Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
2 / 2
bandera

INDONESIA

Relato de un viaje a Sumatra, Java, Bali y Sulawesi

Data Data viatge: 2006. Publicat el 22/01/2007
2.1 de 5 (132 vots)

Introducción

Una de las primeras cosas que hay que decir después de haber viajado por Indonesia es una cosa obvia: es un país enorme, e incluso, aunque no es correcto decirlo así, se puede decir que son muchos países en uno. No tiene nada que ver la verde Sumatra con la turísticamente desarrollada Bali. Mucha gente sólo conoce Bali como destino turístico de luna de miel y de hecho los vendedores que hablaban con nosotros apenas habían visto españoles y los que habían visto estaban de viaje de recién casados.

El factor fundamental diferenciador entre las islas es su religión, ya que aunque todos conocemos Indonesia como el mayor país del mundo islámico, Bali es hinduista y la zona Toraja de Sulawesi es animista y, en general, cristianos, el principal monumento arqueológico es un templo budista (Borobudur) y aunque es una visión simplista por parte de un turista todos practican la religión de intentar aprovecharse todo lo que puedan de estos señores que han recorrido una parte del mundo para verlos.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Del 29 de Junio al 13 de Agosto de 2006.
El viaje fue planteado para volver el 3 de Septiembre aprovechando que el día de vuelta al trabajo, el día 1, era viernes, pero diversas circunstancias nos hicieron volver antes de lo previsto.

Itinerario

Nuestro viaje empezó por Bangkok como puerto de entrada a Asia por motivos de billetes de avión, pero es un error pues, aunque es fácil conseguir billetes para volar de un día para otro para bajar hasta Sumatra, no nos resultó barato.

Días 1-2: BCN - Bangkok
Día 3: Bangkok - Kanchanaburi
Día 4: Kanchanaburi
Día 5: Kanchanaburi - Bangkok - Kuala
Día 6: Medan - Bukit Lawang
Día 7: Bukit Lawang
Días 8-9: Berastagui
Día 10: Isla Toba - Tuk Tuk
Días 11-12: Tuk Tuk
Día 13: Parapat - Bukittinggi
Día 14: Bukittinggi
Día 15: Padang
Día 16: Jogyakarta
Día 17: Jogyakarta - Borobudur
Día 18: Jogyakarta - Prambanan
Día 19: Jogyakarta - Solo
Día 20: Bromo
Día 21: Bali - Denpassar
Días 22-27: Ubud
Día 28: Sulawesi - Makassar
Días 29-32: Rantepao
Día 33: Rantepao - Makasar
Día 34: Denpasar
Días 35-37: Lovina
Día 38: Padang Bay
Día 39: Sengiggi
Día 40: Gili Islands
Día 41: Padang Bay
Día 42: Denpasar
Días 43-45: Kuala Lumpur - Bangkok - Barcelona

Moneda

La moneda de Indonesia se llama Rupia (Rp). Hay en circulación billetes de 1.000, 5.000, 10.000, 20.000, 50.000 y 100.000. También hay monedas, pero los turistas apenas las ven pues como el valor de la rupia es tan bajo se tiende a redondear a 500 ó a 1000. Nosotros vimos monedas de 50, 100, 200 y 500.

En el verano del 2006 el cambio con el euro era de 1 euro equivalía a 11400 Rp de media. En Kuta es donde el cambio es más alto pero hay muchos timadores y los agentes oficiales de cambio lo cambiaban a 11.500. En aldeas e islas remotas el cambio era peor pero tampoco tan horroroso para afectar en demasía (el peor que vimos era a 11.000). Nosotros para saber el valor de las cosas aplicábamos la norma que 1000 Rp eran 14 pesetas, o sea que una rupia vale 0,014 pero como ya hemos dicho casi todo está redondeado a 1000.

Nivel de vida

Es muy barato sobrevivir en Indonesia en estos días. Un hotel con baño privado y limpio está desde 3 euros con desayuno incluido por habitación doble. En Bali y Lombok es más caro y vale de 7 a 10 euros. No es de extrañar que algunos turistas opten por hoteles de lujo que salen muy económicos. Una comida local (pollo o pescado con arroz, noodles, etc...) está por 4000 Rp (56 ptas.) aunque sube mucho más si vas a restaurantes para extranjeros donde allí casi todo vale como mínimo 1 euro. Una pizza grande está por 2 euros. La cerveza local se llama Bintang y una botella de 660 cl. vale de 10.000 a 15.000 Rp. El transporte local es baratísimo, los trayectos cortos (hechos por bemos) valen 2.000 Rp y los autobuses de 4 ó 5 horas de diversión te cobran 10.000.

Coste por persona

Billete de avión hasta Bangkok: 930 €; Visado: 35 €. Los demás costes están reflejados en el relato.

Visado

El visado se puede conseguir en la frontera para estancias inferiores a treinta días. Nosotros lo tuvimos que tramitar en la Embajada en Madrid enviando el pasaporte por un courier. Curiosamente en la frontera te cobran 35 dólares o 35 euros, y en la embajada en Madrid, para estancias de 60 días, el precio es el mismo.

Salud

Hay que consultar con los expertos de Medicina Exterior que saben cuales son las últimas noticias de epidemias en la zona. Para este viaje tomamos la profilaxis de la malaria, ya que tanto en Sumatra como en Kalimatan está activa. Además nos convencieron de vacunarnos de la encefalitis japonesa porque Indonesia es la zona de más riesgo del mundo para contraerla. Una de las grandes ventajas es que hay agua embotellada a precios bajos en todo el país por lo que no corres el riesgo de tener que beber agua en mal estado.

Seguridad

Es un país muy seguro. Nosotros como medida de precaución siempre llevábamos la documentación y el grueso del dinero escondidos, pero no creo que haya incidencias relevantes. La guía Lonely advierte sobre muchas estafas y trucos y sobre zonas especialmente conflictivas, pero es bastante paranoica, nosotros creemos que se equivoca con este exceso de alarmismo.

Transporte

Avión. Hay muchas compañías que operan en Indonesia (algunas de ellas son low cost que operan ya por internet, por ejemplo AirAsia). Otras como Lyonair, Adamair, Garuda, etc. funcionan bastante bien, aunque con retrasos. Es bastante recomendable coger aviones, pues son baratos y te ahorran tremendas palizas de barcos o de autobuses.

Taxis. En general los taxistas de Indonesia son bastante honrados y ponen el taxímetro o te dicen un precio bastante razonable. No suelen discutir demasiado. La excepción son los taxistas de Bali, que están acostumbrados a épocas mejores y a turistas más adinerados. En el mismo aeropuerto de Denpasar te dicen que es imposible salir andando a coger una bemo y que has de coger un taxi a precios muy altos. No es cierto, ya que a 200 metros de la terminal salen furgonetillas que te llevan a donde a ti te apetezca.

Autobús. En Sumatra son baratísimos, pero muy duros, con poco sitio. Eso sí, los hay a montones. En Java, Bali y Sulawesi son bastante buenos, pero no tan baratos.

Bemo. Son los vehículos para traslados cortos más utilizados. Son incómodos y muy pequeños por lo que viajar con mochilas puede ser un problema. Son muy baratos.

Alquiler de coche/moto. Es una muy buena opción. Nosotros optamos por la moto y es muy barato. Lo máximo que pagamos es 4,5 euros con gasolina incluida por día. En Bali, 2.5 euros/día. Las motos son automáticas de 125 c.c.. Muchos turistas prefieren alquilar Suzukis a unos 125.000 Rp/día sin conductor. No sabemos el precio con conductor, pero suponemos que estará alrededor de 25 euros/día.

Electricidad

Los enchufes son los normales de toma europea, a 220V.

Clima

En Julio y agosto es la estación seca y apenas llueve. Los autóctonos se quejaban de que hacía menos calor de lo normal y que esto hacía resentir al turismo.

Diferencia horaria

Sumatra y Java tiene una diferencia de 6 horas y, a partir de Bali, una hora más.

Guía de viaje

A los franceses se les reconoce porque llevan siempre la Routard (Trotamundos), pero el resto llevábamos la Lonely Planet en inglés (edición del 2002). Los precios están desfasados y muchos consejos de hoteles no sabemos quien los formuló o en que estado estaba para hacerlo, pero en general es de utilidad.

^top

 DIARIO DE VIAJE

Días 29/30-6-06

Salimos a las 14:20 de BCN desde el aeropuerto de El Prat con la compañía Turkish y llegamos a las 18:30 hora de Estambul (3 horas de vuelo). Después de unas horitas de espera salimos a las 23:30.

Y llegamos a Bangkok (BKK) al día siguiente, tras 9 horas de vuelo, a las 12:20 hora local. Cogemos el autobús A2 que cuesta 100 Baths hasta Khao San Road. Hay 3 autobuses más que van a otras zonas de BKK. En la taquilla de venta de billetes hay un folleto con las rutas de los 4 autobuses. Tarda más de 1 hora en llegar pues está lejos y aparte siempre hay atascos.

Khao San Road es una meca del turismo mochilero que a nosotros particularmente no nos gusta demasiado, pero nos resulta familiar pues ya han sido varios viajes que hemos recalado en sus cutres hoteles. Vamos al hotel que hay detrás del monasterio budista y que cuesta 350 Baths la habitación doble con baño. Cambiamos dinero en el aeropuerto 1 € = 48,8 Baths (B).

Compramos 2 vuelos con AirAsia, uno de BKK-Kuala Lumbur y otro KL- Medan (Sumatra) . Los 4 vuelos nos cuestan 300 €. Para contratarlos acudimos a unos de tantos locales de Internet, que cuestan 40 B la hora, pero puedes coger tramos de 15 minutos. Hay una máquina donde pones las monedas de 10 B.

^top

Día 1-7-06

El motivo de hacer esta parada en BKK en nuestro viaje a Indonesia es ver un templo budista famoso porque tienen tigres. Cogemos un taxi para que nos lleve a la Estación Sur que es de donde salen los buses a Kanchanaburi. Nos cuesta 60 B. El autobús cuesta 84 B y tarda en llegar 3 horas y 20 minutos, más 45 minutos de espera porque cuando llegamos está vacío y se tiene que llenar.

En la LP recomiendan el hotel VL Guesthouse, que está en la calle principal, a unos 500 metros de la terminal de buses. Nos quedamos y cuesta 300 B la habitación doble con baño dentro.

Después de comer algo alquilamos una moto que nos cuesta 200 B. Según los datos que tenemos el Templo de los Tigres (nuestro objetivo para desplazarnos a Kanchanaburi) está a unos 15 km al sur de la ciudad. Llegamos al templo, pero nos dicen que ahora no hay tigres (ahora están a unos 45 km al norte, dirección Sai Yok). Este templo lo que sí tiene es un Buda enorme y está en una colina que domina toda el valle. La confusión es que el templo se llama Templo del Tigre, por lo que hay estatuas de este animal, pero los tigres que deseamos ver están más lejos. A la vuelta nos cae un tormentón importante, pero nos refugiamos hasta que escampa.

^top

Día 2-7-06

Desayunamos en el hotel un desayuno completo por 70 B y vamos a ver a los tigres. Es fácil llegar porque está muy bien indicado ya que es una atracción turística. Nos dicen que a las 12 llega el monje que fundó esta reserva de tigres. Realmente llega él y 200 coches más con gente que lo adora. La entrada cuesta 300 Baths por persona. Sacan de las jaulas 2 tigres y se pueden tocar, después vamos detrás del monje al templo donde hace una oración. Traen a 4 cachorros de tigre, pero que ya tienen 1 año. Les dan pastillas de leche que les encantan. Después sacan a todos los tigres y los cuidadores los llevan de paseo de un cuarto de hora para que estiren las patitas. Hay una zona acondicionada donde hay una catarata y un pequeño lago donde los cachorros de tigre se persiguen y juegan. De uno en uno se pueden acariciar y te van haciendo fotos. Te piden una ayuda y te dan unos cinturones o unos collares, pero no es obligatorio para entrar a tocar los tigres. Los animales están perfectamente cuidados y, a pesar de lo que decían algunos en los foros, no se les ve drogados, aunque si están adormilados, pero parece más por aburrimiento. Al fin y al cabo son gatos y su estado preferido es echar una siesta.

Después de estar un rato nos vamos al Parque Histórico de Prasat Menang Sing, que son unos restos del imperio Jhmer. La entrada cuesta 40 Baths/persona y la moto 20 Baths. De vuelta vamos al templo Wat Tham Mangkon Thong, donde según la guía hay una monja que levita. El problema es que como son las 6 de la tarde está todo cerrado.

La conexión a Internet cuesta 20 Baths por hora. Salimos a cenar después de quitarnos la mugre de ir en moto, pero como son las 9 de la noche está todo cerrado y después de un rato andando y llegar al centro solo encontramos unos pinchitos por 5 Baths y una cerveza por 20 Baths.

^top

Día 3-7-06

Salimos pronto del hotel y cogemos el bus a las 7:40. Nos cuesta 77 B y llegamos a las 10:05 a BKK. Cogemos un taxi que nos lleva a Kao San Road por 50 B. Después del desayuno cogemos el bus del aeropuerto. Cuando llegamos al aeropuerto pregunto si se puede facturar directamente a Medan pero me dicen que no, que son vuelos independientes. Como hay muy poco margen me recomiendan que cambie el billete de KL a Medan para el día siguiente a las 8 de la mañana porque sino perderemos los billetes. Esta compañía cierra el check-in 45 minutos antes del vuelo. El cambio nos cuesta 1.110 B, porque el vuelo cuesta lo mismo. En el mismo aeropuerto miramos la LP de Malasia y vemos que hay un hotel en el aeropuerto que cuesta 120 Ringgits la doble. Las tasas del aeropuerto son 500 B por persona.

En el vuelo hacen una especie de concurso donde hacen preguntas y el primero que contesta le dan un premio. En este vuelo las preguntas son sobre todo del mundial de fútbol, aunque también les hacen salir y cantar una canción típica de su país. Cuando llegamos a KL intentamos coger el vuelo, pero como hemos hecho el cambio no nos lo permiten, porque en el momento que llegamos cierran el check-in. Preguntamos en información por el hotel, pero sin la tarjeta de embarque no nos podemos alojar en ese hotel. Hay otro, pero está a más de 25 km y cuesta 180 Ringgits la doble. Hay un bus de AirAsia que te lleva a la otra terminal (a 25 km) y otro al centro de KL, que cuestan 1,5 y 9 Ringgits respectivamente. El ticket lo puedes comprar también en el avión. Este aeropuerto se llama LCCT y es sólo para vuelos baratos (lo inauguraron en marzo de este año) y está a 75 km de la ciudad.

Al final sopesamos y vemos que son muy pocas horas y nos quedamos en el aeropuerto igual que cientos de personas. Hay un McDonald's y un restaurante de comida asiática que están abiertos 24 horas. También hay una tienda de perfumes, alcohol, libros, agua etc. Esta terminal tiene un montón de vuelos, sobre todo de AirAsia, de BKK a KL hay 4 vuelos diarios, de KL a Medan 3, de KL a Kuching (Borneo) 9 vuelos, etc. En el McDonald's se puede pagar en US$ y el cambio te lo dan en Ringgits. También en el aeropuerto hay un cajero y un banco. Cambiamos 20 €, y el cambio está a unos 4 Ringgits por €. Al beber 2 Coca-colas con el Combo del McDonald's que cuesta 12 Ringgits, nos impide dormir en toda la noche, aunque nos tumbamos en unos asientos.

^top

Día 4-7-06

El avión sale a las 8:30 AM y tarda 45 minutos en llegar a Medan. En el aeropuerto cambiamos dinero: 1 €=10.300 Rp. Sólo cambiamos 10 euros, pues ya hemos visto que se trata de un negocio de los funcionarios del aeropuerto para pescar a los turistas que no saben el cambio real. Hay un taxi prepago que te lleva al centro por 35.000 Rp. Se sube con nosotros un pesado que nos quiere llevar a su oficina de viajes, pero nosotros le decimos al taxista que queremos ir a la oficina de turismo y nos lleva. Allí una chica muy amable nos da un plano de la ciudad y nos dice como podemos llegar a Bukit Lawang que es donde se pueden ver orangutanes.

Vamos a cambiar al banco y aquí es mucho mejor: 1 € = 11.450 Rp. Desde la oficina de turismo nos dicen que cojamos una opelet (especie de furgoneta con dos bancos de madera), la nº 64, que cuesta 5000 Rp por persona y que nos dejará en la estación de buses. Cuando llegamos, rápidamente nos preguntan donde vamos y nos llevan al autobús que va a Bukit Lawang, que cuesta 10.000 Rp por persona y tienes tres horas y media de diversión, es un decir, porque hace un calor inhumano y la carretera por decir algo, está llena de baches. En el bus se nos acerca un chico que nos va enseñando las plantaciones de aceite de palma, las frutas que vamos viendo, y luego, mira que casualidad, es guía de trekking para ver a los orangutanes. También nos dice que hubo unas inundaciones en el año 2003 que destruyó 22 de las 25 guesthouses que había. Nosotros queremos ir a una que se llama Jungle Inn, pero él nos dice que está cerrada. Cogemos un taxi-moto los tres y nuestras mochilas por 5.000 Rp y nos deja enfrente del Ecolodge, que cuesta 80.000 Rp la doble con baño. Sólo hay luz por la mañana y a partir de las 6 de la tarde que empieza a oscurecer. Tienen un montaje de reciclaje, cultivo de verduras propias etc. La suite cuesta 125.000 Rp y son más nuevas. También tiene restaurante y es muy recomendable la impresionante ensalada de frutas.

Las inundaciones destruyeron casi todo el pueblo, que vive en exclusiva del turismo, porque aquí se acaba la carretera y empieza el parque nacional. El dinero que ha llegado de ayudas lo han empleado en hacer un pueblo construido con ladrillos y no de bambú como es habitual en la zona. También están haciendo una canalización para que otras lluvias torrenciales, habituales en la zona, no produzcan más desgracias.

Para pasar al hotel hay que atravesar el río con un puente bastante precario si se tiene vértigo. Nos acercamos a las oficinas del parque nacional y vemos que hay dos visitas: a las 8 de la mañana y a las 3 de la tarde. En esas horas hay unos cayucos pequeñísimos que atraviesan el río y te dejan en el lado donde están los orangutanes.

^top

Día 5-7-06

Nos levantamos pronto para comprar el permiso que nos permitirá ir a ver a los orangutanes. A las 7:25 llega el ranger y nos lo hace a mano, necesitando los pasaportes para rellenar todos los datos. Cuesta 20.000 Rp por persona y dura todo un día. También te hacen un seguro que cuesta 500 Rp (no sabemos de que nos aseguraba). Se debe ir andando una media hora hasta donde se coge la barquita. Hasta las 8:30 no aparece el barquero, porque a las 2 de la madrugada fue el partido Alemania-Italia y todos están un poco dormidos. La barca funciona con un cable y arrastrando nos pasan a la otra orilla.

Orangután en la Reserva<br />de Bukkit Lawang
Orangután en la Reserva
de Bukkit Lawang

Hay una zona de cuarentena donde ponen a los orangutanes unos 45 días cuando llegan al centro para analizarlos a ver si están sanos. En este momento hay 2 machos, uno de ellos según nos cuentan agresivo con las mujeres. La gente del lugar los coge de pequeñitos que son una monada y cuando se hacen grandes y no los pueden controlar los abandonan o con suerte los llevan a la reserva. Hace unos meses vino una delegación de la Universidad de Tokio y estuvo tratando a algunos orangutanes que tenían problemas de comportamiento y solucionaron todos menos el que se comporta agresivo con las mujeres.

Llegamos después de una subida bastante pesada por una pendiente muy elevada a una plataforma donde les dan de comer plátanos y leche. Golpean con una piedra y les llaman haciendo unos sonidos raros. Nos comentan los rangers que como la noche anterior ha llovido mucho algunas veces no se presentan, pues no les gusta la lluvia porque tardan mucho en secarse debido a la humedad ambiental que es casi del 100 %. Después de unos 20 minutos llega un joven de 9 años y una mama con su cría de 1 año. Les dan leche con un vaso que cogen con mucha delicadeza y también plátanos que pelan con mucha habilidad estando colgados de algunas ramas. Aparte de esto también comen hojas que son el 25% de su dieta. El orangután pequeñito es un artista colgándose y ya intenta cogerle el plátano a su mama. Lo ideal sería que no viniesen porque eso significaría que son autosuficientes. A la hora nos tenemos que ir lo cual nos cuesta un montón porque te podrías estar horas viendo a estos ejemplares tan alucinantes.

A la vuelta paramos a desayunar en el Jungle Inn, que sí que está abierto, todo muy bueno. Mucha gente se queda en el Ecolodge porque tiene mejor infraestructura, pero hay muchos otros alojamientos más baratos y más auténticos.

A las 14:15 volvemos a hacer el mismo recorrido y cuando llegamos a la plataforma ya hay uno esperando. Esta tarde llegan 5 orangutanes y la mama con el bebé también. Como para su estómago la banana es muy fuerte el orangután ha de regurgitarlo hasta que lo asimila unas 20 veces. Lo vomita y se lo vuelve a comer y así unas cuantas veces. El guía dice que hace un porridge, a nosotros ya no nos gustaba pero ahora menos. Hay uno de los orangutanes jóvenes que quiere quitarle la mochila al ranger y la mama también intenta abrírsela. Pasan rozándote y los podríamos tocar si quisiésemos aunque no lo hacemos. A la vuelta paramos a comer en el Jungle Inn y pido un gado-gado, que es un plato típico de Indonesia que son vegetales con salsa de cacahuete caliente que no me gusta nada.

Una cosa que no he comentado es que en nuestro hotel, tan ecológico, a veces no hay agua y cuando volvemos de la caminata sudados no hace ninguna gracia que no salga ni una gota de agua de la ducha. Al final con una tina y un cazo hacemos un apaño.

^top

Día 6-7-06

Salimos a primera hora y vamos a la estación de buses andando a coger un bus hacia Medan, y tarda en salir 1 hora. Antes podíamos haber cogido un bemo pero preferimos un bus grande. En Medan cogemos otro bus hacia Berastagi. Los enlaces de autobuses en Sumatra son fáciles, pues todos saben lo que quieres hacer y te llevan al sitio correcto. No tuvimos ninguna tentativa de que nos quisiesen cobrar más de la cuenta. Cuesta 8.000 Rp por persona y tardamos 2 horas. Pasamos de estar a nivel de mar con un calor sofocante a estar en la montaña con una temperatura fresquita.

En Berastagi vamos andando hasta el hotel Wisma Sibayak, donde las habitaciones nuevas con baño cuestan 50.000 Rp. Las viejas sin baño 35.000 Rp. En esta ciudad recomienda la guía el restaurante Raimon, que no está donde lo ubica sino que se han cambiado al nordeste unos 20 metros. Si preguntas rápidamente te indican, también hay un cartel donde lo pone. Muy buenas las ensaladas y las patatas caseras, pero no tan buenas las hamburguesas.

Vamos a comprar los billetes de avión para ir a Java. Tenemos Padan-Yakarta-Jogyakarta con Lion Air y nos cuestan 100 € por persona. Había opciones un poco más baratas cambiando de compañía, pero no nos convencen, ya que con esta podremos facturar directamente. Preguntamos para alquilar una moto por la zona, pero las carreteras son malas y hay mucho tráfico, con lo que lo descartamos. El precio es 100.000 Rp con el tanque completo de gasolina. El litro de gasolina está a 4.500 Rp.

^top

Día 7-7-06

Cogemos una opelet que vaya a Kabanjahe que cuesta 2.000 Rp. Desde allí vamos a buscar otra que nos lleve a Lingga, que nos cuesta también 2.000 Rp. Este pueblo, que la LP dice que es fantástico porque sus típicas casas Karo Batak, nos decepciona porque todo está muy sucio y deteriorado. Nos enseñan la casa del rey donde viven 10 familias diferentes. Tienen una chimenea cada 2 familias y luego unas telas para separar el lugar donde duermen. Tienen muy pocas pertenencias y se ve todo muy pobre y mísero. Son muy oscuras y no quiero saber la de animalitos que debe haber. Vemos un grupo de niños que están jugando a cartas y fumando. Dan una sensación muy rara. También los animales ayudan a esa sensación porque están llenos de sarna.

Volvemos a Kabanjahe y entramos en un cibercafé que cuesta 4.000 Rp la hora, la más barata de toda Indonesia y bastante rápido. En Berastagi de nuevo visitamos el Fruit Market, que es como todos los de la zona. Cogemos un opelet por 1.500 Rp para ir a Kampung Peceren, que no aporta nada nuevo, pues hay también casas típicas y nada más.

^top

Día 8-7-06

Vamos dirección al Lago Toba, y es una larga excursión, pues hemos de cambiar varias veces de transporte. Primero se coge una opelet a Kabanjahe hasta la estación de autobuses. Allí cogemos otro hasta Pematangsiantar por 10.000 Rp por persona y se tarda 3 horas. Vamos como sardinas porque siempre que hay alguien quiere subir al autobús se para y nos estrujamos un poquito más. Cuando piensas que ya no coge nadie más, aún cogen 5, 6 o los que haya. Al llegar a esta población nos enteramos que hay autocares a Parapat que es el siguiente destino, pero como pasan cada hora y se acaba de ir, decidimos coger una furgoneta que tenemos un asiento para nosotros, pues solo se meten 12 personas. Cuesta 8.000 Rp por persona. Tardamos 1'5 horas hasta el embarcadero. Preguntamos por un ferry que nos lleve a Tuk-Tuk (la zona para turistas de la isla Samosir que está dentro del Lago Toba). No encontramos ninguno que llegue a Tuk-Tuk, pero nos dicen que llega a Tomok y de allá podemos coger algún transporte hasta Tuk-Tuk. Cuesta 4.000 Rp el ferry. En media hora llega a Tomok, pero allá no hay transporte que llegue a Tuk-Tuk. Empezamos a andar pensando que algo pasará y nos acercará a nuestro destino, pero por desgracia no es así y al final acabamos andando más de 4 km con las mochilas y a las 2 de la tarde. Sin comentarios. Un charter cuesta 10.000 Rp por persona, pero por desgracia no quisimos cogerlo pensando que ya pasaría el bus público. Terrible error, pues en Samosir apenas hay transporte público.

Llegamos a Tabo Cottage, recomendado por unos viajeros y aparte también la LP dice que es el mejor hotel de toda Sumatra. Está lleno, pero al lado hay otro que se llama Linda, que no está del todo mal y cuesta 30.000 Rp la habitación doble con baño. La pizzería Rumba tiene unos platos muy sabrosos. En esta parte de la isla hay cientos de hoteles, restaurantes y tiendas, pero turistas hay poquísimos.

^top

Día 9-7-06

Alquilamos la moto por 60.000 Rp con el tanque completo de gasolina. Vamos a Ambarita y vemos las Stonechairs. La entrada cuesta 2.000 Rp. Son unas sillas donde se reunían el Consejo del pueblo para solucionar problemas. Tienen una antigüedad de unos 300 años. Luego hay otro patio con más sillas y donde se ajusticiaba a los condenados. Se les rociaba con chili y ajo mientras los iban cortando a lonchitas. Después les cortaban la cabeza. Seguimos dirección a Simanindo, donde hay un museo con una muestra de la casa del rey, su barca, donde molían el grano, donde vivían sus 12 esposas etc. Hace 5 años se quemó todo y tuvieron que reconstruirlo. Seguimos hasta Pangururan donde hay unas hot spring (aguas sulfurosas). La entrada cuesta 1.000 Rp, y están a unos 3,5 km de la ciudad. Hasta aquí la carretera es bastante buena y aceptablemente asfaltada.

Hemos llegado al norte de la isla y para volver podemos hacerlo por el mismo camino de la subida o bajar un poco y cruzar por el interior. Optamos por la última opción pero no encontramos la carretera que cruza, con lo que damos toda la vuelta a la isla. Eso supone ir durante 5 horas más por caminos por donde no pasa nada ni nadie, y la moto tiene graves problemas, y en muchos trayectos nos debemos bajar de ella para pasar trozos verdaderamente horrorosos. Preguntamos pero la gente no sabe ni los km que faltan hasta otro pueblo ni nos indican como hacerlo pues no saben ingles y nuestro indonesio deja bastante que desear. Hay que añadir que la escala de la LP no está bien y hay muchos más km de los que nos pensábamos. De unos 40 km que pensábamos que haríamos, hasta más de 100 que hacemos en realidad, sin parar porque en pocas horas se hace de noche en esta maldita isla y debemos devolver la moto a las 5 de la tarde. Solo hay buena carretera los últimos 10 km hasta Tomok, pero baja muchísimo y has de tener muchísimo cuidado para no tener un accidente.

El resto de la isla que hemos visto está en unas condiciones de supervivencia muy extremas, son muy pobres pero también muy amables. Viven todos juntos en las casas batak con perros, gatos, cerditos, búfalos, y muchos niños, que dudo que vayan a la escuela, porque se tiene que pagar el uniforme, los libros, y el desplazamiento, todo lo cual lo hace bastante complicado para estas familias tan pobres. Cuando llegamos a Tuk Tuk no nos podemos mover y nos duele todo el cuerpo por el cansancio y sobre todo por la tensión de que se nos pudiese romper la moto y a ver que hacíamos. Nos cambiamos a una habitación del Tabo Cottages por 65.000 Rp la standard que está muy bien. Este hotel lo ha montado una alemana que vino de viaje, se enamoró del sitio y de un nativo y se nota en muchos detalles, como la decoración, la limpieza y el servicio tan atento y tan profesional. Hay otras habitaciones más lujosas por 105.000 y por 150.000 pero a nosotros ya nos parece bien la primera.

Vamos a comprar el billete de bus para ir a Bukittinggi, pero para el día siguiente ya no hay plaza. Hay 2 opciones: Super lujo, con almohada, sabana y vas casi tumbado que cuesta 235.000 Rp por persona y otro que es normal y cuesta 150.000 Rp. Son 12 o 15 horas (depende si nos lo dice la agencia o lo que pone la LP) y decidimos que cogemos el lujoso.

^top

Día 10-7-06

Como hoy es un día de relax, desayunamos tranquilamente en nuestro hotel un english breakfast (zumo de frutas natural, huevos revueltos, tostadas con mantequilla y mermelada, café o te). Todo esto cuesta 17.500 Rp por persona. El día pasa entre lecturas, paseítos y poco más.

^top

Día 11-7-06

Nos enteramos de cómo funciona el ferry que te deja en Tuk Tuk. Es fácil: pasa cada 2 horas, de Tuk-Tuk a Parapat sale a las 7-9-11-13-15 y de Parapat a Tuk Tuk a las 8-10-12-14-16. Cuesta 7.000 Rp por persona, y para si hay alguien en algún hotel de la costa que lo llama. Nosotros vamos a la orilla y lo llamamos a las 13 horas porque el bus sale a las 18 horas y queremos ver un poco de Parapat y conectarnos a Internet que en la isla cuesta 20.000 Rp y nos parece excesivo. Llegamos a Parapat y cogemos una opelet por 2.000 Rp que nos deja en la puerta de la agencia de nuestro autobús. Cuando nos cambian el recibo que nosotros llevábamos por otro hecho por ellos nos dicen que saldremos a las 9 de la noche. Como nos enfadamos un poco nos llevan con su 4x4 al centro del pueblo y cuando decimos que nos queremos conectar a Internet nos dicen que hay solo un sitio y que cuesta la hora 30.000 Rp. Es lo que tienen los monopolios. A pesar del robo nos conectamos porque en Parapat no hay nada que ver y nos faltan muchas horas hasta que llegue el bus que sale de Medan (si es que existe).

A las 6 llegan otros turistas a la agencia, con lo cual nos da un poco más de confianza de que efectivamente habrá autobús, pero ellos sí que tienen plaza a las 6 y media. Por el mismo bus han pagado 280.000 Rp. Al final salen a las 8 y media de la noche. El nuestro llega a las 9 y cuarto y es lo prometido, aunque está un poco cochambroso. Las carreteras son muy malas y el aire acondicionado está tan fuerte que nos tenemos que poner los polares para no quedarnos congelados. A las 2 de la madrugada, cuando estábamos en lo mejor de nuestros sueños, nos debemos bajar todo el autobús porque ha habido lluvias y hay una subida tan acentuada que el bus no tiene fuerzas, ya que las ruedas patinan.

^top

Día 12-7-06

Después de 16 horas llegamos a Bukittinggi. Hoy es miércoles y es día de mercado, con lo que está muy animado. Era la antigua capital de Indonesia, aunque ahora solo tiene unos 90.000 habitantes. Buscamos hotel pero el Orchid no nos gusta y nos quedamos en el hotel Khartini que cuesta 80.000 Rp con desayuno. La habitación está muy limpia y hay agua caliente en la ducha que en este país es un lujo. Comemos después de casi 24 horas sin comer nada. Hay un restaurante en la calle principal, casi debajo del puente japonés, que es recomendable.

Nos damos una vuelta por el pueblo, la plaza del reloj que es donde se concentra todo el personal para ver y ser visto, también al zoo y a un fuerte holandés que hay. La entrada cuesta 4.000 Rp, pero no vale mucho la pena, sobre todo el zoo, donde los animales están bastante mal cuidados.

^top

Día 13-7-06

Hoy queremos ir a Lawang Top, para ello cogemos una opelet por 2.000 Rp hasta la estación de buses porque está lejitos. De allí una furgoneta que después de dar las consabidas vueltas buscando clientes nos lleva a Lawang por 10.000 Rp por persona. En Lawang, como hay 4 km de subida, cogemos unas motos por 4.000 Rp que nos lleven a la cumbre para tener una visión de todo el volcán y del lago interior. Hay que pagar una entrada de 1.500 Rp para entrar porque es un parque nacional. Nos planteamos bajar andando hasta Danau Maninjau pero el día está un poco nublado y nos da miedo que nos caiga una tormenta, con lo que volvemos a Lawang y allá cogemos una furgoneta que nos lleve a Matur. Nos cuesta 2.500 Rp cada uno. En ese cruce de carreteras no tenemos que esperar casi nada hasta que pasa otro bus hacia Danau Maninjau. La carretera es muy estrecha y baja hasta el lago por unas pendientes de vértigo y hay 44 curvas que te cortan la respiración. El paisaje es magnifico. Al llegar al pueblo nos damos cuenta que a pesar de la propaganda no le vemos nada especial. Para ver el lago tienes que ir a algún hotel o algún restaurante y no nos dice nada. El día tampoco acompaña porque está muy nublado y de cuando en cuando llueve.

Después de un rato decidimos ir a coger el bus hacia Bukittinggi. Está abarrotado y en la mayoría del trayecto tenemos que ir de pie y encogidos porque derecho no cogemos ya que el bus es muy bajito. Cuesta 10.000 Rp. Al llegar a Bukittinggi cogemos una opelet que nos acerca al Parque Panorama que cuesta 3.000 Rp la entrada, donde hay un cañón y unos túneles hechos por los japoneses en la 2ª Guerra mundial. Volvemos al hotel y cenamos justo al lado, en el Canyon Café, bastante correcto.

^top

Día 14-7-06

El objetivo del día es Koto Gadang, que según la guía es un pueblo especializado en joyas de plata, donde te puedes incluso apuntar a un curso de una semana donde te enseñan los rudimentos de la disciplina y te alojas en una casa local. Cogemos, después de buscar un poco, una opelet por 2.000 Rp. Es un pueblo muy limpio y cuidado, lleno de casas holandesas, que choca verlas en este pueblo de Indonesia. Según nos han contado unos holandeses que están en nuestro hotel, este pueblo recibió muchas ayudas del gobierno holandés y la escolarización es del 100%. La mayoría estudiaron en Holanda las carreras universitarias y tienen un nivel muy alto comparado con el resto. Ahora es un pueblo fantasma porque no hay turismo y la mayoría de tiendas están cerradas y no hay nada más.

Después de comer vamos a la estación de buses para ir a Padang. Como suponemos que debe haber muchos vamos sin prisa. Nos subimos a las 3 de la tarde, pero no sale hasta 1 hora y media después. Va parando continuamente con lo que la velocidad media es de 20 km/h. Ya nos damos cuenta que ha sido un error esperar hasta tan tarde para coger el bus, ya que llegaremos de noche a una ciudad muy grande. Como la terminal de la ciudad está a 12 km al sur de la ciudad nos bajamos en una central de opelet, pero cogemos un taxi que nos lleve al hotel Tiga-Tiga que la guía lo pone bastante bien. Nos cobra el taxista 30.000 Rp.

Al llegar al hotel nos enseñan la habitación y es bastante horrorosa, pero como es para una noche y por allí cerca no hay otras opciones nos quedamos. Cuesta 60.000 Rp (+ 10% de tasas). Con aire acondicionado 75.000 más tasas, pero es la misma cutrez, por lo que nos quedamos con la primera. Todas son con desayuno, que consiste en 2 tostadas con chocolate y te o café. Lo único bueno del hotel es que por la puerta pasa el bus del aeropuerto que cuesta 15.000 Rp y pasa cada media hora. El aeropuerto está a 9 km de la ciudad y se tarda 1 hora en llegar. Para cenar a unos 300 metros hay un KFC que es lo único que está abierto a estas horas.

^top

Día 15-7-06

El bus lo cogemos a las 7:30 de la mañana y tarda sólo 45 minutos. El aeropuerto por fuera es bonito, pero por dentro está lleno de moscas y muy sucio. El avión sale en punto a Yakarta, pero en Yakarta tenemos que esperar porque hay un retraso de 2 horas menos 1 minuto. El minuto es importante porque por normas de la compañía si hay un retraso de más de 2 horas te tienen que dar de comer. A otro vuelo que iba a Padang les han dado unas cajas del KFC con pollo, arroz o patatas y ensalada. En el vuelo solo te dan agua.

Cuando al fin llegamos a Jogya preguntamos en la oficina de turismo para coger un bus al centro y nos dicen que mejor un taxi porque con el equipaje tendremos problemas. Nos convencen y nos cobran 50.000 Rp por el trayecto. Es un pequeño timo pues realmente está cerca y no hay ningún problema, pero, eso sí, es muy cómodo.

Nos alojamos en el Istama Batik Ratna (se encuentra en Jalan Pasar Kembang), que está muy bien, con una piscina muy bonita y que nos prometen un desayuno buffet muy bueno. Cuesta 300.000 Rp la habitación, pero pedimos un descuento y nos la dejan en 200.000 por noche. Antes de este vamos a los que recomienda la LP y son muy, pero que muy cutres, parecen cuevas y huelen fatal a humedad. También es verdad que los precios son de 25.000 a 30.000 la habitación doble. Vamos a la calle mochilera, la Sosrowijayan, y cenamos muy bien en un restaurante casi occidental.

^top

Día 16-7-06

Templo de Borobudur
Templo de Borobudur

Después de un desayuno muy completo, pues hay platos de noodles, huevos, tostadas, fruta, zumos etc, nos dirigimos a Borobudur.

Primeramente cogemos el bus nº 5 que nos deja en la terminal de buses por 2.000 Rp. Después un bus que nos lleva a Borobudur que cuesta 10.000 Rp. La entrada al complejo cuesta a los turistas extranjeros la friolera de 99.000 Rp (equivale a 11 $). Los indonesios pagan solo 9.000 Rp (1 $). Es bonito, pero no es muy grande. Hay mucho turismo indonesio, pues es domingo. Como hace mucho sol alquilan paraguas para protegerte y los japoneses los alquilan con un señor que lo aguanta mientras ellos lo visitan.

Después de verlo en profundidad vamos a coger un bus que nos lleve a la terminal y luego el 5 que nos deja cerca del hotel. Comemos en el restaurante del hotel Mataran que está muy cerca del nuestro: bastante bien. En esta ciudad Internet cuesta 7.000 Rp la hora y es muy rápido.

^top

Día 17-7-06

Templo de Prambanan
Templo de Prambanan

Después de desayunar vamos al Kraton que cuesta 5000 Rp la entrada con un guía que te explica muchas cosas en inglés. Hay bastantes zonas que no se pueden visitar por el reciente terremoto que ha afectado a la isla. El epicentro estaba a unos 10 km del centro de la ciudad, pero aquí ha afectado bastante y hay algunos recintos cerrados.

Cogemos el bus nº 4 que pasa por Malioboro, la calle principal de Jogya, y que lleva a la terminal Este. Nos deja antes de la terminal y nos indica una esquina para que cojamos el autocar. A los 2 minutos ya nos ha parado uno y por 4.000 Rp nos lleva a Prambanan. Está situado a 17 km de Jogya. La entrada cuesta 90.000 Rp. En la oficina de turismo nos habían dicho que no había sido muy dañada, pero nos han engañado, porque sí que está bastante destrozado por el terremoto, el conjunto principal está totalmente apuntalado y no se puede llegar a visitar. Parece que las esculturas son muy bonitas, pero nosotros no las podemos ver. A 1 km hay otros templos que si se pueden visitar, pero no son tan bonitos. Hay un audiovisual en inglés que te explican la historia de estos templos y las esculturas que están basadas en el Ramayana. Cuesta 2.000 Rp.

^top

Día 18-7-06

Cogemos el tren que está muy cerca de nuestro hotel. Hay trenes a las 7, 10 y 13 horas. Para volver a las 8, 11 y 14:20. Cogemos el de las 10 y en una hora hace los 65 km que la separan de Solo. Cuesta 7.000 Rp. Vamos andando al Puri Mangkunegaran que cuesta 10.000 Rp, con guía en español ¡bien!. Todavía vive la familia del sultán en este palacio que conoció tiempos mejores. Básicamente hay unos jardines y un museo donde el guía te explica el origen de todos los objetos. La mayoría son regalos de los holandeses o compras de cuando el sultán estudiaba en Europa. Nos comenta que sólo está casado una vez, y que si hay más de 25 personas interesadas puedes comer con el sultán y familia. Pagas 30 dólares por un self service y ya está.

A la vuelta en Jogya compramos un tour para que nos lleven al volcán Bromo y luego a Bali. Cuesta 300.000 Rp por persona y entra el transporte al volcán Bromo, noche de hotel y transporte hasta Dempasar (Bali). Si lo hiciésemos por nuestra cuenta tendríamos que ir a Surabaya en tren o bus. De allí cambiar a otro bus que nos llevase a Probolingo y de allí otro hasta Cemoro Lawang que es desde donde se visita el volcán Bromo. También llevamos ropa a lavar, y nos cuestan 7 camisetas 11.500 Rp.

^top

Día 19-7-06

A las 9:30 nos vienen a buscar con una furgoneta al hotel. Somos 8 personas, 4 holandeses, 2 italianos y nosotros. A las 13:30 paramos en un restaurante para comer y seguimos ruta. Al pasar por Surabaya vemos que ha habido inundaciones y cientos de familias tienen problemas de alojamiento. También ha habido un derrame de algo tóxico que ha llenado los hospitales con gente que no puede respirar.

A las 8 de la noche llegamos a Probolingo y allí, en la oficina de la compañía, nos informan de las posibilidades para ver el volcán Bromo. La primera, que es la que cogemos todos, es alquilar un jeep por 75.000 Rp por persona que te lleva a un view point, desde donde se ve la salida del sol y unos cuantos volcanes, y después te llevan al cráter del volcán Bromo para que veas el interior. A las 8 te dejan en el hotel para desayunar y a las 9 salida a Dempasar. La otra opción es que te levantes a las 3 de la mañana y vayas andando durante unos 5 km.

Salimos a Cemoro Lewang y tardamos más de 1 hora en llegar porque hay mucho desnivel. En el hotel Yoshi, que es donde estamos alojados, cenamos. Son un poco careros, pero es una especie de hotel alpino muy bonito como si en vez de Indonesia estuviésemos en Suiza con velitas en las mesas y música ambiental. El precio (que nosotros no pagamos porque está incluido en el paquete) es 75.000 Rp más 10% de tasas la más barata, hasta 150.000 la más cara. También hay bungalows para familias. El agua caliente la cobran aparte y son 5.000 Rp por media hora. Nos comentan que nos despertarán a las 3, con los que nos vamos a dormir ya que son casi las 11 de la noche.

^top

Día 20-7-06

A las 3 la mañana, como habían amenazado, nos llaman a la puerta y nos tenemos que levantar. A las 4:30 llegamos arriba al view point. Hay más de 100 personas. Estamos muy altos y por la hora hace mucho frío, menos mal que nosotros llevamos polares. Los que no llevan los pueden alquilar por una módica cantidad de dinero. Se paga una entrada de 3.000 Rp porque es un parque nacional. Hay muchas tiendas de souvenirs y también cafeterías que están llenas de gente, pues estamos a 3ºC.

Amanecer en el volcán Bromo
Amanecer en el volcán Bromo

A las 5:30, más o menos, empieza a salir el sol y comienza el desenfreno de fotos. Aparte del volcán Bromo que mide 2.395 metros, está el Gunung Semeru que mide 3.676 metros y cada 20 minutos expulsa una espectacular fumarola. Volvemos a los jeeps para ir por un camino bastante malo hacia el camino que te lleva al volcán Bromo. Para llegar a la escalera de 250 escalones que te sube arriba puedes ir andando (tardas un cuarto de hora) o puedes coger un caballo bajito que por 30.000 Rp te sube y baja un indonesio por las riendas. Los primeros cinco minutos te falta la respiración porque hay mucha subida pero luego es muy fácil. Te recuerdan las películas de los indios. Hay muchos y los que viajan organizado lo tienen incluido en el precio de la excursión. Cuando terminas de subir las escaleras te das cuenta que vale la pena porque la vista es espectacular y abajo se ven las aguas sulfurosas y la lava. Se puede rodear todo el cráter.

Volvemos al hotel a desayunar y a las 9:30 de la mañana salimos hacia Probolingo con un minibús, adonde llegamos a las 10:45. Nos dicen que hasta las 12 no pasará el bus porque va con retraso. Al final pasa a las 12:15 siendo un bus muy bueno y moderno. A las 13:30 para y se come. Hay un buffet libre por 8.000 Rp con té. En este buffet hay arroz, pollo en salsita, unas verduritas pochadas y sopita. Simplemente correcto. Seguimos camino hacia Ketapang que es donde se coge el ferry. Lo cogemos a las 16:45 de la tarde. Tarda solo unos 45 minutos. Se llega a Gilimanuk y tenemos que adelantar los relojes una hora porque la hora cambia en Bali. Llegamos casi a las 10 de la noche a Dempasar. Si se desea este paquete permite quedarte algún día en el Parque Nacional Bromo-Tengger-Semuru. También puedes salir a las 5 de la tarde del mismo día, aunque llegas a las 5 de la mañana a Dempasar. Nos dejan en la estación de Ubung y de allí cogemos un taxi hasta el hotel Nakula Familiar Inn que nos cobra 35.000 Rp. Nos alojamos en este hotel que cuesta 80.000 Rp la habitación doble con baño.

^top

Día 21-7-06

El desayuno en este hotel es un poco caro, pues cuesta 27.500 Rp y consiste en huevos, ensalada de fruta y tostadas con mermelada y mantequilla. Nos vamos a pasear por Dempasar. Este hotel está bien situado lo que permite moverte andando para ver lo más importante. Bajamos por el Jalan Kartini y llegamos al Pasar Badung que es el mercado más antiguo e importante de Dempasar, con tiendas de especias, ropa, droguería etc. Al lado está el Pasar Kumbasari que es solo de souvenirs. En la plaza de delante hay todo un mercado de ofrendas de flores para los templos y hay todo tipo de flores incluso hortensias. Volvemos a subir a Gajah Mada que es la principal arteria de Dempasar y llegamos a Catur Muka Statue que es una estatua representando al dios Brama. Un poco más adelante está la oficina de turismo, donde hay mucha gente empleada, pero que no es de mucha ayuda porque en el tablón de anuncios dice que hay una ceremonia al día siguiente y ninguno sabe exactamente como se va. Lo que si nos dan es un mapa de Bali que está muy bien y donde salen los templos, y las principales cosas a visitar en la isla.

Enfrente hay un parque, en Taman Puputan Badey Square, con una estatua conmemorando las luchas contra los holandeses. Cruzando la calle te encuentras el Pura Jagatnatha, donde se celebra la luna llena y la luna nueva con espectáculos de danzas y sombras chinescas. Al entrar al templo te tienes que poner un cinturón y dar la voluntad. En los templos tienes que ir con pantalón largo y muchas veces te obligan a ponerte un sarong a los hombres y a las mujeres. Al lado está el museo de Bali, donde en 4 palacios adyacentes se exponen objetos históricos, como herramientas de la Edad de Piedra, tejidos, pintura, escultura etc. Cuesta 2.000 Rp por persona y la máquina de fotos 1.000 Rp. Volvemos en dirección al Pura Maospahit, pero una parte está cerrada. También tienes que dar la voluntad.

Volvemos a recoger las mochilas al hotel y preguntamos como podemos ir a la estación de buses de Batubulan para llegar a Ubud. Tendremos que coger 2 bemos: uno hasta Kereneng que nos costará 3.000 Rp y de allí otro a Batubulan que nos costará 5.000 Rp. El bemo que cogemos se ofrece a llevarnos directamente a Batubulan por 20.000 Rp los dos y aceptamos. Nos para delante de un bemo que dice que nos llevará a Ubud. A mitad de camino nos hace bajar y nos dice que cojamos otro que si nos llevará a Ubud. Pagamos 5.000 Rp al primero y otras 5.000 al segundo.

Ubud está a unos 35 km al norte de Dempasar y es una población muy agradable. Vamos al hotel Bella House que algún forero lo había recomendado, pero está lleno y allí nos envían al hotel Mandia que está muy cerca. Es un hotel de solo 4 habitaciones con un jardín espectacular y un servicio excelente. Las habitaciones están muy limpias y bien decoradas. Cuesta 100.000 Rp con desayuno (muy bueno). En Ubud encontramos algo de turismo, pero para las infraestructuras que hay es mínimo. Nos comentan que la gente se ha asustado con los terremotos, tsunamis y bombas... Hay tiendas de Gucci, Prada, salones de masaje, restaurantes, y miles de tiendas varias. Cada año hay un festival en esta población del 16 de julio al 16 de agosto con danzas típicas, canciones etc. No hay cada día, pero el día que hay se pone llenísimo. Empieza a las 20:30 más o menos. Internet cuesta entre 9.000 y 20.000 Rp la hora.

^top

Día 22-7-06

Alquilamos una moto que cuesta 35.000 Rp las 24 horas. La gasolina sigue costando 4.500 Rp el litro. Vamos al Goa Gajah (cueva del Elefante) que cuesta 6.000 Rp los adultos y 3.000 los niños. Es una cueva con varios altares muy sagrados con un lingan, una figura de Brahma y otro dedicado a Ganesh (de ahí su nombre). Desde aquí se puede ir a otro hito turístico que se llama Yeh Pulu, es una pared de 25 metros toda tallada con figuras de escenas del Ramayana. También cuesta 6.000 Rp. Se puede ir por la carretera o a través de los campos de arroz desde la cueva del elefante. Como no es fácil de encontrar hay guías que por 10.000 Rp te acompañan.

Pasamos por varios templos que hay por las cercanías porque si una cosa hay en Bali son templos en cada esquina. Destacaría el Pura Penjeng que tiene un tambor de 2 metros de largo hecho de una sola pieza de hierro. En este templo nos dicen que el día 27 hay una celebración en el lago Batur que se celebra cada 25 años, y que podemos ir con ellos. Hay celebraciones día si y día también, siempre hay un motivo para reunirse y hacer unas ofrendas y unos cuantos cánticos. Hoy día 22 de Julio se hacen las ceremonias para que los animales domésticos tengan una larga vida llena de salud. Se celebra cada medio año. Desde aquí vamos al templo Gunung Kawi donde hay unos sepulcros excavados en la roca rodeados de campos de arroz espectaculares. Cuesta 6.000 Rp la entrada.

^top

Día 23-7-06

Vamos al sur de la isla y llegamos a Serangan Island, que ahora ya no es una isla porque han hecho un puente donde los coches pagan 2.000 Rp y las motos 1.000 Rp. Aquí hay un templo muy famoso que se llama Sekenan, donde para variar están haciendo una ceremonia. Después nos acercamos a ver unas playas para surfistas aunque no hay infraestructuras. Seguimos dirección Kuta, porque aunque hay una propaganda nefasta sobre esta población creemos que hay que verla. La playa es solo para hacer surf, para nadar no sirve, es peligrosa. El turismo de esta zona es muy cutre, son americanos o australianos, muy jóvenes pero muy horteras. Es un turismo de bajo presupuesto y que solo vienen a la playa y a comer al McDonald's.

De aquí vamos dirección a Tanah Lot que es el templo más fotografiado de Bali por su ubicación al lado del mar. Hay una larga hora de moto porque está a 22 km de Dempasar. La entrada cuesta 10.000 Rp más 2.000 por la moto. Este templo lo venden para ver la puesta de sol y realmente, sobre las 4 de la tarde, empieza a llenarse de autocares con turistas para verlo. No se puede acceder al templo, sólo se ve por fuera, y nada más entran los que lo cuidan, pero vale la pena por el entorno. Volvemos prontito a Ubud pues hay más de 45 km desde aquí.

^top

Día 24-7-06

El chico que trabaja en el hotel nos comenta que también se dedica a hacer de guía, a hacer snorkeling, scuba diving, alquila una vespa antigua, te va a buscar al aeropuerto y te lleva, con lo que nos da su teléfono móvil y su dirección cuando no está en el hotel Mandia (Nyoman Suparna. Git Git Village, Buleleng-Singaraja-Bali, Móvil 06285237871965). Habla muy buen inglés y realmente es muy buena persona.

Cogemos la moto y nos vamos a Bangli, donde está el templo Kehen. Cuesta 5.000 Rp la entrada más la moto. Es uno de los templos más bonitos de Bali, ya que es una versión en pequeño del Pura Besakih. Está ubicado en una colina con una entrada muy decorada. El primer patio tiene un impresionante banyan con un tambor de alarma entre sus ramas. También el patio principal tiene un templo con 11 tejadillos y tronos para la trinidad hindú: Brahma, Shiva y Vishnu.

De aquí nos vamos al templo Besakih, donde la entrada cuesta 10.000 Rp más 2.000 por la moto. En realidad son 23 templos, es muy grande y si no estuviese nublado veríamos el Monte Agung que mide 3.400 metros de altitud. Desde el templo se puede ascender esta montaña pero se tardan 6 horas para subirla y 5 para bajarla. Volvemos por la misma carretera hasta la ciudad de Semarapura (Klung kung) donde está el antiguo palacio de justicia y la cueva Goa Lawah habitada por miles de murciélagos pero que para los balineses tiene sentido religioso. Como queremos ver las playas de la parte este vamos a Kusamba, que es una playa de arena volcánica, no demasiado bonita y nada turística. Aquí solo hay barcas de pesca, eso si muy bonitas y coloristas.

^top

Día 25-7-06

Hoy vamos a comprar los billetes para ir a Sulawesi (Dempasar-Makassar-Dempasar). Nos cuestan 120 € por persona. Después alquilamos una moto por 30.000 Rp y nos vamos hacia Penelokan. Por el camino hay unos campos de arroz muy bonitos y cuando nos faltan 3 km para llegar hay un control de la policía y nos pide el carnet internacional de conducir, que no tenemos. Nos echa el sermón diciendo que nos pondrá una multa de 300.000 Rp que habremos de pagar en un banco, que tenemos 3 días etc..., pero se ve que lo que quiere es un soborno porque empieza a decir que si le damos algo como amigo para tomar una copa pues que la cosa se arregla sin problemas. Al final como no queremos problemas y tenemos el billete de avión para el día siguiente le damos 50.000 Rp y se queda tan contento el cabronazo corrupto. Para los que vayan para allá, creo que vale la pena sacarse el permiso que cuesta 150.000 Rp y dura 3 años.

Llegamos a Penelokan, pero está muy nublado y el lago Batur no se ve demasiado bien y aparte como está bastante alto hace frío. Para poder ver el panorama hay que comprar un ticket que cuesta 1.500 Rp por persona. Por esta carretera llegaríamos a Singaraja, pero no seguimos mucho rato. Supongo que el encontronazo con el policía nos ha arruinado un poco el día. Volvemos por otra carretera a Ubud que pasa por Payangan y en este pueblo vamos a la plaza del mercado y comemos un pollo sensacional cocinado con salsita y baratísimo. A la noche cenamos en el restaurante Barbekiu que está en la calle Monkey Forest unas pizzas muy buenas y bien de precio. El servicio es super amable y el sitio muy agradable.

^top

Día 26-7-06

Compramos el shuttle bus al aeropuerto en Perama Tours por 35.000 Rp. Te lo venden en todas las agencias al mismo precio. Te incluye que te vengan a buscar a tu hotel. Esta agencia si quieres todo más sencillo simplemente te apuntas para ir en sus autobuses que te llevan a toda la isla por un precio correcto y también organizan excursiones y tours. El más famoso es el que te lleva a las islas de Rinca y Komodo a ver los dragones de su mismo nombre. También te llevan a Lovina por 75.000 Rp y a Padangbay, Kuta, etc.

Tarda en llegar 1 hora y media. Pagamos 30.000 Rp por persona de tasas de aeropuerto nacionales. El vuelo se retrasa 2 horas, para variar, y llegamos tardísimo a Makassar. En el aeropuerto, que está a 22 km de la ciudad, hay taxis prepago de 3 zonas: I zona 65.000 Rp, II zonas 75.000 y III zonas 85.000. Para ir al hotel Ramayana Satria que hemos escogido son 2 zonas. En la guía pone que este hotel es superlimpio, pero es mentira, es sucio y cutre, pero como son las 11:30 de la noche nos quedamos. La habitación cuesta 50.000 más 21% de tasas.

^top

Día 27-7-06

A las 4 de la mañana los altavoces de una mezquita nos recuerdan que hay que rezar. Poco después nos levantamos, porque a pesar de nuestro saco sabana nos da bastante reparo esta habitación y su lavabo mucho más y preguntamos como se puede ir a la estación de autobuses Perwakilan, y nos dicen que en la misma esquina podemos coger cualquier pete-pete que ponga Daya Terminal que es la misma. Cuesta 2.000 Rp por persona. Para entrar en la terminal hay que pagar una entrada de 500 Rp. Preguntamos por un bus que vaya a Rantepao y nos dicen que a las 8 sale uno. Compramos los tickets a 55.000 Rp por persona y buscamos algo para desayunar. Allí mismo hay una cafetería que tienen Kopi susu (café con leche) por 2.500 Rp. Compramos unos donuts por 700 Rp.

De Makassar a Rantepao hay 320 km y según la guía se tarda 8 horas. Al principio es difícil de creer porque en 3 horas llegamos a Pare Pare que está a unos 180 km, pero poco después se estrecha la carretera y comienzan a haber muchas curvas, con lo que al final si que tardamos las 8 horas. Estos autobuses te dejan en el hotel que tu les dices o en la puerta de tu casa. En Rantepao miramos los Duta 88 Cottages, que son como casitas típicas Toraja y cuestan 80.000 con desayuno incluido pero los vemos un poco oscuros y no hay un solo cliente. Vamos al Wisma Irama que cuesta 70.000 Rp y es mucho más agradable, porque está en un primer piso con unas terracitas individuales muy majas, aunque es muy poco íntimo, pues se oye todo de la habitación de al lado. Hay un único cibercafé que cuesta 8.000 Rp la hora, aunque a veces, cuando funciona, va muy lento.

Vamos a la oficina de turismo que nos dice que es mejor coger un guía si queremos ir a una ceremonia Toraja que nos presentará a la familia y será menos violento. En la calle venden una especie de empanada de huevo y verduritas muy buena por 2.000 Rp. Las motos para alquilar cuestan 80.000 Rp las 24 horas y si la coges a las 8 de la mañana y la devuelves a las 5 de la tarde 50.000 Rp. Son bastante viejas y solo encontramos 2 sitios donde alquilan. Al final decidimos que lo haremos con transporte público, porque los caminos son francamente malos y de montaña. Hay poquísimos turistas y la mayoría vienen con un paquete todo organizado.

^top

Día 28-7-06

El desayuno de este hotel es muy bueno y abundante, huevos, fruta, zumo natural, tostadas con mermelada y mantequilla, te o café. Hoy decidimos hacer un trekking por el norte de Rantepao. Cogemos un Toyota Lijiang que es el transporte habitual en esta isla montañosa. Nos lleva a la Bolu Terminal por 2.000 Rp. En Bolu cogemos otro Lijiang hasta Batutimonga, pasando por Marante y Lempo. Cuesta 10.000 Rp, pero lo vale pues es una subida impresionante por unos paisajes espectaculares. Vamos como sardinas porque aquí también la capacidad es ilimitada. Pasamos en ruta por tumbas que hacen en rocas, agujereándolas y en la puerta que ponen a veces está la foto del muerto/a y algunas de sus pertenencias como un bolso o un gorro. También aprovechan rocas muy grandes y les ponen un tejado Toraja. Hay unas personas que se dedican a hacer tumbas y es una profesión muy bien pagada en búfalos porque es un trabajo muy duro.

Desde Batutumonga vamos hasta Loko Mata y entramos en algunas aldeas donde la vida es muy sencilla, la gente pone a secar el café, el arroz, ves los búfalos en medio de los campos o en charcas donde se refrescan y un montón de niños saludando Hello, What's your name y poco más. Se ríen muchísimo y son muy majos a pesar de sus condiciones de vida tan duras. Aprendemos 4 palabras en Toraja y les hace muchísima gracia. Por ejemplo: ¿Como está? = Apa kareba?, Estoy muy bien = Kareba melo, Gracias = Kurre sumanga, Estoy dando un paseo = Su malong malong, No tengo caramelos = Ta'e ku ampui gula-gula..

Después de aquí vamos a Pana, donde hay una pared de roca llena de huecos con muertos. Las cuevas son muy grandes para que quepa toda la familia. En estas cuevas no se entierran niños que no les hubiesen salido los dientes y los ponían en huecos que hacían en los árboles. Vamos bajando y tenemos unas vistas muy bonitas de Bolu y de Rantepao. Llegamos a Tikala y allí cogemos un pete-pete hasta Rantepao por 3.000 Rp. Hemos estado en total unas 6 horas, de las cuales hemos andado unas 3,5 horas, pero muy tranquilamente y parando a menudo. Es todo el camino de bajada y no se hace pesado, el único problema es el sol que cae. También puedes coger una moto-taxi que es lo que cogen los lugareños, ya que los pete-pete no pasan muy a menudo. Nosotros tenemos suerte y solo esperamos unos 10 minutos.

En Rantepao es muy recomendable el restaurante Rimiko que está justo al lado del Riman Restaurant. Las raciones son abundantes y las ensaladas, los pescados, y los platos de pollo son muy buenos. Nosotros fuimos bastantes veces y cada vez nos trataban mejor. En este restaurante se nos acerca por la noche un señor que dice que es guía y que al día siguiente hay una ceremonia (tomate) y que si queremos él conoce a la familia y nos acompañará. Al final nos convence y quedamos a las 8 de la mañana e iremos en transporte público. Su precio son 100.000 Rp y hemos de llevar un cartón de tabaco que cuesta 55.000 Rp que se encarga de comprarlo él. Los tours organizados regalan un cerdo que cuesta 800.000 Rp.

^top

Día 29-7-06

Figuras Tau-Tau de los toraja
Figuras Tau-Tau de los toraja

Cogemos un Lijiang que nos cuesta 5.000 Rp por persona. Ha habido una fiesta, pero es el último día y lo único que van a hacer es llevar a la señora muerta a su tumba. Nos enseñan las cabezas de los 6 búfalos que mataron, y en ese momento están preparando unos cerdos envueltos en bambú que aquí se llama papiong, para comer. Nos invitan a café y también a ver como matan a los cerdos. Hay más de 50 casas hechas de bambú para los invitados y familia, pero muchos ya se han ido. Esto no era lo convenido y nos vamos cogiendo un pete-pete para ir a visitar pueblecitos de la zona. Primero uno nos lleva a la carretera general por 2.000 Rp y de allí otro que nos deja en Lemo. Andando sobre 1 km llegamos a los famosos Tau-tau. Son figuras de madera que los Toraja utilizan para rememorar a sus difuntos que los representan y hay algunos que te impresionan porque reproducen fielmente al original, aparte de que están hechos en tamaño natural. La entrada cuesta 10.000 Rp. Volvemos a la carretera para coger un transporte a Buntu Pune para llegar al pueblo de Kete-Kesu. También nos cuesta 2.000 Rp. La entrada también cuesta 10.000 Rp. Hay un poblado tradicional con la orientación Norte-Sur, pero no vive nadie en ellas con casas típicas Toukonen.

En una montaña cercana hay ataúdes de madera colgados pero algunos se han caído y están todos los huesos esparcidos. Hay algunos ataúdes que los han tallado con forma de cerdito o de búfalo. De aquí queremos ir a Sangalla, pero nos dicen que no hay transporte público por esta carretera, con lo cual volvemos a Rantepao.

A la noche vamos a cenar el plato típico Toraja en el Mart's Café, que es el papiong. Ponen dentro de una caña de bambú carne de lo que tu elijas, que puede ser cerdo, pollo, búfalo, ternera o también puede ser pescado con un aliño de verduritas. Tarda más de 2 horas en hacerse y se cuece con la humedad de la caña de bambú. Se tiene que encargar con 3 horas de antelación porque no lo hacen si no es por encargo. Lo pedimos de pollo y está francamente bueno, exquisito.

^top

Día 30-7-06

Hoy vamos al sur para ver otros pueblos interesantes de esta zona. Cogemos un Lijiang a Makale por 5.000 Rp. Nos lleva a la estación de buses y el mismo conductor nos busca el siguiente transporte para ir a Sangalla, porque directamente a Suaya no hay. También nos cuesta 5.000 Rp. En Sangalla cogemos unas motos que nos lleven a Kambira por 3.000 Rp. En este pueblo hay tumbas de bebés, que se hacen en los árboles si no les han salido los dientes. Cuesta 10.000 Rp pero como no hay nadie en la entrada pues no pagamos. Los motoristas nos piden 5.000 Rp para llevarnos a Suaya, pero decimos que no. En la carretera nos para una furgoneta y les preguntamos si nos llevan a Suaya, pero nos llevan a Tampangallo que es mejor. Creemos que no iba hacia allá, pero le hemos hecho gracia y nos ha acercado. Aquí hay una cueva con tumbas centenarias con unos tau-tau muy bonitos y muy bien cuidados y sus antiguos Erong. Hay una señora que nos pide dinero, pero no hay tickets: tiene un libro donde la gente se apunta y pone lo que le da. Nosotros le damos 10.000 Rp en total.

Saliendo de esta cueva vamos andando a través de los campos de arroz a Suaya donde también hay tau-tau. Hay que pagar 10.000 Rp pero como tampoco hay nadie en la entrada pues no pagamos. De vuelta pasan 2 motos y les decimos que nos lleven a Sangalla y nos cobran 5.000 Rp. Quedaban más de 5 km y cae un sol de justicia. Cuando llegamos a Sangalla, compramos un kilo de mandarinas por 2.000 Rp y cogemos otro Lijiang que nos deja en la carretera general entre Rantepao y Makale por 3.000 Rp. Allí cogemos otro hasta Londa por 2.000 Rp. La cueva está a unos 2 km de la carretera principal y hay que hacerlos andando. La entrada cuesta 10.000 Rp y aquí sí hay un montón de cobradores, con lo que pagamos. Nos aconsejan que cojamos un quinqué porque es muy oscura. Cuesta 10.000 Rp, pero como llevamos una frontal no la cogemos. Es un error porque realmente es muy oscuro, menos mal que delante nuestro hay una pareja que sí la ha contratado y nos espera. Es una cueva muy estrecha y tienes que ir arrastrándote como un gusano. No creemos que aporte nada nuevo y realmente es claustrofóbico. Hay un camino que es mucho más rápido y no te tienes que arrastrar y ponerte hecho una pena con el barro que hay en el suelo. Hay tumbas muy recientes, unos cuantos cráneos y huesos varios. Todo muy tétrico y estamos un poco hartos de tanta tumba y tanto esqueleto. Para volver tenemos que desandar los 2 km hasta la carretera principal.

Para cenar encargamos unos papiong de cerdo y búfalo. Son muy pesados y no se pueden comparar con los del día anterior. Sobre todo el de búfalo no es nada suave: es una carne muy dura y poco sabrosa.

^top

Día 31-7-06

Vamos a la oficina de turismo a preguntar donde hay una ceremonia Toraja. Nos dicen que mejor que contratemos un guía, pero nosotros no queremos. Al final nos dicen como ir, aunque es un poco confuso. Primero tenemos que ir a Makale, de allí un Lijiang a Uhusalu, y antes de llegar nos tenemos que bajar. Nos dicen que preguntemos porque todo el mundo sabe cuando se celebra un tomate porque desplaza a cientos de personas. Mientras esperamos en la estación de buses de Makale para salir, vemos varios camiones llenos a rebosar de personas que nos comentan que van al tomate y van en nuestra dirección. Nos bajamos un poco después de Rimbon, pagando 5.000 Rp. Nos indican que entrando por un camino llegaremos al funeral. Efectivamente andamos unos dos km y ya vemos todo el festival. Al llegar vemos una explanada donde han preparado 55 pabellones de bambú, donde se guarecen del sol y de la posible lluvia los familiares y allegados. Cada parte de la familia tiene la suya. Están puestos de tal manera que dejan la parte central para 2 pabellones, que son uno de ellos con unas escaleras para poner al difunto y otro que es donde la familia más cercana recibe a sus amigos y familia más lejana.

Funeral en la zona Toraja
Funeral en la zona Toraja

Cuando llegamos unas viejecitas nos dicen con señas que las sigamos y evidentemente lo hacemos. Somos los únicos turistas y nos miran con mucha curiosidad como nosotros a ellos, pero muy amistosamente. Nos hacen sentar en un pabellón que está separado del resto enfrente de una casa que han preparado como un pulpito y donde hay un sacerdote haciendo la ceremonia. Evidentemente no entendemos nada, pero allí estamos. Lo que si nos damos cuenta es que nos han puesto con la familia más cercana. Durante la ceremonia salen de estas habitaciones por turnos y cantan canciones religiosas con mayor o menor acierto. La familia y casi todos los invitados van de negro riguroso. También las señoras llevan una especie de mantilla, como llevan en Andalucía las mujeres en algunas bodas o en fiestas. A nosotros también nos habían comentado que nos pusiésemos ropas de color oscuro como señal de respeto.

La difunta es una señora de 84 años que había muerto 8 meses antes, pero eso es habitual, de hecho como es una fiesta tan bestia necesitan tiempo para avisar a toda la familia, para construir los pabellones y conseguir el dinero para contratar el servicio de catering, porque sí, hay unos camareros y camareras que traen la comida, el café y las pastas. También hay un grupo de personas vestidas con trajes típicos de fiesta muy coloristas, que van delante de la procesión que empieza poco después de la misa. Contrasta mucho ver toda la familia de negro de arriba abajo y estos bailarines con colores como verde claro, amarillo, rojo o rosa. Los hombres cogen el féretro y despliegan una tela roja donde se ponen debajo las mujeres más cercanas a la difunta. Empiezan una procesión donde primero van los búfalos con un señor que los lleva por unas riendas. En esta ceremonia hay 25, algunos de ellos albinos con los ojos azules que esos no se los comen porque son demasiado valiosos. Después van unos bailarines con unas varas largas con un trapo en la punta. Siguen las bailarinas, que hay niñas y no tan niñas, y luego la familia debajo de la tela roja y al final los porteadores con la muerta que de vez en cuando empiezan a dar bandazos con el féretro y a gritar. Detrás de ellos van los hombres de la familia. Los hijos varones llevan una sarong blanco, y así se les distingue. Uno de ellos va con un megáfono y va explicando que va a ir pasando seguidamente.

Antes de la procesión nos dan unos papeles doblados de tal manera que sirven de platos y pasan los camareros con unas ollas llenas de arroz hervido y unas bandejas con cerdo y búfalo cocinados hecho al vapor en bambú, pero que están buenísimos. Como se come con la mano nos dan una palangana con agua para lavarnos. Esta todo muy bien organizado. Cuando acaba la procesión suben a la difunta entre grandes saltos a la estructura que hay en el centro de la explanada y hay una pelea de búfalos. La adrenalina te va a cien porque los búfalos mientras se pelean van en todas direcciones y como hay tanta gente en cualquier momento los puedes tener a todos encima de ti. Estás como en los Sanfermines pero con mas aleatoriedad.

También cogen a un pobre búfalo y le cortan la yugular. Durante unos minutos el pobre búfalo corre desbocado hasta que desangrado ya cae. Entonces llegan los del catering y lo empiezan a descuartizar en otro pabellón y regalan a los familiares trozos del búfalo, mientras otros se empiezan a cocinar. Los chillidos de los cerdos que llevan en parihuelas, si tienes el corazón un poco sensible, te lo hace pasar mal. Cuando acaba la primera lucha de búfalos nos dan café, té y pastas. La lucha sirve como excusa para que se hagan apuestas a favor del ganador y se mueve mucho dinero. Ya hemos comprobado que a los indonesios les encanta el juego. Siempre que tienen un rato los ves a muchos jugando al ajedrez, a las cartas o al dominó que ellos juegan con unas fichas que son de cartón y que van tirando más o menos con orden y que tienen unas reglas un poco diferentes a las nuestras, porque cuando uno de los jugadores te hace pasar le tienes que dar una especie de dinero que suelen ser unas semillas.

Van llegando las distintas ramas de la familia y las danzarinas van en la comitiva presidiéndola y los acompañan a la puerta de la sala de bienvenida. Llevan los regalos que entregan para la ceremonia que han de ser de igual valor a los que recibieron en ocasiones parecidas. Los presentes pueden ser desde búfalos, cerdos o vino de palma que es muy apreciado y que tiene la característica que solo está en buenas condiciones 1 día desde que se prepara. En los mercados se ven cada mañana los que venden este vino y tienen bastante éxito. Nos lo dan a probar y es muy fuerte: es como un orujo pero no tan bueno. El señor del megáfono va dando la bienvenida a los que van llegando y después de tomar unas pastas y unos cafés, salen y entran otros y así durante bastante rato porque hay mucha gente a agasajar. Nos cuentan que 1 cerdo cuesta más o menos 1.000.000 Rp.

Somos los únicos que hemos llegado sin guía y la familia está muy contenta de agasajarnos. Las otras personas lo ven todo desde fuera como guardando las distancias. Ya son las 4 de la tarde y nos han dicho que hay transporte hasta las 5 más o menos con lo que nos vamos con pena, pero hay que volver a Rantepao.

^top

Día 1-8-06

Cogemos un Lijang a Bolu por 2.000 Rp, y de allí un pete-pete hasta Palawa por 4.000 Rp. En este pueblo hay unas casas típicas muy parecidas a Kete Kesu. Vamos hasta el cruce y esperamos algo que nos lleve a Bori. No nos para nadie hasta que le decimos a un señor que va en un Lijang si nos lleva. Tenemos suerte. En este pueblo hay un montón de tumbas muy bien arregladas y los picapedreros que viven en el mismo sitio están cavando nuevas. Hay mucho ruido en las cercanías y como alguien nos había dicho que había un tomate en Bori lo vamos a buscar.

Efectivamente a las afueras del pueblo hay otra ceremonia, pero es mucho más pobre que la del día anterior pues no han fabricado pabellones, ni hay servicio de catering, pero son también muy amables y nos invitan a todo. El cuerpo del difunto no lo vemos, pero sí que hay unos 15 búfalos. Empiezan unas cuantas peleas de búfalos, algunas bastante encarnizadas y en otras uno de ellos se escapa, desatando la indignación de los presentes que quieren sang i fetge.

Volvemos andando un rato porque no pasa ningún transporte, le preguntamos a una señora y nos dice que sí, que por allí en algún momento tienen que pasar. Después de bastante rato pasa un Lijang y nos lleva a Rantepao. Hemos tenido suerte porque es la hora de la salida de la escuela y llevan a los niños de vuelta a casa. Compramos billetes en la empresa Mitha que es la única que hace el trayecto de día a Makassar. Nos cuestan 50.000 Rp y es un autobús sin aire acondicionado. Hay muchas más compañías que lo hacen pero de noche. Salen a las 9 de la noche y llegan a las 4 y media de la madrugada a Makassar. Es una opción ya que el avión sale a las 9 de la mañana, pero nos da pereza y no lo hacemos.

^top

Día 2-8-06

Nos han convocado a las 7 de la mañana en las oficinas, pero ha sido porque no nos hemos entendido. Si le hubiésemos dicho el hotel nos hubieran pasado a buscar. A las 7:45 nos hacen subir, pero lo que hace es ir a buscar a los clientes a su casa. Esperamos mas de 20 minutos a que una pareja de ancianos hagan el favor de subirse al bus. Volvemos a las oficinas y suben el resto de pasajeros. Hemos llegado a Bolu donde hoy, que es miércoles, se celebra un mercado semanal de búfalos y cerdos. Nos han dicho que está muy bien, pero preferimos volver. Luego nos enteramos que hay que pagar 10.000 Rp para entrar y que hay cientos de búfalos y cerdos chillando. A las 9:30 todavía estamos en Makale recogiendo a algún rezagado. Vemos en el mercado una señora que tiene una caña larga de bambú y va cortando trocitos que vende. Son trozos de papiong, la comida típica que nos gustó tanto en el restaurante. Llegamos a las 6 de la tarde con una calor espantosa. Hemos tardado tanto porque ha parado cada hora más o menos. Al preguntar nos dicen que hay que comer.

Esta compañía tiene sus cocheras más cerca de la ciudad en Tello. Cogemos un bemo que nos deja más o menos cerca del hotel Suria que la LP lo pone bastante bien. Nuestra sorpresa es cuando nos enseñan la habitación y vemos que está sucia y con las sabanas usadas. Aparte tiene un precio abusivo, 140.000 Rp. Los que están cerca o son muy caros o están cerrados. Al final ya de noche y muy cansados con las dos mochilas llegamos al Semeru, que la habitación es pequeña pero tiene aire acondicionado, baño, televisión y está muy limpia. Cuesta 45.000 Rp.

^top

Día 3-8-06

Nos levantamos a las 6 de la mañana porque el aeropuerto está a más de 20 km de la ciudad y debemos coger 2 transportes para llegar. No obstante cuando en la misma calle del hotel vemos un taxi le preguntamos cuanto nos cobra por llevarnos y como al final llegamos a un precio de 40.000 Rp nos montamos y ya está. En transporte público hubiésemos cogido un pete-pete hasta Daya Terminal y allí otro dirección Maros que pasa por la entrada del aeropuerto y hubiésemos andado más o menos 500 metros hasta la terminal.

Pagamos las tasas del aeropuerto (30.000 Rp) y, cosa rara, el avión sale puntual. En el aeropuerto nos encontramos unos franceses que estaban en el mismo hotel que nosotros de Rantepao y han cogido el bus nocturno. Solo han tardado 7 horas y los han dejado en la entrada al aeropuerto. Han tenido que esperar hasta las 5 de la mañana, que es cuando abren las puertas. No han podido dormir porque la carretera es mala y va muy rápido.

Llegamos a Dempasar y cogemos un bemo hasta la terminal Tega. De allí otro hasta la Terminal de Ubund. Cada uno cuesta 5.000 Rp. Sobre las 12 cogemos un bus hacia Singaraja/Lovina que nos cuesta 20.000 Rp y llega a las 15:30. La carretera es por el interior y es muy bonita porque pasamos junto a varios volcanes. Pensábamos que iríamos a Singaraja y de allí tendríamos que coger otro transporte a Lovina pero no, nos deja donde nosotros le decimos que está cerca de un hotel que nos han recomendado. El hotel se llama Puri Bali Bungalows y está en Jalan Ketepnang. Cuesta 100.000 Rp la doble con baño y desayuno. La habitación es correcta pero la piscina es espectacular con sus tumbonas para tomar el sol. En la misma calle del hotel cuando llegas al final hay 2 restaurantes muy parecidos. Nosotros vamos al de la derecha y aparte de que ves el mar, los platos son muy buenos. Hay happy hour de las 5 a las 8 de la noche y la cerveza cuesta 10.000 Rp. El pueblo es agradable, el problema es que como hay tan pocos turistas te agobian mucho para que les compres collares, álbumes de fotos, conchas, telas etc. La playa es de arena negra volcánica, como la mayoría. Por la noche hay un campeonato de voleibol en la playa que está muy concurrido y juegan muy bien.

^top

Día 4-8-06

Alquilamos una moto por 30.000 Rp y es la primera vez que nos piden un pasaporte. Como nuestro próximo destino es Anlapura aprovechamos para ir a la terminal de Singaraja a preguntar cuando y de donde salen los buses hacia allá (en la costa este de Bali). Cuando ya nos informan vamos a Git-Git donde hay unas cataratas. Cuesta la entrada 3.000 Rp. Miden unos 40 metros de altura y es un lugar para hacer picnic. Hay cientos de tiendas en el camino que va de la carretera hasta donde está la catarata.

Desde aquí la carretera sube muchísimo y a la moto le cuesta subir con dos pesos pesados como nosotros. Nuestro objetivo es el lago Bratan. Aquí está el Pura Ulan Danu Bratan que cuesta 10.000 Rp más 2.000 por la moto. Este templo es budista e hinduista a la vez y es del siglo XVII. Está dedicada a la diosa de las aguas Dewi Danu. De hecho dentro del templo no puedes entrar a menos que seas creyente y solo lo puedes ver un poco desde fuera. El entorno igualmente es muy bonito y vale la pena. Volvemos para atrás y paramos en el mercado de Pancasari, donde en el mercado comemos un ayang goreng, o sea pollo con arroz por 5.000 Rp. Dos km después de este pueblo hay un desvío a la izquierda que te permite pasar por 2 laguitos más: el Danau Buyan y el Danau Tamblingan. Luego seguimos dirección Munduk, donde los holandeses empezaron con las plantaciones de cacao, café, vainilla y cocos. También hay aldeas Aga por la zona. Al llegar a Pengastulan giramos hacia unas hot springs. Cuesta 3.000 Rp la entrada y si nos hubiésemos llevado el bañador nos podríamos bañar, pero no es el caso.

^top

Días 5/6-8-06

Hoy nos dedicamos al dolce far niente, o sea playita, piscina y poco más. En la playa nos rodean muchos vendedores que están desesperados con las pocas ventas que hacen ya que no hay turistas. Nos las prometíamos muy felices, pero al mediodía Antonio se empieza a encontrar muy mal y a las pocas horas yo también caigo enferma.

Al día siguiente, después de una llamada al RACC, nos dicen que nuestros síntomas son clarísimos de una intoxicación alimentaria y que no nos preocupemos, que con 48 horas de ayuno y bebiendo cada 5 minutos un sorbo de agua nos curaremos. También nos dice que si en 48 horas seguimos igual de mal que volvamos a España, pues entonces es algo más grave.

^top

Día 7-8-06

Nos hemos cansado de Lovina, ya que las últimas horas han sido muy malas y cogemos un bemo hasta la terminal Benynasri y de allí otro hasta Penarukan Terminal. Cada uno 5.000 Rp. Aquí cogemos un minibús hasta Anlapura, tarda 3 horas en llegar y cuesta 20.000 Rp. En Anlapura nuestro conductor nos busca otro que nos lleve a Padang Bay que es nuestro destino final. Está a unos 25 km y cuesta 10.000 Rp. Si se quiere ganar tiempo se puede coger un shuttle de la empresa Perama que por 100.000 Rp te lleva directamente. Sale a las 9 de la mañana de Lovina.

Nos alojamos en el Celagi Inn por 70.000 Rp la doble con desayuno. Tal como pone la guía es muy nuevo y está limpio. Justo al lado hay un restaurante que hace unas pizzas muy buenas. El dueño se llama Viernes. Preguntamos los horarios del ferry que va a Lombok y hay un tablón donde pone el nombre del barco y cuando sale. En principio hay cada hora y media, desde las 12 de la madrugada, con lo cual hay 16 barcos cada día a Lombok. Cuesta 20.500 Rp por persona.

^top

Día 8-8-06

Desayunamos y cogemos el ferry de las 9 de la mañana a Lombok. Es importante coger un buen sitio de sombra ya que al sol no se puede estar. Hay algunas butacas, pero están todas ocupadas y unos indonesios nos dejan un trocito en donde ellos están. Otra cosa a tener en cuenta es la carbonilla que va soltando: si estás en su trayectoria te deja toda manchada y cuesta mucho limpiarse. Ya tuvimos una experiencia parecida en Malawi y hablamos con conocimiento de causa. Son unas 4 horas de travesía, mínimo, pero nosotros hasta las 14:30 no atracamos.

La buena noticia es que el mar estaba muy tranquilo, la mala es que hay escasez de gasolina, no sabemos si por el barco que la trae o por los camiones que la transportan, pero hay cientos de coches en cada gasolinera que pasamos y nos comentan que llevan días para repostar y que duermen en los coches para mantener la cola. Eso nos preocupa, porque nuestra intención de alquilar una moto y visitar los alrededores se desmonta y tampoco hay transporte público. Cogemos el único bemo que hay para que nos lleve a la capital, Mataram, por 15.000 Rp. Allá cogemos otro para que nos lleve a Sengiggi por 20.000 Rp por persona. Como es el único pues lo debemos coger, de hecho es un charter porque vamos solos. Nos damos cuenta que de haber sabido esto hubiésemos cogido la opción del Perama, porque desde Padang Bay cuesta hasta Sengiggi 60.000 Rp con el ticket del ferry incluido. Nosotros no lo cogimos porque nos gusta en la medida de lo posible ir por nuestra cuenta, pero esta vez hubiese sido mucho mejor la otra opción.

En la guía pone que esta ciudad es maravillosa, pero tampoco le vemos el qué. Hay muchos hoteles que son mucho más caros que en Bali y los restaurantes también pican bastante. Vamos a comprobar el hotel Elen que la LP lo pone muy bien y nos decepciona bastante. Nos alojamos en el hotel Lina que cuesta 75.000 Rp con baño dentro y aire acondicionado. El hotel es muy bonito con playa privada y un restaurante muy agradable. Preguntamos por alguna habitación de más categoría, pero las tienen todas ocupadas. Cuestan 150.000 Rp. A la noche nos damos cuenta que es muy ruidosa porque las paredes son de bambú, como muchos hoteles, pero al estar al lado de la carretera se oyen los bares musicales, las motos y los coches que circulan hasta altas horas de la noche.

Vamos a cenar a un restaurante que está en la única calle que hay en esta ciudad y tienen música en directo. Cuando se enteran que somos de España nos empiezan a cantar todo el repertorio que conocen, como la cucaracha, la bamba, y algún que otro bolero. Después de cenar nos planteamos si ir a las islas Gili o no. Al final nos animamos y compramos los tickets con la empresa Perama que cuesta 70.000 Rp.

^top

Día 9-8-06

A las 8:30 estamos en las oficinas, justo enfrente de nuestro hotel. El barco para justo en nuestro hotel, primero uno pequeño y luego otro más grande que ya nos lleva hasta las islas Gili, que según todos nuestros informes son paradisíacas y muy agradables con playas de arenas blancas y aguas cristalinas. La verdad es que son muy profesionales y te ayudan para entrar y salir, aparte de ayudarte con las mochilas. Se tarda en total 1'5 horas en llegar a la última isla. Hay 3 islas: Gili Air, Gili Meno y Gili Trawangan. La más desarrollada y más grande es Gili Trawangan que es donde nosotros vamos. Del barco grande pasar a uno más pequeño que te lleva a la orilla. Si quieres ir por tu cuenta tienes que coger un bemo hasta Bangsal y de allí el ferry hasta la isla que quieras. De todos modos los ferrys locales no salen hasta que están llenos y caben 20 personas.

Cuando llegamos vamos a un hotel llamado Pondok Santi, del que teníamos referencias muy buenas, pero claro, otra gente también lo sabe y está lleno. Justo al lado acaban de inagurar otro que se llama Hari Puri. Consta de una casa que se alquila completa por 200 dólares al día de superlujo y luego dos cabañas muy bonitas con 2 plantas, la de abajo con una hamaca para tumbarte con unos cojines, y también detrás hay un baño. Subes unas escaleras y esta la habitación con una terraza todo alrededor. Nos la dejan por 200.000 Rp con desayuno incluido. Como suponemos que esta isla es también más cara que Bali nos quedamos. El dueño es un inglés que vive en Singapur, pero los señores que la cuidan son muy amables.

Vamos rápidamente a la playa a comprobar si son tan bonitas las playas como nos prometían la guía y la gente con la cual hablábamos. Comprobamos que solo hay un trocito de playa que esté muy bien y es donde está todo el mundo. Cuando cae la tarde el agua retrocede más de 150 metros y se ve todo el fondo marino que pocas horas antes estaba cubierto por el agua. Buscamos caracolas y algo de coral. Hay de todos los colores, rojo, azul, verde. Muy bonito. En estas islas organizan excursiones para hacer snorkel y ver pececitos de colores, corales y también tortugas, tiburones etc. Como lo vemos complicado para movernos por Lombok y estas islas tampoco nos maravillan decidimos al día siguiente volver a Bali. Hay 3 opciones:

- Perama, puedes ir con ellos desde la Gili Trawangan hasta Bangsal saliendo a las 6:45 de la mañana. Allí coges un bus que te lleva a Sengiggi donde llegas a las 9 de la mañana. Esperas hasta las 10 y te llevan a Lembar, donde coges el ferry público de las 12 o las 13:30 hasta Padang Bay. Esto cuesta 130.000 Rp. También esta compañía te ofrece la posibilidad de coger un barco desde las mismas Gili y llegar directamente a Padang Bay. Esto cuesta 200.000 Rp por persona.

- Un shuttle de otras compañías que salen del muelle a las 8:15 de la mañana, es lo mismo que con Perama, pero aquí juntan a todas las pequeñas compañías que no son Perama. Cuesta, según la agencia, de 130.000 a 145.000 Rp.

- La opción más barata e incierta es coger el ferry local que cuesta 8.000 Rp por persona, sabiendo que no sale hasta que las 20 plazas están llenas. Llegar a Bangsal y buscarse la vida para llegar a Lembar que es de donde salen los ferrys. Nos comentan donde venden los tickets que a veces debes esperarte 2 o 3 horas. Nunca sabremos si era verdad o lo hacían para que cogiésemos la otra opción. Lo que nos echa para atrás es el problema de la gasolina.

^top

Días 10 al 13-8-06

Decidimos volver a España, pues continuar hasta Flores está difícil por los problemas con la gasolina. Pasamos noche en Padang Bay, en el mismo hotel de la ida. Intentamos reservar los vuelos, pero no nos deja por problemas informáticos de seguridad con las tarjetas de crédito.

Al día siguiente cogemos un charter por 35.000 Rp que nos deja en el aeropuerto de Dempasar, donde compramos los billetes para Kuala Lumpur y desde Kuala a Bangkok. El avión sale a las 9 de la noche, por lo que nos pasamos el día en Kuta haciendo las últimas compras y gastando las últimas rupias.

Pasamos las 6 horas entre vuelo y vuelo en unos bancos de la nueva terminal de Kuala Lumpur donde paran los aviones de Airasia. Llegamos por la mañana a Bangkok y cambiamos sin problemas el billete en la Turkish para el mismo día. Dedicamos el día a vagabundear por BKK, una de las ciudades que mejor conocemos, pero que siempre nos es grata.

Llegamos a Estambul y debemos esperar muchas horas que aprovechamos para dormir y alucinar con los estrictos controles que han originado las últimas amenazas del terrorismo islámico. Llegamos a Barcelona.

^top
Relat d'un viatge de 25 dies a Indonèsia: de Java a Flores - Sandro Alarcón & Rosa Moreno [2012]
Guia i diari d'un viatge a Indonèsia - Dani Rubio i Paula Vallès [2011]
Relat d'un viatge a Java, Bali i Lombok - Sònia Graupera [2009]
Un passeig per Singapur, Malàisia, Java i Bali - Isa, Xavier, Daphne & Obi-Wan [2008]
Les illes de Nusa Tenggara - Jordi Llorens [2005]
Bali, el paradís maragda - Mª Dolores Martínez Giménez [2002]
^top

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació