Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
2 / 2
Nueva Zelanda

NUEVA ZELANDA

Guía y relato de un viaje por libre a Nueva Zelanda

Data Data viatge: 2011. Publicat el 17/03/2011
2.7 de 5 (141 vots)

Introducción

Nueva Zelanda (Aotearoa en lengua maorí, bonito nombre) es un país formado por dos grandes islas, la Isla Norte y la Isla Sur, además de otras mucho más pequeñas. Está situado en el suroeste del Océano Pacífico, a unos 2.200 km al este de Australia. Su superficie es de 267.847 kmª, más o menos la mitad que España, pero su población no llega a los 4,2 millones de habitantes. Eso sí, hay unas 10 ovejas por habitante y eso que la población de ovejas kiwis ha disminuido bastante con el tiempo.

Haciendo «bungy jumping» desde el histórico puente de Kawarau, cerca de Queenstown
Haciendo «bungy jumping» desde el histórico puente de Kawarau, cerca de Queenstown

Nueva Zelanda tiene fama, merecidísima, por sus fascinantes paisajes y por la enorme variedad de deportes de aventura que se pueden practicar allí, sea por tierra, mar o aire.

Pero ofrece mucho más que esto: sensación de soledad en lugares que parecen vírgenes, fenómenos naturales increíbles, flora y fauna endémicos,... y una sociedad muy muy ordenada y pulcra (en este sentido vendría a ser la antítesis de la India). Si es que hasta las ovejas comen con cuchillo y tenedor...!!

Y para el viajero es muy fácil auto-organizarse un viaje por Nueva Zelanda. Hay más información disponible de la que uno puede asimilar (en Internet, en las oficinas de turismo locales, etc) y alquilando un vehículo, auto-caravana o coche, uno tiene absoluta libertad para moverse por todo su territorio.

La única pega (alguna tenía que tener) es el alto presupuesto necesario para el viaje: vuelo internacional, alquiler vehículo, gasolina, alojamiento, actividades, etc. Aunque, como siempre, uno puede desarrollar diferentes estrategias para abaratar costes. Y si se va expresamente a Nueva Zelanda, nuestras antípodas, recomendamos destinarle no menos de 3 semanas (un mes o más sería ideal), por la lejanía, el coste del vuelo y la gran cantidad de cosas a ver y hacer.

Ah! y una de las muchas curiosidades que se pueden encontrar en Nueva Zelanda es el lugar con el segundo nombre más largo del mundo: Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwhenuakitanatahu, o Taumata para los amigos, el nombre maorí de una pequeña montaña, situada en el sur de Hawke's Bay, en la isla norte, y que viene a significar "La cima de la colina donde Tamatea, el hombre de grandes rodillas, el escalador de montañas, el engullidor de tierras, el viajero incansable, tocó su flauta a un ser querido" (!!). Es sólo una loma de 300 m. de altura, por lo que el nombre es mayor que la montaña en sí.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisem de que la informació reflectida en la descripció de cadascuna de les guies o relats, sobretot la referida a horaris, preus, visats, adreces d'e-mail o pàgines web, pot haver variat des del moment en que es va recollir la informació publicada (veure data en la capçalera del relat).

Viatgeaddictes.com no ens responsabilitzem dels possibles perjudicis que pugui causar la informació aquí continguda, així com de les opinions expressades pels col·laboradors, ni aquestes són necessàriament compartides per nosaltres.

Per altra banda us animem a que, si utilitzeu la informació aquí continguda, tingueu l'amabilitat d'enviar-nos un e-mail amb les vostres impressions, sobre si us ha resultat útil o no, informació errònia o actualitzada, etc. Tant nosaltres com els nostres col·laboradors esperem com única compensació al nostre treball que perdeu un minut i ens digueu alguna cosa que ens permeti conèixer si el nostre esforç mereix la pena.

Gràcies per visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 5 al 27 de febrero de 2011.

Itinerario

mapa

Días 1-3: Barcelona - Milán - Abu Dhabi - Sydney - Auckland
Día 4: Auckland - Devonport - Auckland - Whangarei
Día 5: Whangarei - Whangarei Falls - Russell - Waitangi - Paihia
Día 6: Paihia - Keri Keri - Mangonui - Cable Bay - Kaitaia - Capo Reinga - Pukenui
Día 7: Pukenui - Oporoni - Omapere - Waipoua Kauri Forest - Hamilton - Rotorua
Día 8: Rotorua - lago Rotorua - Taupo - Turangi
Día 9: Turangi - Wai-o-Tapu - Whakapapa Village (P.N. Tongariro) - Pororua
Día 10: Pororua - Wellington - Picton - Nelson
Día 11: Nelson - Havelock - Blenheim/Malborough - Kaikoura
Día 12: Kaikoura - Hammer Springs - Punakaiki - Greymouth
Día 13: Greymouth - Franz Joseph Glacier - Fox Glacier
Día 14: Fox Glacier - Wanaka - Kawarau Bridge - Arrowtown - Queenstown
Día 15: Queenstown - Te Anau - Milford Sound - Te Anau
Día 16: Te Anau - Clifden - Riverton - Waipapa Point - Curio Bay - Owaka
Día 17: Owaka - Jack's Bay - Nugget Point - Dunedin - Península Otago
Día 18: Península Otago - Moeraki - Oamaru
Día 19: Oamaru - Waitaki Valley - Clay Cliffs (Omarama) - Lake Tekapo
Día 20: Lake Tekapo - (scenic route 72) - Península Banks - Christchurch - Sydney
Día 21: Sydney
Días 22-23: Sydney - Abu Dhabi - Bruselas - Barcelona

En este viaje a Nueva Zelanda entramos por el aeropuerto de Auckland, en la isla norte, y salimos desde el aeropuerto de Christchurch, en la isla sur. Entre medias alquilamos un coche para recorrer las dos islas, recogiéndolo en Auckland y dejándolo en la ciudad de Christchurch. Precisamente el fuerte terremoto que se produjo en Christchurch y alrededores el día 22 de febrero (y que nosotros notamos a pesar de encontrarnos a 150 km en el momento de producirse) nos hizo cambiar de planes en el final de nuestra estancia en NZ, cambiar la visita prevista a Christchurch por una vuelta por el centro de la isla sur.

En total hicimos 5.440 km por carreteras neozelandesas. Y como curiosidad, haciendo una aproximación al total de la distancia recorrida en este viaje, utilizando cualquier medio de transporte (avión, coche, barco, a pie, etc), nos sale la cantidad de 45.960 km.

Los últimos dos días de viaje, aprovechando que nuestro vuelo internacional hacía escala en Sydney, los pasamos en esta interesante ciudad australiana. Ya la habíamos visitado en un anterior viaje a Australia, pero nos apetecía volver unos años después.

Dinero

La moneda oficial de Nueva Zelanda es el dólar neozelandés (NZ$ o NZD). En las fechas de nuestro viaje obtuvimos un cambio medio de 1'74 NZ$ por euro (ver cambio oficial actualizado en el enlace Eur -> NZD).

Los euros pueden ser cambiados sin problemas en las oficinas de cambio de divisas y en muchos bancos, pero conviene comparar (si hay varias opciones) porque pueden haber diferencias significativas. En cualquier caso recomendamos cambiar el mínimo necesario al llegar al aeropuerto de Auckland, puesto que el cambio aquí es bastante peor que en la ciudad.

Por otra parte el pago con tarjeta de crédito (VISA, Mastercard, ...) está muy extendido, puesto que los neozelandeses son los mayores usuarios de tarjetas de crédito a nivel mundial, y realmente sólo es necesario llevar en el bolsillo una pequeña cantidad de dinero en efectivo para imprevistos o compras menores. Hay cajeros automáticos (ATMs) en cualquier ciudad o pueblo mediano, pero conviene consultar con el banco sobre las condiciones aplicables en el uso de nuestra tarjeta.

Gastos del viaje

+ 1.258 € (vuelo Milán - Abu Dhabi - Sydney - Auckland y Sydney - Abu Dhabi - Bruselas - BCN)
+ 38 € (vuelo de conexión BCN - Milán)
+ 156 € (vuelo Christchurch - Sydney)
+ 268 € (50% alquiler coche 16 días + seguro todo riesgo)
+ 228 € (50% gasolina coche para 5.440 km)
+ 32 € (ferry Wellington-Picton)
+ 508 € (50% alojamiento)
+ 524 € (50% gastos comer, excursiones, otros)
= 3.012 € (total por persona)

Visado

En Nueva Zelanda los ciudadanos españoles sólo necesitan un pasaporte con una validez mínima de 3 meses posterior a la salida prevista del país, siempre y cuando la estancia como turista sea, como máximo, de 90 días. Para el resto de casos (p.e. estancias de estudios o trabajo) es necesario consultar la web de la Embajada de Nueva Zelanda en Madrid.

Vacunas y salud

Para viajar a Nueva Zelanda no hay ninguna vacuna obligatoria y ni siquiera recomendada. Las condiciones sanitarias en el país son muy buenas, pero la asistencia médica no es gratuita para los turistas. Por ello se recomienda viajar, como a cualquier otro país del mundo, disponiendo de alguna póliza o seguro médico que cubra la asistencia sanitaria y, en su caso, los gastos de repatriación.

Por otra parte, debido al agujero de la capa de ozono en el hemisferio sur, hay un riesgo de cáncer de piel en exposiciones al sol y por ello se recomienda utilizar cremas solares protectoras, sombreros y gafas de sol. Tampoco hemos de olvidar los efectos del jet lag, debido a la diferencia horaria, y el cansancio producido por los largos trayectos en avión.

Por último, las autoridades sanitarias y los servicios de cuarentena de Nueva Zelanda tienen unas normas específicas y muy rigurosas para la importación de varios productos (encontraréis más información a la página web New Zealand: Personal travellers). Los controles por cuarentena pueden ser muy minuciosos y los equipajes pueden ser sometidos a control por rayos X, por perros o manual a la llegada al país. Está totalmente prohibido entrar con alimentos, plantas o flores. La ficha de entrada al país se debe rellenar con mucha atención, declarando cualquier producto sometido a cuarentena, incluyendo equipos de acampada o de montaña. Avisan de que toda falsedad u omisión al respecto podría implicar multas, confiscación de objetos o el riesgo de ser deportado en el siguiente avión.

Transporte

Avión. Para el vuelo internacional a Nueva Zelanda la mejor combinación de precio y horarios que nosotros encontramos fue con un vuelo de la compañía Etihad Airways, con base en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos).

Este vuelo salía del aeropuerto Milán/Malpensa y llegaba a Auckland, tras hacer escala en Abu Dhabi y Sydney. Por lo tanto, nosotros compramos aparte un vuelo de conexión económico de Barcelona a Milán, en este caso con la compañía Lufthansa, dejando un tiempo prudencial entre ambos vuelos en previsión de posibles imprevistos.

Para el vuelo de vuelta establecimos el retorno a Barcelona desde la ciudad australiana de Sydney, dado que queríamos pasar en esa ciudad un par de días antes de dar por acabado este viaje. A través de la web de Air New Zealand compramos un vuelo con origen en Christchurch y destino Sydney, la opción más económica de todas las que estudiamos.

En cuanto a los vuelos domésticos, dentro del país, nosotros no tomamos ninguno porque todos los desplazamientos los hicimos en coche y en ferry, pero nos consta que las compañías aéreas Air New Zealand y también Jetstar Airways enlazan diferentes ciudades neozelandesas.

Coche de alquiler. Dadas las características del país (suficientemente grande en cuanto a extensión, muy poco poblado y con puntos de interés para el viajero muy dispersos y, a veces, en lugares muy remotos) la mejor manera de moverse por Nueva Zelanda es con un coche de alquiler, sea coche normal o autocaravana. Moverse con transporte público es técnicamente posible (autobuses y algún tren, además del ferry o el avión), pero es muy limitado en cuanto a los lugares dónde llega y puede suponer mucho tiempo en los desplazamientos, aun cuando donde no llega este se puede ir haciendo autoestop, una práctica que, por lo que hemos visto, está aún bastante extendida en Nueva Zelanda.

Muchos viajeros que visitan Nueva Zelanda optan por alquilar una autocaravana (campervan), pero alquilar un coche es otra opción igualmente válida. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. La autocaravana permito ahorrar en alojamiento y también en restaurantes, además de que el coste del diesel es inferior al de la gasolina. También proporciona más autosuficiencia y sensación de libertad, pero por el contrario su alquiler es bastante más caro que el de un coche, es más difícil de conducir, puede aislarnos más de la gente local, y puede resultar bastante incómoda y claustrofóbica tras unos días de viaje, pero esto último es una apreciación muy personal. Nosotros nos decidirnos por el coche (básicamente por la comodidad de dormir en una cama normal y tener baño propio) y fue una decisión acertada, aun cuando en algún momento echamos de menos la independencia que da la autocaravana en cuanto al alojamiento. En esta web encontraréis otros relatos de viaje a Nueva Zelanda, en autocaravana y en coche. Sólo para los más motards, también es posible alquilar una moto (nos cruzamos con muchas Harley Davidson, por ejemplo), pero es una opción muy cara y hay que estar dispuesto a soportar las inclemencias del tiempo

Nosotros alquilamos el coche a través de la web de eAlquilerdecoches y no tuvimos ningún problema. Pagamos 410 € por un alquiler de 16 días de un coche de tamaño medio. Además contratamos un par de seguros extra (80 y 46 €) para cubrir cualquier contingencia, incluyendo neumáticos y vidrios. Vale la pena tener una cobertura total por lo que pueda pasar. Por otra parte tened en cuenta que, en general, los vehículos de alquiler en Nueva Zelanda son viejos y tienen ya muchos kilómetros.

En nuestro caso recogimos el coche en Auckland (cerca del aeropuerto, pero el transfer desde la ciudad también es gratuito), un Nissan Bluebird 1.8, y lo dejamos en las oficinas de la empresa de alquiler en Wellington. Nos acompañaron a la terminal del ferry y al llegar a Picton un autobús gratuito nos llevó a la oficina en esa pequeña ciudad, dónde nos esperaba el siguiente coche, un Toyota Corolla 1.8, que la misma compañía había reservado para nosotros (por este motivo deberemos indicar a la compañía, con suficiente antelación, la fecha prevista para hacer el paso de isla a isla). Finalmente dejamos el coche en una oficina cerca del aeropuerto de Christchurch y nos acompañaron hasta la terminal del aeropuerto.

En cualquier caso, si pensamos recorrer las dos islas es más interesante alquilar el coche en una ciudad de la isla norte, p.e. Auckland, y dejarlo en la isla sur, p.e. en Christchurch, o viceversa, porque cruzar el Estrecho de Cook que separa ambas islas es bastante caro. Tanto es así que muchas compañías de alquiler, al menos en el caso de un coche, nos harán dejar el coche en la terminal del ferry (o cerca de ella) y coger otro coche al llegar a la otra isla. Esto tiene la ventaja de que nos ahorramos el pagar el coste de transportar el vehículo en el ferry (de 120 a 200 NZ$ dependiendo del tipo de vehículo).

Para conducir por Nueva Zelanda es necesario el carné de conducir internacional, pero también conviene llevar encima el carné de conducir del país de residencia (en este caso España). Se conduce por la izquierda, lo cual supone estar más alerta al principio para no invadir el carril derecho y tener mucho cuidado en las rotondas y cruces. El límite de velocidad está fijado en 100 km/h en vías interurbanas y 50 km/h o menos en pueblos y ciudades, cosa que enlentece los desplazamientos por el país. Sólo en los accesos a Auckland, Wellington y Christchurch hay alguna autovía, siendo el resto carreteras normales, aunque sólo en esas ciudades puede haber algún tipo de atasco de tráfico. Las carreteras están, en general, en buen estado, pero siendo un país tan rural hay que ir alerta por la posible presencia de animales o máquinas a la calzada. En las fechas de nuestro viaje el precio de la gasolina de 91 octanos era de 2,029 NZ$/l y la diesel 1,46 NZ$/l.

Ferri. Actualmente hay dos compañías de ferry que hacen el trayecto entre Wellington (isla norte) y Picton (isla sur) a través delEstrecho de Cook: Interislander y BlueBridge. En ambos casos se trata de un servicio regular, con varias frecuencias al día, que transporta personas y también vehículos (coches, motos, caravanas, etc). BlueBridge ofrece tarifas más económicas y además es una empresa neozelandesa. La única ventaja que parece tener Interislander es que tiene un barco, el Kaitaki, que es más grande que el resto y resulta ser más cómodo cuando el mar está muy movido en el Estrecho de Cook.

Este trayecto en ferry supone algo más de 3 horas de navegación. Si el tiempo acompaña vale la pena subir a la cubierta superior del barco y disfrutar de la belleza de los fiordos que conforman Marlborough Sounds, antes de llegar a Picton.

Alojamiento

En nuestro caso tuvimos la oportunidad de probar varias opciones de alojamiento a lo largo del viaje: apartamento, cabinas en campings, moteles y bed&breakfast. Los precios dependen mucho de la calidad del lugar, la ubicación y la temporada del año, pero en general los B&B son la opción más cara, aunque debe tenerse en cuenta que incluyen el desayuno.

En algunos casos reservamos el alojamiento a través de portales de reservas como Booking.com, mientras que en otros, en especial los B&B, lo hicimos a través de los i-Site o llamando por teléfono directamente (en los i-Site encontraréis un pequeño libro gratuïto con los datos de muchos B&Bs). Para la primera noche en Auckland la reserva la hicimos desde casa, antes de viajar a NZ, pero el resto de reservas las hicimos sobre la marcha.

Diferencia horaria

En Nueva Zelanda hay una diferencia de +12 horas respecto al horario de invierno español y +10 horas respecto al de verano. La diferencia se explica porque cuando en Europa se atrasa el reloj una hora en Nueva Zelanda se adelanta, y viceversa, por aquello de que estamos en hemisferios diferentes.

Clima

En las fechas de nuestro viaje a Nueva Zelanda, todavía en verano austral, encontramos temperaturas muy agradables en general, moviéndonos la mayoría de los días entre una temperatura máxima de 27ºC y una mínima de 19ºC. Pero, especialmente en la isla sur, la climatología puede ser muy cambiante y algún día tuvimos incluso mínimas de 14ºC. También tuvimos algunos días en que la lluvia hizo acto de presencia de una forma más o menos insistente. Por ello es recomendable llevar ropa de abrigo (más consistente si vamos durante el invierno austral), así como paraguas y/o chubasquero para la lluvia.

En estas fechas amanecía poco después de las 6 de la mañana y oscurecía pasadas las 20:45 horas, aunque según la zona del país hay diferencias que no van más allá de media hora. Por tanto había entre 14 y 15 horas de luz natural al día.

Cuando ir?

Prácticamente todos los relatos de viaje a Nueva Zelanda publicados en esta web hasta el momento de escribir este texto hablan de viajes hechos durante nuestro verano (invierno austral). Pero en este caso es a la inversa, puesto que transcurre durante el verano austral (mes de febrero).

Así, ¿qué época es mejor para ir a Nueva Zelanda?... Pues depende, porque cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, y dependerá mucho también de vuestros gustos personales.

Durante el invierno austral encontraréis en NZ, especialmente en la isla sur, temperaturas bastantes bajas (pero no extremas), así como la posibilidad de tener problemas en las carreteras debido a la nieve y el hielo. También debéis contar con que el día tiene pocas horas de luz (máximo 9-10 horas) y las ciudades y pueblos neozelandeses estarán mucho más muertos de lo que ya es habitual en este país (si buscáis fiesta y animación en la calle, NZ no es vuestro destino). Por el contrario encontraréis pocos visitantes por todas partes, los precios de los servicios turísticos serán, en general, más baratos, y no tendréis la necesidad de reservar obligatoriamente el alojamiento. Y si os gustan los paisajes nevados y pisar nieve entonces estaréis como en casa, sobre todo en la isla sur.

En el verano austral, por el contrario, las temperaturas en NZ son bastante más agradables, pero sin llegar al calor sofocante. Además sus verdes paisajes se ven salpicados por multitud de flores de colores variados que los hacen aún más idílicos. Otra ventaja es que el día es muy largo (una media de 14 horas de luz) y esto permite aprovecharlo mucho a la hora de conducir y disfrutar de los espacios naturales, aunque los horarios neozelandeses (restaurantes, alojamientos, etc) no cambian en la misma proporción y esto hay que tenerlo en cuenta porque las 8 ó 9 de la tarde es horario after hours en NZ, aunque sea verano y aún haga sol. Lo malo de esta época, sobre todo entre Navidad y principios de febrero, es que es periodo de vacaciones para los mismos neozelandeses y australianos, así como de asiáticos, americanos y europeos buscando el buen clima del país en estas fechas. Esto hace que haya más visitantes por todas partes (pero sin agobiar en ningún momento), los precios de muchos servicios turísticos sean más caros, o que se deba reservar el alojamiento si deseamos ir a uno concreto y no queremos sufrir porque esté lleno.

Electricidad

En Nueva Zelanda la corriente eléctrica es de 220-240 V y 50 Hz. Los enchufes son del tipo I (tres clavijas) y por tanto necesitaremos llevar (o comprar allí) un simple adaptador. Nosotros compramos un adaptador en un convenience store de Auckland por el módico precio de 2 €.

Internet y teléfono

Hay redes wi-fi públicas y gratuitas en algunos alojamientos, restaurantes, ... pero en muchos otros son de pago. También podéis encontrar acceso a Internet, de pago, en las bibliotecas públicas municipales y en muchos i-Site, además de los cibercafés.

En cuanto al uso del móvil en NZ, además de la opción del roaming, hay la posibilidad de llevarse un terminal libre y comprar allí una tarjeta SIM de prepago (aprox. 30 NZ$, incluyendo 10 NZ$ de crédito). Hay que tener en cuenta que en NZ es muy común que las compañías tengan teléfonos gratuitos (prefijos 0800 y 0508), a diferencia de España dónde se ha generalizado el uso del 902, de pago. Una forma muy barata de llamar a casa desde NZ es con Skype (en muchos lugares con acceso a Internet ya tienen los auriculares adecuados).

Guía de viaje

New Zealand, de Lonely Planet Pub. (15a edición, Sept-2010, en inglés). Bastante completa y muy actualizada. Bastante útiles los nuevos mapas de ciudades que acompañan esta edición.

Mapas e información sobre Nueva Zelanda

Si de una cosa no hay carencia en Nueva Zelanda es de información sobre lugares, actividades, alojamiento, etc. De hecho hay tanta al alcance que es fácil infoxicarse (sobresaturarse de información). En cualquier ciudad, pueblo o lugar turístico es fácil encontrar un i-Site, una oficina-tienda dónde hay toneladas de folletos, libros y mapas, mayormente gratuitos. Aquí, además de poder comprar recuerdos de NZ, también os pueden reservar alojamiento, excursiones, y mucho más. La verdad es que son muy muy útiles.

^top

 GALERÍA DE FOTOS DEL VIAJE A NUEVA ZELANDA

Saltando 192 metros al vacío desde la SkyTower de Auckland ...y: no somos nosotros, no!
Saltando 192 metros al vacío desde la SkyTower de Auckland ...y: no somos nosotros, no!
Vista de Mangonui desde la Rangikapiti Pa Historic Reserve
Vista de Mangonui desde la Rangikapiti Pa Historic Reserve

Imagen de la famosa Ninety Mile Beach, aunque sólo tiene 55 millas de largo (88,5 km)
Imagen de la famosa Ninety Mile Beach, aunque sólo tiene 55 millas de largo (88,5 km)
«Bodyboarding» en las increíbles dunas de la Reserva Te Paki, cerca de Cape Reinga
«Bodyboarding» en las increíbles dunas de la Reserva Te Paki, cerca de Cape Reinga

El faro de Cape Reinga, en un lugar lo más parecido al fin del mundo
El faro de Cape Reinga, en un lugar lo más parecido al fin del mundo
Una de las múltiples piscinas geotermales del parque Kuirau de Rotorua
Una de las múltiples piscinas geotermales del parque Kuirau de Rotorua

El geiser Lady Knox en acción (20 m. de  altura), en la reserva termal Wai-o-Tapu
El geiser Lady Knox en acción (20 m. de altura), en la reserva termal Wai-o-Tapu
Sugerente puesta de sol sobre el lago Taupo
Sugerente puesta de sol sobre el lago Taupo

Bello paisaje volcánico en el Tongariro N.P.
Bello paisaje volcánico en el Tongariro N.P.
El famoso (y sabroso) mejillón de labios verdes de Havelock
El famoso (y sabroso) mejillón de labios verdes de Havelock

Viñas de la bodega Wither Hills en Blenheim, en la región vinícola de Marlborough
Viñas de la bodega Wither Hills en Blenheim, en la región vinícola de Marlborough
Piscina para los «peques» de una colonia de osos marinos en la costa de Kaikoura
Piscina para los «peques» de una colonia de osos marinos en la costa de Kaikoura

Las curiosas y fantásticas rocas Pancake Rocks en el Paparoa N.P. (Punakaiki)
Las curiosas y fantásticas rocas Pancake Rocks en el Paparoa N.P. (Punakaiki)
Vista del glaciar Franz Josef, en el parque nacional Westland Tai Poutini
Vista del glaciar Franz Josef, en el parque nacional Westland Tai Poutini

Clay Cliffs, un paisaje insólito gracias a la erosión (valle Waitaki, en Omarama)
Clay Cliffs, un paisaje insólito gracias a la erosión (valle Waitaki, en Omarama)
Navegando por el impresionante fiordo de Milford Sound
Navegando por el impresionante fiordo de Milford Sound

Península de Otago, cerca de Dunedin, con algunas famosas ovejas del país
Península de Otago, cerca de Dunedin, con algunas famosas ovejas del país
Los curiosos Moeraki Boulders, al sur de Oamaru
Los curiosos Moeraki Boulders, al sur de Oamaru

Pingüinos de ojos amarillos en Bushy Beach, cerca de Oamaru
Pingüinos de ojos amarillos en Bushy Beach, cerca de Oamaru
Solitaria carretera neozelandesa, la Tekapo Twizel  Rd (ruta 8), entre los lagos Pukaki y Tekapo
Solitaria carretera neozelandesa, la Tekapo Twizel Rd (ruta 8), entre los lagos Pukaki y Tekapo

^top
Relat d'un viatge a Nova Zelanda - Antonio & Trini [2008]
Nova Zelanda en autocaravana - Raquel Mateo [2007]
Viatge en autocaravana per Nova Zelanda - Jordi Rodríguez & Marta Colomer [2003]
Tourism New Zealand - Web turística oficial de Nueva Zelanda.
i-SITE Visitor Information Center - Red de oficinas de información turística de Nueva Zelanda.

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació