Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
3 / 3
Malasia Singapur

MALASIA/SINGAPUR

Relato de un viaje a Malasia y Singapur

Data Data viatge: 2010. Publicat el 04/03/2011
2.6 de 5 (141 vots)

Introducción

Malasia es un destino con 330.000 km2 de selva primaria, jardines de orquídeas, parajes naturales, flora y fauna únicos en el mundo, una gran riqueza étnica, playas de arena blanca, arrecifes de coral e islas paradisiacas con exclusivos complejos hoteleros. En Kuala Lumpur, su moderna y lujosa capital, puede pasearse entre rascacielos y viejos barrios chinos, o entre mercados nocturnos callejeros y lujosos centros comerciales donde dilapidar la tarjeta de crédito. Además, algunos de los mejores puntos de buceo en el mundo se encuentran allí. Es barato, el clima agradable y las carreteras están en buen estado.

La guinda, sobre todo si pensamos en saltar a Borneo, la pone Singapur. En esta vibrante y sorprendente ciudad estado, icono de lujo y modernidad, conviven con absoluta normalidad malayos, chinos, hindús, musulmanes y occidentales. Cada barrio es un reflejo de la comunidad que en el reside, donde se conservan sus edificios religiosos, sus tiendas y sus casas tradicionales. La oferta cultural es amplísima, ópera china, música clásica, danza, teatro... y existe una animada vida nocturna. Además, a pesar de su reducido tamaño, dispone de numerosos parques, jardines, reservas naturales y uno de los mejores zoos del mundo.

En la web Abierto por vacaciones, de los autores de este relato, hallaréis el texto y fotos originales de este y otros viajes.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fecha del viaje

Del 5 de septiembre al 3 de octubre de 2010.

Itinerario

mapa

Día 1: Barcelona - El Cairo - Kuala Lumpur
Días 2-4: Kuala Lumpur
Días 5-7: Kuala Lipis
Días 8-10: Perhentian islands
Días 11-14: Singapur
Días 15-18: Kuching
Días 19-20: Kota Kinabalu
Días 21-24: Sandakan y Kinabatangan Uncle Tan's Camp
Días 25-29: Mabul
Día 30: Kuala Lumpur - El Cairo - Barcelona

Tipo de viaje

Malasia y Singapur, además, pueden visitarse a un precio asequible.

En general, nuestra forma de viajar podríamos definirla de cómoda pero sin lujos, aunque bien es cierto que se puede viajar aún más barato. Transporte público, hoteles de gama media en habitación doble con baño propio siempre que es posible, tres comidas diarias, cervezas, propinas las esperadas, y regatear lo justo para que no te tomen el pelo.

En este viaje aprovechamos los bajos precios de AirAsia para realizar los desplazamientos más largos, usando los medios de transporte locales para las excursiones diarias. El vuelo hasta Kuala Lumpur, una vez mas con Egyptair.

Por otro lado, como en casi todos los paraísos tropicales de playa, en las pequeñas islas malayas habrá que hospedarse en resorts, aunque por suerte aquí existe una amplia gama de precios. El buceo tampoco es caro, una inmersión en un top five mundial con todo el equipo incluido por 20 € es un regalo, aunque tanta maravilla incita a sumergirse y al final todo sube.

^top

 DIARIO DE VIAJE A MALASIA Y SINGAPUR

KUALA LUMPUR, 5 a 8 de septiembre

El primer día de viaje, a las 16:30 llegamos al aeropuerto de Kuala Lumpur (KLIA), considerado uno de los mejores del mundo. Es, cómodo y moderno, dispone de hoteles (hay uno para animales y mascotas), spas, saunas, duchas, salas de fitness, salas de descanso, acceso a internet gratuito, y un sin fin de servicios para entretenerte entre vuelos. Pero una zona de selva trasplantada, con sus raíces y todo lo demás, dispuesta en medio de la terminal de vuelos internacionales, supera con creces todo lo que había visto hasta ahora.

exp3_f1
A pesar de la imagen ofrecida con las Torres Petronas, en Kuala Lumpur no hay mucho más que ver. A KL le faltan algunas de las cualidades que poseen otras ciudades asiáticas, el interés histórico de Bangkok y Pekín, el dinamismo de Shanghai, o la consolidada modernidad de Singapur y Tokio. Lo más interesante es el rastro que las tres culturas que forman Malasia: china, india y malaya, han dejado en la gastronomía. A eso si que no la gana nadie. Los mercados nocturnos son simplemente exquisitos en su variedad y calidad. Toma como excusa el jetlag y pasa un par de días en KL, dando bocados de mercado en mercado, y rellena los huecos con algún templo, mezquita o santuario hindú.

Desde el aeropuerto lo más cómodo para llegar al centro es KLIA express (35 rm), un servicio directo de tren sin paradas hasta KL Sentral. Pasa cada 20 minutos, tarda 28 en recorrer los 57 km hasta la capital, y se puede pagar con tarjeta de crédito.KL Sentral es una enorme estación plagada de tiendas y mercadillos, por la que pasan la mayoría de líneas de trenes y metros urbanos. Aquí cogemos el KL Monorail, un sistema urbano de monorraíl elevado que conecta KL Sentral con el Golden Triangle, famosa zona de grandes centros comerciales, lujosos hoteles, rascacielos, ocio nocturno. Billete hasta Bukit Bintang (2,10 rm), el eje comercial de la zona, donde abundan los restaurantes y hoteles baratos.

Alojamiento: Hotel Capitol, 201 rm la habitación superior. Dos camas, lavabo limpio y amplio, tv, caja fuerte, vistas a las Torres Petronas y periódico en la puerta por las mañanas. Ubicación casi perfecta, rodeado de centros de masajes, oficinas de cambio, restaurantes, a dos minutos de Jalan Alor y del Monorail Bukit Bintang, y a veinte de las Torres Petronas.

Restaurantes: Mercado nocturno de Jalan Alor. Ambos lados están bordeados de interminables puestos ambulantes de comida china y malaya, restaurantes al aire libre intercalados con puestos de frutas, carnes a la brasa, satay (barbacoa estilo malayo), el problema es decidir dónde comer. En el primer puesto tomamos frog porridge (gachas con ancas de rana), pescado a la brasa y cerveza Jaz (48 rm). Venimos con hambre, así que vamos a por otro, alitas de pollo barbacoa caramelizadas, berenjenas con gambas trituradas fritas, sopa noodles con frutos del mar y una cerveza Guinness (45 rm).

Al día siguiente, en el Restoran de Keitaro, frente al hotel, desayunamos roti queso, roti plátano, dahl, café y te, 6,70 rm. Damos un paseo hasta las Torres Petronas, 88 plantas de acero y vidrio que se han convertido en el símbolo de Malasia. Con sus 452 metros fueron los edificios más altos del mundo entre 1998 y 2003. El skybridge, una pasarela que los une entre las plantas 41 y 42, es el punto más alto accesible para visitantes, aunque nosotros hemos llegado muy tarde y ya no repartirán entradas hasta mañana. Al pie de la torre se encuentra el Kuala Lumpur Convention Center (KLCC) y el popular centro comercial Suria.

Metro desde KLCC hasta Masjid Jamek (1,60 rm, 10 minutos). El centro histórico de KL es Merdaka Square, ocupada por un antiguo campo de cricket, el Padang, donde un mástil de 100 m. de altura marca el punto donde la bandera malaya fue izada el 31 de agosto de 1957 tras la independencia del país del dominio británico. Rodeando la plaza están Sultan Abdul Samad Building, un singular edificio de estilo morisco de 1897 con una torre del reloj de 41 m. de altura apodada "Big Ben", antiguo centro de la administración británica en Selangor; el Club Royal Selangor, punto de encuentro de la alta sociedad colonial británica; la catedral anglicana de St. Mary's, un edificio de estilo gótico que data de 1894; la fuente Old Sanitary Board traida desde Inglaterra en 1997; la Memorial Library; y hasta el año 2007 en que fue trasladado al National Museum, el Museo Nacional de Historia.

A diez minutos de Bukit Nanas Monorail Station se encuentra la KL Tower, una torre de comunicaciones cuya antena alcanza 421 m. de altura. Cincuenta segundos es lo que tarda el ascensor en subirte al Restaurante Seri Angkasa, que desde sus 282 m. ofrece unas insuperables vistas panorámicas de KL. Como estamos en ramadan el buffet libre ofrece sólo un menú ligero (60 rm) y cierra a las 15:00. Si no queréis comer hay un Observation Deck (38 rm) en la planta inferior que ofrece las mismas vistas.

exp3_f2
Bus (1,90 rm) a Central Market, ubicado en un edificio art deco construido en 1936, que albergó un mercado de abastos. Baldosas, aire acondicionado y música ambiental ligera, la antítesis del mercado oriental. Hay bares, restaurantes, lavabos limpios (acceso 0,50 rm), incluso zona wifi. Buen lugar para souvenirs, abundan las tiendas de regalos y artesanía, algo caro pero se puede regatear. Otra opción es una sesión de reflexología en Cute Fish Spa, (5 rm, 10 min). Se sumergen los pies en una piscina llena de cientos, tal vez miles, de peces sin dientes del tamaño del pulgar, que rápidamente se lanzan sobre tus pies a mordisquearlos y comerse las pieles muertas. La sensación es una mezcla de grima y cosquilleo a la que cuesta un poco acostumbrarse, pero la diversión esta garantizada.

Cenamos de nuevo en Jalan Alor. Probamos bakkwa, un tipo de carne seca china dulce-salada cortada en rodajas, marinada y ahumada que hacen de casi cualquier cosa: gambas, cerdo, ternera, pollo. Grasiento y empalagoso. Entre 8 y 15 rm los 100 gr. En otro puesto ambulante tomamos pinchos de pulpo, bacon y fish dumplings (10 rm). El tercero es un local ya consolidado, Wong Ah Wah (50 rm), conocido por sus deliciosas alitas de pollo caramelizadas. Tienen cervezas varias y más de un centenar de platos en la carta.

exp3_f3

En el tercer día de viaje madrugón a las 7:00 para estar los primeros en la cola de las Torres Petronas. A las 8:00 hay por lo menos 500 personas delante nuestro, y aún falta una hora para que abran. El acceso al SkyBridge es gratuito y se reparten 1.360 entradas cada día, que suben distribuidos en grupos de 40 personas cada 15 minutos entre 9:00 y 17:15, eligiendo tú mismo cuando subir en función de las plazas libres. Previo a la ascensión hay un vídeo de 8 minutos sobre la compañía Petronas y sus torres. El ascensor sube hasta la planta 41, donde se encuentra el puente de observación, a una velocidad de 5 m. (un piso) por segundo. Las vistas son más limitadas que en KL Tower, pero merecen la pena de todos modos.

Metro desde KLCC hasta Gomba Terminal Putra (2,60 rm), y desde allí taxi a las Batu Caves (10 rm). En total menos de media hora. Se trata de un templo hinduista cobijado en el interior de una cueva a la que se accede tras subir 279 escalones. Está dedicado a Murugan, dios de la guerra que dirige los gana (las "huestes" del dios Śivá) contra los ejércitos de los demonios, y es uno de los santuarios hindús más importantes fuera de la India. El bus 11 (2,50 rm) para volver a KL, para frente al restoran Nisaf, en Perusahaan St, al otro lado de la carretera. En Medan Pasar cambiamos de bus (1 rm).

Desde hace más de una hora llueve a mares, en algunas calles el agua casi cubre las ruedas de los coches. Llegamos al hotel empapados. A las 18:30 todos los restaurantes que rodean el hotel están abarrotados a causa del ramadan, y descartamos Jalan Alor a causa de la lluvia. En el Restoran de Keitaro: dos tipos de goreng, dos zumos de naranja y dos de sandía, 24 rm.

^top

KUALA LIPIS, 9 a 11 de septiembre

Al día siguiente por la mañana, aún en Kuala Lumpur, desayunamos en el Restoran de Keitaro, 8,70 rm. Mal asesorados por el hotel vamos a Bukit Jalil Bus Station.KL Monorail en Bukit Bintang hasta Hang Tuah (1,2 rm), y desde allí el Rapid KL a Bukit Jalil (1,4 rm). Nuestro bus no sale desde aquí, hay que ir a la estación de KL Perjalan en el otro extremo de la ciudad. Cansados de transporte publico cogemos un taxi, 25rm, 20 min.

exp3_f4
Kuala Lipis fue un centro minero dedicado a la extracción de oro antes de la llegada de los británicos en 1887. En 1898 se convirtió en la capital de Pahang hasta 1953. De esa época son las numerosas casas de estilo colonial, de llamativos tonos pastel decoradas con arcos, que aún pueden verse en el centro y a orillas del río Jelai. Es una ciudad anodina y aburrida cuyo único interés es su proximidad a Kenong Rimba Park (10 km), una pequeña reserva forestal que linda con Taman Negara, donde realizar caminatas de varios días, paseos nocturnos, escalada, observación de animales o visitar cuevas. No habiendo encontrado información ni en guías ni en internet, esperamos organizarlo todo desde aquí.

Transporte: Horario TransNasional KL Perjalan - Kuala Lipis: 8:00, 9:00, 12:30, 13:30, 15:00, 16:00, 18:30, 20:00 (14,50 rm, 2h 30min).

A las 16:10 llegamos a la New Station de Kuala Lipis. La única línea de buses que funciona es la de KL, así que solo podremos ir a Kuala Besut en taxi o tren. Un bus urbano nos acerca hasta la estación de tren. El primer asiento libre es en un tren nocturno a Tanah Merah (21rm) dentro de tres noches, donde podremos coger un taxi hasta Kuala Besut y allí el ferry a Palau Perhentian.

Alojamiento: CentrePoint Hotel (108 rm). Habitación grande y espaciosa, a/a, tv, servicio de té, y un ligero olor a humedad. Desayuno incluido. Wi-fi en el restaurante y las áreas comunes. Personal amable y simpático.

Los dos días siguientes son festivos para los musulmanes, debido a la festividad del Hari Raya, el fin del Ramadan, y va a ser difícil hacer algo más allá de la vida contemplativa. Así que todos nuestros planes de paseos por la selva y contemplación de vida salvaje se van al traste y pasaremos el tiempo como mejor se pueda. El viaje no organizado, es lo que tiene, los imprevistos.

Cena en el Weslis Café, junto al hotel. Arroz con coco, costillas, y una cerveza 28,50 rm. Vuelve a llover con violencia, como cada noche.

El día siguiente es de transición. Nos levantamos tarde, desayunamos, paseamos, leemos y volvemos a pasear. A las 16:00 hemos quedado con Johnny, el cocinero del hotel, para ir a celebrar el Hari Raya Aidifitri con unos amigos suyos. Es una de las festividades musulmanas más importantes, tres días de celebración que representan el fin del Ramadán, mes durante el que los musulmanes ayunan entre la salida y puesta del sol. Los malayos visitan durante estos días a familiares y amigos para desearse lo mejor y disfrutar de la comida preparada por los anfitriones. Algunos platos típicos de este peculiar tour gastronómico son el ketupat (arroz cocido envuelto en hojas de palma), beef rendang (ternera cocida con especias y leche de coco), el popular satay (carne a la parrilla en un pincho), curry de pollo, lemang (arroz glutinoso cocido en caña de bambú), o serunding (coco desecado frito con chile).

En un horrible coche verde de treinta años, recorremos los 27 km que nos separan de Jerko (o algo parecido), una zona rural habitada por malayos, nada de chinos o hindúes. Se trata de una casa rural rodeada de un pequeño terreno. Tras quitarnos los zapatos accedemos directamente al comedor donde hay dos mesas bajeras, a un lado mujeres y al otro hombres, aunque finalmente acaban mezclándose un poco. Hay algunas cosas para picar y beber. Cada vez que llega algún invitado la anfitriona le agasaja con te, pollo seco picante, arroz... Cogido de su huerto probamos snake fruit, un fruto del tamaño y forma de un higo de piel escamosa marrón y con la pulpa parecida al durian, y dokon, tamaño y forma de perita de san juan y sabor a uva madura.

exp3_f5

El restaurante Fung Seng Lao es un excelente restaurante chino junto al KFC, y lo digo tanto por lo que cenamos nosotros, arroz con bolas de gambas y una cerveza (21 rm), como por los manjares que devoran las familias chinas que abarrotan el local, y que nosotros no supimos escoger por no hablar chino. Repetimos la noche siguiente. Uno de sus platos más apreciados es el yim kai hecho con pollos de la granja local Sunshine Chicken, que son alimentados con un tipo de hierba que dicen les dan un sabor característico al cocinarlos.

En el sexto día de viaje, a las 10 de la mañana, desde el hotel contratamos una excursión (200 rm) para rellenar un poco el día. Sayno, nuestro anfitrión de ayer, nos recoge en un todo terreno despampanante nos lleva a unos 50 km de Kuala Lipis donde recogemos a Yusuf, que nos guiará por el interior de Gua Kechil, una cueva sin pena ni gloria a pesar de su gran bóveda, y algunas estalactitas y estalagmitas. Su importancia reside en el hallazgo en 1962-63 de indicios de ocupación humana, como piedras talladas y herramientas simples, que parecen indicar una transición de la caza y la recolección a una economía basada en la "floreciente agricultura neolítica".

exp3_f6

Con Conuntry View Adventure haremos el resto del viaje. Montados en la parte trasera de un willy nos adentramos en la selva. El camino es estrecho y empinado, ramas de palmera y grandes hojas nos golpean y entran en el vehículo de tanto en tanto. La pista varía entre encharcada y fangosa, y agrietada e irregular por las roderas que forman las lluvias diarias. El coche necesita reductoras en más de una ocasión, y no siempre estoy seguro de que no vayamos a volcar. En esas estamos unos 45 minutos hasta llegar a la cascada de Lata Berembun, una bonita zona de picnic y baños. Al menos una veintena de personas están allí pasando el día. Mas de uno ha tenido que dejar la moto en el borde del camino, ya que los últimos metros son casi intransitables.

Nuestra idea era pasar un par de días en la selva. Intentamos contactar con Kenong-Lodge, que nunca contestaron, y como tampoco encontramos a nadie más nos plantamos en Kuala Lipis a probar suerte. Por lo que cuentan la gestión de Kenong Rimba Park es una concesión que el gobierno renueva cada dos años. La última se la llevo Kiara Holidays y Centralpoint funciona como tour operador y alojamiento en Kuala Lipis. Así que contactar con ellos parece a priori lo más adecuado actualmente.

^top

PERHENTIAN ISLANDS, 12 a 14 de septiembre

En el séptimo día de viaje, a las 4:15, el tren Kuala Lipìs - Tanah Merah (21 rm, en segunda clase). Los asientos son cómodos, pero no lo suficiente como para dormir cuatro horas y media del tirón. A las 9:15 un taxi de Tanah Merah - Kuala Besut (50 rm).

A las 10:30, en la parada de taxis, junto al muelle, hay pequeñas tiendas de souvenirs, restaurantes y numerosas agencias de viajes donde reservar transporte y alojamiento en las islas. Billete Speedboat (35 rm + 5 rm de la tasa Reserva Natural). A las 11:00 media hora de mar calma hasta Impiani Resort.. Tras instalarnos y comer algo, paseamos por la playa. A las 17:30 aprovechamos la subida de la marea para hacer snorkel frente al hotel.

exp3_f7
Pulau Perhentian Besar y Pulau Perhentian Kecil son dos pequeñas islas rodeadas de hermosas playas de fina arena blanca donde relajarse esperando a que caigan los cocos, y de un mar azul turquesa cristalino ideal para el esnorqueling y el buceo. El interior está cubierto de una frondosa selva donde habitan varanos, monos, geckos, ardillas voladoras y mariposas entre otros; y desde la propia orilla puede verse toda clase de vida acuática, como tortugas, tiburones, corales y miles de peces tropicales. No hay carreteras, y apenas algunos caminos, por lo que las islas son bastante tranquilas y pacíficas, al menos hasta ahora.

Nuestra rutina para los dos días siguientes fue algo parecido a esto: A las 7:30 desayuno en el resort, con espléndidas vistas al mar. A las 8:45 nos pasa a buscar una lancha para ir a Watercolours, el resort gemelo en la isla grande donde tienen el centro de buceo. A las 9:00 el equipo está montado, y tras probarnos escarpines, máscara, traje corto y aletas tan solo tenemos que hacer un CPTAO. Todo está en perfecto estado casi nuevo. Un extenso briefing con mapas muy detallados preceden a las inmersiones. A las 10:00 la primera inmersión. A las 11:30, durante la hora larga que queda hasta la próxima inmersión, reposamos tumbados en la arena. A las 13:00 la segunda inmersión. Tras cada inmersión. nos reciben con te, café, agua y pancakes con miel o chocolate. Rellenamos el logbook y anotamos los peces vistos con ayuda de sus numerosos libros de peces tropicales. A las 15:00 la comida. A las 18:30, después de haber hecho esnorquel durante la tarde volvemos en lancha al Impiani Resort.

Al octavo día de viaje, Bruno, un instructor francés que habla un español perfecto será hoy nuestro guía. Inmersión en Batu Layar, 17 metros, 30 grados, desde barco a tres minutos del centro, bajada con cabo. Pared de 20 m. cubierta de corales rojizos con formas cilíndricos, de plato, de cerebro, ramificados. El arrecife empieza a unos 8 metros de profundidad, donde vemos los bancos de peces más grandes. En el logbook: clownfish, tomato anomefish, pink anemonefish, angelfish, clark anomefish, moray eel, eight banded butterfly fish, longfin banerfish, long fin spadefish, bigeye snapper, five eye snapper, blue and yellow fusilier, porcupinefish, coral rabbitfish.

Inmersión en Tanjung Basi, 16 metros, 30 grados, desde barco a siete minutos del centro, bajada con cabo. El nombre Tanjung Basi (Comida Rancia) se debe a que dada su rica vida marina, a menudo los pescadores capturaban tanto pescado que olvidaban parar a almorzar, y se les estropeaba la comida. En el logbook: orange spine unicorn fish, moorish idol, nudibranchs, wide-band fusilier, blue and yellow fusilier, humpead banafish, longfin banerfish, vermiculated yellow fish, blue ringed angelfish, brown-marbled grouper, virgate rabbitfish, golden rabbitfish, coral rabbitfish, diamond fish, long beaked coral fish, doble spotted queen fish.

Al día siguiente, tras toda una noche de tormenta, inmersión en Tokong Laut, 18 metros, 30'5 grados, barco a 20 minutos del centro, bajada con cabo, nombre guía Kate. Se trata de una cima rocosa que nace a 25 m. de profundidad cubierta de corales suaves de todos los colores y tamaños que ofrecen refugio a pequeños peces de arrecife y moluscos.Los bancos que se forman son impresionantes. En el logbook: brown-banded bambo shark, white-eyed moray, blue spotted ribbontail ray, star puffer, map puffer, blue ringed angelfish, porcupinefish, yellow boxfish, longfin banerfish, beaked coralfish, bigeye snapper, synaptula, nudibranchs, sea urchins.

Inmersión en Terumbu Tiga, 18'2 metros, 30'5 grados, desde barco a quince minutos del centro, bajada sin cabo, nombre guía Mika. Su nombre significa tres bloques de coral, que forman un pequeño laberinto submarino de túneles llenos de corales blandos, abanicos de mar y corales látigo, que sirven de refugio para multitud de pequeños peces y nudibranquios. Una inmersión divertida, llena de vida y grandes bancos de peces. Apuntados en el logbook: scrawled filefish, titan tiger fish, star puffer, map puffer, black spotted pufer, hingeback shrimp, nudibranchs, circular spadefish, blue-ringed angelfish, bluestripe angelfish, six-banded angelfish, eight banded butterfly fish, two eyed coral fish, reef needlefish, bigeye snapper, brown stripe fusilier, blue and yellow fusilier, red breasted wrase, blue barred parrotfish, red breasted wrase, sling jaw wrasse fish, chocolate grouper, yellow boxfish.

Acabamos la tarde haciendo snorkel en la playa, a cinco minutos del resort. El agua es clara y transparente, y el mar esta como una balsa de aceite. Nos cruzamos con cinco o seis tiburones de arrecife de punta negra, tres rayas, y gran variedad de coral.

En definitiva, nuestra experiencia con Watercolours ha sido muy positiva. Es un centro pequeño, pero profesional, que ofrece buen servicio, seguridad y diversión. Todos los guías son instructores PADI certificados, briefings detallados con gráficos, equipo en excelentes condiciones, buceo en grupos de cuatro personas máximo, relleno minucioso del logbook, y por supuesto snacks y bebidas después de cada inmersión. Ofrecen cursos desde principiante hasta divemaster en varios idiomas (español incluido).

Alojamiento: Impiani Resort, en Pulau Perhentian Kecil (150 rm). Bonito bungalow de madera espacioso y muy luminoso, tres camas, aire acondicionado, lavabo simple, pero correcto, y balcón equipado con dos sillas y mesita. Camuflado en la jungla con vistas al mar, convivimos con ardillas, geckos e insectos de todo. El resort dispone de un bonito restaurante con wi-fi junto a la orilla, sin música ni nada que estropee el sonido del mar. Es la zona más tranquila de la isla, la playa es compartida tan solo con otro resort a 300 m. de distancia. Las opciones de ocio son escasas y todas giran en torno a lo mismo, pero no hace falta más: alquiler de kayaks o equipo para snorkeling, buceo con bombonas, jungle trekking (paseos de entre 15 y 45 minutos), esnorqueling tour para ver tortugas, incluso viajes de un día a una isla desierta, o simplemente relajarse en la playa leyendo un libro y escuchando las olas. La comida es tan variada como la cocina malaya lo permite, realmente deliciosos los currys. Gastos comida 2 personas (4 días/3 noches): 320 rm.

Al décimo día, últimas horas en la isla. Hoy haremos esnorquel al no poder bucear, pues mañana cogemos un avión. A las 10:00 un snorkeling tour (50 rm equipo incluido), unas tres horas de duración. Primera parada, 8-10 metros de profundidad, perseguimos durante un rato una tortuga de más de un metro. En las dos siguientes entre 3 y 5 m. de profundidad hay multitud de coral y coloridos peces en pequeños bancos. En la última, donde apenas hay un par de metros de profundidad, una pareja de pequeños tiburones de punta negra se cruzan en nuestro camino. Puede verse casi la misma fauna que buceando, aunque a menor escala, pero sin las incomodidades del buceo. Una experiencia que no defrauda a nadie.

A las 16:30 Speedboat (35 rm) de vuelta a Kuala Besut. El mar está bastante movido y nos pasamos cuarenta minutos dando botes. A las 17:15 taxi a Kuala Terengganu (110 rm, 2 horas). A las 19:30 buscamos donde dormir. En el KT Beach Resort, 95 rm, habitación espartana, algo sucia, y personal poco amable. Alojamiento en el Hotel Ming Star, 105/128 rm sin/con desayuno. Amables, habitación pequeña pero limpia y con a/a, y lavabo completo. Cama cómoda, sabanas suaves y poco ruido. En el restaurante Tian Kee sweet&sour (60 rm/kg), white noodles, fanta naranja y Carlsberg. 49,20 rm. Popular restaurante chino donde sirven delicioso pescado y noodles. De visita obligada.

^top

SINGAPUR, 15 al 18 de septiembre

Singapur es un lugar moderno y avanzado, no hay polución, ni atascos, ni pobreza, ni vandalismo, el transporte público es rápido y puntual, y el centro está lleno de rascacielos y deslumbrantes centros comerciales. En su minúsculo territorio abundan las reservas naturales y selvas tropicales, así como tiendas de primeras marcas, restaurantes y hoteles de lujo donde dilapidar la VISA. Además la peculiar mezcla cultural que ofrecen su población hindú, china, malaya y occidental contribuye de pleno en una deliciosa gastronomía ideal para disfrutar junto a una Tiger bien fresquita. Es una ciudad dinámica y agradable donde disfrutar de unos días de comodidades en el ajetreado y caluroso sudeste asiático.

A las 9:00 taxi al aeropuerto (30 rm, 20 minutos). A las 11:30 sale el vuelo de Kuala Terengganu y llega a Singapur a las 12:45 con Malaysia Airlines. Llegamos a la Terminal 1 del Changi Airport de Singapur. Lo más cómodo y barato para ir al centro es el metro que sale desde la Terminal 2. Shuttle bus gratuito hasta allí, y MRT a Bugis (30 minutos). Lo más práctico es comprar la tarjeta recargable, cuesta 12 SGD y te devuelven el sobrante al dejar el país (5 SGD no retornables). No se puede comprar con tarjeta de crédito. Cambiamos 50 € = 85,20 SGD.

exp3_f8

El hospedaje en Singapur no es barato, un dormitorio compartido no baja de 15 € y la habitación doble de 50 €. Por ello, este hotel situado en la zona comercial de Buggies, en Waterloo St, una calle peatonal a pocos pasos del MRT, Arab St y Little India, es una ganga que no hay que pasar por alto. Alojamiento en el South East Asia hotel, 100 SGD la habitación doble con baño, a/a, ventilador, tv y moqueta. Espartana y simple, pero bien mantenido y poco ruidosa. Incluye desayuno vegetariano chino o continental con tostadas.

Una vez instalados comemos en el restaurante Albert Centre, un típico centro de comida callejera frente al hotel. Estos centros, de los que hay decenas de ellos repartidos por toda la ciudad, son la forma más barata y variada de comer en Singapur. Diversos tipos de restaurantes se agrupan compartiendo espacios comunes y ofreciendo una gran variedad de comida preparada y fruta fresca. Seafood hor fan (3,50 SGD), bee hoon soto (2,50 SGD), cerveza (3,30 SGD), fruta variada (1 SGD), te leche + café (1,40 SGD).

A poca distancia de Waterloo St, una manzana al norte de City Hall MRT Station, se encuentra el Raffles Hotel, un lujoso hotel de estilo colonial inaugurado en 1887. En uno de sus bares, el Long Bar, se inventó el Singapore Sling, un cóctel a base de ginebra, brandy de cereza y piña fresca.

Pero es al sur de City Hall MRT Station donde se encuentran la mayor parte de los tesoros coloniales, incluyendo el Padang, antiguo campo de cricket; la catedral anglicana de St Andrew's; el Central Business District (CBD), auténtico centro comercial y geográfico de la ciudad; la The Arts House, antigua sede del parlamento (1827) y actualmente un lugar de arte multidisciplinar que acoge exposiciones de arte y conciertos; la Sede del Parlamento, un grandioso edificio de granito blanco; y el Museo de Civilizaciones de Asia, especializado en la cultura y diferentes grupos étnicos asiáticos de los que se nutre la multicultural sociedad singapurense. Esos días estaba todo patas arriba debido a las obras que están haciendo para preparar el circuito urbano de F1 para el próximo fin de semana. Aquí probamos una de las mayores excentricidades gastronómicas de Singapur, el sándwich de helado (con sabor a durian en nuestro caso) servido en pan de molde rosa, blanco y verde (1 SGD).

exp3_f9
Tras la escultura de Merlion, una criatura con cuerpo de pez y cabeza de león mascota de Singapur, se encuentra Raffles Place, el centro financiero de la isla, rodeado de majestuosos rascacielos ocupados por bancos y ministerios. Junto a él esta Boat Quay, un lugar ideal para pasear junto al río, antiguo puerto comercial durante la época colonial, hoy centro de la vida nocturna, lleno de bares, pubs y restaurantes con pinta de caros y sofisticados. Al otro lado de la desembocadura, está el centro de artes escénicas, Esplanade Theatres on the Bay. Tiene una sala de conciertos con capacidad para 1.600 personas y un teatro con 2.000 butacas. Hay zonas para actuaciones al aire libre, así como una pequeña zona comercial y de restauración. Hay disparidad de opiniones sobre si su diseño arquitectónico único recuerda a un durian (fruta tropical típica de la zona) o los ojos de una mosca.

Night Safari (acceso 20 SGD + 11 SGD tranvía) es un auténtico zoo al aire libre situado en 40 Ha. de bosque húmedo tropical que sólo abre durante la noche. Da cobijo a más de 1.000 animales de 120 especies, un tercio de ellas especies amenazadas. En lugar de jaulas los animales están separados de los visitantes por barreras naturales, como redes de ganado para evitar que los animales con pezuñas se muevan un hábitat a otro. Ocho zonas geográficas que simulan el hábitat de los animales nativos, se pueden explorar a través de tres rutas a pie o en tranvía (unos 45 minutos). Para llegar hasta aquí hay que coger el MRT hasta Ang Mo Kio, donde hay un shuttle bus hasta el Night Safari. Para volver optamos por el bus 627 (1,60 SGD) hasta Choa Chu Kang, y desde allí MRT con trasbordo en Jurong East hasta Bugis. Para ambas alternativas hay que contar una hora de transporte publico.

Al día siguiente comenzamos por visitar dos templos, junto al hotel, el Kwan Im Thong Hood Cho dedicado a la diosa de la Misericordia, y construido donde según la leyenda los deseos se hacen realidad, lo cual explicaría por qué siempre esta lleno; y justo al lado Sri Krishnan, un templo hindú dedicado a Vishnu, donde también hacen sus ofrendas los devotos del templo contiguo, en una muestra más del clásico pragmatismo chino. A dos minutos esta Bugis Market, el mercadillo más barato de Singapur, souvenirs, camisetas, ropa de todo tipo, joyería, amuletos chinos de la suerte, cds, además de algo de comida, bebida y una gran variedad de fruta.

Orchard road es la avenida más famosa y elegante de Singapur. A lo largo de unos dos kilómetros, bajo la sombra de altos árboles, se alternan numerosos centros comerciales de todo tipo, hoteles de lujo, restaurantes, discotecas, clubs nocturnos, y también algunos parques y espacios verdes. Sin duda un lugar ideal para ir de compras, aunque los precios no son los mejores hay mucha variedad. Vamos directamente a Tanglin Shop Center, un centro dedicado a antigüedades y artesanía tradicional oriental demasiado lujoso para comprar souvenirs. Comemos allí, 4,40 SGD. Merendamos en un gran centro comercial: lime juice, helado de chocolate y pastel de durian recubierto de chocolate, 18,80 SGD.

exp3_f10
Nos acercamos a MRT Farrer Park para aprovechar lo poco que queda del día paseando por Little India. Un barrio muy distinto del resto de Singapur donde abundan las casas de dos plantas pintadas con llamativos colores pastel, y aunque sus habitantes y negocios son mayoritariamente hindús, existe un buen número de templos y centros comerciales de otras culturas. El más conocido es el templo taoísta de Leong San See. El monje Chun Wu llegó a Singapur cargado con una urna y una estatua de Kuan Yin, diosa de la misericordia. Compró una parcela en Race Course rd y construyo un pequeño templo a base de cabañas, en una de las cuales puso el altar a Kuan Yin. Con ayuda de los devotos y las donaciones particulares el templo ha crecido hasta su apariencia actual de palacio chino, y la estatua ha sido trasladada al altar principal en una sala cuyo techo esta decorado con dragones de fuego.

Frente a él esta el Templo de Sakaya Muni Buddha Gaya (templo de las mil luces). Se trata de uno de los templos budistas más importantes de Singapur, y llama la atención su colorista e infantil decoración exterior. En su interior alberga una impresionante estatua de Buda de 15 m. de altura. En cuanto a los hindús el Templo Sri Srinivasa Perumal, dedicado a Visnu, se accede a su interior pasando bajo un enorme goupuram de 20 m. de altura, y el Templo de Sri Veeramakaliamman, dedicado Khali, fue construido en 1881 por inmigrantes tamiles para que la poderosa diosa les protegiera en tierra extranjera.

Construido en 1894 como mercado de abastos bajo una elegante estructura de hierro forjado, el restaurante Lau Pa Sat fue restaurado y convertido en un popular centro de comida callejera. Es famoso por su satay, una forma tradicional de cocinar a la brasa avivando el fuego con abanico, cuyos tenderetes se alinean en una de sus calles, que ha sido cerrada expresamente para ello. Cerveza 4,80 SGD, 10 pinchos satay pollo/ternera 6 SGD, 2 pinchos gambas 4 SGD, fideos con huevo 3,50 SGD y mango milk ice 2,40 SGD.

En la explanada de Theatres on The Bay hay actuaciones al aire libre con motivo de la celebración del MoonFest 2010, una antigua tradición que se remonta a la dinastía Tang (siglo VII) y que señala el quinceavo día del octavo mes del calendario lunar como el momento del año en que la Luna es más redonda y más brillante, iniciando una nueva etapa de plenitud y abundancia.

exp3_f11
De los 160 jardines que hay en el centro de la ciudad el más destacado es el Botanical Garden (acceso gratuito), que ocupa 63 hectáreas a lo largo de Cluny Road, incluyendo la colección de más de 3.000 especies de orquídeas del National Orchid Garden (5 SGD). Se trata de un enorme espacio verde donde hacer un picnic, pasear o leer el periódico. Dispone de una pequeña selva tropical (6 Ha), praderas, tres lagos, jardines de especias, bonsais, plantas carnívoras, jardines infantiles y diversas zonas de ocio y restaurantes todo ello enlazado entre si por sendas muy bien señalizadas. Abre desde las 5:00 a las 24:00 (el jardín botánico con el horario más amplio del mundo), y en Simphony Lake es habitual la organización de conciertos al aire libre. Cómo llegar: MRT hasta Orchard Rd, en la salida B (Orchard bv) coger el bus 174 (1 SGD) que tarda 10 minutos en llegar a las puertas del parque.

Engañados por la guía nos damos una pateada de una hora bajo un sol abrasador hasta el restaurante Adam rd Food Center, un pequeño centro de comida callejera de apenas una veintena de puestos, aunque como siempre la comida es excelente. Fishball soup (3 SGD), roasted chicken noodles (3 SGD), zumo manzana/melón (3 SGD), huevo podrido (0,50 SGD) y Ice kachiang (1,70 SGD)

Bus (1,4 SGD) hasta Ang Mo Kio y desde allí MRT a Marina Bay. Con motivo del Moonfest 2010 se celebra un Festival de Cometas. Las vistas del skyline frente a nosotros son espectaculares, mientras un centenar de cometas de todos los tamaños cubren el cielo. Detrás, Marina Bay Sands cuenta con tres hoteles de 50 plantas y 200 metros de altura unidos en su parte superior por el Sands Skypark, un jardín panorámico, que ocupa 1 Ha. de terreno, desde el que pasear o darse un baño en su piscina infinita (sin bordes) con vistas a toda la ciudad. Precios de habitación para pasar una noche en este lujoso hotel de innovadora arquitectura, que incluso dispone de un río interior para navegar en bote, a partir de 520 €.

Atravesamos The Helix, un espectacular y futurista puente peatonal con forma de doble hélice que une Bayfront con Collyer Quay y Marina Square Centre. Desde él se ve la Singapur Flyer, una noria de 165 m. de altura que además de espectaculares vistas de la ciudad dispone de tiendas y restaurantes. Cenamos en Makansutra Gluttons Bay, esta lleno de turistas y por tanto algo más caro que los otros food center. A pesar de todo buena comida, las alitas de pollo en esta zona del mundo son deliciosas, hay marisco, pescado, carne, fideos, arroz... Volvemos a Esplanade Theatres on the Bay a ver las actuaciones del Moonfest 2010.

^top

KUCHING, 19 al 22 de septiembre

En el decimocuarto día de viaje, a las 8:00, aún en Singapur, tomamos el MRT desde Bugis hasta Tenah Marah y desde allí a Changi Airport. Total 40 minutos. El MRT llega a la Terminal 2, desde donde cogemos el SkyTrain gratuito a la Terminal 1. Una vez pasado inmigración desayunamos un bocadillo y un zumo en un Starbucks (18 SGD). A las 11:26 despega nuestro vuelo de Airasia con destino a Kuching, adonde llegamos a las 12:40. En Kuching en contra de la lógica, han retirado el transporte público del aeropuerto y la única opción para llegar al centro son los taxis de prepago (26 rm).

Alojamiento en el Singgahsana Lodge, 112 rm. la habitación doble con lavabo completo, dispensador de jabón y a/a. Amueblado al estilo tradicional, las vistas a la calle están en un pequeño atril que hace las funciones de sala de estar. Desayuno incluido, internet gratuito, bar en la azotea. Servicio de lavandería (5 rm/kg).

Junto al hotel está el templo chino más viejo de la ciudad (1843) Tua Pek Kong Temple, erigido en honor a una deidad china exclusiva de Malasia a la que se honra en busca de paz y prosperidad. Dicen que es el único edificio que sobrevivió intacto a los bombardeos de la ocupación japonesa de Sarawak.

exp3_f12
Kuching es una bonita ciudad, tranquila y agradable, de trafico comedido y buena temperatura. Frente al río Sarawak hay un paseo con pintorescas casas de estilo colonial, souvenirs, artesanía local, y el concurrido barrio chino donde están celebrando el MoonCake Festival. A lo largo del río fácilmente visitables a pie hay templos chinos, edificios de la era Brooke, torres, museos y palacios. Otra opción es dar un paseo en sampan (barcas tradicionales) por el río, o cruzar la orilla para visitar algún kampung (aldea malaya).

En el restaurante Khatulistiwa Cafe: zumo de sandía y calamansi 5,50 c/u, fasta thai laksa 11,90, thai kom yam steamed fish 14,90. En el paseo sobre el río Sarawak frente al hotel Hilton, la segunda planta es un lugar ideal desde donde disfrutar de una puesta de sol.

La zona más bonita de la ciudad es el Kuching Waterfront, en la orilla sur del río Sarawak, donde la gente acude a pasear, relajarse o sentarse a ver el atardecer. Discurre paralelo al Main Bazaar, una bonita calle de casas chinas centenarias reconvertidas en tiendas de artesanía, souvenirs, tallas de madera y trabajos étnicos de la zona. En el río es fácil ver sampans, barcos de madera que cruzan en cinco minutos al otro lado del río (1 ringgit) y lujosas barcazas (para turistas) que ofrecen cruceros por el río Al otro lado destacan tres edificios: Astana, una fortaleza construida por el rajah en 1870 como regalo de boda a su esposa, y que es hoy la residencia oficial del gobernador de Sarawak (no abierto al público); Fort Margherita, construido en 1879 como línea de defensa contra los piratas, y el flamante DUN, el nuevo edificio de la asamblea legislativa de Sarawak (mayo de 2009) visible por la noche desde cualquier punto del espolón. En el propio paseo encontramos la estrafalaria Square Tower, un cubículo blanco cuadrado con forma de fortaleza construido como prisión en 1879, y el omnipresente Court House Complex, construido en 1871 y usado como sede del gobierno de Sarawak hasta 1973.

Por la noche el Waterfront se llena de puestos de comida iluminados con farolillos chinos, frente al río y con luna llena era un lugar perfecto para acabar el día, pero no quisimos desperdiciar la oportunidad de vivir de cerca el festival del barrio chino, un mundo en apenas quinientos metros. Puestos de comida con decenas de platos (desde fideos hasta tortillas de ostras), juegos de azar, trucos de magia, tiendas, ofertas de adsl, karaokes al aire libre, espectáculos de danza, música étnica y tradicional.

exp3_f13
En el decimoquinto día de viaje visitamos el Semengoh Wildlife Rehabilitation Centre, a 20 km de Kuching, donde habita un pequeño grupo de Orang Utans, unos primates que solo se encuentran en Sumatra y Borneo. Son animales que estaban en cautividad o heridos, y que han sido reintroducidos en la selva que rodea la reserva. Una vez sueltos se encuentran en total libertad pero se les sigue alimentando dos veces al día, lo que es aprovechado como atracción turística. Sin embargo, no siempre se tiene la suerte de poder verlos, en épocas de maduración de fruta pasan días sin aparecer y hay que salir a buscarlos por el bosque.

Desde el hotel organizan viaje de ida y vuelta en minivan por 35 rm, entrada incluida (10 rm), la mejor opción, teniendo en cuenta que lo importante es no llegar tarde. Somos un grupo de unos 50 turistas que hemos llegado en una docena de autocares y minivans. Nos cuentan que en la reserva viven 27 ejemplares, aunque ese día solo se acercaron cuatro: el macho dominante, una hembra con su cría y otro individuo. Son más bien tímidos, oíamos a otros paseando por encima nuestro en las copas de los árboles o alrededor pero sin aproximarse demasiado. Horas de comida: 8:00-9:00 y 15:00-16:00.

Dormimos un poco a la vuelta y salimos a buscar regalos. Algunas ideas pero de momento nada. Comemos en un mercado callejero que hay frente al Templo de Hon Sart: wanton mee (4,50 rm), fishball soup, (4 rm), naranjada y bebida de soja (3,60 rm).

A las 16:15 excursión organizada a Santubong y Damai, 160 rm. 1 hora de camino. El objetivo es ver delfines irrawady, un curioso delfín de río de morro redondeado que se encuentra en peligro crítico de extinción, cocodrilos, monos narigudos y luciérnagas. Lo vemos todo, aunque desde lejos, ver animales y más tan escasos como estos depende mucho de la suerte, pero de todas formas merece la pena, el río, los manglares, un atardecer espectacular, y los árboles al anochecer rebosando luciérnagas como si fueran abetos de Navidad. A las 20:00 repetimos cena en Carpenter St, donde se celebra el Mooncake Festival del día 19 al 22 de septiembre.

exp3_f14
Al día siguiente visita al  Gunung Gading , declarado National Park en 1983 para proporcionar una zona de conservación y protección de la rafflesia, la flor más grande del mundo. Las flores solo crecen sobre un tipo de liana específica (la tetrastigma). Las esporas se asientan en la planta huésped, pasando de capullo a una flor gigante de color rojo parduzco, que puede llegar a alcanzar en plena floración el metro de ancho, permaneciendo en este estado durante una semana. Su principal polinizador es la mosca de la carroña. El parque lo forman un grupo de escarpadas montañas, dominadas por densa selva. Hay caminos señalizados de diversa duración y dificultad que permiten visitar algunas cascadas e incluso realizar una caminata hasta la cima del monte Gading que se encuentra a 900 metros de altura.

Dado que apenas florecen una treintena durante todo el año, hay que pedirle al hotel que llame cada día a las oficinas del parque para preguntar si ha crecido alguna. Ayer nos dijeron que había florecido una rafflesia y que está en su cuarto día de floración, así que hay que darse prisa. Acceso al parque 10rm y 20rm por el guía que nos acompaña hasta la flor, ya que al estar lejos del camino principal es la única manera de encontrarla. Hace mucho calor y la humedad es del 100%, pero cuando llegas se te olvida todo, es impresionante. La flor está cubierta con una malla para protegerla de ardillas y otros enemigos naturales. Tiene unos 50cm de diámetro y unos 25 de altura. Despide un olor a basura podrida que se percibe solo al acercarte mucho, y su tacto es rugoso pero suave. Hacemos tantas fotos como la densa selva nos deja, no hay mucha luz. El guía no nos mete ninguna prisa. Una vez en el camino principal realizamos media hora de sudorosa caminata hasta la primera cascada. El entorno es fantástico, corre el agua, saltan las ranas, cantan o gritan todo tipo de insectos, y los árboles nos protegen del sol. Permanecemos una hora allí relajados, disfrutando del entorno.

Para llegar a Gunung Gading: Desde la estación de STC (Sarawak Transport Company) a veinte minutos del centro, tomar el bus EP7 (10 rm) que sale a las 8:15, 11:00, 14:00, 16:00, y los mismos horarios de vuelta. 1 hora 30 minutos hasta Lundu, desde donde hay 3 km hasta el parque, en taxi 5 rm por pasajero.Lundu es un lugar pequeño y acogedor, sin nada que hacer seguramente más que pescar en el río o visitar su minúsculo templo chino. Comemos frente a la bus station y el templo, fideos fritos y sopa de fideos, 10 rm.

En el decimoséptimo día de viaje vamos al Bako NP, declarado área protegida en 1957 y es el parque nacional más antiguo de Sarawak. A pesar de ser uno de los más pequeños (27 km2), contiene casi todos los tipos de vegetación que se encuentran en la isla de Borneo junto con una rica variedad de vida salvaje. Son comunes los macacos de cola larga, langures plateados, diferentes tipos de lagartos y serpientes, ardillas, lémures, jabalís barbudos, ciervos ratón, incluso monos narigudos (proboscis monkey), además de 25 tipos de vegetación de siete ecosistemas diferentes. Selva, arroyos, cascadas, playas y senderos señalizados de diversa dificultad y duración, ofrecen a los visitantes una excelente introducción a la selva tropical de Borneo.

A las 8:05 bus a Bako NP, 1 hora 15 minutos, 6 rm (los hay cada hora de 7:00 a 17:00, desde delante del Khatulistiwa Cafe). Desde la estación de autobuses de Bako hasta las oficinas centrales del parque hay que coger un speedboat. Se tarda unos 20 minutos y cuesta 54 rm por embarcación de seis pasajeros. Concertar con el barquero la hora de recogida coordinándolo con el bus de vuelta a Kuching.

exp3_f15
La barca te deja en una playa frente al restaurante-supermercado, último punto para abastecerse de agua y algo de comida. Aquí ya pueden verse algunos macacos. Algo más adelante esta la oficina donde registrarse y solicitar un mapa y un poco de información. La mayoría de los senderos son de ida y vuelta, por donde vas vuelves. Nosotros hacemos dos recorridos Paku (1 hora, 800 metros) y Pandan Kecil (1 hora 30 minutos, 2,6 km). En Paku es donde hay más posibilidades de ver fauna, probiscuos monkey incluidos, pero solo vemos un lémur, un mono y dos serpientes venenosas. En Pandan Kecil vemos un varano y multitud de plantas carnívoras. Los caminos están bien señalizados con colores dibujados en rocas y árboles, incluso hay algún cartel, y la distancia está marcada cada cien metros. La pista es firme pero llena de raíces, rocas, musgo, liquen y en ocasiones fuertes desniveles. Todo ello unido al calor y la fuerte humedad, lo convierten en una delicia, donde lo más realista es calcular una velocidad media de cien metros cada cinco minutos. Ambos recorridos acaban en playas y pequeños refugios donde se puede descansar y comer algo. Es aconsejable llevar algunas galletas, cacahuetes y abundante agua.

Sería razonable coordinarse con los barqueros. Los caminos son en su mayoría de ida y vuelta, y terminan en playas. Ir por una ruta hasta la playa destino donde el barquero te lleva hasta la playa origen del segundo camino y volver por este. No nos lo propusieron, así que no se nos ocurrió hasta después de pasar un día allí, no se si es posible, pero pagando San Pedro canta.

Ayer cenamos junto al mini mercadillo del hotel, laksa y tsingtao, 11,50 rm; y una tortilla de ostras en un tenderete de Carpenter St. Hoy volvemos al Mooncake Festival, pero cansados de comida china picamos mutabak y roti canai en un hindú. Buscamos un restaurante donde cenar cómodamente sentados. En el restaurante Cafe de Margherita: mee goreng seafood, nasi goreng especial y Tsingtao beer, 22 rm. Restaurante de barrio, casero, de los que repiten tertulianos todos los días, impresionante, el mejor de Kuching. Tened cuidado con los locales donde sirven aleta de tiburón, más frecuentes de lo deseable por estas lares. Uno de estos despreciables restaurantes es el Bla Bla Bla, recomendado en Lonely Planet.

^top

KOTA KINABALU, 24 y 25 de septiembre

A las 8:00 de la mañana ducha y desayuno, habremos dormido 9-10 horas. A las 10:00 taxi al aeropuerto (26 rm), unos 15 minutos. A las 13:25 sale nuestro vuelo de AirAsia, con una hora de retraso, de Kuching a Kota Kinabalu. Llegamos a Kota Kinabalu a las 14:50. Taxi prepago desde KK Airport al hotel 30 rm.

Seguramente todo el interés de Kota Kinabalu, conocida coloquialmente como KK, es su proximidad al Kinabalu NP donde puede ascenderse la montaña más alta de Malasia; al Centro de Conservación de Danum Valley, una de las ultimas reservas de selva primaria en el mundo; y a Tunku Abdul Rahman NP, una área protegida de 50 km2 de los que dos terceras partes es agua y el resto arrecifes de coral y cinco islas. Por lo demás es una aburrida ciudad que usar como punto de paso o base de excursiones.

Alojamiento en el Step in lodge, 90 rm. Céntrico, junto al paseo. Habitación simple, paredes lisas sin florituras, a/a, baño compartido escrupulosamente limpio, sin ventanas y poca iluminación. Desayuno incluido. Personal joven y muy amable. Aun así y todo es algo caro, por precios muy similares puede conseguirse baño propio y ventanas.

Comemos en el restaurante Rest Old Village Seafood (20rm), en el Sedco Complex. Mercado al aire libre especializado en marisco, pescado y otras especialidades locales a precios asequibles. Tiene una capacidad para 1.200 personas, y alberga seis marisquerías y más de una veintena de locales donde degustar variedades de comida malaya, china y asiática en general. Abierto de 15:00 a 02:00.

Buscamos nuevo hotel: Dborneo hotel, 150 rm. Habitación espaciosa y limpia, pero caro. Una buena opción es Lehotel, 98-106-136 rm. Habitación de diseño, amplia y luminosa, suelos de madera, wi-fi, lavabo limpio y moderno. Está en la tercera planta del Warisan Square Shopping Mall, en pleno centro. Nos acercamos a los muelles, y paseamos un poco por el mercado. Aquí hay parrotfish, scorpion fish, soldierfish, rayas, y peces tropicales de todos los colores y tamaños. Los mismos que buceando, pero listos para comer.

Al día siguiente finalmente nos mudamos al Rainforest Lodge, 105 rm. Habitación limpia, luminosa, a/a, baño completo, terraza e internet gratuito. Se encuentra en Gaya St, una animada calle comercial peatonal invadida de terrazas de bares y restaurantes, a pocos minutos del ferry a las islas y el sunday market. Aunque limpio, agradable y de personal muy amable, no es el lugar ideal si piensas madrugar pues hay música en los bares, e incluso actuaciones en directo, a todo trapo hasta pasada la media noche.

exp3_f16
Hoy pasaremos el día en una isla del Tunku Abdul Rahman Marine Park. Se trata de un grupo de cinco pequeñas islas de blancas playas a pocos minutos de la costa, cubiertas de densa selva y rodeadas de arrecifes y abundante vida marina. El ferry para llegar a ellas sale desde Jesselton Point, y allí mismo puede alquilarse el equipo de snorkel. 25 rm alquiler de mascara y tubo (en la isla cuesta 10 rm, pero corres el riesgo de quedarte sin), boat i/v 13 rm (hay billetes combinados para varias islas), tasas en Jesselton Point 7,2 rm, tasas de acceso al parque natural 10 rm.

Pulau Manutik es la más pequeña de ellas y la más cercana. La isla está rodeada de arrecifes superficiales y gran variedad de pequeña fauna marina, rayas, needle fish y alguna cosa más. En la orilla hay algunos bancos y mesas de madera, lavabos públicos, duchas de agua dulce, y una restaurante/supermercado a buen precio donde alquilan equipos de snorkel. O sea, un lugar ideal para un día relajado buceando o tomando el sol, a tan solo 20 minutos de la ciudad.

Ducha, y cena en un hindú cerca del hotel, mutabak vegetal, garlic nan y pollo tandori, 26,50 rm.

^top

SANDAKAN Y KINABATANGAN UNCLE TAN'S CAMP, 25 al 28 de septiembre

En el vigésimo día de viaje, a las 5:45, nos despertamos en Kota Kinabalu. Taxi al aeropuerto, diez minutos, 35 rm. A las 7:35 sale nuestro vuelo de Kota Kinabalu a Sandakan, adonde llegamos a las 8:20. A pesar de ser el primer vuelo del día salimos casi media hora tarde, estos de AirAsia son unos campeones. El aeropuerto de Sandakan es bastante pequeño, ni tan siquiera hay oficina de cambio de moneda. Taxi de prepago al centro 26,10 rm.

Encajada entre el océano y una pequeña colina Sandakan es una aburrida ciudad portuaria de donde a diario multitud de barcos salen cargados con madera, ratán y copra. A pesar del nulo interés que ofrece la ciudad desde ella pueden organizarse algunas de las excursiones más fantásticas de Borneo. Labuk Bay, el santuario de los monos narigudos; Turtle Islands NP, zona de desove de tortugas; Gomantong Caves, donde dicen que habitan más de un millón de vencejos; y Sungai Kinabatangan, una porción de selva donde pueden verse en libertad orangutanes y monos narigudos, entre otros muchos animales. Para nosotros va ser un lugar de tránsito, donde pasaremos una aburrida jornada a la espera de ir al día siguiente a Uncle Tan.

Alojamiento en el My Fair Hotel, 45 rm. Simple, pero limpio y muy céntrico. Desayuno en el restaurante Mr Tomato, la versión malaya de Bocatta. Dos chocolates calientes, sandwich de queso y jamón, y otro de pollo, 6 rm. Cambiar euros es un problema, solo hay dos oficinas de cambio, una detrás del hotel en Lebuh Du (1 € = 3,7 rm), y otra en el centro comercial Wisma Sandakan junto al Hotel Sandakan (1 € = 3,9 rm), cuando ayer vimos 1 € = 4,1 rm en Kota Kinabalu. Tras regatear un rato sacamos en este último 1 € = 3,95 rm.

exp3_f17
Comemos en el mercado del muelle, tras la estación de autobuses, en una mesa junto al mar. Comida malaya y china de mercado, fideos, arroz, pollo, batidos, sin pretensiones. Después siesta generosa y holgazanear el resto de la tarde. A las 19:00 la ciudad está medio muerta, todas las tiendas están cerrando, y entre el pobre alumbrado público sólo se ven las luces de un par o tres de restaurantes. Por suerte acertamos y vamos a parar a un delicioso restaurante hindú donde hacen rotis y zumos realmente increíbles, el Restoran Habeeb. De postre, otro acierto, la Kelly Cake House, una pastelería con bollería diversa, pasteles, flanes, mousses y demás delicias difíciles de imaginar en Sandakan.

Al día siguiente, a las 8:00 taxi (30 rm) a Uncle Tan Wildlife Adventures, 22 km, unos 30 minutos. Con ellos haremos una excursión de tres días donde prometen aventura, naturaleza y vida salvaje en el Valle Kinabatangan. Cuesta 380 rm por persona e incluye transporte de ida y vuelta a Kinabatangan, tres comidas diarias, hospedaje en cabañas, tres excursiones fluviales y dos trekkings.

exp3_f18
A las 9:00, tras desayunar allí mismo, una furgoneta nos acerca al Centro de Rehabilitación de Orangutanes de Sepilok, a escasos tres km del hotel. Entrada: 30 rm + 10 rm por la cámara de fotos. El objetivo principal del centro es la rehabilitación de orangutanes huérfanos rescatados de plantaciones, caza furtiva o que eran usados como mascotas, entrenarles para sobrevivir, y liberarlos en la reserva tan pronto como sea posible. Como en Semengoh (Kuching), la mejor hora para visitarlos es durante las horas de comida: 10:00 y 15:00. Llegan media docena de orangutanes que comen con parsimonia la fruta que les han dejado en la plataforma, sin prestar atención a una pareja de pequeños macacos que roban tanta fruta como pueden. El macho dominante no aparece. El elevado calor y la humedad convierten nuestra hora allí en un pequeño infierno. Además estamos sin agua ya que no dejan entrar bebidas, bolsas, repelente de mosquitos, ni nada que pueda perturbar a los orangutanes.

El centro dispone de cafetería, lavabos, una sala de exposiciones donde se explica con detalle el trabajo realizado en el centro y una sala de proyecciones donde vemos un interesante corto sobre orangutanes. En recepción informan de rutas marcadas por el interior de la reserva de entre 250 m. y 5 km, donde puede verse multitud de vida salvaje, incluyendo orangutanes en total libertad. A las 12:30 vuelta a Uncle Tan's. Comida buffet libre completa: arroz, noodles, ensaladas, vegetales, carne y fruta, te y café incluido, resto de bebidas aparte. Es un lugar ideal para pasar un día de tramite sin pisar la aburrida Sandakan. Entorno agradable, tranquilidad, buenas sombras, zonas vedes, ping-pong, billar... Pero creo que todas las opciones de hospedaje son en dormitorio, no podía ser perfecto.

A las 14:30 nos dan unas sábanas y salimos hacia el campamento que Uncle Tan tiene en la jungla. Hora y cuarenta y cinco minutos en furgoneta, y otra hora en una barca a motor para siete personas remontando el río Loka, un afluente del Kinabatangan. El río es ancho y muy caudaloso, y el agua oscura como el chocolate. Durante el trayecto nos acercamos en alguna ocasión a la orilla a ver animales: macacos, algún cocodrilo pequeño, monos narigudos, garzas, hornbills, águilas pescadoras...

exp3_f19
El Kinabatangan Uncle Tan Wildlife Campsite está realmente en medio de la selva. Un pequeño embarcadero en el margen derecho del río, da acceso a media docena de barracas sin ningún tipo de comodidades El dormitorio es una plataforma elevada sobre pilones con tres paredes, y con capacidad para seis personas. No hay luz eléctrica, ni ventilador, ni aire acondicionado, tan solo un par de enchufes para recargar cámaras. Tres colchones en el suelo, tres mosquiteras, y nada más. El agua de los servicios/duchas comunitarios se coge directamente del río, marrón como leche con colacao, y con ayuda de cubos y algún cazo haremos las duchas matinales. Hay un barracón habilitado como comedor, cocina y cantina, y otro diseñado como área de descanso que dispone de algunos libros y una mesa de ping-pong. Un lugar fantástico con insectos como puños, pedazo arañas por Dios, ratas y ardillas que roen las mochilas con comida, y algún que otro macaco.

A las 19:30 nos dan una pequeña charla explicándonos el funcionamiento del campamento y las actividades que realizaremos las próximas horas. A las 20:00, para cenar buffet libre muy completo, más de media docena de platos a escoger: arroz, pasta, dos tipos de carne, verduras, ensaladas y fruta. A las 21:00 safari fluvial en busca de fauna diversa, que en nuestro caso es escasa y está a considerable distancia. Los guías son unos oteadores experimentados, capaces de encontrar casi cualquier animal, así que si esta lo veréis, pero no nos engañemos esto no es África. Lo más destacable en nuestro paseo fueron un lémur y un búho.

exp3_f20
Al día siguiente, a las 6:00 de la mañana, nos despiertan a grito pelado. Aseo rápido, café y unas galletas. A las 6:30 safari fluvial (1 hora). Vemos algunos orangutanes y monos narigudos, y poco más, pero el sol alzándose a primera hora de la mañana sobre el río bien merece un madrugón. A las 8:30 desayuno en toda regla: tostadas con mantequilla, obleas, miel, mermeladas, frutas, huevos y noodles, te y café. A las 10:00 trekking en busca de insectos (2 horas). Por suerte no hay sanguijuelas. Sí que vemos lagartos, pájaros, arañas, alguna rana e incluso un varano. Un agradable paseo siguiendo alguno de los caminos que ya tienen marcados. A las 13:00 comida. Siesta, leer, jugar a ping-pong, de todo un poco. A las 17:00 safari fluvial (1 hora 30 minutos). Este, a diferencia de los otros dos, es contracorriente. Orangutanes, macacos, monos narigudos, incluso dicen que un buen ejemplar de cocodrilo que no nos da tiempo a ver. El atardecer es fantástico desde el río. A última hora, una bandada de miles de murciélagos gigantes tardan varios minutos en pasar sobre nuestras cabezas. A las 19:30 cena. A las 21:00 trekking de ranas (1h). Durante el paseo nocturno, calzados con botas de goma para protegernos de unas violentas hormigas, vemos básicamente pájaros y ranas.

En resumen, esto no es el Ngorongoro, pero si buscas un par de noches de río y jungla, insectos y roedores, monos y cocodrilos, en un incómodo y espartano alojamiento, pero tranquilo y relajado, con cerveza fresca y buen ambiente, has acertado de pleno.

En el vigésimotercer día, a las 8:00, ducha con agua del río, marrón, pero limpia. Lo peor es ducharse con esas enormes arañas vigilando desde las sombras. A las 9:00 desayuno y a las 10:00 salimos río abajo, hacia la carretera, haciendo alguna parada para otear animales. A las 10:45 minivan hasta Lahad Datu (20 rm). A las 14:00 nueva furgoneta hasta Semporna (29 rm). Durante el cambio tenemos el tiempo justo para comprar algo de comida para llevar: arroz, pollo y verduras, 10 rm. A las 16:00 llegamos a Semporna.

^top

MABUL, 29 de septiembre al 3 de octubre

 Semporna es una pequeña ciudad enclavada en una bahía de aguas turquesa, capital del Parque Marino de Tun Sakaran, 325 km2 de aguas tropicales de buceo incluidas entre las diez mejores del mundo. Pero no os engañéis, Semporna es una ciudad insulsa que no retiene ni un solo dólar de los miles que genera cada día el buceo en las islas del Mar de Célebes. Restaurantes, hoteles y centros de buceo están orientados la mayoría a buceadores mochileros, y los grandes capitales van directamente a los lujosos resorts de las islas. En Semporna quedan las calles sucias, las viejas casas deterioradas, la gente mendigando y los viajeros de paso en busca de algún resort o el aeropuerto de Tawau.

Alojamiento en el Scuba Junkie Hostel, 50/60 rm, standard/ensuite. Simple y limpia, cama, armario, a/a y lavabo compartido. Desayuno incluido e internet gratuito. A las 16:00, antes que nada nos probamos el equipo para bucear al día siguiente: plomos, aletas, traje corto 3 mm y mascara. Nos instalamos y salimos a cenar, al restaurante Anjung Paghalian Cafe. En el muelle, sentados en una agradable mesita junto al mar. El pescado fresco está expuesto en la entrada para que lo elijas y lo cocinen a tu gusto, 35 rm el kilo.

exp3_f21
Nuestra rutina para los tres días siguientes fue algo parecido a esto: A las 7:30 despertador. A las 8:00 desayuno. A las 8:45 pasamos a buscar el equipo de buceo. A las 9:00 la barca nos acerca a la zona de buceo. A las 10:00 primera inmersión. A las 12:30 segunda inmersión. A las 14:00 comida. A las 15:30 tercera inmersión. A las 17:00 llegamos al resort, ducha y paseo para ver atardecer. A las 18:00 nos sentamos con el guía de buceo y completamos el logbook ayudados de libros de fauna marina. A las 19:30 cena, alguna cerveza y vuelta a empezar.

En el vigésimocuarto día de viaje, a las 8:45, todo el camino desde Semporna (1 hora) ha estado lloviendo con fuerza. Mataking son en realidad dos islas unidas por un banco de arena, donde aparte del único resort (la isla es propiedad privada) y una pequeña estación de policía, las islas están cubiertas de selva natural. A pesar de la lluvia el mar está calmado como una balsa de aceite y la visibilidad es espectacular. Bucearemos con Simon (guía), un policía holandés retirado abonado a la buena vida, y tres atolondradas veinteañeras suecas.

Inmersión en Post Box Wreck, Mataking. 23 metros, 30 grados, desde barco, visibilidad 40 metros. Aquí puedes enviar una carta desde el único buzón (post box) acuático de toda Malasia, se trata de un barco hundido que atrae multitud de peces. Apuntados en el logbook: common lionfish, spotfin lionfish, harlequin sweetlips, diagonal banded sweetlips, bubble coral shrimp y ribbon eel.

Inmersión en House reef, Mataking. 21 metros, 30 grados, desde barco. El sitio es una pared coralina de 50 m. que puede alcanzarse desde la orilla. Aquí vemos los primeros scorpion y crocodile fish, y dos tipos de tortugas. Entre las barreras de esponjas se esconden nudibranquios y langostas, y venenosos stonefish se camuflan entre las rocas. En el logbook: green turtle, hawksbill turtle, giant barracuda, jackfish, crocodile fish, bumphead parrotfish, white spotted puffer fish, blue spotted ribbontail ray, juu striped catfish, reef scorpionfish, lionfish, horn lobster, trumpetfish. Comemos en la playa unos fideos, arroz, pollo y plátanos.

Inmersión en Stingray City, Timba Timba, 22 metros, 30 grados, desde barco. Mas tortugas, nudibranquios y como el nombre del sitio indica blue spotted stingrays (rayas) ocultas en las arenas del fondo.Anotados en el logbook: green turtle, hawksbill turtle, porcupine fish, blue spotted stingray, nudibranchs, crocodile fish, blue spotted ray, crocodile needlefish, blue sea star, granulated sea star.

Al día siguiente nos trasladamos. Mabul es una isla rodeada por un gran arrecife de coral y playas de arena blanca bordeadas por altas palmeras y cocoteros. En sus aguas cristalinas abundan las tortugas y todo tipo de coloridos peces tropicales. Un lugar perfecto para nadar, tomar el sol o descansar después de un largo día de buceo. Un nuevo concepto de paz y tranquilidad.

exp3_f22
Alojamiento en Scuba Junkie Mabul Resort, 99 rm/pp. Chalets pareados con ventilador, lavabo propio y terraza privada. Interior de madera, cuidado y limpio. Incluye tres comidas tipo buffet libre, wi-fi en las zonas comunes y traslado desde/a Semporna. La comida es tipo buffet libre. No sirven pescado porque los peces son nuestros amigos, no comida. Ellos mismos llevan el centro de buceo. Alrededor del resort además de una playa paradisiaca, hay una pequeña aldea donde se pueden comprar cosas muy básicas.

A las 6:00 de la mañana llueve, pero con menos intensidad que ayer. A las 9:00, tras 1 hora de lancha llegamos a Mabul. Nos probamos el nuevo equipo de buceo, está algo mejor que en Semporna, pero se puede mejorar. Rowan será nuestro guía hoy, solo para nosotros.

Inmersión en Lobster wall, Mabul. 19 metros, 31 grados, desde barco a cinco minutos del centro, bajada con cuerda. Pared inclinada de corales blandos de 60 metros repleta de fauna. Apuntados en el logbook: titan trigger fish, peacok mantis shrimp, green turtle, pinnate batfish, false clown anemonefish, phantom bannerfish, longfin bannerfish, moorish idol, spotfin lionfish.

Inmersión en Artificial reef, Mabul. 18 metros, 30 grados, desde barco a cinco minutos del centro. Un grupo de estructuras con diferentes formas geométricas fueron hundidas hace 15 años con la intención de crear un arrecife artificial. El proyecto ha sido un éxito y en el lugar abundada vida de todo tipo, en ocasiones en grandes bancos de peces. Apuntados en el logbook: bigeye trevally, great barracuda, banded yellow pipefish, giant frogfish, leaf scorpionfish, common lionfish, crocodile fish, nudibranchs, common octopus, peacock razorfish, giant grouper, harlequin sweetlips, scorpion fish, black blotched porcupinefish, yellow cube box fish.

Inmersión en Awas, Mabul. 16 metros, 30 grados, frente al embarcadero (jetty). Dicen que Mabul es uno de los mejores lugares del mundo para mud-diving, buceo en lodo. Aquí no hay deslumbrantes corales y peces de colores, sino la posibilidad de ver de cerca pequeñas y extrañas criaturas que habitan en las profundidades como nudibranquios, stonefish, caballitos de mar, morenas, anguilas... Fue una inmersión fantástica, llena de sorpresas y enormes tortugas, pero enormes de verdad, Rosa con los brazos abiertos es más pequeña que una de ellas. Apuntados en el logbook: sole, yellow cubebox fish, big eye porcupinefish, cornetfish, razorfish, yellow margin triggerfish, green turtle, thorny seahorse, napoleon snake eel, black finned snake eel, blue spotted stingray, spot face moray eel, stick pipefish, common lionfish, remora attached to a turtle, crocodile needlefish.

En el vigésimosexto día de viaje, a las 3 de la mañana, parece que el diluvio universal cae sobre Mabul. A las 7:45 sigue lloviendo, necesitamos paraguas para ir a desayunar. La primera inmersión va a ser otra vez con lluvia. Buceamos con Paul (guía), Nurul (malaya de KL) y una inglesa primeriza. Animados por el espectacular día de ayer alquilamos una cámara de fotos (100 rm).

Inmersión en Mid reef, Kapalai. 17,5 metros, 30 grados, desde barco a diez minutos del centro, bajada con cabo. Famoso por sus pigmy seahorses, se trata de un fondo plano salpicado de pequeños montículos recubiertos de pequeños corales, morenas, nudibranquios y toda la fauna típica de arrecife. Apuntados en el logbook: nudibranch, squat shrimp, bubble coral shrimp, peacock mantis shrimp, octopus. Acostumbrados a la desbordante cantidad de fauna vista en los últimos días nos parece un poco aburrido.

Inmersión en Second wall, Mabul. 20 metros, 30 grados, desde barco a cinco minutos del centro.Pared vertical de coral de 45 metros. Apuntados en el logbook: nudibranch, painted spiny lobster, cowrie shell, common lionfish, spotfin lionfish, longhorn cowfish, cowfish.

Inmersión en Eel garden, Mabul. 17,4 metros, 30 grados, desde barco a cinco minutos del centro. La mejor del día. Pared coralina de unos 20 m. que empieza en una pequeña planicie a cinco metros de la superficie. Hay un gran número de garden eels que se elevan sobre el fondo arenoso balanceándose con la corriente como si fueran hojas de hierba alta. Entre los corales se ven langostas y morenas, y en el gran azul tortugas nadando. Apuntados en el logbook: green turtles, howksbill turtle, orang utan crab, mantis shrimp, reef scorpion fish, tassled scorpion fish, cocodrile fish, giant moray eel, white moray eel, blue spotted ribbontail ray.

exp3_f23
Al día siguiente, a las 5:20 nos levantamos a ver amanecer. A las 6:00 amanece: cielo rojizo, barcas, muelle, malayos. Volvemos a la cama. A las 8:00 desayuno. A las 9:00 esnorquel. Primero frente al jetty de Borneo Divers y luego frente al de Scuba Junkie. Coral, tortugas, peces tropicales y enormes bancos de peces. Para quienes no buceen, una máscara y unas aletas nunca habían dado tanto de sí. A las 12:30 private boat a Semporna (50 rm por persona, mínimo 250 rm). A las 13:30 saldamos cuentas en Scuba Junkie y recogemos pasaportes. A las 14:00 taxi al aeropuerto de Tawau (100 rm cuatro personas). A mitad de camino una holandesa, con quien compartimos taxi, se da cuenta de que se ha olvidado el pasaporte y hay que volver a Semporna.

A las 16:00 llegamos al aeropuerto de Tawau. Compramos algunos souvenirs y camisetas. A las 19:20 sale nuestro vuelo de Airasia, con 45 minutos de retraso, con destino a Kuala Lumpur. A las 22:00 bus hasta la Main Terminal (2,5 rm c/u). Ya al día siguiente, a la 1:30, sale nuestro vuelo de KL a El Cairo, adonde llegamos a las 5:00. Hemos volado 9h 30m, el cambio horario es lo que tiene. Pasamos el rato leyendo y holgazaneando. A las 10:00 sale de El Cairo nuestro siguiente vuelo y que llega a Barcelona a las 14:30.

^top
Un passeig per Singapur, Malàisia, Java i Bali - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2008]
Viatge a Malàisia i Singapur - Raquel Mateo [2006]
MALÀISIA/SINGAPUR - Guia i relat de viatge a Malàisia i Singapur - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2005/06]
Viatge a Malàisia i Singapur - Sònia Graupera [2005]
Abierto por vacaciones - Web de los autores de este relato, con el texto y fotos originales de este y otros viajes.

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació