Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
bandera

ESLOVENIA

Relato de un viaje de 5 días en coche por Eslovenia

Data Data viatge: 2007. Publicat el 21/04/2008
2.4 de 5 (107 vots)

Introducción

Este es el relato de una viaje en el que apenas estuvimos 5 días en Eslovenia, pues nos iba de paso hacia Polonia, el destino final del viaje. El viaje fue hecho en nuestro propio coche desde, por lo que prácticamente no hay datos prácticos sobre otro tipo de transporte.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 19 al 23 de julio de 2007.

Moneda

La moneda de Eslovenia, a partir del 1 de enero del 2007, es el Euro, aunque durante un tiempo existirá también la rotulación en la antigua moneda.

Nivel de vida

Es un país muy seguro, aunque en Ljulibiana, la capital, hay vagabundos en las calles cuando oscurece y cierran las tiendas.

Seguridad

Es un país muy seguro. Nosotros como medida de precaución siempre llevábamos la documentación y el grueso del dinero escondidos, pero no creo que haya incidencias relevantes. La guía Lonely advierte sobre muchas estafas y trucos y sobre zonas especialmente conflictivas, pero es bastante paranoica, nosotros creemos que se equivoca con este exceso de alarmismo.

Electricidad

Los enchufes son los normales de toma europea, a 220 Voltios

Clima

En Julio nos llovió algo, pero, en general, hizo buen tiempo.

Guía de viaje

Existe la guía Geoplaneta en castellano y otras guías visuales.

^top

 DIARIO DE VIAJE A ESLOVENIA

Día 1

Salimos huyendo de los mosquitos de los campings de Italia y vamos en dirección a Eslovenia. La autopista cuesta 8 €. En la frontera eslovena sólo miran los pasaportes, pero son muy amables. Ponemos gasolina que está a 0,999 € ¡que manía con los precios psicológicos!.

Nos asombra Eslovenia, no nos la imaginábamos así de bonita, todo tan cuidado, las casas tan bonitas, los pueblos tan ordenaditos. Las carreteras están en muy buen estado, incluso las comarcales. Entramos por Nova Gorica y vamos hacia el norte por una carretera panorámica que le llaman la ruta esmeralda. Hay que precisar que en las oficinas de turismo, que las hay en cada pueblecito, tienen un montón de información y dan unos mapas con los cuales se hace innecesario comprar uno específico de Eslovenia. Nosotros lo llevamos y no lo hemos utilizado ni una sola vez. Las personas que hay en las oficinas de turismo son muy amables, hablan inglés y además tienen ordenadores a disposición de los turistas para que consulten lo que quieran con conexión a internet gratis.

Hay que decir que el país es muy pequeño (como la mitad de Suiza), pero hay mucha diversidad de paisajes, aunque lo que predomina es la montaña. Para los amantes de los deportes de aventura es el paraíso, también para los que les gusta hacer trekkings o subir montañas.

Montañas en el Paso de Vrsic
Montañas en el Paso de Vrsic

Paramos en Kobarid, donde hay un museo sobre la 2ª Guerra Mundial muy completo que cuesta 4 €. En este pueblo estuvo el frente de guerra y fue muy cruento, murieron muchas personas, sobre todo italianos (más de 8.000). Mussolini estuvo por aquí. Hay senderos señalizados para pasar por estos sitios históricos con información en inglés que se agradece. Como hace una temperatura muy agradable la gente está en las terracitas de los bares comiendo algo o tomando unas cervecitas.

Seguimos por la carretera hacia Bovec, donde empieza el Soca Valley y el Koritnica Valley. También está el Parque Nacional Triglav. Hay muchas agencias que organizan actividades con kayak, ciclismo de montaña, excursiones y en invierno, desde luego, es la mejor zona para esquiar. La mayoría de la ciudad fue destruida en la 2ª Guerra Mundial, pero la han reconstruido muy bien. También en 1998 tuvieron un terremoto que hizo de las suyas. La gente aquí han sido pastores de ovejas y por eso conocen como la palma de la mano todas las montañas, con lo que muchos se han reconvertido en guías.

Vamos por el valle del Soca, patrimonio natural de la Unesco, pasando por los Alpes italianos y subimos en muy pocos kilómetros de los 400 metros de altitud a los 1.611 por el paso de Vrsic. Aquí también hubo unas cuantas batallas y a 1.525 metros hay un cementerio militar. Cuando llegas arriba hay unos cuantos chiringuitos donde venden algo de comida, bebida y recuerdos de la zona. Hay que abrigarse porque la diferencia de temperatura es acusada. Hay senderos señalizados en los que se puede hacer senderismo.

Nosotros seguimos a Kranjska Gora que sólo está a 809 metros de altitud. Aquí cambiamos de ruta: de la esmeralda pasamos a la goldenhorn route. Pasamos por Sesenice y llegamos al lago Bled que es nuestro objetivo de hoy. Este es un lugar de postal, porque en medio del lago hay una islita con una iglesia y presidiéndolo todo un castillo encima de todo. Está rodeado de mansiones que la mayoría ahora son hoteles de lujo. Es una población de poco más de 5.000 habitantes, pero que se multiplica por muchos más en verano, ya que el lago se utiliza para bañarse, alquilar barquitas o de base para hacer muchas excursiones por la zona. Desde aquí se pueden ver los Alpes Julianos, el pico Triglaw (2.864 metros) y el pico Stol (2.236 metros). En el año 2004 celebró su 1.000 aniversario desde su fundación.

Lago Bled
Lago Bled

Se puede visitar el castillo, la iglesia de dentro del lago, adonde te llevan unas barquitas que salen de varios sitios en la orilla del lago y cuesta 10 €. Hay un pequeño museo, carruajes de caballos, etc. Para los más deportistas se pueden hacer deportes de aventura, pesca, vuelos panorámicos, golf, natación. En invierno esquí, y como el lago se hiela se puede patinar sobre él. Y para los amantes de las compras esto es un paraíso, porque hay de muchas marcas de lujo y también hay miles de restaurantes de todos los niveles.

Nosotros vamos al Camping Bled, justo en la orilla del lago, y cuesta 24 €. Tiene restaurante y supermercado Mercato (es una cadena de Eslovenia). Las cervezas fresquitas de medio litro valen 0,52 €. También organizan muchas actividades como campeonatos de básquet, badminton, voleibol, etc. El camping es muy grande, pero está muy limpio y cuidado. Poco después de llegar nosotros cierran el camping porque está lleno, y eso que puede acoger a más de 1000 personas.

Hoy hemos hecho 355 km

^top

Día 2

Por la mañana desmontamos la tienda y nos vamos a visitar el castillo de Bled. Cuesta 6 € por persona, pero según nuestra modesta opinión no vale la pena porque no queda casi nada y lo único que hay son muchas tiendas de recuerdos, de vinos, o un restaurante. Hay unas cuantas habitaciones con unas cuantas monedas, armas, y muebles de época. También hay un ordenador que te informa en varios idiomas (no en español) de la historia del lago, de la ciudad y del castillo. Lo que sí vale la pena son las vistas desde arriba, desde el patio de armas, sobre el lago y la ciudad. En esloveno Grad es castillo. Se puede ir andando o si vas en coche hay un parking fuera.

A 4 km de allí está la Vintgar Gorge. Se visita más de 1,5 km de garganta. La visita cuesta 3 € por persona. El paseíto es agradable y al final hay una pequeña cascada de 13 metros de alto. Hay un camino que en algunos tramos puede ser resbaladizo, con lo que es mejor ir bien calzado.

Parque Nacional de Vintgar Gorge
Parque Nacional de Vintgar Gorge

De allí vamos en dirección a Bohing, un lago que está a unos 26 km de Bled y que está mucho menos masificado porque tiene menos infraestructuras. Desde Bohing sale un teleférico que va al monte Vogel. Sale cada media hora y cuesta 10 € por persona. Es recomendable ir con tiempo y hacer excursiones por la zona. Hay varios restaurantes en la cima del monte y en algunos te hacen descuento con unos bonos que te dan al comprar la entrada. Es interesante tenerlo en cuenta porque Eslovenia no es un país barato en absoluto. Para hacerse una idea decir que una jarra de cerveza cuesta 2,5 € con descuento. Si se te ha olvidado algo para estas excursiones no hay problema, porque donde venden el ticket para el teleférico hay una tienda InterSport para poder comprar lo que haga falta.

Después de un rato bajamos y cogemos el coche hacia Ljubljana, la capital de Eslovenia. La autopista cuesta 1,6 €. La capital tiene 267.000 habitantes. Cuenta con unos cuantos museos, el castillo y actividades al aire libre en verano, desde conciertos de música (moderna o clásica) hasta teatro y festivales de diverso tipo. En las oficinas de turismo te informan de las actividades que hay en los días que tu estás por allá. También se puede visitar la plaza del mercado, la del Ayuntamiento, unas cuantas iglesias, el jardín botánico, el parque Tívoli, etc. Hay que decir que en verano se ve bastante vacía la ciudad, ya que más de 50.000 estudiantes que la habitan en invierno no están. Y a partir de las 5 de la tarde es difícil ver a gente por las calles.

Nosotros, primeramente llegamos al único camping que hay, el Laguna Resort. Tiene de todo: hoteles, apartamentos, bungalows y 5 piscinas enormes con un montón de atracciones (abierta hasta las 11 de la noche). Cuesta 27 € al día y está a unos 5 km en línea recta al centro de la ciudad.

En la ciudad decidimos quedarnos a cenar al lado del río, un lugar agradable y donde hay algo de ambiente. Como no tenemos demasiado apetito decidimos pedir una pizza para los dos y compartirla. Hay 3 medidas y nosotros pedimos la familiar. Craso error, pues la susodicha mide unos 70 cm de diámetro, es enorme. La gente que pasa por nuestro lado se harta de reír porque es graciosa la cara de pasmo que se nos queda a los dos. Con 2 cervezas grandes nos cuesta 18 €, pero podrían haber comido 4 personas tranquilamente.

La gasolina cuesta lo mismo en todo el país: 0,993 € el litro. Hoy hemos hecho 148 km

^top

Día 3

Salimos pronto del camping hacia el este, hasta Ivancna Gorica, y de allí nos desviamos hasta Sticna. Es una pequeña población de menos de 1.000 habitantes, pero tienen una abadía que data del año 1165 y que fue muy importante en la historia de Eslovenia. Se puede visitar tanto la iglesia, como el claustro y el museo.

Castillo de Bogensperk
Castillo de Bogensperk

De allá vamos a Bogensperk, donde hay un castillo del siglo XVI y que fue propiedad de un escritor llamado Janez Vajkard Valvasor que escribió una historia de Eslovenia durante unos 20 años. Es de estilo renacimiento, y se puede entrar a ver un poco por fuera la estructura. Las visitas son guiadas en esloveno y empiezan en la hora en punto. Como acaba de empezar no nos quedamos a visitarlo por dentro. En la actualidad el castillo se utiliza para hacer bodas o actividades culturales.

De allí vamos a la ciudad Novo Mesto, la puerta de entrada a una serie de ciudades y castillos a lo largo del valle del Krka. Hay una iglesia gótica, un museo que está cerrado el día que nosotros vamos y una plaza con el Ayuntamiento y unas iglesias más.

Vamos en dirección a Otocec, donde según la guía hay un castillo muy bonito del siglo XVI, pero ya antes había habido otros. Está en una pequeña isla en el río Krka y es una fortaleza que se ha convertido en un hotel de 5 estrellas. También tiene un restaurante que curiosamente es muy asequible.

Hay otro castillo, no muy lejos, que está en Podsreda. Está muy mal indicado porque hay un cartel de cartón justo en el desvío que tienes que coger, pero te lo pasas de largo muy fácil. Preguntamos unas cuantas veces y al final llegamos. No es fácil entenderse con la gente porque no hablan inglés. Vale 3 € la entrada y muy poca gente llega, me fijo en el registro y ese día éramos los cuartos que llegábamos. Actualmente en el castillo, que data del año 1200 hay unas cuantas salas que se pueden visitar como el granero, la cárcel, una cocina donde hay una colección de pinturas de peces!!!. Todo esto lo haces por tu cuenta y luego la guía del castillo te enseña unas habitaciones que están decoradas con muebles del siglo XIX: la biblioteca, el dormitorio, el comedor etc y fotos de los propietarios últimos que tuvo.

Desde allá entramos en una zona donde hay muchas viñas, hasta Brasize, donde el castillo está cerrado y están reformando la zona antigua. Estamos muy cerca de la frontera con Croacia, a escasos 10 km, donde está el castillo de Mokrice Grad. Ahora se ha convertido en un hotel de 5 estrellas con campo de golf, etc. Tiene un puente levadizo sobre un pequeño río y un parque inglés con plantas exóticas, etc.

De allí, ya volviendo a casa, pasamos por Konstanjevica, que tiene un monasterio cisterciense. Tiene un enorme patio central que está de reformas y ahora hay una galería de arte ya que a partir del siglo XVIII ya no están los monjes. En los jardines de entrada hay más de cien esculturas imponentes de artistas locales en madera que estuvieron expuestas desde 1961 hasta 1988 en distintos lugares de Eslovenia y ahora están allá.

Por último paramos en Zuzemberg, donde hay un castillo que data del siglo XIII y que ahora lo están reformando, aunque tienen aún mucho trabajo por delante, porque dentro está todo destruido (en la 2ª Guerra Mundial lo bombardearon a conciencia). Cuando nosotros llegamos dentro hay unos cuantos parroquianos bastante contentos porque han celebrado una fiesta, y el olor a vino es penetrante.

Hemos hecho en total 375 km

^top

Día 4

Piran, peblo pesquero y turístico
Piran, peblo pesquero y turístico

Eslovenia tiene sólo 44 km de costa y nos apetece ver las playas para cambiar de paisajes. Desde la capital hay unos 117 km hasta Koper por autopista (4,4 €) y luego los últimos 20 km por una carretera costera hasta Piran. No hay playas en el sentido que nosotros las conocemos, con arena, etc, sino que hay unas plataformas de cemento y la gente se tira encima con las toallas y ya está. Para entrar al agua van con unas zapatillas especiales porque no es que haya piedras sino pedruscos.

Hay que pagar para entrar con el coche en el pueblo de Piran, con lo que lo aparcamos a las afueras. El pueblo es realmente bonito, reconstruido conservando todo el trazado antiguo. Es una joya de la arquitectura gótica veneciana, con callejones llenos de encanto. Aún tiene bastantes trozos de la muralla en pie y lo puedes visitar caminando un trecho por encima de ella. El museo es muy bueno según la guía, pero cierra de 12 del mediodía a 3 de la tarde, con lo cual no lo visitamos. Se puede destacar la casa de Tartini, la casa veneciana, la plaza del Ayuntamiento, el Ayuntamiento, etc. También tiene unas cuantas iglesias destacando la catedral de Saint George.

Castillo de Predjama Grad
Castillo de Predjama Grad

Desde allá vamos a Predjama Grad. Es una fortaleza impresionante excavada en la roca en un acantilado de 123 metros. Cuesta 7 € la entrada al castillo y luego otros 6 € entrar a unas cuevas justo debajo del castillo. Está en una posición que nunca ha sido conquistado, y tiene una historia muy movidita. Se rumorea que había un Robin Hood que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Cuando llegamos a este lugar vemos un montón de moteros que han hecho una concentración de Harley Davidson, son muy simpáticos o debe ser que la cerveza ha corrido en abundancia.

Hay un pueblo que se llama Idrija, conocido por ser unos de los mayores enclaves de extracción de mercurio. Hay noticias de que en el año 1500 ya se explotaban las minas y hasta el año 1975 estaban en funcionamiento y daban trabajo a miles de personas. Ahora están cerradas, pero en el castillo del pueblo (3 €) hay una exposición muy buena donde hay una recreación de una mina y se explican las condiciones de vida de los mineros, como se extraía el metal y, por último, como afectaron las 2 guerras a este pequeño pueblo y a su industria. Este pueblo también se caracteriza por el encaje de bolillos y en las escuelas hasta hace muy poco era una asignatura obligatoria. En una de las salas hay una exposición con distintas cosas hechas con encaje, desde pendientes, collares, vestidos de fiesta, incluso zapatos.

Hoy hemos recorrido 319 km.

^top

Día 5

Por la mañana, prontito, vamos a Maribor y nos cae una tormenta que no se ve nada y eso que vamos por la autopista. Ha bajado la temperatura mucho, pero es que además es muy peligrosa la conducción. Teníamos pensado parar en algunos sitios, pero con el tiempo que hace no vale la pena. Maribor está a 133 km y la autopista cuesta 5,4 €.

Castillo de Ptuj
Castillo de Ptuj

Después de algunas peripecias con la oficina de turismo, vamos al Hotel Uni. La recepción está cerrada, pero se hacen las gestiones en el Hotel Orel que es de los mismos dueños y está muy cerca. Cuesta 52 € con desayuno y no está mal la habitación con baño. Está muy céntrico y se puede aparcar el coche en una plaza privada para los clientes del hotel. Como curiosidad decir que están alojados un montón de asistentes a un congreso de esperanto.

A pesar del tiempo cogemos el coche y nos vamos a Ptuj, a unos 25 km. La ciudad está muerta porque llueve y sólo hay unos cuantos turistas paseando, porque realmente no apetece nada. Nos vamos al castillo (4 €) y es el que más merece la pena de todos los que hemos visto en Eslovenia. Es muy grande, pero hay muchas exposiciones diferentes, desde instrumentos de música que cuando te aproximas a por ejemplo un piano le das a un botón y se oye un piano, luego el arpa, los violines, etc. Aparte de esto también hay una exposición etnográfica muy completa, con trajes, aperos de labranza, objetos cotidianos, etc. Hay unas cuantas salas dedicadas a los carnavales que parece que en la zona son muy celebrados, con muchas tradiciones que tienen cientos de años. Nos han cogido ganas de venir y ver todas esas fiestas. También hay muchas salas decoradas con muebles de época, pinturas, esculturas, etc.

Volvemos a Maribor después de pasear un poco por el pueblo y nos lo encontramos todo cerrado porque son ya las 5 de la tarde. No hay nada de ambiente, no queremos ni pensar en invierno lo que será. Para cenar vamos a una pizzería que la guía dice que es donde van todos los estudiantes y realmente es muy agradable. Se llama Ancora y la cena nos cuesta 15 €.

Hoy hemos recorrido un total de 195 km y aquí damos por finalizada nuestra visita a Eslovenia.

^top
Relat d'un viatge de 10 dies a Eslovènia - Vicenç Escayol [2013]
Relat d'un viatge de 7 dies a Eslovènia - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2010]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació