para ello cogemos el metro Línea 6 en la parada Heysel con dirección a Simonis Elisabeth, bajamos en la octava parada, en Beekant. Aquí hacemos transbordo a la línea 5 con dirección a Hermann-Debroux y bajamos en la séptima parada, Gare Central. En total, incluyendo el transbordo, supone poco más de media hora.

Resumen de las mejores imágenes de este día en Bruselas en formato vídeo:

^top

Día 5: BRUSELAS - Barcelona

Como el vuelo salía a las 15:40 h., esa mañana la dedicamos a las últimas compras. La lluvia que anunciaban para toda la semana y que afortunadamente no apareció, se presentó ese último día, aunque la lluvia era tan débil que no nos impidió ese último paseo y las últimas compras. Dejamos la habitación y las maletas en la consigna del hotel y nos dispusimos a pasear.

Por ejemplo, compramos en Galler, una de las mejores chocolaterías de Bélgica y la que provee oficialmente a la casa Real de Bélgica desde 1995. Está en Rue au Beurre nº 44, al lado de la Grand Place, en la esquina entre la Casa del Rey y la cervecería Le Roi d'Espagne.

Realmente los productos son sensacionales y bastante bien de precios. La chica que nos atendió había estado precisamente en Barcelona y hablaba castellano. Absolutamente amable y simpática. Compramos bombones que son caras de gatos. Los que no se pueden llevar en equipaje de cabina, sin facturar, son los que tienen líquido, pero los otros sin problema.

Volvimos al hotel, recogimos las maletas y andando fuimos a la estación central de tren (7 minutos). Desde allí, en 20 minutos de tren (7,80 €/pax) llegamos al aeropuerto de Zaventem.

El vuelo de la compañía ñía Vueling salió a las 16 h y a las 18 h. ya estábamos en la terminal 1 del aeropuerto del Prat, en Barcelona. Fin del viaje.

^top
BÈLGICA - Guia i relat d'una escapada a Brussel·les i Flandes - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2011]
Relat d'un viatge al Benelux - Imma & Xavi [2006]
Visitar Bélgica en 5 días - Blog del propio autor con el texto, fotos y vídeos originales de este viaje.

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació