logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
1 / 4
Bandera

ISLAS CANARIAS

Guía y relato de un viaje a El Hierro y Tenerife

per Suanda, Yolanda y Toni (Viatgeaddictes)
Published on Data viatge: 2021 | Publicat el 16/8/2021
3.3 de 5 (13 vots)

Introducción

El Charco Azul (Los Llanillos, El Hierro)
El Charco Azul (Los Llanillos, El Hierro)

Las islas Canarias han sido, una vez más, el destino de uno de nuestros viajes. Pero la particularidad de este viaje radica en que lo hemos realizado aún inmersos en esta pandemia de COVID-19 que venimos padeciendo, en mayor o menor grado, desde principios del año 2020.

El principal aliciente de este viaje era visitar la isla de El Hierro, la única isla canaria que aún no habíamos visitado.

Pero como nuestro trayecto hasta El Hierro pasaba, sí o sí, por Tenerife, también aprovechamos unos pocos días en esta isla para que nuestra hija (10 años) pudiera conocer algunos de sus muchos puntos de interés.

El Hierro es la isla canaria más occidental y meridional. También es la más pequeña en superficie (268,71 km²) y la menos poblada (unos 11 000 habitantes) del archipiélago, excluyendo, claro está, a la isla de La Graciosa, la cual es oficialmente, desde el año 2018, la octava isla canaria.

Administrativamente la isla de El Hierro pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife y su capital es Valverde, contando sólo con dos municipios más: La Frontera y El Pinar.

Toda la isla cuenta con el reconocimiento de la UNESCO como Reserva de la Biosfera y más recientemente como geoparque. Además está inmersa en un proyecto para convertirla en la primera isla del mundo en abastecerse totalmente a partir de energías renovables.

La falta de ciertas infraestructuras turísticas y la ausencia de grandes playas, juntamente con su lejanía geográfica, hace que El Hierro se haya mantenido a salvo del turismo de masas. En nuestra humilde opinión así se debería mantener en el futuro. Encontramos muy acertada la política de las autoridades locales y de sus habitantes para primar la calidad sobre la cantidad, preservando así las esencias de la isla.

En El Hierro sentimos a menudo la sensación de explorar una tierra salvaje y de disfrutar en solitario de sus extraordinarios paisajes. Esto es algo que nosotros valoramos muchísimo y que, desafortunadamente, es cada vez más difícil de encontrar en nuestro mundo. Además, en tiempos de COVID-19, mantener la distancia social durante los días de nuestra visita a la isla fue algo muy sencillo de conseguir.

Tenerife, por su parte, es la isla canaria más extensa (2034,38 km²) y también la más poblada del archipiélago (más de 928.000 habintantes). Su capital es Santa Cruz de Tenerife y, al igual que El Hierro, pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

La isla de Tenerife cuenta con muchos atractivos, siendo la isla más visitada del archipiélago canario. Además de sus temperaturas suaves y sus playas, la isla cuenta con dos lugares declarados Patrimonios de la Humanidad por la Unesco: el centro histórico de San Cristóbal de La Laguna y el parque nacional del Teide. Por otra parte, el macizo de Anaga está catalogado como Reserva de la Biosfera de la Unesco por su gran cantidad de endemismos y por su riqueza natural y etnográfica.

Aunque ya lo hemos visitado unas cuantas veces, la verdad es que el parque nacional del Teide nos continúa pareciendo una absoluta maravilla de la naturaleza. No nos sorprende, pues, que sea el parque natural más visitado de Europa y uno de los 10 primeros del mundo.

En resumen, un viaje fantástico a un destino que se encuentra a un máximo de 3 horas de vuelo desde la España peninsular, pero donde tendremos la sensación de estar en otro mundo. Por si todos estos alicientes no fueran suficientes, hay que notar que, en general, su nivel de precios es algo inferior al del resto de España. Y en verano su agradable clima permite escapar de las tórridas temperaturas de gran parte de la península ibérica.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 19 al 29 de junio de 2021.

Itinerario

mapa mapa

Día 1: Barcelona - aeropuerto Tenerife Norte (Tenerife) - aeropuerto de El Hierro (El Hierro) - Valverde - El Pinar

Día 2: El Pinar - Tigaday - Charco Azul - Charco de los Sargos - Ecomuseo de Guinea - Las Puntas - El Mocanal - Mirador de las Playas - El Pinar

Día 3: El Pinar - La Llanía - El Garoé - Guarazoca - Pozo de las Calcosas - Charco Manso - Tamaduste - El Pinar

Día 4: El Pinar - playa de Tacorón - La Restinga - Las Playas - Roque de Bonanza - Timijiraque - Mirador de la Peña - Mirador de Jinama - El Pinar

Día 5: El Pinar - Mirador de Tanajara - El Julan - Faro de Orchilla - El Sabinar - ermita Nª Señora de los Reyes - playa del Verodal - Tigaday - La Maceta - El Pinar

Día 6: El Pinar - Geoparque El Hierro - La Restinga - Valverde - La Caleta - Mirador de Isora - El Pinar

Día 7: El Pinar - aeropuerto de El Hierro - aeropuerto Tenerife Norte (Tenerife) - La Orotava - Puerto de la Cruz - La Orotava

Día 8: La Orotava - P. N. del Teide - Tamaimo - Puerto de Santiago (Los Gigantes) - Icod de los Vinos - La Orotava

Día 9: La Orotava - San Cristóbal de La Laguna - Anaga - San Andrés / Las Teresitas - Santa Cruz de Tenerife - La Orotava

Día 10: La Orotava - Costa Adeje (playa del Duque) - La Orotava

Día 11: La Orotava - aeropuerto Tenerife Norte - Barcelona

Iniciamos este viaje con un vuelo directo desde Barcelona al aeropuerto Tenerife Norte, en la isla de Tenerife, y ahí enlazamos con un vuelo interinsular hasta El Hierro.

En la isla de El Hierro estuvimos un total de cinco días y medio. A priori puede parecer demasiado tiempo si uno no está interesado en hacer submarinismo o en recorrer todas las vías senderistas de la isla, pero en nuestro caso no nos hubiera importado añadir algún día más para repetir visitas o para hacer más cosas que no pudimos hacer por falta de tiempo.

Es cierto que nuestros días en El Hierro fueron del tipo slow travel, pero es que sería un pecado ir a El Hierro con prisas. De todos modos queda al criterio de cada cual destinar más o menos días a la isla según los propios gustos, intereses y disponibilidades.

El séptimo día de nuestro viaje tomamos un corto vuelo interinsular desde El Hierro al aeropuerto Tenerife Norte. En la isla de Tenerife pasamos un total de tres días y medio.

Y el último día de este viaje tomamos un vuelo directo de regreso desde el mismo aeropuerto Tenerife Norte con destino a Barcelona.

Las reducidas distancias existentes en ambas islas, en especial en El Hierro, así como el hecho de contar con un coche de alquiler nos permitió fijar el alojamiento en un único punto en cada isla.

En El Hierro escogimos la localidad de El Pinar, en el sudeste de la isla, mientras que en Tenerife el lugar elegido fue una zona rural del municipio de La Orotava, en el norte de la isla. Ambos enclaves tienen la ventaja de estar bien comunicados por carretera para visitar el resto.

Gastos del viaje

+ 321 € (3 pax vuelo Barcelona - Tenerife con Vueling)
+ 163 € (3 pax vuelo Tenerife - Barcelona con Ryanair)
+ 314 € (3 pax vuelos Tenerife Norte - El Hierro y El Hierro - Tenerife Norte con Binter)
+ 168 € (coche alquiler + gasolina en El Hierro, 6 días)
+ 116 € (coche alquiler + gasolina en Tenerife, 4 días)
+ 386 € (alojamiento en El Hierro, 6 noches)
+ 262 € (alojamiento en Tenerife, 4 noches)
+ 36 € (2 pasaportes turísticos para visitar museos en El Hierro, gratis para menores de 11 años)
+ 12'5 € (3 entradas al parque del Drago Milenario de Icod de los Vinos)
+ 30 € (1 test antígenos COVID-19 para nuestra hija)
+ 625 € (otros: restaurantes, supermercados, recuerdos, ...)
= 2.433'5 € (total viaje para 2 adultos y 1 niña de 10 años)

Transporte

Avión. Para el viaje de ida, desde Barcelona a Tenerife (Tenerife Norte) compramos un vuelo directo de la compañía Vuelingimage, con un coste total de 321 € por las tres plazas.

Para la vuelta, en cambio, escogimos un vuelo directo de la compañía Ryanair desde Tenerife (Tenerife Norte) a Barcelona, con un precio total de 163 € por las tres plazas.

En ambos casos el precio indicado incluye la tarifa completa para dos adultos y una menor, así como los extras por el equipaje, la reserva de asientos y algún otro imaginativo concepto inventados por este tipo de compañías aéreas. El trayecto en avión entre Barcelona y Tenerife (y viceversa) tuvo una duración aproximada de 3 horas.

En el momento de buscar vuelos a las islas habíamos encontrado otras opciones más baratas, pero no nos interesaron por las horas de salida y/o llegada, por no ser directos o bien por el tiempo de espera en el viaje de ida para conectar con el vuelo regional a El Hierro. Así nos decantamos por la combinación que nos pareció más cómoda y que nos permitía aprovechar más los días de viaje.

Para el vuelo interinsular entre Tenerife y El Hierro nosotros escogimos la compañía Binter, con un vuelo de ida y vuelta entre los aeropuertos de Tenerife Norte y el de El Hierro (no nos consta que haya vuelos directos entre El Hierro y el otro aeropuerto tinerfeño, el de Tenerife Sur).

Otra opción para este vuelo entre islas es la compañía CanaryFly, con precios algo más económicos, en principio, que Binter, si bien es cierto que la frecuencia de vuelos y días que opera CanaryFly es bastante menor.

En el momento de bucar vuelos entre Tenerife y El Hierro, CanaryFly sólo operaba los viernes y domingos con un único servicio diario. Y es por ello que nosotros optamos por Binter, ya que nos ofrecía los vuelos que mejor se adaptaban a nuestras necesidades en términos de días y horas.

Nosotros pagamos 314 € por tres plazas en sendos vuelos de ida y vuelta entre Tenerife y El Hierro. Estos vuelos son operados por aviones turbohélice del modelo ATR-72 y suponen unos 30-40 minutos por trayecto.

Barco. Para ir desde Tenerife hasta El Hierro, y viceversa, también existe la opción de tomar el ferry de la compañía Naviera Armas que une los puertos de Los Cristianos, en el suroeste de Tenerife, y Puerto de la Estaca, en el nordeste de la isla de El Hierro.

Este trayecto supone unas 2'5 horas de viaje. Se puede embarcar un vehículo (coche. moto, bicicleta, caravana, etc), con un coste extra aproximado de 25 € para un coche compacto pequeño.

En el momento de escoger entre el avión y el ferri nosotros nos decantamos por el primero, porque el precio final de ambos era más o menos el mismo, pero el tiempo de viaje era menor en el caso del avión y, sobre todo, no teníamos que desplazarnos hasta el puerto de Los Cristianos, lejos del aeropuerto de Tenerife Norte adonde llegaba nuestro vuelo procedente de Barcelona.

En este caso, el hecho de poder embarcar el coche alquilado en Tenerife para recorrer El Hierro no compensaba en precio el hecho de alquilar un coche distinto en cada isla.

Además, la comodidad del trayecto en ferry está muy condicionada por el nivel de oleaje del mar. De hecho, en las fechas de nuestro viaje había un notable mar de fondo en esa parte del océano Atlántico que hacía que las olas fueran grandes, por lo que muy probablemente el trayecto en barco hubiera sido bastante movido.

Alquiler de Coche. El coche de alquiler es la mejor opción para moverse por las islas del archipiélago canario, porque si bien hay transporte público (autobuses) que une las principales localidades en cada isla también es cierto que este no llega a todos los rincones ni los horarios y frecuencias pueden ser los deseados.

Además el coste de alquilar un coche y el precio de la gasolina en las islas Canarias es bastante inferior al de la España continental.

En El Hierro nosotros reservamos un coche a través de la página web de la compañía Autos Pluscar con entrega y recogida en el propio aeropuerto de El Hierro. Pagamos 112 € por un coche compacto (VW Polo, grupo D, con 5 puertas y aire acondicionado) durante seis días, incluyendo un sinfín de extras, además de seguro a todo riesgo.

Y en Tenerife también optamos por la empresa Autos Pluscar, esta vez con entrega y recogida en el aeropuerto de Tenerife Norte. Aquí pagamos 86 € por el alquiler durante cuatro días de un VW Polo, con 5 puertas y aire acondicionado. En el precio se incluían los mismos extras que ya habíamos visto en El Hierro, así como un seguro a todo riesgo, aunque con ciertas exclusiones.

Quedamos muy satisfechos con la relación calidad/precio obtenida en Pluscar. Pero otras opciones para poder comparar precios y posibilidades son las empresas Cicar, Cabrera Medina o bien con el buscador Rentalcars.

Por lo que respecta al combustible, en El Hierro el precio de la gasolina 95 durante las fechas de este viaje era de 1,322 €/litro. Y en Tenerife, el precio más bajo que obtuvimos para ese mismo tipo de gasolina fue de 0,989 €/litro. En esas mismas fechas el precio mínimo de la gasolina 95 en Barcelona, por ejemplo, era de 1,259 €/litro.

Alojamiento

Para este viaje, teniendo en cuenta las circunstancias extraordinarias impuestas por la pandemia de coronavirus, buscamos un tipo de alojamiento que nos permitiera mantener una distancia social absoluta, por lo que descartamos hoteles y apartamentos y nos centramos en buscar casas para nosotros solos.

Otra condición que debía cumplir el alojamiento es que tuviera cocina para así no tener que desayunar y cenar fuera. Y que estuviera situado en una zona tranquila, alejado de ciudades y zonas ruidosas.

En El Hierro nos alojamos en Casa Nicolás (c/ Lucía Machina, 14, Las Casas - 38914 El Pinar). Pagamos un total de 386 € por 6 noches.

La casa cuenta en el interior con dos dormitorios (uno con una cama grande y el otro con dos camas pequeñas), una gran cocina-salón-comedor, un baño con ducha y un lavadero con una lavadora.

En la parte exterior de la casa, de uso privado, hay sitio para aparcar el coche, así como una barbacoa, un tendedero y un huerto con plantas y árboles frutales (cada mañana recogíamos del suelo unos albaricoques pequeños pero buenísimos).

Se trata de una casa de finales del siglo XIX, pero reformada recientemente, y construida siguiendo la arquitectura local canaria.

La casa está situada en una zona muy tranquila de casas unifamiliares. A 200 metros hay una panadería y algo más lejos hay algún pequeño supermercado, farmacia y también restaurantes. Está a 300 metros de la carretera HI-4 que comunica San Andrés y La Restinga, por lo que está bien ubicada para visitar el resto de la isla.

La casa estaba equipada con todo lo necesario para nuestro día a día, incluyendo wi-fi. A la llegada nos encontramos con un presente en forma de botella de un estupendo vino local herreño. En resumen, este alojamiento cumplió con creces todas nuestras expectativas y requisitos iniciales.

Y en Tenerife nos alojamos en Casa La Quinta 62image (Lugar La Quinta, 62 - La Orotava, en el barrio de San Antonio), donde pagamos 262 € por un total de cuatro noches.

Esta casa cuenta con dos dormitorios (ambos con cama de matrimonio), así como una cocina, un comedor, una sala de estar y un baño con ducha. En el exterior cuenta con un gran balcón y una enorme terraza con lavadero y tendedero de ropa.

Está situada en un lugar elevado, en una zona rural de viñedos y árboles frutales. Desde las ventanas y terrazas de la casa hay estupendas vistas sobre la costa, el valle de La Orotava e incluso sobre la cima del Teide.

Esta casa disponía también de wi-fi y de todo lo necesario para nuestro día a día. Por ponerle una pequeña objeción a esta casa, mencionaremos que el acceso con el coche es algo complicado porque la carretera es muy estrecha y con una pendiente bastante pronunciada.

La casa está ubicada a unos 3 km del centro de La Orotava y a unos 4,5 km de la autovía TF-5 que recorre buena parte del norte de la isla. Nosotros buscamos el alojamiento en esta zona de la isla para no alejarnos demasiado del aeropuerto Tenerife Norte, adonde debíamos volver para tomar el vuelo de regreso a casa, y también para estar junto a la autovía TF-5.

Clima

Durante las fechas de nuestro viaje la temperatura diurna en El Hierro y en Tenerife osciló entre los 14ºC (a primera hora de la mañana o en las zonas altas de y los 23ºC, con la mayor parte de días soleados. Por la noche las temperaturas eran bastante más frescas y se agradecía ropa de abrigo ligera.

En El Hierro, el clima en la costa es bastante templado y soleado durante la mayor parte del año. Y en el interior, con una orografía bastante marcada, el clima varía según la altitud y el grado de exposición de cada zona a los vientos alisios del nordeste. En la zona septentrional, central y oriental de la isla llueve más (sobre todo de octubre a marzo) y por ello es más verde.

Estos vientos alisios pueden provocar neblina y nubosidad en las zonas altas de la isla y atenúan el calor en la costa durante el verano. En cualquier caso, la diferencia térmica entre el interior y la costa puede ser pronunciada. Por ejemplo, entre El Pinar, situado a unos 800 metros de altura, y La Restinga, ubicado a nivel de mar, encontramos diferencias de casi 10ºC cuando sólo están a 14 km en coche una de la otra.

La temperatura del agua del mar en las fechas de nuestra visita era fresca (unos 20'5ºC), porque aunque El Hierro está casi en el Trópico, hay una corriente fría en esta parte del Océano Atlántico que hace que el agua esté más fría de lo que quizás esperaríamos.

Respecto a la climatología de la isla de Tenerife podemos aplicar casi todo lo explicado anteriormente para El Hierro, aunque esta última cuenta con unas temperaturas ligeramente más suaves.

En resumen, si vais en verano, como nosotros, conviene llevar ropa veraniega, pero también algo ligero de ropa de abrigo para las noches, lugares con viento o con neblina, así como un pañuelo, gorra o sombrero para protegerse del viento.

En cuanto al calzado es muy recomendable llevar zapatos cómodos para el senderismo y unos escarpines que nos protejan los pies de las rocas que hay en las piscinas naturales (sobre todo en El Hierro) y en algunas playas.

Y si planeáis subir a la cima del Teide entonces conviene llevar ropa de abrigo porque en el pico (recordemos que está a 3.718 metros de altura) la temperatura desciende bastante y además hace viento, con lo que la sensación térmica es menor aún. Además es importante llevar encima protección solar y gafas de sol.

Diferencia horaria

La hora local en todas las islas Canarias es de -1 hora respecto del horario de la España peninsular.

Por otra parte, en las fechas de nuestro viaje, en El Hierro y en Tenerife el sol salía sobre las 7:18 h. y las 7:10 h. y se ponía aproximadamente a las 21:12 h. y a las 21:04 h. respectivamente.

Guía de viaje

Canary Islands, Lonely Planet (6ª edición, Enero 2016, en inglés). En este caso rescatamos los capítulos El Hierro y Tenerife (en formato digital Pdf) de la citada guía.

Para complementar la información proporcionada por esta guía, y para el caso concreto de El Hierro, nos fue muy útil la página web Qué ver en el Hierro en 3, 5 o 7 días: charcos, miradores y buceo en nuestra isla canaria favorita. Y en Tenerife recurrimos a mapas y folletos que obtuvimos en oficinas de turismo locales.

Viaje en tiempos de COVID-19

En las fechas de este viaje (junio 2021), aún inmerso el mundo entero en plena pandemia de COVID-19 y con el proceso de vacunación de la población adulta aún a medias, era muy importante conocer de antemano las restricciones de viaje vigentes en el destino escogido para el viaje.

En el caso concreto de las islas Canarias, los requisitos sanitarios de viaje del Gobierno canario para los viajeros procedentes de la España peninsular pasaban por presentar un certificado válido de vacunación contra la COVID-19 con pauta completa (o con la confirmación de haber pasado le enfermedad en los últimos seis meses) o bien una prueba COVID-19 de resultado negativo obtenido en las últimas 72 horas antes de la llegada a las islas.

En ese momento, las autoridades canarias admitían como prueba de COVID-19 un PCR o bien un test de antígeno. Sólo los niños/as menores de 6 años quedaban excluídos de presentar ninguna prueba.

En nuestro caso, se nos solicitó la presentación de los correspondientes certificados (de vacunación en el caso de los dos adultos y de resultado negativo del test de antígenos en el caso de nuestra hija) al bajar del avión en el que habíamos llegado al aeropuerto de Tenerife Norte, procedente de Barcelona. Y ya no los volvimos a utilizar en el resto del viaje.

De todos modos, conviene tener presente que la situación sanitaria era y es muy cambiante, por lo que las restricciones y limitaciones que la acompañan también lo son. Por ello, mientras dure esta situación, conviene informarse previamente para conocer la última hora sobre los requisitos que se nos exigirán en el destino elegido.

Mantener la distancia social durante nuestra estancia en El Hierro fue de lo más fácil, puesto que habitualmente estábamos solos o casi en nuestras visitas y excursiones por la isla. En Tenerife, en cambio, había que ir con más cuidado a causa de la mayor población de la isla y también del número de visitantes, aunque nada que ver con la cantidad de turismo que habíamos encontrado en anteriores viajes a Tenerife.

Lo que peor llevamos fueron las largas horas con la mascarilla puesta en aeropuertos y durante los vuelos, pero ya sabemos que «sarna con gusto no pica ...»

^top

RUTA POR LA ISLA DE EL HIERRO

DÍA 1: Llegada a El Hierro. Valverde. Las Casas

Nuestro vuelo de la compañía Vuelingimage despegó del aeropuerto El Prat/Barcelona a les 7:30 de la mañana y aterrizó en el aeropuerto Tenerife Norte a las 9:30 hora local canaria, tras tres horas de vuelo.

Vista sobre la costa oriental de El Hierro antes del aterrizaje
Vista sobre la costa oriental de El Hierro antes del aterrizaje

Tras una espera de 2 horas y 15 minutos en este aeropuerto, embarcamos en un avión turbohélice ATR-72 de la compañía Binter.

Este vuelo despegó a las 12:20 de Tenerife y aterrizó 35 minutos después en el pequeño aeropuerto de El Hierro.

Tras recoger nuestro coche de alquiler reservado en la oficina de Autos Pluscar que hay en el mismo aeropuerto, ponemos rumbo hacia Valverde, la capital de la isla.

Dala hora, nuestro primer objetivo fue encontrar algún sitio donde comer algo.

Finalmente fuimos a un pequeño restaurante llamado El Bombilla, situado en un callejón con escaleras que parte de delante del Cabildo Insular herreño.

Aquí comimos muy bien, pescado fresco, en una mesa exterior con vistas a la iglesia de la Purísima Concepción.

Después de comer y dar una vuelta por el centro de Valverde, tomamos el coche para emprender el camino hacia Las Casas siguiendo las carreteras HI-1 y HI-4. En total son unos 18 km.

Sanjora (Aeonium hierrense), planta endémica de El Hierro
Sanjora (Aeonium hierrense), planta endémica de El Hierro

Las Casas es un núcleo de población perteneciente al municipio de El Pinar, donde se encuentra la casa que habíamos reservado: Casa Nicolás (c/ Lucía Machina, 14, Las Casas - 38914 El Pinar).

A la salida de Valverde, en el inicio de la carretera HI-1, nos detuvimos en un supermercado Terencio para comprar todo lo necesario para los días siguientes en la isla.

Más adelante, en la misma HI-1, nos detuvimos en el mirador Parque Eólico para disfrutar de sus vistas.

Cuando llegamos a la casa, en El Pinar, dimos una vuelta por los alrededores para familiarizarnos con el lugar.

^top

DÍA 2: Tigaday. Charco Azul. Charco de los Sargos. Ecomuseo de Guinea. Las Puntas. Sendero Las Puntas-La Maceta. El Mocanal. Mirador de las Playas

Desde El Pinar tomamos la carretera HI-40 y después la HI-1 en dirección a La Frontera para llegar a Tigaday.

Por el camino, tras salir de una bonita zona boscosa, nos detuvimos en un espectacular mirador elevado sobre El Golfo, el cual también es un lugar de lanzamiento de parapente.

Junto al Charco Azul (Los Llanillos, El Hierro)
Junto al Charco Azul (Los Llanillos, El Hierro)

Era domingo y nos habían dicho que había un pequeño mercadillo de productos locales en la población de Tigaday (La Frontera).

Hacia allí fuimos, dimos una vuelta por el mercado y compramos algo de fruta antes de continuar hacia el cercano Charco Azul.

Desde Tigaday recorremos 4.5 km para llegar hasta el aparcamiento que hay junto al Charco Azul, una preciosa piscina natural (o charco) situada en un lugar extraordinario.

Desde el aparcamiento hay un camino con tramos de escaleras que bajan hasta la misma orilla del mar.

Nuestra hija se dio un buen chapuzón en esta piscina de aguas de color turquesa. También vale la pena darse una vuelta por los alrededores para disfrutar aún más de la belleza del lugar. Esta es una visita imprescindible.

A continuación volvimos al coche y recorrimos 5.6 km por la HI-550 para llegar al Charco de los Sargos, situado entre el Charco Azul y La Maceta.

Se trata de otro lugar imprescindible de El Hierro, formado por diversas piscinas naturales que se encuentran a los pies de un alto acantilado. Otro buen lugar donde bañarse y disfrutar de la belleza del entorno.

Lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi) en el lagartario de Guinea
Lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi) en el lagartario de Guinea

Desde aquí nos fuimos a comer al no muy lejano restaurant Arena, situado junto a la carretera HI-5, a medio camino entre Las Puntas y Los Mocanes.

Aquí también comimos muy bien, con buen servicio y precio moderado.

Siguiendo la misma carretera HI-5 hacia Los Mocanes llegamos al Ecomuseo de Guinea.

Con la idea de visitar otros museos y sitios culturales de la isla compramos aquí el llamado Pasaporte Turístico de El Hierro, el cual cuesta 17'9 € por adulto (los menores de 12 años no pagan nada) y permite visitar todos los lugares de interés de la isla que son de pago.

En el Ecomuseo de Guinea hicimos una visita guiada al Lagartario y a un tubo de lava. Y después visitamos por libre el poblado de Guinea, un museo etnográfico al aire libre que muestra como era un antiguo poblado herreño. En el Lagartario vimos algunos ejemplares del endémico lagarto gigante de El Hierro, los cuales viven aquí en cautividad, ya que es una especie muy amenazada y ahora mismo sólo viven libremente unos pocos en zonas de muy difícil acceso.

A continuación fuimos hasta Las Puntas, donde pudimos ver por fuera ver el Hotel Punta Grande, el cual llegó a figurar en el libro de los Guinness World Records como el hotel más pequeño del mundo.

Cerca de él está la piscina natural El Río y un poco más allá el inicio del camino costero Las Puntas-La Maceta.

Este sendero tiene una longitud de 5 km, ida y vuelta, y es muy fácil porque no tiene apenas desnivel. El camino está muy bien acondicionado, con tablones de madera que protegen el paisaje y facilitan la caminata.

Vista desde el sendero costero Las Puntas - La Maceta<br />(La Frontera, El Hierro)
Vista desde el sendero costero Las Puntas - La Maceta
(La Frontera, El Hierro)

A lo largo del camino hay diversos miradores y banco para sentarse y disfrutar del precioso paisaje costero.

Vale mucho la pena y además es una de las rutas senderistas fáciles de El Hierro para hacer en familia.

En el camino de regreso hacia El Pinar nos detuvimos El Mocanal para ver la fotogénica iglesia de San Pedro Apóstol.

Y poco antes de llegar a la casa nos desviamos unos metros para ir hasta el Mirador de Las Playas (estaba en obras), desde el cual hay unas excelentes vistas sobre la zona de Las Playas, en la costa oriental de la isla, aunque es mejor venir a él por la mañana, cuando el sol aún ilumina este trozo de costa.

^top

DÍA 3: Sendero de la Llanía. El Garoé. Pozo de las Calcosas. Charco Manso. Tamaduste

Fuimos con el coche hasta el aparcamiento de La Llanía, situado junto a la HI-1, en el punto donde confluye con la carretera HI-45. Este es el punto desde donde iniciar el Sendero de la Llanía, un must en El Hierro.

Esta ruta senderista circular es de una belleza mágica, pues transcurre por la zona más verde de la isla, entre bosques de laurisilva, brezos y pinos canarios. Está muy bien señalizada y es de poca dificultad, por lo que es apta para niños y mayores.

Por el sendero de La Llanía, en el corazón verde de El Hierro
Por el sendero de La Llanía, en el corazón verde de El Hierro

Esta ruta cuenta con tres variantes señalizadas por colores: corta (color verde, 4'2 km, aprox. 2 horas), media (color naranja, 5'6 km, aprox. 3 horas) y larga (color azul, 7'4 km, aprox. 4 horas).

Cerca del final del sendero, y a unos 200 metros del aparcamiento, está el mirador de la Llanía, con maravillosas vistas sobre El Golfo, aunque existe la posibilidad de encontrar nubes bajas que impidan las vistas.

Pero por otro lado, la neblina causada por estas nubes proporciona un halo aún más mágico, si cabe, a esta fascinante ruta por el corazón verde de El Hierro.

De vuelta al coche, fuimos hasta el Centro de Interpretación del Árbol de Garoé, situado a unos 10 km siguiendo la HI-1 hacia San Andrés y después por una pista en buen estado. Entramos con el Pasaporte Turístico.

Es una visita cultural muy interesante porque permite comprender mejor la relación de la población herreña con el agua, un bien muy escaso en la isla a lo largo de los siglos.

Vista sobre el Pozo de las Calcosas (El Mocanal, El Hierro)
Vista sobre el Pozo de las Calcosas (El Mocanal, El Hierro)

Acabada esta visita pusimos rumbo hacia el norte de la isla siguiendo la carretera HI-120. Nos detuvimos a comer en el restaurante La Pasada, situado en la población de Guarazoca, recomendable por su calidad en la comida y por su precio moderado, aunque ese día el servicio fue lento. Además tiene buenas vistas.

Después de comer fuimos hasta el Pozo de las Calcosas, unas piscinas naturales ubicadas a los pies de un acantilado, en un sitio fantástico. Además de poder bañarnos en las piscinas, vale la pena por la belleza del entorno y por las casas tradicionales que hay junto a las piscinas.

A continuación fuimos hasta el Charco Manso, lugar situado a 8'5 km de aquí, también en la costa norte.

Arco pétreo junto al Charco Manso (Valverde, El Hierro)
Arco pétreo junto al Charco Manso (Valverde, El Hierro)

Este es otro lugar imprescindible de la isla. Ya sólo el camino de acceso para llegar al Charco Manso desde Echedo vale mucho la pena por su espectacularidad y por el color rojo de la tierra.

Junto a la piscina natural, donde podremos bañarnos, tenemos la belleza de la roca basáltica que forma esta parte de la costa, incluyendo un fotogénico arco natural y un túnel en la roca por donde emerge un géiser de agua con cada embate de las olas.

Y desde aquí pusimos rumbo a Tamaduste, población situada junto al aeropuerto, a 16 km de aquí. Cuenta con una gran piscina natural ubicada en una bonita bahía y que está bien acondicionada para el baño.

Ya era tarde, por lo que volvimos a Las Casas tras un trayecto de 28 km desde Tamaduste.

^top

DÍA 4: Playa de Tacorón. La Restinga. De Valverde a Las Playas. Mirador de la Peña. Mirador de Jinama

Salimos de Las Casas con destino a La Restinga, en el sur de la isla, pero unos kilómetros antes de llegar nos desviamos por la HI-410 para ir hasta la Playa de Tacorón.

En esta cala, situada en un entorno volcánico y bañada por el Mar de las Calmas, el agua es más tranquila que en otros lugares de la isla, por lo que el baño aquí es más relajante.

Playa de los Cardones, en la costa oriental de El Hierro
Playa de los Cardones, en la costa oriental de El Hierro

Tras el baño, fuimos con el coche hasta el pueblo de La Restinga (a 10 km) para buscar un restaurante donde comer.

En esta población del sur herreño nos habían recomendado el restaurante Casa Juan, pero ese día estaba cerrado, por lo que buscamos una alternativa.

Y por suerte encontramos, callejeando por el pequeño núcleo urbano, El Refugio (en la calle La Lapa), un restaurante familiar que cada día se abastece de pescado fresco con su propia embarcación.

El resultado obvio es un producto de primera calidad y buenísimo.

Y tuvimos el acierto de ir pronto (abren a las 13:00 h.), cuando aún habían pocas mesas ocupadas, porque no se puede reservar y se acabó formando una cola antológica de clientes a la espera de una mesa. En cualquier caso, comimos de lujo y el servicio estuvo a la altura de la comida. Muy, muy recomendable.

Después de comer, y tras dar un pequeño paseo por el bonito puerto de La Restinga, subimos al coche para ir al otro extremo de la isla, hacia el norte.

Seguimos la carretera HI-4 hasta San Andrés, en el centro de la isla, para allí enlazar con la HI-1. AL salir de Valverde continuamos por la HI-2 en dirección a Puerto de la Estaca.

A unos 2 km antes de llegar a Puerto de la Estaca encontramos el Monumento a la Sabina de El Hierro (a la izquierda si estamos bajando), una obra de arte formada por ramas de árbol y que es un homenaje al principal icono de la isla: la sabina doblegada por el viento.

Vista sobre la Playa de las Almorranas y el Roque de la Bonanza (Isora/Valverde, El Hierro)
Vista sobre la Playa de las Almorranas y el Roque de la Bonanza (Isora/Valverde, El Hierro)

Y 1'4 km más abajo en la misma carretera, también a la izquierda, nos paramos en el Mirador de la Estaca de El Hierro, con una estupendas vistas elevadas sobre el puerto, el más importante de El Hierro.

De Puerto de la Estaca parte la carretera HI-30 que transcurre pegada a la costa oriental de la isla. Unos 3 km al sur nos detuvimos en Timijiraque para ver su playa de arena negra.

Y continuando otros 5 km más al sur llegamos a un punto, junto a la Punta del Fraile, donde la carretera deviene un túnel de un único carril y por eso cuenta con un semáforo para regular el paso de los vehículos. Este semáforo es el único de la isla (!!).

A la salida del túnel, 950 metros hacia el oeste, encontramos el Mirador Roque de la Bonanza, con unas vistas privilegiadas sobre otro símbolo de la isla: el Roque de La Bonanza, una llamativa formación rocosa de 200 metros de altura que emerge del mar a unos 30 metros de la orilla y que ha sido moldeada por el agua y el viento dándole us aspecto curioso.

Y siguiendo la HI-2 unos 2'5 km hacia el sur pasamos junto al Parador de El Hierro ante de llegar al final de la carretera, unos 500 metros más allá, en el área conocida como Las Playas. Aquí nos detuvimos un rato en la playa de los Cardones, una atractiva y solitaria playa de arena y piedras negras.

A continuación volvimos hacia el norte por la misma carretera y al llegar a la entrada de Valverde enlazamos con la carretera HI-5 hasta llegar al Mirador de la Peña, pasada la población de Guarazoca. En total son 27 km.

Espectacular vista sobre El Golfo desde el Mirador de la Peña (Guarazoca, El Hierro)
Espectacular vista sobre El Golfo desde el Mirador de la Peña (Guarazoca, El Hierro)
El Mirador de la Peña es otro punto de obligada visita en un viaje a El Hierro. El mirador está formado por un edificio y unos jardines que fueron diseñados por el artista canario César Manrique.

El mirador está situado en un enclave singular desde el punto de vista paisajístico, con unas extraordinarias vistas hacia el suroeste de la isla. Cuenta con un bar y un restaurante, por lo que cuesta de imaginar un sitio mejor donde tomar una bebida en su terraza exterior al caer el sol por la tarde.

En el camino de vuelta hacia Las Casas continuamos hacia el este por la HI-10 y 1'5 km después nos desviamos por la HI-120 hacia el sur para llegar, 5 km después, al Mirador de Jinama. Debido a su altura, 1.230 metros sobre el nivel del mar, ofrece unas fabulosas vistas sobre la bahía de El Golfo.

En el momento de nuestra visita el mirador estaba en obras, aunque pocas semanas después ya volvió a estar abierto a los visitantes.

Inicio del Camino de Jinama (PR-EH 8), entre la niebla, junto al mirador de Jinama (La Frontera, El Hierro)
Inicio del Camino de Jinama (PR-EH 8), entre la niebla, junto al mirador de Jinama (La Frontera, El Hierro)

Vimos las vistas desde otros puntos junto al propio mirador, donde también se encuentra la Ermita Virgen de la Caridad y el punto de inicio del Camino de Jinama (PR-EH 8).

El Camino de Jinama es uno de los senderos más antiguos de la isla y es una ruta muy exigente, con una longitud de 12'2 km (sólo ida) y que desciende vertiginosamente unos 1.200 metros hasta desembocar en La Frontera.

Desde el mirador de Jinama hasta nuestra casa, en Las Casas, es un trayecto de 10 km por la Hi-4. Este fue el día que recorrimos más kilómetros en coche por El Hierro, con un total de 134 km.

^top

DÍA 5: El Julan. El Sabinar. Faro de Orchilla. Playa del Verodal. Tigaday. La Maceta

Esta jornada la dedicamos a recorrer las zonas meridional y oriental de la isla. Para llevar a cabo esta ruta recomendamos llevar suficiente gasolina, así como agua y algo de comida, ya que no hay gasolineras, bares, restaurantes o tiendas durante todo el trayecto (al menos nosotros no vimos ninguna).

De hecho, conviene saber que sólo hay tres gasolineras en toda la isla: todas ellas son de la empresa Disa y se encuentran en Valverde, Tigaday (La Frontera) y Taibique (El Pinar).

Salimos de Las Casas por la carretera HI-4 y nos desviamos brevemente para ir hasta el Mirador de Tanajara, el cual no nos pareció demasiado interesante (comparándolo, claro , con los que ya habíamos visto por la isla).

Seguimos por una carretera local entre campos hasta enlazar con la carretera HI-400 que tomamos hacia el oeste. Unos 7'5 km después encontramos un desvío a la izquierda que tomamos para llegar hasta el Parque Cultural de El Julan. Esta bonita carretera transcurre entre pinos a lo largo de buena parte del trayecto.

Vistas sobre el Mar de las Calmas y la costa sur desde El Julan (El Hierro)
Vistas sobre el Mar de las Calmas y la costa sur desde El Julan (El Hierro)

Desde el desvío hasta el centro cultural hay 1'5 km de una carretera estrecha y no apta para gente con vértigo.

En el Parque Cultural de El Julan encontramos el principal tesoro arqueológico de la isla: numerosos grabados petroglifos (conocidos como Los Letreros y Los Números) y gran cantidad de otros vestigios bimbaches, los primeros pobladores de El Hierro, antes de la conquista europea en el siglo XV, y entroncados genética y culturalmente con los bereberes del norte de África.

Este Parque Cultural cuenta con un Centro de Interpretación y con una ruta guiada por la zona arqueológica. Nosotros nos limitamos a la visita al primero, porque para la ruta guiada es necesaria una reserva que nosotros no habíamos hecho. Para la entrada usamos el Pasaporte Turístico que ya teníamos.

El Centro de Interpretación cuenta con paneles que explican muy bien diversos aspectos de la cultura bimbache. Asimismo, la persona que había a cargo del centro nos dio cumplida explicación de todo lo que le preguntamos. Una visita muy interesante.

Además, aquí pudimos disfrutar de las espectaculares panorámicas del Mirador de Julan sobre la vertiginosa pendiente que desciende a lo largo de la costa sur hasta el Mar de Las Calmas.

De nuevo en ruta, volvimos a la carretera HI-400 y seguimos hacia el oeste otros 10 km hasta llegar a la altura de la Ermita de Nuestra Señora de Los Reyes, donde se venera a la patrona de la isla. Unos 300 metros más allá de la ermita, la carretera HI-506 se convierte en pista, pero en buen estado.

La sabina icónica de la isla, en El Sabinar (La Frontera, El Hierro)
La sabina icónica de la isla, en El Sabinar (La Frontera, El Hierro)

Al cabo de 1'1 km desde la ermita llegamos a un lugar donde hay una valla para el ganado, con una puerta metálica que hay que abrir para poder continuar adelante (dejándola cerrada tras nuestro paso).

Y otros 1'8 km más allá, en dirección al Mirador de Bascos, hay que tomar otra pista que sale a la izquierda y que desciende en dirección oeste. Siguiéndola unos 600 metros llegamos al aparcamiento de El Sabinar.

El Sabinar, el cual forma parte de una zona de pastos conocida como la Dehesa de Sabinosa, es un paraje natural excepcional donde destacan las formas imposibles que han adquirido las sabinas para poder sobrevivir a la fuerza de los vientos alisios en esta zona de la isla. De visita obligada, vale mucho la pena.

Desde El Sabinar deshicimos los 3'3 km de la ruta HI-506 hasta llegar al cruce donde vemos la estatua El Pastor a un lado de la carretera HI-500. Tomamos esta bonita carretera hacia el suroeste y la seguimos durante 7'9 km hasta llegar al Faro de Orchilla.

El faro de Orchilla está situado en una de las zonas más remotas y salvajes de la isla, entre el mar y una gran extensión de coladas volcánicas. Vale la pena darse una vuelta por los alrededores del faro para descubrir rincones y vistas absolutamente espectaculares, como unas cuevas volcánicas, los restos de unas antiguas construcciones o un mirador.

Y 1 km antes de llegar al faro hay un desvío de donde parte la pista que conduce al monumento del Meridiano Cero. Esta pista sólo es accesible a vehículos 4x4, pero podemos dejar el coche al inicio de la pista y andar los 1'4 km por trayecto hasta el monumento siguiendo parte del GR-131.

No muy lejos del faro se encuentra Punta Orchilla, el punto geográfico más occidental de España, donde durante muchos años estuvo ubicado uno de los Meridiano Cero que han existido a lo largo de la historia.

Desde 1885 esta línea imaginaria, imprescindible para la navegación y la cartografía, se trasladó al Real Observatorio de Greenwich, en el distrito londinense de Greenwich, por lo que en Punta Orchilla sólo hay un monumento que se erigió para conmemorar este hecho histórico.

Desde el faro deshicimos el camino por la HI-503 hasta llegar al cruce con la HI-500, donde giramos a la izquierda, en dirección a El Golfo. Siguiendo esta carretera, entre cráteres y campos de lava, llegamos en 4'5 km al Mirador del Lomo Negro, con vistas impresionantes de la costa occidental del El Hierro y de sus rocas multicolor.

Desde el otro lado de la carretera parte un sendero de unos 250 metros que asciende por la ladera hasta otro mirador más elevado, el conocido como mirador Lomo Negro II.

A partir de aquí, y a lo largo de 2'2 km, la carretera HI-500 inicia un vertiginoso descenso mediante una sucesión de curvas de 180º. La carretera es bastante estrecha, sin quitamiedos ni arcén, por lo que pone a prueba el temple de cualquier conductor. Pero, en cualquier caso, este trayecto es realmente increíble y vale mucho la pena por la majestuosidad del paisaje.

Playa de arena roja de El Verodal, en la costa noroeste de El Hierro
Playa de arena roja de El Verodal, en la costa noroeste de El Hierro

Cuando la carretera llega abajo, encontramos a la izquierda el cruce desde donde parte la pista que en 1'4 km nos deja junto a la preciosa playa del Verodal.

Esta playa es una belleza singular gracias, sobre todo, a su arena volcánica de color rojizo y a los espectaculares acantilados que caen sobre ella. La lástima es que las fuertes corrientes que hay en esta zona de la costa desaconsejan el baño, pero vale mucho la pena llegar hasta esta playa para disfrutar de un lugar tan fantástico.

Desde la playa del Verodal volvimos hasta el cruce con la HI-500 y continuamos por ella en dirección a El Golfo. En este trayecto la carretera transcurre casi a nivel del mar y por ello es más recta.

Vista sobre la piscina natural La Maceta (La Frontera, El Hierro)
Vista sobre la piscina natural La Maceta (La Frontera, El Hierro)

Tras conducir sin parar durante 16 km llegamos a Tigaday, donde buscamos algún lugar para comer algún tentempié porque ya era muy tarde para ir a un restaurante.

Después de comer algo nos dirigimos a La Maceta, un conjunto de piscinas naturales de diversos tamaños, fácilmente accesibles y que cuentan con diversos servicios. Un lugar ideal para toda la familia.

Además, como sucede en prácticamente toda la costa herreña, el entorno es sencillamente maravilloso. Y las vistas sobre el litoral de El Golfo al caer el sol de la tarde son muy bonitas.

Aquí se nos hizo tarde y volvimos ya para casa, siguiendo las carreteras HI-5, HI-10 y HI-4 hasta llegar a Las Casas en un trayecto de 25 km. En esta jornada recorrimos un total de 111 km.

^top

DÍA 6: Geoparque El Hierro. La Restinga. Valverde. La Caleta. Mirador de Isora

Salimos de Las Casas en dirección sur, por la HI-4, hacia La Restinga, pero al cabo de unos 8 km nos detuvimos en el Centro de Interpretación del Geoparque El Hierro. Entramos con nuestro Pasaporte Turístico y encontramos esta visita muy interesante y amena.

Coladas de lava junto al Centro de Interpretación del Geoparque (El Pinar, El Hierro)
Coladas de lava junto al Centro de Interpretación del Geoparque (El Pinar, El Hierro)

El centro, rodeado de volcanes y diferentes tipos de lava, cuenta con dos pequeñas edificaciones. En la primera de ellas se muestra de forma visual y a través de pantallas digitales cómo y cual es la evolución de los volcanes en las islas Canarias.

A continuación se desciende por un pequeño sendero interpretativo y se accede a la segunda edificación, donde a través de vídeos explicativos pudimos saber más sobre la erupción volcánica de El Hierro en 2011 que ocurrió a sólo 5 km de La Restinga, mar adentro.

Tras esta interesante visita, continuamos por la HI-4 otros 6 km hasta llegar a La Restinga. La razón de venir nuevamente a este tranquilo pueblo de pescadores no era otro que bañarnos en la playa de La Restinga.

Sus aguas cuentan con una calidad excepcional (tienen Bandera Azul) y son totalmente cristalinas y tranquilas, ya que están protegidas del mar abierto por el espigón del puerto. Además es fácilmente accesible y cuenta con duchas y aseos. Es ideal para ir con niños.

Tras el baño, volvimos al coche para recorrer los 32 km hasta Valverde, ya que días atrás habíamos reservado mesa en el restaurante La Tafeña, donde hay que reservar sí o sí a causa de su enorme popularidad, totalmente merecida, por otra parte. Tanto la comida, como el servicio y la decoración del local son inmejorables, y no hablemos de su relación calidad/precio. Absolutamente recomendable.

Vista sobre la costa de Las Playas desde el Mirador de Isora (Isora, El Hierro)
Vista sobre la costa de Las Playas desde el Mirador de Isora (Isora, El Hierro)

A continuación dimos una vuelta por el centro de Valverde antes de volver al coche y poner rumbo a La Caleta, una pequeña población situada a 9'5 km de Valverde, en la costa nordeste de la isla.

En La Caleta hay unas estupendas piscinas naturales donde bañarse junto a un bonito entorno natural.

Además, cerca de estas piscinas, hay unos interesantes grabados rupestres escritos en caracteres bimbaches.

De vuelta a casa, justo antes de llegar a San Andrés, nos desviamos en una rotonda hacia Isora para ir hasta el Mirador de Isora (4'6 km desde la rotonda).

Este mirador ofrece unas vistas increíbles, desde una altura considerable, sobre la depresión de Las Playas y el Roque de Bonanza, con sus imponentes acantilados y su forma de arco.

Desde este mirador se puede tomar el sendero PR-EH 3 que desciende vertiginosamente hasta el Parador de Turismo, en Las Playas, a nivel de mar. Se trata de un camino no muy largo, pero difícil a causa del gran desnivel.

^top

RUTA POR LA ISLA DE TENERIFE

DÍA 7: Vuelo de El Hierro a Tenerife. La Orotava. Puerto de la Cruz

Este día, con gran pesar, dejábamos esta maravillosa isla que tanto nos había cautivado. Antes del viaje habíamos tenido la duda de si 6 días en El Hierro serían demasiados, pero una vez aquí esta duda se despejó rápido: nos hubiéramos quedado más días en El Hierro para disfrutar de su tranquilidad, sencillez y belleza.

A primera hora de la mañana salimos de Las Casas en dirección al aeropuerto, en un trayecto de 28 km. Una vez en el aeropuerto, devolvimos el coche alquilado, facturamos nuestro equipaje en el vuelo hacia Tenerife y esperamos a que llegara el pequeño avión turbohélice ATR-72 de la compañía Binter.

El avión despegó de a las 11:10 y aterrizó 35 minutos después en el aeropuerto Tenerife Norte.

Tal como hemos mencionado en la introducción, son ya unas cuantas las veces que hemos visitado la isla de Tenerife a lo largo de nuestra vida viajera, pero esta era la primera vez que lo hacíamos con nuestra hija y quisimos que conociera algo de esta bella isla canaria.

Volviendo a nuestro relato, tras recoger nuestro equipaje facturado e ir a buscar el coche de alquiler reservado en Autos Pluscar, salimos del aeropuerto y tomamos la autovía TF-5 hacia La Orotava (unos 24 km), donde teníamos nuestro alojamiento en esta isla.

La casa que habíamos reservado, Casa La Quinta 62image (Lugar La Quinta, 62 - La Orotava), se encuentra en el barrio de San Antonio, una área diseminada en las afueras de La Orotava.

Tras inspeccionar la casa y descargar el equipaje, fuimos con el coche hasta el centro histórico de La Orotava para buscar un restaurante donde comer. Finalmente escogimos el restaurante La Duquesa y fue todo un acierto. Es un lugar sin pretensiones, pero sus platos caseros son deliciosos y el servicio muy atento.

Casa de los Balcones en el centro histórico de La Orotava (Tenerife)
Casa de los Balcones en el centro histórico de La Orotava (Tenerife)

Después de comer dedicamos buena parte de la tarde a visitar el centro histórico de La Orotava, recorriendo su bonitas calles y plazas, con iglesias, palacios, casonas de arquitectura colonial, jardines, etc.

Para nosotros merecen una mención especial los preciosos Jardines del marquesado de la Quinta Roja, formados por siete terrazas escalonadas y coronadas en la parte superior por un pequeño edificio de mármol blanco.

A última hora de la tarde fuimos con el coche hasta la vecina ciudad de Puerto de la Cruz (a 7'5 km del centro de La Orotava), donde dimos un paseo por la playa Chica y la playa del Castillo hasta llegar a la altura del Castillo de San Felipe.

Ya de camino de regreso hacia la casa nos detuvimos en el enorme Centro Comercial La Villa, situado junto a la autovía TF-5, para abastecernos de todo lo necesario para los próximos días en la isla.

^top

DÍA 8: Parque Nacional del Teide. Acantilados Los Gigantes. Icod de los Vinos

Por la mañana salimos de La Orotava siguiendo la carretera escénica TF-21, también conocida como carretera de las Cañadas del Teide, la cual va ganando altura rápidamente.

Paisaje en Las Minas de San José, con el pico del Teide al fondo<br />(P. N. del Teide, Tenerife)
Paisaje en Las Minas de San José, con el pico del Teide al fondo
(P. N. del Teide, Tenerife)

A lo largo del camino encontramos el mirador de Mataznos y el mirador Piedra La Rosa, donde vale la pena detenerse para disfrutar de sus magníficas vistas.

Pasado el Centro de Visitantes El Portillo cambia el paisaje circundante: pasamos de ir entre bosques de pino canario a hacerlo por una zona bastante más árida. Estamos en el acceso norte del Parque Nacional del Teide.

La carretera TF-21 asciende hasta los 2.000 metros de altura. En el punto kilométrico 39 de esta carretera nos detuvimos en el mirador Minas de San José (antiguamente aquí se extraía piedra pómez), un lugar con un entorno realmente espectacular.

Aquí estuvimos un buen rato inspeccionando la zona y haciendo muchas fotos.

Más adelante también nos paramos en el mirador Tabonal Negro. Y unos kilómetros más adelante lo hicimos en el aparcamiento que hay al otro lado de la carretera respecto del Parador Cañadas del Teide para poder disfrutar de un lugar tan maravilloso como los Roques de García y el mirador de la Ruleta.

Vista del Roque Cinchado y el pico del Teide junto a los Roques de García (P. N. del Teide, Tenerife)
Vista del Roque Cinchado y el pico del Teide junto a los Roques de García (P. N. del Teide, Tenerife)

Este fue, con diferencia, el lugar donde encontramos más visitantes, ya que este es uno de los lugares más visitados del parque (aquí tuvimos que emplearnos a fondo para mantener la distancia social). En cualquier caso es un lugar de obligada visita, ya que el mirador ofrece unas vistas impresionantes del Llano de Ucanca y del circo sur de Las Cañadas.

Seguimos adelante con el coche por la TF-21, con paradas en los miradores Llano de Ucanca, Zapato de la Reina y Boca Tauce, tras el cual dejamos la TF-21 y tomamos la TF-38 hacia el norte, la cual cruza una impresionante lengua de lava negra antes de llegar al mirador de las Narices del Teide.

Vistas sobre el Llano de Ucanca y del circo sur de Las Cañadas desde el Mirador de la Ruleta (P. N. del Teide, Tenerife)
Vistas sobre el Llano de Ucanca y del circo sur de Las Cañadas desde el Mirador de la Ruleta (P. N. del Teide, Tenerife)

Más adelante la carretera abandona los límites del parque nacional y empieza a perder altura a medida que nos vamos acercando a la costa oeste de la isla. El día era claro y las vistas sobre las islas de La Gomera, La Palma y El Hierro eran increíbles.

Dejamos la TF-38 y tomamos la TF-82 para ir hasta Tamaimo, donde encontramos el restaurante Aires del Sur junto a la carretera TF-454. Aquí comimos muy bien, en una terraza exterior con unas vistas magníficas.

Vista sobre el Acantilado de Los Gigantes y Puerto de Santiago,<br />en la costa oeste de Tenerife
Vista sobre el Acantilado de Los Gigantes y Puerto de Santiago,
en la costa oeste de Tenerife

Después de comer continuamos por la TF-454 en dirección a Puerto de Santiago para ir al mirador Puerto de los Gigantes, en el extremo norte de la población, y ver desde allí los impresionantes Acantilados de Los Gigantes.

A continuación deshicimos el camino por la TF-82 hasta Tamaimo y después continuamos en dirección a Santiago del Teide y El Tanque, donde enlazamos con la TF-5 que nos condujo a Icod de los Vinos, situada ya en la costa norte de la isla. Este es un trayecto de 37 km en total.

La población de Icod de los Vinos alberga uno de los iconos más emblemáticos de la isla de Tenerife: el conocido como drago milenario.

Se trata de un ejemplar de drago Dracaena draco al que se atribuye una edad de miles de años, aunque muy probablemente no llegue a los mil. En cualquier caso se trata de la planta arbórea de esta especie mayor tamaño y edad que se conoce, con una altura de 20 metros y un tronco que mide 10 metros de perímetro.

Aunque el drago milenario se puede ver desde el exterior a una cierta distancia, recomendamos pagar la entrada de 5 €/adulto (2'5 € los niños/as entre 6 y 11 años) al Parque del Drago, puesto que, además de poder ver de cerca el famoso drago, también es un precioso jardín con numerosas plantas endémicas y permite disfrutar de diversos miradores desde donde ver el drago, los alrededores y el imponente Teide.

El Parque del Drago también incluye la visita a una cueva que permite hacerse una idea de como vivían los guanches, los primeros pobladores de esta isla.

El icónico Drago Milenario de Icod de los Vinos (Tenerife)
El icónico Drago Milenario de Icod de los Vinos (Tenerife)

Y acabamos nuestra visita, ya a última hora de la tarde, tomando una bebida en la Casa del Drago, un bar situado junto al propio drago y que está decorado exquisitamente, por lo que este fue el broche de oro a esta jornada.

Antes de volver al coche aprovechamos para dar una vuelta a pie por el bonito centro histórico de Icod de los Vinos.

Otra atracción importante en Icod, que nosotros no visitamos, es la llamada Cueva del Viento, una cavidad volcánica que es la quinta más largo del mundo (18,5 kilómetros topografiados) y la mayor de Europa.

Desde Icod de los Vinos volvimos a La Orotava por la TF-5 en un trayecto de 24 km.

^top

DÍA 9: San Cristóbal de La Laguna. Parque Rural Anaga. Playa de Las Teresitas. Santa Cruz de Tenerife

Salimos de La Orotava con destino a San Cristóbal de La Laguna, un trayecto de unos 30 km por la autovía TF-5.

El centro histórico de San Cristóbal de La Laguna fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999 por ser un ejemplo único de ciudad colonial no fortificada.

Nosotros pasamos un buen rato callejeando por las calles y plazas de este centro histórico, repleto de iglesias, conventos, monasterios, palacios y edificaciones de todo tipo con su característica arquitectura colonial. Además, era domingo y había bastante gente paseando o tomando algo en las numerosas terrazas de la zona.

Finalizada nuestra visita a San Cristóbal de La Laguna, volvimos al coche y salimos de la ciudad tomando la carretera escénica TF-12 que se adentra en el Parque Rural Anaga.

Vistas desde el Mirador de Jardina, junto a la carretera de Anaga<br />(San Cristóbal de La Laguna, Tenerife)
Vistas desde el Mirador de Jardina, junto a la carretera de Anaga
(San Cristóbal de La Laguna, Tenerife)

El Parque Rural Anaga es un espacio natural protegido, y declarado también Reserva de la Biosfera, que ocupa el extremo nordeste de la isla de Tenerife.

El parque se extiende por todo el macizo montañoso de Anaga, el cual tiene una altura media de 850 metros de altura, y cobija espesos bosques de laurisilva, donde viven numerosas especies vegetales y animales.

El Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen proporciona información sobre los distintos recorridos posibles por el parque, con dificultades y extensión variables.

En nuestro caso, nos limitamos a cruzar el parque siguiendo la carretera escénica TF-12 de oeste a este, desde San Cristóbal de La Laguna hasta San Andrés.

Esta ruta es muy recomendable, porque cruza una gran variedad de paisajes. En algunos tramos de la carretera el bosque es tan denso que parece que avanzamos por un túnel. Espectacular. Además, a lo largo de la ruta hay diferentes miradores donde pararse y disfrutar de paisajes magníficos, como por ejemplo el mirador de Jardina, el mirador de la Cruz del Carmen, el mirador del Pico del Inglés o el mirador El Bailadero, entre otros.

Pasado El Bailadero, el paisaje se va volviendo progresivamente más árido. La carretera TF-12 inicia un descenso continuado en dirección hacia la costa oriental, hasta desembocar en la población costera de San Andrés.

Nosotros aparcamos el coche junto a la playa de Las Teresitas y fuimos andando unos 400 metros hasta llegar a una zona de restaurantes en la calle Dique de San Andrés. Nos decantamos por el restaurante Estrella de Mar, donde comimos razonablemente bien.

Después de comer volvimos a la playa de las Teresitas. Se trata de una playa artificial, pues está protegida de las corrientes y olas oceánicas por un dique que se construyó con tal fin en los años 70, substituyendo además la arena negra volcánica original por arena blanca fina que fue traída desde el antiguo Sáhara español.

Hoy día esta playa es una de las más concurridas de toda la isla y es ideal para ir en familia.

Vistas sobre la Playa de las Teresitas (Tenerife)
Vistas sobre la Playa de las Teresitas (Tenerife)

Marchamos de la playa pasadas las 18:30 horas con destino hacia Santa Cruz de Tenerife, pero antes subimos siguiendo la carretera TF-121 durante 2'2 km en dirección a Igueste para ir al mirador de Las Teresitas, ahora cerrado, pero se puede aparcar junto a la carretera y ver las vistas desde el arcén.

Desde este mirador vemos, hacia el sur, la playa de Las Teresitas en primer término, San Andrés detrás y Santa Cruz de Tenerife al fondo. Y hacia el norte la escondida playa de Las Gaviotas.

Tras disfrutar de las vistas en el mirador de Las Teresitas pusimos rumbo hacia Santa Cruz de Tenerife, la capital de la isla, situada a 11 km de aquí.

Cuando llegamos al centro de Santa Cruz de Tenerife aparcamos el coche cerca de la Calle de Miraflores y fuimos andando hacia el centro histórico para una visita rápida.

También paseamos por la enorme Plaza de España y por el Paseo Marítimo antes de volver al coche porque ya era tarde. Y finalmente regresamos desde aquí a La Orotava por la TF-5 en un trayecto de 36 km.

^top

DÍA 10: Costa Adeje

Ultima día completo de viaje en la isla. Como ya hemos visitado en Tenerife todo lo que nos habíamos propuesto, decidimos que hoy sería un día tranquilo de playa en Costa Adeje, en la costa sur de la isla.

El trayecto en coche entre La Orotava y Costa Adeje es de 70 km, encadenando las carreteras TF-5, TF-82 y TF-1. Salimos de la autovía TF-1 por la salida 76 (Costa Adeje) y seguimos las indicaciones hacia la playa del Duque.

Damos una vuelta con el coche por esta zona de Costa Adeje para situarnos y lo aparcamos en un aparcamiento gratuito situado entre la calle Bischosfshofen y la Av. de Bruselas.

Costa Adeje ocupa la mayor parte de la franja litoral del municipio de Adeje y cuenta con numerosas playas (como por ejemplo playa del Duque, playa de Torviscas, playa de Fañabé, playa El Beril, playa de la Enramada, etc), unidas varias de ellas por un largo paseo marítimo. En total suma unos 4 km de playas y calas para el baño.

Nosotros escogimos la playa del Duque siguiendo las recomendaciones que habíamos leído en más de una guía de viaje y la verdad es que fue todo un acierto.

Vista de la playa del Duque (Costa Adeje, Tenerife)
Vista de la playa del Duque (Costa Adeje, Tenerife)

Es una playa tranquila y elegante, con una longitud de 390 metros de arena dorada y fina. Además cuenta con un sinfín de servicios y por ello tiene el distintivo Bandera Azul.

Este playa debe su nombre a la imponente mansión que hay sobre el promontorio, en el extremo sureste, que separa esta playa de la de Fañabé.

Esta construcción, hecha con una base de cantería y teja, es conocida con el nombre de Casa del Duque y fue construida durante los primeros años de la década de 1930 por el duque de Abrantes.

Y a finales de los años 60 fue renovada y ampliada por sus actuales propietarios. Es de uso privado.

A la hora de comer nos encontramos con que había algunos restaurantes a lo largo del paseo marítimo, pero o bien estaban cerrados (suponemos que por estar aún fuera de temporada) o bien eran muy caros. Así que finalmente comimos en El Chiringuito, un bonito bar situado sobre la arena de la playa donde se sirven algunos platos ligeros. No es barato, pero comimos bastante bien dentro de lo que cabía esperar de un lugar así.

Tras un buen rato disfrutando de la playa, dimos un paseo por la zona alrededor de las playas de El Duque y El Beril. El paseo marítimo que conecta ambas playas está elevado unos metros sobre estas y proporciona unas vistas excelentes, sobre todo al atardecer (por ejemplo desde el mirador Javier Pérez Ramos).

Por lo demás, esta zona de Costa Adeje parece de relativa nueva construcción y está claramente orientada a un turismo de lujo y alto poder adquisitivo. El tipo de construcción y urbanismo de hoteles, apartamentos y casas nos recordó mucho al que ya hemos visto en otros lugares del mundo, como Dubái, Doha, etc.

Para el regreso a La Orotava desde Costa Adeje escogimos esta vez el camino más largo, bordeando la isla por el sur, para no repetir el camino que ya habíamos hecho por la mañana. Es un trayecto de 106 km que transcurre enteramente por autovías, encadenando la TF-1, la TF-2 y la TF-5.

^top

DÍA 11: Regreso a casa

A primera hora de la mañana salimos de La Orotava con destino al aeropuerto Tenerife Norte por la autovía TF-5 (24 km). Al cabo de pocos kilómetros encontramos caravana en la autovía, que nos hizo circular bastante lentos hasta llegar casi a la salida del aeropuerto. Suerte que íbamos con bastante tiempo antes del vuelo.

Una vez en el aeropuerto devolvimos el coche de alquiler y facturamos el equipaje, tras lo cual fuimos a desayunar algo a una cafetería mientras esperábamos la hora del embarque.

Nuestro vuelo de Ryanair debía despegar a las 9:20 h., pero acabó haciéndolo a las 10:15 a causa de la espesa niebla que esa mañana cubría el aeropuerto tinerfeño. Y aterrizamos en el aeropuerto de Barcelona/El Prat a las 14:08 hora local (+1 hora respecto el horario canario).

Y así concluyó un fantástico viaje por las islas canarias de El Hierro y Tenerife.

^top
Guia de viatge a l'illa de Formentera - Jordi Llorens [2016]
CANÀRIES - Guia i relat d'un viatge a Fuerteventura i Lanzarote - Suanda, Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2012/13]
Viatge per Barcelona a través d'imatges time-lapse - Nicolás Gutiérrez Wenhammar [2012]
Relat d'un viatge a les illes de Tenerife i La Gomera - Jaume Rovira Colomer & Araceli Soler Vendrell [2011]
Formentera, l'illa que m'ha enamorat - Conxita Tarruell [2010]
EUSKADI - Escapada amb cotxe a Vitòria-Gasteiz i la Rioja Alabesa - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2009]
Relat d'un viatge a Madrid i voltants - Joaquim Pérez [2008]
Ruta del Camí de San Vicente Mártir - Salvador Raga [2008]
El Camí dels Bons Homes - RM Comunicación [2007]
LA RIOJA - Guia i relat d'una escapada amb cotxe a La Rioja - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2007]
Diari d'un viatge a Tenerife - Raquel Mateo [2006]
Zahara de la Sierra: entre atalaya y estrellas - José María Rodríguez de Cepeda [2006]
Laguardia, capital de la Rioja alabesa - Begoña Belon [2004]
BTT a les Bardenas Reales de Navarra - Enric Carmona [2002]

Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació