Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
4 / 4
Argentina Chile

ARGENTINA / CHILE

Guía de viaje a Patagonia, Tierra del Fuego, Buenos Aires y Torres del Paine (Chile)

Data Data viatge: 2002/03. Publicat el 10/02/2003
2.5 de 5 (215 vots)

Introducción

Argentina es un gran país en todos los sentidos, tanto desde el punto de vista geográfico (casi cinco veces la superficie de España) cómo por los numerosos y variados puntos de interés que ofrece al viajero.

Por este motivo, y porque sólo disponíamos de dos semanas para el viaje, nos obligó a restringir su ámbito geográfico. En esta ocasión centramos nuestro interés en la mitad sur del país: Patagonia y Tierra del Fuego (con una incursión a Puerto Natales y el Parque Nacional Torres del Paine, en territorio chileno). Y la ciudad de Buenos Aires como punto de inicio y final del viaje.

Cielo amenazador sobre el glaciar Perito Moreno
Cielo amenazador sobre el glaciar Perito Moreno

Ahora, en las fechas en que escribimos esta guía, es un buen momento para visitar Argentina. La devaluación del peso argentino ha abaratado bastante el coste de casi todo, haciendo nuestro viaje mucho menos caro de lo que era antes.

Yendo con las debidas precauciones, como en cualquier otro lugar del mundo, comprobaremos fácilmente que el nivel de seguridad es superior, incluso, al que tenemos en Europa, por ejemplo.

Destacamos, como no, la amabilidad, cordialidad y el buen humor de la que podremos disfrutar en nuestro contacto con el pueblo argentino. Y es que el hecho de hablar la misma lengua y su reconocida ironía (sobre todo ahora, en estos momentos difíciles que los ha tocado vivir) hace que cualquier conversación sea una experiencia por sí sola.

Podéis encontrar más información sobre otros destinos de Argentina, y también sobre Buenos Aires, en la guía y relato de un viaje que hicimos a este país dos años después: Viaje al norte de Argentina y a Buenos Aires.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 20 de Diciembre de 2002 al 5 de Enero de 2003.

Itinerario

mapa

Dia 1: Barcelona - Madrid - Buenos Aires
Dia 2: Buenos Aires - Ushuaia
Dia 3: Ushuaia - P.N. Tierra del Fuego - Ushuaia
Dia 4: Ushuaia - El Calafate
Dia 5: El Calafate - P.N. Los Glaciares - El Calafate
Dia 6: El Calafate - Puerto Natales (Xile)
Dia 7: Puerto Natales (Xile) - P.N. Torres del Paine (Xile)
Dia 8: P.N. Torres del Paine (Xile) - Puerto Natales (Xile)
Dia 9: Puerto Natales (Xile) - El Calafate - Trelew - Puerto Madryn
Dia 10: Puerto Madryn - Península Valdés - Puerto Madryn
Dia 11: Puerto Madryn - Punta Tombo - Gaiman - Trelew
Dia 12: Trelew - San Carlos de Bariloche
Dia 13: San Carlos de Bariloche - P.N. Nahuel Huapi - San Carlos de B.
Dia 14: San Carlos de Bariloche - Buenos Aires
Dies 15-16: Buenos Aires
Dia 17: Buenos Aires - Madrid - Barcelona

Dinero

El peso argentino (abreviado como $, Arg$ o A$) es la moneda oficial de Argentina, mientras que el peso chileno (abreviado como $ o Ch$) es la moneda oficial de Chile.

En Argentina se puede cambiar en bancos o en casas de cambio. En la situación actual la cotización del peso puede fluctuar sustancialmente de un día para otro.

Siempre es conveniente mirar más de un lugar antes de decidirnos a cambiar dinero. Preferentemente el cambio es de US$, pero también se cambian euros sin problemas.

Nosotros llevábamos 1/3 de nuestro presupuesto previsto en dólares y el resto en euros, y esta decisión fue acertada, ya que nos permitió elegir en el momento de cambiar a pesos con qué divisa obteníamos mejor cambio en función del precio ofrecido y del coste real de cada divisa (a veces fue más conveniente cambiar dólares y en otras euros).

Así también pudimos pagar las tasas de salida del aeropuerto de Buenos Aires directamente en dólares (sólo se pueden pagar en esta moneda o en pesos).

En Chile, en cambio, el euro no parece estar tan aceptado, al menos de momento. De hecho sólo lo admiten algunas casas de cambio, pero pagan muy mal. Está claro, pues, que es mejor llevar dólares.

Por otro lado, conviene comprobar que los billetes de dólares que llevéis no tienen manchas o tachaduras, puesto que en algunos lugares no los aceptan de ninguna forma.

En nuestra corta estancia en Chile hemos comprobado que es más cómodo y se obtiene mejor cambio (incluidas las comisiones bancarias) sacando pesos chilenos de un cajero automático con tarjeta VISA (obtenemos unos 725 Ch$ por euro) que cambiando directamente en el banco o en una casa de cambio (obtenemos unos 680 Ch$ por euro).

Generalmente las tarjetas de crédito se pueden utilizar en el pago de hoteles, restaurantes, tiendas, y otros servicios, pero hay que tener en cuenta que a veces se carga un porcentaje adicional para cubrir el coste cargado por la entidad bancaria al comerciante (sobre todo en Argentina).

Por ello, aconsejamos preguntar antes si hay algún cargo o no (en muchos lugares este es indicado por algún letrero en el establecimiento). De todos modos en Argentina obtendremos mejores precios si pagamos con pesos y en efectivo que pagando con dólares o tarjeta de crédito.

Cambio medio:
1 US$ (dólar USA) = 1'0037 €
1 A$ (peso argentino) = 0'283 € / 0'293 US$ (1 € = 3'53 A$ / 1 US$ = 3'41 A$)
1 Ch$ (peso chileno) = 0'00138 € (1 € = 725'26 Ch$)

Gastos del viaje

+ 1.282'56 € (vuelo BCN-BUE-BCN + vuelo BUE-Ushuaia + vuelo Ushuaia-Calafate + vuelo Calafate-Trelew)
+ 27 € (tasas aeropuerto)
+ 398 € (hoteles, comida, transporte, excursiones, ...)
= 1.707'56 € (total por persona)

Presupuesto diario medio:
Argentina = 21'6 € por persona y día
Chile = 30 € por persona y día

Visado

Sólo es necesario un visado para estancias superiores a 90 días. En el resto de casos es suficiente con el pasaporte.

Salud

No hay ninguna vacuna obligatoria y ni siquiera recomendable.

Seguridad

Pese a la situación económica actual del país el nivel de inseguridad y delincuencia que hay en Argentina es muy inferior al que tenemos en Europa.

Una vez más no nos debemos dejar asustar por las imágenes y noticias alarmistas que vemos o leemos en los medios de comunicación españoles. Nuestra experiencia fue absolutamente positiva en este sentido.

Hasta ahora, en la Patagonia o la Tierra del Fuego, era normal dejar abiertas las puertas del coche o la casa, una cosa impensable ya desde hace mucho años aquí en Europa.

Como siempre, es necesario ir con las habituales precauciones, especialmente en la ciudad de Buenos Aires o en sitios muy transitados como por ejemplo las estaciones de autobuses.

Transporte

Avión. Dadas las enormes distancias del país el avión suele ser la mejor forma de transporte o, por lo menos, la más rápida.

Como siempre también es la más cara, pero se pueden conseguir precios mucho más ventajosos si se viaja a Argentina con la compañía Aerolíneas Argentinas y se compra un paquete de vuelos interiores de la misma compañía Aerolíneas o de Austral.

Pero debe tenerse en cuenta que este paquete sólo puede comprarse fuera de Argentina y con un billete de vuelta. Por otra parte también hay que tener presente que en temporada alta los vuelos se llenan rápido y es necesario realizar la reserva con la suficiente antelación.

Autobús. Los autobuses, incluso en largas distancias, son una opción a considerar, especialmente si se dispone de suficiente tiempo. Son cómodos, más baratos que el avión y permiten disfrutar del paisaje.

Para viajes largos recomendamos gastar más dinero y escoger modernos autobuses con cama o amplios butacas (clase ejecutivo), aire acondicionado, amplias ventanas, servicio de comidas, y WC. Nuestro cuerpo lo agradecerá...

Tren. En las regiones de la Patagonia y Tierra del Fuego hay muy pocas líneas ferroviarias operativas para viajeros, excepto algunas que son puramente turísticas. En cualquier caso son bastante más lentas que el equivalente por carretera.

Coche. El alquiler de un coche es una opción posible pero muy cara, especialmente en la Patagonia.

Además debemos tener presente que la mayor parte de rutas en esta zona son pistas de tierra o ripio con largas distancias sin servicios de ningún tipo, cosa que hace más crítico el estado mecánico del coche, la logística del combustible o nuestra experiencia conduciendo en estas condiciones.

La rotura de parabrisas por el impacto de piedras es bastante común en este tipo de pistas.

Clima

Las fechas de nuestro viaje correspondían al verano austral, pero por el tamaño del país y la amplitud de latitudes debemos diferenciar las diferentes zonas visitadas.

En Buenos Aires encontramos temperaturas altas, pero moderadas (por debajo de 26ºC); en Bariloche y la zona de Península Valdés temperaturas cálidas durante el día y frescas por la noche; en el resto debemos hablar de temperaturas bastante frescas o, incluso, frías. Cuando hace viento en la Patagonia (y es lo más habitual) la sensación de frío aumenta bastante.

Por tanto se recomienda llevar ropa de verano, pero sobre todo ropa de invierno que abrigue mucho (incluyendo guantes, gorro, polar, etc.)

Tal y como mencionan las guías, la climatología patagónica, especialmente en la zona del Calafate o las Torres del Paine es muy cambiante y en un momento dado puede hacer suficiente calor para ir en manga corta y acto seguido tener que abrigarnos con toda la ropa de abrigo que llevemos encima al nublarse y soplar viento. Este hecho lo hemos podido comprobar de primera mano...

Gastronomía

La cocina argentina está muy bien y es muy completa, especialmente en todo aquello en lo referente a la carne. Por ejemplo el bife de chorizo, el asado de tira, el churrasco o el matambre.

En en cuanto a postres y sabores dulces lo más común es el dulce de leche, un tipo de leche condensada semicuita, o los panqueques, crepes rellenadas de dulce de leche o flambeadas con licor. También es común encontrar helados, con una gran variedad de gustos.

En lo referente a bebidas con alcohol tenemos la cerveza, la más común es la marca Quilmes, o también el vino, puesto que Argentina es uno de los grandes productores de vino del mundo y, aunque no demasiado conocidos, suelen ser de buena calidad.

La región vinícola argentina más importante es la provincia de Mendoza, pero también hay otros como el valle de Río Negro, Salta, o La Rioja.

El mate, un clásico de las infusiones en Argentina, proviene de la hierba con el mismo nombre. Tomar mate es ya una costumbre muy arraigada en el país y también es casi un ritual social.

Hay varios tipos de mate, algunos muy amargos y otros que no lo son tanto.

Diferencia horaria

- 4 horas, durante el horario de invierno en la España peninsular.

Idioma

A continuación tenéis una pequeña llista de vocablos usados en Argentina y que hemos recopilado durante nuestre viaje. Para cada uno de ellos adjuntamos una explicación de la palabra:

Baño: WC.
Boleto: billete de autobús, por ejemplo.
BsAs: acrónimo de Buenos Aires.
Buzo: sudadera.
Chacra: pequeña granja.
Chopp: cerveza de barril.
Colectivo: autobús público local.
Combi: autobús de larga distancia.
Confitería: bar/cafetería donde también se sirve comida.
Costanera: calle o carretera a la orilla del mar, lago o río.
Cuadra: manzana.
Estancia: rancho con mucha extensión de tierra, y ahora con la posibilidad de realizar actividades de ocio.
Factura: un tipo de pastel.
Frutilla: fresa.
Medialuna: pequeños croissants.
Picada: aperitivo, comida para picar.
Pingüinera: colonia de pingüinos.
Playa estacionamiento: área de aparcamiento.
Remera: camiseta de manga corta.
Remís / remise: taxi con radioconexión.
Ripio: pista de tierra.
Subte: el metro en Buenos Aires.
Tenedor libre: menú con primer plato de buffet libre.
Terminal de ómnibus: terminal de autobuses.
Valija: maleta, equipaje.

Guías de viaje

Argentina, Uruguay & Paraguay, Lonely Planet (ed. Abril 2002). También incluye la Patagonia chilena.

Literatura relacionada

Patagonia y Tierra del Fuego. Por los confines de Argentina y Chile. Revista Altaïr nº 5 (Marzo 2000)

^top

Llegada a Buenos Aires. Ruta por la Tierra del Fuego

BUENOS AIRES (I)

Cómo llegar

Nuestro viaje a Argentina empezó con un vuelo de Barcelona a Madrid con Spanair (1 hora). Y a continuación un vuelo de la compañía Aerolíneas Argentinas desde Madrid a Buenos Aires (12 horas y 20 minutos para recorrer un total de 10.093 km).

En nuestro vuelo la ruta seguida hasta Buenos Aires sobrevoló los archipiélagos de Canarias y Cabo Verde (isla de Boa Vista), así como Brasil (Recife, Belo Horizonte y Sao Paulo), y Uruguay (Colonia).

El aeropuerto de llegada a Buenos Aires fue el aeropuerto internacional Ministro Pistarini (más conocido como Ezeiza).

En la misma sala donde se recogen los equipajes hay una oficina del Banco de la Nación donde poder cambiar euros y/o dólares a pesos argentinos. Al salir de esta sala hay otra oficina de cambio, pero se ofrecía un cambio mejor en el Banco de la Nación.

Para ir al centro de Buenos Aires desde el aeropuerto de Ezeiza, a unos 35 km de distancia, hay la opción de coger el autobús nº 86 desde delante de la terminal de Aerolíneas, pero la alternativa más rápida y cómoda (aunque más cara) es coger un autobús privado o remís de la compañía Manuel Tienda León.

El billete cuesta 12 A$ y se compra en un pequeño quiosco antes de salir al exterior de la terminal, donde estaciona el autobús. Este autobús funciona entre las 6:00 y las 00:45 horas y hay uno cada 30 minutos aproximadamente.

Tarda unos 40 minutos en llegar a su destino final en la Avda. Santa Fe 790 (zona Retiro), donde se encuentran sus oficinas y a sólo 50 metros de la estación de metro o subte San Martín (línea C).

Dormir y comer

En la zona de Recoleta, barrio bastante exclusivo (zona de embajadas y tiendas de marca), es difícil encontrar hoteles económicos puesto que suelen ser de categoría tres estrellas o superior.

La opción más económica que encontramos en esta bonita zona fue el Recoleta Youth Hostel, en la calle Libertad 1216. El edificio es bastante bonito, con un patio central, y las habitaciones son simples, pero correctas. Una habitación doble con baño compartido cuesta 45 A$. El personal de recepción es muy amable y atento.

Cercano al Recoleta Youth Hostel tenemos el restaurante Santa Fe (c/Santa Fe, entre Libertad y Talcahuano). El local es muy acogedor y se come bien y barato. Por ejemplo una pizza, una cerveza y postre sale por 10 A$.

Cosas a ver y hacer

En este momento del viaje Buenos Aires fue sólo una escala para pasar la noche, puesto que al día siguiente de nuestra llegada teníamos un vuelo doméstico con destino a Ushuaia. Por ello, dejamos la visita de Buenos Aires para la parte final de nuestro viaje.

Ver más información sobre la ciudad de Buenos Aires en el apartado Buenos Aires (II) de esta misma guía.

^top

USHUAIA (I)

Cómo llegar

Para llegar al aeropuerto de Ezeiza desde el Recoleta Youth Hostel la opción más rápida y cómoda vuelve a ser el autobús de Manuel Tienda León. Sale de delante de las oficinas de la compañía (c/Santa Fe 790), a unos 750 metros a pie desde el hotel. Cuesta 12 A$ y tarda 40 minutos en llegar a la terminal de Aerolíneas (unos minutos más para la terminal del resto de compañías).

Tomamos el vuelo de Aerolíneas Argentinas desde el aeropuerto Ezeiza de Buenos Aires con destino a Ushuaia, haciendo una escalera intermedia al Calafate para dejar y coger pasaje. No pagamos tasas de aeropuerto.

La distancia total a recorrer es de unos 3.000 km. Son 3 horas de vuelo de Buenos Aires al Calafate (sobrevolamos la zona de Península Valdés), 40 minutos de escala en este aeropuerto, y 1 hora más de vuelo hasta Ushuaia.

El descenso final al aeropuerto de Ushuaia es muy espectacular, con varias maniobras y cambios de rumbo repentinos para encarar la pista de aterrizaje, mientras sobrevolamos el canal de Beagle y las islas, montañas con nieve y glaciares cercanos a Ushuaia.

Para llegar desde el aeropuerto de Ushuaia al centro de la población, a sólo 4 km, hay que coger un taxi delante de la terminal de llegadas. El trayecto cuesta unos 4'5 A$.

Dormir y comer

El B&B Los Troncos (c/ Gobernador Paz, 1344. Tel. 421895) es una casa particular, propiedad de una familia muy acogedora, donde una habitación doble con baño compartido y desayuno incluido nos cuesta 30 A$.

Un buen restaurante es el Barcleit 1912 (c/ Fadul, 148). Hay varias opciones de menú. Uno de ellos cuesta 12 A$ e incluye dos platos y postre (la bebida es aparte), pero una botella grande de cerveza Quilmes cuesta 3'5 A$. Este restaurante está en una casa del año 1912 que perteneció al primer pionero de la familia Fadul en la zona.

En la Confitería La Baguette (Avda. San Martín esquina con Don Bosco) se pueden encontrar una gran variedad de sándwiches, empanadas, pasteles y bebidas para llevar de excursión.

Cosas a ver y hacer

USHUAIA. Ushuaia, la ciudad más austral del planeta y con el apodo turístico de La ciudad del fin del mundo, tiene una ubicación fantástica, situada entre el Canal Beagle y cumbres de hasta 1.500 metros de altura. Pertenece en la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas Atlánticas del Sur.

En esta época del año el día tiene más de 18 horas de luz, lo cual hace que una jornada dé para hacer muchas cosas y da la sensación de no acabarse nunca.

Además de los puntos de interés que se explican en los siguientes apartados la propia ciudad de Ushuaia también tiene algunas cosas interesantes a ver.

Por ejemplo el edificio de la Legislatura Provincial, en la c/ Maipú 465, que era la residencia oficial del gobernador, o la Iglesia de la Merced, en la calle Don Bosco, construida por los convictos del presidio.

Además, un paseo con calma por la Avda. San Martín (el corazón comercial y de servicios de la ciudad) nos permitirá ver algunas casas y edificios interesantes y bastante fotogénicos.

El Museo Marítimo y del Presidio. Este edificio, que fue la prisión nacional argentina desde el año 1906 al 1947, ahora alberga ambos museos: el Museo Marítimo y el Museo del Presidio.

El Museo Marítimo es especialmente interesante puesto que en él se muestran cartas náuticas del área, increíbles maquetas de barcos famosos en la zona de los últimos 500 años, fotografías de la exploración antártica de todos los tiempos y abundante información sobre los indígenas que habitaron estas inhóspitas tierras, los yámanas.

El Museo del Presidio, en cambio, muestra como era la vida en la prisión y da información sobre algunos de sus famosos huéspedes. En el patio se pueden ver los restos de un tren de mercancías de vía estrecha (de hecho la más estrecha del mundo) que transportaba a los prisioneros de un lugar a otro.

En resumen, ambos museos están bastante bien y son bastante interesantes. Se encuentran al final del c/ Gobernador Paz y la entrada cuesta 13 A$. Está abierto hasta las 20:00 h.

Vistas de Ushuaia y el Canal Beagle desde el glaciar Martial
Vistas de Ushuaia y el Canal Beagle desde el glaciar Martial

GLACIAR MARTIAL. Este glaciar se encuentra en una de las montañas que hay a las espaldas de la ciudad.

De hecho el glaciar en sí no vale gran cosa, pero las vistas de Ushuaia, el canal Beagle y la isla chilena de Navarino son espectaculares, justificando de sobra la excursión hasta aquí.

Es una excursión de medio día desde Ushuaia.

Para llegar hay que coger un minibús en la parada que hay a la Avda. Maipú (frente a la calle 25 de Mayo).

Salen cada media hora y el trayecto de 7 km hasta la base del telesilla cuesta 5 A$ ida y vuelta (hay que concertar una hora para que nos pasen a recoger). También se puede llegar andando, pero hay una buena subida.

Una vez en la base del telesilla hay dos opciones para subir: coger el telesilla (cuesta 7 A$ ir y volver) o subir a pie por un camino que sigue el trayecto del telesilla (unos 30 minutos).

Situados ya en la base superior del telesilla, hay que continuar subiendo a pie durante una hora más por una senda fácil al principio y bastante dura al final, pero como ya hemos mencionado anteriormente la vista desde arriba es impagable.

Dadas las condiciones climatológicas extremadamente cambiantes en la zona es muy recomendable llevar ropa de abrigo aunque haga un buen sol.

^top

Ruta por la Tierra del Fuego (II) y la Patagonia argentina y chilena

USHUAIA (II)

CANAL BEAGLE. Otra excursión muy recomendable desde Ushuaia es un paseo en barca por el Canal Beagle. La opción más habitual es hacer una excursión de medio día por las islas cercanas a Ushuaia.

Lobos marinos sobre la isla Alícia, en el canal Beagle
Lobos marinos sobre la isla Alícia, en el canal Beagle

Hay varias compañías que ofrecen este servicio y todas están en el Muelle Turístico, en la Avda. Maipú, entre las calles Lasserre y Roca.

Recomendamos especialmente la compañía Excursiones Tres Marías, puesto que dispone de un barco más pequeño que el resto (sólo 8 plazas).

Otro punto a favor de esta empresa es que en su excursión marina incluye una interesante caminata por la isla H o isla de Bridges (es el único operador de la zona que tiene permiso para desembarcar en esta área protegida).

En cualquier caso es conveniente reservar con antelación para no quedarnos sin plaza.

La excursión en barco propuesta por Tres Marías cuesta 70 A$ y dura más de 4 horas. Antes de embarcar hay que pagar 3'5 A$ en concepto de tasas portuarias.

Se sale del mismo puerto, se abandona la bahía de Ushuaia, se entra en el canal Beagle y el barco se dirige a la isla Alícia (también conocida como isla de los lobos). En ella hay decenas de lobos marinos sobre las rocas o al agua.

El barco circunnavega la pequeña isla, muy lentamente, a escasos metros de las rocas, lo cual permite verlos perfectamente y justo es decir que es un espectáculo fascinante.

A continuación se dirige a la isla de los pájaros, donde habitan miles de cormoranes reales.

Se bordea la isla y se continúa la navegación hacia la isla H o isla de Bridges, la más meridional de Argentina, casi sobre la frontera marítima con Chile.

El canal Beagle desde la isla de Bridges
El canal Beagle desde la isla de Bridges

En la isla H desembarcamos para hacer un trekking, guiados por los tripulantes del barco, que también dan información sobre la zona y responden cualquier pregunta.

Dado que se trata de una zona protegida hay que seguir estrictamente el camino indicado por los guías.

Además de un paisaje espectacular de mar, islas y montañas también se puede ver una pequeña colonia de cormoranes comunes, así como plantas muy peculiares, especialmente una que crece a razón de 2 cm anuales y que va formando una enorme bola verde.

Acabado el paseo por esta isla se vuelve al barco y se inicia la navegación de regreso a Ushuaia. Muy recomendable !!.

PARQUE NACIONAL DE TIERRA DEL FUEGO. Es el único parque nacional argentino con costa marina. A pesar de tener más de 63.000 Ha. de superficie, sólo 2.000 de ellas están abiertas al público (el resto son la reserva estricta).

En la parte visitable hay un sistema de sendas generalmente cortas y muy bien indicadas que permiten hacer excursiones para todos los gustos y niveles de dificultad. Unos planos de estas rutas se pueden conseguir en la oficina de turismo de Ushuaia o bien a la entrada del parque. Algunas de las rutas indicadas son las siguientes:

Senda Pampa Alta. Longitud: 5 km Durada: 1 hora (ida). Dificultad media.

Senda Costa. Longitud: 6'5 km (ida). Duración: 3 horas. Dificultad media.

Senda Hito XXIV. Longitud: 5 km (ida). Duración: 3 horas (ida y vuelta). Dificultad media.

Senda Cerro Guanaco. Longitud: 4 km (ida). Duración: 4 horas hasta la cumbre. Dificultad alta.

Vista de la bahía Lapataia, en el P.N. Tierra del Fuego
Vista de la bahía Lapataia, en el P.N. Tierra del Fuego

Pero si sólo disponemos de un día para visitar el parque entonces recomendamos combinar las siguientes cinco rutas en una sola jornada.

Todas son de dificultad baja y permiten ver una amplia variedad de paisajes del parque, además de muchos animales, como zorros, conejos, castores, albatros, cormoranes, patos, etc..

Paseo de la Isla. Longitud: 600 metros. Es un recorrido por el archipiélago Cormoranes y transcurre por los bordes de los ríos Lapataia y Ovando. Ofrece buenas oportunidades para observar aves acuáticas.

Senda Laguna Negra. Longitud: 950 metros. Permite ver una turbera en formación junto al lago.

Mirador Lapataia. Longitud: 1 km. Magnífica vista panorámica de la bahía Lapataia. Esta ruta conecta con la siguiente, la del Turbal, y es una excelente alternativa para llegar a la bahía atravesando un bosque de lenga. En este punto se acaba la RN 3, a 3.063 km de Buenos Aires.

Senda del Turbal. Longitud: 2 km. Es una ruta alternativa a la RN 3 (pista de ripio) para acceder a la bahía Lapataia. Permite ver castoreres abandonadas y se bordea una turbera. Conecta con la siguiente senda.

Senda Castorera. Longitud: 400 metros (ida y vuelta). Se llega a una castorera activa, donde se pueden apreciar los grandes diques construidos por los castores, formando pequeñas presas artificiales.

Diques construídos por los castores (P.N. Tierra del Fuego)
Diques construídos por los castores (P.N. Tierra del Fuego)

Estos castores son de origen canadiense y fueron introducidos en esta zona en el pasado, causando un gran impacto medioambiental, palpable por la gran cantidad de árboles talados o inundados debido a su presencia.

La línea fronteriza con Chile está a poco más de 1 km de este punto.

Para llegar al parque, a unos 20 km al oeste de Ushuaia, se puede coger un minibús en la parada de Maipú-25 de Mayo o bien delante de la oficina de turismo, en la Avda. San Martín, 674. El trayecto cuesta 15 A$, ida y vuelta, y emplea unos 30 minutos en recorrerlo.

Casi todo el recorrido es por pista de tierra. Al llegar a la entrada del parque hay que pagar 12 A$ en concepto de entrada. Se puede acordar con el conductor del minibús el lugar donde queremos que nos deje. También conviene acordar el punto donde nos deberá recoger y a que hora.

Para llevar a cabo la caminata que combina las cinco últimas rutas comentadas anteriormente lo mejor es que la confitería del camping Lago Roca sea el punto de partida y de llegada.

Desde este punto, andando unos 2 km por el borde del lago Roca primero y del río Lapataia después, se llega a la Gendarmería, lugar de inicio de la senda Paseo de la Isla y a partir de aquí empezar el itinerario propuesto.

Dado que en la confitería del camping Lago Roca los precios son caros es recomendable comprar la comida y la bebida en cualquier supermercado de Ushuaia y traerla hasta aquí para poder comer con absoluta libertad en cualquier punto de nuestro itinerario por el parque.

^top

EL CALAFATE

Cómo llegar

Tomamos un vuelo de 60 minutos desde Ushuaia a El Calafate, con la compañía Aerolíneas Argentinas.

Para llegar al aeropuerto de Ushuaia un taxi desde el centro cuesta 4'5-5 A$. Antes de embarcar hay que pagar 13 A$ en concepto de tasas de aeropuerto.

Nuevamente decir que el paisaje que se ve desde el avión en el momento de despegar de Ushuaia es espectacular, pero también durante el resto del viaje, sobre todo en el momento de sobrevolar el estrecho de Magallanes.

El aeropuerto de El Calafate está situado junto al bonito lago Argentino y, una vez en él, para llegar al centro del Calafate (a unos 22 km de carretera asfaltada por un paisaje semidesértico) hay dos opciones.

Se puede coger un minibús que cuesta 8 A$ o bien un taxi que vale 22 A$, de modo que para un grupo de tres o más personas sale más económico coger el taxi.

Dormir y comer

En el Hostería Aonikenk (c/ Alberto Mª Agostini s/n, a 50 metros de la Avda. Libertador y 300 metros del centro) una habitación doble con baño compartido cuesta 40 A$. Se puede disponer de cocina y un salón con TV. Es muy tranquilo y acogedor, y las habitaciones de detrás tienen una buena vista sobre el lago Argentino.

El Asador Parrilla La Tablita (Coronel Rosales 28, frente al puente de entrada a El Calafate) es quizás el mejor restaurante de la zona para comer parrilla. Recomendamos especialmente pedir el asado de cordero patagónico (cuesta unos 15 A$), la especialidad de la región.

También el restaurante Parrilla y Asador Upsala (esquina de las calles Gob. Gregores y Comandante Espora), donde se come bien y barato.

Cosas a ver y hacer

EL CALAFATE (provincia de Santa Cruz). Esta pequeña población sirve como base para visitar la parte sur del magnífico Parque Nacional Los Glaciares, sobre todo el archi-famoso glaciar Perito Moreno, pero también como escala técnica en el viaje a El Chaltén y el Fitz Roy viniendo del sur o de Chile. Aparte de esto, El Calafate no tiene mucho más interés.

Una actividad a hacer es pasear por la calle principal, la Avda. Libertador, donde se concentran buena parte de las tiendas, agencias, bancos, bares y restaurantes.

A 1 km al norte del centro y sobre el borde del lago Argentino se puede visitar la Laguna Nimez, donde se concentran gran cantidad de aves, especialmente flamencos, cisnes de cuello negro, patos, etc.

Patrimonio de la Humanidad PARQUE NACIONAL LOS GLACIARES (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981). Este parque nacional tiene una superficie de 600.000 Ha. y unos 356 glaciares, aunque el más conocido de todos, sin lugar a dudas, es el espectacular glaciar Perito Moreno, uno de las pocos en el mundo que aún avanzan.

Perito Moreno tiene la particularidad de avanzar de forma permanente sobre las aguas del lago Argentino hasta formar un dique de hielo que bloquea el paso del agua y forma un embalse sobre una porción del lago.

Glaciar del Perito Moreno (P. N. Los Glaciares)
Glaciar del Perito Moreno (P. N. Los Glaciares)

Al elevarse las aguas de esa área embalsada la presión sobre la pared del glaciar va aumentando hasta que se rompe de forma violenta, dejando de nuevo paso libre a las aguas del lago.

Entre 1915 y 1988 este espectacular fenómeno de la naturaleza se repitió 15 veces, pero con el calentamiento global del planeta parece que se ha frenado algo el avance del glaciar y desde el año 1988 no ha vuelto a ocurrir y es imposible saber cuando se volverá a dar.

Si no se dispone de vehículo propio para llegar hasta el parque, a 80 km del Calafate, no queda más remedio que comprar una plaza en un tour.

Hay varias agencias de El Calafate que venden este tipo de servicio y todas ofrecen más o menos lo mismo al mismo precio: 50 A$.

Nosotros podemos recomendar especialmente la agencia Interlagos (con oficina en la propia estación de autobuses), donde su propuesta vale 45 A$. El precio incluye el transporte de ida y vuelta y los servicios de un guía.

Se necesita un día entero para la excursión al glaciar Perito Moreno. Esta empieza sobre las 8:30 h. en que el minibús de la agencia contratada pasa a recogernos por el hotel donde estemos alojados.

Los primeros 45 km son de carretera asfaltada por entre un paisaje de estepa patagónica. El minibús se para en un punto cercano a la Estancia Alice para poder disfrutar de una excelente panorámica sobre el lago Argentino.

Este lago, con 60 km de largo y hasta 20 km de ancho, es el más grande de Argentina y el tercero de América del Sur. Tiene un color verde turquesa que recuerda al de algunas playas tropicales, debido a la presencia de partículas muy finas en suspensión, llamada leche glacial, producto de la abrasión de los glaciares sobre las rocas.

Vista parcial del glaciar del Perito Moreno
Vista parcial del glaciar del Perito Moreno

Por el camino hacia el parque es posible ver guanacos o cóndores, además de las ya clásicas ovejas presentes en cualquier paisaje de la Patagonia.

A pocos kilómetros de este punto se acaba el asfalto y empieza la pista, y algo más allá se encuentra la entrada propiamente dicha del parque nacional, donde se pagan 20 A$ en concepto de entrada.

A partir de aquí hay un cambio importante en la vegetación, apareciendo árboles y arbustos como las lengas, ñires y guindos, además de flores de varios colores, sobre todo el notro, de color rojo intenso y típica del bosque andino patagónico.

La siguiente parada es en un mirador (ante el hotel de super-lujo Los Notros) desde donde tenemos la oportunidad de impresionarnos por primera vez viendo de lejos el glaciar.

Después de 35 km de pista se llega al puerto Bajo de Las Sombras, donde se puede coger un barco que navega por el Brazo Rico hasta situarse frente a la pared sur del glaciar Perito Moreno, a una cierta distancia de seguridad.

Esto permite ver la altura real de la pared y las torres de hielo, a 60 metros sobre el nivel del agua del lago.

Esta navegación tiene una duración de una hora y cuesta 25 A$. Es absolutamente recomendable, puesto que permite disfrutar con todo detalle de la magnificencia de esta maravilla de la naturaleza.

Si el día está nublado y no hace sol podremos apreciar mucho mejor las formas y contrastes de colores blancos y azules, puesto que en caso contrario la luz solar se refleja sobre el hielo y se pierde el contraste (sobre todo para la fotografía).

Acabada la navegación en el barco, subimos al minibús y este nos conduce a la zona de las pasarelas de la Península de Magallanes.

Aquí se puede aprovechar para comer algo en la confitería que hay a la entrada de las pasarelas, a pesar de que recomendamos llevar comida y bebida desde El Calafate porque aquí es caro y no hay mucha variedad.

En este punto disponemos de más de tres horas para disfrutar de las excelentes vistas y perspectivas sobre el glaciar sin correr ningún riesgo. Antes se podía bajar hasta el borde del canal, pero 32 personas muertas entre los años 1947 y 1988, debido a los desprendimientos de la pared frontal, aconsejaron prohibir el acceso.

Hay 3 niveles de pasarelas: intermedia (vista superior y frontal), derecha (vista de la cara norte y del canal de los Témpanos) e inferior (vista de la cara frontal desde una posición más cercana al glaciar y baja en altura).

La visita a Perito Moreno no solamente es una inolvidable experiencia visual, sino también auditiva, porque es frecuente que grandes trozos de hielo se desprendan de la pared frontal y se desplomen sobre el agua, provocando un ruido imponente. Todo ello hace que, sinceramente, no tengamos palabras para describir esta maravilla. Hay que verla, sí o sí.

Una vez acabada la visita sólo queda volver a El Calafate, adónde se llega entre las 5 y las 7 de la tarde, dependiendo de si la climatología nos ha permitido estar más o menos rato en la zona del glaciar.

Hay otras muchas excursiones y actividades a hacer en el parque nacional Los Glaciares: trekkings por el bosque, paseo con crampons sobre el hielo del glaciar Perito Moreno, o la navegación por el Brazo Norte del lago Argentino para ver los glaciares Upsala y Spegazzini y también el lago Onelli.

Pero estas requieren tiempo y, sobre todo, dinero, porque los precios de estas actividades son bastante caros.

^top

PUERTO NATALES (Chile)

Cómo llegar

Para ir desde El Calafate hasta Puerto Natales (Chile) cogemos un autobús de la empresa Cootra. Cuesta 35 A$ ida y vuelta (es más barato comprar la ida y la vuelta en El Calafate que comprar el billete de vuelta en Puerto Natales).

Este autobús sale de la estación de autobuses de El Calafate sobre las 8:30 h. Hasta Puerto Natales son 286 km y la mayoría es pista de ripio.

A media mañana el autobús se para en un hotel/restaurante decadente, en mitad de la soledad de la estepa patagónica, para comer algo. También para un momento en la población de Río Turbio para hacer el cambio de conductor y pocos kilómetros después hay que bajar del autobús para llevar a cabo los trámites burocráticos de rigor en las fronteras argentina y chilena.

Doce km después del punto fronterizo chileno llegamos a Puerto Natales, sobre las 14:30. La hora de llegada dependerá mucho del tiempo pasado en las dos fronteras.

Dormir y comer

Después de mirar en el Hostal La Cumbre (18.000 Ch$ la habitación doble después de regatear), que nos pareció cara por lo que ofrecía, y también Casa Cecilia y Residencial Oasis que estaban llenos, optamos por preguntar por alojamiento en una tienda que encontramos.

Nos indicaron una casa particular, donde por 10.000 Ch$ teníamos una habitación doble con desayuno incluido. Se trata de la casa familiar de Teresa Galindo Nieto, en la calle Tomas Rogers 43 (Tel. 412603).

Para comer en Puerto Natales una opción económica es el Restaurante Ñandú, junto a la oficina de los autobuses Cootra (c/ Baquedano), donde un menú completo, excepto la bebida, cuesta 2.200 Ch$.

En el restaurante La Tranquera (calle Bulnes 579) podéis probar la paila marinera, un tipo de sopa de pescado y marisco muy buena y típica de la zona, y que aquí cuesta 3.000 Ch$.

Para comidas menos sofisticadas recomendamos el restaurante/bar La Burbuja, también en la calle Bulnes, o también el café/restaurante La Oveja Negra (calle Tomas Rogers 169), muy acogedor.

Cosas a ver y hacer

PUERTO NATALES (provincia chilena de Última Esperanza) sirve básicamente como lugar de tránsito y campo base para organizar los aspectos logísticos de la excursión al parque nacional Torres del Paine: alojamiento, transporte, compra de material y víveres para las excursiones, etc.

Si disponéis de algún tiempo extra vale la pena dar un paseo por las calles de este tranquilo y pintoresco pueblo.

La calle Manuel Bulnes es uno de las calles principales, donde podemos encontrar restaurantes, hoteles, bancos o supermercados.

En la costanera Pedro Montt tenemos el puerto (donde recala el transbordador a Puerto Montt y también los transatlánticos con destino turístico a la Antártida o a los canales y fiordos de la Patagonia chilena). Se pueden ver un gran número y variedad de aves acuáticas y una bonita vista del Seno de Ultima Esperanza y la península Antonia Varas.

Mirando en dirección norte se pueden ver los glaciares Serrano y Balmaceda, pertenecientes al parque nacional Bernardo O'Higgins.

En la céntrica Plaza de Armas Arturo Prat encontramos la bonita Iglesia Parroquial, de armoniosas líneas arquitectónicas, y también el edificio de la Municipalidad, con un gran valor histórico puesto que representa la arquitectura inglesa de principios del siglo XX.

Por último, en la calle Phillipi, tenemos un mural que relata la historia de las etnias Kaweshkar y Aonikenk, que vivieron entre el mar y la pampa hasta finales del s. XIX.

^top

Ruta por el P. N. Torres del Paine (Chile) y la Península Valdés

PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE (Chile)

Cómo llegar

Desde Puerto Natales hasta la entrada de Laguna Amarga, unos de los tres accesos al parque de Torres del Paine, hay unos 112 km y la mayor parte de ellos son de ripio.

Si no se dispone de vehículo privado entonces lo mejor es contratar el transporte de ida y vuelta en una de las múltiples agencias de Puerto Natales. Nosotros optamos por contratarlo en Onas Patagonia-Path@gone, en la calle Eberhard, 599 (Tel. 414349).

Este transporte cuesta 11.000 Ch$ ida y vuelta (el regreso puede ser cualquier día) y sale a las 7:00 h. desde delante de la oficina de la agencia. Se para a medio camino, en el bar El Pionero de Cerro Carrasco (lugar fronterizo con Argentina), para poder desayunar.

Se llega a la entrada de Laguna Amarga sobre las 10:00. Aquí hay que pagar 8.000 Ch$ en concepto de entrada al parque.

Dormir y comer

Para dormir dentro del parque hay varias opciones, desde las muy caras hosterías (más de 150 US$ la noche) hasta los refugios y campings, bastante más asequibles.

En cualquier caso es importante tener en cuenta la conveniencia de hacer reservas, especialmente en temporada alta, puesto que el nivel de ocupación es altísimo (en temporada alta es suicida presentarse en el parque sin reserva). La reserva se puede hacer desde Puerto Natales o también en Punta Arenas.

En el caso de Puerto Natales cualquier agencia puede llamar por radio a los refugios para hacer efectiva nuestra reserva, pero lo más recomendable es ir directamente a la ya mencionada Onas Patagonia-Path@gone (ver apartado anterior), puesto que es la principal concesionaria del parque.

Se encarga de llamar por radio al refugio o refugios que deseemos (según nuestro itinerario previsto dentro del parque) y confirmar así la reserva para todos los días de nuestra estancia en el parque. El precio del refugio es de 17 US$ por noche.

Para el refugio es imprescindible disponer de un saco de dormir, pero si no llevamos uno también se puede reservar (pagando 4 US$ adicionales) en el mismo momento de reservar la plaza en el refugio. Si vamos de acampada necesitaremos también una tienda de campaña que igualmente podemos reservar por 9 US$ la noche.

El pago de todo hay que hacerlo en el momento de hacer las reservas y se puede hacer en efectivo o con tarjeta VISA. Pero si se paga en efectivo es más económico pagar con US$ que no con pesos chilenos, puesto que pagando con moneda local tendremos que pagar tasas añadidas.

En el caso de no llevar material de acampada, como sacos de dormir, tienda de campaña, fogoncillos, etc. también hay la opción de alquilarlo en tiendas especializadas de Puerto Natales.

Para comer dentro del parque tenemos la opción más económica de comprar toda la comida y la bebida en Puerto Natales (por ejemplo en el supermercado La Bombonera de la calle Bulnes 646, con bastante variedad de productos de alimentación) o bien comer en los refugios.

Una cena en el refugio cuesta 10 US$ (es un menú completo, pero sencillo) y se debe encargar en el momento de llegar al refugio y grabarse.

La comida o lunch-box cuesta 8 US$ y es una bolsa con un bocadillo grande, una botella de agua y fruta. Por último, el desayuno cuesta 2 US$ (para pagar las comidas en el refugio es más económico hacerlo con US$ que no en pesos chilenos, puesto que en este último caso hay que pagar tasas añadidas).

Nuestra recomendación es un término medio entre las dos opciones, cenando en el refugio y haciendo el resto de comidas con los víveres que hayamos comprado en Puerto Natales.

Cosas a ver y hacer

PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE (provincia chilena de Magallanes). Este parque, con una superficie de 181.414 Ha, es seguramente uno de los parques nacionales más bonitos de Sudamèrica.

Posee parajes absolutamente maravillosos, con varios senderos habilitados para caminatas y trekkings, que recorren diferentes paisajes de pampas, espesos bosques magallánicos, lagos con témpanos de hielo e impresionantes glaciares, y todo ello rodeado de gigantescas moles rocosas que caracterizan la silueta del parque.

Camino hacia el Refugio Chileno
Camino hacia el Refugio Chileno

Además de senderismo, en este parque se pueden hacer otras actividades, como escalada, kayak, rafting, pesca u observación de su variada flora y fauna.

En fin, este parque es un verdadero paraíso para los excursionistas y amantes de la naturaleza.

Para obtener información sobre el parque se pueden visitar las oficinas de CONAF, el servicio de parques nacionales, en la calle O'Higgings 584 de Puerto Natales.

En algunos quioscos y agencias se puede adquirir un completo plano del parque, con todas las rutas y senderos indicados.

Pero también tenéis la opción del mapa del parque Torres del Paine que ofrece la propia web del parque.

Entre las muchas cosas a ver en el parque Torres del Paine destacamos las siguientes:

• Las famosas cumbres graníticas de las Torres del Paine y los Cuernos del Paine, con alturas que oscilan entre los 2.200 y 2.600 metros.

• Lagos y lagunas, de colores variados y originados por el deshielo de los glaciares. Por ejemplo, los lagos Nordenskjold, Pehoé, Toro, Sarmiento y Grey o Laguna Azul.

• Glaciares como el glaciar Grey y el glaciar Dickson.

• Cascadas de agua, como el Salto Grande y el Salto Chico.

Hay varias opciones para recorrer el parque, básicamente en función del tiempo disponible y de nuestra predisposición a soportar largas caminatas día tras día.

La opción más popular es la llamada W (por la forma del circuito), puesto que se puede recorrer en unos 4 días. La más larga es la que hace un circuito entero (aproximadamente una semana e incluye la W anterior más la parte de atrás del parque).

Vegetación y el lago Nordenskjold al fondo
Vegetación y el lago Nordenskjold al fondo

Pero si no disponemos de tantos días podemos montarnos un circuito a medida según el nº de días y nuestras preferencias.

Si, en el peor de los casos, sólo podemos invertir un día entero en la visita al parque no queda más remedio que contratar un tour guiado en una agencia de Puerto Natales, pero esto sólo permite llevarse una muy rápida visión de las maravillas del parque a través de la ventana del autobús.

En nuestro caso destinamos dos días enteros a la visita del parque (incluidas la ida y vuelta a Puerto Natales). A continuación detallamos nuestro circuito:

En la misma entrada de Laguna Amarga, donde dejamos el autobús que nos llevó desde Puerto Natales (ver el apartado Como llegar), cogemos uno de los minibuses que espera la llegada de excursionistas y que hace el transfer entre este punto y la Hostería Las Torres.

Es un trayecto de 15 minutos por una pista y es gratuito si tenemos reserva en cualquier alojamiento del parque. En caso contrario cuesta 2 US$.

Una vez en la Hostería Las Torres iniciamos la caminata hacia el Refugio Chileno, donde pasamos la noche. El primer tramo de camino es suave, pero rápidamente empieza la subida hasta llegar a la cima de un cerro.

Desde el Mirador de las Torres del Paine
Desde el Mirador de las Torres del Paine

A partir de aquí el sendero va siguiendo la carena de la montaña y a ratos va colgado sobre el vacío (cuando sopla viento hay que tener mucho cuidado porque la fuerza del viento nos puede sacar fuera del camino). El paisaje es muy bonito.

El último trozo es de bajada hasta llegar al Refugio Chileno, situado junto al río Ascensio y encajonado en un estrecho valle entre montañas.

El recorrido total hasta aquí es de unos 7 km y el tiempo empleado es de 2 horas aproximadamente.

Para entrar en el refugio hay que sacarse los zapatos y dejarlos fuera (recomendamos llevar doble calcetín porque el suelo puede estar frío).

Lo primero que hay que hacer es registrase en recepción y tomar posesión de la litera asignada.

El refugio tiene varias habitaciones compartimentades y en cada una de ellas hay varias literas, con un total de 7-8 plazas. Debemos decir que está todo muy limpio y ordenado, incluyendo los baños.

El camino desde el Refugio Chileno al Mirador de las Torres del Paine es suave y de no mucha dificultad al principio (transcurre paralelo al río Ascensio), pero a partir de un punto a 6 km del refugio sube por entre las piedras de la morrena de un antiguo glaciar.

Se trata de una ascensión difícil y destroza-rodillas. Pero al llegar al mirador, arriba de todo, la recompensa es una extraordinaria vista de las tres torres graníticas, si las nubes no lo impiden, que dan nombre al parque. Estas tienen alturas comprendidas entre los 2.500 y 2.800 metros, y cuentan con un pequeño lago en su base.

En total son 7 km de camino desde el refugio y unas dos horas y cuarto para cubrir esta distancia (aproximadamente el mismo tiempo para hacer el camino de vuelta). Cómo en toda la zona, el tiempo es muy cambiante y hay que ir muy preparado para el frío.

A primera hora de la mañana del día siguiente iniciamos el camino de 7 km de vuelta a la Hostería Las Torres, tardando una hora y media en hacer el trayecto, ya que básicamente es de bajada.

Desde delante de la Hostería salen los minibuses que van a Laguna Amarga y nuevamente este trayecto es gratuito porque en el refugio nos dan un recibo (voucher) que justifica que hemos pasado la noche en él.

Vista entre nubes de los Cuernos del Paine
Vista entre nubes de los Cuernos del Paine

Es importante llegar a la entrada de Laguna Amarga antes de que lo hagan los autobuses que vienen de Puerto Natales y continúan viaje hasta las oficinas centrales del parque (Administración).

Para conseguirlo no hay más opción que coger el minibús que sale de la Hostería Las Torres a las 9 de la mañana.

Una vez en Laguna Amarga tenemos que esperar a que llegue el autobús de la empresa con quién contratamos la ida y vuelta de Puerto Natales para poder ir gratuitamente hasta la Administración del parque, a 33 km de Laguna Amarga, o bien hasta Pudeto, a medio camino entre los dos.

Este trayecto dura unos treinta minutos y es una pista de ripio que transcurre a una cierta altura y con vistas espectaculares, especialmente del lago Nordenskjold y de las montañas que hay detrás.

Pudeto está junto al lago Pehoe (desde aquí sale el catamarán Hielos Patagónicos que cruza el lago hasta el camping y refugio Pehoe).

En Pudeto dejamos el autobús (el cual va hacia las oficinas centrales del parque) y nosotros continuamos a pie durante 1 km por una pista ancha hasta llegar a un mirador sobre el salto de agua Salto Grande, donde el agua se precipita por un desnivel existente entre el lago Nordenskjold y el lago Pehoe. Se trata de un salto modesto, pero bonito por el entorno y el color turquesa del agua.

Continuando camino por un pequeño sendero (indicado como Mirador de los Cuernos) entre preciosas plantas patagónicas se llega finalmente a un punto en el lado sur del lago Nordenskjold, llamado Mirador de los Cuernos.

Guanacos en el parque nacional Torres del Paine
Guanacos en el parque nacional Torres del Paine

Desde este punto hay una vista impresionante sobre el lago y especialmente sobre los llamados Cuernos del Paine, un conjunto de tres cumbres que forman parte del macizo del Paine y que son uno de los iconos más características de este parque.

El sendero Mirador de los Cuernos es un camino fácil y llano, de unos 5 km de longitud de ida y vuelta, y que se puede hacer en poco más de una hora.

Después de un rato contemplando este paisaje indescriptible hacemos el camino de vuelta a Pudeto.

Llegamos a las 13:00, a tiempo para poder coger el autobús que espera la llegada del catamarán del lago Pehoe y que después regresa a Puerto Natales.

Finalmente el autobús sale de Pudeto a las 13:30 h. y hace el camino de vuelta a Puerto Natales por una pista que bordea el enorme lago Sarmiento. Por el camino es fácil ver guanacos.

^top

PUERTO MADRYN

Cómo llegar

Iniciamos este largo viaje desde Puerto Natales hasta Puerto Madryn tomando el autobús de Puerto Natales a El Calafate.

Este autobús sale a las 6:30 h. desde delante de la oficina de la empresa Cootra en la calle Baquedano. En El Calafate ya habíamos comprado la ida y la vuelta porque salía más económica (ver el apartado Cómo llegar de Puerto Natales).

Después de las consabidas paradas en las fronteras chilena y argentina, y también en la población argentina de Río Turbio para hacer el cambio de conductor, y una última para desayunar, llegamos al aeropuerto de El Calafate a las 13:00 h.

Si tenéis que coger el vuelo de las 14:45 hacia Trelew, por ejemplo, lo mejor es comentárselo al conductor del autobús con la suficiente antelación, ya que el aeropuerto está 22 km antes de llegar a El Calafate y a poca distancia de la carretera que a/de Puerto Natales.

En este caso el autobús se desvía y para delante mismo de la terminal del aeropuerto, ahorrándonos así tiempo y dinero yendo a El Calafate para volver a continuación hacia el aeropuerto.

El vuelo desde El Calafate hasta Trelew, con Aerolíneas Argentinas, tarda unos 80 minutos. Antes de embarcar hay que pagar 17'70 A$ en concepto de tasas de aeropuerto.

Una vez en el aeropuerto de Trelew la mejor opción para ir a Puerto Madryn es coger un minibús o remise de la empresa Ébano-Ezer. Espera la llegada de los vuelos fuera de la terminal y vale 13 A$.

El trayecto desde el aeropuerto de Trelew hasta Puerto Madryn es de 70 km y se hace en menos de una hora. Este minibús nos deja en el hotel o lugar de Puerto Madryn que nosotros indicamos al chófer.

Dormir y comer

En el Residencial Manolo's (Avda. Julio Argentino Roca 763) la habitación doble con baño privado, TV y desayuno nos cuesta 40 A$. Los responsables del hotel son muy simpáticos y el lugar está bien, sobre todo si pedís una habitación que dé a la parte de atrás (más tranquila). Como único punto negativo decir que las paredes son tan finas que se oye cualquier ruido de la habitación contigua.

Una opción más cara es Residencial La Posta (Avda. Julio Argentino Roca nº 33). Parece que el lugar está bastante bien, tanto por el edificio como por la ubicación, pero suele estar lleno (se recomienda reservar).

En el Restaurante Parrilla La Vaca y lo Pollito (esquina Avda. Julio Argentino Roca y c/ Storni) por 18 A$ se puede comer un buffet libre de ensalada y pasta de primero y un segundo de parrilla, en un entorno muy acogedor. Muy recomendable.

También recomendamos Caccaros Comidas & Bebidas, en la Avda. Julio Argentino Roca nº 385.

Y si queréis llevaros comida y bebida a cualquiera de las excursiones la podéis comprar en los Supermercados Norte, en la calle 28 de Julio nº 136 (abre hasta las 22:00).

Cosas a ver y hacer

PUERTO MADRYN (provincia de Chubut). Esta ciudad es una excelente base para explorar la Península Valdés e incluso otras puntos de interés más lejanos como Punta Tombo, puesto que tiene el atractivo de estar junto al mar y cuenta con mucha oferta para contratar excursiones de todo tipo y a todos los luagres de la zona.

Por todo ello creemos que Puerto Madryn es más recomendable como base que Trelew o, incluso, Puerto Pirámides.

Colonos galeses fundaron Puerto Madryn en el año 1886. La ciudad está situada alrededor del Golfo Nuevo, una bahía natural protegida del mar abierto.

Cuando es temporada de ballenas, de junio a diciembre, es posible verlas desde el mismo paseo marítimo de Puerto Madryn. En esos meses, numerosos ejemplares de ballena franca del sur llegan al Golfo Nuevo para parir sus crías.

Como actividades a hacer en Puerto Madryn podemos recomendar un paseo por la costanera (el paseo marítimo). También hay varios museos como el Museo Oceanográfico y de Ciencias Naturales, ubicado en una antigua casa de un colono catalán, denominada Chalet Pujol (c/ Domecq García) o el EcoCentro (c/ Julio Verne nº 3784).

En la avenida Julio Argentino Roca, nº 223 está la oficina de turismo de la Municipalidad de Puerto Madryn, donde se pueden obtener folletos turísticos y resolver cualquier duda.

Patrimonio de la Humanidad PENÍNSULA VALDÉS (declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1999). La Reserva Faunís-tica Península Valdés está considerada uno de los espacios de vida salvaje más bonitos de todo Sudamèrica.

Réplica de la ermita del Fuerte San José, en península Valdés
Réplica de la ermita del Fuerte San José, en península Valdés

Aquí es posible ver, entre otros, leones y elefantes marinos, pingüinos magallánicos, maras (un tipo de liebre patagónica), guanacos, ñandús y ballenas.

Dada el tamaño de la península es necesario disponer de un vehículo para poder verla mínimamente bien.

Si no disponemos de un vehículo privado, la mejor alternativa, y única, es contratar la excursión desde Puerto Madryn.

De hecho, es posible llegar en transporte público a Puerto Pirámides, el único núcleo habitado dentro de la reserva, pero una vez allí también necesitaremos un vehículo.

El recorrido por la península, más la ida y vuelta a Puerto Madryn, suponen un total de 400 km y es una excursión de un día entero.

En la Avda. Julio Argentino Roca, de Puerto Madryn, se encuentran la mayoría de agencias de viaje donde contratar esta excursión. Todas ofrecían más o menos los mismos servicios al mismo precio de 60 A$. Aún así recomendamos mirar dos o tres antes de decidirse por una de ellas.

Finalmente nosotros optamos por la empresa Mar y Valle, en la Avda. Julio Argentino Roca nº 94. Podéis encontrar un listado de algunas de ellas en el apartado Agencias de viaje de la web de la Secretaría de Turismo de Puerto Madryn.

La excursión a Península Valdés empieza a las 8 de la mañana, cuando el minibús de la empresa contratada pasa a recogernos por el hotel.

Después de 77 km por asfalto, por la ruta RP-2, se llega al punto de entrada a la reserva, situado en mitad del istmo Carlos Ameghino, donde hay que pagar 7 A$ en concepto de entrada.

Elefantes marinos sobre la playa de Punta Delgada
Elefantes marinos sobre la playa de Punta Delgada

Inmediatamente se hace una primera parada en el Centro de Interpretación, donde hay numerosos paneles explicativos de la fauna de la reserva, así como animales disecados e, incluso, el esqueleto completo de una ballena.

A partir de este punto, la RP-2 ya es una pista de ripio, que se adentra en la península yendo hacia el este.

Por el camino es fácil ver guanacos, ñandús, maras y ovejas. La pista pasa cerca de la Salina Grande y la Salina Chica, a 42 metros bajo el nivel del mar.

Se llega a la costa pasando de largo el faro de Punta Delgada y continuando hacia el norte por la RP-47 hasta llegar a Caleta Valdés, donde paramos de nuevo. Se trata de un lugar magnífico, sobre la playa, que permite ver una importante colonia de elefantes marinos desde unas pasarelas que impiden bajar a la playa por razones de seguridad mutua, de los animales y de la nuestra, pero aún así se pueden ver bastante bien.

Por un pequeño camino de 650 metros de longitud se llega a un mirador sobre un brazo de mar, rodeado de playas de arena, con abundante vida salvaje: elefantes marinos, pingüinos, aves, etc. Es un lugar fantástico.

Tras un buen rato en Caleta Valdés retomamos la ruta con el minibús para parar de nuevo 5 km más al norte, en un mirador situado junto a una pingüinera sobre la misma playa (atención, no todas las excursiones paran aquí).

Aquí es posible ver a los pingüinos a una distancia de centímetros, dentro o fuera de sus nidos. Comprobamos que, además de ser muy divertidos, estos pingüinos ni se inmutan por nuestra presencia.

Continuamos viaje por la RP-3, ahora hacia el sur, pasando por el lado del Salitral, otra de las salinas de la península.

El siguiente punto de parada es Puerto Pirámides, una pequeña población de unos 200 habitantes desde donde se hacen las excursiones náuticas. El nombre tiene su origen en una formación rocosa que hay en el litoral cercano a la población y que tiene una forma que recuerda a una pirámide

Antes de embarcar se puede comer en un restaurante, situado junto a la playa, donde se come muy bien y con precios moderados.

Lógicamente la excursión náutica es opcional, pero es muy recomendable. Vale 40 A$ y dura poco más de una hora.

Lobos marinos sobre la costa de Puerto Pirámides
Lobos marinos sobre la costa de Puerto Pirámides

En temporada de ballenas, de junio a diciembre, esta excursión recibe el nombre de Avistaje de ballenas. El resto del año se llama Excursión náutica.

En nuestro caso nos tuvimos que conformar con hacer la Excursión náutica por sólo unos pocos días, puesto que se habían ido viendo algunas ballenas hasta la semana anterior.

Aún así vale la pena la excursión porque nos permite ver, desde el mar, el paisaje árido y rocoso de la costa próxima a Puerto Pirámides, pero también tendremos la oportunidad de ver una colonia de lobos marinos a muy pocos metros de distancia, así como colonias de cormoranes y otras muchas aves marinas.

Acabado el paseo náutico volvemos hacia Puerto Madryn por la RP-2, con una última parada en el mirador de la Isla de los Pájaros. Esta isla está a unos 800 metros del mirador, dentro del golfo de San José, y es una importante reserva de aves (a pesar de que parece que el crecimiento de la población de gaviotas está echando de su hábitat al resto de especies).

A 100 metros del mirador hay una réplica de una pequeña ermita construida por los españoles en el Fuerte de San José. Finalmente se llega a Puerto Madryn sobre las 19:00 h. Fin de la excursión.

PUNTA TOMBO. Se trata de la mayor colonia de pingüinos en territorio continental. Se calcula que anidan 500.000 ejemplares de pingüino magallánico, principalmente entre septiembre y finales de enero.

Está situada a unos 180 km al sur de Puerto Madryn y se trata de un macizo rocoso que se interna en el mar, de 3'1 km de largo por 600 metros de ancho, rodeado de grandes playas de arena.

El paisaje circundante es árido y desolado, pero allí hay una actividad faunística sorprendente, ya que además de los pingüinos hay la mayor concentración de aves marinas de todo el litoral patagónico, así como otros animales de la zona, como por ejemplo los guanacos.

Pingüinos en la pingüinera de Punta Tombo
Pingüinos en la pingüinera de Punta Tombo

El área de cría de los pingüinos está concentrada en los terrenos arenosos situados en la base de Punta Tombo. El suelo está lleno de cuevas donde los pingüinos ponen los huevos y crian los pichones, normalmente bajo los arbustos para protegerse de las aves.

Para ir a Punta Tombo no hay transporte público. Por lo tanto, si no disponemos de un vehículo privado hay que contratar la excursión en alguna de las agencias de Puerto Madryn (o también en Trelew).

Al igual que en el caso de la excursión a Península Valdés, todas las agencias ofrecen más o menos el mismo al precio de 60 A$ (recomendamos mirar dos o tres antes de decidirse). También aquí optamos por la empresa Mar y Valle (Avda. Julio Argentino Roca nº 94).

Se trata de una excursión de un día entero y complementa Punta Tombo con una visita al Museo Paleontológico Egidio Feruglio de Trelew y un recorrido por Gaiman, una población de origen galés.

Nuestra excursión a Punta Tombo también empezó a las 8 de la mañana (el minibús nos recoge en nuestro hotel). Los primeros 70 km hasta pasada la ciudad de Trelew son de asfalto, pero al tomar la RP-1 los 110 km hasta Punta Tombo son de ripio.

Cuando se llega a la entrada de la zona protegida de Punta Tombo hay que pagar 7 A$ en concepto de entrada. A 1 km de la entrada está el aparcamiento donde para el minibús.

En este breve trayecto ya se pueden ver los nidos y multitud de pingüinos caminando arriba y abajo. La zona por la que se puede andar entre los pingüinos está delimitada por una valla de alambre.

A destacar el ruido ensordecedor que hacen los miles de pingüinos con sus graznidos. Se pueden ver pequeños grupos de pingüinos, que desde las playas se internan en la colonia o viceversa. Es especialmente divertido verlos entrar o salir del agua.

En algunos nidos se pueden ver crías de todas las medidas. Por todas partes hay pingüinos, así como también muchas aves marinas atraídas por esta reserva única. Realmente es una experiencia que vale la pena.

Después de estar aquí unos 90 minutos regresamos con el minibús hasta la entrada de la reserva, donde hay una confitería en la que se puede almorzar (si ya traéis comida se puede comer fuera sin problemas).

Después de comer iniciamos el retorno desde Punta Tombo por la misma RP-1 hasta llegar a Trelew, donde se visita el Museo Paleontológico Egidio Feruglio. Este museo parece ser el más relevante de Latinoamérica en cuanto a la vida de los dinosaurios y es un referente internacional en paleontología.

Si no estáis interesados en visitar el museo, podéis aprovechar este rato para dar una vuelta por la ciudad (ver más información en el siguiente apartado).

La última etapa de esta excursión es la pequeña población de Gaiman, situada a 17 km de Trelew y fundada también por colonos galeses.

Aquí se visita el Túnel del Ferrocarril (por donde pasó el primer tren en el año 1914), la primera casa del pueblo (del año 1874), o el Colegio Camwy (considerado como la primera escuela de secundaria en la Patagonia).

Y finalmente el minibús nos llevó a la casa de té Ty Finn, una de las muchas casas de té de Gaiman donde llevar a cabo la ceremonia del té, un clásico de estas comarcas (en la casa Ty Finn esta ceremonia cuesta 12 A$).

Dado que nosotros tuvimos la sensación de que era una turistada, preferimos aprovechar este rato (poco más de una hora) y pasear en solitario por el pueblo, yendo a la céntrica Plaza Roca y hasta el puente sobre el río Chubut.

Una de les casas de té de Gaiman
Una de les casas de té de Gaiman

Junto al río encontramos la casa de té Ty Cymraeg, una de las más bonitas de Gaiman.

En la calle H. Yrigoyen vimos la casa de té Ty Nain, con una fachada completamente recubierta de hiedras.

Hablando con su actual propietaria, la cual nos invitó amablemente a entrar y ver el interior de la casa, nos explicó que su abuela galesa fue la primera mujer que nació en Gaiman y su bisabuelo el segundo hombre que se estableció en este curioso pueblo.

Sobre las 6 de la tarde el minibús inició el regreso a Puerto Madryn, pero a nosotros nos dejó en la ciudad de Trelew, tal como habíamos pactado con la agencia (llevábamos todo nuestro equipaje con nosotros).

TRELEW. Esta ciudad fue fundada en el año 1886 alrededor de una estación del ferrocarril, la cual era un nudo ferroviario en el transporte de productos agrícolas desde el valle del río Chubut hacia el Golfo Nuevo (Puerto Madryn).

El significado del nombre Trelew es Pueblo de Lewis, en galés, en honor al pionero galés Lewis Jones que promovió su fundación y expansión.

Dado que nosotros teníamos que tomar el autobús hacia San Carlos de Bariloche aquella misma noche (a las 22:30, desde la terminal de autobuses de Trelew), aprovechamos la vuelta hacia Puerto Madryn de la excursión a Punta Tombo para quedarnos en Trelew y ahorrarnos los 130 km de ida y vuelta entre Puerto Madryn y Trelew.

Así que, tal como habíamos pactado previamente con la agencia, el minibús de la excursión nos dejó en la terminal de autobuses de Trelew. En la oficina de la compañía Mar y Valle dejamos nuestro equipaje y, ya libres de peso, aprovechamos las casi 4 horas que teníamos hasta la salida del autobús para visitar Trelew.

Empezamos nuestra ruta en el Museo del Ferrocarril, en el edificio de la que fue la estación de ferrocarril en 1889, y que está muy cerca del Museo Paleontológico Egidio Feruglio.

Siguiendo hacia el centro por la Avda. Fontana encontramos el hotel Touring Club. El bar que hay a pie de calle es muy bonito, de madera, mesas de mármol, bastante envejecido y con fotos de época. En la esquina con 25 de Mayo está el Banco de la Nación, en un edificio del 1922 y con una interesante torre del reloj.

En la calle San Martín encontramos a la derecha (en la calle Belgrano) la Capilla Tabernacl, el edificio más antiguo de Trelew, del año 1889. En la misma calle San Martín también está el Teatro Verdi, inaugurado por inmigrantes italianos y hoy en día en un estado algo decadente.

Y en la Plaza Independencia hay edificios interesantes, como el de la Municipalidad (1931) o el Salón de la Sociedad Española (1920). En mitad de esta plaza ajardinada hay una bonita glorieta de estilo victoriano del año 1910, y es un buen lugar para descansar un rato y contemplar el día a día de esta ciudad sentados en un banco.

Para comer podríamos recomendar el restaurante El Viejo Molino, en la calle Galas nº 250, pero estaba cerrado en el momento de nuestra visita y sólo podemos decir que es muy bonito por fuera. Un lugar más normal, pero donde se come bien es el restaurante Quijote, en la c/ Rivadavia nº 451 (un menú de tenedor libre cuesta 13 A$).

^top

Ruta por Bariloche y el P. N. Nahuel Huapi. Visita a Buenos Aires

SAN CARLOS DE BARILOCHE

Cómo llegar

Tomamos un autobús de la empresa Mar y Valle que hace el trayecto desde Trelew a San Carlos de Bariloche vía Esquel. Este es un trayecto de 864 km que recorre Argentina de este a oeste.

Compramos el billete de autobús (51 A$) en las oficinas de esta empresa situadas a Puerto Madryn, en la Avda. Julio Argentino Roca. Es muy recomendable reservar y comprar los billetes con suficiente antelación.

El autobús es cómodo y nos dan una pequeña bandeja con algunas cosas para cenar, a pesar de que este es bastante frugal.

Sale de la estación de autobuses de Trelew a las 22:30 y está toda la noche en ruta hasta llegar a la ciudad de Esquel, a los pies de la cordillera andina, a primera hora de la mañana.

Aquí se para casi media hora y después continúa ruta hacia el norte por la mítica RN-40, pasando por El Maitén y El Bolsón antes de llegar a San Carlos de Bariloche hacia el mediodía.

El trayecto de carretera entre Esquel y Bariloche, de 284 km, es especialmente bonito, con varios tramos sencillamente espectaculares. Muy recomendable.

La terminal de autobuses de San Carlos de Bariloche está a unos 3 km del centro. Fuera de la terminal hay una parada de autobuses urbanos donde regularmente pasan autobuses de varias líneas (es preferible pedir cuál es la que mejor se adapta a nuestro destino final).

Las líneas nº 70, 71 y 83 pasan por la parada principal en el centro de la ciudad, en la calle Perito Moreno, entre las calles Rolando y Palacios. Este trayecto cuesta 1 A$.

Dormir y comer

En la Hostería Adquintue (c/ Vice-Almirante O'Connor nº 766) la habitación doble con baño privado, TV y desayuno incluido costa 50 A$. Las habitaciones de detrás tienen una buena vista y está a sólo tres islas del centro, en una zona muy tranquila. Muy recomendable.

El Ahumadero Familia Weiss, en la esquina de las calles Palacios y Vice-Almirante O'Connor, es un local enorme, todo él de madera, donde se come bastante bien y a un precio razonable.

Para comidas menos elaboradas podemos recomendar Friends, en la calle B. Mitre nº 302. Pero además de estos hay una gran oferta de restaurantes en el centro.

Bariloche, entre otras cosas, es famosa también por su exquisito chocolate. En la calle Mitre hay unas cuántas tiendas donde es posible comprar o probar chocolate bajo mil y una formas.

Cosas a ver y hacer

SAN CARLOS DE BARILOCHE (o simplemente Bariloche, en la provincia argentina de Río Negro). Bariloche es una ciudad muy turística, con todas las ventajas e inconvenientes que ello supone.

En el lado negativo podríamos destacar la masificación (si es posible, mejor evitar ir a partir del 2 de enero y durante el mes de febrero por la gran afluencia de turismo estival) y el crecimiento desmesurado que ha llenado de construcciones cualquier rincón en kilómetros a la redonda.

Pero en el lado positivo tenemos que es una excelente base para explorar el parque nacional Nahuel Huapi, ofreciendo incontables servicios a unos precios muy razonables, y es también un importante nodo de transporte para ir hacia el sur o bien saltar a Chile (la frontera entre Argentina y Chile está a pocos kilómetros de aquí).

Hay poca cosa a ver en la propia ciudad de Bariloche, pero podemos recomendar pasear por la calle Bartolomé Mitre, el centro comercial de la ciudad, hasta llegar al Centro Cívico, un tipo de plaza con bonitos edificios del arquitecto Ezequiel Bustillo (en uno de ellos se encuentra la Oficina de Turismo, donde se pueden conseguir prácticos mapas para las excursiones al parque nacional).

Otra ruta urbana posible es la costanera Avda. Juan Manuel de Rosas y Avda. 12 de Octubre que bordea el lago Nahuel Huapi, entre el Puerto San Carlos y la Catedral.

PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI. Este es posiblemente uno de los parques nacionales más visitados del pais y su elemento central es el lago Nahuel Huapi, de origen glacial y que tiene una longitud de unos 100 km.

El parque ofrece un gran número de posibilidades en cuanto a excursiones y actividades, según el tiempo dispoonible.

Circuito Chico. Este es el nombre de la que es, seguramente, la excursión más popular y más vistosa de todas las que se pueden hacer en este parque. Se trata de un circuito de unos 60 km, con inicio y final en San Carlos de Bariloche, que permite visitar algunos lugares emblemáticos del parque Nahuel Huapi.

Vistas desde la cima de Cerro Campanario
Vistas desde la cima de Cerro Campanario

Para llevarlo a cabo hay varias alternativas: transporte público, coche o bici de alquiler, o contratar un tour.

Nosotros desaconsejamos la opción del tour organizado, porque esta excursión nos debe permitir disfrutar sin prisas de estos magníficos parajes.

La alternativa de la bicicleta, además de ser exigente por la distancia y el perfil de parte del trayecto, tiene un cierto peligro porque hay que circular por carreteras estrechas y muy transitadas por coches y autobuses.

En cuanto a la opción del transporte público, la que utilizamos nosotros, tiene el inconveniente de que no es posible pararse siempre que se quiera.

Además, según la época del año, no siempre hay autobuses que hagan todo el recorrido o lo hacen con escasa frecuencia.

Nuestro Circuito Chico con transporte público empezó en el centro de la ciudad, en la parada principal de autobuses urbanos (c/ Perito Moreno, entre Rolando y Palacios), donde hay que esperar a que pase un autobús nº 10 ó 11.

Cuando subimos al autobús le pedimos al conductor que nos dejara en Cerro Campanario. Este primer trayecto de 17 km cuesta 1'5 A$ (en general los trayectos de este circuito cuestan 1 ó 1'5 A$, según su longitud).

Plantas de retama en la península de Llao Llao
Plantas de retama en la península de Llao Llao

Cerro Campanario es un lugar de visita obligada, porque la vista que se obtiene desde el mirador que hay sobre su cima (a 1.050 metros de altura) es absolutamente increíble en todas las direcciones.

Desde este mirador disfrutaréis de un paisaje de postal, formado por lagos, penínsulas, islas, montañas nevadas, bosques y construcciones de estilo alpino.

Para subir al mirador hay un telesilla (vale 12 A$ ida y vuelta, y el día 1 de enero está cerrado) o bien podéis subir por un camino entre el bosque que va paralelo al telesilla, a pesar de que, sobre todo al principio, este camino es muy empinado.

Tras bajar (con el telesilla o andando por el camino) a la base de Cerro Campanario, debemos esperar junto a la carretera a que pase un autobús nº 20 y cogerlo en dirección a Llao Llao, 7 km más allá (cuesta 1 A$), donde este autobús acaba su recorrido y vuelve a Bariloche.

En la península de Llao Llao hay un lujoso hotel situado junto a un campo de golf y en mitad de un entorno idílico, limitando con el parque municipal Llao Llao.

A menos de 1 km se encuentra Puerto Pañuelo, de donde salen muchas excursiones en barco que cruzan los Andes hacia Chile o que van al parque nacional Los Arrayanes, situado junto a Villa La Angostura.

También muy cerca de aquí está la Capilla San Eduardo, una muestra del estilo arquitectónico de la región.

En las fechas de nuestro viaje no era posible continuar más allá con transporte público, por lo que tuvimos que coger el autobús nº 20 de vuelta a Bariloche, bajar en un cruce a 6'5 km de Llao Llao, y esperar el paso de un autobús nº 10.

Vista sobre el lago Perito Moreno desde el Punto Panorámico
Vista sobre el lago Perito Moreno desde el Punto Panorámico

Este autobús nos da la posibilidad de bajar en la Colonia Suiza (asentamiento fundado por colonos suizos, con calles y casas pintorescas) o bien continuar viaje hasta llegar el llamado Punto Panorámico.

Se trata de un mirador situado sobre un lugar elevado, junto a la carretera, desde donde hay una magnífica vista sobre el lago Perito Moreno, la península de Llao Llao y todos los alrededores.

Después de disfrutar de la vista desde el Punto Panorámico sólo queda esperar a que pase un nuevo autobús nº 10 para volver hacia Bariloche (1'5 A$), pasando junto al lago El Trébol.

Tanto en la primavera como en el inicio del verano austral se pueden ver las orillas de la carretera cubiertas de color amarillo gracias a las flores de la retama.

Esta excursión puede durar medio día o un día entero en función del transporte escogido o de los lugares visitados, pero nosotros recomendamos dedicarle un día entero para disfrutar plenamente del bonito paisaje.

Cerro Otto. Subir a esta montaña de 1.405 metros de altura es otra bonita excursión que se puede hacer en sólo medio día desde San Carlos de Bariloche.

Cerro Otto está rodeado de densos bosques de pinos, alerces y lengas y, además de disfrutar de la magnífica vista que hay desde su cumbre sobre los lagos Nahuel Huapi, Perito Moreno y Gutiérrez, y de los cerros Tronador, Catedral y Campanario, también se pueden realizar unos cuántos trekkings. Estos están indicados en un panel de madera bajo el mirador que hay en la cima y tienen duraciones que van de los 30 minutos a las 2 horas.

La confitería contigua al mirador tiene la particularidad de que es giratoria, de tal forma que si nos sentamos en una de las mesas que da al exterior iremos girando muy lentamente hasta completar 360º, disfrutando así de todas las vistas circundantes (aunque los precios también están en consonancia con la altura).

En el mismo edificio donde está la confitería hay una curiosa galería de arte con reproducciones a medida real de la la Piedad, David y el Moisés del gran Miguel Ángel.

Para los más valientes existe la opción de saltar con parapente acompañado de un monitor (el salto cuesta 120 A$).

Vistas desde la cima de Cerro Otto
Vistas desde la cima de Cerro Otto

Para llegar hasta la cumbre de Cerro Otto se pueden andar 8 km por una pista que empieza en el km 1 de la avenida Los Pioneros y pasa por el complejo invernal Piedras Blancas.

Pero lo más rápido y cómodo es coger el teleférico Cerro Otto, la base inferior del cual está en el km 5 de la misma avenida Los Pioneros.

El teleférico cuesta 25 A$ ida y vuelta.

El teleférico tarda unos 8 minutos en hacer el camino de subida o bajada dentro de la pequeña cabina y es un trayecto bastante espectacular, colgados sobre la vertiente de la montaña.

Para llegar a la base del teleférico desde el centro de Bariloche hay dos posibilidades: coger el autobús nº 51 en la parada de la calle Perito Moreno (1 A$) o bien coger un autobús gratuito que sale desde delante del Banco de la Nación, en la esquina de las calles Mitre y Villegas.

La ventaja del primero es que permite ganar tiempo y llegar a la base del teleférico antes de que este abra, a las 10:00 de la mañana, mientras que el primer autobús gratuito sale a las 10:30 h.

Para volver al centro desde la base del teleférico también se puede optar entre las dos posibilidades mencionadas.

^top

BUENOS AIRES (II)

Cómo llegar

El trayecto entre San Carlos de Bariloche y Buenos Aires, de 1.580 km, lo hacemos de un tirón en un autobús.

Para ir a la terminal de autobuses de Bariloche desde el centro de la ciudad sólo hay que esperar en alguna parada de la Avda. 12 de Octubre a que pase algún autobús en dirección este y preguntar al conductor si va a la terminal de autobuses (vale 1 A$).

El autobús de la empresa VíaBariloche que hace el trayecto entre Bariloche y Buenos Aires, vía Neuquén, sale a las 14:05 de la terminal de autobuses de San Carlos de Bariloche y llega sobre las 11:00 h. del día siguiente a la terminal Retiro de Buenos Aires.

El billete cuesta 120 A$ en clase Ejecutivo, en un autobús de dos pisos, con asientos mucho más anchos y reclinables (casi hasta la posición horizontal), WC, vídeo, y servicio de comidas y bebidas a lo largo de todo el trayecto.

La diferencia de precio respecto a un autobús normal está plenamente justificada por la duración en tiempo del trayecto, más de 21 horas. Gracias a la comodidad en este viaje podemos asegurar que no se nos hizo nada pesado.

En estas fechas es muy recomendable reservar y comprar los billetes con suficiente antelación, y esto se puede hacer en la misma terminal de autobuses (aquí podéis escoger, entre varias compañías con precios y servicios similares, la que se adapte mejor a los horarios y preferencias de cada cual) o bien directamente en las oficinas de las diversas compañías que hay en el centro de Bariloche.

La primera parte del trayecto transcurre hacia el norte por la RN-237, con el parque Nahuel Huapi a la izquierda y el río Limay a la derecha, dando lugar a un paisaje muy bonito y variado, con grandes formaciones rocosas talladas artísticamente por el viento patagónico.

Poco a poco, al girar la ruta hacia el este, el paisaje cambia y vuelve la estepa y la llanura. Hacia las 20:00 el autobús llega a Neuquén, donde se para unos 15 minutos en la terminal.

A partir de aquí el autobús circula por carreteras que se internan en La Pampa y cruzan este mar de hierba hasta conectar con la RN-5. Después de pasar por la ciudad de Luján entramos en el Gran Buenos Aires, parando en algunos puntos del trayecto, como Liniers o Moreno, para dejar pasaje antes de llegar finalmente a la estación central de Retiro de Buenos Aires.

Para ir a la zona del hotel que habíamos escogido (en la Avda. Callao) desde la terminal de Retiro tomamos el subte (metro de Buenos Aires) en la estación Retiro de la línea C, junto a la estación de ferrocarril y a sólo 500 metros de la terminal de autobuses.

Un billete sencillo del subte cuesta 0'70 A$. En la estación Diagonal Norte cambiamos a la línea B y bajamos en la estación Callao. Sólo queda andar una isla por la Avda. Callao hasta nuestro hotel.

Dormir y comer

El Nuevo Hotel Callao (en la Avda. Callao nº 292) fue una magnífica elección por su relación calidad-precio. Una habitación doble, muy amplia y cómoda, con balcón, baño privado, TV y desayuno incluido nos costó 55 A$.

El hotel está bien ubicado, había sido reformado hacía poco tiempo y tiene una categoría equivalente a 3 estrellas. Las habitaciones que dan a la calle Sarmiento son más tranquilas que las de la fachada de la Avda. Callao, pero todavía lo son más las que dan hacia el interior de manzana.

Justo ante el hotel está el restaurante Gazebo Gourmet (Avda. Callao nº 302), donde se puede comer un magnífico menú completo con bebida por sólo 7'9 A$ (y en un local de diseño).

En el barrio de San Telmo podemos recomendar el restaurante Lezama, en el lado norte de la plaza Lezama, donde se come bien y barato en un bonito entorno con regusto a viejo.

Y en el barrio de La Boca el restaurante recomendado es El Obrero (c/ Agustín Caffarena nº 64), propiedad de unos hermanos de origen asturiano, en el que se come muy bien, en un local decadente, pero acogedor, como el barrio, y con las paredes llenas de fotos, especialmente del idolatrado Maradona. Los domingos cierra.

Cosas a ver y hacer

BUENOS AIRES. La capital argentina es una ciudad atractiva, sofisticada y cosmopolita, pero que también cautiva por la personalidad propia de cada barrio.

Recorriendo sus calles, plazas y avenidas de esta ciudad no es raro sentirse como casa por la familiaridad que desprenden sus edificios, el urbanismo o sus habitantes.

Buenos Aires también tiene una oferta cultural anchísima. De hecho, un eslogan de la ciudad dice: "Vení a conocer una ciudad en donde el lunes no tiene nada que envidiarle al viernes".

Y en las fechas de nuestro viaje, gracias a la gran devaluación del peso argentino, también cuenta con el atractivo de reclamo comercial para comprar artículos de primeras marcas a precios muy favorables.

Buenos Aires tiene muchas cosas a ver y aquí no pretendemos dar una lista completa de puntos de interés, sino sólo aquello que nosotros hemos podido ver durante nuestra estancia en la ciudad.

Microcentro. Nuestra visita a Buenos Aires empieza por el llamado Barrio de Microcentro, el cual es el verdadero centro de Buenos Aires y comprende el área alrededor del centro histórico de Plaza de Mayo.

Andando por la Avda. Callao llegamos a la cercana Plaza del Congreso, donde destacan Palacio del Congreso, claramente inspirado en el Capitolio de Washington DC, y el Monumento a los Dos Congresos, en honor a los congresos que trajeron la independencia del país.

Arte urbano en una calle del centro de Buenos Aires
Arte urbano en una calle del centro de Buenos Aires

En las fechas de nuestro viaje este monumento estaba recubierto de grafitti alusivos a la situación económica y política del país.

También pudimos constatar como la fuente que hay bajo el monumento se utiliza como improvisada piscina cuando las temperaturas del verano austral son altas.

Continuando hacia el este por el ajardinada Plaza Lorea se llega a la Avenida de Mayo, la primera avenida de la ciudad y dónde todavía se puede apreciar un gran número de edificios elegantes.

Una parada obligatória en Avda. de Mayo nº 829 es al Café Tortoni, el más conocido de los afamados cafés bonaerenses, con más de 100 años de historia.

Vale la pena disfrutar de un rato en este histórico café mientras tomamos alguna bebida en su bonito y elegante interior. Sus precios son, como es de esperar, bastante elevados.

En las paredes de este histórico café hay numerosas fotografías y documentos que acreditan la visita de ilustres personajes a lo largo de su larga historia: Carlos Gardel, Hillary Clinton, o el cantautor catalán Joan Manel Serrat, toda una institución en Argentina.

En el cruce entre la Avenida 9 de Julio (se dice que es la más ancha del mundo y verdaderamente es una pesadilla cada vez que tenemos que cruzarla a pie) y la Avenida Corrientes se encuentra el famoso obelisco, de 63'5 metros de altura, construido para conmemorar el 400 aniversario de la primera fundación de la ciudad.

A sólo dos manzanas de aquí encontramos el Teatro Colón, el teatro lírico más grande del América Latina (es visitable, pero en el momento de nuestra visita estaba cerrado por reformas, aprovechando las vacaciones estivales). De la Avenida Corrientes se dice que no duerme nunca y es famosa por la gran cantidad de teatros, cines y librerías que se pueden encontrar a lo largo de ella.

Al final de la Avda. de Mayo encontramos la Plaza de Mayo, la más conocida de Buenos Aires. Ha sido escenario de importantes momentos históricos y aún es el centro cívico por excelencia (de hecho las Madres de Plaza de Mayo siguen manifestándose aquí todos los martes a las 15:30).

El Cabildo de Buenos Aires
El Cabildo de Buenos Aires

En mitad la plaza destaca la Pirámide de Mayo, el primer monumento de la ciudad.

En el lado oeste de la plaza tenemos el Cabildo de Buenos Aires, un bonito edificio histórico que ha sido reformado y que tiene un atractivo patio interior donde nosotros pudimos disfrutar de una representación de tangos a cargo de artistas de la calle.

El edificio alberga el Museo Nacional de Cabildo y la Revolución de Mayo, con cuadros, retratos, piezas y joyas del siglo XVIII. También hay fotografías.

Al norte de la plaza tenemos la Catedral Metropolitana, de fachada neoclásica y construida sobre una iglesia colonial que había originalmente. En el interior encontramos el panteón de José de San Martín, un auténtico héroe para los argentinos y libertador de Chile y Perú.

La Casa Rosada, en el lado este de la plaza, es el palacio presidencial y sede del Ejecutivo del país. De hecho, en este edificio sólo es de color rosado su fachada.

En una parte del edificio está el Museo de la Casa de Gobierno, con una cronología de los presidentes argentinos y que se detiene en el año 1966 (??). Y en la parte posterior del palacio encontramos el Parque Colón, desde donde se pueden ver las catacumbas del Fuerte Viejo, restos de esta construcción colonial del s. XVIII.

Siguiendo el Paseo Colón hacia el sur dejamos a la izquierda el enorme Edificio Libertador, y continuando por la Avda. Ingeniero Huergo y girando por el Boulevar A. Villaflor se accede a Puerto Madero.

Este es un barrio de nueva construcción sobre antiguos muelles portuarios, donde ahora hay lofts, oficinas y restaurantes de diseño (a nosotros nos recuerda muchísimo al barrio de la Vila Olímpica de Barcelona).

Amarrada a la dársena 3 está la fragata museo A.R.A. Presidente Sarmiento donde se muestran recuerdos de sus largos viajes por el mundo. Algo más allá hay un moderno puente, similar al de la Barqueta de Sevilla.

En la esquina entre las calles Defensa y Alsina, unos 200 metros al sur de Plaza de Mayo, encontramos el Museo de la Ciudad y una vieja farmacia homeopàtica en activo, La Estrella, con un techo de madera que es una filigrana.

Barrio de San Telmo. Este es uno de los barrios más antiguos de Buenos Aires y el lugar de nacimiento del tango.

Desde Plaza de Mayo, andando 1 km hacia el sur por la calle Defensa, se llega a la plaza Dorrego, el centro neurálgico de San Telmo. Es un bonito lugar, ideal para descansar un rato mientras bebemos algo en una de las múltiples terrazas que ocupan el centro de la plaza.

Tanto en la plaza como en calles adyacentes hay muchas tiendas de antigüedades y, de hecho, todos los domingos de 10 a 17 h. tiene lugar aquí la famosa, pero recomendable, Feria de antigüedades de San Telmo.

El Pasaje de la Defensa, a la entrada de la plaza, es un edificio de finales del s. XIX que recrea el Buenos Aires colonial y que ahora es un centro comercial con venta de antigüedades.

En la plaza Lezama, 600 metros más al sur, encontramos el Museo Histórico Nacional y también la Iglesia Ortodoxa Rusa, construida en el año 1904 siguiendo el estilo moscovita del s. XVII.

Barrio de Retiro. Andando desde la zona de Plaza de Mayo hacia el norte por Calle Florida, un importante eje comercial de Buenos Aires, nos adentramos en la elegante zona del barrio de Retiro.

En el extremo norte de Florida encontramos una amplia zona ajardinada que conduce a la estación de ferrocarril primero y a la estación principal de autobuses después.

La primera zona de jardines es Plaza Libertador General San Martín, donde hay un monumento en memoria de los muertos en la guerra de las Malvinas, contra los británicos.

Paradójicamente, en la Plaza de la Fuerza Aérea Argentina que hay a continuación, está la Torre de los Ingleses, una torre del reloj donada en 1910 por los ingleses para celebrar el primer siglo de la independencia argentina.

Barrio de La Boca. Otro barrio bonaerense de visita ineludible es el barrio de La Boca, el más colorista de la ciudad. Aquí hubo el primer puerto de la ciudad y fue lugar de asentamiento de la población inmigrante, especialmente italianos procedentes de Génova, llegados principalmente entre los años 1880 y 1930.

En general es un barrio muy humilde y con un toque cutre, alejado del aspecto ordenado y elegante de otros barrios de la ciudad, como Microcentro o Recoleta. Pero esto mismo le da un encanto especial, haciéndolo muy pintoresco e incluso con un cierto aire caribeño por los colores y el mestizaje.

La zona de interés a visitar en este barrio está formada por las calles E. de Valle Iberlucea (hasta llegar al estadio del Boca Juniors, uno de los equipos de fútbol más emblemáticos de la ciudad y del país en general), Caminito (antigua estación de ferrocarril y que da nombre al famoso tango), Magallanes, Araoz de Lamadrid y Garibaldi.

Típicas casas de colores vivos del barrio de La Boca
Típicas casas de colores vivos del barrio de La Boca

Básicamente son las casas pintadas de colores muy vivos las que dan un aspecto único a este barrio.

Por otro lado, La Boca se ha convertido en una zona de artistas y bohemios, siguiendo la estela del artista plástico local Benito Quinquela.

Recomendamos visitar el barrio muy pronto por la mañana, antes de que lleguen las hordas de turistas en autocar (alrededor de las 11 de la mañana) y se llene todo de tenderetes de cuadros, recuerdos y espectáculos de calle a la caza del turista.

Pasear por la Avda. Pedro Mendoza, siguiendo el Riachuelo en dirección a la Avda. Almirante Brown, permite ver algunas construcciones interesantes, como el Teatro de la Rivera y también el paisaje industrial de los suburbios cercanos de la zona de La Avellaneda.

Para ir al barrio de La Boca desde la zona del hotel Callao hay que ir a la plaza del Congreso y subir al autobús nº 64, justo delante del edificio del Senado.

El trayecto cuesta 0'8 A$ y circula al sur por el Paseo Colón y después por la Avda. Almirante Brown hasta llegar al Riachuelo, para después girar a la derecha por la Avda. Pedro Mendoza. Hay que bajar del autobús en la confluencia con la calle Puerto de Palos.

Para volver al centro desde La Boca se puede tomar el mismo autobús nº 64.

Tango. Una visita a Buenos Aires no puede dejar de lado este baile, el cual forma parte de la esencia porteña.

Se puede contemplar el baile como espectador o, si disponemos de tiempo y ganas, participar recibiendo clases de tango en alguna de las múltiples escuelas que hay por la ciudad.

Para ir a ver tango se puede optar por ir a una cena-espectáculo para turistas o bien ir a una sala de baile donde la gente local va simplemente a bailar.

Caminito, callejón de La Boca y nombre del famoso tango de Gabino Coria
Caminito, callejón de La Boca y nombre del famoso tango de Gabino Coria

Depende de gustos, pero creemos que la primera opción, además de ser bastante cara, busca la espectacularidad y está claramente orientada al turista, mientras que la segunda no tiene ninguna pretensión y es más auténtica.

En nuestro caso optamos por la segunda opción y fuimos al Centro Cultural Torquato Tasso (c/ Defensa nº 1575, en el barrio de San Telmo), donde las noches de los fines de semana hay baile de tangos y milongas.

Pero durante los meses de vacaciones de enero y febrero no hay baile y sólo se dan clases (los viernes, con la profesora Mimí Lertora-Santapa).

Una alternativa, recomendada por la propia gente del Centro Cultural Torquato Tasso, es el Salón Canning, ubicado en la calle Scalabrini Ortiz nº 1331 del barrio de Palermo.

Aquí también se dan clases, pero a las 23:30 h. empieza el baile propiamente dicho, momento en que numerosas parejas salen espontáneamente a la pista para bailar.

El local posee una sala grande, con unas cuántas mesas alrededor de la pista y una barra de bar. También es un lugar de reunión y vida social.

La entrada al Salón Canning vale 5 A$ (las consumiciones en el bar son aparte). Muy recomendable.

Compras. En las fechas de nuestro viaje, después de la terrible devaluación del peso argentino y pocas semanas después de anunciarse el final del llamado Corralito, se podían encontrar buenas oportunidades a la hora de comprar, con la ventaja de que son artículos de primera calidad y homologables a los que se puedan encontrar en Europa.

Esto incluye ropa, material deportivo y de montaña, material de viaje, música, etc.

La calle Florida, eje peatonal y con multitud de comercios, es una de las zonas más comerciales de la ciudad. Aquí encontramos las Galerías Pacífico, un gran centro comercial ubicado en un edificio muy bonito que antiguamente fue la sede del Museo de Bellas Artes.

En aquel momento, pudimos ver reflejados en las fachadas de muchos bancos de esta calle los efectos de las protestas de los ahorradores argentinos contra el corralito financiero y la política del gobierno argentino y del FMI.

NOTA: Podéis encontrar más información sobre cosas a hacer en la ciudad de Buenos Aires en la guía y relato de un viaje que hicimos a Argentina dos años después, en 2004: Viaje al norte de Argentina y la ciudad de Buenos Aires.

Y el viaje se acaba ...

Para ir desde el centro de Buenos Aires al aeropuerto internacional Ezeiza acordamos, a través del hotel, un taxi que nos pasara a recoger por el mismo hotel a una hora fijada, por comodidad y para aprovechar al máximo el tiempo disponible.

El precio previamente acordado para el taxi fue de 30 A$ (para dos o más personas sale a cuenta respecto al autobús privado de la empresa Manuel Tienda León, sobre todo si no nos encontramos cerca del punto desde donde parte el autobús, en la zona de Retiro).

Desde el hotel Callao al aeropuerto Ezeiza hay que contar al menos unos 30 minutos.

Antes de embarcar hay que pagar las tasas de salida del país, que sólo se pueden pagar en dólares (18 US$ por persona) o en pesos argentinos (60'12 A$), pero no en euros.

A continuación nos espera un vuelo desde Buenos Aires a Madrid (11 horas y 45 minutos), de la compañía Aerolíneas Argentinas, donde conectamos con otro vuelo desde Madrid a Barcelona con Spanair (1 hora).

^top
Relat de viatge al nord d'Argentina i Xile - Sònia Graupera [2011]
Relat d'un viatge a la Patagònia i Iguaçu - Vanessa Faig & David Calvet [2008]
Relat d'un viatge a Argentina i Uruguai - Diego Martínez [2008]
Relat d'un viatge a l'illa de Pasqua. Diari dels mars del sud (I) - Jordi Rodríguez & Marta Colomer [2006]
Viatge a la Patagònia argentina - Marga & José Miguel [2006]
Viatge pel nord-oest d'Argentina - Jaume Rovira Colomer & Araceli Soler Vendrell [2005]
ARGENTINA/Paraguai/Uruguai - Guia viatge al nord i centre d'Argentina - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2004/05]
Capitals d'Argentina, Xile i Uruguai - Marga & José Miguel [2004]
Viatge a Argentina, Bolivia i Xile - Víctor Bordás & Paquita Poch [2004]
^top

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2019 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2019 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació