Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
3 / 3
Myanmar

MYANMAR

Diario de viaje a Myanmar, ese encantador y desconocido país de Asia

Data Data viatge: 2015. Publicat el 22/01/2016
2.6 de 5 (61 vots)

Introducción

Myanmar es uno de los destinos más desconocidos y exóticos que el viajero puede encontrarse en el momento de decidirse finalmente por un destino vacacional.

Tras décadas de una férrea dictadura y un enorme aislamiento internacional, poco a poco su régimen militar ha ido dando paso, además de su progresiva apertura al exterior, a un sistema de partidos y elecciones libres. A pesar de todo Myanmar aún es uno de los países más pobres del mundo.

Myanmar es el nombre oficial de la antigua Birmania desde el año 1989, pero es un país que con ese nombre aún poca gente sabría ubicar en el mapa. Geográficamente está situado en el sudeste de Asia y rodeado por países como Bangla Desh, India, China, Laos y Tailandia.

Este país cuenta con más de 135 etnias y en él se hablan unos 100 idiomas. Sufre un enconado problema religioso entre los budistas, que son la mayoría de la población, y los rohingyas, la minoría musulmana, con más de un millón de habitantes. Estos últimos sufren una gran discriminación, aunque Amnistía Internacional va más allá y lo define como genocidio de todo un pueblo.

Estos problemas étnicos no afectan a los viajeros, que aunque no por todo el país, tienen para visitar amplias zonas de Myanmar, principalmente en el norte y en el sur. Nuestro principal objetivo en este viaje no era otro que hacer el denominado Triángulo de Oro, lugar donde convergen las fronteras de Myanmar, Laos y Tailandia. Al final lo conseguimos, pero parcialmente.

Myanmar es un país que destaca por sus pagodas y monasterios, arrozales y lugares únicos, como el lago Inle, pero sobre todo por la sencillez, la hospitalidad, la sonrisa y la amabilidad de sus gentes. Un país que aún se mantiene virgen, turísticamente hablando. Baste decir que Myanmar recibe anualmente a un millón de viajeros, muy lejos de los 20 millones que visitan la vecina Tailandia.

Esperemos amigo viajero, si os decantáis por este destino, que os guste tanto como nos gustó a nosotros, porque Myanmar es un país muy auténtico y añadiríamos, además, que convendría viajar a él antes de que llegue ese gran cambio, que en muchos aspectos va a ser para mejor, pero que con la entrada de un turismo más masivo corre el riesgo de perder esa autenticidad de la que estábamos hablando anteriormente.

Un país, Myanmar, al que llegamos con las manos vacías y del que nos fuimos, Pedro y yo, con las mochilas llenas de sonrisas, sensaciones y muy buenos y gratos recuerdos. Desde luego, sin temor a equivocarnos, en pocos años Myanmar puede convertirse en uno de esos países asiáticos que incluso hará sombra a destinos tan turísticos como Tailandia. ¡Al tiempo!. Nos ha conquistado.

Podéis ver un resumen gráfico de este viaje a Myanmar en este video de 6 minutos y medio. Espero que os guste.

^top

Notas del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fecha del viaje

Octubre de 2015.
El mes de noviembre es el mejor mes para visitar Myanmar, por la bonanza del clima y porque apenas hay lluvias.

Dinero

La moneda oficial en Myanmar es el Kyat, con un cambio medio de 1.413 kyat/€ en las fechas de nuestro viaje, levemente mejor que el obtenido al cambiar dólares a kyat.

Los euros son aceptados en bancos y casas de cambio, y no hay ningún problema en cambiarlos a kyats, aunque es preferible llevar dólares US$. Eso sí, al igual que pasa en otros países, los billetes deben de estar impolutos, sin cortes o marcas porque en caso contrario te dan un cambio peor. Además valoran más los billetes grandes, de 50 y 100 €, ofreciendo un cambio un poquito más alto).

Con respecto al dinero de plástico no hay problema alguno en pagar con tarjetas de crédito, y menos todavía el echar mano de un cajero automático, ya que los hay en todos los sitios, al menos en los lugares más abiertos al turismo.

Coste de la vida

En Yangon nos alojamos en varios hoteles que, en general, tienen precios algo elevados: 60-70 €/noche. En los siguientes días, y con tiempo, conseguimos acomodo en hoteles más asequibles y también bien equipados (A/A, wifí y seguridad).

Por el contrario, el transporte y la comida son muy baratos. Myanmar es un país que crece a un ritmo endiablado y a día de hoy, en 2015, con apenas tres años de expansión de cajeros, de telefonía móvil e Internet, ofrece en líneas generales unos más que buenos servicios, si tenemos en cuenta el escaso tiempo transcurrido y su situación económica.

Las tarjetas prepago para llamar por teléfono al exterior se convierten en una buena alternativa ante el elevadísimo precio que nos cobraban en el hotel (8 US$ el minuto). La empresa MPT, que luego nos enteramos que es de Singapur, comercializa unas tarjetas Sim por 2.000 kyats y a 5.000 kyats la recarga.

Beber cerveza en Myanmar tiene premio
Beber cerveza en Myanmar tiene premio

Están muy bien de precio y salen a cuenta para poder llamar por teléfono a casa o como alternativa para gastar datos (internet), si no encontráramos un wifi cercano.

No hay locutorios ni cibercafés por ninguna parte (nosotros no los encontramos y eso que preguntamos a todo el mundo). Muy pronto posiblemente todo cambiará, por que este país avanza muy rápido.

La cerveza birmana que más se consume es la de la marca Myanmar, con una botella de 640 cl y que sale por 2.500 kyats (poco mas de 1,5 €), pero lo que no sabe la gente es que en el interior de los tapones puede haber premios, entre ellos el de cervezas gratis.

Visado

Myanmar precisa para su entrada al país de un visado que cuesta 50 US$ y que se puede hacer online (pinchando en el link), evitando así el engorro de mandar los pasaportes a la embajada de Myanmar en Berlín (3 semanas de espera y de devolución) o perder un día en Bangkok cursando su solicitud, camino de Yangon la capital de la antigua Birmania.

Tras rellenar el formulario en la web, en sólo dos días se recibe la respuesta de aprobación por correo electrónico, la cual deberemos imprimir y llevar con nosotros para presentar a la entrada en el país. Los trámites de entrada al país son sorprendentemente muy rápidos.

Transporte

Vuelo internacional. La ruta elegida por nosotros para volar a Yangon (Myanmar) desde Madrid fue vía Bangkok, por considerarla la más rápida (no existen vuelos directos a Bangkok desde España), para desde allí volar a Yangon.

Ello motivó que eligiésemos la aerolínea emiratí Etihad Airways, con base en Abu Dhabi, por calidad y precio. El precio base del billete de ida y vuelta era de 675 €, al que hay que sumar entre 27 y 35 € por pagar con tarjeta de crédito.

El tiempo de vuelo entre Madrid y Abu Dhabi es de unas 7 horas. A continuación fueron 4 horas y media de escala en Abu Dhabi y otras 7 horas de vuelo para llegar hasta Bangkok, la capital de Tailandia. Una vez en Bangkok, la escala es de 2 horas y media y se procede a coger un tercer vuelo, de dos horas, hasta Yangon, la antigua capital de Myanmar.

En resumidas cuentas, salimos de Madrid un lunes a las 10 de la mañana y llegamos a destino un día mas tarde, a las 14:30 hora local. Pelín cansado el viaje.

Transporte local. La carrera media en taxis en la ciudad de Yangon sale por unos 3.000 kyats (no hay motos en la ciudad al estar prohibidas). En el capitulo de curiosidades llama mucho la atención el elevadísimo número de vehículos de la marca nipona Toyota. También que la gasolina consumida en Myanmar es de 92 y 95 octanos, pero no de 98.

Los birmanos conducen por la derecha, como nosotros, pero el volante de sus vehículos también esta en el mismo lado, como los británicos, con lo que los adelantamientos suelen ser muy arriesgados. No confiarse en los pasos de peatones porque no se respetan.

Idioma

Algunas palabras necesarias de birmano a saber en el día a día del viajero y a la hora de guardar las formas y la educación con los birmanos se reducen a cuatro y son éstas: mingalarbar (hola), tat tar (hasta luego), jay zu tin bar deh (gracias), y dusaylau (por favor).

Curiosidades

• No hay ninguna variedad en la raza de los chuchos en Myanmar. Todos son iguales, diríase que los han clonado.

• Es frecuente ver como los troncos de los árboles sirven para poner carteles publicitarios a la entrada y salida de los pueblos por los que pasamos entre Bagan y Nyaungshwe.

^top

 DIARIO DE VIAJE A MYANMAR

YANGON, PUNTO DE INICIO Y FINAL DEL VIAJE

Yangon (Rangún en español) es, con sus seis millones de habitantes, la mayor ciudad del país y fue su antigua capital hasta el año 2005, fecha en que la capitalidad pasó a la moderna ciudad de Naipyidó.

Alojamiento en Yangon

Yangon destaca por su elevadísima oferta hotelera de lujo y su escasez en alojamientos más normales, por lo que se hace preciso buscar muy bien en Internet. En nuestro caso siempre lo hicimos con el buscador de Booking, porque consideramos que actualmente es el mejor. Cuenta además con muchos filtros de búsqueda, como por ejemplo, además del precio y la puntuación o popularidad, la distancia al centro de la ciudad, aspecto que nosotros valoramos mucho el poder elegir siempre el centro para alojarnos en las ciudades.

En nuestra estancia en Yangon, los primeros y últimos días de este viaje, nos alojamos hasta en un total de tres hoteles y que pasamos a describiros, todos ellos muy bien situados.

El primero de ellos es el Clover Hotel, con un precio de 70 € la habitación doble por noche. Además de un excelente wifi, cuenta también con un inmejorable y nutritivo desayuno con el que comenzar el día. El segundo de ellos, el Excel Treasure Hotel, también de tres estrellas, es un poquito mejor que el anterior en el mobiliario, pero está por debajo en el escalafón en cuanto a la variedad en sus desayunos, especialmente en el apartado de pasteles y bollería. El precio de la habitación doble es de 55 US$.

El tercero de los hoteles, utilizado las dos últimas noches de nuestra estancia en Yangon, es el Beautyland Hotel II y resultó ser el mejor ubicado, junto a la Pagoda Shwedagon, con unas instalaciones que dan una sensación de abandono y algunas carencias en cuanto a confort, pero que oferta buenos precios y con unos servicios correctos aunque muy discretos. El desayuno, también incluido, está muy bien, como su precio de 39 US$/noche para dos personas. El hotel tiene una estrella y además de wifi tiene aire acondicionado y televisión.

Cosas para ver y hacer en Yangon

En la Pagoda de Shwedagon
En la Pagoda de Shwedagon

Destaca muy especialmente la espectacular y céntrica Pagoda de Shwedagon, de colosales dimensiones.

El precio de la entrada para acceder a su interior es de 8.000 kyat por persona, a lo que hay que sumar otros 5.000 kyat si entras en pantalón corto, porque hay que comprar un longyhi o falda con el que cubrirse las piernas.

Hay que descalzarse y dejar los zapatos y los calcetines, detalle que el amigo viajero tendrá que hacer en todo momento que se adentre en templos y pagodas del país.

Hay más pagodas para visitar en la ciudad de Yangon, pero una vez vista la mejor, la Pagoda Shwedagon, convendría centrar los esfuerzos y el tiempo en hacer un recorrido en un tren circular que discurre por la periferia de la ciudad, ya que supone una increíble radiografía del lugar, con bonitas imágenes de arrozales y las formas de vida de sus habitantes.

También conviene pasear por algunos de sus mercados, sobre todo para realizar las últimas compras previas al viaje de regreso a casa.

En el tren circular de Yangon
En el tren circular de Yangon
Visitando la Roca Dorada (Kyaikto)
Visitando la Roca Dorada (Kyaikto)

Recomiendo una bonita e interesante excursión (tour de un día) para conocer la Roca Dorada o Golden Rock, situada cerca de la población de Kyaikto, a unos 210 km de Yangon. Un tour privado en minivan nos costó 140 US$ para dos personas y lo contratamos en el mismo hotel Excel.

Se trata de un lugar de peregrinación para los birmanos y tiene el acceso vetado a las mujeres.

La famosa Roca Dorada, que según la creencia popular dice que hay que tocar, se encuentra apoyada sobre un pelo de buda en lo alto de una montaña. Parece que en cualquier momento vaya a caerse.

Desde luego esta es una de las visitas que no conviene perderse el viajero si visita Myanmar.

El camión para subir y bajar de la Roca Dorada cuesta 2.500 kyat por trayecto y la entrada al recinto otros 6.000 kyat (un negocio redondo).

Otra cosa muy recomendable para hacer en Yangon es un masaje, sea nada más llegar, durante la estancia o en las horas previas a la vuelta a casa. Se trata de un masaje que se asemeja al tailandés.

En el edificio contiguo al Hotel Excel Treasure, en el centro, y al que se accede también desde la sexta planta del mismo hotel, hay un centro de masajes abierto durante todo el día y que oferta dos modalidades: pies y completo.

Ambos masajes tienen el mismo precio, 10.000 kyat, y duran una hora y media. Impresionante.

Espectáculo de danza en el Karaweik Palace
Espectáculo de danza en el Karaweik Palace

Nuestro favorito, y por eso nos decantamos por él a pesar de ser de tan sólo una hora de duración y al mismo precio que el anterior (10.000 kyat), fue el que ofrecía un centro ubicado a escasos 100 metros del Beautyland Hotel II mencionado anteriormente en el centro de Yangon.

Y finalmente, no perderse, aunque es un poco caro, un espectáculo de danzas del país en el Karaweik Palace, muy vistoso, que nosotros presenciamos la víspera de nuestro retorno a casa. Su precio, de 27 US$ por persona, incluye la cena, pero no las bebidas. El espectáculo se realiza en el interior de una gran barcaza dorada, junto al lago Kandawgyi, en el mismo centro de la ciudad.

^top

BAGAN A VISTA DE PÁJARO

Dada la distancia existente entre Yangon y Bagan, nuestro siguiente destino, compramos unos billetes de avión por 95 US$/persona para volar con Golden Myanmar Airlines desde Yangon. El vuelo dura poco más de una hora.

Cosas para ver y hacer en Bagan

Templos y estupas de Bagan
Templos y estupas de Bagan

Bagan es quizás, junto con el lago Inle del que hablaremos más adelante, la ciudad y lugar que más nos gustó de Myanmar, por sus miles de estupas diseminadas en un radio de 42 km2 y también por lo divertido que resulta el hacerlo en una moto eléctrica o en bicicleta.

Asimismo la posibilidad de sentirse un Willie Fogg y experimentar la sensación de montar en un globo aerostático al amanecer, rodeados de brumas, y contemplar una vista panorámica desde el aire no tiene parangón.

Hay tres empresas que ofertan al amanecer vuelos en globo, por espacio de unos 45 minutos y al precio de 320 US$ o 380 US$ por persona.

La diferencia entre los dos precios estriba en el número de pasajeros con los que compartir la barquilla del globo, siendo para 14 y para 7 pasajeros respectivamente. En ambos precios el brindis con champán francés está incluido, así como un pequeño aperitivo.

En globo aerostático sobre Bagan
En globo aerostático sobre Bagan

Estos precios no difieren en mucho entre las tres empresas.

Por ello nosotros optamos por la pionera de todas ellas y, de hecho, es la que más globos logra llenar de pasajeros todos los días del año.

Su nombre es Balloons Over Bagan y son muy profesionales.

Aunque es duro rascarse el bolsillo, pensamos que esta es una excursión imprescindible y que merece la pena hacer.

Un aspecto muy importante a resaltar es el recomendar hacer la reserva con cierta antelación (días), porque resulta muy difícil hacerlo nada mas llegar.

Por la tarde, y teniendo en cuenta que anochece sobre las 18 horas, conviene ir con tiempo para poder disfrutar de un bello atardecer desde alguna de las estupas más elevadas, aunque la gran cantidad de gente que se congrega allí es un inconveniente.

Inmediaciones del Monte Popa
Inmediaciones del Monte Popa

Una excursión recomendada para hacer desde Bagan es ir hasta el Monte Popa, un volcán extinto con una altura de 1.518 metros y situado a unos 50 km al sudeste de Bagan.

Se trata de un lugar de pelegrinaje muy popular, con numerosos templos Nat en la cima del monte.

Se puede hacer en taxi con un coste entre 30-35 US$, mientras que en minivan el precio es de 10 US$. Nosotros nos decantamos por la segunda opción.

Acompañados en todo momento por centenares de monos (cuidado con los bolsos y carteras) en lo más alto de un monte se erige un impresionante monasterio, morada de unos 37 espíritus o nats (integrados en el budismo).

Alojamiento y restaurantes en Bagan

Bagan es una ciudad que comprende tres núcleos de población: New Bagan, Old Bagan y Nyaung. Nosotros nos alojamos en el Kaday Aung Hotel en New Bagan, atendido por una gente encantadora, y que nos dejó una gran huella, además de por el trato dispensado, también por la belleza del hotel, rodeados de plantas, y que, incluso, ofrece gratuitamente todos los días tras la cena un espectáculo de marionetas gratis... El precio de la habitación por dos noches fue de 39 US$ la habitación doble con desayuno incluido.

Existe la opción de alquiler de bicicletas y motos eléctricas al precio de 3.000 kyat. En el caso de las motos son dos los precios, según el tamaño de la moto: 5.000 y 8.000 kyat el día.

Para comer y dormir en Bagan hay bastante donde elegir. En la misma calle del hotel donde nos alojamos, por ejemplo, destacamos el Ostello Bello (también es un hostel) por su excelente wifi (volaba la velocidad).

Otros lugares donde poder comer bien en Bagan son el restaurante Seven Sisters (propietarios encantadores, sin wifi) y el Sancarlo (en la misma calle y con wifi).

Para ir al lago Inle desde Bagan en autobús el viaje se demora unas 8 horas, mientras que en minivan son 6. Los precios son de 10.000 y 14.000 kyat respectivamente. Los tickets los cogimos frente al hostel Ostellobello. Desde Bagan a Yangon, en el camino de vuelta, es interesante saber que en el autobús Mandalay Mini Express dos personas pagamos 26.000 kyat. Sale a las 20 horas y llega a destino a las 5:30 horas de la mañana siguiente.

^top

LAGO INLE (NYAUNG SHWE)

A Nyaung Shwe, junto al lago Inle, viajamos desde Bagan en una minivan unas 10 personas en un trayecto de 9 horas.

Como anochece entre las 5 y 6 de la tarde, apenas contamos con una hora y media para organizarnos la excursión en barca del día siguiente, por 25.000 kyat, hasta la mitad del recorrido del lago y al día siguiente para acudir a la gran fiesta del lago a traves del hotel (16.000 kyat).

Hay más de 200 aldeas alrededor del lago Inle, la mayoría de la etnia intha. Los intha viven en casas-palafito sobre el agua, comercian y faenan en delgadas piraguas.

Cosas para ver y hacer en el lago Inle

El lago Inle es el destino más turístico de Myanmar y de los que mejor sabor dejan a los viajeros que visitan el país. Con él se completa un circuito turístico clásico compuesto también por las ciudades de Yangon, Bagan y Mandalay.

Pescador del lago Inle
Pescador del lago Inle

El lago Inle es célebre por sus pescadores y su peculiar estilo al remar con el pie y también por sus huertos flotantes, donde plantan tomates, verduras y otros cultivos sobre el agua, sacando de ella su sustento diario.

Tampoco faltan en él templos y pagodas que se levantan sobre la laguna. Atención al monasterio de los gatos saltarines, amaestrados por unos monjes en un templo, pero que cuando nosotros fuimos tan sólo los vimos deambular por allí.

El lago, como decimos, es aprovechado y cultivado y sus aguas forman canales entre las zonas de cultivo, incluso hay un mercado flotante.

En una de las orillas del lago se encuentra la pagoda de Phaung Daw U, una de las tres principales de Myanmar, construida el siglo XVIII y que contiene imágenes de Buda del siglo XII.

Como coincidía nuestra estancia en la zona con la fiesta anual del lago Inle fuimos a ver la celebración de la primera jornada. Este festival dura hasta finales de Octubre.

Imagen de la fiesta anual del lago Inle
Imagen de la fiesta anual del lago Inle

Todos los años, llegadas estas fechas, los habitantes que viven junto al lago Inle celebran la fiesta del lago durante todo el mes.

Cada poblado tiene su propia embarcación engalanada para la ocasión y el primer día protagonizan un colorido desfile para dar gracias a Buda por el fin de la época de lluvias y para alejar los malos espíritus.

Un día más tarde en una barcaza real y dorada los cinco budas que se ubican en la pagoda principal del lago son llevados en procesión.

Fue todo un gran acierto el poder contemplar decenas de barcas desfilando vestidas con sus mejores galas.

Alojamiento y restaurantes en Nyaung Shwe

Nyaung Shwe se compone de una larga calle por donde transcurre su vida, repleta de bancos, hoteles, restaurantes y pequeñas tiendas. Puestos a destacar algunos nombres no podemos olvidarnos del restaurante Golden Kite (servicio, carta y wifi excelente), del propio hotel donde nos alojamos dos noches y de un pequeño centro de masajes donde la especialidad son los pies (impresionante).

El hotel de Nyaung Shwe donde nos alojamos, muy recomendable, se llama Nanda Wunn Hotel y su personal es majísimo y muy atento.

Dejamos con pena el lago Inle, uno de los lugares más auténticos y más bonitos de éste país y que mejor se han conservado durante siglos por sus habitantes.

El autobús a Mandalay, nuestro próximo destino, nos costó 16.000 kyat a cada uno para un trayecto de unas 9 horas de viaje, muy cómodo porque tenía solo tres plazas por fila, y contaba con tomas de enchufe para poder cargar el móvil en todos los asientos, dada la duración del viaje.

^top

MANDALAY, EL ENCANTO DE LA CIUDAD IMPERIAL

Mandalay es la antigua capital de Myanmar, conservando el estilo y el glamour del pasado. Tiene muchas cosas para ver, como por ejemplo el monasterio budista con más monjes del país, unos 1.300, o el puente de teka más largo del mundo, con 1,2 km. Las pagodas y templos salpican una ciudad que rivaliza con Yangon y que es considerada la capital cultural del país por su arquitectura y su gran número de templos, pagodas y monasterios.

A esta ciudad llegamos de madrugada, a una terminal de autobuses que realmente asusta, sin apenas luz, y que es una de las más cutres que he visto para ser el de una gran ciudad.

Alojamiento y restaurantes en Mandalay

En el hotel elegido, el Royald Diamond Hotel, en el centro de Mandalay y a escasa distancia de la estación de ferrocarril, queremos destacar que nos dejaron instalarnos a nuestra pronta llegada, incluido el desayuno, a pesar de tener hecha la reserva a partir de las 12 del mediodía. Un detallazo el no cobrarnos por ello.

Cosas para ver y hacer en Mandalay y alrededores

Puente de madera U Bein
Puente de madera U Bein

En los alrededores de Mandalay una visita obligada es la del puente U Bein, el puente de madera más largo del mundo, con una longitud de 1,2 km.

Conviene estar allí para las 17 horas y así poder coger sitio, alquilar una barquita y hacer las fotos del puente desde buenas perspectivas al atardecer. Es muy bonito.

Es importante subrayar que está muy alejado de la ciudad, unos 40 minutos, por lo que conviene conocer este dato y tenerlo en cuenta.

Otras visitas y cosas a hacer que merecen realmente la pena en Mandalay son las siguientes:

• Visitar el inmenso Palacio real.

• Subir a la colina Mandalay Hill, donde se encuentra la pagoda Sutaungpyei, con 44 budas, y desde cuya terraza hay una estupenda vista de Mandalay.

• Realizar un tour en taxi por la ciudad, dada la gran extensión de la antigua capital de Myanmar. Nosotros así lo consideramos y concertamos el precio con un taxista por unos 35 US$, empleando toda una mañana y parte de la tarde. Es mejor empezar el tour de buena mañana, dadas las elevadas temperaturas que se alcanzan a medida que avanza el día.

Monjes de Maha Ganayon Kyaung camino del almuerzo
Monjes de Maha Ganayon Kyaung camino del almuerzo

• Ver las numerosas pagodas blancas que hay en Mandalay y alrededores.

• Ver a cientos de monjes en el monasterio de Maha Ganayon Kyaung, en Amarapura, a unos pocos kilómetros de Mandalay, desfilando en perfecta formación por el recinto interior, en una calle en forma de L.

Desfilan diariamente a las 10 de la mañana, camino del almuerzo, en una puesta en escena preparada para las decenas de viajeros y turistas concentrados, cámara en ristre, para hacer y hacerse con ellos fotos y selfies.

A mi, la verdad, me huele a fiasco porque no desfilan en busca de comida, sino de forma ordenada andar unos metros y entrar al comedor a almorzar.

• Y para acabar el día quisiera recomendar las vistosas Marionettes, una alternativa imprescindible para la tarde-noche de Mandalay. El espectáculo cuesta 10.000 kyat.

Aunque desde Mandalay nosotros seguimos nuestro periplo viajero hacia la ciudad de Tachileik, al regreso cogimos un barco de Mandalay a Bagan. El barco es diario y sale a las 7 de la mañana, cuesta 42 US$ por persona e invierte 9,5 horas en el trayecto. En el precio se incluye el almuerzo, pero no las bebidas.

^top

TACHILEIK: EN LA TRIPLE FRONTERA

Inicialmente no estaba previsto desplazarnos a Tachileik, ciudad birmana que hace frontera con Laos y Tailandia, porque al principio barajamos la posibilidad de salir del país por esta frontera terrestre para estar unos días en Tailandia y renunciar al primero de los vuelos de regreso, el de Yangon a Bangkok. Pero nos informamos en la aerolínea y lamentablemente si hacíamos eso perdíamos el resto de los vuelos de retorno, ya que Etihad Airways nos lo cancelaba.

Cosas para ver y hacer en Tachileik y la triple frontera

El famoso río Mekong hace de frontera natural entre los tres países que conforman el denominado Triángulo de Oro, plagado de historias de contrabando y de drogas. El juego y los casinos se concentran en el lado de Laos, ya que están prohibidos en Tailandia y Myanmar.

Esta triple frontera entre Tailandia, Laos y Myanmar recibe el nombre de Triángulo de Oro porque dorado es el color del oro con el que se pagaban en el pasado las transacciones de opio que se realizaban aquí para evitar los problemas de arbitraje entre las tres monedas. Es el lugar por donde pasa el 65% de toda la droga del mundo, principalmente el opio.

Con este panorama, un poco desolador, tuvimos que cambiar el planning del viaje y modificar el recorrido. Mentalizados a no salir del país, decidimos viajar hasta la ciudad fronteriza de Tachileik con el propósito de visitar la triple frontera desde el lado tailandés. Pero nos encontramos con el problema de que el visado birmano obtenido es de una sola entrada y cruzar la frontera hacia otro país suponía perder la vigencia del visado.

La triple frontera desde el lado birmano
La triple frontera desde el lado birmano

Tras comprobar que no podíamos cruzar la frontera, un poco tercos nosotros, pensamos en contemplar la triple frontera desde el lado de Myanmar, para lo cual contratamos un taxi y, con mucho esfuerzo, sortear tres controles militares y acabar en una carretera que finaliza en un resort de lujo privado, vallado y con acceso restringido incluido, y en cuyo interior hay un puesto de inmigración.

Una vez superado éste, te dejan los militares avanzar unos 500 metros con la promesa de no cruzar a la orilla tailandesa (hay un embarcadero).

Myanmar es un país que cada vez va abriendo más sus fronteras terrestres. De hecho, el puesto fronterizo de Tachileik también permite la entrada de viajeros occidentales (nos encontramos con una pareja de Argentinos que habían entrado unas horas antes a Myanmar procedentes de la vecina Tailandia).

En el lugar al que llegamos, a unos metros de la triple frontera, en el lado birmano, se puede ver una estructura metálica que quizás en su día fuera ideada para publicitar el Triángulo de Oro o triple frontera desde el lado de Myanmar, pero parece ser que la cosa no pasó del intento.

Tachilleik es prescindible y no invita a quedarse más de una noche. Además, salvo dos o tres pagodas, carece de todo atractivo turístico o de cosas para ver. Esta ciudad está muy fagocitada por sus vecinos del norte, ya que, como detalle, los precios en las tiendas o puestos callejeros vienen marcados en la moneda tailandesa. El lado positivo es la telefonía móvil e Internet, ya que aquí es infinitamente mejor que la del resto del país.

El vuelo de ida y vuelta desde Mandalay a Tachileik, con Yangon Airways, nos costó 448 US$ para dos personas, pero la alternativa al avión era un trayecto de 12 horas de autobús.

El gasto que nos supuso el contratar un taxi a la triple frontera birmana desde Tachileik, la visita a una pagoda y posterior regreso (incluyendo también el pago a los militares en dos check-point) fue de 38 US$. No merece la pena, lo dicho.

Otros precios a apuntar aquí son, por ejemplo, una carrera de taxi hasta el aeropuerto desde la ciudad por unos 15.000 kyat, una moto taxi por la ciudad son 4.000 kyat precio que se eleva a 7.000 si se hace en tuc-tuc.

^top

HSIPAW, LA MYANMAR MÁS RURAL

Para ir desde Mandalay a Hsipaw, unos 200 km, hay dos opciones posibles: en tren o en autobús.

Nosotros alternamos ambas en la ida y en la vuelta. A la ida, sintiendo el traqueteo sobre los raíles de hierro, fueron alrededor de 12 horas de viaje, con kilómetros de bosques y de un color verde muy intenso. El tren pasa por un viaducto que le quita el hipo a cualquiera.

Cosas para ver y hacer en Hsipaw

La ciudad de Hsipaw aparece en las guías de viaje siempre en un segundo plano, nunca destacado o no lo suficiente, pero es uno de los sitios que más nos gustaron en Myanmar.

Apenas son 3.000 habitantes, a lo largo de dos calles principales, pero Hsipaw ofrece la posibilidad de conocer la Myanmar más autentica, tradicional y rural.

Para visitar la zona hay programas o tours diarios que abarcan desde las cuatro horas hasta los dos días. Hay varias agencias junto o cerca del Hostel Mr.Charles. Una de ellas se llama Copi, con una amplia oferta de tours y excursiones desde los 15.000 kyat en adelante.

La zona de Hsipaw es una región de montaña por la que no transitan muchos viajeros y que se encuentra salpicada de pequeñas aldeas, arrozales y una rica huerta con la que se autoabastecen junto a un caudaloso río, el Dokhtawady.

La vida aquí discurre muy tranquila y es un buen lugar para perderse y, de paso, ver como trabajan las gentes del campo, impagable desde nuestro punto de vista. Hay la posibilidad además de conocer un monasterio de novicias donde unos monjes te reciben con una taza de te.

Para recorrer la zona la lancha es imprescindible en la mayoría de los casos. Quiero destacar el encuentro a mantener con una gran familla en la que había varias generaciones y, además de con una venerable anciana que vive junto al río en una casa de pequeñas dimensiones y rodeada de una plantación de maíz.

En los alrededores de Hsipaw se pueden ver también plantaciones de café, piñas, limones, papaya, mango, bananas y bambú. En un monte cercano a la ciudad hay una pagoda desde donde se puede ver una bonita puesta de sol al atardecer.

Alojamiento en Hsipaw

Respecto al alojamiento en Hsipaw, si no os importa en exceso la conexión a internet, el The Northern Land Hotel, ubicado en la calle principal, es la mejor opción porque está muy bien, tanto de equipamiento como de precio: dos noches y dos personas en una habitación doble por 40 US$. Eso sí, el wifi es malísimo, yo diría que desesperante, y el desayuno, que está incluido en el precio, es ramplón y justito.

^top
Guia de viatge a la ciutat de Yangon - Sònia Graupera [2014]
Relat d'un viatge de 19 dies a Myanmar - Cèsar & Anna [2013]
Relat d'un viatge a Myanmar (2009) - Elsa Rada [2009]
Relat d'un viatge a Myanmar - Víctor Bordás, Paquita Poch & Elisenda Bordás [2008]
Viatge a Myanmar - Lluís & Núria [2004]
MYANMAR (Birmània) - Guia i relat d'un viatge a Myanmar - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [1995]
Mirando al Sur - Más información, fotos y vídeos de este y otros viajes en la web del autor.

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació