Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
Bandera

MYANMAR

Relato de un viaje de 19 días a Myanmar

Data Data viatge: 2009. Publicat el 04/11/2009
2.3 de 5 (119 vots)

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Itinerario

Días 1/2: Vuelo Barcelona - Zurich - Bangkok - Yangon
Día 3: Mandalay: Sagaing, Inwa, Amanapura
Día 4: Mandalay-Bagan: Mahamuni Paya, Amanapura, colina y centro de Mandalay. Vuelo a Bagan
Día 5: Bagan
Día 6: Bagan - Mandalay en barco
Día 7: Mandalay - Hsipaw en tren
Día 8: Hsipaw: cascada y pueblos shan
Día 9: Hsipaw - Mandalay y Mandalay - Kalaw en bus
Día 10: Cuevas de Pindaya, mercado en AungBan y Shwe Oo Min Paya en Kalaw
Días 11-13: Trekking de 3 días de Kalaw al lago Inle
Días 14-16: Lago Inle
Días 17-18: Yangon y vuelo a Barcelona (Yangon - Bangkok - Frankfurt - Barcelona)
Día 19: Llegada a Barcelona

Si no hubiera tenido los billetes de avión internos ya comprados, el primer día hubiera volado a Bagan y luego de Bagan a Mandalay. En Mandalay hubiera visitado la ciudad y sus alrededores y posteriormente me hubiera ido a Hsipaw.

Dinero

Es muy importante saber que en este país las tarjetas de crédito no funcionan y sólo se puede ir con dinero en efectivo. Lo mejor es llevar dólares, aunque en las ciudades grandes como Yangon y Mandalay también se pueden cambiar los euros en los hoteles. Los dólares deben ser nuevos, no pueden estar doblados ni manchados. Cuando se paga en dólares o se cambian por Kyats (la moneda nacional) se los miran al detalle y si tienen el mínimo desperfecto, o sencillamente se noten un poco desgastados, no los aceptan. Es recomendable guardarlos en un sobre rígido para que no se doblen y dentro de una bolsa de plástico para que no se mojen.

Cuando se cambian dólares por Kyats, el cambio aproximadamente es de 1.000 kyats por cada dólar. El mejor sitio para cambiar los dólares es en el mismo hotel. En el aeropuerto no es aconsejable porque el cambio es exageradamente muchísimo peor.

Presupuesto

1.300 Eur en el billete de avión (vuelo internacional) + 650 US$ en Myanmar (incluidos 190 US$ en 3 billetes de avión internos).

Visado

Hay varias maneras de obtener el visado, pero la que utilicé yo es la siguiente: entré en la página web Myanmar Visa, recibí un e-mail donde me pidieron que enviara por e-mail el pasaporte escaneado y una foto. También me pidieron que explicara un poco el itinerario y los hoteles donde me iba a hospedar. Yo, como no tenía nada reservado, puse al azar los hoteles. Al cabo de dos semanas recibí por e-mail un documento donde me pedían que lo imprimiera y lo llevara conmigo para enseñarlo en inmigración cuando llegara a Yangon. Cuando llegué al aeropuerto de Yangon había una señora esperando con un cartel con mi nombre. Me preparó el visado en minutos y le pagué 65 US$ en metálico.

Vuelos internos

Para reservar los billetes de avión internos envié, antes del viaje, un correo electrónico a tres compañías aéreas. La que respondió primero es Air Mandalay, pero al no tener los vuelos que pedía, ellos mismos me reservaron los trayectos con Air Bagan. No pagué nada desde España, ya que sólo me pidieron donde me hospedaba el primer día y a que hora llegaba allí. Me trajeron los billetes al hotel y los pagué en metálico: 35 US$ Mandalay-Bagan y 86 US$ Yangon-Mandalay. De hecho, no es necesario hacer reservas con antelación, a no ser que se llegue tarde desde España e interese volar al día siguiente. Se pueden hacer reservas de avión desde la mayoría de los hoteles.

Alojamiento

Reservé la primera noche de hotel enviando un e-mail al hotel Haven Inn, pero al estar el hotel en reformas me reservaron habitación en el Three Seasons Hotel (83-85, calle 52) y me pidieron un taxi para que viniera a recogerme al aeropuerto.

Por otra parte quiero remarcar que los precios que indico de los hoteles son todos para habitaciones individuales. Las habitaciones individuales también tienen dos camas y baño individual.

^top

 DIARIO DE VIAJE

Días 1-2

Mi vuelo sale sobre las 19:50 de la tarde con Swiss Air. El trayecto es Barcelona - Zurich - Bangkok (Tailandia) - Yangon (Myanmar).

Llego a Yangon al día siguiente, sobre las 18:00. En el taxi que me está esperando me subo yo y una pareja de italianos. Como el taxi es compartido, pagamos 3 US$ cada uno.

La habitación para mi sola en el Three Seasons Hotel me cuesta 15 US$. Sólo llegar al hotel me espera una señora de Air Mandalay para entregarme los billetes de avión que reservé por e-mail para dármelos y yo pagárselos en metálico. En el hotel son muy amables.

Son las 9 de la noche y doy un paseo, en la calle hay gente pero es una ciudad con poquísima iluminación por las noches. En el mismo hotel conozco y entablo conversación con dos franceses y un inglés.

^top

Día 3

Al día siguiente, junto con los franceses, cogemos un taxi compartido para ir al aeropuerto. Nos cuesta en total 6.000 kyats (2.000 kyats cada uno) y tardamos una hora en llegar. El aeropuerto para vuelos domésticos es muy sencillo: un señor coge la maleta, la pesa en una báscula y se la lleva. En un momento hemos facturado.

A las 8:00 sale el avión que tarda 1,25 horas en llegar a Mandalay. Entre llegar, coger la maleta y llegar al hotel, se hacen las 11 de la mañana. Me hospedo en el Hotel Nylon (calle 25 y 83), me cuesta 8 US$ y la habitación está muy bien.

Alquilo una mototaxi (moto con conductor) para visitar Sagaing, Inwa y Amanapura por 12.000 kyats. Primero paramos a Shwe, un templo que no vale la pena. Luego nos dirigimos a Sagaing que tiene muchísimas escaleras, pero la pagoda de arriba y las vistas son bonitas.

Después nos dirigimos a Inwa, donde paramos a comer por 2.000 kyats cada uno. Las niñas locales saben español y te venden pulseras y collares. Le pregunto al mototaxi si puede cruzar el ferri conmigo y pasearme por Inwa, pero se niega porque el suelo no es uniforme y se le pueden pinchar las ruedas. Así que cojo, con una pareja de españoles, un ferry por 3.000 kyats ida y vuelta (1.000 kyats cada uno) para ir a Inwa. Una vez allí nos montamos en un carro de caballos por 6.000 kyats (2.000 kyats cada uno). Inwa es precioso. Se pone a llover a cántaros, pero aunque nos mojemos lo vemos todo. Sólo en un sitio nos piden el billete de 10 US$ para visitar Mandalay y alrededores, pero al final hacen la vista gorda.

Cuando volvemos con el ferry para de llover, así que me voy tranquila a la mototaxi. Paramos por el camino porque celebran la fiesta nat, sólo veo tenderetes y oigo música. Es una lástima porque me perdí los bailes de celebración.

Por la noche, a las 20:00, me voy con la pareja de españoles a ver a los Moustache Brothers en la calle 39, entre la 80 y 81, de Mandalay. El acento a veces es difícil, pero el espectáculo es muy interesante y ayuda a entender más su cultura, el gobierno militar y la problemática del país.

^top

Día 4

exp5_f1

A las las 9:00 cojo un taxi azul para que me lleve a Amanapura y luego a la colina de Mandalay. Me cuesta, después de regatear, 10.000 kyats. El taxi me deja en el monasterio, allí veo monjes paseándose y aseándose. Como es pronto, me da tiempo de cruzar al puente de madera y pasearme por el pueblo Taungthaman antes de ver a los monjes almorzar. Al regresar del puente, a las 10:30, me acerco al monasterio y veo como los monjes van a buscar el almuerzo y comen en su comedor, está repleto de turistas observando todo este ritual.

De regreso a Mandalay, le pido al taxi azul que me pare en Mahamuni Paya, una pagoda que vale la pena visitar, hay incluso una especie de bazar por el cual se debe andar descalzo ya que está dentro del templo. Después voy a la colina de Mandalay. Hay muchísimas escaleras, suerte que acabo de comprar agua. Arriba está el buda apuntando con el dedo a Mandalay cuando predijo donde se fundaría la nueva capital de Myanmar.

Le pido al taxi que me lleve al restaurante Lashio para comer. A las 14:00 ya me voy al aeropuerto que está cerca del hotel. Empieza a llover muchísimo, como tengo que ir al hotel, tengo que mojarme las pantorrillas y meter el pie entero en el agua. Comparto taxi al aeropuerto con un chino y nos cobran 16.000 kyats en total.

Volamos a Bagan en 35 minutos en el vuelo que sale a las 16:25. Ni me entero que ya hemos llegado. Comparto taxi con el chino hacia Nyaung U por 5.000 kyats. Primero vamos al Eden Motel, pero al quedar sólo dos habitaciones libres nos quieren cobrar 15 US$ por la habitación barata y 18 US$ por la cara. Finalmente nos hospedamos en el Golden Village Inn, donde nos cobran 8 US$ por la habitación individual cara (la más barata cuesta 5 US$).

^top

Día 5

Alquilo en el mismo hotel una bicicleta para todo el día por 1.000 kyats. Empiezo visitando el templo Swezigon Paya que se encuentra en el mismo Nyaung U. Es el más nuevo, pero es precioso, tiene un corredor largo que llega a un espacio bastante grande al descubierto con varios templos cubiertos.

De allí ya me voy de Nyang U por la carretera Bagan - Nyaung U para ir al Viejo Bagan, por el camino se pueden visitar algunas estupas. Una vez en el Viejo Bagan las estupas están muy cerca las unas de las otras. De allí las más importantes son la Ananda Patho, Dhammayangi Patho (más alejada), Shwesandaw Paya (famosa por el atardecer), Sulamani Kyaung (más alejada) y Thatbyinnyu Patho (la más grande).

Bupaya es un templo pequeño, pero bonito, y da al río. Está en la parte más norte del Viejo Bagan. Hay poquísimos turistas, tan pocos que en algunas ocasiones estoy sola visitando las estupas y chicos con moto me persiguen para venderme pinturas. Hay muchos, pero cuando les dices que no, dejan de insistir.

En Sulamani Kyaung quiero seguir viendo pagodas en dirección a Nuevo Bagan. Estoy desorientada, pero una chica local que se llama Nain Nain me ayuda. Me explica que al lado de cada templo vive una familia para vigilarlo. Su familia es una de ellas y el gobierno les paga 15.000 kyats al mes para vivir. No todos los hijos van al colegio porque les sale caro, ella misma por ejemplo tiene 33 años y no sabe leer. También fui con ella hasta el Nuevo Bagan al Sittana Paya. A parte de estar muy alejado, no vale mucho la pena y no está tan bien preservado. Le doy una propina y se va encantada. La gente es encantadora, en los templos se pueden ver a los niños que no van al colegio y se dedican a vender: les regalo caramelos y bolis.

Está nublado, pero igualmente hace calor y afortunadamente no llueve. He decidido que como ya he visto tanto, ya tengo suficiente y además no me convence la excursión al monte de Popa, así que compro un billete para coger el barco rápido de Bagan a Mandalay para la mañana siguiente.

^top

Día 6

A la mañana siguiente compartimos el taxi con un escocés que nos cuesta 6.000 kyats para que nos lleve al embarcadero que se encuentra en medio del pueblo Nuevo Bagan. El billete del barco de Bagan a Mandalay nos cuesta 30 US$. El mismo personal del hotel se encarga de hacer la reserva, sale al mismo precio que reservando directamente por tu cuenta.

En el barco sólo vamos 4 pasajeros más la tripulación porque es más típico ir de Mandalay a Bagan que viceversa, ya que al revés tarda algo más por navegar contra corriente. Está siendo un día muy tranquilo. Es bonito ver los templos desde el río. El trayecto, aunque sea largo, es muy relajado y no se hace pesado. El río es ancho y de vez en cuando vemos barcas, casitas y gente bañándose o limpiando ropa. El barco sale a las 6:00 a.m. y llega a las 18:20 a Mandalay. Es bonito observar desde el barco Bagain durante el atardecer.

Cuando el barco amarra, ya tenemos un taxi azul que nos ofrece llevarnos al hotel por 3.000 kyats. En el Hotel Nylon pido la habitación pequeña en el tejado y me piden por ella 6 US$, pero yo intento regatear porque sé que a mi amigo chino le cobraron 4 US$, aunque no consigo que me bajen el precio y además me hacen sentir humillada.

Decido coger el tren el día siguiente hacia Hsipaw (se pronuncia Jibó) y por eso voy al mercado de noche para comprar comida para el trayecto. Llego a un restaurante y no consigo que me entiendan cuando pido comida para llevar, estoy rodeada por unos 7 camareros, pero me voy porque ninguno habla inglés y ni siquiera con gestos logro hacerme entender. Compro piña y plátanos en unas paradas y finalmente pido comida para llevar en el restaurante delante del hotel, allí me encuentro con el escocés y nos vamos juntos a un Internet café muy cercano. Cuando entro en Internet compruebo que no tengo acceso a ninguna cuenta de correo. Curiosamente al facebook si que puedo entrar.

^top

Día 7

Al día siguiente un taxi azul me espera a las 4:00 para llevarme a la estación de tren, que está muy cerca, por 3.000 kyats. El billete a Hsipaw cuesta 9 US$, tengo muchos billetes de 1 US$, pero no los quieren porque "dicen" que no todos son nuevos. Saco un billete de 20 US$ y no lo cogen porque dicen que no tienen cambio. Pido si puedo pagar en Kyats y me dicen que no. Me siento muy impotente. Un señor me ayuda y finalmente me aceptan los dólares, ese mismo señor me acompaña al tren y a mi asiento, le doy una propina por su ayuda.

El trayecto en tren es muy interesante, el tren se mueve saltando y tambaleando de izquierda a derecha de forma bastante graciosa. El tren hace bastantes paradas en donde hay muchos vendedores, en alguna parada incluso se está parado entre 20-30 minutos. Las estaciones son bastantes pintorescas, con la música y la actividad comercial. También vemos el puente U-bein. Durante todo el trayecto el paisaje es muy verde y con mucha vegetación. En el mismo vagón hay tres parejas de franceses.

A Hsipaw llegamos a las 15:45 y se bajan conmigo una de las parejas de franceses, ellos contrataron a un taxista-guía por Internet desde Francia, su taxista-guía venía en coche por carretera. En la estación un señor nos dice que es del hotel Sr. Charles y le seguimos andando, está muy cerca, nos cobran 10$ por habitación individual. Salgo a dar un paseo con los franceses. El castillo shan ya no se puede visitar porque arrestaron al último familiar que lo mostraba a los turistas. Visitamos una fábrica familiar de noodles, aunque no estén haciendo noodles en ese momento, se percibe que usan un proceso muy manual y arcaico. Cenamos en Mr. Food.

^top

Día 8

exp5_f2

Desayuno y voy con la pareja francesa a buscar la cascada y los pueblos shan. Es un tanto complicado encontrar las cosas aunque llevemos un mapa que nos han dado en el hotel.

Nos llueve un poco y el trayecto es un poco difícil porque está lleno de barro, pasa el río por medio y atravesamos campos de arroz. Finalmente conseguimos llegar a las cataratas.

No conseguimos encontrar los pueblos shan y a las 15:00 llegamos al hotel para pedir un guía que nos muestre los poblados shan. Nos cobra 3.000 kyats a cada uno por 3 horas.

Vale muchísimo la pena, cruzamos varios poblados shan y a los niños les damos bolis y caramelos, a las mujeres jabones y perfumes. La gente es muy amable, los saludamos diciendo maisanka que en lengua shan significa hola. Además entramos en un monasterio y hacemos fotos a los monjes.

Ha sido un día completo.

^top

Día 9

Tomo el bus a las 6:00 de la mañana para ir a Pyin U Lwin y me cuesta 3.500 kyats (el taxi compartido cuesta 12.000 kyats), la parada está muy cerca del hotel.

El autobús es bastante viejo y hace muchísimas paradas, incluso una de 30 minutos para comer. Como en el hotel me dijeron que tardaba en llegar a Pyin U Lwin unas 7 horas me despreocupo. La sorpresa es que a las 12:45 aproximadamente hace una parada donde pregunto si he llegado a Pyin U Lwin y me responden que ¡hemos llegado a Mandalay!.

Descarto el volver para atrás, pero me da pereza quedarme otra vez en Mandalay para visitar Mingun y menos en el hotel Nylon. Así que con trishaw (bicicleta) me acerco a la estación de bus donde venden billetes de bus para ir a Kalaw. El trishaw me cuesta 3.000 kyats y el billete de bus a Kalaw 12.000 kyats. Cuando me dicen que llega a Kalaw sobre las 3:00, llamo al hotel para asegurarme que me esperen. Como el bus no sale hasta las 18:30, me voy al centro de Mandalay con trishaw (ida y vuelta 4.000 kyats). Para comer me voy a un restaurante indio llamado Marie Min Vegetarian Restaurant que no está mal para variar un poco y comer chapati.

El bus a Kalaw está mejor, tiene aire acondicionado y televisor. Esta vez hablo con el conductor y me aseguro bien que entienda que debo bajarme en Kalaw. Hacemos una parada durante el trayecto del bus para cenar y llegamos a Kalaw sobre las 2:30. El acompañante del conductor se acerca a mi silla para avisarme.

Las habitaciones del hotel Golden Lilly Guest House (calle Nat Sein 5/88) son sencillas, están limpias y aunque no tengan aire acondicionado, tampoco es necesario porque el ambiente es más fresco. La habitación cuesta 5 US$ por día.

^top

Día 10

A la mañana siguiente pregunto al hotel como llegar a las cuevas Pindaya. Quiero un taxi compartido, pero parece ser que no hay más turistas para poderlo hacer. Debo coger un taxi sola que me cuesta 30 US$ por todo el día. Primero paramos en un pueblo llamado Aungban, a 11 km, porque ese día hay mercado. Resulta que 5 días a la semana hay mercado y cada vez en un pueblo distinto.

exp5_f3

De camino a las cuevas Pindaya el paisaje es muy bonito y vemos como la gente está trabajando en el campo. Tardamos una hora en llegar a las cuevas, la estructura de escaleras para llegar es muy bonita, pero no es necesario subirlas porque te puedes acercar más en coche y luego coger un ascensor. Por hacer fotos me cobran 300 kyats y por la visita 3 US$ más. La cueva es bastante grande y se compone de varios pasillos repletos de budas dorados.

Al bajar de la cueva el taxista me lleva a un restaurante para comer y luego me lleva a una fábrica de paraguas. El proceso es sorprendentemente artesanal. Incluso la pasta para hacer el papel es manual. Los venden por 3.000 ó 5.000 kyats, dependiendo del tamaño.

Ya tengo organizados los 3 próximos días. Me he apuntado al trekking hasta el lago Inle. Todo me cuesta 36 US$ (10 US$ por día + 3 US$ para que me lleven la maleta gorda y 3 US$ para el barco que tendremos que coger para poder cruzar el lago Inle).

^top

Día 11

Para el trekking al lago Inle sómos seis personas (3 franceses, un inglés, una australiana y yo). Vamos con un guía indio (sij) y un cocinero que camina por delante para tener tiempo de cocinar. Salimos a las 9:00. El trayecto está lleno de barro y muy resbaladizo, pero no llueve y la temperatura es excelentísima. El paisaje es muy verde y montañoso. Llegamos a las 12:00 a un punto en la montaña view point, donde hay bonitas vistas y vive una familia nepalí que nos prepara chapati con un tipo de vegetal muy bueno.

Seguimos andando y entramos en un pueblo de la tribu palaung. Sólo entrar hay una escuela de primaria, les damos bolis y caramelos, luego entramos dentro de una casa donde nos dan té. Es muy interesante, nos sentamos en el suelo y con ayuda del guía nos ponemos comunicar. Seguimos andando siguiendo la vía del tren. Llegamos a una parada de tren y es interesante ver el entorno. Hay gente intentando vender sus verduras, Se para un tren hecho polvo en donde la gente se sienta en un banco y por el suelo. Algunos de los pasajeros compran verduras.

Al cabo de una hora llegamos a un pueblo llamado Ywapu, de la tribu Danu, donde nos quedamos a dormir. La ducha son cubos de agua y cuatro paredes de madera en el exterior, pero ninguno de nosotros la probamos. Dormimos en el suelo de una casa que no tiene electricidad. El cocinero nos hace una cena muy buena con arroz y varios tipos de vegetales que nos comemos bajo la luz de las velas.

^top

Día 12

Andamos por los campos, cruzamos pueblos Paoh en donde las mujeres van vestidas de negro y llevan un pañuelo de colores en la cabeza. Se nos une un alemán más al grupo para hacer el resto del trekking con nosotros. Comemos en la casa de una aldea donde nuestro cocinero se ha adelantado para hacernos la comida. Seguimos andando y cuando nos falta tan sólo una hora de llegar al monasterio donde pasaremos la noche, cae un chaparrón que no cesa. Nos entra agua en las botas, andamos por en medio de los canales de agua que se han formado debido a la lluvia que nos obliga a mojarnos casi hasta las rodillas.

El monasterio Htitein es muy acogedor. Como llueve, yo y los franceses aprovechamos para ducharnos. Justamente delante del monasterio a la intemperie hay cuatro paredes, un recinto de piedra que se llena con agua de la lluvia y un cubo para poderte coger agua del recinto y tirártela encima. Nos duchamos vestidos cómo la gente local porque nos puede ver todo el mundo. El cocinero nos ha preparado una cena muy buena, incluso nos hace patatas fritas. En el monasterio se duerme muy bien, nos han puesto unos colchones en el suelo y mantas para cubrirnos. Llueve durante toda la noche y sobre las 4:00 oímos a los monjes rezar cantando.

^top

Día 13

Hoy tenemos 4 horas de caminata. El suelo está lleno de barro y es muy difícil andar porque el barro se engancha a los laterales y por debajo de las botas, así que cada paso que damos, levantamos mucho peso. Llegamos a una especie de estanque donde limpian a unos búfalos. Allí nuestro cocinero nos saca unas fiambreras con nuestra comida, pero empieza a llover y comemos lloviendo debajo de unos árboles. Hay un momento en el que se divisa a lo lejos el lago Inle. Finalmente llegamos a Indein (parte sur del lago). Allí nos relajamos, nos dan algo para picar y esperamos al bote que nos debe llevar a Nyaungswe.

Nos han puesto unas alfombrillas para que nos sentemos en el suelo del bote sin las botas. Estamos una hora hasta llegar al Teakwood (el hotel donde nos han llevado las mochilas grandes). Allí mismo me hospedo, me cuesta 8 US$ la noche.

Nuestro guía durante el trekking se llamaba Rambo, hablaba muy poco inglés y le tenías que preguntar para que te contara cosas sobre vegetación, gente y religión. Por lo que me dijeron, tiene dos hermanos menores gemelos (uno de ellos se llama Robin) que explican más cosas y hablan mucho más con la gente local.

^top

Día 14

Estos días en el lago Inle los paso con el inglés y la australiana. Es muy divertido porque la pregunta típica que nos hacen en cada momento y que nos cuesta explicar es de donde somos.

En nuestro primer día nos acercamos al embarcadero y pedimos cuanto cuesta un día en barca con motor incluyendo la visita a Indein y como ese día el mercado de Ywama no funciona, le pedimos que nos incluya la visita al mercado de Taung Tho Kyaung, que se encuentra más al sur del lago. Nos cuesta la barca para los tres 18.000 kyats.

exp5_f4

Empezamos visitando el mercado de Taung Tho Kyaung ya que se acaba a las 11:00. Para llegar al mercado tardamos un poco más de una hora y vale la pena. Es un mercado en que venden de todo, desde souvenirs hasta verduras y gallinas vivas. Hay muchos coches de caballos que han venido al mercado para vender su mercancía.

Del mercado nos vamos a un sitio donde nos enseñan como trabajan la seda. Desde como hacen el hilo (ramas de un árbol) hasta como usan el telar. Luego vamos a comer en un restaurante flotante y de allí vamos a Indein. Al llegar es cuando nos damos cuenta que se trata del mismo sitio adonde llegamos al final del trekking, pero lo que no sabíamos es que hay unas pagodas antiquísimas muy bonitas en medio de la vegetación, algunas tienen incluso un árbol en su interior. También hay un puente por donde cruza todo tipo de gente local y se pueden hacer fotos bastante interesantes. Nos preguntamos porque el guía ni siquiera mencionó que podíamos ver todo esto en lugar de esperarnos sentados a que saliera el barco. También hay que decir que cuando acabamos el trekking estábamos muy cansados y quizás no lo hubiéramos encontrado tan bonito.

De allí nos dirigimos a la pagoda Phaung Daw Oo Paya. En su interior tiene unos bultos dorados que son unos budas tan recubiertos de oro que cuesta de imaginárselos. Las mujeres tienen prohibido acercase a estos budas. Al lado del templo guardan cubierto el barco que usan durante las festividades para pasear a los budas. De allí nos vamos a Kela para cruzar los jardines flotantes en donde mayormente plantan tomates.

Luego vamos al monasterio de los gatos saltarines. El monasterio es antiguo pero acogedor. Se conocen las goteras de memoria y ya hay cubos situados de forma estratégica para cuando llueve. La parte de atrás del monasterio da a un jardín flotante de tomates. De allí ya volvemos al hotel. Por el camino nos llueve, pero los paraguas de nuestro barco son de gran ayuda.

Esta noche cenamos en el restaurante Smiling Face y no está mal, sirven hasta pasta.

^top

Día 15

Ese día alquilamos bicicletas por 1.000 kyats cada una para inspeccionar la zona. Vamos en bicicleta hacia Kaung Daing.

exp5_f5

El paisaje durante el trayecto es precioso, se divisa el lago y vemos a la gente local trabajar el campo y niños pescando. Llegamos a un cruce donde vemos que están secando al sol una especie de tortas, entramos en la casa donde nos muestran como preparan este tipo de tortas que luego venden en el mercado. Más adelante, aparcamos las bicis para subir unas escaleras que nos llevan a un templo, desde allí hay bonitas vistas del lago y de las aguas termales.

Al irnos del templo, vamos a echar un vistazo a las aguas termales, pero la verdad es que son un poco cutres y no valen la pena. Llegamos a un pueblo donde tomamos té y tenemos bonitas vistas de los canales del lago, desde allí también vemos como imparten clases a unos niños más mayores. De allí nos dirigimos a Kaung Daing, donde paramos a comer. Desde este pueblo cogemos un barco con motor para cargar las bicicletas y que nos cruce el lago hasta Maing Thauk (nos cobran en total 6.000 kyats).

Maing Thauk es muy bonito. Andamos por encima de un puente de madera que mide 500 metros. Saliendo del pueblo paramos en dos monasterios y los visitamos. Los niños son muy simpáticos y nos sonríen todo el día. A los monasterios también va la gente de los pueblos para entregar sus donaciones que, mayoritariamente, consisten en comida. Seguimos el camino que nos lleva a Nyaungshwe. El trayecto de vuelta también es muy agradable y el entorno es muy acogedor, también travesamos campos de girasoles.

Por la noche, ya de vuelta a Nyuangshwe, vamos al espectáculo de marionetas AUNG tradicional puppet show que empieza a las 20:00 y se encuentra en la calle Yonegyi. Dura media hora y es bastante curioso, sobre todo es interesante ver como mueven la marioneta que juega con un balón de fútbol.

^top

Día 16

Ese día el inglés y yo cogemos una canoa para pasear todo el día. En una canoa sólo pueden llevar a dos personas ya que es cansado remar a mano. Es muy relajante, nuestro remero trae una cesta con nuestra comida, dos gorras de paja como los locales y dos cojines para podernos sentar en el suelo de la canoa. Menos mal que vamos dos porque al menos podemos hablar, ya que hay largos momento en que el paisaje es monótono y no tenemos con que entretenernos.

Hacemos una parada, amarramos la canoa y nos dirigimos a una casa, allí nos muestran como hacen una especie de anillos de maíz con miel. Primero azotan con unos palos el maíz hervido y luego dan la forma de anillo para untarlo en miel y freírlo, es bastante sabroso. Luego nos dirigimos a otra casa donde fríen trigo al cual le dan la forma de rizos, el sabor es un poco más soso. Subimos a la colina donde hay un buda. Desde esta colina hay unas bonitas vistas del lago. Cuando bajamos de la colina entramos en una casa. Es la casa de un amigo del remero. Allí un anciano nos abre una caseta en donde hay una mesa y unos bancos. El remero nos saca la comida que lleva en la cesta y el anciano nos ofrece té y puros. El anciano habla el inglés mucho mejor que nuestro remero. Trabajaba para el gobierno y ahora estaba retirado viviendo con su familia, ganando tan sólo 5000 kyats al mes por su jubilación. La charla con el anciano resulta ser muy interesante.

exp5_f6

Hacemos otro recorrido con la canoa y entramos en un pueblo de casas flotantes. Allí hacemos otra parada, la casa de la abuela de nuestro remero. Es una casa flotante hecha de bambú (como el resto) entramos y nos ofrecen té y puros. Además me ofrecen tanaca (protector solar de color amarillo que preparan frotando un tronco sobre una base de madera) y me ponen un poco de este mejunje por la cara. Al cabo de un rato entra una vecina y nos muestra como hacen las paredes de las casas con bambú. Golpea la caña de bambú, la parte en dos y la aplana para conseguir una tira, lo hace con varias cañas. Luego las entrecruza para confeccionar una base plana, es interesante. La anciana tiene televisor y vídeo, nos sorprende porque no tienen electricidad, nos explican que cada día van a tierra firme a cargar las baterías. Después de visitar a la anciana, ya vamos a la canoa de regreso al hotel.

Esa noche nos vamos los tres (el inglés, la australiana y yo) a cenar, ya que es la última noche que nos vemos. Nos han aconsejado ir a un restaurante muy cerca del hotel llamado Miss Nyaungshwe Restaurant. Sirven comida china, creps y pasta, pero sobre todo vamos allí porque sirven cócteles. El sitio es muy acogedor y nos tomamos unos mojitos muy buenos.

^top

Día 17

A las siete de la mañana me viene a buscar un taxi para llevarme al aeropuerto y volar a Yangon, el taxi me cuesta 15 US$ y el billete de avión 70 US$. Lo he reservado todo desde el mismo hotel. El avión sale a las 9:20 y tarda una hora en llegar a Yangon. En autobús, en cambio, se tarda entre 18-20 horas porque la carretera está en muy malas condiciones, y por eso voy en avión a Yangon.

Voy al mismo hotel que me hospedé el primer día. Son las 11 de la mañana y tienen una habitación para mí. Ese día hace muchísima calor. De todas formas decido ir andando hacia las pagodas más importantes de Yangon. De lejos, andando, diviso la Sule Paya, pero la visitaré al día siguiente.

Voy a tomarme unos noodles en el 999 Shan Noodle shop, es baratísimo y los noodles están riquísimos (un plato de noodles cuesta 1.000 kyats). Después me dirijo a la pagoda Maha Wizaya Paya, que se encuentra de camino a la Shwedagon Paya. Es bonita y en la pared del techo hay unos dibujos con luces de las constelaciones.

Al salir de esta pagoda, como hace calor, decido visitar otra pagoda más alejada y dejar la Swedagon Paya para el final. Paro un taxi y le pido que me lleve a la Chaukhtatgy Paya (no voy andando porque las calles son muy amplias, sin sombra y sin ninguna cosa de interés). Al estar cerca el taxista me cobra 1.500 kyats y le pido que me espere. Esta pagoda tiene un buda muy grande reclinado. Allí un estudiante me muestra el monasterio que hay detrás, incluso entramos en sus dormitorios y también me muestra una sala donde meditan mujeres y monjas. Al marchar le doy 1.000 kyats y se enfada diciendo que es estudiante y que le debo dar al menos 3.000 kyats. La verdad es que es la primera vez en que alguien es amable conmigo y que me pide dinero, evidentemente me voy sin darle nada más.

El taxi me lleva a la Swedagon Pagoda por 2.000 kyats. Aunque sean tan sólo las 4 de la tarde todavía hace muchísima calor. Entrar cuesta 5 US$ y subo en ascensor. Es enorme, voy mirando todos los budas y stupas. Varios monjes jóvenes hablan conmigo, estudian inglés y les gusta hablar con los extranjeros para mejorar su acento. Uno de ellos me explica que los budas alrededor de la stupa central simbolizan cada día de la semana. También me explica que si quiero hacer una ofrenda debo dirigirme al buda que simboliza mi día de nacimiento. Las chicas suelen ofrecer flores para pedir más belleza y los chicos encienden velas para tener mejor memoria. Además se le echa agua al buda con unos vasos para refrescarlo. El sitio es muy bonito y hay muchos locales orando. Al marchar no recuerdo la salida y al preguntar me dicen que hay 4 salidas distintas, tres en ascensor y otra no. Me ayudan a encontrar la salida mediante mi ticket de entrada.

Antes de anochecer voy andando al lago Kandawgyi. Al entrar unos militares me piden que les pague 2.000 kyats. Hay una pasarela de madera por donde pasear, cuando ya he andado un rato y ya he disfrutado en observar el reflejo de la Shwedadon Paya y del restaurante en forma de barco en el agua, empiezo a buscar un sitio para cenar.

Busco el Sandy's Myanmar Cuisine. La sorpresa es que desde el lago no puedes ir a los restaurantes que dan al lago, para ello se debe salir del lago. Sólo veo un restaurante que da al lago y es el de la entrada, tiene muy buena pinta pero prefiero probar el Sandy's Myanmar Cuisine. Un camarero me recomienda ir en taxi y me dice que ha cambiado de nombre y ahora se llama House of Memories. Voy con un taxi que me cobra 2.000 kyats. Sólo llegar me arrepiento, pero ya me quedo, no hay nadie, me llevan a una terraza donde hace muchísima calor, al decirles que tengo calor me ofrecen una sala cerrada para mí sola, al final me quedo dentro entre otras mesas, menos mal que al cabo de unos instantes entra alguien más. Escojo cenar comida india y está muy buena, me cuesta todo unos 6.000 kyats.

Para volver al hotel cojo otro taxi que también me cobra 2.000 kyats. En el hotel me siento en el salón, donde charlo con el personal y miramos video clips de música chan. Son muy amables, también me tomo una cerveza con ellos.

^top

Día 18

Hoy quiero hacer las compras del último día. Hago el itinerario a pie que sugiere la Lonely Planet porque así visito el barrio indio y chino y acabo en el mercado. Cómo llueve un poco, en el hotel me dejan un paraguas, luego este paraguas al igual que mucha gente local lo utilizo como sombrilla.

La iglesia Baptista Immanuel es la única en la que puedo entrar. Me sorprende que la tengan preparada con mesas y cubiertos, resulta que el banquete de una boda va a ser celebrado allí mismo. Después de visitar el Strand Hotel, paso por delante del Palacio de Justicia. Como tiene unos arcos y hace mucho calor, decido pasar por la zona de estos arcos. Les digo minglabá (significa hola) a unos militares de la entrada los cuales me devuelven el saludo. Al cabo de unos pasos un militar me pide que salga y con gestos me dice que o salgo o me lleva a la cárcel.

Luego me voy al jardín Mahabandoola. Hay que pagar para entrar. Es un jardín muy pequeño y el monumento de la independencia está situado en el centro. Al ser sábado, el barrio indio y chino está lleno de actividad, es muy interesante. Cerca del mercado Bogyoke Aung San hay una tienda de souvenirs llamada Zawgyi House (372 Boyoke Aung San road), ideal para refrescarme. Además tienen un bar y puedo pedirme un refresco. Luego me paso varias horas paseando en el mercado y comprando souvenirs.

Cuando acabo decido comer en el Zawgyi House antes de volver al hotel. Luego voy al hotel en un taxi que me cobra 1.000 kyats. Son las 4 de la tarde y todavía queda una hora para que venga el taxi y llevarme al aeropuerto. En el hotel me ofrecen usar una habitación para darme una ducha y descansar gratis.

Llego al aeropuerto a las 18:00 y mi vuelo sale a las 19:45. El trayecto es Yangon - Bangkok - Frankfurt - Barcelona, vuelo con Lufthansa. Llego a Barcelona al día siguiente a las 10 de la mañana.

^top
Guia de viatge a la ciutat de Yangon - Sònia Graupera [2014]
Relat d'un viatge de 19 dies a Myanmar - Cèsar & Anna [2013]
Relat d'un viatge a Myanmar - Víctor Bordás, Paquita Poch & Elisenda Bordás [2008]
Viatge a Myanmar - Lluís & Núria [2004]
MYANMAR (Birmània) - Guia i relat d'un viatge a Myanmar - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [1995]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació