Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
The website with practical and useful information for independent travellers
Cabo Verde

CABO VERDE

Guía y relato de un viaje en familia a Cabo Verde

by Suanda, Yolanda y Toni (Viatgeaddictes)
Published on Travel date: 2019 | Published on 1/9/2020
3.8 de 5 (4 votes)

ÍNDICE GUÍA

General

Ficha técnica del viaje
Enlaces relacionados

Praia y la isla de Santiago

Praia

Ruta por la isla de Santiago

Sal Rei y la isla de Boavista

Sal Rei
Ruta por la isla de Boavista

Mindelo y la isla de São Vicente

La ciudad de Mindelo

Paul y la isla de Santo Antão

Valle de Paul
Excursión de Cova a Paul
Ponta do Sol y Fontainhas

Introducción

Cabo Verde es un estado insular formado por un archipiélago volcánico y que está situado en el océano Atlántico, frente a la costa de Senegal.

El archipiélago se distribuye entre las islas de Barlovento, incluyendo Santo Antão, São Vicente, Santa Luzia (deshabitada), São Nicolau, Sal y Boavista, y las islas de Sotavento, donde se encuadran Maio, Santiago, Fogo y Brava. Además, también cuenta con cinco islotes deshabitados.

Mural dedicado a Cesaria Évora en Mindelo, su ciudad natal
Mural dedicado a Cesaria Évora en Mindelo, su ciudad natal

Curiosamente, el nombre de Cabo Verde no tiene nada que ver con la vegetación de las islas, al menos hoy día, ya que estas son áridas.

El nombre proviene de la vecina península de Cabo Verde, situada unos 570 km al este, en la costa senegalesa, la cual fue llamada así por exploradores portugueses en 1444, unos pocos años antes de que también llegaran a este archipiélago.

En este viaje nosotros buscábamos un destino de temperaturas agradables, que no estuviera a demasiadas horas de vuelo de casa y que nos fuera lo bastante atractivo. Cabo Verde encajaba en estas premisas.

Dado que sólo contábamos con unos pocos días tuvimos que elegir qué islas del archipiélago visitar. Finalmente nos decantamos por cuatro de ellas: las islas de Santiago, de Boavista, de São Vicente y de Santo Antão.

Tras volver del viaje podemos afirmar que acertamos plenamente en la elección del destino. Disfrutamos mucho del viaje y descubrimos un país muy interesante, ya que cada una de las islas que visitamos tiene sus propias particularidades.

A nosotros nos faltaron días, claro, y no nos hubiera importado alargar el viaje bastantes días más para continuar disfrutando de lo visto y poder visitar otras islas del archipiélago, sin duda interesantes.

Cabo Verde nos pareció, en nuestra opinión, un destino muy recomendable.

Y conviene saber que el lema «no oficial» de Cabo Verde es No stress!!. Pues eso, olvidad los problemas en casa y dejaros llevar por la aventura y el encanto de estas maravillosas islas africanas, siempre acompañados por la música y la voz irrepetible de Cesária Évora, la cantante caboverdiana más universal.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fecha del viaje

Del 20 al 31 de diciembre de 2019.

Itinerario

mapa mapa mapa mapa

Día 1: Barcelona - Lisboa - ...
Día 2: Praia (ilha de Santiago) - Cidade Velha - Praia
Día 3: Praia - Sal Rei (ilha de Boa Vista)
Día 4: Sal Rei - desierto de Viana - Povoaçao Velha - praia de Sta. Mónica - praia de Verandinha - Rabil - Sal Rei
Día 5: Sal Rei - Praia (ilha de Santiago) - Mindelo (ilha de Sâo Vicente)
Día 6: Mindelo
Día 7: Mindelo - Porto Novo (ilha de Santo Antâo) - Vila das Pombas - Riberira Grande - Vila das Pombas
Día 8: Vila das Pombas - Ribeira Grande - Cordas - Cova do Paul - Cabo do Ribeiro - Cha de Joâo Vaz - Vila das Pombas
Día 9: Vila das Pombas - Ribeira Grande - Ponta do Sol - Fontainhas - Ponta do Sol - Ribeira Grande - Vila das Pombas
Día 10: Vila das Pombas - Porto Novo - Mindelo (ilha de Sâo Vicente)
Día 11: Mindelo - Praia (ilha de Santiago) - Rui Vaz - Tarrafal - Praia
Día 12: Praia - Lisboa - Barcelona

La ruta marcada en el mapa adjunto corresponde a un viaje independiente de 10 días útiles que hicimos nosotros, dos adultos y una niña de 8 años, por varias islas del archipiélago caboverdiano, desplazándonos por ellas con una combinación de transporte público y privado.

Praia, en la isla de Santiago y capital del país, fue nuestra puerta de entrada y salida a/de Cabo Verde, por lo que llevamos a cabo una ruta circular con inicio y final en esa ciudad.

En esta ruta circular recorrimos las islas de Santiago, Boavista, São Vicente y Santo Antão.

Para desplazarnos entre islas utilizamos el avión en los trayectos entre Santiago, Boavista y São Vicente, mientras que para el trayecto entre São Vicente y Santo Antâo el medio de transporte elegido fue el ferry.

Para las excursiones y desplazamientos en cada una de las islas visitadas utilizamos una combinación de transporte público y transporte privado (taxi y coche de alquiler), así como trayectos a pie.

Dinero

La moneda oficial en Cabo Verde es el escudo caboverdiano (simbolizado como CVE).

El escudo caboverdiano tiene una tasa de cambio fija respecto del euro, establecida en 110'265 CVE/€, por lo que, sin duda, la mejor moneda extranjera que se puede llevar a Cabo Verde son los euros.

Dinero en efectivo. Se puede obtener dinero caboverdiano en efectivo cambiando euros en una casa de cambio o en algún banco, como el BCA (Banco Comercial do Atlântico), pero las oficinas de cambio son escasísimas (al menos en las islas que visitamos) y los bancos tienen unos horarios reducidos y sólo están presentes en poblaciones importantes.

En el aeropuerto de Praia, por ejemplo, hay una oficina de cambio, pero con una comisión de cambio del 5% sobre el total cambiado, por lo que recomendamos cambiar aquí lo mínimo o sacar dinero en el cajero automático adyacente.

En muchos sitios también se acepta el pago directamente con euros, pero el cambio aplicado suele ser de 100 CVE/€, por lo que pagaremos un sobreprecio del 10%. Y, en general, nos devolverán el cambio en escudos.

Pero en el caso de Cabo Verde, creemos que la mejor forma de disponer de dinero en efectivo es obteniéndolo a través de cajeros automáticos (ATM) con una tarjeta virtual de prepago.

En las islas visitadas encontramos cajeros automáticos en:

  • Santiago: en el centro de Praia y en el aeropuerto
  • Boavista: en el centro de Sal Rei
  • Sâo Vicente: en el centro de Mindelo
  • Santo Antâo: en las poblaciones de Vila das Pombas, Ribeira Grande y Ponta do Sol

Nosotros nos encontramos con que al sacar dinero en un cajero automático había un límite de 20.000 CVE (unos 181 €) por sacada y la comisión aplicada era de 165 CVE (1'45 €). Además hay que contar con la comisión aplicada por nuestro banco, el que haya emitido la tarjeta utilizada.

Conviene tener muy presente que los fines de semana y festivos los cajeros automáticos en Cabo Verde se quedan rápidamente sin dinero. Y los lunes por la mañana, las colas en bancos y cajeros son habituales.

Por ello, es importante preveerlo para no quedarnos sin efectivo en esos días, ya que si combinamos el que los precios en Cabo Verde son, en general, altos; que las posibilidades de pagar con tarjeta de crédito son muy bajas, y que existe una limitación en la cantidad de dinero que se puede sacar del cajero, entonces hay que afinar bien con la cantidad de dinero en efectivo que vamos a necesitar cada día.

Tarjetas de crédito. El pago con tarjetas de crédito en Cabo Verde aún no estaba muy extendido y no hay que contar mucho con que se pueda pagar con ella, incluso en muchos hoteles y restaurantes. Además, no es raro que se añada de un 3 a 5% más a la factura por pagar con tarjeta.

Por último, si pagáis con tarjeta en Cabo Verde, o en cualquier otro país fuera de la zona euro, y os preguntan si queréis que el cargo se haga en la moneda local o en euros, elegid siempre la moneda local del país, ya que así será el banco emisor de la tarjeta el que aplique el tipo de cambio y no el propio comercio.

Tarjetas virtuales. En este viaje utilizamos bastante nuestras tarjetas virtuales prepago de BNext y de Revolut, combinando ambas para disponer de efectivo en cajeros automáticos y para pagos en Internet y en unas pocas tiendas, hoteles y restaurantes, lo cual nos permitió ahorrarnos bastantes euros en comisiones.

Por ejemplo, con la tarjeta BNext pudimos obtener dinero local en cajeros sin pagar ninguna comisión añadida, devolviéndonos incluso los 165 CVE cobrados en cada extracción por el banco caboverdiano.

Gastos del viaje

+ 2.405 € (vuelos Barcelona - Lisboa - Praia, ida y vuelta, en clase turista de TAP)
+ 92 € (tasa aérea TSA: 30,8 €/pax)
+ 177 € (vuelo Praia - Boavista, Binter)
+ 224 € (vuelos Boavista - Praia- Sâo Vicente, con Binter)
+ 197 € (vuelo Sâo Vicente - Praia, con Binter)
+ 41 € (ferri Sâo Vicente - Santo Antâo, ida y vuelta, con CV Interilhas)
+ 58 € (alquiler coche durante 1 días + seguro cobertura 100% + extras)
+ 22 € (gasolina para coche de alquiler)
+ 665 € (alojamiento en hoteles y apartamentos, 10 noches)
+ 617 € (restaurantes, supermercados, transporte, taxis, entradas, otros)
= 4.496 € (total viaje para 3 personas)

Pasaporte / Visado

Para visitar Cabo Verde como turista y con una estancia máxima de 30 días, en el caso de ciudadanos de la Unión Europea, sólo es necesario presentar un pasaporte con al menos seis meses de validez desde la fecha de entrada al país.

Todo ello gracias a que el 1 de enero de 2019 las autoridades caboverdianas ampliaron la lista de países con exención de visado e incluyeron los 28 países de la Unión Europea (también Reino Unido), así como Suiza, Liechtenstein, Noruega, Mónaco, San Marino y Andorra.

Por contra, en esa misma fecha entró en vigor la obligatoriedad del pre registro de viajeros online, así como el pago de la Tasa de Seguridad Aeroportuaria (TSA) en el caso de viajeros que lleguen a las islas por vía aérea.

En las fechas de este viaje, esta tasa TSA tenía un coste de 3.400 CVE por persona (unos 30,8 €) y gratis para niños y niñas menores de 2 años. Y se podía pagar online hasta cinco días antes del viaje o bien hacerlo a la llegada al aeropuerto de destino en Cabo Verde, aunque esta última opción no se recomienda porque se suelen producir largas colas y grandes tiempos de espera.

Salud

En Cabo Verde no hay ninguna vacuna obligatoria. Pueden ser recomendables Hepatitis A y B, Fiebre Tifoidea y Tétanos-Difteria, así como la fiebre amarilla si viajamos desde ciertos destinos.

Como siempre, es altamente recomendable viajar con un seguro médico internacional de amplia cobertura y que incluya también la repatriación en caso de necesidad, ya que la red sanitaria en Cabo Verde es bastante limitada y no suele estar bien equipada.

Seguridad

Aunque habíamos leído sobre la existencia de delincuencia común en la ciudad de Praia, sobre todo en algunos de sus barrios periféricos, lo cierto es que una vez allí no tuvimos nunca sensación de inseguridad, si bien es cierto que siempre nos movimos por los barrios del centro, tanto de día como de noche.

En cualquier caso, como siempre, conviene ser discreto y de noche es mejor tomar un taxi para moverse por la ciudad. Lo mismo valdría para Mindelo o para cualquier otra ciudad o zona solitaria del archipiélago. Los taxis son bastante fiables y los precios baratos, aunque hay que regatear.

En ciudades, zonas turísticas, playas y, en general, en todas las zonas visitadas en este viaje, basta con tomar las precauciones habituales y usar el sentido común, estando siempre vigilantes. Nuestra experiencia en este viaje fue totalmente positiva y, tal como ya comentamos antes, no tuvimos en ningún momento la más mínima inquietud sobre nuestra seguridad.

Viajar con niños a Cabo Verde

Cabo Verde es un magnífico lugar en los trópicos para viajar con niños. Es un lugar bastante más seguro que la mayoría de países, no hay ninguna vacuna obligatoria de la que debamos preocuparnos y cuenta con playas, dunas, montañas, etc. para tenerlos entretenidos días y días.

Además es un destino donde los pequeños son siempre bienvenidos y suelen ser el centro de atención, por lo que nuestra hija tuvo muchas oportunidades de interactuar con la población local, grandes y pequeños.

Es cierto que en espacios públicos es muy difícil encontrar zonas de juegos infantiles: sólo vimos una junto a la Biblioteca Nacional de Cabo Verde, en Praia (isla de Santiago), y otra en la céntrica praça Sal Rei, en la ciudad de Sal Rei (isla de Boavista). Suponemos que en los grandes complejos hoteleros (resorts) de las islas de Sal y de Boavista también los habrá.

Otra ventaja de ir con menores a Cabo Verde es que a la hora de embarcar en los aeropuertos o en los ferrys de las islas siempre se suele dar preferencia de embarque a las familias.

Y no hay que olvidarse de llevar una gorra y una crema bronceadora de factor 50 para proteger del sol, porque aunque no haga mucho calor no hay que olvidar que el archipiélago caboverdiano está en zona tropical.

Eso sí, en las playas, hay que buscar sitios resguardados de las corrientes para poder bañarse con seguridad, ya que los vientos que soplan durante buena parte del año hacen que las playas abiertas están muy expuestas al oleaje del vasto Océano Atlántico.

Alojamiento

Excepto la primera noche en Praia y las dos noches siguientes en Sal Rei, el resto de alojamientos los fuimos reservando sobre la marcha. Todos ellos los reservamos a través del portal de reservas Booking.com.

Más adelante encontraréis una referencia individualizada de cada uno de los alojamientos donde estuvimos.

Transporte

En este viaje a Cabo Verde visitamos varias islas del archipiélago, por lo que combinamos diversos tipos de transporte para movernos entre islas y dentro de ellas: avión, barco, transporte público, taxi y coche de alquiler.

Avión / vuelo internacional. Para el trayecto entre Barcelona y Cabo Verde nosotros estudiamos las diversas combinaciones de entrada y salida por los distintos aeropuertos internacionales que hay en las islas.

Finalmente escogimos, por precio, tiempo de viaje total y horarios, un vuelo de la compañía TAP Portugal con entrada y salida por Praia (isla de Santiago) y que hacía escala en Lisboa.

El vuelo lo hicimos en dos tramos: un primer vuelo de Barcelona a Lisboa (1 hora y 45 minutos) y, tras una corta escala en el aeropuerto de Humberto Delgado, otro vuelo entre Lisboa y Praia (3 horas y 50 minutos para un trayecto de unos 3.000 km).

Este segundo vuelo, entre Lisboa y Praia y también con TAP, fue en un avión Airbus A321neo. La configuración de asientos dejaba poco espacio para las piernas, los asientos no eran reclinables (dormir fue casi misión imposible) y no había ningún tipo de pantalla para entretenimiento a bordo. El servicio a bordo fue muy pobre.

Otra opción de vuelo internacional a Cabo Verde que valoramos fue con la compañía marroquí Royal Air Maroc con escala en la ciudad de Casablanca, pero los tiempos de escala eran más largos y el precio algo superior a la opción TAP. Además sus horas de llegada y salida eran intempestivas, de madrugada. Las del vuelo de TAP tampoco eran ninguna maravilla, pero en este caso las de RAM aún eran bastante peor.

Y una tercera opción, aunque en nuestro caso no nos era útil, eran los vuelos que ofrece la compañía Binter entre las islas Canarias y Cabo Verde.

Avión / vuelos domésticos. Para moverse entre las islas del archipiélago que tienen aeropuerto sólo hay un par de compañías aéreas que dan servicio: Binter y Cabo Verde Airlines (la antigua TACV).

Los vuelos entre islas no son muy caros, pero los servicios diarios son limitados, así como el nº de plazas ofrecido, ya que el modelo de avión utilizado es el modelo de hélices ATR 72. Por ello, es conveniente reservar estos vuelos con suficiente antelación, sobre todo en épocas vacacionales.

Nuestra experiencia en los cuatro vuelos domésticos que tomamos, todos ellos con Binter, fue muy positiva en cuanto a puntualidad, trato y servicio.

Transporte público en «Hilux» (isla de Santiago)
Transporte público en «Hilux» (isla de Santiago)

Transporte público terrestre. La principal forma de transporte público por tierra en Cabo Verde son los minibuses compartidos o aluguer, pero conocidos popularmente entre los caboverdianos como yasi.

Este nombre viene derivado de la palabra «HiAce» porque el modelo de minibús Toyota HiAce es el más utilizado para estos menesteres.

Para el transporte entre zonas más rurales y de corta distancia también se utilizan las camionetas pickup, conocidas popularmente como «Hilux» ya que el modelo más común es el Toyota Hilux.

Estos minibuses suelen tener paradas desde donde parten (en Praia, por ejemplo, los podemos encontrar junto al mercado de Sucupira), pero si tienen plazas disponibles las podemos parar en cualquier punto de su ruta. Es un tipo de transporte muy económico.

Coche de alquiler. Para nuestro último día completo en Cabo Verde alquilamos un coche durante una jornada para ir hasta Tarrafal, en el extremo norte de la isla de Santiago, haciendo alguna parada por el camino.

Nos habíamos planteado también tomar un taxi, ya que el transporte público era demasiado lento para nuestras necesidades, pero aún resultaba más caro que el coche de alquiler y este nos permitía ir más a nuestro aire.

Alquilar un coche en Cabo Verde no es nada barato, ya que hay muy poca oferta de empresas de alquiler. Nosotros utilizamos el buscador Rentalcars.com para ver las opciones disponibles y finalmente alquilamos un Dacia Duster de la empresa Hertz (cuenta con una oficina móvil en la terminal del aeropuerto de Praia).

En nuestro caso pagamos un total de 58 € por un alquiler de un día, incluyendo un seguro con cobertura 100% que cubriera cualquier imprevisto.

Durante nuestra ruta con el coche alquilado, recorriendo un total de 165 km, no tuvimos ningún problema, ni con el coche, ni con la forma de conducir de los caboverdianos, ni con el tráfico en general.

Con el coche alquilado pudimos disfrutar de la libertad de parar en cualquier lugar a voluntad y visitar numerosos lugares sin depender de horarios y totalmente a nuestro aire.

Nosotros, tal como ya hemos hecho en otros muchos países, como navegador para conducir en Cabo Verde usamos la aplicación Sygic GPS Navigation, sobre tableta o móvil Android o iOS. No necesita conexión online porque los mapas se descargan localmente en el dispositivo con conexión wi-fi antes de viajar.

En las fechas de nuestro viaje el precio de la gasolina 95 en Cabo Verde era de 124'3 CVE/litro (unos 1'12 €/litro).

Clima

En las fechas de nuestro viaje a Cabo Verde disfrutamos de un tiempo bastante soleado, sin ningún día de lluvia, y con una temperatura bastante agradable o moderadamente calurosa de día y fresca de noche. La temperatura del agua del mar permitía el baño, pero estaba tirando a fría.

En cuanto al viento, bastante común en las islas de Cabo Verde durante más o menos todo el año, no nos molestó especialmente, si bien es cierto que en algunos sitios soplaba más que en otros.

Diferencia horaria

La diferencia horaria en Cabo Verde es de -2 horas respecto al horario de invierno en la España peninsular.

Telefonía e Internet

Si lleváis de viaje a Cabo Verde un móvil libre existe la posibilidad de comprar una SIM y contratar alguna tarifa prepago, por ejemplo las ofrecidas por CV Móvel, el principal operador del país.

Se podía contratar en cualquier tienda de telefonía. El precio de una tarjeta SIM era a partir de 100 CVE y el crédito prepago para hablar y navegar estaba disponible a partir de 100 CVE y sumando múltiples de 100 CVE.

En la mayoría de hoteles y apartamentos en que nos alojamos, así como en algunos restaurantes, era habitual contar con red wifi de acceso gratuito, aunque a veces la calidad de la señal era bastante mala.

Guía de viaje

West Africa travel guide (de Lonely Planet Publications, 9ª edición, Septiembre 2017, en inglés), en formato digital PDF, ePUB y MOBI. Pagamos 2,80 € por el capítulo de esta guía dedicado a Cabo Verde.

La guía nos resultó bastante útil y además la información estaba suficientemente actualizada, aunque encontramos a faltar más profundidad en la información ofrecida..

Encontrar una oficina de información turística abierta durante nuestra estancia en Cabo Verde fue misión imposible. Ni en Praia, ni en Sal Rei, ni en Mindelo. Ni una. Todas cerradas, quizás por estar fuera de temporada alta o quizás por aquello del «No stress».

Patrimonios de la Humanidad visitados en este viaje

Patrimonio de la Humanidad Cidade Velha. Centro histórico de Ribeira Grande. La población de Ribeira Grande, rebautizada como Cidade Velha a finales del s. XVIII, fue el primer asentamiento europeo en los trópicos.

^top

Guía de Cabo Verde: Praia y la isla de Santiago

PRAIA Y LA ISLA DE SANTIAGO

La isla de Santiago es la isla de mayor tamaño de todas las que conforman Cabo Verde y pertenece al grupo de islas de Sotavento. De alguna forma , esta isla es un compendio de todas las islas caboverdianas, por lo que merece ser visitada.

La ciudad de Praia, capital de Cabo Verde, está situada en el extremo sur de la isla de Santiago y fue en este viaje nuestra puerta de entrada y salida del país.

Cómo llegar

La llegada a Praia al principio de nuestro viaje fue por vía aérea, a través de un vuelo de la compañía TAP proveniente de Barcelona y con escala en Lisboa.

Un taxi desde el aeropuerto internacional Nelson Mandela al barrio de Plató, en el centro de Praia, nos costó 1.500 CVE (unos 13'5 €). Era de madrugada, sólo quedaban un par de taxis y nuestro margen de maniobra para regatear y obtener un precio mejor era muy escaso. Aún y así rebajamos el precio desde los 25 € iniciales.

El precio estándar (de día) para el citado trayecto en taxi debería estar entre los 700-800 CVE.

Y al final del viaje volvimos a Praia, también por vía aérea, pero esta vez en un vuelo doméstico de Binter desde la isla de Sâo Vicente.

Para los desplazamientos por la ciudad utilizamos las piernas y, alternativamente, el taxi.

Alojamiento en Praia

En Praia nos alojamos en la Pousada Praia Maria (Rua Pedonal, 30 - Plateau, Praia), donde pagamos 12.976 CVE por una noche en una habitación triple, con desayuno incluido.

Este hotel es muy recomendable, sobre todo por su inmejorable posición, situado en una calle peatonal que es el centro del centro. La habitación era grande y confortable, aunque quizás esperábamos algo más. El personal del hotel fue muy atento y siempre estuvo dispuesto para resolver nuestras dudas.

Cosas a ver y hacer

PRAIA. La ciudad de Praia es el centro económico, político y cultural de Cabo Verde.

Consiguió su estatus de capital del país en el año 1770 gracias a que su posición elevada y estratégica sobre una meseta permitía defenderla mejor de los ataques de los piratas, por lo que acabó arrebatándole ese título a la cercana población de Ribeira Grande (Cidade Velha).

Barrio de Platô (o Plateau). Lo poco que hay a ver en Praia se encuentra en esta zona central de la ciudad. Es el barrio más antiguo de Praia y está situado en un promontorio elevado sobre el puerto y la línea de costa.

Bonito mural en el barrio de Plató (Praia)
Bonito mural en el barrio de Plató (Praia)

El eje central del barrio es la Rua Pedonal (o Av. 5 de Julho) y la Praça Alexandre Albuquerque.

Alrededor de él encontramos algunos edificios públicos y otras construcciones de importancia, como el Palacio Presidencial, construido a finales del siglo XIX como residencia del gobernador portugués.

También está el Antiguo Ayuntamiento, un edificio con una fachada clásica y una torre central cuadrada, o la iglesia Nossa Senhora da Graça, de estilo neoclásico. Tras el Palacio Presidencial y con vistas al océano tenemos el monumento de Diogo Gomes, el navegante portugués que descubrió la isla de Santiago en 1460.

Además, vimos aquí y allá otros bonitos edificios de estilo neoclásico y con fachadas de colores apastelados.

En las fechas de este viaje, en Navidad, la Praça Alexandre Albuquerque estaba decorada con toda la parafernalia navideña (luces, un Nacimiento, etc) y concentraba buena parte de las actividades navideñas, pensadas sobre todo para familias: atracciones para los pequeños, un mercadillo navideño, actuaciones teatrales, música, chiringuitos de comida, etc.

Para comer en Platô probamos el restaurante Cafe Sofia, con una agradable terraza exterior en una tranquila plaza. Excelente comida y servicio atento. Muy recomendable.

En nuestra última noche en Cabo Verde pudimos disfrutar en la terraza de este café de una memorable jam session de músicos y cantantes locales que tocaron temas caboverdianos y versionaron conocidos temas internacionales. Fue el mejor epílogo posible a este viaje.

Patrimonio de la Humanidad CIDADE VELHA. . El centro histórico de Ribeira Grande, así se llamó la actual Cidade Velha hasta finales del s. XVIII, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2009.

Imagen de la calle Banana de Cidade Velha
Imagen de la calle Banana de Cidade Velha

Este fue el primer asentamiento europeo en los trópicos africanos, en el año 1460, y la primera capital de Cabo Verde.

También fue lugar de parada de históricos navegantes, como Vasco da Gama en su ruta hacia la India en el año 1497, de Cristóbal Colón, en 1498, en su tercer viaje a América, o de Magallanes en el año 1522.

La ciudad se desarrolló principalmente gracias al comercio trasatlántico de esclavos provenientes del continente africano. Y su riqueza atrajo numerosos ataques piratas, incluido el del famoso corsario inglés Francis Drake.

Actualmente se pueden apreciar aún algunos restos de aquella época de esplendor. Entre el rico patrimonio arquitectónico está la iglesia de Nossa Senhora do Rosário, la iglesia colonial más antigua del mundo, construida en 1495 en estilo gótico portugués.

Esta se encuentra junto a la Calle Banana, la primera calle urbanizada por los portugueses en la zona tropical.

Y en la plaza principal encontramos el pelourinho, un pilar de piedra adonde eran encadenados los esclavos para ser mostrados a los posibles compradores.

Junto a la carretera a Praia vimos las ruinas de la Sé Catedral, la cual tardó 140 años en ser acabada para ser atacada y destruida por los piratas sólo 19 años después, en 1712.

Playa y centro histórico de Cidade Velha
Playa y centro histórico de Cidade Velha

Y a una altura de 120 metros sobre la ciudad destaca imponente el Forte Real de São Felipe, un fuerte construido en 1590 para defender la ciudad de posibles ataques.

Cidade Velha està situado unos 15 km al noroeste de Praia. Para llegar a ella desde Praia nosotros fuimos andando desde Plató hasta la zona del mercado de Sucupira y allí tomamos un minibús (100 CVE/pax).

La carretera es buena y en menos de 30 minutos ya estábamos en Cidade Velha.

Para llegar a la parada de minibuses (aluguer) que rodea al gran mercado de Sucupira desde el el centro del barrio de Platô basta con ir a la calle Antonio Mena y allá bajar por unas escaleras que descienden hacia la zona del mercado.

Para comer en Cidade Velha recomendamos el restaurante Santiago Fishing. Además de comer muy bien en su terraza exterior, situada junto a una bonita playa de piedra negra, se puede pagar con tarjeta.

RUTA POR LA ISLA DE SANTIAGO. El último día de viaje en Cabo Verde alquilamos un coche en el aeropuerto de Praia para cruzar la isla de sur a norte e ir hasta Tarrafal, aprovechando para hacer paradas por el camino.

Vistas desde la población de Rui Vaz
Vistas desde la población de Rui Vaz

Saliendo del aeropuerto tomamos la carretera Circular da Praia y al dejar atrás el núcleo de Ribeirão Chiqueiro nos desviamos a la izquierda, en dirección a São Domingos.

Al llegar a São Domingos dejamos la carretera principal y cruzamos el pueblo hasta enlazar con una carretera local bastante estrecha que asciende hacia Rui Vaz.

Rui Vaz. Esta pequeña población está situada a 4 km de São Domingos y a una altura de 800 metros, siendo uno de los lugares más altos de la isla.

Este pueblo es una excelente base para hacer senderismo por los espectaculares paisajes de sus alrededores.

Como nosotros no teníamos tiempo para hacer senderismo, subimos hasta Rui Vaz para disfrutar de las extraordinarias vistas que hay desde el pueblo y también en el trayecto que asciende desde São Domingos.

Lo cierto es que vale mucho la pena desviarse hacia Rui Vaz y disfrutar de unos paisajes que quitan el hipo.

Continuamos nuestra ruta volviendo por la misma carretera de curvas por la que habíamos subido. Al llegar a São Domingos tomamos la carretera principal hacia el norte.

Vistas desde el Parque Natural de Serra Malagueta
Vistas desde el Parque Natural de Serra Malagueta

La ruta antes de llegar a Assomada ofrece también imágenes espectaculares, con picos rocosos que nos recordaron las montañas Simien en Etiopía.

Unos kilómetros más al norte de Assomada la carretera vuelve a ascender por las laderas de la Serra Malagueta, unas montañas de origen volcánico y que son el punto más alto de la isla de Santiago (1.064 metros).

Al llegar al punto más alto de la carretera vimos la entrada al Parque Natural de Serra Malagueta.

Todo este trayecto es francamente espectacular, muy bonito, con un paisaje muy verde que contrasta con la aridez de buena parte de la isla.

A continuación la carretera desciende esos mil metros en dirección hacia el mar, hasta llegar a la población de Tarrafal, casi en el extremo norte de la isla.

Tarrafal. Nuestro interés en llegar hasta aquí no era otro que su preciosa playa. Además, al estar junto a una pequeña bahía la playa de Tarrafal queda más protegida de las corrientes y hace que el baño aquí sea seguro.

Además de ser un lugar muy agradable y recomendable para el baño y el relax, la imagen de esta playa de arena dorada con el monte Graciosa a sus espaldas es muy bonita.

En la atractiva praça Tarrafal, a sólo 150 metros de la playa, destaca la iglesia Santo Amaro.

Para comer en Tarrafal probamos el restaurante Baia Verde, con una estupenda terraza exterior sobre la playa. Comimos bastante bien, pero el servicio fue muy lento.

La preciosa playa de Tarrafal
La preciosa playa de Tarrafal

Desde Tarrafal volvimos hacia Praia por la misma carretera por la que habíamos venido, subiendo hasta la Serra Malagueta.

Unos 2 km antes de llegar a Assomada tomamos una carretera a la izquierda que va hacia la costa oriental de la isla, a Calheta de São Miguel.

Al llegar a la costa tomamos la carretera costera en dirección sur, pasando por Cancelo y Pedro Badejo. Continuando hacia el sur la carretera conecta de nuevo con la carretera principal norte-sur, en un punto a unos 2 km al sur de São Domingos.

Continuamos hacia Praia, cruzamos la ciudad en dirección sur y nos dirigimos al hotel Pestana Trópico, adonde habíamos acordado devolver el coche de alquiler, dando por finalizada esta ruta por la isla de Santiago.

^top

Guía de Cabo Verde: Sal Rei y la isla de Boavista

SAL REI Y LA ISLA DE BOAVISTA

La isla de Boavista es la tercera isla de Cabo Verde en tamaño y también es la más oriental de Cabo Verde, por lo que es la más cercana al continente africano. Pertenece al grupo de islas de Barlovento.

Los grandes atractivos de esta isla son las playas y los paisajes áridos, sobre todo el fantástico desierto de Viana. Eso sí, fuera de las carreteras que van al aeropuerto y a los grandes complejos turísticos, el resto son pistas que hacen necesario disponer de un vehículo 4x4.

Vista aérea del árido paisaje de la costa norte de Boavista
Vista aérea del árido paisaje de la costa norte de Boavista

La población de Sal Rei es el principal núcleo habitado de la isla y está situado en la esquina noroeste de la isla.

Cómo llegar

Llegamos al aeropuerto Aristides Pereira de Boavista en un vuelo desde Praia, en la isla de Santiago. Nuestro vuelo, en un avión ATR 72 de hélices, sólo duró 27 minutos.

Como curiosidad, comentar que la terminal de este pequeño aeropuerto tiene forma de castillo de cartón-piedra.

En este aeropuerto aterrizan muchos vuelos chárter procedentes de Europa, sobre todo del gran turoperador anglo-alemán TUI, que traen turistas a los tres grandes complejos turísticos que hay junto a las cercanas Praia das Dunas y Praia Cabral.

Un taxi desde el aeropuerto hasta el centro de Sal Rei (unos 7 km) nos costó 700 CVE.

Alojamiento en Sal Rei

En Sal Rei nos alojamos en el apartamento Estoril Beach Residence (João Cristão, Edifício Morada Mistral - Sal Rei), donde pagamos 15.700 CVE por dos noches.

El apartamento es bastante grande, bien equipado y con una bonita decoración. Está situado en uno de los últimos edificios del casco urbano que hay en la zona sur de Sal Rei, a unos 800 metros del centro y a 200 metros de la preciosa Praia do Estoril. El solitario edificio está rodeado de pequeñas dunas de arena.

Cosas a ver y hacer
La Praça Sal Rei y la iglesia Sâo Isabel en Sal Rei
La Praça Sal Rei y la iglesia Sâo Isabel en Sal Rei

SAL REI. Esta pequeña población, fundada en 1815, es la capital de la isla y no tiene más interés para el viajero que como base logística (supermercados, bancos, restaurantes, taxis, etc) y por algunas bonitas playas que hay en su término municipal, como las playas de Estoril y de Cabral.

En la céntrica Praça Sal Rei destaca la iglesia Sâo Isabel. Alrededor de la plaza encontramos el banco BCA, algunos restaurantes, tiendas de recuerdos, minimercados, etc.

También aquí está la parada de los Hilux y taxis.

Frente a la costa destaca Ilhéu de Sal Rei, un islote con las ruinas del antiguo Forte Duque de Bragança, el cual defendía a la ciudad de los ataques piratas.

Praia do Estoril. Caminando sólo unos 200 metros al sur del centro de Sal Rei se llega a esta preciosa playa de aguas turquesas y arena blanca.

Es un lugar fantástico para bañarse, tomar el sol, andar o para que los pequeños jueguen en la arena.

Además hay algunos restaurantes y chiringuitos. Nosotros probamos el Tortuga Beach bar & cafe, en el que comimos bien, pero el servicio fue bastante lento.

También vimos sitios donde alquilaban planchas de surf o daban clases de surf, kitesurf, windsuf, etc.

EXCURSIÓN POR LA ISLA DE BOAVISTA. Para visitar algunos de los puntos de interés en la isla de Boavista nos llegamos a plantear el alquiler de un coche, pero el estado de las carreteras para llegar a esos puntos hubiera requerido del alquiler de un 4x4 y pensamos que sería muy caro, además de nuestra nula experiencia conduciendo este tipo de vehículos sobre arena o pistas de roca.

También pensamos en contratar una de las excursiones ofrecidas por alguna de las agencias de viajes locales, pero no encontramos ninguna que se ajustara a lo que queríamos nosotros.

Así que finalmente optamos por ir a la praça Sal Rei y negociar con un taxista, propietario de un Toyota Land Cruiser, que estaba allí estacionado.

Dunas de arena en el bello Deserto de Viana
Dunas de arena en el bello Deserto de Viana

Acordamos un precio cerrado por la visita de una lista de lugares que nosotros le indicamos, sin límite de tiempo. El precio acordado fue de 70 €

Así que subimos al vehículo y salimos de Sal Rei hacia el sur, en dirección a Rabil.

Cruzamos este pueblo y seguimos por una pista para ir hacia el Deserto de Viana.

Deserto de Viana. Este pequeño desierto es una extensión del Sahara en mitad del Océano Atlántico, con unas dimensiones de 1 km de ancho por 5 km de largo.

Esto es así porque los vientos oceánicos transportan enormes cantidades de arena desde la mitad norte del continente africano que quedan depositadas en esta isla debido a su orografía y también por ser la más cercana al continente.

Esta arena transportada ha ido formando con el tiempo auténticas dunas, salpicadas de vegetación esparsa y de rocas volcánicas negras, dando lugar aun paisaje lunar realmente espectacular y que vale la pena de ver.

Para llegar hasta él es necesario un vehículo 4x4, ya que la arena hace imposible circular por la pista de acceso sin disponer de tracción total. Una vez allí, dimos una larga vuelta a pie por la zona, subiendo y bajando altas dunas. Nuestra hija se lo pasó en grande.

Calle de la pequeña población de Povoação Velha
Calle de la pequeña población de Povoação Velha

Volvimos al vehículo y nos dirigimos hacia el sur, hasta llegar a la población de Povoação Velha.

Povoação Velha. Esta pequeña localidad es el asentamiento más antiguo de Boavista y fue su capital hasta 1810.

Aquí visitamos la cercana Capilla Nossa Senhora da Conceição, con buenas vistas del entorno, y dimos una vuelta a pie por el centro del pueblo, donde vimos algunas bonitas casas.

Pocas cosa más hay de interés en Povoação Velha.

Salimos de Povoação Velha hacia el oeste por una pista en bastante mal estado (aquí un vehículo 4WD es realmente necesario) y al cabo de unos 4 km llegamos a la playa de Santa Mónica.

Playas del suroeste de Boavista. La playa de Santa Mónica es una playa enorme y solitaria, con grandes dunas y pequeños lagos de agua salada. Se encuentra ubicada en un lugar realmente salvaje y espectacular.

Para llegar hasta aquí nuestro conductor tuvo que subir y bajar unas cuantas dunas con el Toyota Land Cruiser en modo 4x4. Después caminamos una rato por la zona y disfrutamos de la soledad del lugar.

Grandes rocas en la Praia da Varandinha
Grandes rocas en la Praia da Varandinha

A continuación, con el vehículo, fuimos desde aquí hacia el norte por pistas de arena y cruzando paisajes que nos cautivaron por su belleza.

Finalmente llegamos a la Praia da Varandinha, un sitio fascinante y que merecía por sí solo esta excursión por la isla de Boavista.

En esta playa pudimos ver cuevas bajo las rocas, además de las curiosas formas de estas rocas que entran dentro del mar.

La Praia da Varandinha forma parte de la reserva natural Morro de Areia. Junto a la playa tuvimos la oportunidad de ver un lugar de desove de tortugas.

Tras un rato aquí subimos nuevamente al vehículo y volvimos por pistas hasta Povoação Velha, desde donde seguimos por otra pista hacia el norte y después por carretera hasta llegar a Rabil.

Rabil y las playas del oeste de Boavista. La población de Rabil está situada junto al aeropuerto de la isla. En ella nos limitamos a visitar un artesanato y su iglesia.

Acabada la visita a Rabil acordamos con el taxista que nos llevara hasta la Praia do Chaves, situada a unos 3 km.

Imagen de la solitaria Praia Carlota
Imagen de la solitaria Praia Carlota

Aquí dimos por acabada la excursión inicialmente acordada con el taxista.

Pero antes de irse nos recomendó, en esta misma playa, el restaurante Perola d'Chaves. Lo cierto es que comimos muy bien en él y el lugar donde se encuentra es muy bonito.

Tras disfrutar un buen rato de esta bonita playa volvimos dando un largo paseo de 5 km siguiendo la orilla del mar, encadenando la Praia das Dunas y la Praia Carlota hasta llegar a la Praia Estoril.

Muy recomendable, además disfrutando de una puesta de sol sobre el océano desde la cima de unas grandes dunas de arena.

^top

Guía de Cabo Verde: Mindelo y la isla de São Vicente

MINDELO Y LA ISLA DE SÂO VICENTE

La isla de São Vicente pertenece al grupo de islas de Barlovento y es la segunda más poblada del archipiélago. El canal de São Vicente la separa de la isla vecina de Santo Antão.

La ciudad de Mindelo es la capital de la isla de São Vicente y con 70.000 habitantes es la segunda ciudad más grande de Cabo Verde, después de Praia. La ciudad concentra el 96% de la población total de la isla.

Estatua dedicada a Cesária Évora frente a la terminal del aeropuerto de São Vicente
Estatua dedicada a Cesária Évora frente a la terminal del aeropuerto de São Vicente

Mindelo está considerada como la capital cultural del país, con la música en un lugar predominante. Los géneros musicales más significativos de la isla son la morna y la coladeira.

Y, sin duda, la cantante caboverdiana más popular, y nacida en Mindelo, fue Cesária Évora (1941-2011), la primera del archipiélago que llegó a tener repercusión mundial y que llegó a colaborar con los artistas mundiales más renombrados en el género de la world music.

De la importancia de Cesária Évora en la isla (y en Cabo Verde en general) da cuenta el hecho de que fácilmente encontraremos su cara y/o su nombre en lugares tan variados como billetes, paredes, museos, bares y restaurantes, aeropuerto, etc.

En nuestro caso, en la pequeña isla de São Vicente sólo visitamos su capital Mindelo, pero esta ciudad nos gustó mucho y la encontramos bastante más agradable y bonita que Praia. Además es la lógica puerta de acceso para ir a la vecina isla de Santo Antão.

Cómo llegar

Para llegar a São Vicente desde Boavista tuvimos que tomar un vuelo de Binter hasta Praia (35 minutos de vuelo), donde conectamos con otro vuelo de la misma compañía hacia São Vicente (45 minutos de vuelo).

Al salir de la pequeña terminal del aeropuerto Cesária Évora de São Vicente nos encontramos de frente con una estatua dedicada a esta insigne cantante. Aquí tomamos un taxi (1.000 CVE) hasta el alojamiento que habíamos reservado en Mindelo.

Alojamiento en Mindelo

En Mindelo nos alojamos en el apartamento en el Ocean View Stay (Alto Morabeza - Mindelo). Pagamos 17.000 CVE por dos noches en un enorme y moderno apartamento (140 m2), muy bien equipado y con unas vistas extraordinarias sobre Mindelo, la bahía de Porto Grande y la Isla de Santo Antão, ya que se encuentra en la novena planta de una torre ubicada en una parte elevada de la ciudad.

El apartamento tiene una piscina exterior y un pequeño parque infantil. Y en los bajos del edificio hay un supermercado. Está situado a unos 600 metros del centro en un paseo agradable. MUy recomendable.

A nuestro regreso de la isla de Santo Antão nos alojamos en el B&B Solar Mindelo (Alto Santo Antonio, Mindelo), donde pagamos 5.400 CVE por una estupenda habitación triple, con desayuno incluido. Además, desde su terraza exterior hay una vista magnífica sobre la ciudad y la bahía de Porto Grande, ya que este B&B ocupa una casa ubicada en una zona alta de la ciudad, a sólo 600 metros en línea recta desde la Avenida Marginal.

Solar Mindelo es un lugar que recomendamos, aunque debemos reconocer que nuestra primera opción había sido nuevamente el Ocean View Stay. Pero no encontramos disponibilidad para esa noche y de ahí el cambio.

Cosas a ver y hacer

MINDELO. A esta interesante ciudad le dedicamos un día y medio completos, pero podíamos haber pasado bastantes más días en ella porque además nos pareció un lugar muy agradable.

La estatua de Diogo Afonso frente a la bahía de Mindelo
La estatua de Diogo Afonso frente a la bahía de Mindelo

La Avenida Marginal bordea el bonito frente marítimo de la ciudad. En el extremo sur de esta avenida encontramos el Mercado de Peixe y junto a él la Torre de Belém, una réplica de su homónima en Lisboa y que alberga el Museo do Mar.

Continuando hacia el norte siguiendo esta avenida, y mirando hacia la bahía, está la estatua de Diogo Afonso, el explorador portugués que llegó primero a la isla.

Otros 150 metros al norte llegamos al lujoso hotel Pont d'Agua y delante de él, en una pequeña rotonda, el curioso monumento O pássaro.

Este monumento está dedicado a los aviadores portugueses Gago Coutinho y Sacadura Cabral, los cuales completaron en 1922 la primera travesía aérea del Atlántico Sur, haciendo escala en Mindelo.

De aquí parte hacia el centro de la ciudad la Rua Libertad d'África, una calle muy fotogénica y con numerosos ejemplos de edificios coloniales de los siglos XIX y XX.

En esta y otras calles del centro histórico de Mindelo podemos encontrar interesantes edificios coloniales:

Edificios de estilo colonial en el centro de Mindelo
Edificios de estilo colonial en el centro de Mindelo
  • Mercado Municipal, el cual ocupa un precioso edificio construido en 1878
  • Palácio do Povo, un llamativo edificio al final de la Rua Libertad d'África y que fue el antiguo palacio de gobierno. Fue construido en 1874 y ampliado en los años 1928-34. Actualmente es un centro de exposiciones.

  • Paços do Concelho, de 1860–1873, que alberga la municipalidad de São Vicente
  • Igreja da Nossa Senhora da Luz, de 1862
  • Centro Nacional de Artesanato e Design, de finales del s. XIX y que ahora aloja exposiciones de artistas caboverdianos
  • Centro Cultural de Mindelo, construido en 1858-1860 como la antigua Casa de Aduanas
  • Antiguo consulado británico, construido en la década de 1870

Pero un tranquilo paseo por las calles del centro de Mindelo nos permitirá descubrir otros muchos bonitos edificios de llamativos colores, así como otras cosas interesantes.

La bella Rua Santo Antonio de Mindelo
La bella Rua Santo Antonio de Mindelo

Por ejemplo, en una gran pared lateral del edificio de la Biblioteca Municipal pudimos ver un fantástico mural con la cara de la famosa cantante local Cesária Évora. Es la fotografía que ilustra la introducción de esta guía y relato de Cabo Verde.

Y en las paredes exteriores del Mercado Africano que hay junto a Rua Da Luz no hay que perderse los numerosos y apasionantes ejemplos de azulejos azules que representan diversas escenas de época en la ciudad de Mindelo.

En la Rua Guerra Mendes el Núcleo Museológico Cesária Évora ocupa una discreta casa, pero que no pudimos visitar por encontrase cerrado en las fechas de nuestra visita.

En el extremo norte de la Avenida Marginal encontramos la bonita Praia da Laginha, de arenas doradas.

En las fechas de este viaje, en los días de Navidad, encontramos, junto a la Avenida Marginal, una feria navideña con inflables, karts y otras muchas atracciones que hacían las delicias de los más pequeños de la casa, incluida nuestra hija. La feria estaba situada en el Parque Nhô Roque.

En Mindelo, para tomar algo o comer algo ligero nada mejor que la Pastelaria Morabeza, en la Avenida Baltasar Lopes da Silva nº 21A. Tiene wifi.

La Praia da Laginha de Mindelo
La Praia da Laginha de Mindelo

Pero para comidas más consistentes hay una relativamente numerosa oferta en la ciudad.

Uno de los mejores restaurantes de Mindelo es el Nautilus, en la Avenida Marginal, en el edificio del Clube Náutico

Y otro lugar muy popular en la ciudad y que también nos gustó es la Casa Café Mindelo, situada en la Rua Governador Calheiros nº 6.

El Café Royal, ubicado en la Rua Libertad d'África, ocupa un bonito local que cuenta con un escenario donde había cantado la propia Cesária Évora, como en tantos otros lugares de esta ciudad. En el Café Royal comimos un menú aceptable, sin más.

^top

Guía de Cabo Verde: Paul y la isla de Santo Antão

PAUL Y LA ISLA DE SANTO ANTÂO

La isla de Santo Antão, de origen volcánico, pertenece al grupo de islas de Barlovento y es la segunda mayor isla de Cabo Verde en extensión y la tercera en población.

Por otra parte, también es la isla del archipiélago que está más al norte y más al oeste, por lo que es la que está más alejada del continente africano.

Paisaje del valle de Paul, en la isla de Santo Antão
Paisaje del valle de Paul, en la isla de Santo Antão

El interior de la isla es muy montañoso, con el Topo da Coroa, de 1.979 metros de altura, como el punto más alto de la isla. Esta complicada orografía hizo que durante mucho tiempo Santo Antão estuviera considerada como un lugar inaccesible.

En Santo Antão nosotros pasamos casi tres días completos, pero de haber podido habrían sido unos cuantos más, porque disfrutamos mucho de sus paisajes, de la grandiosidad de sus montañas y acantilados o de la exuberancia del valle de Paul.

Todo viaje a Cabo Verde debería incluir esta isla entre los lugares a visitar.

Su paisaje montañoso y una red de caminos de acceso a sus pequeños pueblos y a los campos de cultivo que encontramos en diferentes valles son algunos de los grandes atractivos que depara la isla a los viajeros interesados en el senderismo, el turismo de aventura y el ecoturismo.

Las opciones para hacer grandes caminatas en Santo Antão son innumerables. No nos sorprendió encontrar aquí más excursionistas franceses que de cualquier otra nacionalidad, dada la gran afición de los franceses a las excursiones y caminatas al aire libre (randonées).

Cómo llegar

Para llegar a la isla de Santo Antão tomamos un ferry de la compañía CV Interilhas en el puerto de Mindelo.

Tras navegar en poco más de una hora los 17 km que separan las islas de São Vicente y de Santo Antão en las aguas del canal de São Vicente, nuestro ferry atracó en el puerto de Porto Novo.

Al poco de abandonar Mindelo y la bahía de Porto Grande, el ferry pasa junto al Ilhéu dos Pássaros, un islote rocoso en mitad del océano que alberga el farol de Don Luis, también conocido como faro de los pájaros, con una curiosa torre a modo de pirámide cortada.

Al desembarcar en Porto Novo salimos de la pequeña terminal marítima y encontramos una legión de conductores con rótulos de los distintos alojamientos de la isla a la espera de viajeros.

Tras localizar el de nuestro alojamiento (ya lo habíamos concertado días antes por correo electrónico) subimos a la camioneta pickup (Hilux) y al poco iniciamos el viaje hacia Paul.

Dejamos atrás Porto Novo y poco después ya estábamos inmersos en un paisaje lunar, totalmente volcánico. Pasamos junto al pequeño cráter Morro da Tubarão y pocos kilómetros después la carretera vuelve a ir pegada a la línea de costa, entre las montañas y el océano.

Pasamos junto a Punta da Tumba, donde destaca un faro, y cruzamos las cuatro casas del pueblo de Janela. Recorremos otros 3 km antes de llegar a Vila das Pombas, donde nos desviamos hacia el interior de la isla por una carretera local que se interna en el valle de Paul.

Al cabo de 2'5 km desde Vila das Pombas nuestro transporte nos dejó en la puerta de nuestro alojamiento, en Chez Jujo. Pagamos 1.000 CVE por este trayecto de 31 km desde Porto Novo, por otra parte muy bonito.

Alojamiento en el valle de Paul

En el valle de Paul nos alojamos en el Chez Hujo, situado junto a la carretera que parte de la población de Vila das Pombas y se interna en el valle de Paul.

Aquí pagamos 22.920 CVE por tres noches en una habitación triple con desayuno incluido. El hotel es algo rústico y sólo hay wifi en la zona común, pero su localización en el valle de Paul es preciosa y muy práctica para hacer caminatas por la zona.

Además, su propietario, el francés Joël Beaudan, y el resto del staff del hotel son muy afables y atentos, por lo que aquí es fácil sentirse a gusto.

En la terraza exterior, con unas fantásticas vistas sobre el valle y las montañas circundantes, se sirven los desayunos, pero también comidas y cenas.

El hotel Chez Hujo está ubicado en un punto del valle a 2'5 km del centro de Vila das Pombas, en la costa. Pero no hay problema porque por la carretera que pasa por delante del hotel circulan aluguers y, en cualquier caso, el personal del hotel puede llamar a un aluguer o a un taxi para que os pase a buscar por el hotel.

Pagamos 50 CVE/pax por el trayecto de 2'5 km en aluguer desde aquí hasta Vila das Pombas, pero la mayoría de veces hicimos este camino a pie, porque el entorno es tan bonito y el camino tan relajante que nos apetecía andarlo arriba y abajo.

Cosas a ver y hacer

VALLE DE PAUL (Vale do Paul en portugués). Este valle, situado en el nordeste de la isla, se caracteriza por su paisaje escarpado y por su vegetación tropical que contrasta enormemente con la aridez del resto de la isla.

En un extremo del valle (sudoeste) se encuentra el Cráter Cova, mientras que en el otro (nordeste) está Vila das Pombas, localidad costera que es la capital del municipio de Paul.

Su especial microclima permite a este valle disfrutar de unas lluvias relativamente regulares que dan lugar a una agricultura de cultivos subtropicales, entre los que destacan la caña de azúcar, el nyame, la mandioca, la banana, el mango, el maíz o el café.

Vista elevada sobre Vila das Pombas y la costa de Santo Antão
Vista elevada sobre Vila das Pombas y la costa de Santo Antão

De hecho, de la caña de azúcar se produce el grogue, un tipo de aguardiente producido localmente y que es muy popular en Cabo Verde.

En el valle de Paul aún es posible ver en funcionamiento algunos trapiches (tipo de molino usado para extraer el jugo de la caña de azúcar, por ejemplo) donde se destila el grogue.

El Parque Natural Cova-Paul-Ribeira da Torre, que figura actualmente en la lista provisional de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco, se extiende por la parte alta del valle de Ribeira do Paul, así como el cráter Cova, la parte superior del valle Ribeira da Torre y el Pico da Cruz (altura: 1.585 metros).

En Vila das Pombas no hay mucho que ver, salvo algún bonito edificio de carácter colonial (por ejemplo, el Ayuntamiento), la iglesia o las magníficas vistas desde lo alto de un pequeño cerro al que se sube por unas escaleras. En la cima hay una gran figura de Cristo visible desde muchos puntos.

Pero en Vila das Pombas hay un cajero automático, algunos mini-mercados y restaurantes, además de la parada de aluguers, frente al restaurante Veleiro II.

Excursión a pie de Cova a Paul. Esta ruta de senderismo es un clásico y casi justifica por sí sola la visita a la isla de Santo Antão. Tiene su inicio en el cráter Cova, sube hasta el increíble mirador de Paul, en el punto más alto de la ruta y a continuación sigue un vertiginoso descenso de 750 metros por un impresionante camino empedrado en zig-zag que desemboca en la aldea de Cha Manuel dos Santos, en el valle de Paul.

No se trata de una excursión especialmente difícil, pero puede sobrecargar mucho las rodillas a causa del gran desnivel de bajada. Nuestra hija de 8 años pudo hacerla sin problemas, y eso sin estar especialmente acostumbrada a este tipo de rutas. Conviene llevar agua, algo de comida y protección solar.

Para esta excursión estudiamos diversas alternativas. Descartadas las opciones de hacer la excursión de ida y vuelta a pie o bien de sólo ida subiendo hasta el cráter, optamos por alquilar un taxi para que nos llevara hasta el cráter Cova. Una vez allí iniciamos la ruta a pie.

También habíamos contemplado la opción de ir en un aluguer desde Vila das Pombas hasta Ribeira Grande y allí buscar algún transporte para ir hasta Cova do Paul, pero lo más probable es que allí la única opción fuera también un taxi privado.

Así que en Vila das Pombas negociamos un taxi que por 3.000 CVE nos llevaría hasta el cráter Cova en un trayecto de 29 km, pudiendo hacer todas las paradas que quisiéramos por el camino para tomar fotografías. La verdad es que fue una decisión muy acertada.

Delgadinho, uno de los lugares imprescindibles de Santo Antão
Delgadinho, uno de los lugares imprescindibles de Santo Antão

Salimos de Vila das Pombas con nuestro taxi a las 9:30. En el bonito camino hasta Ribeira Grande, junto al mar, paramos algunas veces para tomar fotos.

Por ejemplo en la pequeña aldea de Sinagoga, cuyo nombre deriva del hecho de que fue un asentamiento judío en la segunda mitad del s. XIX.

Aún se pueden apreciar las ruinas de una antigua sinagoga situada sobre unas rocas junto al mar.

Al llegar a Ribeira Grande nos paramos brevemente en un supermercado para comprar algo de comida para la excursión.

A continuación tomamos la antigua carretera hacia Porto Novo, la cual asciende rápidamente hacia las montañas. Paramos varias veces porque los paisajes y las vistas son realmente extraordinarios.

Esta estrecha carretera empedrada fue construida por esclavos africanos siglos atrás. Uno de sus puntos culminantes es el conocido como Delgadinho, una estrecha cresta montañosa por la que transcurre la carretera con vertiginosas caídas de centenares de metros a lado y lado. Las vistas desde aquí quitan el aliento.

Al fondo del valle que hay en el lado izquierdo vemos la pequeña aldea de Xôxô, por la que también pasan numerosas rutas de senderismo. Tras cruzar la población de Corda entramos en un bosque de pinos y cipreses.

Vista sobre el Cráter Cova
Vista sobre el Cráter Cova

Y poco después llegamos junto al cráter Cova, una gran caldera volcánica de 1 km de diámetro que está situada a una altura de 1.160 metros.

Desde un mirador que hay en su lado oeste hay una preciosa vista del conjunto.

Actualmente el fondo de la caldera está ocupado por campos cultivados y por alguna casa, mientras que en los bordes hay bastantes árboles.

Nuestro taxi descendió por una pista que bordea el cráter por su parte interior y nos dejó junto a unas casas que hay en el lado noroeste de la caldera.

Aquí nos despedimos de nuestro taxista e iniciamos la ruta a pie por un camino que él nos había indicado. Eran las 12:30 del mediodía.

El camino asciende por la pared nordeste del cráter hasta llegar a un punto sobre el borde. Aquí aparece de golpe, ante nuestros ojos, como a través de una ventana, una vista absolutamente increíble sobre el valle de Paul, las montañas que lo rodean y el océano como fondo. Es el mirador de Paul.

Nos quedamos un buen rato en este lugar intentando aprehender tanta belleza, primero con los ojos y después con la cámara. Comemos algo para recuperar fuerzas y estar más rato aquí. Desde aquí impresiona ver el camino en zig-zag que desciende hacia el valle y por el tendremos que bajar a continuación.

El camino desciende con un gran desnivel y parece no acabarse nunca, pero el paisaje y el entorno compensan sobradamente el esfuerzo.

Vista sobre el valle de Paul desde el mirador de Paul
Vista sobre el valle de Paul desde el mirador de Paul

Cruzamos terrazas de cultivos que los lugareños han tenido que esculpir a lo largo de los años en las laderas de estas agrestes montañas.

Hacia el final del camino pasamos junto a plantaciones de café, siendo los cultivos cada vez más tropicales: caña de azúcar, mangos, plataneras, papayas, aguacates, etc.

Encontramos a unas campesinas que vendían fruta y les compramos unas cuantas piezas para comerlas allí mismo.

Unas 2 horas y 45 minutos después de partir desde el fondo de la caldera llegamos al núcleo de Cha de Manuel Dos Santos, perteneciente a Cabo de Ribeira, el primer pueblo del valle por este lado.

Siguiendo la carretera hacia la derecha fuimos hasta el restaurante del alojamiento Casa Maracujá, donde comimos un plato local consistente y descansamos un rato antes de volver por donde habíamos venido y continuar a pie por la carretera en dirección a Vila das Pombas.

Anduvimos un par de kilómetros más, pero tras dejar atrás Chã João Vaz ya estábamos bastante cansados y nos detuvimos a descansar junto a la carretera y esperar a que pasara un aluguer.

Pero paró un coche de una simpática pareja formada por un caboverdiano y una luxemburguesa y nos invitaron a subir. Aceptamos y nos llevaron hasta nuestro hotel, un par de kilómetros carretera abajo.

Así dimos por finalizado un día excepcional. Desde luego esta excursión nos dejó un recuerdo de aquellos que no olvidaremos fácilmente. Al día siguiente notamos las agujetas, sobre todo al subir y bajar escaleras, pero nada grave. Desde luego, si vais a Santo Antão no os perdáis por nada esta ruta.

Imagen de Ribeira Grande
Imagen de Ribeira Grande

RIBEIRA GRANDE. En la población de Ribeira Grande, situada unos 8 km al noroeste de Vila das Pombas, confluyen los valles de los ríos Ribeira Grande y Ribeira da Torre.

La ciudad fue fundada por los portugueses en la segunda mitad del siglo XVII.

Su interés, además de ser un lugar de paso hacia el norte de la isla, radica en su pequeño casco antiguo, con edificios coloniales portugueses del siglo XIX.

Entre todos ellos destacamos la iglesia de Nossa Senhora do Rosário y la casona de Roberto Duarte Silva, un científico nacido aquí, entre otros bonitos edificios de colores apastelados.​

Un aluguer entre Vila das Pombas y Ribeira Grande costaba 100 CVE/pax.

PONTA DO SOL. La población de Ponta do Sol, de poco más de dos mil habitantes, está situada en el extremo norte de la isla de Santo Antao.

Iglesia de Nossa Senhora do Livramento, en Ponta do Sol
Iglesia de Nossa Senhora do Livramento, en Ponta do Sol

Entre sus puntos de interés destacamos su pequeño casco antiguo con arquitectura colonial del siglo XIX, como el edificio del Ayuntamiento o la iglesia de Nossa Senhora do Livramento.

También vale la pena llegarse hasta su pequeño puerto pesquero (aquí pudimos ver una barca de pesca que volvía cargada de peces espada).

Junto a él se puede ver lo que queda del pequeño aeródromo que funcionó hasta principios de este siglo, pero el reducido tamaño de sus pistas y un grave accidente ocurrido aquí acabaron por clausurarlo.

Para llegar desde Vila das Pombas hasta Ponta do Sol tomamos primeramente un aluguer hasta Ribeira Grande (8,5 km, 100 CVE/pax) y allá otro hasta Ponta do Sol (5 km, 50 CVE/pax). Una vez en Ponta do Sol el aluguer nos dejó en la plaza que hay delante de la iglesia de Nossa Senhora do Livramento.

En la rua de Papasa, el paseo marítimo de Ponta do Sol, hay varios restaurantes. Nosotros nos decidimos por la terraza exterior del restaurante Caleta, bastante bien.

Para volver a Vila das Pombas hicimos la misma combinación, pero a la inversa.

Excursión a pie de Ponta do Sol a Fontainhas. La pequeña localidad de Fontainhas, con menos de 300 habitantes, está situada junto a la costa norte de Santo Antão, a sólo 3'3 km al sudoeste de Ponta do Sol.

Fontainhas es un lugar absolutamente mágico y por muchas fotos que veáis nada supera a la experiencia de verlo con nuestros propios ojos. Su peculiar ubicación y entorno lo hacen un lugar único.

Vista elevada sobre la pintoresca población de Fontainhas
Vista elevada sobre la pintoresca población de Fontainhas

Hace unos años la revista National Geographic hizo un reportaje sobre los 10 pueblos con las mejores vistas del mundo y Fontainhas estaba en el Top 3 de la lista.

Esa lista, como cualquier otra de este tipo, es discutible y cada uno tendrá sus propias preferencias, pero nosotros creemos totalmente justo que Fontainhas figure en ella.

Desde el centro de Ponta do Sol hay que subir hacia donde se encuentra el cementerio, pasar entre él y el mar y poco después encontraremos la pista que va hacia Fontainhas.

El camino de ida va asciende bastante al principio y después ya es algo más llano.

Pero los últimos 600 ó 700 metros antes de llegar a Fontainhas del camino son un de fuerte desnivel de bajada. De todos modos, esta ruta no es difícil ni muy exigente.

El camino entre Ponta do Sol y Fontainhas transcurre por una estrecha pista colgada sobre los acantilados y el océano, con espectaculares vistas sobre el Atlántico, la costa y las montañas que hay a sus espaldas. El paisaje, por otra parte, es muy rocoso y seco.

Paisaje en el camino de Ponta do Sol a Fontainhas
Paisaje en el camino de Ponta do Sol a Fontainhas

Por esta pista circulan los poquísimos vehículos que hacen este trayecto: algún aluguer, vehículos de reparto de mercancías o de los vecinos de Fontainhas. Pero más allá de Fontainhas ya sólo hay un camino para viandantes.

Dimos una vuelta por el minúsculo pueblo para obtener diferentes perspectivas sobre el entorno.

Y seguimos el camino a pie hacia Corvo durante unos centenares de metros para tener una perspectiva del pueblo desde el otro lado.

De regreso a Fontainhas tomamos una bebida en el único bar que había en el pueblo, el Bar Tchù, antes de iniciar el camino de regreso a Ponta do Sol. Otra excursión muy recomendable.

Para los más andarines y con una cierta preparación hay una ruta de senderismo que va desde Ponta do Sol hasta Chã de Igreja, siguiendo la línea de costa y pasando por Fontainhas, Corvo, Formiguinhas y Cruzinhas. En total son 16,64 km de distancia, 1.829 metros de desnivel de subida y 1.741 metros de desnivel de bajada.

Y el viaje se acaba ...

El día de nuestra partida de Santo Antão concertamos con nuestro alojamiento en Paul un aluguer que nos llevara hasta Porto Novo (1.000 CVE los tres) a tiempo para tomar el ferry que ya teníamos reservado desde hacía días con la compañía CV Interilhas.

Llegados al puerto de Mindelo, en la isla de São Vicente, nos dirigimos al alojamiento reservado. Durante el resto del día aprovechamos para pasear nuevamente por esta agradable ciudad y comprar algún recuerdo.

A la mañana siguiente, muy temprano, tomamos un taxi hasta el aeropuerto Cesária Évora (900 CVE), donde embarcamos en un vuelo de la compañía Binter con destino a Praia, en la isla de Santiago.

Tras un plácido vuelo de sólo 40 minutos aterrizamos en el aeropuerto Nelson Mandela.

Para nuestro último día de este viaje en Cabo Verde habíamos decidido alquilar un coche que nos permitiera llevar a cabo nuestra planeada ruta por la isla de Santiago.

A final del día, tras devolver el coche en el centro de Praia, fuimos a buscar un albergue donde poder ducharnos, cambiarnos y dejar el equipaje unas horas antes de ir a cenar y, poco antes de la medianoche, trasladarnos al aeropuerto para tomar nuestro vuelo de regreso a casa vía Lisboa.

^top
Africa - More Africa travel guides and travelogues published on this website.

RentalCars

SECTIONS

Photos
Blog

TRAVEL TOOLS

Travel offers

COMMUNITY

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2020 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. All rights reserved
icona Viatgeaddictes
2001-2020 © Viatgeaddictes.com
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. By continuing we assume your permission.More information