Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
La web con información práctica para el viajero independiente y alternativo
1 / 4
Bélgica

BÉLGICA

Diario de viaje a Bruselas, Brujas, Gante y Amberes

Data Fecha viaje: 2013. Publicado el 06/02/2017
2.8 de 5 (8 votos)

Introducción

No pretendo con este relato aquí publicado hacer una guía de viaje de Bélgica, puesto que ya hay muchas, tanto en Internet como en tiendas especializadas en formato papel. Tan sólo intentar ayudar a aquellas personas que no dispongan de demasiado tiempo para planificar su viaje y no sepan por dónde empezar o qué elegir en una visita corta a Bélgica

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 3 al 7 de agosto de 2013.

Itinerario

Día 1: Barcelona - Bruselas
Día 2: Bruselas - Brujas - Gante - Bruselas
Día 3: Bruselas - Amberes - Bruselas
Día 4: Bruselas
Día 5: Bruselas - Barcelona

Planificar el viaje

En este relato se describe un viaje de 5 días (4 noches). por lo que si tienes pensado viajar este mismo nº de días, lo que te recomiendo es que procures hacerlo de martes a sábado y no cometas el mismo error que nosotros, que lo hicimos de lunes a viernes.

La razón de ello es que los lunes está todo cerrado. Me refiero a las visitas turísticas, museos, castillos, iglesias, etc. Ese día solo puedes visitar, pero no entrar en los lugares. Pensad además que todos los sitios visitables en Bélgica cierran a las 17 h. o, como muy tarde, igual que los comercios, a la 18 h. (hasta las farmacias).

Las guías, planos y demás información sobre Bélgica las conseguí gratis en la Oficina de Turismo de Bélgica (Moll de Barcelona. s/n - WTC - Ed. Este Pl. 6ª - 08039 Barcelona, tel. 93 508 59 90). Para pedir información turística, llama de lunes a viernes de 9 a 13:30 al teléfono anterior.

Si no vives en Barcelona los puedes conseguir en la web Flandes.net. Sus guías son realmente espectaculares, con un buen diseño y formato por si las quieres llevar encima durante el viaje. Y además son gratis.

Lás páginas web que más he utilizado para obtener información del país son las siguientes:

Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas
Bruselas - Guía de viajes y turismo de Bruselas
Ville de Bruxelles

Compra del viaje

El paquete vuelo+hotel para este viaje lo adquirimos a través del portal Atrápalo. La verdad es que últimamente lo hacemos así y va todo muy bien. Hay que ir mirando y buscando ofertas, pero a nosotros todo, es decir hotel en media pensión, y los vuelos nos salió por 360 €/persona.

El vuelo Barcelona-Bruselas, ida y vuelta, fue con la compañía Vueling, perfecto.

El hotel, el NH Grand Place Arenberg (en Rue D'Assaut, 15 - Bruselas), es un 4 estrellas. Lo mejor, sin duda, es su ubicación, un 10. Está pegado a la Catedral, a 5 minutos andando de las Galerias Hubert y la calle Bouchers, a 7 minutos de la Grand Place y, sobre todo, a 7 minutos de la Estación Central de trenes.

Las habitaciones, servicios y demás muy correcto, el bufet del desayuno completísimo. La única pega es que tiene wifi gratis y es cierto que cada día te dan un nombre de usuario y contraseña, pero no funciona bien.

Transporte

Hicimos casi todo andando. Utilizamos el primer día el tren para ir del aeropuerto al hotel y los trenes para ir a Brujas, Gante y Amberes. Para la ciudad de Bruselas solo necesitamos una tarjeta de 10 viajes que sirve para bus, metro y tranvía (en la página Transporte en Bruselas podréis ver todos los detalles sobre los medios de transporte en la capital belga).

La verdad es que los trenes entre ciudades funcionan muy bien, ya que son puntuales y rápidos. En la región de Flandes hay que estar atento dónde bajarse porque sólo dicen el nombre en neerlandés. En las estaciones de tren hay que pagar 0,50 € por ir al lavabo público.

El metro de Bruselas fue lo que más nos decepcionó. Es bastante viejo, sin aire acondicionado, y un poco destartalado todo. Al menos así nos pareció en la parte que recorrimos nosotros.

Los billetes de autobús o tranvía se compran en una máquina, a veces un tanto escondida o lejana de las paradas, y has de tener las monedas exactas para pagar 1,30 € por persona. Existe la posibilidad de pagar dentro del autobús con un SMS. Dicen que sale más barato, pero nos enteramos tarde.

Comida y bebida

Lo más conocido de Bélgica son los puestos de frituras (Frituur en holandés) o Friterie en francés). Además están abiertos hasta por la noche. Se sirven sobre todo las típicas patatas fritas o las patatas fritas con carbonada (stoofvlees met frieten), estofado de ternera hecho con cerveza negra.

Luego están los famosos mejillones con patatas fritas, las cervezas, los gofres y los chocolates. De estos últimos probamos los Godiva, Neuhaus (tomamos un batido frío exquisito) y, sobre todo, el que más nos gustó, el Galler.

Los belgas suelen comer los gofres sólo con azúcar por encima. En Flandes el café con leche se llama koffie verkeerd que significa café equivocado.

Si vas a comprar agua embotellada, las de la etiqueta roja tienen gas. Y cuando pidas agua en un restaurante, especifica que la quieres sin gas (si la pides con gas te la ponen con hielo y limón).

Respecto a la cerveza, como hay tantísimas variedades, lo mejor es probar la típica de cada sitio que visites. Por ejemplo, en Amberes la Bolleke De Koninck (ámbar de alta fermentación); en Brujas la Brugs tarwe (blanca de trigo); en Bruselas la Geuze (de fermentación espontánea) o la Kriek (de cerezas amargas); en Gante la Kwak (marrón con un ligero sabor a regaliz); en Lovaina la Stella Artois (tipo pilsen); o en Malinas la Gouden Carolus (rojo rubí de alta fermentación).

En Bruselas también probé la cerveza Blanche de Bruxelles, cerveza blanca con toques de cilantro, clavo y cáscara de naranja. Su olor es suave y afrutado, con clara predominancia cítrica, sobre todo de naranjas. A mi no acabó de convencerme, entre otras cosas porque el cilantro y el clavo no lo soporto.

La página Gastronomía en Bélgica te puede ir bien para tener más información sobre la gastronomía del país.

Consejos tras haber hecho el viaje

• Cambiaría lo de la estancia en lunes. No se aprovecha el día por lo que ya he comentado anteriormente.

• Aunque mucha gente diga que se puede visitar las ciudades de Brujas y Gante en un solo día, lo mejor es dedicarle un día a cada ciudad.

• Os aconsejo llevar de viaje (eso en todos los viajes, sobre todo al extranjero) el DNI y el pasaporte. En el hotel puedes dejar uno de ellos. Si pierdes la documentación que llevas encima o te la roban, te ahorrarás muchos trámites y jaleos. Así como el nº de teléfono de la tarjeta de crédito, por si la pierdes.

• Añadiría una visita, si te interesa el tema, al campo nazi de prisioneros Fort Breendonk, en Willebroek, muy cerca de Malinas. Nosotros no pudimos ir porque nos enteramos de su existencia por boca de otros viajeros justo el día anterior de nuestro regreso a Barcelona.

En cualquier caso, deciros que se puede llegar a Fort Breendonk fácilmente en tren. En Bruselas hay que tomar un tren a Malinas y allí coger otro tren hacia Sint-Niklaas que en unos 10 ó 12 minutos te deja en Willebroek. Una vez que te bajas en la estación de Willebroek, creo que se puede coger un autobús hasta el campo o bien ir andando (unos 15 minutos aproximadamente). Hay carteles con indicaciones. Para volver a Bruselas se puede coger un tren con dirección a Leuven y bajar en Malinas, donde hay que coger otro tren a Bruselas.

La visita del campo es libre. Hay audioguías en inglés, francés y algún otro idioma, aunque no en castellano, pero si al comprar la entrada lo pides, te dan una guía en papel en castellano, gratis, bastante completa, que tienes que devolver al salir. Hay paneles informativos en todo el campo, pero tampoco están en castellano, así que es recomendable pedir la guía en papel... A la visita le puedes dedicar el tiempo que quieras, depende del interés que tengas, aunque creo que como mínimo hay que dedicarle dos o tres horas.

^top

 Día a día de un viaje a Bruselas, Brujas, Gante y Amberes

Día 1: Barcelona - BRUSELAS

Despegamos del aeropuerto del Prat de Barcelona a las 7:15h. de la mañana (20 minutos de retraso) en un vuelo de la compañía ía Vueling con destino a Bruselas.

Aterrizamos a las 9 h. en el aeropuerto de Zaventem, a unos 15 km del centro de Bruselas. Ir al centro de Bruselas desde el aeropuerto supone un viaje de 20 minutos en tren (la estación está en la planta -1 del aeropuerto) y cuyo coste es de 7,60 € por persona.

Una vez en la Estación Central de Bruselas, vamos a buscar el hotel NH Grand Place Arenberg, situado en la Rue d’Assaut nº 15, a 6 minutos andando (450 m.) desde la estación de tren.

Una vez en el hotel nos encontramos con que aún no podemos hacer el check-in, por lo que dejamos las maletas y nos disponemos a hacer las primera visitas por la capital belga.

Plano+Visitas+1r+dia+Bruselas


1. Del hotel al Barrio europeo, Parque del Cincuentenario

Se podría ir andando (supone media hora, más o menos), pero como nos queda una larga jornada cogeremos el metro. Por cierto, no se si será solo en esa estación Gare Centrale, pero nos equivocamos de dirección y para cambiar de andén tienes que volver a salir a la calle, cruzar la acera y entrar por la otra boca de enfrente.

Las estaciones del metro de Bruselas que vimos son antiguas y bastante descuidadas, y los vagones muy viejos. Compramos una tarjeta de 10 viajes (precio: 13,50 €), porque calculé que serían suficientes para los cinco días de visita.

Caminar 280 m. (4 minutos) desde el hotel a la parada de metro Gare Centrale. Coger en dirección Stockel y bajar en la quinta parada de Merode (total: unos 11 minutos). Y desde allí comenzar a visitar el Parque del Cincuentenario, para luego continuar el recorrido por el barrio europeo (Comisión Europea y Parlamento).

1.+Del+Hotel+al+Parque+cincuentenario


El Parque del Cincuentenario lo mandó construir Leopoldo II con el fin de crear un centro de exposiciones para celebrar el quincuagésimo aniversario de la unidad de Bélgica. Este centro de exposiciones se enmarcó en un parque simétrico de treinta hectáreas.

En aquella época, las exposiciones de este tipo estaban muy de moda en Bélgica, un país con una fuerte pujanza industrial que quiso demostrar al mundo su potencial. Por ello, se organizaron Exposiciones Universales en ciudades como Bruselas, Charleroi, Amberes, Lieja o Gante.

Nos sorprendió que en un país donde teóricamente llueve tanto y hay tantos ríos y canales, no hubiese fuentes de agua potable (las ornamentales estaban también sin agua). Es posible que fuese porque llevaban varios días con temperaturas más altas de lo habitual allí (30 y 31º).

2. Del Parque del Cincuentenario al edificio de la Comisión Europea

El edificio de la Comisión Europea (Berlaymon Building), situado en el barrio europeo de Bruselas, sólo puede visitarse en grupo y con programación de la visita previamente concertada. Aunque vale la pena echarle un vistazo por fuera a este edificio que tantas veces hemos visto en la televisión.

2.-+Del+Parque+al+Comisio%CC%81n+europea


Se trata de un trayecto de 400 metros andando y que supone 5 minutos.

3. De la Comisión Europea al Parlamento Europeo

Hicimos tiempo porque al ser lunes el Centro de visitas del Parlamentarium no abre hasta las 13 h. Eso sí, fuimos los primeros en entrar. En este centro de visitas tanto los niños como los adultos descubren otros aspectos sobre la institución que los representa, de una manera nueva y original.

Recursos multimedia dinámicos e interactivos guían a los visitantes a lo largo de la integración europea, y le muestran el impacto que tiene en nuestras vidas cotidianas. Y además todo gratuito, sin necesidad de hacer reservas previas. Nos encantó, sobre todo la sala de 360 grados con pantallas de vídeo y escaños. Por un momento te hace sentir parte del parlamento, es como si estuviese participando en una sesión.

Como ese día habíamos desayunado muy temprano y eran ya las 14:30 h. no nos apetecía salir a la calle a buscar un sitio para comer. Así que nos quedamos en la propia cafetería-restaurante de allí. Estaba todo limpio, una especie de bufett-autoservicio en el que había sobre todo ensaladas y postres. El precio era razonable, tal vez el aire acondicionado demasiado fuerte, hay quien pasó frío. Yo estuve encantado. Jejeje¡¡¡

Se trata de un trayecto de 1,2 km andando y que supone 15 minutos.

4. Del Parlamento europeo al Palacio de Justicia

Desde el Parlamento Europeo hay que caminar 800 metros por la calle Louxemburg hasta la Av. de les Arts y coger el metro en la parada Trone para bajar en la de Louise (2 paradas, unos 16 minutos). Después caminar 280 metros por la Place de Louise y la Rue Quatre Bras hasta llegar al Palacio de Justicia.

El Palacio de Justicia nos decepcionó un poco, estaba en obras y realmente las necesita porque está bastante deteriorado, como sucio. Aunque por lo que oímos llevan más de tres años en obras, tanto la plaza como el Palacio.

Al ser lunes estaba cerrado, o sea que por dentro no lo pudimos ver. Enfrente del Palacio, en la plaza Poelaerpleint, hay un gran mirador. Casi siempre llevo en mi mochila un pequeño prismático y en esta ocasión me sirvió para acercarme a las vistas de la ciudad.

4.-+Del+Parlamento+al+Palacio+de+justiciaCaptura+de+pantalla+2013-07-09+a+la(s)+16.26.35


Hay un ascensor gratis que comunica con el barrio Les Marolles debido al gran desnivel entre las dos zonas. En las guías lo ponen como un barrio bohemio. La verdad es que no bajamos porque teníamos un programa muy apretado. Hicimos unas cuantas fotos de las vistas y de la estatua que había en el centro, conmemorativa de los soldados caídos en la guerra.

Luego buscamos la calle de la Regènce que está justo delante de la fachada del Palacio al otro lado de la plaza, para seguir nuestra ruta.

5 y 6. Del Palacio de Justicia al Barrio du Sablon

Vamos caminando por la Rue de la Regènce hasta la Place du Petit Sablon en un trayecto de 400 metros que supone unos 5 minutos.

5.-+Palacio+Justicia+a+Petit+Sablon


Aquí haremos las etapas 5 y 6, recorriendo el barrio du Sablon porque está todo muy cerca: la Place du Petit Sablon, la iglesia Notre Dame du Sablon y la Gran Place du Sablon.

7. De la Place Gran Sablon al Palacio Real y el Parque Real

Andando desde la Gran Place du Sablon hasta el Palacio Real son unos 650 metros (unos 10 minutos). Nuestro problema fue que al ser lunes la visita al palacio estaba cerrada. De todos modos podéis encontrar información sobre él en la página Palacio Real.

El Parque Real aún nos gustó menos que el del Cincuentenario. Estaba muy seco y sucio.

8. Del Parque Real a la Catedral

Del Parque Real a la Catedral hay un trayecto de 250 metros andando (3 minutos). En realidad la Catedral está al lado del hotel donde nos hospedábamos, se ve desde la puerta.

Os dejo dos interesantes enlaces sobre la Catedral. El primero de ellos, Catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas, es muy extenso, mientras que el segundo, Catedral de Bruselas, es bastante más resumido.

9. De la Catedral a las Galeries Saint Hubert, pasando por la Rue de Bouchers

Saliendo de enfrente de la Catedral, siempre todo recto, bajamos por la calle Collegiale, cruzamos el Boulevard Berlaimont, y seguimos por la calle D'Assaut Stormsstraat (en el nº 15 está el hotel donde nos hospedamos), girando a la izquierda por la Rue de Montagne aux Herbes Potàgers y al fondo ya nos encontramos con las Galerías Saint Hubert. En total son 400 metros y 5 minutos andando.

La Rue des Bouchers (o calle de los Carniceros) es una de las más turísticas de Bruselas. Las disputas de los camareros de sus restaurantes para conseguir clientes es cuanto menos curiosa y los precios son caros (la calidad no sé, porque no entramos).

Para cenar íbamos al restaurante Arcadí, justo en la entrada de las Galerias, aunque la entrada natural es por la Galeria de la Reina, por la Rue de Montagne aux Herbes Potàgers. Está bien aunque hay que vigilar porque, por ejemplo, te ponen los espaguetis con el queso dentro, ya cocinado y no te avisan antes, o bien sin decírtelo te pueden poner en las ensaladas cantidad de cilantro que es similar al perejil, pero de sabor muy fuerte y si no te gusta ya te han fastidiado.

Las Galerías Reales de Siant Hubert, construidas por el arquitecto Cluysenaer en 1847, albergan, bajo una magnífica vidriera, una mezcla única en Bruselas con un sello cultural y un alma de comerciante. Dicen las guías que son, sin lugar a dudas, las galerías cubiertas más hermosas de Europa. Juzgad vosotros mismos.

Desde 1850 estas galerías se convirtieron en un lugar de moda frecuentado por artistas e intelectuales. Las galerías están divididas en tres partes: la Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes.

Al final de las galerías, si entras por la Galería del Rey, está la plaza de les Herbes y a la izquierda una pequeña placita con una estatua de Don Quijote y Sancho Panza, tratándose lógicamente de la plaza España.

10. De las Galerías Saint Hubert al Jaenneke Pis

Andando unos 200 metros (3 minutos) desde las Galerías Saint Hubert y volviendo atrás por la calle Bouchers esquina con Beenhowersstrat nos encontramos con la estatua Jaenneke Pis, una réplica del famoso Manneken Pis (el niño que mea), pero mucho más moderna, de 1987.

Cuesta verla detrás de ese enrejado con candado en el que está metida la estatua.

11. De Jaenneke Pis a la Grand Place

Andando 300 metros (4 minutos) desde el Jaenneke Pis llegamos a la Grand Place de Bruselas.

11.-+Jaennekepis+a+Grande+Place


La Grand Place es la Plaza más importante de Bruselas. En ella está situada el Ayuntamiento de la ciudad, además de otros muchos edificios de gran valor histórico y arquitectónico.

Uno de los que no queríamos perdernos era el Museo de Historia de la Ciudad, dónde como curiosidad está la inmensa colección de trajes del Manneken Pis. Como era lunes estaba cerrado, pero fuimos otro día ya que nos pillaba al lado del hotel.

Realmente esta plaza es lo mejor de Bruselas. Es espectacular y, sobre todo, llena de vida: músicos callejeros, terrazas dónde te puedes tomar buenas cervezas, etc.

12. De la Grand Place al Manneken Pis

El trayecto a pie desde la Grand Place al Manneken Pis es de 280 metros (4 minutos).

La estatua de bronce del Manneken Pis, de tan solo 61 cm. de altura, es la imagen más representativa de Bruselas. Qué os voy a decir de esta famosa fuente, la gente se asombra de que sea tan pequeña, pero ya se sabe por todas las guías y por las fotos. Además, las escenas del gentío alrededor, ver como reaccionan, las fotos que se hacen, las bromas si van en grupos, es divertido de ver.

Por cierto, los amantes del cómic pueden ver frente al nº 22 de la Rue de l’Etuve (el Manneken Pis está en el nº 46 de esta misma calle) uno de los muchos murales que conforman la Ruta del Cómic de Bruselas. Este mural, concretamente, representa a Tintín, el personaje de Hergè. En realidad es un pequeño muro, pero tiene su encanto y viene de paso.

13. De Manneken Pis a Het Zinneke

Para ir desde el Manneken Pis al Het Zinneke andando hay que recorrer 700 metros (8 minutos).

El Het Zinneke, también conocido como Zinneke Pis, no es otra cosa que un perro haciendo pipí, al que algunos le añaden el calificativo de bastardo y que se encuentra en mitad de la acera.

No es una fuente, a diferencia del niño y niña meona. Además no está encerrado ni lleno de turistas. Se encuentra frente al nº 46-48 de la Rue des Chartreux, en la esquina con la Rue du Vieux Marché aux Grains.

13.-+Del+manneken+pis+al+perro+que+mea


Igual ir hasta allí solo para esto habrá gente que no le encuentre mucho sentido, pero pasear por las ciudades es la mejor forma de conocerlas y en el fondo las fotos que se pueden hacer con el perrito son graciosas.

Aquí damos por acabado nuestro recorrido de hoy y regresamos a nuestro hotel (1 km andando, 15 minutos).

Resumen de las mejores imágenes de este día en Bruselas en formato vídeo:

^top

facebooktwitterYoutube
RentalCars

COMUNIDAD

facebooktwitterYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Todos los derechos reservados
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.Más información