Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
3 / 3
bandera

CHINA

Guía de viaje a Hong Kong y Macao: negocios, lujo y diversión

Data Data viatge: 2011. Publicat el 20/05/2011
2.4 de 5 (124 vots)

Introducción

Conozco casi toda Asia y estoy profundamente enamorada de este continente, por su cultura, historia, gente, masajes, gastronomía, etc, pero extrañamente aún no conocía Hong Kong ni Macao.

Por ello decidí viajar para visitar ambas ciudades, dedicándoles suficientes días como para poder opinar sobre los diferentes hoteles y oferta turística que ofrece cada una de ellas.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 15 al 24 de abril 2011.

Itinerario

Día 1: Barcelona - Doha - ... avión
Día 2: avión... - Hong Kong
Días 3 a 5: Hong Kong
Día 6: Hong Kong - Macao
Día 7: Macao - Hong Kong
Días 8 y 9: Hong Kong
Día 10: Hong Kong - Doha - Barcelona

Mi viaje estaba centrado en conocer la ciudad de Hong Kong, pues es de las pocas metrópolis asiáticas que me quedaban por conocer. Todo el mundo me hablaba maravillas y además la gastronomía es uno de los puntos fuertes en mis viajes.

Me reservé un día para conocer Macao, la isla que está a una hora en ferry de Hong Kong. Decidí ir aunque me lo habían desaconsejado y sinceramente no quedé nada decepcionada, me gustó mucho. Quien vaya a Hong Kong y tenga un día libre puede calcular en sus visitas una excursión a Macao.

Dinero

En Hong Kong la moneda de curso legal es el dólar de Hong Kong (HK$), que está vinculado al dólar estadounidense: 1 USD equivale a 7.80 HKD (1 € son aproximadamente 11 HKD), aunque la cotización puede fluctuar ligeramente. Curiosamente Hong Kong es un caso único en el mundo en cuanto a emisión de moneda, ya que los billetes son emitidos por tres bancos: HSBC, Standard Char- tered Bank y Bank of China.

En Hong Kong no hay absolutamente ningún problema para cambiar, sean euros o dólares. Como que yo fui pocos días me llevé dinero en efectivo, pero si hubiese ido más días me hubiese llevado cheques de viaje para poder estar tranquila y saber que si pasase algo con el dinero, no sería grave. Se puede pagar con tarjeta de crédito en todas partes.

A destacar que en Hong Kong existe la tarjeta Octopus, un monedero electrónico muy usado en Hong Kong para pagar el transporte público y para comprar en tiendas de comestibles, tiendas de comida rápida, supermercados, pastelerías, máquinas expendedoras, etc. Para pagar sólo hay que introducir la tarjeta en el lector y la cantidad correspondiente se descontará automáticamente del saldo de la tarjeta. Con la tarjeta Octopus ya no hay necesidad de usar monedas. Yo no la utilicé, pero vi muchísima gente haciéndolo.

Por otra parte la pataca (MOP$) es la moneda oficial de Macao. Se divide en 100 avos. Por suerte y por decisión del Gobierno macaense, el valor de la pataca está ligado al del dólar de Hong Kong. La tasa de cambio es de 103,20 MOP$ para 100 HK$. Se acepta una variación de hasta el 10%.

Gastos del viaje

+ 859 € (vuelo BCN - Hong Kong - BCN)
+ 100 € (transporte: autobuses interurbanos, autobuses urbanos y taxis)
+ 880 € (hoteles)
+ 340 € (restaurantes y supermercados)
+ 38 € (souvenirs y varios)
+ 148 € (excursiones y entradas)
= 2.249 € (total por persona)

Presupuesto díario medio por persona: 215 €/día, vuelos aparte. En el apartado de hoteles debe tenerse en cuenta que la habitación individual es casi tan cara o igual que la doble y que he dormido en hoteles de 5*.

Visado

Todo visitante que llegue a Hong Kong debe poseer un pasaporte válido hasta al menos un mes después de la fecha de salida (dos meses para los apátridas). Para más detalles contactar con el Hong Kong Immigration Department.

Los visitantes de nacionalidad española (y otros residentes europeos) no necesitan visado para estancias turísticas de duración inferior a 90 días, siempre y cuando puedan certificar su salida del territorio con un título de transporte. En cualquier otro caso o para acceder a la China continental (para la que se requiere un visado, sea cual sea su nacionalidad), consultar antes de su salida con la embajada o el consulado de China de su país de residencia, como por ejemplo la Embajada de China en España.

Salud

Para ir a Hong Kong y Macao no me vacuné. No es necesario.
Más información en la página Situación sanitaria por países del Ministerio de Sanidad español.

Seguridad

Hong Kong (y a su vez Macao) debe ser la ciudad más segura del mundo. Sólo decir, como anécdota, que el último atraco a un banco tuvo lugar hace 19 años. Creo que con esto está todo dicho.

En todos mis viajes soy extremadamente precavida y no utilizo joyas ni nada ostentoso. Utilizar la cabeza y la lógica para no meterse en líos. Más información en la página Viajar a Hong Kong - Salud y seguridad.

Clima

Hong Kong tiene un clima subtropical, con estaciones claramente diferenciadas. La temporada de tifones abarca desde mayo hasta noviembre. Cuando se acerca un tifón, se emiten avisos por televisión y radio indicando la magnitud, la posición y el movimiento previsto para el centro del ciclón tropical, la fuerza del viento, las precipitaciones y el nivel del mar en la zona.

Cuando yo estuve, disfruté de tiempo totalmente primaveral y pude ir cada día en manga corta, aunque tuve que llevar encima siempre una chaqueta. O sea, que para mi fue la temperatura perfecta para poder pasear y conocer esta metrópoli asiática.

En Hong Kong hay permanentemente una neblina, el cielo rara vez es azul como para hacerle una foto. Esta neblina, casi siempre protagonista, me impidió planear un paseo en helicóptero.

Diferencia horaria

Durante nuestra primavera, tienen 6 horas más que en España.

^top

 GUÍA Y RELATO DE VIAJE A HONG KONG Y MACAO

HONG KONG

Hong Kong es actualmente la ciudad más influyente del sudeste asiático. Sus más de 7 millones de habitantes en tan sólo 1.000 km2 dan lugar a una de las regiones más densamente pobladas del planeta.

MAPA DE HONG KONG - (+) Ver mapa más grande

En su territorio los contrastes de la influencia de los 5.000 años de tradición china con los 150 años de influencia colonial, hacen que Hong Kong sea un lugar con personalidad propia.

Además, hoy día, Hong Kong es uno de los motores económicos de China y, tal como se dice también de Nueva York, la ciudad nunca duerme, siempre con oferta cultural, espectáculos, ferias y congresos y mercadillos callejeros.

Y su espectacular skyline es imagen de millones de fotos.

En Hong Kong hay dos idiomas oficiales: el chino (cantonés) y el inglés. En los negocios, hoteles y sitios turísticos en general, el idioma habitual es el inglés, pero en general sólo hablan chino y poco inglés.

UN POCO DE HISTORIA DE HONG KONG

Hong Kong era sólo un conjunto de pueblos de pescadores cuando fue recla- mada por Gran Bretaña en 1842, tras la Primera Guerra del Opio con China. Este intento fallido de la Dinastía Ching de detener el comercio británico de opio provocó la cesión de Hong Kong a Gran Bretaña en virtud del Tratado de Nanking, que se firmó aquel año. La península de Kowloon fue transferida en 1860 y en 1898 se otorgó una cesión durante 99 años de los Nuevos Territorios, que abarcan el norte de Kowloon hasta el río Shenzhen y 235 islas circundantes.

Bajo el singular principio de un país, dos sistemas, Hong Kong recuperó la soberanía china el 1 de julio de 1997 como región administrativa especial de la República Popular de China. Este acuerdo permite a Hong Kong disfrutar de un alto grado de autonomía, conservando su economía capitalista, un sistema administrativo y judicial independiente, libre comercio y libertad de expresión.

El espléndido puerto de Hong Kong ha sido la clave de su desarrollo como puerto comercial y centro de almacenaje y distribución para China, progresando en el curso de una era industrial hasta llegar a convertirse en un destacado centro financiero y de servicios de Asia. La excepcional fusión de influencias orientales y occidentales, junto con las diversas atracciones y sus magníficas zonas rurales, han contribuido a hacer de Hong Kong uno de los principales destinos turísticos de Asia.

COMO LLEGAR A HONG KONG

Yo volé a Hong Kong con Qatar Airways, con una conexión perfecta desde Barcelona: vuelo QR68 con salida a las 15:40 de la tarde, llegando a Doha a las 23:30. Y saliendo de Doha con el vuelo QR812 a la 1:20 de la madrugada del día siguiente para llegar a Hong Kong a las 14:00. Servicios, muy bien, entretenimiento a bordo muy variado para elegir y con pantalla individual también en economy class. Repetiré con Qatar Airways.

En el aeropuerto de Hong Kong (HKIA) todo está perfectamente indicado y es facilísimo. Da gusto una ciudad que te recibe facilitando la vida al viajero. En la página web To and From Hong Kong airport encontraremos todos los detalles de cómo ir del aeropuerto a la ciudad. Más información sobre el aeropuerto en la página web Información sobre el aeropuerto de Hong Kong.

Para ir desde el aeropuerto a la ciudad utilizo el Airport Express, un tren de alta velocidad del metro MTR de Hong Kong que tarda 21 minutos en llegar a Kowloon y 24 minutos en llegar a la Isla de Hong Kong. Ofrece la conexión más rápida entre la ciudad y el aeropuerto. Los pasajeros que viajen en el Airport Express pueden usar el servicio gratuito de autobuses lanzadera para desplazarse entre las estaciones de Kowloon y Hong Kong y los principales hoteles. Estas dos estaciones cuentan con un servicio gratuito de facturación de equipaje hasta 24 horas antes de su salida. La ida sola cuesta 100 HK$ (90 HK$ a Kowloon) e ida y vuelta 180 HK$ (sale más económico comprar ida y vuelta).

También se puede tomar el autobús público desde el aeropuerto al centro. O el autobús que recorre la ruta de los hoteles (cuesta 150 HK$ hasta la Isla de Hong Kong o 130 HK$ hasta Kowloon). O con Citybus también se puede llegar hasta la ciudad de Hong Kong (cuesta 40 HK$ y tarda unos 50 minutos). Para pasajeros con dificultades de movilidad se puede alquilar los servicios de autobuses adaptados.

Para moverse por la ciudad de Hong Kong hay metro y tranvía para ir a todas partes. En cuanto al autobús también hay muchísimas opciones, por lo que lo mejor es leerse la detalladísima información que ofrece la web turística de Hong Kong. Por otra parte las carreteras de Hong Kong están generalmente en buen estado, y también existen autopistas. Y los taxis son baratos y funcionan con taxímetro. Recomiendo tomar taxis oficiales, los encontramos sobre todo en los hoteles.

ALOJAMIENTO EN HONG KONG

Las metrópolis asiáticas, especialmente Hong Kong, Bangkok, Singapur y Shanghai, me pirran. Por ello, intento ir cada año, pues son ciudades en constante evolución y me gusta estar al día de los hoteles interesantes que abren en esas ciudades o de las reformas de los ya existentes.

Hong Kong no es una ciudad barata en cuanto al alojamiento, especialmente si queremos alojarnos con vistas al puerto Victoria o en grandes cadenas de lujo. Sus hoteles están en mi top de los mejores hoteles urbanos, y mayoritariamente sus servicios son exclusivos, como una sauna con vistas al Victoria Harbour, o un afternoon tea con vistas o spas con tratamientos de marcas exclusivas, piscinas increíbles, etc.

Si buscamos alguna opción más económica, mi sugerencia es alejarnos del bullicio del centro, sea de la isla de Hong Kong o de Kowloon, y optar por algún hotel boutique como los que sugiero al final de este artículo.

Para más información sobre alojamiento en Hong Kong podéis consultar la web de la asociación de hoteles de Hong Kong o en el portal de reservas Hoteles en Hong Kong.

Hoteles visitados en Honk Kong ...

ICC Tower, el edificio más alto de Hong Kong
ICC Tower, el edificio más alto de Hong Kong

The Ritz Carlton Hong Kong. Abierto en marzo del 2011, este hotel está situado entre las plantas 102 y 128 del edificio más alto de Hong Kong, por lo que lo convierte en el hotel más alto del mundo.

El hotel dispone de 312 lujosas habitaciones en 13 categorías diferentes, cada una de ellas con vistas espectaculares al puerto Victoria o a la ciudad, convirtiendo la experiencia en única en su género. Las habitaciones del Club Level disponen de mayordomo las 24 horas, wifi incluido, salas de reuniones y catering a disposición todo el día.

Espectacular decoración de los tres restaurantes: el Tin Lung Heen, de cocina cantonesa con toques modernos y dos estrellas Michelin; el Tosca, de alta cocina italiana dirigida brillantemente por el chef Pino Lavarra, quien ha conseguido la primera estrella Michelin en tan sólo nueve meses; y por último el Lounge & Bar, donde sirven los desayunos, almuerzos y el famoso afternoon tea servido en la Café 103 (no os perdáis tampoco el Chocolate Afternoon Tea, perfecto para chocoadictos).

El lugar de encuentro de moda en Hong Kong es el modernísimo bar de diseño Ozone, en el piso 118, con cócteles especialidad de la casa, tapas asiáticas y especialidades japonesas. Y todo ello mientras un DJ pone la música más actual.

Y por qué no mimarnos en el spa más alto del mundo, en el spa urbano con las mejores vistas, el cual ocupa una superficie de 860 m2 y cuenta con una piscina infinita interior, situada en la planta 118 (es la piscina más alta del mundo), que invita a la relajación total para perderse en el skyline de la metrópolis asiática. Dejarse mimar mientras nos dan un masaje y seguir flotando por encima de las nubes en este maravilloso spa.

Como anécdota diré que fui la primera periodista hispanohablante alojada en este hotel. Ver mis fotos del hotel.

Grand Hyatt Hong Kong. Este hotel cuenta con una situación privilegiada en la isla de Hong Kong y es el perfecto hotel de negocios, pues está ubicado justo sobre el HKCEC (el Centro de Convenciones de Hong Kong).

Dispone de 549 amplísimas habitaciones con vistas a Kowloon, de decoración moderna y actual. Ver mis fotos de este hotel.

El spa se llama Plateau y tiene 17 cabinas de masajes y todas dan a un relajante jardín. Este jardín está rodeado de una enorme piscina, que además tiene una de las mejores salas para eventos que he visto nunca, totalmente acristalada y que ha recibido algún premio.

Como curiosidad comentar que el spa dispone de 23 habitaciones, las Plateau Rooms, pensadas para huéspedes cuyo objetivo principal sea la relajación total, el cuidado del cuerpo y de la mente. Estas habitaciones disponen de una piscina, tipo onsen japonés, de más de un metro de profundidad, mármol negro. Hay zona de peluquería en la misma habitación.

El hotel tiene cinco restaurantes. El One Harbour Road, de cocina cantonesa, delicioso, es el restaurante chino donde vuelvo en cada viaje a Hong Kong. También el Grand Hyatt Steak House; el Grissini, de cocina italiana; y el japonés Kaetsu. En este hotel disfruté de un desayuno espectacular, delicioso, con todo lo necesario y más, así como también Nutella.

The Peninsula Hotel. Este hotel fue el primer cinco estrellas de Hong Kong, abierto en 1928. Está ubicado en la zona de Kowloon.

Dispone de 300 habitaciones y 800 empleados, lo que nos da a entender el altísimo nivel de servicio que ofrece. Este hotel es el clásico entre los clásicos, con sus famosos Rolls Royce aparcados en la puerta, preparados para cualquier servicio para clientes VIP, o el novísimo servicio del Mini Cooper Ride, es decir un shopping tour en este original coche.

Todo el hotel rebosa historia y clasicismo. Su afternoon tea es un alto obligado para los visitantes de Hong Kong. Dejarse mimar en su spa es lo más, con vistas a Hong Kong. Las suites privadas cuentan con bañera infinita, donde el agua parece caer por fuera, todo decorado con velas y aromaterapia.

Aunque no todo es clasicismo en el hotel The Península. En su piso más alto está el vanguardista restaurante Félix, diseñado por Philipp Starck, de cocina moderna y con un bar lounge para disfrutar de los mejores cócteles con vistas. No perderse los baños, obligatorio ir. ¡Me encantaron!. Mi preferido es el restaurante Spring Moon, el restaurante chino del primer piso y su festival de dumplings.

Indispensable una visita al piso inferior del hotel, donde se encuentra la The Peninsula Boutique y donde encontraremos el souvenir perfecto (chocolates, tés o prouctos que se encuentran en el hotel).

The Mandarin Landmark. Este hotel está ubicado en el corazón de la ciudad, por lo que ofrece fácil acceso a las zonas más carismáticas y a los sitios de mayor interés turístico de Hong Kong.

Su decoración de interiores cautiva con sus líneas definidas y una irresistible combinación de tonalidades que contrastan con el más sofisticado equipamiento tecnológico.

El pequeño lobby del hotel sorprende, por contraste, con las 113 modernas y amplísimas habitaciones con las que cuenta. Una bañera circular es el elemento central de la habitación, imprimiéndole un carácter especial. Las amenidades del baño son de la exclusiva firma australiana Sodashi.

Para el desayuno se puede elegir entre el buffet del MO Bar, donde sorprende su cuidada y numerosa oferta, o el exclusivo Amber, donde el desayuno es a la carta, pero con la posibilidad de acceder a productos más difíciles de encontrar, como sería el huevo Taiyouran que proviene de gallinas japonesas alimentadas sólo con estevia y el resultado es una yema más anaranjada y de sabor dulzón.

Obligada es una cena en su retaurante Amber, con el biestrellado chef Richard Ekkebus. Os sorprenderá por su magistral interpretación de la cocina francesa, con influencias de los productos locales.

Mi zona favorita de este hotel es el spa y su piscina interior que, además, está abierto hasta las 11 de la noche, de manera que pude disfrutar de las saunas y del maravilloso jacuzzi antes de irme a la cama. El spa cuenta con 15 salas de tratamientos, algunas de ellas enormes, y su objetivo es intentar armonizar lo holístico con cuerpo, mente y espíritu.

También dispone del único Pedi:Mani:Cure Studio de Bastien González para tener la mejor manicura o pedicura que hayamos recibido nunca. No dejéis de probar el tratamiento de pedicura y facial al mismo tiempo: 90 minutos de placer. En Barcelona también encontramos un Pedi:Mani:Cure Studio en el hotel Mandarin Oriental.

Podéis ver mis fotos de este hotel, así como un video de mi suite y más fotos de mi cena en el restaurante Amber.

Mandarin Oriental. Fue el primer gran hotel de lujo en la isla de Hong Kong, abierto en 1968, en una zona muy céntrica, con grandes vistas de los alrededores. Fue sometido a una profunda renovación en 2007.

Sus 501 habitaciones y suites tienen un aire totalmente contemporáneo con toques asiáticos. Por ejemplo, como amenities nos encontramos con un paquete de té y un fino kimono para poderse mover cómodamente por la habitación. También cuenta con un mando domótico transportable para todos los aparatos y cortinas de la habitación. Da la impresión de ser más moderno que otros hoteles de la misma cadena. Servicio impecable a la altura de las expectativas.

He probado varias veces su magnifico spa, galardonado en diversas ocasiones y que ocupa más de 2.000 m2 de espacio dividido en dos pisos. Con zona de aguas y saunas en cada vestuario.

De este hotel quiero destacar también sus siete restaurantes y dos bares, lugares de reunión para la sociedad local y centro de interés de la ciudad. Uno de ellos es el restaurante chino Man Wah, de increíble decoración que transporta al glamour de la Shanghai de los años 20 y con vistas al puerto. El Mandarin Grill & Bar está a cargo del chef Uwe Opocensky, con una estrella Michelin. El restaurante Pierre, de cocina francesa, cuenta con otras dos estrellas Michelin.

Por otra parte, os encantará tomar una copa en el Captain's Bar, el cual ofrece 132 botellas distintas de whisky de malta, y sus cervezas son servidas en copas de plata heladas. Sus sesiones de jazz y sus sillones de piel rojo son un lugar de encuentro de las noches de Hong Kong.

Y destacar el famoso barbero del Mandarin Oriental que desde hace más de 40 años corta el cabello en un entorno moderno, pero vintage, decorado con los auténticos sillones de piel de barbero, con motivos de aluminio. Se puede disfrutar incluso de un corte privado en habitación separada.

Finalmente, podéis leer el artículo que escribí con motivo de los 50 años del hotel Mandarin Oriental de Hong Kong. También podéis ver mis fotos de este hotel.

Intercontinental Hong Kong. Este es, para mi, el hotel mejor situado en Hong Kong, porque está en primera línea de mar, en Kowloon, y frente al espectacular perfil de la isla de Hong Kong.

Es un hotel que por fuera es poco atractivo, pues es acristalado de un tono marrón dorado que nos recuerda que el hotel claramente tiene sus años.

El hotel dispone de 495 lujosas habitaciones totalmente reformadas y que ofrece todo lo que un huésped de hoy en día pueda necesitar. Además pude visitar la suite presidencial, una de las más impresionantes que he visto jamás.

A destacar que el hotel alberga dos restaurantes de una estrella Michelín: el Steak House y el Spoon, del chef Alain Ducasse. También el restaurante japonés Nobu es delicioso.

Pero mi favorito es el Yan Too Heen, con dos estrellas Michelin, y dirigido por el chef Lau Yiu Fai. Su comida es deliciosa, pero es que además se trata de un lugar único para disfrutar de una velada especial, sobre todo en el momento de la cena, pues tiene vistas privilegiadas sobre el skyline de Hong Kong (su nombre ya lo indica: Yan= apreciar/disfrutar, Toh= fotografía, Heen=Casa).

El hotel dispone también de un enorme jardín, cosa que tiene mucho mérito en Hong Kong, y una piscina infinita desde donde se puede disfrutar del mejor perfil de la ciudad. Todo el hotel está decorado siguiendo los preceptos del Feng Shui y su spa es sencillamente espectacular.

Las mejores vistas para el té de la tarde (afternoon tea) o para tomar un cóctel las ofrece, sin duda, el recientemente renovado lobby del hotel. Posee unos grandes ventanales desde los que disfrutar del skyline. Aquí también podéis degustar una hamburguesa gourmet de su exclusiva oferta de hamburguesas exclusiva -¡no perderse la de gambas!-.

Podéis ver las fotos de mi cena en el restaurante Yan Too Heen, así como mis fotos del hotel o el video de mi habitación.

Four Seasons. Es uno de mis hoteles favoritos en la ciudad: Dispone de 399 amplísimas habitaciones de estilo actual, una piscina espectacular preciosa y grandes vistas a Kowloon para poder relajarse en sus hamacas. Podéis ver mis fotos y vídeo del hotel.

Fue el único hotel del mundo que tenía dos restaurantes de tres estrellas Michelín cada uno: el Caprice (ahora con dos estrellas), de cocina francesa, con el chef Fabrice Vulin, y también el Lung King Heen, espectacular, donde probé los dimsum (pequeños platitos de especialidad cantonesa a modo de tapas). Servicio perfecto.

El spa de este hotel tiene 17 salas de tratamientos, todas con televisión de pantalla plana, jacuzzi y vistas relajantes a la ciudad de Hong Kong.

En 2013 colocaron nuevos colchones en todas las camas y, en términos de tecnología, hay a disposición de los huéspedes un botón eléctrico al lado de la cama para el no molestar, han instalado más enchufes al lado de la cama para poder recargar nuestros aparatos (gran noticia para los nomófobos). Asimismo se puede disfrutar de televisores Sony LED de 46 pulgadas en las habitaciones standard y de 55 pulgadas en las suites. Y una Play Station y BlueRay en todas las suites.

Y las suites cuentan con nuevos baños eléctricos Toto (sí, esos de los que salen chorros de agua y aire caliente). ¡Casi nada!. Y siguiendo la estela ecológica se han instalado luces LED en todo el hotel.

^top

The Upper House. Este hotel es de los mismos propietarios que el pekinés The Opposite House. Se trata de un hotel minimalista, diseñado por André Fu y ubicado en una moderna torre en la isla de Hong Kong. Fue inaugurado en octubre de 2009 y tiene solamente 117 habitaciones. Podéis ver mis fotos de este hotel, así como el vídeo de mi suite.

Sin duda, se trata de las mejores habitaciones donde me he hospedado. Pero curiosamente no tiene una recepción al uso, ya que el huésped es acompañado a su suite y se realiza el check in con un Ipad. El hotel es de estilo moderno y con ligeros guiños orientales. Sus habitaciones son suites de 70 m2, con vistas espectaculares, decoradas con pocos muebles que combinan el blanco, el verde claro y la madera de haya.

Me gustó muchísimo. En su piso más alto encontramos el Café Gray Deluxe, del chef Gray Kunz, el lugar para ver y ser visto. Lo único mejorable: no dispone de spa ni de gimnasio o piscina.

Island Shangri-La. En este hotel el lujo asiático está muy bien definido, con una elegancia y discreción únicos. Está ubicado en un edificio de 52 plantas, en el corazón de la isla de Hong Kong y dispone de 531 habitaciones, de las cuales sólo 34 son suites, con decoración marcadamente china. Siempre pedir las Horizon Club Rooms para poder disfrutar del lounge habilitado para los huéspedes de las habitaciones de esa categoría. Podéis ver mis fotos de este hotel.

Sus múltiples restaurantes tienen mucha fama, especialmente el cantonés Summer Palace. Y muy original su propuesta de coffee breaks para los que realicen sus reuniones en este exclusivo hotel, con cinco ofertas customizadas y diferenciadas: Paris, Shanghai, Mumbai, Bangkok y Hong Kong, con inspiraciones deliciosas de cada ciudad

The Langham Place. Su ubicación, en una zona poco turística de Kowloon, le hace interesante para conocer el auténtico Hong Kong. Situado en una altísima torre de reciente construcción, el hotel tiene 633 modernas habitaciones, que me sorprendieron con una pantalla para elegir la música ambiental de la habitación según el humor que se tenga. Toques simpáticos como helados en la habitación le hacen diferente.

Me encantó el Chuan spa, con la medicina china como punto fuerte y una piscina exterior en su planta más alta. Además, un precioso jardín con terraza, lámparas y velas muy agradables para tomar algo. El oasis escondido de Hong Kong.

Hotel Icon. Este hotel cool y hipster está situado en la zona de Kowloon y su única desventaja es que no está al lado de una parada de metro, por lo que hay que andar unos 15 minutos o tomar un taxi para llegar a él.

Pero este hotel es fantástico: su estilo y dieño os entusiasmará. Además, como curiosidad, el 40% de sus empleados son estudiantes en prácticas de la adyacente facultad de turismo SHTM, y es un edificio totalmente verde, es decir intenta ahorrar energía y reciclar al máximo y colabora con algunas asociaciones y fundaciones locales.

Dispone de 262 habitaciones que incluyen 26 suites y una piscina infinita con vistas al Victoria Harbour. Todo muy bien pensado para el disfrute de los huéspedes más modernos.

Este hotel podría estar ubicado perfectamente en el SoHo de Nueva York. Podéis ver mis fotos de este hotel.

The Luxe Manor. Se trata de un hotel de diseño que no nos dejará indiferentes y que está situado en Kowloon, a pocos pasos de una estación de metro. Podéis ver mis fotos de este hotel.

Sus 153 habitaciones representan seis temas diferentes, todo muy de instagram. Dispone de un restaurante escandinavo, Finds, de cocina molecular a cargo del chef Jaakko Sorsa. Y si queréis algo realmente surrealista vuestro sitio es Dada, el bar & lounge inspirado en Salvador Dalí, André Bréton y Joan Miró, tal cual.

The Mira Hotel. Este es, sin duda, el hotel de diseño más original de Hong Kong. De hecho existe desde hace más de 50 años, pero se sometió a una profunda reforma en 2009 y lo transformaron en un hotel de diseño espectacular.

Tiene 492 habitaciones, de las cuales destaco las llamadas spa rooms, porque en estas habitaciones hay dos saunas y una enorme bañera de tipo onsen japonés. Y todas ellas dotadas de la última tecnología. La piscina de este hotel es espectacular y cuenta con 14 cabinas de spa. Perfecto.

Además cuenta con un restaurante de inspiración francesa, el Cuisine Cuisine, con dos estrellas Michelín en un ambiente totalmente distendido. Me encantó. Podéis ver mis fotos de este hotel.

Y para presupuestos ajustados mis propuestas son las siguientes...

Hotel Salisbury. Este hotel comparte edificio con el hostal YMCA. Ofrece la comodidad de un hotel de tres estrellas sencillo, pero con todo lo necesario. Sus habitaciones son cuádruples y cuentan con baño en su interior. Está muy bien situado, justo al lado del hotel The Península y ofrece magníficas vistas de la isla de Hong Kong.

Lan Kwai Fong Hotel.

J Plus By Yoo.

Cosmo Hotel Hong Kong.

Cosmopolitan Hong Kong Hotel

Metropark Hotel Wanchai Hong Kong.

Mini Hotel Hong Kong Central.

^top
GASTRONOMÍA Y RESTAURANTES DE HONG KONG

Hong Kong es, junto a Singapur, la meca de la cocina en Asia. Ir a Hong Kong y disfrutar de unos dimsum en cualquier sitio o de restaurantes estrellados Michelín. Muy interesante leer la página web Gastronomía de Hong Kong para saber más de la historia de la gastronomía hongkonesa y cómo ha llegado a ser una parada obligatoria para gourmets de todo el mundo.

La gastronomía de Hong Kong pude describirse como una cocina ecléctica con importantes influencias de la gastronomía cantonesa y partes de China y como puede imaginarse, en Hong Kong abundan los restaurantes chinos de buena calidad.

Algunos de los mejores se encuentran en los principales hoteles y centros comerciales. Casi todos están especializados en una o más de las siguientes variedades de cocina china: cantonesa, de Chiu Chow, de Pekín, de Shanghai, de Szechuan y Hunan, vegetariana y comida festiva y vinos chinos.

Dado su carácter internacional, en el aspecto gastronómico Hong Kong ofrece una gran diversidad de culturas y sabores. Disfruté de la alta cocina, la comida rápida, los aperitivos o las comidas informales en algunos de los restaurantes de comida oriental u occidental de Hong Kong. La comida tailandesa, vietnamita, india, de Indonesia, Malasia y Filipinas son una excelente alternativa a la comida china, y las barras de sushi o los restaurantes japoneses permiten conocer sabores distintos. Las tradiciones culinarias occidentales también están bien representadas en Hong Kong, con cocina americana, francesa, italiana, mediterránea y otras para quienes prefieran una opción más conocida.

Y lo de que Hong Kong es una meca de la gastronomía es totalmente cierto. Y queda demostrado en la última guía Michelín publicada, en 2011, con 60 restaurantes estrellados en Hong Kong: 3 con tres estrellas, 9 con dos estrellas y 48 con 1 estrella Michelín:

3 estrellas:
Caprice (Cocina francesa)
Lung King Heen (Cocina cantonesa)
Sun Tung Lok (Chinese).

2 estrellas:
Amber (Cocina francesa)
Celebrity Cuisine (Cocina cantonesa)
Cuisine Cuisine at the Mira (Cocina cantonesa)
81/2 Otto e Mezzo (cocina italiana)
Ming Court (Cocina cantonesa)
Pierre (Cocina francesa)
Tang Court (Cocina cantonesa)
Tim's Kitchen (Cocina cantonesa)
L'Atelier de Joel Robuchon (Cocina francesa).

1 estrella:
Bo innovation (Cocina fusión)
Cafe Gray Deluxe (Europeo)
Cepage (Cocina francesa)
Chilli Fagara (Sichuan)
6. Din Tai Fung in Causeway Bay and in Tsim Sha Tsui (Shanghai)
Dynasty (Cocina cantonesa)
Farm House (Cocina cantonesa)
Fook Lam Moon in Kowloon and Wan Chai (Cocina cantonesa)
Forum (Cocina cantonesa)
Fu Ho (Cocina cantonesa)
Fung Lum (Cocina cantonesa)
Golden Leaf (Cocina cantonesa)
Golden Valley
Hin Ho Curry (Cocina india)
Ho Hung Kee (Noodles)
Hoi King Heen (Cocina cantonesa)
Hong Zhou (Hang Zhou)
Hung's Delicacies (Chiu Chow)
Island Tang (Cocina cantonesa)
Kin's Kitchen (Cocina cantonesa)
Lei Bistro (Cocina china)
Lei Garden in IFC
Kowloon Bay
MongKok
North Porint
Sha Tin
TST
Wan Chai
Loaf On (Cocina cantonesa)
Mandarin Grill+Bar (Europeo)
Mist (Cocina japonesa)
Nanhai No.1 (Cocina cantonesa)
One Dim Sum (Dim Sum)
Petrus (Cocina francesa)
Regal Palace (Cocina cantonesa)
Shang Palace (Cocina cantonesa)
Spoon by Alain Ducasse
Summer Palace
The Square (Cocina cantonesa)
Tim Ho Wan in MongKok
Sham Shui Po (Dim Sum)
Wagyu Kaiseki Den (Cocina japonesa)
Yan Toh Heen (Cocina cantonesa)
Yat Tung Heen (Cocina cantonesa)
Ye Shanghai (Cocina de Shanghai)
Yung Kee (Cocina cantonesa).

Restaurantes en Hong Kong ...

De la larga lista de restaurantes en Hong Kong querría destacar los restaurantes con el símbolo QTS. Estos restaurantes son de confianza, porque cada año deben superar estrictos controles de calidad para garantizar que cumplen los siguientes requisitos: los precios de los productos deben estar indicados claramente, la información sobre los platos y menús debe estar indicada claramente, y deben garantizar un excelente servicio al cliente, con un personal que conoce bien los productos y puede responder de manera satisfactoria las preguntas de estos.

Algunos restaurantes donde no he podido comer, pero que me han sido recomendados por amigos:

Zona de Harbour City: Hui Lao Shan (un restaurante de postres), Sweet Dynasty (también de postres) y Cristal Jade (restaurante de comida china, principalmente de la parte sureste). Y en la 6ª planta del hotel Marco Polo el Ye Shanghai (comida de Shanghai, recomendando Steamed Pork Dumplings, la pasta de arroz con judía roja, o la sopa agridulce).

Zona de Times Square: Xiao Nan Guo o el Simply Thai.

Zona de Kowloon: Peking Garden para comer pato laqueado, es un restaurante grande y popular, pero realmente bueno.

Muy recomendable también el restaurante Hutong, del grupo Aqua, por sus vistas y por su comida. También, comida vietnamita en cualquiera de los restaurantes Nha Trang, o el Shui Hu Ju (68 Peel Street, Hong Kong; tel. 00852 2869 6927).Y también vale la pena probar los pequeños restaurantes de la calle, donde se sirven las comidas típicas de Hong Kong, como una bebida que se llama Yuan Yang o un tipo de pan que se llama Bo Luo Bao. Además del Cha Xiu (un tipo de carne), Wun Tun Mian (tallarines con dumpling de carne de langostino), etc. y todo a precios simpáticos.

^top
QUÉ VER Y HACER EN HONG KONG
Vista desde el Victoria's Peak
Vista desde el Victoria's Peak

Victoria Peak. Es una de las atracciones más populares de Hong Kong, un mirador ideal para contemplar el espectacular paisaje urbano de Hong Kong. Aconsejo subir de día y de noche. Es la típica foto de Hong Kong.

Para llegar al Victoria Peak se coge el Peak Tram en el Lower Peak Tram Terminus, en Garden Road (autobús 15C justo fuera del Star ferry en Central o se camina desde la estación MTR Central, salida J2). Otra opción es el autobús 15 desde Exchange Square Bus Terminus (salida D de MTR estación Hong Kong), o el minibús verde, desde el intercambio de transporte en la estación MTR Hong Kong. El tranvía Peak Tram salva una altura de 373 metros y es un tranvía antiguo y auténtico que, por sí mismo, ya es toda una experiencia.

Avenida de las Estrellas. Es una atracción turística muy concurrida, cual Hollywood en Hong Kong, que sirve de homenaje a los talentos que trabajan en la famosa industria cinematográfica de Hong Kong. En ella encontramos placas conmemorativas, huellas de manos de personalidades famosas del cine, puestos informativos, quioscos con objetos de interés de películas, una estatuilla de los premios de cine de Hong Kong y una escultura a tamaño natural de la legendaria estrella de las películas de kung fu, Bruce Lee.

Llegar a ella es muy fácil: estación de MTR East Tsim Sha Tsui, salida J y seguir las indicaciones. También se puede tomar el Afternoon tea en el Hotel Intercontinental y ver la avenida de las estrellas a resguardo. Es otra muy buena opción.

Sinfonía de luces: Se trata de una combinación de luces de colores, rayos láser y reflectores sincronizados con música y comentarios que crean un espectáculo mágico e inolvidable. Espectáculo diario, a las 20:00.

Sinfonía de luces
Sinfonía de luces

El mejor lugar para verlo es desde la orilla de Tsim Sha Tsui, entre la avenida de las estrellas y el Hong Kong Culture Centre; el paseo en el Golden Bauhinia Square, en Wan Chai; o desde cualquier ferry en Victoria Harbour. O la opción que yo hice, que fue tomar la goleta Aqualuna para realizar un paseo en barco durante 45 minutos; incluye una bebida y se puede observar el juego de luces y colores desde el puerto Victoria. Perfecto. Cuesta 240 HK$ y sale diariamente a las 19:30. Yo compré el billete el mismo día, sin problemas.

Buda gigante. Un viaje a Hong Kong no estaría completo sin una visita al Buda de bronce sentado al aire libre más grande del mundo que descansa sereno sobre la altiplanicie de Ngong Ping, en medio del espléndido paisaje de montaña de la isla de Lantau.

La majestuosa figura tiene 34 metros de altura, se realizó en China y el trabajo de fundición duró más de 10 años. Los visitantes pueden subir los 268 escalones para llegar hasta la plataforma donde se encuentra la estatua. La gracia sería verlo sin niebla, pero yo lo vi con mucha niebla.

Mercados callejeros. Los viajeros más aventureros no pueden perderse los mercados callejeros que tan bien ilustran la vitalidad de la cultura de Hong Kong. Entre ellos destacan el Mercado de las señoras (con imitaciones para todos los gustos), el mercado nocturno de Temple Street, el Mercado de jade y el Mercado de flores. Cada uno de estos mercados tiene su encanto propio y esconde multitud de tesoros.

Interior del templo
Interior del templo

Templo Sik Sik Yuen Wong Tai Sin. Es uno de los más famosos de Hong Kong y recibe cada año a millones de visitantes. Es un importante centro religioso y un lugar lleno de edificios tradicionales con preciosas decoraciones en el centro urbano de Kowloon. En el templo se practican tres religiones: taoísmo, budismo y confucianismo.

Mercado de Stanley & Murray House. Stanley es un pueblo con un mercado muy popular conocido por su ambiente tranquilo, su ambiente marítimo y las gangas que se pueden encontrar en él. Regatear es el deporte aquí. Murray House, en el paseo marítimo de Stanley, es un edificio colonial de tres plantas restaurado que originalmente se encontraba en Central y en 1982 fue desmantelado y reconstruido aquí.

Repulse Bay. Esta franja de arena en forma de media luna es una de las playas más hermosas de Hong Kong. Goza de gran popularidad entre los habitantes de la ciudad y los viajeros y ha servido de escenario en muchas películas. Dos imponentes estatuas de Kwun Yum y Tin Hau, diosas protectoras de los pescadores, dominan sobre los pintorescos jardines que conducen hasta la playa, donde se encuentra también una casa de baños de estilo chino tradicional y el hotel de estilo colonial The Repulse Bay.

Hollywood Road y Templo Man Mo. Hollywood Road y Upper Lascar Row (también conocida como calle del gato) son lugares de visita obligada para todos los viajeros. Abarrotadas de tiendas de antigüedades y un mercado callejero, estos escenarios pintorescos resultan ideales para comprar recuerdos y regalos. El cercano templo de Man Mo rinde tributo a los dioses de la literatura (Man) y de la guerra (Mo). Aquí se pueden ver gigantes espirales de humo de incienso flotando en el aire.

Complejo flotante Jumbo Kingdom
Complejo flotante Jumbo Kingdom

Aberdeen y Jumbo Kingdom. En el puerto de Aberdeen viven cientos de personas en juncos de pesca. Su forma de vida tradicional contrasta claramente con el estilo moderno de quienes viven en los rascacielos cercanos.

Jumbo Kingdom es el enorme complejo de restaurantes chinos flotantes y también un icono turístico. Cuenta con un restaurante gastronómico de seis estrellas que ofrece excelentes especialidades de cocina china tradicional y cocina fusión, un bar y un restaurante al aire libre, un jardín con bar y un jardín para tomar el té.

Sai Kung. Junto al muelle de Sai Kung, en Hoi Pong Square, hay una docena de restaurantes de pescado de gran calidad. La increíble variedad de marisco fresco en las peceras situadas fuera de los restaurantes y las agradables vistas del mar le dan aun más encanto a esta experiencia gastronómica incomparable.

Museo de Historia de Hong Kong. Este museo, con una superficie total de 17.500 m2, muestra la dilatada y rica historia de Hong Kong. Se han hecho grandes esfuerzos para recopilar, conservar, procesar, analizar y mostrar diversos objetos relacionados con la arqueología, la historia, la etnografía y la historia natural de Hong Kong y el sur de China. Me encantó, es un must para quien quiera conocer la historia de esta metrópolis asiática.

A todos estos puntos de interés se puede llegar con transporte público, pero para quien tenga poco tiempo y/o quiera tener guías calificados, recomiendo encarecidamente la agencia Hong Kong Tours (son profesionales del sector que llevan como 10 años trabajando por la calidad del servicio turístico en Hong Kong; las excursiones de medio día cuestan unos 300 HK$).

Compras. Hong Kong es el paraíso de las compras, mercados y centros comerciales (más información en Hong Kong shopping guide). Yo recomiendo especialmente el centro comercial Harbour City, el más grande, con más tiendas, restaurantes y todo lo imaginable, desde las marcas de gran lujo a supermercados. Allí seguro que encontraremos el regalo adecuado o lo que andábamos buscando.

Además, tal como he mencionado anteriormente al hablar de los mercados, están los mercados callejeros, tales como el Jade market, el Ladies market o el Stanley market. Todos de visita obligada para los adictos a las compras.

Spas en Hong Kong. Los spas son para mí un capítulo aparte, una visita diaria obligada en un viaje de lujo a Asia. Los hoteles men- cionados anteriormente tienen spas, todos con tratamientos buenísimos, con productos de altísima calidad, con espacios que invitan a la completa relajación: sala de bienvenida donde empieza todo el ritual, toallita húmeda, té caliente, cambiarse la ropa, limpieza de los pies con sales minerales y flores, aromaterapia, cromoterapia, ...

Las habitaciones acostumbran a ser muy grandes, y algunos ofrecen incluso vistas espectaculares. Además algunas suites disponen de bañera con jacuzzi. El ritual sigue en la sala de relajación con zumos naturales o más té y se puede además disfrutar de la zona wellness, con saunas y piscinas de infarto. Un regalo para el cuerpo y el alma de entre dos y tres horas.

Los mejores spas que he podido disfrutar en Hong Kong son los siguientes:
Mandarin Oriental spa - The Peninsula Spa by ESPA - The Ritz-Carlton spa - Plateau spa en Grand Hyatt - The Mira spa

Hong Kong tiene muchísimos espacios donde se ofrecen masajes, aunque yo sólo pude probar tres de ellos:

- Alqvimia Spa, de la exclusiva marca de cosméticos 100% naturales española, tiene diferentes centros de belleza en Hong Kong. Pude ir al de Times Square, no muy grande, pero con el toque de perfección que ofrece Alqvimia y con la suerte de que mi piel está en las mejores manos.

- Sense of Touch (G211, 1/F, The Repulse Bay Arcade, 109 Repulse Bay Road - Hong Kong; tel. 00852 2592 9668) ubicado en Repulse Bay, la zona residencial de más poder adquisitivo. En este centro de belleza, con peluquería, disfruté de un tratamiento espectacular. Ofrecen también servicio exclusivo de peluquería. Me encantó, y además pude descubrir Repulse Bay donde no hay apenas turistas. Sense of Touch tiene otros 7 centros.

- Oasis Spa, en el centro comercial más grande de Hong Kong, el Harbour City. Es un espacio casi escondido, pues hay que subir en ascensor, pero es súper exclusivo. Hablan poco inglés, pero disfruté de un tratamiento facial con rosas que me dejó una piel increíble.

Excursiones desde Hong Kong. Si se dispone de tiempo suficiente (un día) una excursión muy recomendable desde Hong Kong es la visita a la ciudad de Macao (ver siguiente apartado en esta guía), a una hora en ferry desde Hong Kong.

^top

MACAO

MAPA DE MACAO - (+) Ver mapa más grande

Aprovechando mi viaje a Hong Kong, planeé la visita a Macao (Macau en portugués) que, al igual que Hong Kong, es un territorio chino de régimen especial, pero con gran influencia de Portugal, pues fue colonia portuguesa.

Macao tiene la mayor concentración de casinos del mundo, incluso más que en Las Vegas o Atlantic City.

Los ciudadanos de la China continental o Hong Kong viajan en masa a Macao para apostar en sus casinos, y cuando digo en masa es literalmente así: en el ferry de Hong Kong a Macao era la única occidental.

Hoy en día, Macao es una Región Administrativa Especial de la República Popular de China y de acuerdo con la voluntad de su población y de sus líderes mantiene y mantendrá sus características sociales y económicas de acuerdo con el principio un país, dos sistemas.

Macao continúa creciendo en tamaño -con más terreno ganado al mar- y en el número y diversidad de atracciones. En la ciudad se respira una atmósfera cosmopolita unida a una forma única de vida, en la que como siempre, Europa encuentra a Asia y en la que las dos comunidades más representativas (china y portuguesa) encuentran un tolerante estilo de vida en común y de intercambios mutuos.

Curiosamente todas las calles y todos los folletos están en dos idiomas (chino cantonés y portugués, los dos idiomas oficiales) e incluso tres. Debo decir que me sorprendió que nadie me entendiera en portugués, aunque teóricamente todos los macaenses, lo han aprendido en la escuela primaria.

UN POCO DE HISTORIA DE MACAO

Inicialmente, la península de Macao fue habitada por pescadores llegados de las provincias de Fukien y Cantón. La palabra china para Macao (Ou Mun) significa literalmente La puerta de la Bahía, debido a su ubicación en la desembocadura del Río de las Perlas, aguas abajo de Guangzhou (Cantón).

Sin embargo, la palabra portuguesa para Macao parece estar relacionada con el culto a la diosa Á-Má que se venera en todo el sur de China y a quien se le ha dedicado un templo construido a la entrada del Puerto Interior. Fue, sin duda, a partir de ese momento, cuando el lugar pasó también a ser conocido en la región por Á-Má-Gao (puerto de Á-Má), denominación que los portugueses debieron adoptar y que habrá cambiado gradualmente para dar lugar a Macao. Los portugueses llegaron a Macao entre 1554 y 1557, en ocasión del viaje de Jorge Álvares, cuya estatua se puede apreciar en el centro de la ciudad.

Con la conformidad de los mandarines locales, los portugueses se establecieron en esta región creando varios puntos de intercambio, de esta forma, la península se convirtió en un lucrativo enclave para el comercio entre China, Japón, La India y Europa, característica ésta, que se mantuvo a lo largo de los siglos. Macao desempeñó así el papel de puerta abierta de China al exterior. El lugar de contacto y de cruce de Occidente y de Oriente.

La época dorada de los portugueses en Asia se desvaneció con la emergencia de rivales como los holandeses y los ingleses que pasaron a tener el dominio de las rutas comerciales. Aún así, los chinos optaron por continuar comerciando con los europeos a través de Macao. De esta forma, a lo largo de más de un siglo, la británica Compañía de las Indias Orientales y otros establecieron sus tiendas en Macao, en lugares como la elegante Casa Garden. A medida que el comercio chino con Europa creció, los comerciantes europeos, entre cada una de las celebraciones de la feria bianual de Cantón, empezaron a usar Macao como lugar de abrigo y de entretenimiento.

Tras la creación de Hong Kong, en el escenario de la victoria inglesa en la primera Guerra del Opio en 1.841, Macao perdió mucha de su importancia comercial, ya que el grueso de esa actividad fue transferido a la otra margen del Delta del Río de las Perlas. Desde muy pronto, Hong Kong se desarrolló hasta convertirse en uno de los principales centros financieros mundiales, dejando a Macao en un estado de semiletargo, del cual sólo se despertaría hace algunas décadas. De cualquier forma, Macao continuó gozando de una atmósfera multicultural y continúa siendo un lugar favorito para viajeros, escritores y artistas.

En los tiempos modernos, Macao desarrolló industrias como los textiles, productos electrónicos y juguetes, así como una industria de turismo a nivel mundial con una gran variedad de hoteles, resorts, instalaciones para MICE, restaurantes y casinos. Tal como en el pasado, la economía de Macao permanece muy ligada a Hong Kong y a la provincia de Guangdong. Aún así, Macao siempre ha sabido mantener una atmósfera única que la hace muy diferente de las regiones vecinas.

CÓMO LLEGAR A MACAO

En Macao hay un pequeño aeropuerto que sirve destinos regionales asiáticos. Pero el medio de transporte más utilizado para llegar a Macao es el ferry. Este se puede tomar directamente en el aeropuerto de Hong Kong, en la isla de Lantau, con las compañías Turbojet o Cotaijet. También hay diferentes puntos de salida en el propio Hong Kong, sea en Kowloon o bien en la isla de Hong Kong. Más información sobre estos ferries en las páginas web siguientes: Dragon, First Ferry, Cotaijet o Turbojet.

Yo pagué 134 HK$ por un billete de turista. Se necesita el pasaporte para llegar a Macao y pasé bastante rato para pasar frontera y revisar el pasaporte. La maleta grande me la hicieron facturar y tiene un coste extra de 20 HK$. Compré el billete el día anterior, pero tengo la sensación que no era necesario haber sido previsora. Hay ferris prácticamente cada 15 minutos.

Más información sobre transporte a Macao en la página web Cómo llegar a Macau.

DORMIR Y COMER EN MACAO

Macao está lleno de enormes hoteles (en número de habitaciones) y la mayoría de estos ofrece también un casino, que es parte del atractivo. Aquí se encuentran la mayoría de cadenas hoteleras de lujo del mundo. Más información sobre alojamiento en Macao en la web Accommodation in Macau y en el portal de reservas Hoteles en Macao.

La opción más económica es alojarse en las Casas de Hospedaje o en cualquier hotel de la cadena Holiday Inn.

Yo me alojé en el Mandarin Oriental Macau (Avenida Dr. Sun Yat Sen, Nape - Macao; tel. 00853 8805 8888) porque soy una fan de esta cadena hotelera, por sus servicios, por su calidad, y en el caso de Macao, también por su ubicación. Desafortunadamente en una noche no me dio tiempo de disfrutar tanto del hotel como me hubiese gustado. Soy de esas personas que disfruto quedándome en un hotel, recorriendo sus rincones y disfrutando de los servicios exclusivos que ofrecen.

El hotel ofrece un lujo discreto y elegante. Inaugurado en junio de 2010, sus habitaciones son amplias, de tonos tenues, con diseños actuales y un toque de calma oriental, como se espera de un hotel Mandarin Oriental, y todas ofrecen vistas espectaculares de Macao. No es de los hoteles más grandes de Macao, pues sólo tiene 213 habitaciones, pero es un must. Me encantó. Pude probar el magnífico spa, donde recibí un tratamiento de dos horas imborrable en un marco elegante y relajante en una cabina privada con vistas y una bañera enorme sólo para mimarme. Salí renovada, de cuerpo y mente.

Y no es menos la cena que pude degustar en Vida Rica, el restaurante dirigido por el chef alemán Dirk Haltenhof, ofrece una cocina actual y occidental con toques orientales. Los vinos dominantes son los portugueses, como se espera cuando se visita Macao. Degusté una cena deliciosa y quedé encantada con el magnífico buffet de desayuno, con Nutella incluida. El chocolate y el cake shop en el Mandarin Oriental Macao es obra del pastelero americano Tony Miller (puesto que fui durante Semana Santa, la decoración de los huevos de chocolate era impresionante). Si se dispone de tiempo hay que planear disfrutar de su zona de piscina infinity y sus tumbonas de diseño. Hotel de ensueño, para quedarse y disfrutar.

Otros hoteles que visité en Macao:

The Venetian. Igual que en Las Vegas, este súper-impresionante hotel ofrece 3.000 habitaciones que en realidad son suites (todas son a partir de los 75 m2). ¡Enormes!. Clásicas, todas con una antesala, con vestidor, algunas con cama de dosel. Lo más impresionante es el gran Canal, igualito que en el hotel de Las Vegas, imitando el gran Canal veneciano real. Las tiendas de lujo que lo rodean y que siempre están llenas. Para recorrerlo recomiendo tener un mapa a mano para no perderse.

• En el resort y centro comercial City of Dreams se engloban tres importantes hoteles: el Grand Hyatt, el más asequible Hard Rock Café y el elegantísimo Crown Towers. Los tres me encantaron.

San Va Hospedería (Rua da Felicidades 67 - Macao; tel. 00853 2857 370). Sencillísimo hostal en el centro de Macao que también tiene habitaciones dobles con baño. Repito: muy simple, sólo para viajeros con mentalidad de mochileros veinteañeros.

Restaurantes en Macao:

Degusté una comida muy buena en Lua Azul, en la Macau Tower, sólo había comensales chinos y comí unos dimsum muy decentes.

QUÉ VER Y HACER EN MACAO

Macao tiene muchísimas cosas que visitar pero, a priori, el viajero no viene por eso. El viajero acostumbra a visitar Macao para apostar en sus casinos, pues recordemos que tiene más casinos que Las Vegas o Atlantic City. Además Macao ofrece centros de convenciones para la celebración de congresos y ferias, perfectamente combinables con su oferta de entretenimiento.

En Macao tienen un servicio único para los turistas que no había visto nunca y me parece fantástico: una hotline directa de asistencia inmediata con servicio 24 horas al día. Simplemente llamando al 00853 28 333000 te atienden y te ayudan inmediatamente.

Fachada de Sao Paulo
Fachada de Sao Paulo

Macao me sorprendió positivamente. He aquí un resumen de lo que pude ver, de hecho vi casi todo, pero no todo. Decir que un día entero es justo para ver todo lo más importante de Macao. Para ello conviene programar un mínimo de dos días. El centro histórico de Macao es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Ruinas de Sao Paulo y Museo de Arte Sacro: Justo en el corazón de la ciudad antigua está lo que queda de la primera iglesia y colegio de los Jesuitas en China, lugar conocido hoy en día como Ruinas de Sao Paulo.

Diseñada por un jesuita italiano, con la ayuda de canteros japoneses cristianos, que huían de persecuciones en Japón, la iglesia fue construida a inicios del siglo XVII. En 1835, un incendio dejó apenas la fachada del edificio, el cual permanece como un símbolo de un pasado marcado por el encuentro de culturas y por la evangelización de Oriente. Dedicado a Nuestra Señora (véase la inscripción de Mater Dei justo encima del pórtico central) estaba compuesto por la iglesia y por varias dependencias, que se pueden apreciar ahora en los alrededores de la fachada, tras varios trabajos de arqueología y una paciente reconstrucción y limpieza. El Museo de Arte Sacro y la Cripta (situados en la parte trasera de las ruinas) muestran valiosos tesoros de Arte Cristiano de oro y plata.

Fortaleza del Monte y Museo de Macao: Esta bella fortaleza fue construida por los jesuitas a inicios del siglo XVII como sede, y forma parte del conjunto arquitectónico que incluía también el Colegio y la Iglesia de Sao Paulo. Estaba destinada a la defensa de posibles ataques provenientes del exterior de la ciudad. Más tarde se utilizó como residencia del gobernador. Toda la muralla en torno a la cima del monte está muy bien recuperada y proporciona bellísimas vistas sobre toda la ciudad moderna.

Hoy en día, la fortaleza acoge el Museo de Macao, el cual es muy original, ya que en vez de mostrar un patrimonio antiguo (se pueden apreciar piezas antiguas en muchos de los otros museos de Macao), tiene como objetivo dar a conocer las tradiciones y las costumbres de las diversas comunidades y culturas que componen la sociedad de Macao. Desde las festividades tradicionales chinas, pasando por las fiestas portuguesas, o para terminar, las de la comunidad mixta (la de Macao). Este Museo es obligatorio para quien quiera tener un conocimiento más profundo sobre la especificidad y originalidad de la vida de las gentes de Macao.

Plaza del Senado y Fortaleza de Santo Domingo: La Plaza del Senado (Largo do Senado) fue desde muy pronto, y durante siglos, el centro administrativo de la vida de la ciudad. Algunos de los edificios más emblemáticos están situados en esta plaza, tales como el Instituto de los Asuntos Cívicos y Municipales (IACM, antiguo Leal Senado), la Santa Casa de la Misericordia (la institución de caridad más antigua de Macao que data del siglo XVI), y edificios comerciales y residenciales con un armonioso estilo colonial, que nos hacen recordar, otros parajes más atlánticos o incluso mediterráneos.

Plaza del Senado
Plaza del Senado

La disposición de los edificios crea en esta plaza, pavimentada con adoquines al estilo portugués, un efecto dinámico, propio del urbanismo barroco, y conduce al transeúnte a las diferentes áreas de este espacio único. En la parte norte de la plaza está semiescondida la bellísima Iglesia de Santo Domingo (Igreja de S. Domingos), del siglo XVII, un ejemplo majestuoso de la arquitectura jesuítica de la Contrarreforma. Toda su fachada, de una armonía elegante es amarilla clara con estucado en blanco, que irradia un sentimiento difuso de austeridad estética, unida a un etéreo sentido espiritual. No perderse el Tesoro de Arte Sacro que se expone en los anexos de la Iglesia.

Fortaleza y Faro de guía: En la cima de la colina más elevada de Macao está situada la Fortaleza de Nuestra Señora de Guía, edificada por los primeros portugueses, en 1622-1638, para defender la ciudad de sus invasores.

Hoy en día, es uno de los lugares favoritos para los turistas y para la población, ya que desde ella y desde los jardines que la circundan, se pueden apreciar algunas de las más bellas vistas sobre la ciudad, las islas y el Río de las Perlas. En el perímetro de la fortaleza hay una bonita ermita dedicada a Nuestra Señora de Guía y también el Faro de Guía, de construcción robusta y el primero de estilo occidental que en la segunda mitad del siglo XIX iluminó los mares del Sur de China, y que continúa sirviendo todavía hoy como señal para la navegación.

Portas do Cerco: Aunque haya sido una verdadera frontera en el pasado y hoy en día se haya convertido en un simple puesto de control, esta puerta de piedra, construida en 1870, fue restaurada y decorada con una cita del poeta Camões. El área está rodeada por un gran número de edificios (la zona norte es la de mayor concentración poblacional de todo el Territorio). Del otro lado está el ajetreo de la vecina Zona Económica Especial de Zhuhai.

Jardín Lou Lim Ieoc y Casa Cultural de Té de Macao: El Jardín Lou Lim Ieoc es tal vez el más chino de todos los jardines de Macao, situado en una zona muy poblada de Macao. En el siglo XIX, un distinguido chino de la sociedad local, Lou Kan, construyó este jardín al estilo de los jardines de Suzhou, conjuntamente con una casa de estilo victoriano, en la que recibía a amigos como Sun Yat-sen. Posteriormente, el gobierno se hizo cargo del jardín y lo restauró. Hoy en día, es muy popular entre los autóctonos para la práctica de la danza de los abanicos, el canto de arias de ópera china, la práctica de tai chi... La Casa Cultural de Té de Macao es una casa antigua en el Jardín Lou Lim Ieoc. Tiene una fachada en estilo portugués, con elementos chinos en el tejado.

Iglesia da Penha: Está situada en el extremo sur de la península de Macao, en la cima de la colina da Penha, sobre el siempre activo Puerto Interior, los lagos Nam Van y las demás islas chinas. Está rodeada de jardines, de un bello mirador y al lado de ella, se encuentra una de las residencias episcopales, que es donde termina la Procesión de Nuestra Señora de Fátima realizada todos los años el día 13 de Mayo. Esta iglesia era un punto de peregrinación para los navegantes que se embarcaban en viajes peligrosos y fue fundada en 1622 por la tripulación y los pasajeros de un barco portugués.

Templo de Á-Má: El templo más famoso y pintoresco de Macao, y que ayudó a dar nombre a la ciudad, está constituido por cuatro pabellones de oración. El templo está situado justo a la entrada del Puerto Interior, en un ambiente de frescura y armonía. Los pabellones están dedicados a la diosa Á-Má, también conocida por Tin Hau, y a la Diosa de la Misericordia o Kun Iam. En la entrada hay una gran roca en la que está grabado un junco chino. En el lado opuesto al templo, podemos encontrar el Museo Marítimo, en el que está retratada la leyenda de Á-Má y el festival realizado en homenaje a ésta.

Centro Cultural de Macao: Este moderno centro cultural de arquitectura atrevida está ubicado en un lugar privilegiado, a la entrada del Puerto Exterior, frente a la isla de Taipa. Durante todo el año, pasan por aquí numerosas manifestaciones artísticas, que van desde exposiciones a conciertos, talleres de diferentes artes, teatro, cine, etc. Este Centro es el lugar principal en el que se celebran grandes eventos anuales como el Festival Internacional de Música de Macao y el Festival Internacional de las Artes. Aparte del gran auditorio de 1.200 plazas y del pequeño, en uno de los edificios contiguos está el Museo de Arte que alberga exposiciones permanentes de pintores famosos como George Chinnery, Auguste Borget y A. Smirnoff, además de una gran variedad de exposiciones temporales.

Torre de Macao y centro de convenciones: Inaugurada el 19 de diciembre de 2001, la Torre de Macao mide 338 metros en su punto más alto, y el punto desde donde se tiene una vista panorámica de todo el Delta del Río de las Perlas está a 223 metros de altura. Además de ser una torre de observación (y de comunicaciones), tiene un restaurante giratorio a 216 metros de altura. A parte de observar sus espectaculares vistas y comer, también permite aventurarse en una vertiginosa caminata alrededor de la torre, en el skywalkexterior. Y para quién tenga suficiente adrenalina y ganas, se puede hacer bungy jumping o sky jumping desde la torre. Arriba en la torre se puede comprar el tiquet, pero para informarse previamente: AJ Hackett Macau Tower.

Edificios de Macao
Edificios de Macao

Junto a la Torre está el Centro de Convenciones, con área comercial, una sala de cine, salas de juego, restaurantes de gastronomías variadas, bares, etc. Enfrente, hay una plaza que, a veces, se utiliza para conciertos y otras manifestaciones artísticas callejeras. Cabe destacar que todo el conjunto arquitectónico está rodeado por el río y que el elemento acuático invade los edificios, proporcionándoles una muy especial fluidez y dinamismo.

Casas Museo de Taipa: Son cinco casas construidas en 1921, alineadas a lo largo de la Avenida da Praia, que en el pasado fueron residencias de algunos altos cargos del Gobierno o de influyentes familias de Macao. Todas han sido restauradas, así como las zonas de los alrededores, y tres de ellas son hoy museos: la Casa de Macao, la Casa de las Islas y la Casa de las Regiones de Portugal. De las otras dos, una funciona como galería de exposiciones y la otra, la más grande, como lugar de encuentros y recepciones.

Capilla de San Francisco Xavier: La vida de la pequeña comunidad del pueblo de Coloane gira en torno a la plaza de la capilla de San Francisco Xavier. La capilla fue edificada en 1928 como relicario de los huesos del santo que le da nombre. A pesar de que los huesos del santo ya no se encuentran aquí, la capilla continúa atrayendo muchos peregrinos. Esta pequeña capilla fue construida en la margen que se extiende a lo largo del canal que separa Coloane de las demás islas chinas, y tiene enfrente una acogedora plaza rodeada por una columnata que alberga restaurantes que invitan a distendidas comidas y conversaciones.

Pabellón del Oso Panda Gigante: Está situado en una ladera del Parque Natural de Seac Pai Van, en Coloane. Ocupa un área de cerca de 3.000 m2 y está diseñado para sacar el máximo provecho del relieve y de las características naturales del terreno. El pabellón se compone de dos espacios interiores de 330 m2 destinados a las actividades de los osos panda, de un patio al aire libre con 600 m2 y de un área de exposición con 900 m2. Las instalaciones interiores incluyen un centro de logística con refugios para los osos panda, instalaciones para el lavado y almacenamiento del bambú, un espacio para la preparación de la comida, un almacén de comida, un centro de control, una clínica veterinaria, etc. Abierto de 9:30 a 17:30, cierra los lunes. La entrada cuesta 10 MOP$.

Casa de Penhores tradicional, es una de las muchísimas casas de empeño que existían en Macao. Esta es la mayor y mejor conservada. Abierta de 10:30 a 19:00 y situada en la Av. Almeida Ribeiro 396. Muy curioso de visitar, 5 MOP la entrada.

Y EL VIAJE SE ACABA....

De vuelta a Hong Kong, y ya en el día del inicio del regreso a casa, para ir al aeropuerto internacional de Hong Kong yo tuve la suerte de que me llevaran en el servicio VIP Rolls Royce del Hotel Península, pero para llegar al aeropuerto en transporte público consultar la página web Transporte entre el aeropuerto y la ciudad de Hong Kong.

En el momento de la facturación se quedan con la tarjeta de aduana que nos entregan a la llegada al país. Después tomé el vuelo QR813 de Qatar Airways a la 1:45 de la madrugada, el cual tardó unas nueve horas en llegar a Doha. Y dos horas más tarde tomo el enlace QR67 que sale a las 6:40 de la mañana y que tarda 6 horas en llegar a mi destino final, Barcelona. Enlaces perfectos y vuelos agradables con Qatar Airways.

^top
Relat d'un viatge de 20 dies a la Xina - Teresa & Montse [2010]
Relat d'un viatge a la Xina (2009) - Núria & Guillem [2009]
Diari d’un viatge a la Xina - Sara i Tom [2007]
Diari d'un viatge al sud de la Xina, Hong Kong i Macau - Jordi Rodríguez & Marta Colomer [2007]
Xina, el despertar del gegant - Sandro Alarcón & Rosa Moreno [2006]
Diari d'un viatge a la Xina imperial - Jordi Rodríguez & Marta Colomer [2006]
Relat d'un viatge a Xina i el Tibet - Antonia & Gerardo [2006]
El Tibet, on la terra viu en el cel - Jordi Llorens [2005]
Relat d'un viatge a la Xina - Marta & Josep [2005]
XINA - Guia i relat d'un viatge a la Xina - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2005]
Relat d'un viatge al Tibet i la Xina - Marc & Pilar [2004]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació