Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
2 / 2
Bandera

PORTUGAL

Guía de viaje a Madeira, el jardín del Atlántico

Data . Publicat el 01/07/2006
2.4 de 5 (179 vots)

Introducción

Esta es la guía personal de Odebar sobre Madeira, actualizada a febrero de 2009. No seas desagradecid@ y envía un correo a Odebar al regreso de tu viaje, contando tus impresiones sobre el servicio que te ha prestado esta guía. Así estará más completa y será más útil a futuros viajeros.

Y de camino a Madeira o de regreso... nada mejor que una parada en Lisboa!!.

MAPA ISLA DE MADEIRA - (+) Ver mapa más grande
^top

 GUÍA DE VIAJE: INTRODUCCIÓN. CÓMO MOVERSE POR MADEIRA. FUNCHAL y MONTE

DATOS GENERALES SOBRE MADEIRA

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Superficie

794 km²

Coordenadas

32º 38' 28" de latitud norte y 16º 54'24" longitud oeste.

Población de Madeira

260.000 habitantes

Población de Funchal

Funchal, la capital de la isla, tiene un total de 103.961 habitantes (48.497 hombres y 55.464 mujeres según el censo de 2.001)

Densidad de población

319,6 habitantes/km².

Hora

GMT+1 (GMT+2 del último domingo de marzo al último sábado de octubre). Es decir, la misma hora que en Canarias.

Lengua oficial y Régimen político

En Madeira la lengua oficial es el Portugués. El archipiélago de Madeira es una región autónoma dependiente de Portugal.

Geografía

Madeira está en el Océano Atlántico, a 990 km (535 millas náuticas) al suroeste de Lisboa y a unos 500 km al oeste de la costa africana, en la misma latitud que Casablanca (Marruecos).

Mapa de Madeira
Mapa de Madeira

El Archipiélago de Madeira lo componen la gran isla de Madeira, la pequeña isla de Porto Santo y tres islotes deshabitados: Ilheu Chao, Deserta Grande y Ilheu de Bugio.

La isla de Madeira tiene 58 km de largo y 23 km de ancho. Porto Santo es mucho más pequeña con sólo 14 km de largo y 5 km de ancho. Las islas presentan muchas colinas de origen volcánico y la costa de Madeira es rocosa y abrupta con muchos desfiladeros de lava que van al mar.

La costa norte de Madeira presenta elevaciones de hasta 650 m. sobre el nivel del mar. Su origen volcánico está formada por un macizo montañoso que cae abruptamente al mar desde los 1.862 metros de altitud del Pico Ruivo. En las terrazas de los desfiladeros crecen uvas, plátanos, maracuyá y manzanas.

Cabo Girão al oeste de Funchal es el segundo acantilado más alto del mundo. En el interior, Pico Ruivo es el punto más alto de la isla (1.862 m.) seguido de Pico de Arieiro (1.810 m.). Estos dos picos, presentan panoramas muy impresionantes de la isla y una vista magnífica de las otras montañas.

El origen volcánico de la isla de Madeira implica que no haya playas, si bien existe una muy pequeña llamada, Prainha, cerca del pueblo ballenero de Canical, al este de la isla. En cambio, en Porto Santo hay fabulosas playas de arena dorada.

Su descubrimiento

El nombre de Madeira (madera en portugués) viene de antiguo. Gonçalves Zarco y Texeira, descubridores oficiales de la isla para la historia portuguesa, llegaron desde Porto Santo en 1419 y la llamaron así debido a que entonces estaba cubierta completamente por una densa masa boscosa; sin embargo, existe un mapa veneciano datado en 1351 en el que aparece Madeira como isole di Legname (islas de la Madera) y es muy probable que Lancelotto Malocello, genovés que dio nombre a Lanzarote, y otros marinos aragoneses, mallorquines, árabes o venecianos supieran de su existencia y la conocieran ya por este nombre.

Clima

Prevalece un enorme equilibrio climático a lo largo de todo el año con un clima suave subtropical caracterizado por veranos calurosos e inviernos muy suaves. La temperatura media en verano es de 22ºC y de 16ºC en invierno. La temperatura del agua del mar oscila entre los 18º C en invierno y los 22ºC en verano.

Funchal tiene un microclima incluso más benigno que hace que mientras en las montañas cercanas esté lloviendo, haga sol en la línea de costa. En cualquier caso, en invierno el clima es muy variable y puede cambiar muy rápidamente. Las mañanas suelen salir despejadas y las nubes que bajan de las montañas van paulatinamente cubriendo el cielo (clima actual en Funchal).

Vegetación

Los bosques de laurisilva que pueblan la superficie vegetal de la isla están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1999. La laurisilva es una formación de tipo subtropical predominantemente arbórea, siempre verde, cuya gran masa de hojas coriáceas y brillantes favorece la condensación de las nieblas produciéndose una lluvia local al pie de cada árbol que se conoce como precipitación horizontal. La distribución de los árboles varía en función de las apetencias ecológicas destacando los viñátigos (Persea indica), tiles (Ocotea foetens) y laureles (Laurus azorica).

El origen de este bosque se remonta a la era Terciaria, momento en que se extendía por una vasta área del sur de Europa. Durante la última glaciación desapareció prácticamente de todo el continente europeo. Actualmente, su distribución se reduce apenas a los archipiélagos de Madeira, Azores, Canarias y Cabo Verde- y a algunos enclaves situados en el sur de la Península Ibérica y Marruecos. Madeira alberga la mayor extensión de este bosque que se encuentra en el mejor estado de conservación. Cubre aproximadamente el 22 % del área total de la isla. La laurisilva se distribuye desde los 300 a los 1.300 metros de altitud en la vertiente norte y es más reducida en la vertiente sur donde sólo se encuentra en altitudes elevadas. Desempeña un papel fundamental en la protección del suelo y en la infiltración de agua de lluvia, muy importante para los recursos hídricos de la isla.

Economía

Apenas el 1% de la población se dedica al sector primario, el 23,50 al sector secundario y el 75,50% al sector turístico y de servicios. La tasa de desempleo es del 4,84 % (datos de 2002).

Compras y precios

En Funchal hay muchos almacenes y tiendas de souvenirs. Casi tan famosos como los vinos de Madeira son los bordados que se aplican a toallas, pañuelos y vestidos (30.000 mujeres obtienen ingresos extras con ellos). Asimismo destacan los trabajos en mimbre. En cuanto a los precios se puede decir que son iguales e incluso sensiblemente superiores en relación a España.

Centros comerciales:

Marina Shopping Centre: Avda de Arriaga, 1 en el centro de la ciudad. Encontrarás tiendas de moda, decoración, objetos de mimbre y tapices. Y si necesitas un descanso, tienes cafeterías y restaurantes. - Forum Madeira: Inaugurado en Abril de 2005, está situado en la Avda. Monumental, en la zona hotelera de Lido. Dispone de 3 plantas que dan cobijo a 86 tiendas, 17 bares y restaurantes, 6 salas de cine y un supermercado. Horario de 10:00 a 24:00.

Gastronomía

Entre los platos típicos se encuentran: el pez espada (a ser posible combinado con plátano), la sopa de tomate e cebola (sopa de tomate y cebolla), caldeirada (sopa de pescado), bife de atum e milho frito (atún con maíz frito), carne em vinha d'alho (puerco agridulce con ajo), espetada (plato hecho a base de pescado fresco), bolo de mel (pastel de miel de Madeira) y, para acompañar las comidas, el bolo do caco, un pan de maíz y ajo buenísimo para tomar untado con mantequilla o paté de atún o sardina.

La isla es un paraíso para los amantes del vino. Existen cuatro variedades según la altitud en que se planten las viñas: Sercial, el más seco, para el aperitivo; Verdelho, semi-seco; Boal, semi-dulce, para acompañar al queso; y Malvasía, dulce, para los postres. En cuanto a los licores destacan los licores de frutas tropicales como granadilla, piña de América y chirimoya así como el Poncha, que viene a ser una versión de la crema de ron miel canaria. En la isla se pueden encontrar además todo tipo de vinos, licores y cervezas importados del continente. La Compañia de Vino de Madeira (Avenida de Arriaga, 28, en el corazón de Funchal) es el lugar perfecto para adquirir una botella de Madeira después de haber probado varias cosechas.

Cómo llegar a Madeira

En avión: La duración del vuelo es de 1 hora y 30 minutos. Desde Lisboa y Oporto existen varias compañías aéreas portuguesas que operan diariamente con Funchal: TAP Portugal, Portugalia y Sata Air Azores

En barco: Desde junio de 2008 hay una línea de ferrys, operada por la empresa canaria Naviera Armas, entre las islas Canarias (Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote) y Portimao, en el Algarve portugués, con escala en Funchal. Asímismo Funchal es una escala programada en las principales compañías de cruceros por el Atlántico. Además, desde el mes de junio de 2008

Teléfono e Internet

• Desde España: 00 - 351
• Llamadas a España: 00 - 34
• España Directo: 0 800 800 340
• Operadores de telefonía móvil en la isla: TMN, Vodafone, y Optimus.
• La ciudad de Funchal dispone de varios puntos WI-FI en plena calle debidamente señalizados como Wi-fi zone

^top

CÓMO MOVERSE POR MADEIRA

En Funchal

En la capital la opción más aconsejable es utilizar la extensa red de autobuses urbanos que existen. Otra opción es utilizar los numerosos taxis, pues no resultan excesivamente caros, si bien se aconseja preguntar el importe antes de montar, para evitar sorpresas desagradables. Callejear en coche por Funchal resulta difícil y poco recomendable ya que la ciudad es muy extensa y asentada a lo largo de la falda sur de las montañas. Las calles son muy sinuosas, la mayoría de doble dirección pero estrechas y en pronunciadas cuestas. A esto hay que añadir que no están apenas señalizadas. Por ello, para ir a lugares como Monte, Pico de Barcelos, Jardín botánico y de las orquídeas, etc. lo mejor es el transporte público (ver horarios y líneas de autobuses en Funchal).

Recorrer la isla

La mejor opción si se viaja por su cuenta es alquilar un coche en Madeira. Hay empresas de todo tipo, desde las grandes compañías multinacionales a las empresas locales, más pequeñas y baratas. En el alquiler de vehículos se carga una tasa de circulación de 4,80 € que va a parar al gobierno autónomo de Madeira. Dado el gran número de cuestas y la gran pendiente de las mismas se aconseja alquilar vehículos de cilindrada superior a 1.400 cc. Para alquilar un coche es preciso tener una edad superior a los 21 años, presentar carnet de identidad o pasaporte, el carnet de conducir así como una tarjeta de crédito. Ver precios de las gasolinas en Madeira.

Si no se desea alquilar coche, existe una amplia red de autobuses interurbanos que comunican con las principales poblaciones de la isla (ver líneas interurbanas). Asimismo existen varias agencias locales que organizan excursiones y recorridos a pie por la isla.

Para llegar a la isla Porto Santo

Se puede tomar uno de muchos vuelos diarios operados por TAP Portugal desde el aeropuerto de Funchal (aproximadamente 100 €, con una duración del vuelo de 20 minutos) o el ferry (50-60 € y emplea 2 horas y 10 minutos en llegar a la isla) en el puerto de la capital.

Carreteras

Se puede decir que en Madeira existen tres tipos de carreteras:

• La vía rápida R101 entre Machico y Ribeira Brava. Es la única carretera de doble vía en la isla. Está repleta de túneles y viaductos que recorre 30 km de trazado por las laderas de las montañas del litoral sur. Es la vía de acceso desde el aeropuerto hasta Funchal.

• Las vías express. Son carreteras normales, bien asfaltadas y señalizadas que salvan las principales dificultades montañosas a través de túneles. Tiene el problema de que desde el punto de vista paisajístico no se ve nada. Entre ellas destaca:

- Porto Moniz - Sao Vicente: son 16 km entre túneles
- R-104: Ribeira Brava - Sao Vicente: evita el paso por el alto de Encumenada a través de un túnel de 3 km
- Eira do Serrado - Curral das Freiras: un túnel baja recto hasta el fondo de este valle.
- Santana - Faial - Machico.

• Las carreteras normales son, por un lado los viejos trazados de las vías exprés y por otro las carreteras secundarias. Si bien el firme no es el mejor, son más estrechas y están llenas de curvas y pronunciadas cuestas; a cambio nos ofrecen los más pintorescos paisajes de la isla. Es habitual encontrar coches aparcados invadiendo uno de los carriles de la carretera.

^top

DESCUBRIENDO FUNCHAL

Un poco de Historia de Funchal

Fundada en 1508, la capital de la isla fue la primera ciudad creada por los portugueses en el Atlántico fuera de la Portugal continental. Su nombre deriva de la palabra funcho, que quiere decir hinojo, debido a la cantidad de esta planta que crecía allí y que daba ese olor tan característico a la ciudad.

El cultivo de la caña de azúcar y la vid introducidos por Enrique el Navegante marcó los cuatro primeros siglos de la vida madeirense. La ciudad se transformó rápidamente en una ciudad cosmopolita, donde se aglutinaban marineros y mercaderes procedentes de Europa y del Mediterráneo. La vieja ciudad creció alrededor del núcleo histórico de Santa María.

Qué ver y visitar en Funchal

En la zona de Santa María se alzan las fortalezas de Sao Tiago y el Corpo Santo. Destaca también la (Catedral), un edificio del siglo XV; el Convento de Santa Clara, donde yacen los restos del descubridor de la isla; el Palacio de San Loureço, del siglo XVII; la bodega-museo de San Francisco o su impresionante Jardín Botánico, cita ineludible para los amantes de la botánica.

Los riachuelos acanalados que atraviesan la capital para desembocar en su orilla bajan contaminados, pero casi nadie se da cuenta, porque están cubiertos con un parterre de buganvillas que parece alfombra rosada. Sólo hace falta caminar por el Mercado de las Flores (en la Rua Aljube) entre el ave del paraíso, el áloe, la orquídea o la camelia para darse cuenta de por qué se llama a esta tierra el jardín del Atlántico; para llegar al Mercado dos Lavradores, todo un mundo de sensaciones dominadas por el olor y el colorido de los puestos, magníficos y atractivos escaparates de mercancías donde se agolpan sabrosos frutos tropicales: higo chumbo, guayaba, mango, papaya, maracuyá, aguacates, las chirimoyas, fruta de la pasión, banana, etc. También se venden exóticas flores, como las orquídeas o las aves del paraíso que es la flor que representa a la isla. El viernes es el día más concurrido. Un lateral del mismo edificio es compartido por la llamada Lonja de los Pescadores, que permite admirar y conocer la riqueza pesquera que encierra el Atlántico.

Funchal ofrece otros atractivos, como su red de museos. Destacan el Museo de Arte Sacro; el Museo Quinta das Cruzes (con magníficas piezas arqueológicas, muebles portugueses e ingleses de los siglos XVI al XIX, piezas de porcelana, azulejos y pinturas). Su jardín es una auténtica delicia, con un pequeño parque arqueológico donde se muestran losas sepulcrales, ventanas manuelinas, una picota medieval y varios escudos de armas. En el interior de la villa se puede recorrer la historia del mueble de todos los tiempos y contemplar una interesante colección de litografías que muestran cómo era la vida isleña en el siglo XIX. Igualmente es recomendable visitar la villa de Blandy's Garden, a las afueras de Funchal y rodeada de un mar de vegetación voluptuoso. Aún viven en ella sus dueños, por lo que sólo se puede ver de lunes a viernes, de 9.30 a 12.30 horas.

También conviene quedarse unos instantes en Largo Socorro, plaza desde donde se obtiene una de las mejores vistas de Funchal; o meterse en el museo de fotografía Vicente, donde se exhiben joyas antiguas del arte fotográfico y retratos de personajes famosos que visitaron la isla; o ver cómo trabajan las célebres bordadoras maderenses, de las que hay unas 10.000; o catar buen vino en la Compañía de Vinos de Madeira en la calle Arriaga.

Zonas Balnearias

Al carecer la isla de playas naturales existen piscinas públicas de agua marina junto al mar, muy bien equipadas, en la zona oeste de Funchal. Son las siguientes:

Complexo Balnear de Lido
Complexo Balnear da Ponta Gorda
Quinta Magnolia

^top

MONTE

Qué ver y visitar en Monte

A sólo 7 km del centro de Funchal, ladera arriba nos encontramos la pequeña población de Monte. Lugar de veraneo por excelencia hasta los años 40 y donde se construyeron las quintas de los habitantes más ricos de la isla. Destaca alli lo siguiente:

La Iglesia de Nª Sra do Monte, levantada en el S.XVIII sobre los restos de una anterior ermita. En una de sus capillas está enterrado el último emperador del imperio austro húngaro Carlos I que se exilió en Madeira en 1.921 junto a su mujer la emperatriz Zita, nieta de Pedro IV de Portugal e hija del Duque de Parma y de Borbón.

Plaza de Largo da Fonte

Jardim do Palacio: constituye un precioso jardín tropical de gusto japonés donde crecen además de toda clase de especies locales, muchas traídas de China y Japón.

Mirador (próximo al teleférico): la vista de Funchal en los días claros es excepcional.

Los carros do monte o carinhos do cesto o toboganes: sin duda constituyen uno de los medios de transporte menos convencionales utilizados a lo largo de la historia. Las elevadas y empinadas cuestas que acercaban esta población con Funchal hicieron desarrollar este curioso medio de transporte consistente en una especie de trineo realizado en mimbre y tirado por bueyes en un principio. En 1850 a alguien se le ocurrió la idea de hacer un trineo para los turistas e iba conducido por dos personas. El sistema era ideal para las losas resbaladizas con las que estaban y están pavimentadas las calles de la isla. Este transporte cuyo uso se generalizó en la región fue el más utilizado hasta 1980, fecha en el que fue suprimido quedando recluido su uso a lo largo de los 2 km Los carinhos son conducidos por dos conductores que van vestidos de blanco y con sombrero de paja. Mientras aguardan al cliente es normal viéndoles jugar a las cartas en las aceras. Su coste es de 25 € la bajada y la capacidad del carinho es de un máximo de dos personas. Funcionan todos los días de 09:00 a 18:00 h y los domingos de 09:00 a 13:00.

Cómo llegar a Monte

La opción más cómoda (y cara) es el teleférico. Inaugurado en Noviembre de 2000, el teleférico parte del Jardín del Almirante Reis, situado muy próximo a la Avda del Mar, también conocida como de las Comunidades Madeirenses. El teleférico emplea 11 minutos, en recorrer los 3.718 metros de trazado salvando un desnivel de 560 metros. Lo conforman 39 cabinas con una capacidad de 8 plazas sentadas cada una de ellas, pudiendo transportar 800 viajeros/hora. La estación de Monte se sitúa junto al Jardim Tropical Monte Palace, en el camino de las Babosas. Destacar que el teleférico está totalmente adaptado a minusválidos. Ver más información, horarios y precios en su página web..

Extensión en otro teleférico al Jardín Botánico: próximo a la estación del teleférico hacia Funchal parte un sendero que conduce a otro teleférico que une Monte con el Jardín botánico de Funchal. Es una buena opción si se quiere aprovechar al máximo el tiempo, si bien es cierto que su coste es caro. Ver horarios y precios.

^top
^top

 GUÍA DE VIAJE: RUTAS EN COCHE POR MADEIRA. LAS LEVADAS. PORTO SANTO. LINKS

RUTAS EN COCHE POR MADEIRA

A continuación propongo cuatro rutas en coche por Madeira para ver y visitar lo más representativo de la isla, todas ellas con inicio y final en la ciudad de Funchal, la capital.

RUTA nº 1 (jornada completa, 130 km)

Funchal -> Camara de Lobos -> Cabo Girao -> Ribeira Brava -> Alto da Encumenada -> Rabaçal (levada das 25 fontes + levada del Risco) -> Porto Moniz -> Sao Vicente -> Funchal

Salir de Funchal por la Avda Monumental en dirección a Ribeira Brava evitando la vía rápida. La carretera serpentea y llega a ...

Câmara de Lobos debe su nombre a la otrora populosa comunidad de lobos marinos que aún perviven pero en las cercanas islas Desertas. Es sin duda el pueblo pesquero con más encanto de la isla. y la honra de tener los mejores pescadores de pez espada preto, ese pescado abisal monstruoso que es la gloria de la isla se pesca a mil metros de profundidad con sedales que suelen arrastrar hasta 150 anzuelos. Este escenario fue el predilecto de Winston Churchill acuarelista, que tras su retiro se hizo habitual de Madeira.

A la salida de esta población en dirección a Ribeira Brava encontramos un cruce a la izda que nos lleva al Cabo Girao, un acantilado de 580 metros de altura, considerado el segundo más alto del mundo.

Tras pasar Ribeira Brava nos adentramos en el interior de la isla, escalando la Serra da Agua a través de una sinuosa carretera flanqueada por flores multicolores. Pocos kilómetros antes del alto parte un cruce a la izda hacia el alto de la Encumenada dado que la carretera principal lo salva a través de un largo un túnel. Emplazado a 1.040 m. sobre el nivel de mar, el panorama es un conjunto de montañas llenas de verdor y salpicadas de pueblos encaramados. De camino a este alto se encuentra la Pousada dos Vinháticos, un espléndido parador de 14 habitaciones, ideal para los que busquen la tranquilidad más absoluta. Desde el mirador del Alto de la Encumenada parte un cruce hacia Paul da Serra, la única llanura de la isla localizada a 1.400 m. de altitud. En el centro encontramos el desvío a Rabaçal, punto de partida de las Levadas das 25 fontes y la levada de Risco. Desde la carretera principal existe una explanada a modo de parking en el mismo cruce a Rabaçal ya que la carretera de acceso a este paraje está cerrada al tráfico circulando exclusivamente un mini-bus de 8 plazas entre este punto y Rabaçal distante 2 Kilómetros. Desde Rabaçal un paraje donde existe un merendero, con fuente y un refugio de montaña, parten las dos rutas hacia la levada de Risco (que nos lleva a la Cascada de Risco de más de 100 m. de caída) y la levada de las 25 Fuentes. Calcular un mínimo de 2 horas para realizar estos paseos. Finalizado el paseo, se prosigue la ruta hacia Porto Moniz a través de un zigzagueante carretera.

Porto Moniz, antiguo enclave ballenero hasta 1980, cabe destacar aquí la posibilidad que ofrece de bañarse en unas piscinas naturales de lava cuyas aguas se renuevan a diario por la fuerza de las mareas. También en Porto Moniz se encuentra el Aquario da Madeira ubicado en la vieja fortaleza de Sao Joao e inaugurado en Junio de 2005. Asimismo esta pequeña población dispone de un moderno Centro divulgativo de Ciencia Marina.

Saliendo de Porto Moniz hacia el este se inicia uno de los recorridos más emocionantes de la isla, la carretera de Porto Moniz a Sao Vicente, poco más que un saliente excavado en los acantilados, que atraviesa 19 kilómetros de túneles y cascadas. Su construcción fue una obra titánica que se realizó en 16 años sin maquinaria alguna. Una vez sorteado el espinazo de la isla llegamos al pueblo de San Vicente, donde destaca la visita a las grutas de origen volcánico y al centro de vulcanismo abierto al público en 1996. Las grutas lo forman los canales de lava solidificada de varios kilómetros de longitud formados hace 400.000 años. Por estos canales circulaba el magna incandescente desde las profundidades de la tierra hasta los cráteres de los últimos volcanes activos de la isla. Dado el origen volcánico de estas galerías no existen estalagmitas ni estalagtitas en estas cuevas. La visita se inicia en el Centro de Vulcanismo recientemente inaugurado en el que tras visionar un reportaje sobre la isla se nos invita a pasar a una sala de cine en tres dimensiones en donde nos explican en inglés y portugués la formación geológica de la isla. A su término se visitan las grutas. Tiempo total de visita: 1 hora y 30 minutos.

A pie de las grutas volcánicas de Sao Vicente pasa la vía exprés hasta Ribeira Brava que enlaza con la vía rápida hasta Funchal.

RUTA nº 2 (jornada completa)

Funchal -> Pico do Arieiro -> Ribeiro Frio -> Faial -> Santana -> Alto de Portela -> Santo da Serra -> Camacha -> Funchal

Salir de Funchal en dirección a Monte. Desde esta población parte una carretera en dirección a Terreiro da Luta y Ribeiro Frío que va progresivamente ascendiendo entre bosques de eucaliptus y pino hasta el alto de Poisso a 1.412 m. de altitud. Desde aquí un cruce a la izquierda inicia el ascenso al Pico de Arieiro situado a 1.810 m. de altitud desde cuyo mirador y siempre y cuando se tenga un día despejado se divisan unas imponentes vistas de la isla. El lugar esta perfectamente adaptado y existe un amplio parking y una cafetería.

Desde el Pico de Arieiro se retorna al cruce de Poisso y desde allí iniciamos el descenso hasta ...

Peña Aguia y Valle de Faial<br />desde el alto de Portela
Peña Aguia y Valle de Faial
desde el alto de Portela

Ribeiro Frío: situado en la misma carretera que nos conduce hacia Faial, y a 800 m. de altitud este pequeño enclave se caracteriza por ser el punto ideal de partida para realizar un paseo a través de la levada do Furado que la une con el alto de Portela 8 km más abajo. Si la intención no es caminar, bien puede dedicarse unos minutos en admirar su vegetación y los viveros de truchas.

Pronto llegamos a Faial, en la desembocadura de un río, en el que se han construido unas piscinas naturales y un kartódromo. Desde aquí un túnel lleva en línea recta hasta Santana, pero se aconseja tomar la antigua carretera que asciende hacia el oeste, ceñida al acantilado y desde cuyos miradores hay magnificas vistas de la costa norte de la isla.

Santana, esta población de unos 8.000 habitantes debe su atractivo turístico a unas peculiares casitas triangulares (llamadas palheiros), semejantes a barracas valencianas pintadas en vivos colores. Si bien es cierto que hoy quedan muy pocas de estas casas, junto a la cámara municipal se exhiben unas reconstrucciones de estos hogares campesinos con un ajuar primorosamente bordado, artesanía en la que son maestras las isleñas.

Una vez en Santana y si se dispone de tiempo antes de proseguir la ruta se puede hacer las siguientes extensiones (de mayor a menor importancia)

- Ascender al Pico Ruivo
- Bajar en teleférico a la Reserva Natural da Rocha da Navio
- Visitar el Parque temático de Madeira

De Santana a Camacha por el Alto de Portela y Santo da Serra. Retornando por la vía express desde Santana a Faial a través del túnel nos desviamos en la salida hacia el alto de Portela donde existe un mirador a 662 m. de altitud que domina todo el verde valle de Faial. Desde este punto la carretera sigue ascendiendo hasta Santo da Serra a 800 m. de altitud. Desde aquí se inicia el descenso entre bosques de pinos y eucaliptus hasta Camacha.

Camacha: a 10 km al noroeste de Funchal, el pueblo está enclavado en bosques y es famoso por sus labores florales, de mimbre y cestería. Camacha también presume de ser el primer lugar donde se jugó al fútbol en Portugal allá por 1870. Cerca está la Quinta do Plaheiro, antiguo hogar del Conde de Carvalhal, uno de los terratenientes más ricos de Madeira, antes de que pasase a la familia Blandy, familia británica dedicada a la elaboración del vino de Madeira. Conocidos actualmente como los Jardines Blandy, los jardines de la quinta están abiertos al público por las mañanas y albergan una excelente colección de camelias, magnolias y rosas.

RUTA nº 3 (medio día, aproximadamente 40 km)

Funchal -> Eira do Serrado -> Curral das Freiras -> Pico dos Barcelos -> Funchal

Este lugar, unos 19 km al noroeste de Funchal, es un valle casi totalmente encerrado en el cráter de un volcán extinguido. El lugar, invisible desde el mar, fue elegido por las religiosas del convento de Santa Clara en Funchal, del s. XVI, como refugio contra los ataques de los piratas que asolaban la isla.

Valle de Curral das Freiras
Valle de Curral das Freiras

A lo largo del recorrido, profundos valles y altos picos constituirán todo un regalo para quien se anime a realizar alguna de estas rutas. La ruta parte desde Funchal en dirección al alto de Eira do Serrado, para lo cual hay que tomar una desviación antes del túnel que baja derecho hasta la población de Curral das Freiras.

En Eira do Serrado existe un parador al pie del cual parte un sendero que alterna senda con escaleras nos acerca al mirador emplazado a 1000 m. de altitud que ofrece una panorámica extraordinario del valle de Curral das Freiras y de los picos que lo rodean. Para bajar a la población de Curral das Freiras se recomienda tomar la carretera antigua que, serpenteando por las laderas del monte, desciende hasta el fondo del valle donde se asienta. La población de Curral das Freiras como tal no tiene nada digno de mención.

De regreso a Funchal por el túnel se puede realizar una pequeña parada en el Mirador del Pico dos Barcelos, el cual ofrece una de las mejores vistas del océano y de la ciudad de Funchal.

RUTA nº 4 (40 km)

Funchal -> Punta de Sao Lourenço -> Machico -> Mirador del Pináculo -> Funchal

Desde Funchal tomar la Vía Rápida R-101 en dirección a Machico. A su término seguir en dirección a Miradouro.

Punta de Sao Lourenço
Punta de Sao Lourenço

Sin duda el lugar ideal para sentir la inmensidad del mar es Ponta São Lourenço, el punto más oriental de la isla. Desde aquí se pueden admirar sus magníficos acantilados, formados por rocas volcánicas ocres, y simultanear las vistas de la costa norte y sur de la isla.

De regreso hacia Machico, merece la pena una parada en la Prainha, la única playa de la isla ubicada en una pequeña cala de negra arena y perfectamente dotada de merendero, duchas y parking.

Pocos kilómetros más adelante entramos en Machico, el punto donde desembarcaron Gonçalves Zarco y sus hombres por primera vez en la isla, allá por 1419. El pueblo ha perdido el encanto de sus viejas casas marineras, si bien conserva su puerto pesquero y un paseo marítimo lleno de terrazas asomadas a la pequeña bahía donde está emplazado.

De vuelta a Funchal nos desviaremos en dirección al Mirador del Pináculo, que sobre un promontorio rocoso, nos ofrece unas preciosas vistas de Funchal, y al fondo del Cabo Girao.

^top

LAS LEVADAS: el paraíso del trekking

La isla de Madeira es sin duda el paraíso de los amantes del trekking, pues permite conocer la isla y disfrutar de su bello y único paisaje, recorriendo su red de senderos y veredas que discurren en paralelo a las levadas, las viejas canalizaciones de aguas construidas por los primeros pobladores de la isla. Son más de 200 las levadas que atraviesan los macizos basálticos de la isla, siendo posible escoger entre paisaje exclusivamente de montaña, de bosque, a orillas del mar o ambas. De todas ellas, existen más de 40 rutas a pie debidamente señalizadas.

Las levadas representan un sistema de irrigación y abastecimiento de agua vital para Madeira y pueden considerarse el mayor exponente de la ingeniería popular de la isla para asegurarse el abastecimiento de agua ya que conducen el agua de los manantiales y fuentes, muchas veces situadas en la vertiente norte, hacia las zonas pobladas del sur de la isla. Permiten también el abastecimiento de centrales hidroeléctricas y el regadío para la agricultura.

Estos primitivos canales de irrigación eran generalmente abiertos en el suelo, recorriendo al trabajo manual. En muchos casos, la dura roca basáltica fue cortada a lo largo de abismos de centenas de metros de profundidad o en túneles con centenas de metros de largura que atraviesan las montañas, recorriendo extensiones de cerca de 100 km entre el Norte y Sur. Para cortar la roca los trabajadores utilizaban picadores y mucha veces eran suspendidos en cuerdas y cestos de mimbre a lo largo de los escarpados barrancos, por lo que muchos perdieron su vida.

Enumerar y describir exhaustivamente todas las rutas a través de las levadas sería motivo para realizar otra guía por lo que sirva este apartado para abrir el apetito y las ganas de recorrerlas.

Encontrarás más información de las levadas, mapas y rutas en la web Levadas e Veredas - Passeios na Naturaleza.

^top

LA ISLA DE PORTO SANTO

Situada a unos 50 kilómetros al noreste de Madeira (2 horas y 10 minutos de navegación desde Funchal), la pequeña isla de Porto Santo de apenas 42 km2 y unos 5.000 habitantes contrasta con Madeira por su orografía casi plana, su escasa vegetación que le dan un marcado tono ocre, y sobre todo por disponer de una magnífica playa continua de 9 km de largo en el sur de la isla.

Porto Santo aún guarda el atractivo de las poblaciones pesqueras, en la que todavía pueden verse a las mujeres de pescadores arreglar las redes para la faena del día siguiente. En su pequeña capital, Vila Baleira, además de su impronta marinera, cabe destacar que aun se conserva la casa donde vivió Cristóbal Colón, la cual guarda datos y archivos sobre su vida. Cristóbal Colón, conoció precisamente aquí a quien sería su mujer: Filipa Moniz hija de Bartolomé Perestrelo, primer gobernador que tuvo la isla. Su casa es hoy un museo situado en la calle que lleva su nombre frente a la única iglesia capitalina llamada Nuestra Señora de la Piedad.

En torno a la isla, hay tres islotes mayores elevados, el de Cal (que alcanza 179 metros de altura) y los de Ferro y Cima (ambos con magníficos faros); y otra media docena de peñascos situados al norte.

En el interior, lo mejor de la isla es la vista que se obtiene en días claros desde el Pico do Castelo (a 437 metros) o desde Portela, junto a los molinos de Casinhas; y al norte, las veredas de Fonte da Areia y la del Pico Branco.

^top

LINKS y BIBLIOGRAFÍA DE INTERÉS

La isla de madeira en general:

Alojamiento en Madeira

Madeira-web.com

Madeira Island's Web Cams

Madeira-tourist.com

Guia Madeira Net

Turismo da Madeira

Guía de turismo de Madeira & Porto Santo

Paseos por las Levadas:

Levadas e Veredas Passeios na Naturaleza

Funchal:

Câmara Municipal do Funchal

Funchal 500 anos (V centenario de la fundación de Funchal)

Sao Vicente y sus grutas:

Município de São Vicente

Porto Moniz:

Câmara Municipal de Porto Moniz

Centro Ciência Viva do Porto Moniz

Aquario da Madeira

Santana:

Câmara Municipal de Santana

Madeira en revistas especializadas:

Portugal 5 destinos, 5 sorpresas. Revista GEO nº 174

Portugal cálido y cercano. Especial GEO (02/2003)

Trekkings por islasRevista ALTAIR (noviembre 2004)


^top
Relat d'un viatge en cotxe a Lisboa, Sintra i l'Algarve - David Crivillers i Judith Sánchez [2010]
Relat d'una escapada a Porto - Jordi Rodríguez & Marta Colomer [2007]
Madeira, relat de viatge - Àngels Cros [2003]

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació