Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
yemen

YEMEN

Relato de un viaje de 16 días por libre al Yemen

Data Data viatge: 2005. Publicat el 04/11/2005
2.2 de 5 (95 vots)

Introducción

Yemen es un país de ensueño. Viajar hasta estas tierras es hacer una inmersión en un enorme Belén viviente, eso sí, lleno de armas, pero también de gente encantadora, muy hospitalaria, que te agradecen que no te hayas tragado las mentiras de algunos líderes políticos de los países ricos con afán expansionista. Hay un profundo desconocimiento sobre este país debido a los problemas tribales, políticos, religiosos y geográficos que lo han aislado del resto del mundo, y aunque mucha gente ha visto las imágenes de los rascacielos de adobe en el desierto, poca gente sabe ubicarlos.

A diferencia de otros países árabes o del Magreb, donde lo más espectacular son sus paisajes, Yemen es famosa e interesante por su arquitectura original. Además, tiene un pasado histórico, siendo el lugar donde se ubica las tierras de la mítica, pero real, Reina de Saba. Uno debe ser consciente de las profundas creencias islámicas de sus habitantes. Cuando uno viaja por Yemen debe renunciar a ver caras femeninas y hacerles fotos, ya que todas van con un riguroso chador; además cada día seremos bruscamente despertados a las cinco de la mañana por los cantos del muecín que, con unos potentes megáfonos y desde cada mezquita (y hay muchas en el Yemen), llaman a la primera oración del día a sus fieles. También entre las cinco y media y las seis de la tarde todo queda paralizado por que los hombres, que son los que llevan los comercios, van a la mezquita a la última llamada del rezo. No tiene importancia que te despierten, te das la vuelta y sigues durmiendo. El país lo vale.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fecha del viaje

Del 22 de diciembre del 2005 al 8 de enero del 2006.

Itinerario

mapa
Día 1: Barcelona - Amman
Día 2: Amman - Sana'a
Días 3 y 4: Sana'a
Día 5: Sana'a - Haraz Mountains - Manakhah - Al Hajjara
Día 6: Tihama - Baiz Al Baquit - Zabid - Al-Khawkha
Día 7: Taizz
Día 8: Jibia - Ibb - Rada - Al-Baydha
Día 9: Habban - Bir Ali
Día 10: Al Mukalla
Día 11: Seef
Día 12: Shibam - Seiyun
Día 13: Seiyun - Tarim
Día 14: Marib
Día 15: Sana'a
Día 16: Amman
Día 17: Amman- Ajlun
Día 18: Barcelona

Moneda

La unidad monetaria es el Rial (se abrevia YR) y existen billetes de 1000 YR, 500 YR, 200 YR, 100 YR, 50 YR, 20 YR y monedas de 10 YR y de 5 YR. No vimos otros valores de billetes y monedas. El cambio es bastante similar en todo el país, aunque el mejor es el que te dan en las casas de cambio en Sana'a (1 € = 230 YR y 1$=195 YR). El peor cambio del que tenemos noticia es de 1 € = 220 YR, por lo que no es en absoluto significativo. No hay problemas para cambiar en ninguna parte del país. Lo que sí es cierto es que si se quiere visitar el país entero se debe alquilar un coche y el precio te lo van a decir en dólares, pero estoy seguro de que aceptan cualquier otra divisa.

Nivel de vida

El país es muy barato para comer, transporte público y alojamiento. Una comida abundante de arroz y medio pollo gordito perfectamente asado puede salir por 1'5 euros. La habitación doble de un hotel no lujoso, pero cómodo, está en unos 12 euros, aunque fluctúa bastante y depende de tu habilidad regateando. Un trayecto de taxi en Sana'a nunca supera 1 euro, pero se ha de regatear (aunque bajan muy rápidamente), ya que la oferta de taxis es enorme. Además del billete de avión el único gasto importante es el alquiler de un 4x4 con conductor, que sale a 60 dólares diarios (todo incluido).

Coste por persona

Billete de avión: 820 euros
Visado: 40 euros
Gastos viaje: 400 euros (algunos costes se repartieron entre tres)

Visado

Embajada de la República de Yemen en España

Pº de la Castellana, 117 - 8º D - 28046 Madrid
Tel. 91 411 99 50

Para viajar al yemen es necesario un pasaporte válido y también un visado.

El visado de duración de 1 mes se puede conseguir al llegar al aeropuerto de Sana'a por unos 57 euros, pero sólo hay un funcionario que lo hace y tarda bastante en hacer cada uno, por lo que es recomendable obtenerlo a través de la Embajada de Yemen en Madrid.

Se envía el impreso que se saca por Internet o se pide por fax, dos fotos y 40 euros por algún servicio de mensajería a la dirección indicada en el cuadro adjunto. El mismo servicio de mensajería te devuelve los pasaportes, ya con el visado en 5 días. Este servicio, desde Barcelona, cuesta 24 euros independientemente de los pasaportes que sean.

Salud

Nosotros no consultamos a las autoridades sanitarias, pero es evidente que se recomienda NO beber agua del grifo y beber sólo agua embotellada (la botella de 0'75 litros se vende a 30 YR). También hay zonas donde existe malaria y se podría recomendar tomar la profilaxis, pero en la época que fuimos, en invierno, el riesgo es muy escaso.

Creemos que el problema sanitario peor puede venir por los problemas intestinales, debido a la mala cocción y las escasas condiciones higiénicas de los restaurantes. Nosotros siempre seguimos la intuición y la lógica de comer sólo en sitios que tuviesen mucha afluencia de público, que haya mucha renovación de los alimentos, aunque nadie está libre de las diarreas.

Seguridad

Hay que distinguir dos aspectos sobre este punto: Yemen es un país MUY seguro a nivel de robos con intimidación y BASTANTE seguro a los hurtos de los carteristas; el problema estriba en que el tema político está revuelto y unas tribus de beduinos se dedican a secuestrar unos pocos días a los turistas para reclamar algunas pretensiones pero son devueltos en perfecto estado.

En el mes de diciembre del 2005 fueron retenidos en contra de su voluntad más de 100 turistas extranjeros, pero aparentemente ninguno se quejó por su integridad física. La consecuencia es que en la parte más interesante del país se debe llevar escolta al hacer los traslados y que si pasas la noche en la histórica Marib no podrás salir del hotel para nada. Hay un montón de controles policiales en el que el conductor ha de entregar una fotocopia con tus nombres y controlan donde vas y lo que vas a hacer.

Esto es lo que hace imposible actualmente viajar por tu cuenta fuera de Sana'a con transporte público. Si lo quieres hacer sin alquilar un coche puedes ir a la policía turística y pedir que te redacten el permiso y hacer un montón de fotocopias (hay un día que nosotros contamos cerca de 30 controles) que irás entregando en los controles, pero el problema es que la policía NO sabe inglés, lo que impide de hecho que los viajeros independientes podamos hacerlo tal como nos gustaría, a menos que sepas árabe.

Si además añades que alquilar un 4x4 con conductor, que te solucionará todo estos trámites y que te da la libertad de parar donde quieras para hacer fotos y visitar lo que a ti te interesa, por un precio realmente barato, la consecuencia es que no vimos a nadie que no optase por esta opción.

Transporte

Avión. Hay varias opciones para llegar a Sana'a, pero la más barata que encontramos es la Royal Jordanian, que nos obligó a pasar tres noches en Amman, aunque dos de ellas en el lujoso Hotel Alia del aeropuerto de la capital jordana y a cargo de la compañía aérea. Egyptair, Alitalia, Yemenia, Gulf Air y Lufthansa vuelan también, pero o son más caros o te obligan a hacer trayectos, paradas o horarios muy raros.

Taxi. Son muy baratos, pero sólo si regateas.

Autobús. Son muy eficientes y puntuales los de largo recorrido. Los autobuses de Sana'a son algo destartalados, pero muy correctos, eso sí, sólo si eres capaz de hacer entender al conductor donde quieres bajarte.

Alquiler de coche. Hay muchas agencias que alquilan un Toyota Land Cruiser con conductor, siendo el precio normal de 60 US$ diarios, agregando 30 US$ por cada día en que el conductor esté muchas horas al volante. Nosotros lo alquilamos en el hotel Arabia Felix (Tel. +967-1-287330) que, aunque es caro, es bastante preferido por los viajeros. Lo regenta un tipo muy simpático llamado Gamal que habla un excelente inglés. Él, según los días que tengas, te hará una ruta y te dará valiosos consejos. Igualmente, sabiendo que el precio es de 60 dólares no hay que tener miedo en no tener coche, pues hay muchas agencias pero, si se ha de contar, que todo tiene un proceso de negociación y has de contar dos días para localizar, contratar y tramitar el permiso no parece una mala idea contratarlo antes y asegurarlo.

Electricidad

220 V, 50 Hz. Aunque en algunos hoteles hay enchufes de dos clavijas redondas, en la mayoría del Yemen los enchufes son de tres clavijas, por lo que se recomienda llevar un adaptador. Nosotros lo compramos por 150 YR en el zoco de Sana'a.

Clima

En las fechas que visitamos Yemen, que era invierno, pensábamos que haría más frío, pero no fue así. En Sana'a y en los pueblos de las Haraz hacía mucho calor durante el día, aunque por la noche refrescaba y era conveniente ponerse un jersey. En el resto del país hacía mucho calor, incluso sofocante, por lo que apetece bañarse en el Mar Rojo o en el Arábigo. Creemos que es una buena idea visitar Yemen fuera de los meses de verano, pues en las horas centrales del día el sol caía de una forma abrumadora.

Diferencia horaria

En esta época del año se ha de sumar dos horas a la hora de Barcelona.

Guía de viaje

La Guía Azul de Yemen está en castellano. Vale mucho la pena, pues hay una profusa información, aunque como es normal los datos prácticos son escasos y con muchos errores.

La inefable Lonely Planet tiene la guía Arabian Peninsula donde recoge información de varios países de la zona, pero es, según nuestras impresiones y la de TODOS los viajeros con los que pudimos hablar, la peor Lonely con la que habíamos tropezado. Estamos seguros de que el autor no experimentó la mayoría de las cosas que dice, pues está lleno de errores garrafales, mapas con graves problemas de ubicación y consejos muy raros que hacen que no sea recomendable, pero es una referencia a tener en cuenta.

^top

 DIARIO DE VIAJE AL YEMEN

Día 1: Barcelona - AMMAN (Jordania)

Salimos a las 18:30 de Barcelona cogiendo el avión de Royal Jordanian que, sorprendentemente en los tiempos que corren, dan un buen servicio a bordo.

Llegamos a Amman (Jordania) a las 23:30 hora local y vamos al mostrador de Tránsito, donde dejamos los boarding del día siguiente y donde te dan un voucher que te permite pasar gratis una noche en el Hotel Alia del aeropuerto (incluido el desayuno).

^top

Día 2: AMMAN - SANA'A (Yemen)

Imagen de Sana'a
Imagen de Sana'a

Desayuno buffet libre a primera hora y nos llevan puntualmente a coger el avión. Los controles de seguridad son extremos y un poco irracionales, pero es algo que los que viajamos debemos soportar.

Cogemos el avión hacia Sana'a a las 11:30 llegando a su aeropuerto a las 15:30 (hora local) y allí pasamos dentro del país sin problemas, cambiando dinero en una ventanilla antes de pasar el control de inmigración, y cogemos un taxi. Hay taxis pre-paid por 2.000 YR, pero regateamos y lo sacamos por 1.500 YR (la experiencia nos dice que se puede sacar por 1.000 YR).

En Sana'a nos dirigimos al Old Sana'a Palace que la Lonely ponía bien, pero es un lugar muy cutre y muy caro. Una turista americana, pero que decía que era alemana por vergüenza, nos recomendó otro que es el Queen Arwa que está muy bien. Una habitación doble con baño occidental y televisión con satélite sale por unos 2.500 YR.

Nos instalamos, damos un paseo y enviamos postales (50 YR, el sello vale 90 YR). Tomamos un té en una terraza que nos permite estar sentados contemplando a la gente. La sorpresa es que nos cobran 10 YR por ese té (unos 0,04 €), un precio ridículo.

Cenamos en un lugar que recomienda la Lonely, el restaurante Al-Dubai que nos timan cobrando por un trozo de pollo y unas verduras 1.000 YR. Pasados unos días nos dimos cuenta de la magnitud del timo, pues aunque en euros no es mucho, en realidad cobran a los turistas el precio normal multiplicado por 4 ó 5, y todo por que los viajeros hacemos caso a la guía y todos aparecemos por allí.

^top

Día 3: SANA'A

Palacio Dar Al Ajar de Wadi Dhar
Palacio Dar Al Ajar de Wadi Dhar

Desayunos en el chiringuito del día anterior que nos sirve un zumo natural, pan, queso, huevo duro, mayonesa, turrón, quesitos y té. Las tres raciones nos cuesta 850 YR.

Todo este desayuno nos da muchas fuerzas para visitar el lugar que más nos gustó de todo Yemen, que es el Old Sana'a. Es un montón de callejuelas y comercios lleno de gente muy peculiar que visten a la antigua usanza. Nos gustó muchísimo.

Al mediodía comemos unos shawarmas por 50 YR cada uno.

A la tarde visitamos Wadi Dhar que está a unos 15 kilómetros de Sana'a (taxi ida y vuelta y espera 1800 YR) y donde hay un palacio construido encima de una roca llamado Dar Al Ajar que es muy espectacular. El entrada vale 500 YR.

Volvemos a Sana'a, confirmamos los billetes de avión y nos dedicamos a la búsqueda de un 4x4 al hablar con otros viajeros que nos confirman que no podemos hacerlo todo en transporte público. Al final lo contratamos en el Hotel Arabia Felix. Dejamos los pasaportes para que nos tramiten el permiso y esto nos obliga a pasar otro día en Sana'a, pero no nos importa pues no es un mal sitio para estar, ya que hay algunas cosas interesantes para ver.

^top

Día 4: SANA'A

Nos levantamos, desayunamos y cogemos un taxi para ir a Thula, pero los consejos de la Lonely para llegar son erróneos y al final llegamos al sitio de donde salen los taxis compartidos, pero un conductor honrado nos dice que sin los pasaportes no nos dejaran pasar el control. Hay otros que por vendernos el pasaje nos dicen otras cosas, pero nos convenció el primero.

Así que, como no tenemos el pasaporte, decidimos coger una especie de furgonetilla que durante una hora, y por sólo 40 YR, nos lleva a la puerta del Suq de Sana'a donde pasamos la mañana, haciendo fotos en el mercado del qat, que es la droga que por allí toman y vagabundeando por los callejones.

Comemos en el restaurante Palestine, al lado del Al-Dubai, donde comemos mucho mejor y a un tercio del precio del primer día. Visitamos el museo militar que, por sólo 100 YR, vale la pena y merece un rato. También nos conectamos a internet (2 YR por minuto). Cenamos un buen shawarma y falafel en un restaurante llamado Al-Jazeera (400 YR por persona).

^top

Día 5: SANA'A - HARAZ MOUNTAINS - MANAKHAH - AL HAJJARA

Fachadas de Al Hajjara
Fachadas de Al Hajjara

Salimos a las 8'30 de la mañana con el 4x4 hacia las Haraz Mountains. Pasamos por Manakha que, a pesar de un pasado histórico importante, no conserva ningún interés.

Vamos a Al Khutayb Mubarack que es un centro importantísimo de peregrinaje ismaelita. Allí, sobre una montaña, hay una pequeña mezquita que los infieles no podemos pisar, pero te dejan echar una ojeada. No tenemos claro si hay que pagar algo para subir, porque a la bajada un viejecito ponía la mano y era muy persistente, pero como no sabía inglés no entendimos si era obligatorio pagar.

Comemos en el único restaurante turístico que hay en Manakha donde, cómo es el único, clavan 800 YR por persona y 200 YR por un refresco cuando en el resto del país vale 50 YR.

Llegamos a otro lugar mágico, Al-Hajjara, un pueblo sensacional enclavado sobre una colina. Hay muchos niños que quieren guiarte, pero no es necesario y has de espantarlos un poco pues son algo pesaditos.

En el Hasn-al-Hajjara Tourist Hotel te ofrece habitación, cena y desayuno por 2000 YR por persona y aunque el alojamiento es básico, está limpio y no hay más opciones. Por la noche los conductores, cocineros y camareros bailan y tocan música para los turistas.

^top

Día 6: TIHAMA - BAIZ AL BAQUIT - ZABID - AL-KHAWKHA

Desayunamos a las 8 y bajamos de los 2.700 metros de altitud hasta el nivel del mar. Estamos en la Tijama, que en verano llega a los 60ºC y en invierno llegan a los 40ºC casi todos los días.

Paramos en un pueblo llamado Bait Al Faquit, pero ni nos bajamos del coche por que es un enorme basurero donde encima de la basura vive la gente. Este pueblo es famoso por su mercado, pero es el viernes. Los otros días sólo hay unos tejedores, pero que tampoco tienen demasiado interés.

Vamos a Zabid, pueblo famoso por ser donde se inventó el álgebra y que está protegido al ser Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Hace mucho calor y tampoco nos parece especialmente bonito, pues el suq está especialmente destrozado. Comemos en un restaurante de la carretera un cordero bastante bueno que nos cuesta los tres 1900 YR.

Vamos a dormir a Al-Khawkha, que está a unos 100 kilómetros de la antigua Moka, donde esta el puerto en el que se comerciaba el famoso café. Nos alojamos en el Moka Marina Village, donde un bungalow cuesta 4000 YR y por 1000 YR más nos ponen una tercera cama. El otro hotel que hay es muy cutre y las habitaciones están muy sucias.

La playa de Al-Khawkha es fantástica y hay muchos pescadores y aves acuáticas. El pueblo no vale nada, pero compramos fruta por que en la comida hemos comido mucho.

^top

Día 7: TAIZZ

El desayuno continental vale 400 YR, pero no vale la pena. Nos vamos a Taizz y subimos con el coche a Jabal Sabir, que es una montaña de más de 3.000 metros y nos da una espectacular vista del pueblo de Taizz. Nos alojamos en el Yemen Tourist Hotel, que está muy bien a 4.100 YR la doble y que te permite dormir al lado del suq.

Visitamos la mezquita Al- Ashrafiya, ya que es una de las pocas que te permiten entrar pues la están reformando. Una mujer te la enseña, pero luego quiere que le den una propina y no se conforma con cualquier cantidad.

Taizz tiene buenos restaurantes y muchos puestos de comida, además de tiendas de todo tipo. Están bastante acostumbrados a los turistas y muchos saben algo de inglés.

^top

Día 8: JIBIA - IBB - RADA - AL-BAYDHA

Hombre sentado en el zoco de Ibb
Hombre sentado en el zoco de Ibb

Desayunamos en el buffet libre del hotel y partimos hacia Ibb, aunque antes visitamos el pueblo de Jibla que es muy bonito y fue la antigua capital de la Reina Arwa. Un niño nos guía hasta la casa del Imán de la mezquita, donde los turistas suelen subir para ver el pueblo desde arriba.

Después visitamos Ibb, que tiene una parte antigua muy atractiva con muchos niños que nos saludan calurosamente. Comemos en un restaurante de carretera y partimos hacia Rada.

En el control policial nos asignan un coche con cinco agentes que nos acompañan en la visita de la población. Aquí, en Rada, la gente no es tan amable ni nos dan la bienvenida y para nosotros es una novedad el ir con guardaespaldas y que nos sigan a todos los sitios que vamos. Es una situación incómoda que no nos gusta.

Además, el conductor nos recomienda no dormir en Rada, tal como estaba previsto, y adelantamos la jornada durmiendo en Al-Baydha que según Lonely Planet es la población más peligrosa del Yemen.

Nos alojamos en el Ryad (la triple cuesta 4.000 YR), en una buena habitación, pero nos recomiendan no salir del hotel. No hacemos caso y nos vamos a cenar a un restaurante delante del hotel sin problemas. Los policías se quedan en el hotel.

El personal del hotel es hosco y se nota que no están acostumbrados al turismo y no respetan que estemos por allí. Nos intentan estafar con el desayuno. Tenemos una fuerte bronca. La policía, a pesar de que ve que nos quieren estafar, pasa de todo. El conductor nos explica que no sirven para nada, ya que cobran muy poco y no se van a disgustar con ciudadanos yemeníes por defender a unos turistas que nunca regresarán.

^top

Día 9: HABBAN - BIR ALI

Salimos hacia Bir Ali, un lugar paradisíaco donde todos los tours se paran pues las aguas son cristalinas, a pesar de que no hay nada especial para ver.

Nos sigue acompañando la policía, pero en cada control se van turnando, siempre masticando el qat, que es lo que les da la alegría de vivir y las fuerzas para soportar ciertas situaciones. A todos estos policías se les tiene que ir dando una propinilla (200 ó 300 YR). Algunos se enfadan por lo tacaños que somos, pero es pagar por nada, ya que si salen 100 beduinos armados con fusiles AK-47 la policía no defiende a los turistas, pues ellos viven allí y sus familias correrían peligro.

Estamos en la zona de la Shabwa. Las construcciones de adobe nos recuerdan a Marruecos. Paramos en Habban. Hace tres días aquí fue secuestrada una familia de alemanes. Hasta ahora nunca han secuestrado españoles, cosa que no es extraña, ya que estadística- mente debe ser difícil, pues sólo encontramos italianos y alemanes, y las tribus secuestran al azar. La zona está tomada por el ejército y está lleno de tanques, militares y coches con ametralladoras.

Llegamos a Bir Ali y nos alojamos en el único hotel que hay (cuesta 1.000 YR por persona). Es muy básico, pero la alternativa es dormir en la playa y a ninguno nos apetece. Comemos en el pueblo, en un chiringuito que sirven pescado y te lo asan delante de ti y se come con las manos (cuatro raciones 2000 YR).

La playa de Bir Ali es maravillosa. El agua está en la temperatura justa y la arena está limpia. En el momento que se calmen las cosas estas playas serán invadidas por las grandes complejos para ricos que han llegado a tantas partes del mundo. Todos los lugareños van armados. A las 10 quitan la luz y todo se queda a oscuras.

^top

Día 10: AL MUKALLA

A primera hora visitamos el volcán Kharif Sheram, que está al lado del mar. Es muy bonito y vale la pena circundarlo, pero hay que hacerlo a primera hora, pues el calor empieza a apretar muy pronto.

Llegamos a Al-Mukalla a las 12. Nos alojamos en el Al-Massela Hotel, en Main Street, que vale 3200 YR la doble con el baño dentro.

Comemos en el restaurante Al-Khayyan, que recomienda la Lonely, y realmente está muy bien. Están especializados en pescados y no juegan al doble precio, por lo que es bastante barato (ración gigantesca de pescado 1900 YR los tres, con salsas, refrescos y tés). Por la noche repetimos comiendo langostinos, ya que coincide con la noche de fin de año.

El suq de Al- Mukalla no vale mucho, pero el ambiente es diferente ya que es un pueblo bastante rico.

^top

Día 11: SEEF

Desayunamos en el hotel, pues está incluido. Es bastante correcto.

Salimos hacia Hadramut, llegando a Huwayra y nos desviamos a la izquierda para subir por el Wadi Da'wan. Comemos por el camino y el paisaje es muy bonito, lleno de pueblos con casas de hasta 7 pisos de altura.

Al mediodía llegamos a Seef, donde nos alojamos en el único hotel que hay, lo que nos permite de una forma relajada visitar el pueblo en el que hay rascacielos de adobe y muchos niños que gritan sura, sura, que significa que quieren que les hagas fotos.

El hotel (es más una funduq) se llama Ribbon y cuesta 2.000 YR por persona, incluyendo cena y desayuno. No es nada recomendable, por lo que es mejor seguir y dormir en otro sitio. El hotel es demasiado básico y la cena muy cutre. Tampoco el desayuno vale mucho.

^top

Día 12: SHIBAM - SEIYUN

Imagen de Shibam (Wadi Hadramut)
Imagen de Shibam (Wadi Hadramut)

Vamos en dirección a lo más conocido de Yemen, el Wadi Hadramut, de donde son la mayoría de las fotos y donde se concentra el turismo que visita este país.

En los próximos días empezamos a ver manadas de turistas, incluso de japoneses, que siempre nos ha parecido un buen indicador (teniendo en cuenta las escasas vacaciones que tienen) de si donde estamos es de fama mundial. El Wadi Hadramut está lleno de japoneses, en los días anteriores apenas nos habíamos cruzado con turistas.

Comemos en un restaurante donde paran todos los tours y que está en el cruce de carreteras, una que va a Shibam y la otra a Marib. Se debe vigilar mucho y preguntar el precio del plato antes de consumirlo, pues son unos ladrones y una vez pedido y consumido es muy difícil protestar el precio loco que les cobran a los turistas.

Pasamos por el pueblo de Shibam y a unos tres kilómetros hay un hotel llamado CBC, que cuesta la triple 4.000 YR (la doble y la sencilla cuesta lo mismo) y que está realmente muy bien y que también es el hotel al que van los tours organizados.

Delante hay varios restaurantes muy baratos, porque el del hotel (el único con menú en inglés que vimos en Yemen) es caro y malo.

Por la tarde vimos Shibam, que nos encantó. Cuando se pone el sol es habitual ir a ver la puesta desde la colina de delante, donde lo único malo que tiene es que lo hacen todos los turistas y se llena de vendedores mientras tanto.

^top

Día 13: SEIYUN - TARIM

Desayunamos muy bien en un lugar delante del hotel: dos huevos fritos, pan, tomate y té por 80YR. Al lado hay una tiendecita en la que compramos unas pastas a 5 YR cada una.

Vamos a Seiyun, donde se visita el Palacio del Sultán (la entrada vale 500 YR). A nosotros nos pareció interesante pues hay una exposición de fotos y te permite ver la ciudad desde lo alto. En el museo hay unas tablillas con el alfabeto antiguo. Paseamos por el zoco y por la ciudad antigua, donde vale la pena destacar las ventanas y puertas antiguas. En el suq se compra bastante bien la plata.

En la plaza donde se aparcan los vehículos y delante del Palacio hay una especie de bar que te sirve un delicioso jugo de lima muy bueno por 150 YR los Ÿ de litro y hecho con agua embotellada.

Vamos a la tumba de Bin Isa el emigrante, que es uno de los más respetados lugares de peregrinaje del Wadi. Está a doce kilómetros de Seiyun y, aunque el lugar es bonito, los infieles no podemos pisarlo, por lo que debes limitarte a buscar el ángulo que te permita hacer una foto.

Ya al mediodía llegamos a Tarim, donde destacan las edificaciones de varios palacios construidos por emigrantes que volvían y que están en un estado bastante ruinoso. Se visita uno, el palacio de Umar Al Ahqat, cuya entrada cuesta 150 YR, aunque al que lo cuida le preocupa más la tienda de pseudo-antigüedades que cobrar la entrada.

En Tarim está la bonita mezquita de Al Mudar, de un blanco que hace daño a los ojos y con el minarete más alto de todo el sur de Arabia. En esta población hay 365 mezquitas, pues todo emigrante que volvía y que hubiera tenido éxito construía una. También se puede visitar la biblioteca Al Ahqaf, donde hay antiguos ejemplares y hay unas vitrinas donde se muestran láminas muy bonitas de manuscritos bastante antiguos.

En el suq destaca la venta de la mirra que, para los que no han viajado nunca por estas tierras, puede sorprender su buen olor. También la plata es un artículo bien trabajado y a buenos precios. La tarde la pasamos en Seiyun, cenando camello y patatas fritas.

^top

Día 14: MARIB

Partimos hacia Marib a las 6 de la mañana, pues el trayecto es muy largo.

Pasamos por unos 30 controles militares, pues es la peor zona a nivel de seguridad para los turistas en Yemen. Se ven dunas especta- culares y muchos tours pagan un extra para atravesar el desierto por las dunas mediante 4x4 conducidos por expertos beduinos. Nosotros decidimos ir por la carretera. Comemos en un restaurante de la carretera donde nos dan el pollo con arroz de cada día.

Antes de llegar a Marib paramos a ver el Templo de la Luna y el Templo de Bilquis. A pesar de que es evidente que visitarlos es gratis, unos individuos nos quieren cobrar para verlos. En uno de ellos, el policía que nos protege intercede por nosotros simplemente para ganarse una mayor propina y entramos gratis, aunque luego le damos una propinilla al hombre que nos ha abierto. En el segundo caso nos coaccionan para que paguemos, cosa que no hacemos, pues desde fuera se pueden hacer las fotos igualmente. Son lugares para gente que les interese mucho el tema, pues no quedan apenas rastros y, de momento, no han podido ser excavados debido a la actitud belicosa de las tribus que espantan a los arqueólogos (normalmente alemanes).

Un par de kilómetros antes de llegar a Marib se ven, a mano izquierda, los restos del Marib antiguo, donde actualmente no vive nadie, quizá a excepción de una mujer que va pidiendo limosna a cambio de enseñar su casa. Son construcciones de adobe muy deterioradas, pero te permite hacer alguna foto curiosa. También están los restos de una mezquita llena de columnas, que da sombra, que según a que hora se pase por ahí, vale la pena tenerlo en cuenta.

Llegamos a Marib y vamos al hotel Land of Two Paradises (4.500 YR la doble) que, aunque no es ninguna maravilla, es suficiente para unos cansados viajeros. En el momento que entras en el hotel te has de quedar allí. El hotel está permanentemente vigilado por vehículos militares.

Nos preparan una cena sencilla, pero se ha de reconocer que no se pasan con el precio (400 YR) y que consiste en un potaje de alubias, una tortilla, pan y un yogurt. El comedor del hotel ha visto tiempos mejores, pues es enorme y tres turistas no lo llenan.

No tenemos claro que sea una buena opción pasar noche en Marib, ya que Sana'a no está demasiado lejos y al día siguiente aquí apenas hay cosas para ver. Es muy aburrido estar desde las cuatro de la trade en un hotel viendo la CNN como única posibilidad de distracción cuando te cansas de leer.

^top

Día 15: SANA'A

Salimos de Marib en caravana para unificar las fuerzas policiales protectoras.

Visitamos los restos de la presa en el Wadi Adana, que data del año 750 de nuestra era y donde, en estos momentos, unos arqueólogos alemanes están haciendo mediciones, mientras otros restauran los escasos restos que quedan. También se visita la presa nueva, construida gracias el mecenazgo del Sultán de Abu Dhabi, que tenía antepasados yemeníes y que donó 75 millones de dólares en 1980 para la construcción de una nueva y reflotar la economía de esa zona.

La presa antigua tiene los únicos restos de valor que quedan del antiguo Reino de Saba y la importancia que tuvo fue tal, que hay casi 100 km2 de cultivos alrededor de Marib y se estimaba una población de 45.000 habitantes, que para aquella época son muchos.

No hay nada para ver o visitar entre Marib y Sana'a. Cuando llegamos a Sana'a vamos al hotel de las primeras noches de este viaje.

Aprovechamos para ir al suq de Sana'a a hacer las últimas compras y disfrutar, un rato más, de una gente encantadora y de los montones de niños que desean que les hagas fotos.

Allí, y gracias a las parabólicas, saben muchas cosas de España y, evidentemente, les encanta nuestro fútbol. En todo Yemen se ven un montón de niños que llevan camisetas de nuestros dos principales equipos, algunas de ellas, muy actuales.

^top

Día 16: AMMAN (Jordania)

Hoy cogemos el avión de vuelta a casa. El taxi al aeropuerto nos cuesta sólo 1.000 YR desde el centro de Sana'a.

El problema estará en que no sabremos que hacer con el dinero sobrante, ya que los precios del aeropuerto son muy exagerados (como en todos los aeropuertos del mundo). Los trámites de salida son sencillos y no nos generan problemas.

Al llegar a Amman (Jordania) hacemos como en el primer día y vamos a Tránsito y cenamos, dormimos y desayunamos a cuenta de la compañía aérea Royal Jordanian en el hotel de lujo Alia.

^top

Día 17: AMMAN- AJLUN

En el aeropuerto cambiamos algo de dinero (1 €= 0,8 dinares jordanos) y cogemos el autobús (1'5 dinares) que nos deja en la estación de autobuses Abdali, ya en el centro de Amman.

Allí está lleno de hoteles, pero nos decidimos por uno un poco cutrillo, pero con un dueño tremendamente simpático y servicial, porque sólo es para una noche. Se trata del Al-Monzer Hotel (5 dinares por persona), que en la Lonely lo pone muy bien y la verdad es que es para solicitar un cambio de comentario. Vale mucho la pena un restaurante al otro lado de la plaza, donde sirven unos espectaculares falafels y shawarmas.

Cogemos un autobús que por 570 fils (1 dinar = 1000 fils) nos deja, tras una hora de trayecto, en Ajlun. Allí, por 1 dinar de subida y otro de bajada, un taxi nos lleva a la espectacular fortaleza de Qalat Al-Rabadde, que construyó un sobrino de Saladino. No es tan grande como la más conocida suya de Latakia, en Siria, pero está mejor conservada. A la bajada queremos parar en Jerash, la ciudad romana, pero empieza a llover con intensidad, hace mucho frío y decidimos ir al hotel a protegernos.

Ya a la tarde, nuevamente en Amman, dando un paseo visitamos el centro, su anfiteatro y la mezquita de Hassan, pero sin agobios pues ya habíamos estado en Jordania unos años antes.

^top

Día 18: AMMAN - Barcelona

Volvemos a casa cogiendo el autobús al aeropuerto de Amman, que sale cada media hora y vale 1'25 dinares incluida la mochila.

La Lonely y los foros dicen que hay que ir con tiempo al aeropuerto, pues los controles son exhaustivos, pero damos fe que hay días que ni siquiera miran el pasaporte para salir del país. Pasamos por las cabinas de inmigración y al funcionario le da todo igual. El control de seguridad también pasa bastante. Unos días antes nos desmontaron las mochilas, revisando hasta en los botes de la colonia, y hoy nada. Menos mal que hay tiendas y se pasa el tiempo ojeando cosas.

Llegamos a Barcelona tras 4 horas de vuelo sin novedad.

^top
Relat d'un viatge al Iemen - Manel Cristóbal [1998]
Qui porta les armes? Un viatge al Iemen - David Ballester [1995]

facebooktwitterYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació