Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
2 / 2
Bandera

ESLOVENIA

Relato de un viaje de 10 días a Eslovenia

Data Data viatge: 2013. Publicat el 17/02/2014
2.4 de 5 (88 vots)

Introducción

Queríamos viajar a Eslovenia hacía muchos años y este año nos propusimos ir y empezamos a hacer cálculos de qué forma podría salir más económico. Barajamos varias posibilidades, desde ir en coche o hacerlo en avión.

Somos 4 adultos y una menor de 11 años e ir en coche desde Barcelona con 1500 km y más de 16 horas, necesitábamos dos días con hotel, comidas, peajes y carburante y salía exactamente igual que en un vuelo de Ryanair desde Barcelona hasta Venecia-Treviso (volar a Trieste era un poco más caro en aquel momento). y alquilar un coche.

Vista del castillo y lago de Bled
Vista del castillo y lago de Bled

Teníamos previsto estar 10 días y empezamos a recoger opiniones de personas que habían estado y mirar blogs de comentarios de otros viajeros y este 5 de agosto del 2013 salimos para allí.

Como Eslovenia es un país no demasiado grande y las distancias son relativamente cortas, reservamos hotel en Bled para todos los días, en el Hotel Park-Sava Bled, un hotel de 4* con unas prestaciones y precio bastante razonable a régimen de media pensión con buffet, además con jacuzzi, sauna y una piscina climatizada con vistas al lago.

Y para el regreso reservamos una noche de hotel entre Venecia y Treviso para poder visitar otra vez Venecia, que siempre es gratificante, y así estar más cerca del aeropuerto para el regreso.

Alquilamos un coche familiar (llevábamos 5 maletas ) con antelación en la web de Rentalcars, para recogerlo en el mismo aeropuerto de Treviso.

^top

 DIARIO DE VIAJE A ESLOVENIA

Día 1: Barcelona - Treviso (Italia) - BLED (Eslovenia)

Salida puntual desde el aeropuerto de Barcelona-El Prat y llegada al de Venecia-Treviso. Recogida del coche de alquiler en el mismo aeropuerto y salida hacia Bled (aproximadamante a unos 300 km).

Salimos de la autopista para comer en un restaurante local un buen plato de pasta Italiana para poder seguir viaje.

En la frontera con Eslovenia parada en la primera gasolinera que encontramos para comprar el ticket (vignette) que nos permitirá circular por todas las autopistas eslovenas sin ninguna limitación. Para todo el mes costaba 30 € y para sólo 7 dias el precio era de 17 €).

Llegamos al Hotel Park-Sava de Bled sobre las 6 de la tarde y nos alojamos en él. Lo primero que nos sorprende es la buenísima calidad del agua del grifo, Eslovenia tiene la mejor calidad del agua de toda Europa.

^top

Día 2: BLED - LAGO BOHINJ - PARQUE KOCA PRI SAVICI - BLED

Por ser el primer dia en Eslovenia hacemos una visita de pocos kilómetros y nos acercamos al lago de Bohinj.

El lago de Bohinj (Bohinjsko Jezero), a unos 30 km de Bled, es el mayor lago de Eslovenia, de 4,2 km de largo por 1 km de ancho. Es un fantástico lago de agua transparente y a una temperatura de 25ºC, lleno de truchas y patos y muy pocas personas bañándose.

Cascada de Slap Savica (Koca pri Savici)
Cascada de Slap Savica (Koca pri Savici)

No lo teníamos previsto, pero volveremos otro día para poder disfrutar de esta agua tan transparente y bañarnos en él.

Seguimos un poco más arriba, hasta el parking del parque Koca pri Savici, situada a la entrada de este. La entrada al parque cuesta 2,40 € los adultos y 1,20 € los niños.

Después de 20 minutos por un camino lleno de escaleras y dentro de un bosque muy bonito se llega a una glorieta de madera, donde se puede observar la grandiosa cascada de Slap Savica. Esta tiene forma de A y una altura de más de 60 metros. Es el nacimiento del río Sava, afluente del Danubio.

Volvemos hacia el puente del lago Bohinj y comemos en un restaurante donde la comida es bastante económica: aproximadamente unos 5/8 € el plato de pasta y 6/9 € las pizzas, una cerveza de 0,5 l. por 2/2,8 €, precios que se repetirán durante todo el viaje.

Regresamos al hotel de Bled para darnos un buen baño y una relajante sesión de jacuzzi antes de la cena, con un buffet abierto muy completo y de muy buena calidad y para todos los gustos.

Después de la cena cada día realizamos un paseo por la ribera del lago, lleno de terrazas con música en directo.

^top

Día 3: BLED - LJUBLJANA - BLED

Nos levantamos y después del desayuno, también con un bufet muy extenso, nos dirigimos a Ljubljana, la capital del país, a unos 55 km de Bled.

Ljubljana es una capital de un país de la que no estamos acostumbrádos a ver de esta forma, con pocos coches y muy pocas personas por la calle en un día laborable (hoy es martes), sin apretujones, y pudiendo pasear con toda tranquilidad.

Es una ciudad muy bonita, llena de flores, plazas y calles muy bien cuidadas, con un canal navegable que la circumvala.

Imagen de Ljubljana
Imagen de Ljubljana

Decidimos visitar el famoso puente del Dragón (hay uno en cada esquina de bronce), el mercado (está junto a la iglesia de San Nicolás), el puente Triple y la famosa plaza de Preseren.

Sorprende la cantidad de cafeterías y bares con terrazas que hay en Ljubljana, con mucha animación de día y de noche.

Comemos unos excelentes sándwiches en una de las terrazas, en la calle paralela peatonal al canal, llena de tiendas y sin aglomeraciones (nos extraña tan poca gente por las calles). Subimos al Castillo de Ljubljana con el tren turístico (3 € ida y vuelta). Vale la pena, pues la subida es considerable, así como las vistas son magnificas.

Después de pagar 3 €/persona para entrar en el castilllo lo visitamos. El castillo no tiene nada especial, sólo las vistas, pues estuvo habitado hasta hace 80 años, momento en que el estado lo compro. Ahora en él se realizan exposiciones y el ambiente es muy moderno. De antiguo sólo queda la estructura y la forma.

Regresamos a Bled para la sesión de piscina, sauna y jacuzzi, casi para nosotros solos.

^top

Día 4: BLED - VINTGAR GORGE - BLED

Sólo a 4 km de Bled se encuentra la garganta de Vintgar Gorge, muy cerca de los pueblos de Podhom y Zasip. Está perfectamente indicada.

Vintgar Gorge es una garganta preciosa, con unas pasarelas de madera que van cruzando todo el camino de lado a lado para ir sorteando las paredes más angostas y así poder observar este magnifico lugar.

Recorrido por la Vintgar Gorge
Recorrido por la Vintgar Gorge

Cuenta con un recorrido de casi 2 km y que se puede hacer en sólo 30 minutos, pero es tan espectacular que a cada momento estás haciendo fotos, con un agua super transparente y una vegetación frondosa. Al final del recorrido, de bajada, está la cascada Sum, con una pequeña zona de pic-nic y WC.

Regresamos a Bled pero antes nos detenemos para comer en Gostilna Murka. Las Gostilnas son como una posada/fonda de nuestras tierras, con comida típica eslovena y unos precios que oscilan entre los 12 y 30 € persona.

Comemos unas sopas que son muy típicas y después unos platos de diferentes carnes. Acompañamos la comida con excelentes vinos del país.

Por la tarde nos damos un buen paseo dando la vuelta completa al lago de Bled, un recorrido total de 6 km que se puede hacer en 90 minutos y que transcurre por un camino perfecto y con unas vistas maravillosas.

Regresamos al hotel para cenar.

^top

Día 5: BLED - PIRAN - SCOKJAN - BLED

Hoy vamos a visitar Piran, situada a 140 km de Bled, una de las pocas ciudades costeras.

Eslovenia tiene muy pocos kilómetros de costa en el Mar Adriático y prácticamente sin playas, ya que casi todas las zonas de baño están habilitadas con muros de hormigón (como un puerto), con escaleras, rampas y barandillas para poder entrar en el mar que, por cierto, es mucho más salado que el nuestro y mucho más transparente y limpio.

Playa de Piran
Playa de Piran

Aparcamos en la entrada de Piran, en un parking de siete pisos (1,20 €/hora) en la ladera de la montaña. Aparcar aquí te da derecho a usar un autobús gratuito que va al centro y que se toma en su salida por la parte inferior.

Nos damos un buen baño después de pasear por este magnifico lugar, con unas calles muy estrechas y muy pintorescas, la magnifica plaza de Tartini. Pero nos sigue sorprendiendo la poca cantidad de personas que hay en un lugar tan turístico y bonito como este, en pleno mes de agosto.

Comemos en una terraza, en pleno paseo marítimo, y con más de la mitad de mesas vacías y entre pizza, pasta, cervezas y cafés nos sale por un total de 76 € (15 €/persona). Esta misma comida en Sitges, Palamós o en algún lugar turístico de nuestras costas imagino lo que hubiéramos pagado.

De regreso a Bled, ya por la tarde, pasamos por las grutas de Skocjan (patrimonio de la humanidad por la UNESCO), pero están ya cerradas y decidimos que volveremos el próximo lunes, pues el fin de semana se llena de turistas italianos (la frontera italiana está a sólo 40 km de aquí.

Regresamos a Bled (115 km) y a la piscina.

^top

Día 6: PIRAN - KROPA - SKOFJA LOKA - BLED

Hoy hacemos una salida corta, de sólo 40 km, empezando por Kropa un pueblo magnifico, colgado de las montañas, famoso por sus talleres de hierro forjado.

En Kropa visitamos varias exposiciones de tipos de rejas, barandillas objetos de decoración, y un museo donde se muestra el esplendor que tuvo este lugar años atrás, cuando aquí se hacían los tornillos de las vías de tren de toda Europa en plena época de expansión del ferrocarril.

Plaza Mestni Trg de Skofja Loka
Plaza Mestni Trg de Skofja Loka

Seguimos viaje hasta Skofja Loka, una bella ciudad medieval con una plaza alargada, de nombre Mestni Trg, donde destaca un monumento del 1751 para dar las gracias por preservar la ciudad de la peste y el fuego. Aquí podemos observar varias casas del siglo XVI, entre ellas el Ayuntamiento.

Después subimos al castillo Skofjeloski Grad, del año 1202, pero destruido y reconstruido varias veces entre guerras, incendios y terremotos.

Comemos los cinco en una pizzería junto al río, que era un antiguo taller de forja, unas pizzas enormes con cervezas y cafés por menos de 50 €.

Regresamos a Bled y como es temprano subimos en coche hasta el castillo (7 €/persona) que domina el lago, bastante más conservado originalmente, pero con arreglos muy modernos donde se celebran bodas. Las vistas son impresionantes desde este punto, con una altura de más de 100 metros sobre el lago, en una pared totalmente vertical.

La vista a la isla de Bled (Blejski otok), situada en el centro del lago, con la iglesia de Santa María de la Asunción, es la más fotografiada del país. En esta Iglesia hay una campana que dicen que si la haces repicar se cumplen tus deseos.

Regresamos al hotel para tomar un baño y cenar.

^top

Día 7: BLED - MARIBOR - BLED

Hoy nos vamos hasta Maribor, a 218 km de Bled. Es la segunda ciudad más grande del país, con dos plazas significativas, la plaza de la Libertad y la plaza Mayor. Visitamos la Catedral y subimos al campanario (2 €) porque las vistas de la ciudad y los viñedos de los alrededores así lo valen.

Plaza y Ayuntamiento de Maribor
Plaza y Ayuntamiento de Maribor

Bajamos hasta el río Drava por sus calles estrechas y visitamos el Hisa Stare trte, el verdadero símbolo de la ciudad, donde se conserva con muchos esfuerzos la vid más antigua de Europa, de más de 400 años. Este es el lugar más fotografiado de Maribor.

En alguna de las numerosas terrazas de río es gratificante saborear el famoso vino blanco de la zona.

Comemos otra vez por menos de 50 € en un restaurante de la plaza de la Libertad, junto al monumento llamado popularmente Kojak por ser una gran bola recubierta de hierro (es el monumento conmemorativo NOB).

Después de callejear y hacer algunas compras por sus calles peatonales casi vacías (y hoy es sábado), regresamos a Bled.

^top

Día 8: BLED - SOLCAVA (valle de Logar) - LUCE - BLED

Hoy iremos hacia Solcava, a 94 km de Bled, en plenos Alpes, a ver un valle glaciar.

La carretera nos lleva por unos parajes de ensueño, con prados verdes llenos de flores, carreteras asfaltadas casi perfectas por donde sólo pasa un coche, pero sólo nos encontramos cuatro coches y una moto.

Llegamos a Logarska Dolina, uno de los valles glaciares más hermosos de Europa. Tiene forma de U, con más de 7 km de fondo por sólo 250 metros de ancho, y con unas paredes rocosas a ambos lados de más de 1.000 metros de altura.

Imagen del valle de Logar
Imagen del valle de Logar

Tenemos que pagar a la entrada del parque. Los primeros kilómetros son llanos, entre prados que parecen pintados en un cuadro. Después entramos en un magnifico y frondoso bosque de árboles altísimos hasta el final del valle, donde hay una zona de pic-nic con un pequeño bar y información del parque.

En esa zona se inicia una caminata que termina en la cascada Rinka, pero existen numerosos senderos perfectamente señalizados para poder observar otras cascadas, de hasta 78 metros de altura, como la Slap Palenk, o realizar caminatas para diferentes niveles.

En invierno, este lugar es famoso por la escalada de paredes de hielo, recorridos de esquí de fondo, en trineo, etc, un verdadero paraíso para los amantes de los deportes de montaña.

Salimos del parque tarde, pues tenemos pensado ir a comer a Luce, un pequeño pueblo que está en fiestas y esta mañana lo hemos visto y estaba llenos de tenderetes con comida tradicional de las montañas. Comemos sopa tradicional y las famosas salchichas Cevapcici que, aunque de origen croata, son muy populares.

Regresamos a Bled por otra ruta tan hermosa como la de la mañana, pasando por pueblos y aldeas que parecen sacados de pinturas idílicas.

^top

Día 9: BLED - CUEVAS DE SKOCJAN - PREDJAMA - BLED

Hoy volvemos a la zona del Karst, en dirección sur, hacia la zona de las grandes cuevas. En esta zona hay muchas cuevas, pero dos son las cuevas importantes. La más famosa es la cueva de Postojna, cuya entrada cuesta 25 € y parte de la visita se realiza a bordo de un tren eléctrico (que es el atractivo turístico) y la otra es la cueva de Skocjan, en Divaca. Entre las dos hay 40 km de distancia.

Nos decidimos por las cuevas de Skocjan. Para entrar puedes elegir entre tres recorridos de diferente duración: 1,5, 3 y 5 horas. Nos decidimos por la de 1,5 horas y sólo nos cuesta 10 €/persona.

Castillo de Predjama
Castillo de Predjama

La cueva es impresionante por su volumen y sus enormes bóvedas de más de 100 metros de altura, con el serpenteante río Reka en el fondo. El recorrido siempre transcurre por un camino serpenteante e iluminado y con más de 300 escalones.

Con 90 minutos de visita creemos que es suficiente. No dejan hacer fotografías, pero es igual, pues el volumen es tan grande y oscuro que es muy difícil que sin trípode salga alguna foto.

Al salir de la cueva nos dirigimos a ver el castillo de Predjama, cerca de las cuevas de Postojna (a 9 km). Se trata de un castillo muy espectacular, colgado de una roca. Visitamos las dependencias (12 €/persona) después de comer.

Comemos en el restaurante que hay cerca de la entrada, en una terraza con unas vistas fantásticas al castillo. Pasta, pizzas y cervezas por un total de 62 €.

Regresamos al hotel en Bled, como siempre por la autopista casi solos.

^top

Día 10: BLED - LAGO BOHINJ - BLED

En el lago Bohinj
En el lago Bohinj

Por ser hoy el ultimo día en Eslovenia volvemos al lago Bohinj para bañarnos y alquilar una canoa (2 horas por 12 €).

Navegar, bañarnos, en unas aguas templadas, dulces, transparentes y planas con un día fantástico, algo inolvidable.

Comemos en un restaurante junto al lago, donde hay un rocódromo con unas carpas justo al lado del lugar donde alquilamos la canoa.

Regresamos al hotel de Bled para hacer las maletas.

También aprovechamos la tarde para nuestro último paseo por el fastuoso lago de Bled.

^top

Día 11: BLED - Campalto (Italia) - Venecia - Campalto

Salimos temprano de Bled hacia Campalto, ya en Italia, a 300 km de Bled y a sólo 5 km de Venecia.

Llegamos a Campalto a las 11:00 y descargamos el equipaje en el Hotel Mary, un hotel de 3* dónde pagamos 86 €/hab.

En la misma puerta del hotel para el autobús que nos lleva hasta la Piazza di Roma, en la misma entrada de Venecia, por 3 € ida y vuelta, y pasa cada 10 minutos

En Venecia paseamos por toda la calle peatonal hasta el puente de Rialto y hasta la Piazza di San Marco. Aquí en Venecia volvemos a sentir el agobio del calor y de los muchísimos turistas que siempre hay en este emblemático lugar.

Entramos a comer en una pizzería de una de las calles paralelas a las calles más concurridas, y aquí si que hacemos trizas nuestro presupuesto, pues comiendo lo de siempre pagamos 156 €. Pero esto es Venecia.

Paseamos por calles y atravesamos puentes de canales fuera de las calles principales y descubrimos tiendas de máscaras, disfraces, anticuarios, etc.

A las 19:00 decidimos coger el vaporetto (35 €) en la Piazza di San Marco para regresar a la Piazza di Roma y ahí coger el autobús que nos lleva de regreso al hotel en Campalto.

Nos refrescarnos en el hotel y el conserje nos aconseja una pizzería que esta muy cerca, la Pizzería Albachiara. Resulta ser una pizzería típica de un pequeño pueblo, con una pizzas enormes y buenísimas y de postre un limonchello helado. Todo ello, incluyendo las bebidas, nos sale por 80 €.

^top

Día 12: Campalto - Treviso - Barcelona

Nos levantamos temprano y nos dirigimos al aeropuerto de Venecia-Treviso, situado a 30 km de Campalto. No confundir este aeropuerto con el aeropuerto Marco Polo, más cercano a Venecia. Devolvemos el coche de alquiler.

Nuestro vuelo de regreso sale con una hora de retraso y llegamos a Barcelona a las 15:00.

Fantástico viaje que aconsejamos a todos los que tengáis intención de ir a Eslovenia y esperamos que esta pequeña guía sirva como una primera idea de viaje.

^top
Relat d'un viatge de 7 dies a Eslovènia - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2010]
Relat d'un viatge a Eslovènia - Antonio & Trini [2007]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació