Viatgeaddictes
logo QR VIatgeaddictes
--- El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu ---
2 / 2
bandera

ARGENTINA

Relato de un viaje de 20 días a la Patagonia

Data Data viatge: 2006. Publicat el 23/10/2006
2.1 de 5 (121 vots)

Introducción

Este diario refleja el recorrido que realizamos por la Patagonia argertina y chilena el pasado mes de enero del 2006.

Este viaje no podría haber sido posible sin la ayuda de personas anónimas como Yolanda Vila y Toni Pozo, que explicaron su experiencia en la Patagonia en esta misma web, y a Silvia de Nuc Travel por conseguirnos los mejores vuelos. También queremos dar las gracias a todos los argentinos con los que hemos podido compartir experiencias. Han sido un encanto como personas.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Gracias por visitar Viatgeaddictes.com

Fechas del viaje

Viaje realizado entre el 6 y el 25 de Enero de 2006

Vuelos

-> Barcelona - Buenos Aires: Vuelo AR1161 BCN-EZE 06/01/2006 22:30 - 07:55
-> Buenos Aires - Ushuaia: Vuelo AR2892 EZE-USH 07/01/2006 08:50 - 13:50 con escala en El Calafate.
-> Ushuaia - El Calafate: Vuelo ARAU 2899 USH-FTE 11/01/2006 16:43 - 17:53
-> El Calafate - Trelew: Vuelo ARAU 2805 FTE-REL 16/01/2006 19:18 - 20:56
-> Trelew - Bariloche: Vuelo AR 1800 REL - BRC 18/01/2006 14:05 - 16:30 con escala en Esquel.
-> Bariloche - Buenos Aires: Vuelo AR2679 BAR-NEW 24/01/2006 13:40 - 15:45
-> Buenos Aires - Barcelona: Vuelo AR1160 EZE-BCN 24/01/2006 21:30 - 25/01/2006 14:00

Guía de Viaje

Argentina. Lonely Planet (Ed. Noviembre 2005 en español). Indispensable.
Argentina. El gran espectáculo de la naturaleza. Altaïr nº 27.
Patagonia y Tierra de Fuego. Por los confines de Argentina y Chile. Altaïr nº5

Recorrido

El recorrido que seguimos en nuestro viaje a la Patagonia fue el siguiente:
BCN - Tierra de Fuego (Ushuaia) - El Calafate - P.N. Torres del Paine (P. Natales) - Península Valdés (Trelew) - Bariloche - BCN

^top

 DIARIO DE VIAJE A LA PATAGONIA

Día 1: Barcelona - Ushuaia

Viernes 6 de Enero de 2006

El vuelo sale a las 22:30, es el vuelo AR1161 BCN-Ezeiza, en la Terminal A del aeropuerto de Barcelona.

Sábado 7 de Enero de 2006

Conexión Bueno Aires destino Ushuaia con escala en El Calafate (Vuelo AR2892 EZE-USH 07/01/2006 08:50 - 13:50). Llegamos sobre las 8 de la mañana a Buenos Aires, nos da el tiempo justo de ir al lavabo, cambiar de terminal en el aeropuerto, y entrar en el otro avión, más pequeño. El avión sale a las 8:50. Hace un calor pegajoso en el intercambio de aviones. Este vuelo, el AR2892 desde Ezeiza a Ushuaia hace escala en El Calafate. Por fin llegamos a Ushuaia.

^top

Días 2-6: Tierra de Fuego (Ushuaia)

DÓNDE DORMIR

La Casa - B&B de Silvia Casalaga
Gobernador Paz 1380 - 9410 Ushuaia
tel. ++ 54 (0)2901 423202
Precio 100 A$ - 22-28€

DÓNDE COMER

La Rueda. San Martín 193 (Tel. 436540). Parrilla de Carne. Muy recomendado. Precio 28 A$.
La Estancia. San Martin 253 (Tel. 432700). Parrilla de Carne. Precio 25 A$.
Tante Sara. San Martín 701 (Tel. 423912). Todo tipo de comida y varios. Recomendado.
Tía Elvira. Av. Maipú 349 (Tel. 424725). Pescado y centollas. Recomendado.
Cabo de Hornos. San Martín y Rosas (Tel. 422187).

AGENCIAS

Tres Marías. Velero IF 9,30 y 15 hs: 150 A$. Romero 514. Tel 54 02901 421897.
Canal Fun. Lagos 4x4 1 día + comida: 200 A$. Rivadavia 82. Tel 54 02901 437395 / 435777

ENLACES

- Compañía de Guías de Patagonia
- Viajes Cóndor Ushuaia
- Tierra del Fuego

Sábado 7 de Enero de 2006

Después de comer iniciamos un recorrido por la calle principal de Ushuaia. Nos acercamos al puerto para ir a la boleteria de las Tres Marías. Allí estaba Carlos, un argentino peculiar y muy simpático. Nos explica la excursión que ya queríamos realizar en el velero If, porque Las Tres Marías está estropeada desde hace una semana o más. ... Nos apuntamos a la excursión para el día siguiente, a las 9h.

Después de contratar la primera excursión nos fuimos a Canal Fun. Un pequeño local muy curioso, como si fuera una cabaña. Allí estaba Lola. Nos empezó a explicar las excursiones que hacían, al P.N. Tierra del Fuego - 4x4 Los Lagos Fagnano y Escondido - Estancia Haberton e Isla Gable. Allí en Canal Fun conocimos a Bibi, una argentina que viajaba sola, y que se unió a la explicación de Lola. Nos apuntamos al 4x4 Los Lagos para el Martes 10, que nos vendrían a buscar al B&B La Casa (y llamarían a La Casa para confirmar la hora...muy bien organizado por su parte).

Cenamos sobre las 21:30, una bárbara parrillada de carne, con tenedor libre de 28 A$ de esos que tienen la carne colgada y la brasa; y se ven desde la calle, y un buen vino tinto, Santa Julia Reserva. Estaba buenísimo todo (vacío, bife, cordero, cerdo, ... todo.. hummmm .. aún recuerdo el saborcillo de la carne .. delicioso!!!, la mejor carne que hemos probado en Argentina).

Dormimos nuestra primera noche en Argentina, en el B&B La Casa, de Silvia Casalaga, de madera y chapa, y que huele un poco a humedad según llegas porque tienen la ropa colgada en la escalera... pero es bonito.

Domingo 8 de Enero de 2006 (Canal Beagle - Las Tres Marías)

A las 9h iniciamos la navegación hacia el Canal Beagle y la isla H, en el velero If. Mariano y su padre, Héctor (que también bucea). Es una excursión de œ día, y hace un día buenísimo. Primero nos llevaron a una isla donde viven los leones marinos y cormoranes. Era la primera vez que veíamos los leones marino en su hábitat y es francamente espectacular, sobretodo el macho que es enorme con un pedazo cuello y cabeza impresionantes. Cualquiera se mete con él.

Llegamos a la Isla H y damos una vuelta con Mariano para ver la fauna y flora. Nos muestra una antigua conchera yámana (los últimos pobladores de la isla). Las vistas son impresionantes, es un paraje muy bonito con gran cantidad de colores y tonalidades diferentes. Paseo de ida por la isla H para ver un faro del ejército argentino, que está hecho una mierda. Para finalizar vimos una colonia de cormoranes de la isla (un poco guarros). Como que Mariano se enrolló mucho, tuvimos que volver cagando leches al velero para no llegar tarde. Tomamos café, unos alfajores y unos vinos en el camino de vuelta en el velero. Nos despedimos de Mariano y Héctor.

En la boletería coincidimos con la madre y la abuela de Mariano. Las Tres Marías es una empresa muy, muy familiar.

Hacia las 2 de la tarde comemos en nuestra cafetería preferida, Tante Sara, conocimos a nuestro amigo camarero que se parece al malo de La Momia.

Después de comer nos encaminamos hacia el Cerro y Glaciar Martial, tomamos un taxi para subir. El taxista nos reconoce como españoles y nos cuenta sus vivencias en España. Y su oficio entre semana es de perito forense, curioso.

Llegamos al aerosilla y como cada cosa que va por el aire, a Marga le da un poco de impresión, pero llegamos sin problemas arriba. Se tiene que coger un aerosilla para empezar la parte final al Glaciar. Al principio, la subida al Glaciar Marcial es suave, pero a medida que subimos la pendiente es mayor. Continuamos hasta una zona donde comienza a haber nieve que dificulta la ascensión. Aquí encontramos unos argentinos muy simpáticos que también estaban de vacaciones en Ushuaia. Se podía ver todo el Canal Beagle, Ushuaia y todas las islas del canal, incluida la isla H. Debido a que había nieve y era nuestro primer día de viaje, decidimos no forzar mucho en la subida al Glaciar y bajar hacia Ushuaia.

Después de disfrutar un buen rato de la vista y la conversación con los argentinos, empezamos el descenso. Cogemos el camino de vuelta por el bosque en vez del camino por el que habíamos subido. Tiene zonas bastante embarradas pero es muy curioso el bosque porque las raíces salen del suelo y hace que se parezca un bosque tenebroso pero muy lindo. Llegamos al aerosilla y empieza a llover levemente pero pasó rápido ni mojó los chubasqueros.

En la base del aerosilla pedimos otro taxi en la boletería para volver a Ushuaia. El taxista nos da muchas vueltas para volver; así vemos más parte exterior de Ushuaia, el otro centro que quieren hacer.

Vueltecita por Ushuaia, y decidimos repetir menú basado en carne, cena en otro tenedor libre, que no fue tan bueno, pero tampoco estaba mal. Se llamaba La estancia, y aquí probamos otro Santa Julia pero de otro tipo de uva, éste vino está muy bueno. Nos cuesta 25 A$ el tenedor libre. Volvemos a nuestro B&B La Casa para dormir que mañana será un día duro en el P.N. Tierra de Fuego.

Lunes 9 de Enero de 2006 (Parque Nacional Tierra de Fuego)

Nos fuimos al súper La Anónima a comprar para hacernos unos bocatas y partimos hacia el Parque Nacional de Tierra del Fuego... sobre las 11:45 nos lleva un microbús (furgo) de la compañía Mi Destino.

Hay 2 recorridos largos para hacer el parque: uno interno y otro por la costa. En total son unas 7 horas pateando pero mereció la pena, lindo, bárbaro el bosque de lengas, comido y destruido por los castores y, toda la parte de la costa con lagos de color turquesa (del agua que proviene del glaciar), conejos y todo lleno de césped de ese que apetece tirarse por él.

Iniciamos nuestra primera ruta con el Sendero de la Pampa Alta y Rio Pipo, un recorrido de unas dos horas, en un bosque de árboles vivos con pelo (lengas) y árboles arrancados por los castores para hacer sus castoreras y protegerse de los posibles depredadores, pero se ha desproporcionado la cantidad de castores y, por tanto, los destrozos son numerosos. No interesa que haya mas crías y, ahora, incluso ofrecen pasta en Argentina y Chile por las colas de los castores.

El final del sendero llega a la Bahía Ensenada, un bello paraje con vistas a la isla redonda. Aquí comemos lo que habíamos comprado por la mañana. Continuamos por el sendero costero que discurre por toda la costa del P.N. Tierra del Fuego. Después de un tiempo bárbaro que hizo durante toda la mañana, comenzó a nublarse, a llover y un viento de fuerza considerable. La mitad de recorrido es por el bosque, éste nos resguardo de la lluvia y el mal tiempo.

Acabamos el sendero e iniciamos el sendero de la Isla. Es un recorrido muy lindo, todo el camino es verde y lleno de conejos. Además vemos varios tipos de aves.

Para finalizar hicimos el sendero de la Bahía Lapataia. Es un recorrido corto que lleva al mirador de Bahía Lapataia. Bajamos del mirador para finalizar nuestro recorrido.

Y por último, aligeramos el paso un poco para llegar antes de las 19h, donde a esa hora pasaba el bus de Mi Destino de vuelta a Ushuaia. Aquí empieza nuestro pequeño calvario con el bus de Mi Destino. Esperamos al bus de la 19h pero no aparece, estábamos tranquilos porque había otro a las 20h. Pero a las 20:30 no había nadie y el bus no aparecía. La temperatura estaba bajando por momentos y el viento era bastante fuerte y frío, estábamos pelados de frío y sin cobertura. Nos encontrábamos en la otra punta del Parque a más de 20 Km de la entrada. Decidimos empezar a andar por la carretera para ver si encontrábamos a alguien que nos sacase o, al menos, llegar a la Gendarmería del Parque. Por suerte, un microbús de otra compañía apareció y le dimos el alto para que nos recogiera. El conductor se apiadó de nosotros y nos subimos al bus, ya pensábamos que no salíamos de allí. Era una pareja, el conductor y su mujer, muy majos, él super-hablador y del Barça, y la mujer muy, muy callada; y los dos con manga corta (y nosotros con principio de congelación.... no nos hemos aclimatado todavía).

Después del cansancio de todo el día y de la experiencia de microbús nos fuimos directamente a cenar. No teníamos mucha hambre y fuimos al Tante Sara que se comía bastante bien y variado. Cenamos en la cafetería que más nos gusta, con el camarero que es muy majo y se acordaba de nosotros. Probamos la cerveza Quilmes por primera vez en Argentina, su país de origen.

Martes 10 de Enero de 2006 (Excursión 4x4)

Nos vienen a recoger al B&B La Casa, Chupe y Ana de la Compañía CanalFun para hacer una excursión con 4x4 por el Lago Fagnano. Excursión de todo el día en los 4x4, de Canalfun... con Chupe, toda una experiencia.

En el 4x4 íbamos con Bibiana, con la que coincidimos en la agencia dos días antes, y dos italianos muy cachondos, sobretodo Danillo. Bibi se pasó todo el día haciendo mate para Chupe, Ana y ella. Aquí también conocimos a la pareja de argentinos de Buenos Aires, muy agradables, que al día siguiente también marchaban hacia Calafate, para ir al Perito Moreno.

Pasamos por el paso de Magallanes junto al pico de 5 hermanos (y había 4 picos, uno se quedó sin él). Aquí nos desviamos al lago Escondido donde paramos 15 min. Continuamos hacia el lago Fagnano donde empieza la aventura 4x4. Nos meten por caminos llenos de barro donde los vehículos patinaban y se inclinaban una pasada. El 4x4 del Líder se quedo atascado en un barrizal y Chupe con una cuerda tuvo que sacar para poder coger la rodada buena. El recorrido también incluye meterse con el 4x4 por el lago. Las fotos son espectaculares.

Llegamos al refugio donde nos hacían una barbacoa de bife y ternera. La comida fue un pica pica de embutidos, papas, la ensalada de Ana y la carne argentina que esta bárbara. Todo regado con vino argentino que me está sorprendiendo por ser bastante bueno y agradable al paladar. Una vez comidos nos toca el retorno a Ushuaia.

Varias personas nos habían recomendado el Resto Tía Elvira por las centollas que servían y el pescado, así que decidimos seguir con nuestra parte gastronómica del viaje de la Patagonia. Marga probó la centolla al ajillo. La centolla venia sin la cáscara/concha, menos mal. Yo pedí un salmón al parmesano exquisito. Nos bebimos un tinto San Telmo, muy bueno como los anteriores que nos habíamos bebido.

Miércoles 11 de Enero de 2006

Partimos de Ushuaia hacia nuestro segundo destino. Avión hacia Calafate.

Tenemos un retraso en el vuelo (vuelo ARAU 2899 USH-FTE 11/01/2006 16:43 - 17:53) debido a que uno de los motores del avión tiene algún problema. Nos dicen que hasta las 19:15 no partiremos a El Calafate. Al final el motor se arregló milagrosamente y salimos a las 18:15. Que miedo!!!

^top

Días 6-8: El Calafate

DÓNDE DORMIR

Hostel del Glaciar Libertador
Av Libertador 587 - El Calafate
tel. 491792
Precio: Doble Compartida=7-9 € / Individual=30-61 € / Doble=38-68 €

DÓNDE COMER

Pura Vida. Libertador 1876 (Tel. 493356). Muy recomendado. Precio 30 A$.
La Lechuza. Libertador 1301 (Tel. 491610). Pizzeria. Precio 25 A$.

AGENCIAS

Hielo y Aventura. Av. del Libertador 935. Tel. (02902) 492205/492094. MiniTrekking sobre el Perito Moreno: 250 $.

TRANSPORTE

Trayecto: El Calafate - Río Turbio - Puerto Natales (Chile)

EmpresaRecorridoSalidaLlegada
Cootra Río Turbio Ltda.
Julio A. Roca N°1004 (Box n°6)
Tel. (02902) 491444
El Calafate - Puerto Natales
Puerto Natales - El Calafate
(1) 8.30 AM
(1) 8.30 AM
1.30 PM
1.30 PM
CalTur
Tel. (02902) 491842
El Calafate - Puerto Natales
Puerto Natales - El Calafate
(2) 8.00 AM
(3) 9.00 AM
1.00 PM
2.00 PM
Zaahj
Tel. (02902) 491631
El Calafate - Puerto Natales

Puerto Natales - El Calafate
(2) 6.00 PM
(4) 8.00 AM
(2) 9.00 AM
(2) 2.00 PM
11.00 PM
1.00 PM
2.00 PM
7.00 PM

(1) línea regular; pasa por Río Turbio (12.15 PM) los lunes, y por Cancha Carrera el resto de los dias.
(2) martes, jueves y sábados.
(3) lunes, miércoles y viernes.
(4) mièrcoles, viernes y domingos.

Precio $50 ida o $95 ida y vuelta.
Se puede enlazar para ir a P.N. Torres del Paine a las 14:30 --> Gomez (0056-61) 411 971; Buses J.B (0056-61) 412 824, o Buses Maria José (0056-61) 413 079.

ENLACES

- Secretaría de Turismo de El Calafate

Miércoles 11 de Enero de 2006

Llegamos a El Calafate y tenemos que preparar los próximos días de estancia tanto en El Calafate como en Chile. Salimos corriendo y conseguimos llegar a Calafate, y en media hora, más o menos, liquidamos el bus a Puerto Natales (en la estación de omnibus compramos los billetes para el Viernes 13/01 a Puerto Natales), la excursión de MiniTrekking sobre el Glaciar Perito Moreno, con Hielo y Aventura (250 pesos nada despreciables, pero que luego valió la pena) y el alojamiento (hospedería Los Glaciares- Libertador). Todo en tiempo récord.

Calafate es un bonito pueblo turístico, pero con buen gusto. Hasta llegar al pueblo con el taxi pasamos de estar al lado del lago Argentino, que es donde está el aeropuerto a un paisaje desértico. El Lago Argentino es el lago más grande de Argentina. Calafate tiene como atracción, en el Parque Nacional Los Glaciares, al glaciar Perito Moreno, que es donde hicimos el Minitrekking al día siguiente. Dimos un paseo hasta el final del pueblo, para ver el lago.

Intentamos cenar en Pura Vida, pero los miércoles cierra (en el Albergue nos lo recomendaron mucho). Mientras volvíamos hacia el centro vimos La Lechuza, una pizzería, y nos metimos ya que tenia muy buena pinta. Cenamos empanadas, ensalada y pizza. En un principio no íbamos a comer mucho, pero al ver las pizzas no pudimos contenernos a probarlas. También nos bebimos 2 litros de Quilmes, demasiado gas... Pero fresquita es muy rica.

Calafate también tiene el Pico Fitz Roy , pero es más para escaladores y no teníamos tiempo para ir. Aunque las fotos que hemos visto también tienen muy buena pinta.

Las siguientes dos noches dormimos en un Albergue, Hostel Los Glaciares- Libertador, que nos recomendaron en la empresa Hielo y Aventura, cerca de la calle principal de El Calafate. Es un albergue nuevo, todo de madera, que tiene habitaciones para dos personas y otras para más gente. Ponían una música chillout bastante buena.

Jueves 12 de Enero de 2006 (Mini-Trekking sobre el Perito Moreno)
Glaciar Perito Moreno
Glaciar Perito Moreno

Salimos hacia las pasarelas del Perito Moreno. Estuvimos 2 horas contemplando esta maravilla de la naturaleza. Vimos varios témpanos de hielo como caían al lago Argentino. El ruido es impresionante. Hay 3 pasarelas a distintos niveles, hicimos fotos de los desprendimientos del glaciar, es impresionante verlos y sobretodo el crujido, sin palabras.... No se puede explicar lo que estaban viendo nuestros ojos.

A las 16:00 tomamos el barco que nos llevaba a la zona del Minitrekking. Paseo en barca alrededor del Glaciar, hasta llegar a un refugio de Hielo y Aventura, paseo por un bosque, y antes de pisar el glaciar... nos pusieron los crampones para caminar por el hielo y pa' arriba. Estuvimos cerca de hora y media caminando por el glaciar viendo los agujeros que se forman debido al agua que corre por encima y por dentro del glaciar. También pudimos ver el tono azulado que tiene el glaciar. Es como estar en otro planeta, un planeta helado. Al final no ha ido tan mal. Costaba un poco más bajar las cuestas con los crampones, pero estuvo muy bien el paseo. Y ya cuando estábamos volviendo, sorpresa, en medio del glaciar había una mesa de madera con una cubitera, vasos de whisky y alfajores de chocolate. El hielo no había que sacarlo de la nevera, no hay mejor hielo que el del Perito Moreno. Muy bueno, se quedaron con nosotros...

Luego, fuera los crampones y ya de vuelta al refugio, coincidimos con una familia muy simpática, que viven en Puerto Madryn. Nos estuvieron contando cosas de la Península Valdés y Punta Tombo. Cogimos otra vez el barco y el bus para volver a El Calafate. Avisamos al conductor para que parase en el resto Pura Vida.

Después del Minitrekking entramos en este curioso resto que es Pura Vida. Es un local que no se puede describir pero encantador. De primero nos tomamos una picada de embutidos que era muy completita y buena. De segundo, nos comimos unas lentejas de la Abuela y un pastel de papas interminables. Es un restaurante muy relajante y que da muy buen rollo (casi chillout). Todo regado con otro buen vino, un San Telmo, of course, pero de otra variedad de uva.

Viernes 13 de Enero de 2006

Supermadrugón. Dejamos el albergue Hostel Glaciar y nos vamos pitando a la estación de autobuses, donde cogeremos el bus de la empresa Cootra, que nos llevará a Puerto Natales, ya en Chile.

A las 8h de la mañana sale el bus desde el Ómnibus hacia Puerto Natales. Es un viaje de más de 5 horas por carreteras de ripio y pasos aduaneros. El viaje es pesado, no hay vegetación, la estepa patagónica y la carretera de ripio nos vencen, y nos dormimos un buen rato. Después de 3 horas, paramos 10 minutos en una estación de servicio, en medio de la nada, un poco peliculera... y proseguimos el viaje hasta la frontera argentina y un poco más adelante hasta la frontera chilena.

^top

Días 8-11: P.N. Torres del Paine

DÓNDE DORMIR

Hostal Paulette
Esmeralda 556 - Puerto Natales (Chile)
tel. 412365
Precio: Doble con baño compartido: 10000 X$

Refugio Chileno
P. N. Torres del Paine

DÓNDE COMER

Casa Magna. Bulnes 370 (Tel. 410045). Barato.
Codigo Indigo. Ladrilleros 105 (Tel. 413609). Muy recomendado.
El Maritimo Costanero. Pedro Montt 214 (Tel. 414995). Pescado y marisco. Muy recomendado.

AGENCIAS

Pathagone. Eberhard 595, Puerto Natales. (56-61) 413290 Tel. (02902) 492205/492094. Gestionan las reservas de refugios, organizan excursiones y traslados al P. N.

ENLACES

- Turismo Comapa
- Torres del Paine y alrededores
- Visit Chile
- Guía de la Patagonia chilena

Viernes 13 de Enero de 2006

Y por fin, divisamos Puerto Natales, llegamos sobre la hora de comer y al bajar del bus, al buscar las maletas, nos encontramos con una pareja de chicos navarros, que nos dicen que ya tienen habitación cerca, que unos amigos suyos habían venido unas semanas antes, nos convencen por que nos dicen que el desayuno es muy bueno, y nos vamos con ellos. Ya no tenemos que buscar alojamiento para los próximos días...

Vamos al Hostel Paulette, habitaciones con baño compartido, bastante sencillo todo y viejo, pero estaba bien, sobretodo, por el precio. Nos cuesta 10.000 pesos la habitación/noche. El hombre, curioso, nos ha prometido unos super-desayunos, ya veremos.

El dueño nos estuvo explicando todas las rutas que se podían hacer por el Parque Nacional Torres del Paine. La verdad es que controlaba un montón, se nota que lleva muchos años orientando a los turistas que se alojan en el Hostel.

Comimos en el restaurante Casa Magna que nos recomendó el dueño del Paulette. El sitios estaba bien, pero nada del otro mundo. Barato y bastante abundante.

Durante la tarde nos dedicamos a preparar el itinerario de Torre del Paine y ver como lo podíamos hacer para aprovechar al máximo los dos días que íbamos a estar allí, damos un paseo y a comprar comida a un súper para las excursiones del Paine.

Preguntamos en la Oficina de Turismo y en Path@gone donde cogeríamos todos los recorridos. Ambos coincidieron con el mismo itinerario que nos indicó el hombre del Paulette.

En Path@gone reservamos una excursión Full day para el siguiente día, las literas en el refugio Chileno que hay cerca de las Torres del Paine y el regreso a Puerto Natales.

Después de todos los trámites, y una vez relajados... miramos algún sitio para cenar. En la guia Lonely Planet recomendaba un resto llamado Concepto Índigo. Resto rollo chillout con buenas vistas a la bahía Seno de Última Esperanza.

Llegamos al hostel y preparamos las mochilas que nos teníamos que llevar. El resto lo dejábamos en el Paulette hasta que volviéramos días después. Nos vamos a dormir porque al día siguiente nos recogen a las 7 de la mañana.

Sábado 14 de Enero de 2006 (Full Day Torres del Paine)
Cuernos del Paine
Cuernos del Paine

Otro día de madrugón. A las 7 de la mañana nos recoge Path@gone. Salimos desde el Paulette con Jacky, nuestra guía en el Paine. Jacky es una chavala joven y muy simpática. Los navarros también se van de excursión a Paine, pero no con nosotros, al final del día nos los encontraremos en el Refugio Chileno.

La primera parada es en la Cueva del Milodon. En esta cueva encontraron los restos de un animal prehistórico que se extinguió hace 10.000 años. Era una mezcla entre un burro, un oso perezoso y un dinosaurio. Lo peor, la reproducción de plástico. Visitamos la cueva, muy grande e iluminada, con estalactitas (pocas), y emprendemos la marcha hacia el Paine.

Dos horas después de ir por la pista de ripio llegamos al primer mirador del P.N. Torres del Paine en el lago Sarmiento donde ya podemos ver las Torres. La vista es espectacular y, a la vez, relajante. Continuamos por la carretera hasta lago Nordenskjold que el color de agua es un turquesa muy lindo. Está muy bien este lago, en las fotos ha quedado como de cuento de hadas y brujas... Increíble la visión desde aquí de las Torres y de los Cuernos del Paine.

Del mirador Nordenskjold fuimos al Salto Grande, precioso salto de agua con el fondo de los cuernos del Paine. Esta cascada conecta el lago Nordenskjold y el Pehoé. A la hora de comer paramos en la Hostería Pehoe donde pudimos disfrutar del paisaje del lago Pehoe.

Después de comer, y para terminar, fuimos al lago Grey, para ver los témpanos de hielo que desprende el glaciar Grey. Pasamos con la furgo por un puente bastante maltrecho, que estaban reparando. Era una playa enorme donde acababan los témpanos. A Jacky no le gustó mucho, porque decía que hacia un par de días que ella fue y no estaban, se está deshelando deprisa este año, y eso no es bueno. Aunque es un espectáculo genial con esos témpanos gigantes, que parecen islas; y los pequeñajos, que tienen diversas formas, algunos parecen animales.

Y aquí se acaba la ida por los Lagos del Paine, la excursión del Full Paine. Ahora toca volver, el grupo de nuestra excursión volverán a Puerto Natales, pero nosotros nos quedamos en Paine. El bus de Pata@gone nos dejó en la entrada de Laguna Amarga, un transfer nos acerca a la Hostería Las Torres, donde empezamos el duro ascenso hacia el refugio Chileno. Aquí nos encontramos con 2 americanos que también duermen en el Paulette. Habían subido y bajado a las Torres del Paine desde la hostería las Torres. Estaban un poco tirando a bastante cansados.

Primero debemos ir hacia la Hostería Las Torres, el bus nos deja en el albergue. En la Hosteria comienzan las 2h de recorrido. El inicio es una subida continua durante más de 1h. Después de 1h vimos el refugio Chileno donde llegamos bastante cansados después de todo el día y la subidita. Llegamos exhaustos al refugio. Nos registramos y cenamos una cena típica de refugio, sopa o especie de caldo de lentejas que nos vino muy bien, una especie de lasaña, contundente, como una suela de zapatos y una porción de tarta de coco. Y que sorpresa, aquí estaban la pareja de navarros, que subieron todo el camino y esa noche la pasaban acampados en el Camping Chileno.

Después de la cenita reconfortante, nos fuimos a dormir a las literas y con los sacos que nos dieron. A dormir y descansar, que al día siguiente hay que subir a las Torres del Paine, y será durillo también. Por lo que se ve, nevó, y llovió por la noche. Al principio de la noche hacia calor en la litera, pero luego refrescó bastante.

Domingo 15 de Enero de 2006 (Torres del Paine)

Nos levantamos por la mañana y fuimos a desayunar, el desayuno fue bastante completo (café un poco aguado, tostadas con huevos revueltos lo mejor, y una crêpe o panqueque que llaman ellos, con algo parecido a crema de leche... pero no se que es).

Una vez desayunados iniciamos la subida a las Torres. Al principio, la subida era fácil por el sendero que transcurría en el bosque hasta que llegamos a la bifurcación. La zona del bosque era bonita, y bastante fácil, una subidita, una bajada... te daba tiempo a recuperarte, no como el día anterior, que era todo super-subida.

Y quedaba la parte final, la subida a las Torres era sobre rocas que se habían generado por el glaciar original. Es una subida que castiga mucho las rodillas, es de unos 45 minutos por zona de piedras (de todos los tamaños).

Una vez acabada la subida, pudimos contemplar uno de los parajes mas hermosos que habíamos visto. Teníamos delante de nosotros las majestuosas Torres del Paine. En la base un lago que recoge el agua que cae de las cascadas y el deshielo de los picos de las Torres. Fue uno de esos momentos bucólicos que hacen que te sientas relajado ante toda esa maravilla. Nuestras retinas se habían inundado admirando esta maravilla de la naturaleza. Después de más de media hora contemplando este lugar tan idílico y reponer un poco las fuerzas, hacer fotos para recordar esta visión, iniciamos el descenso, quizás más complicado que la subida. Al igual que la subida, el descenso fue laborioso por las rocas de la parte inicial.

Después de un buen rato de bajada llegamos otra vez al refugio Chileno. Aquí nos tomamos unas cervezas que nos teníamos bien merecidas. Descansamos, disfrutamos la cerveza fresquita, recogemos las mochilas, nos despedimos de la gente que curra en el refugio, muy majos e iniciamos el descenso a la hostería Las Torres, mucho más fácil que el ascenso. En poco tiempo llegamos al punto donde teníamos que coger el bus para salir del parque.

Pasamos una hora allí hasta que pudimos salir del parque, en el bus lanzadera. Aquí nos esperaba el bus que nos lleva a Puerto Natales, en el que dos horas mas tarde llegaríamos. El bus nos deja en nuestra casa, Paulette, donde nos han cambiado de habitación, bastante confortable. Aunque con lo cansado que estábamos como si nos ponen en el suelo.

Salimos deprisa para ir a cenar, y nos vamos al Maritimo, también con excelentes vistas de la Bahía Seno de la Esperanza. Cenamos una sopita y una ensalada de tomates. Probamos unos ostiones, que no teníamos ni idea de lo que eran. Preguntando nos dijeron que eran una especie de vieiras, muy buenos, aunque había muchos. Los probamos al ajillo y al Parmesano. Acabamos de cenar nuestro respectivo postre, y nos fuimos hasta Paulette a dormir. Estábamos muy cansados, y al día siguiente hay que madrugar otra vez para volver al Calafate. Cuando volvimos al hostel, recuperamos las mochilas que dejamos cuando nos fuimos a Paine, duchita reconfortante y a dormir.

Lunes 16 de Enero de 2006 (Retorno a la Patagonia Argentina)

Desayunamos en el Paulette bastante bien (huevos revueltos, tostadas, café y zumo), y vamos corriendo para coger el bus Cootra, que nos llevará hasta El Calafate.

Esta vez vamos en el bus grande no como en la ida que fuimos en el micro. El conductor del bus es un cachondo no para de bromear con el pasaje. Como la ida nos tocan otras 5 horas de carreteras de ripio y aduanas. Llegamos al mediodia a El Calafate.

Justo al llegar, bajamos las escaleras desde la parada del Omnibus y ya estamos en la calle principal, donde nos metimos en el primer sitio que nos gustó. Era un sitio muy curioso, porque era un bar-tienda de chocolates, mermeladas, vinos y también vendían ropa y regalos típicos de la zona, todo en madera. La verdad es que era bonito. Comimos una ensalada Arcoiris que tenía salmón ahumado y una ensalada del Chef más un megasandwich de jamón y queso.

Llegábamos tarde al embarque y el taxista que nos llevaba puso el turbo dirección al aeropuerto, que está lejillos de El Calafate. Llegamos bien, por los pelos. Aunque con 40 minutos de antelación, no hubo problema para hacer el check-in. Además el vuelo tenia retraso (vuelo ARAU 2805 FTE-REL 16/01/2006 19:18 - 20:56). Volamos de El Calafate a Trelew, nuestro próximo destino. A Trelew, llegamos bastante tarde, sobre las 21h.

^top

Días 11-13: Península Valdés

DÓNDE DORMIR

City Hotel
Rivadavia 254 - 9100 Trelew
Telefax (02965) 433951 y 433952
Precio: 70 A$

DÓNDE COMER

Margarita Resto-Bar. Fontana 19 - Trelew. Barato.
El Viejo Molino. Av. Gales 250 (Tel. 428019). Normal.

AGENCIAS

Tito Bottazzi. Complejo La Torre, Boulevard Brown, Local 5 (Tel. 02965 474110). Terminal de Ómnibus de Puerto Madryn Local 31 (Tel. 02965 458223).

TRANSPORTE

Mar y Valle. Terminal de Ómnibus de Trelew. Precio 6-7 A$ Trayecto.

Lunes 16 de Enero de 2006 (Retorno a la Patagonia Argentina)

En Trelew tomamos un taxi para que nos lleve al hotel. A Jose, que era el nombre del taxista, le comentamos si le interesaba llevarnos a Punta Tombo el miércoles 18. A lo que nos respondió que si. Nos dejo el celular suyo y el de su jefe, Carlos. Nos dijo que ir a Punta Tombo seria unos 150 A$. Quedamos en llamarlo al día siguiente para concretar hora para llevarnos y traernos, y poder ver los pingüinos, es la única manera de poder verlos.

Trelew no tiene nada que ver con El Calafate, sin ningún encanto. Bastante desierta, como ciudad no nos gustó nada.

Dejamos las cosas en el Hotel City, bastante viejo, con humedades, y después nos vamos a cenar en el único sitio que encontramos abierto alrededor del hotel, en Margarita Resto-Bar. No sabíamos el nombre, pero tenia una margarita gigante... y lo bautizamos como Margarita. Es rollo pub irlandés, pero más cutre. Nos pedimos una picada, nada que ver con la de Pura Vida de El Calafate, y cerveza Heinekken. Pero tampoco estuvo mal la cena. Después de todo el día estábamos muy cansados y con poca gana de comer.

Nos vamos al hotel, duchita, y a dormir que al día siguiente hay que estar a las 6:45 en la estación de ómnibus de Trelew, que hemos visto antes de ir a cenar, a un cuarto de hora del hotel (más o menos). Aquí tomaremos el bus hasta Puerto Madryn, una horita, y a las 8 nos esperará una furgo para hacer la excursión por Península Valdés.

Martes 17 de Enero de 2006 (Península Valdés)

A las 6:15 salimos del hotel con las medialunas que nos habían dado para desayunar. Tomamos el bus de la compañía Mar y Valle que nos llevara a Puerto Madryn. Llegamos a las 8h desde Trelew, una horita de camino. Aquí nos esperaba un micro para hacer la excursión de Península Valdés.

Nuestro conductor y guía son Mauro y Martín, nos acompañaron al micro. Nos estaban esperando, la furgo ya estaba completita. Emprendemos nuestro full day por Península Valdes.

Puerto Madryn y Península Valdés (Reserva faunistica de Península Valdés) están lejillos también. Llegamos al parque Municipal, no es natural, y comenzamos a adentrarnos a la isla del amor, como la bautizamos, porque aquí vienen todos los animales a reproducirse, debe ser el aire (pingüinos, ballenas, leones marinos, elefantes marinos,... todos).

La primera parada dentro del parque es en el Centro de Interpretación del P.N. Península Valdés. Tiene un mirador, pero la verdad es que no hay buenas vistas. Había una exposición de la fauna del Parque. Incluye el esqueleto de una ballena joven con un ejemplo de las barbas que utiliza para comer. Impresiona el animalito, y eso que es una cría. Aquí hay paneles de información de la fauna de la zona. Bastante interesante la vida de los elefantes marinos (llegan a 1.500m de profundidad y aguantaban bastante, creo que eran 90 minutos y con sólo 3 minutos, podían volverse a sumergir. También se les llama emergentes marinos. Esto me sorprendió mucho, ya que no me esperaba esta vida excitante de los elefantes). Martín, el guía, nos explicó también que vivían unos 15 años y que cuando llegaban a su plenitud disfrutaban de 3 o 4 años de orgías sexuales, pero que la última debían guardar fuerzas porque sino morían en el camino de vuelta.

Después del centro interpretativo, fuimos a Puerto Pirámides, donde nos dejan abandonados ya que el resto del grupo toma un safari acuático. Puerto Pirámides en realidad no es nada, una playa donde los argentinos vienen a tomar el sol. También es el puerto donde parten las embarcaciones que hacen avistamiento de ballenas o hacen submarinismo.

Sobre las 12:30 llegó el grupo y seguimos el recorrido. Llegamos a la zona donde están los lobos marinos. Ahora es época de apareamiento, por lo que están en plena orgía. Los lobos machos tienen harenes de hembras y, constantemente, se pelean por las hembras apartándolas para que el otro macho no se la arrebatase. También vimos infinidad de cachorros de lobo marino. Según el guía, cada época de apareamiento nacen unos 3.000 cachorros. Lo que no vimos es una Orca acercarse a la orilla para cazar un lobo marino. Era todo un espectáculo ver cómo se peleaban los machos, y cómo el macho apartaba a la hembra que le gustaba para aparearse, se lo montaban, juntan sus barrigas, y el macho le introduce un no se qué que fecunda a la hembra, y luego gritos de apareo y a descansar... después del exhausto esfuerzo. Y todos, dale que te pego... y algunos repetían varias veces.

Volvimos al micro y allí vimos un bicho curioso, el armadillo que parece a las palomas de la Plaza Catalunya, sale a ver si le dan de comer pan y otras cosas, aunque no está permitido. Es un curioso animal, nunca habíamos visto ninguno. El siguiente punto del recorrido es una pequeña pingüinera, cerca del norte de la Península, donde vimos nuestros primeros pingüinos Patagónicos. Los tíos estaban inmóviles sin pestañear. Algunas hembras limpiaban y rascaban a sus crías. Es una sensación diferente ver a los pingüinos en su hábitat y no en el zoo.

La última parada era para ver a los elefantes marinos. Son unos animales enormes, unas moles de toneladas, pesados y bastante torpes en tierra, que estaban durmiendo todo el rato, en la orilla. Y no se mueven nada... curiosos animales. El guía nos comenta que pueden llegar a sumergirse hasta 1500m de profundidad, cosa que ya habíamos leído en el Centro.

Después de observar los elefantes marinos iniciamos el retorno a Puerto Madryn. Aquí acaba la excursión a Península Valdés. Volvemos a Puerto Madryn, y luego tomamos el bus que nos llevará otra vez hasta Trelew, donde estamos durmiendo. Cuando llegamos llamamos a Carlos para quedar en la hora que íbamos a salir hacia Punta Tombo al día siguiente.

Después de la paliza que nos hemos metido hoy, nos merecemos cenar en un sitio mejor que el del día anterior. El libro de Argentina habla bien del Resto El Viejo Molino. Es un viejo molino reformado y convertido en restaurante. Cenamos un plato de carne, que debieron hacerla más porque estaba cruda y tagliatelli que estaban un poco duros. El vino era un Terrazas de los Andes, altitud 1047, estaba bueno.

Miércoles 18 de Enero de 2006 (Punta Tombo)
Cría de pingüino en Punta Tombo
Cría de pingüino en Punta Tombo

Carlos, el taxista jefe de Jose, nos recoge a la 7h en el hotel para dirigirnos a Punta Tombo. Con nuestros croasancitos en el taxi, Carlos no quiso, desayunamos camino a Punta Tombo. Después de más de una hora y media, casi 2 horas, llegamos a la Reserva.

Al ser casi las 9h de la mañana somos los primeros visitantes, yo creo que ni los pingüinos estaban despiertos.

La sensación es indescriptible, hay miles y miles de pingüinos danzando a sus anchas. Se cruzan por tu camino, te miran y nosotros los miramos, se quedan inmóviles a nuestro lado y la forma tan graciosa de caminar. Estuvimos una hora recorriendo el camino marcado, rodeados de pingüinos hasta que vimos que llegaban los primeros autobuses. Nos habían dicho que la noche pasada atracó un crucero de lujo con 1.800 pasajeros que seguramente vendrían a Punta Tombo. Pudimos disfrutar solos de los pingüinos, había muchos, por todos lados. Algunas crías con pelo, otros más grande, otros andando graciosamente por nuestro camino... rebuznan, parecen burros, y las crías siempre están pidiendo comida.

Fuimos a buscar a Carlos para irnos al aeropuerto. A las 10h tomamos el auto y no dirigimos hacia el aeropuerto. Llegamos al aeropuerto sobre las 12h, y nos despedimos de Carlos. Cafetito, pagar tasas (6 A$), y vuelo a Bariloche; donde queríamos alquilar un coche y largarnos al Bolsón. Tomamos el vuelo que nos llevaba a nuestro último destino (vuelo AR 1800 REL - BRC 18/01/2006 14:05 - 16:30 con escala en Esquel).

^top

Días 14-20: El Bolsón - Bariloche

DÓNDE DORMIR

Albergue Hostel Gaia
Km 117,5 - El Bolsón
Telefax (02944) 492149
Precio: 13 A$ por persona (15 A$ con ropa de cama y toallas).

Ribera del Bonito
Azaleas 33 - Villa la Angostura
Telefax (02944) 475457
Precio: Estaba bien. Incluye desayuno. Muy recomendado.

DÓNDE COMER

Jauja. Av. San Martín 2867 - El Bolsón (Tel. 492448). Muy recomendado.
Cerro Lindo. Av. San Martín 2534 - El Bolsón (Tel. 492899). Muy recomendado.
La Cocina. Sarmiento 2434 - El Bolsón (Tel. 491453). Muy recomendado.
Deck 56. Av. Arrayanes 5775. Pto Manzano - Villa la Angostura (Tel. 02944 494127). Normal.
La Buena Vida. Av. Arrayanes 167 Local 4 - Villa la Angostura (Tel. 02944 495200). Muy recomendado.
La Alpina. Perito Moreno 98 - Villa la Angostura (Tel. 02944 425693). Normal.
Heladería Jauja. El Bolsón, Bariloche, Villa la Angostura. Helados impresionantes. Muy recomendado.

ALQUILER DE COCHES

Europcar. 12 De Ooctubre 875 - Bariloche (Tel. 02944 456594) y Aeropuerto de Bariloche (Tel. 02944 422146).

ENLACES

- Bariloche
- San Martín de los Andes

Miércoles 18 de Enero de 2006

Una vez aterrizados empezaba la búsqueda de un coche de alquiler. En el aeropuerto, miramos en las 3 empresas de alquiler de coches y no tenían ninguno. Además, nos dijeron que estaban desbordadas las empresas de alquiler. Visto el panorama tuvimos que ir a Bariloche a probar suerte. El taxista nos llevo a un sitio que tenía disponible, pero la categoría del coche era muy cara. Continuamos nuestra peregrinación por Bariloche en busca de coche. Después de estar un buen rato y no conseguir encontrar uno, empezamos a estar un poco desesperados. La cosa se complicó cuando recorriendo toda la Av. Mitre no había ni un coche en todo Bariloche para alquilar.

Nos fuimos a la Oficina de Turismo que había en el ACA. Aquí ocurrió el milagro, acababan de anular la reserva de un coche. Al final, tuvimos coche. Un VW Fox de color gris plata.

Después de todo el papeleo nos fuimos hacia El Bolsón. Nos quedan unos 100 Km por bajar. En El Bolsón nos encontramos con la segunda sorpresa del día, todo está lleno. Probamos con La Posada de Hamelin, pero rápido vimos que la cosa estaba muy jodida. Probamos primero en los sitios que nos apetecía, pero nada.... El Bolsón está ocupado. Preguntamos en algunos más, pero nada. Fuimos a la Oficina de Turismo de El Bolsón para que nos orientasen un poco sobre la disponibilidad, nos dan un listado de lugares y nos dirigimos hacia la Villa, para ver estos sitios donde aún les consta que hay sitio, a ver si haya suerte.

Nos mandaron al albergue Altos del Sur ubicado en Villa Turismo, al norte de El Bolsón. Las chicas que lo llevaban muy muy amables, me hacen caso, les daríamos un poco de pena los 2 españolitos sin casa para dormir y llamaron a varios sitios; pero finalmente nos consiguieron sitio para dormir en el Albergue Gaia, donde nos guardaron 2 sitios, para 2 españoles. En la otra punta del Bolsón, y donde pasaremos nuestras 4 siguientes noches.

Ya era de noche y llovía cuando volvimos a hacer todo el camino que nos había llevado hasta Altos del Sur. El Albergue Gaia esta en el Km. 117,5 en la entrada de El Bolsón viniendo desde Bariloche. Por fin, llegamos al Gaia. Nos dijeron las camas que teníamos asignadas y nos dieron sábanas, manta, toallas y jabón. La persona que nos recibió era un encanto de hombre, un poco desastre y desorganizado, pero muy cachondo.

Una vez terminado todo el tema de coche y alojamiento, nos merecíamos una buena cena. El libro de la Lonely Planet recomendaba el Restaurante Jauja y la heladería contigua que tenían unos helados de impresión. Cenamos en el Restaurante Jauja, un restaurante muy bonito, agradable, y la comida y todo muy bueno... un lugar donde estás relajado y muy a gusto. La verdad es que repetimos otras veces, porque nos gustó mucho. Al lado venden helados artesanos, que tienen mucho éxito, la guía no se ha equivocado. Probamos la cerveza artesanal de El Bolsón, de frambuesa y una cerveza rubia.

Jueves 19 de Enero de 2006 (El Bolsón)

Nos levantamos y después de la necesaria ducha de por la mañana (la noche anterior había sido imposible), nos fuimos otra vez al Restaurante Jauja pero esta vez a desayunar. Estaba bien, zumo, café con leche y medias lunas. La marca Deligru de zumo de naranja es buenísimo. Una vez con el estomago lleno, nos fuimos a hacer el recorrido que teníamos previsto, ir por la zona de El Bolsón.

Tomamos el VW Fox y nos dirigimos hacia la cascada Mallín Ahogado. Tuvimos que pagar el aparcamiento, 1 A$. Nos fuimos hacia la cascada. Bajamos un caminito que nos llevaba a la base de la cascada. Era un lugar un poco apartado donde caía un montón de agua que continuaba por un pequeño río. Estuvimos viendo como bajaba el agua y haciendo una cuantas fotos. Después de un rato embobado mirando la cascada, subimos otra vez hacia el aparcamiento, parándonos en un pequeño mirador a media altura con una silla de madera muy original.

Seguimos nuestro recorrido hacia la Cascada Escondida. Como en la anterior hubo que pagar una pequeña cantidad, 1 A$, para hacer el recorrido. La cascada tenía más altura, pero baja menos agua, no por ello tan espectacular como la anterior. El camino estaba bastante embarrado de las lluvias que había habido días atrás. Llegamos a la base de la cascada donde continuaba un pequeño río entre árboles en la orilla. El camino subía hacia la parte superior de la cascada donde había un par de miradores donde se podía ver la caída de agua. Terminamos el recorrido en el mismo sitio donde habíamos comprado el boleto. Para no variar nos reconocieron como españoles.

Nosotros seguimos a lo nuestro y nos dirigimos hacia la Cabeza del Indio. Durante el trayecto nos paramos en los miradores que nos mostraban una fantástica panorámica del valle y las montañas que había alrededor de El Bolsón. El día estaba totalmente despejado y nos permitía ver hasta el Lago Puelo, y las montañas nevadas al fondo, el río serpenteando, un gustazo para los ojos poder contemplar todo el paraje. Tomamos el VW Fox de nuevo y para la Cabeza del Indio, un paseo genial. Otra vez hubo que pagar para hacer el circuito. El camino estaba chulo por el borde de la montaña, luego por el pequeño bosque, hasta que llegamos a unas escaleras de madera que nos llevaban al lugar donde ya veríamos la Cabeza del Indio. Se podía distinguir perfectamente, la frente, la nariz, la boca y la barbilla en el borde de la montaña con el fondo del valle. Continuamos por una pequeña senda que transcurría por el borde y que tenía unos cables para agarrarse y no caerse para abajo. Seguimos el recorrido que nos llevaba encima de la Cabeza donde nos quedamos sentando en unas rocas disfrutando de las vistas del valle y la tranquilidad del lugar.

Ya eran cerca de la 14h y los estómagos empezabas a quejarse. Bajamos el camino que nos llevaba de nuevo al aparcamiento y nos fuimos hacia El Bolsón. Miramos nuestra guía Lonely Planet para ver donde comíamos. Vimos que habla muy bien del restaurante Cerro Lindo y para allá fuimos. Tuvimos que esperar un poco para que nos dieran una mesa. El restaurante se parecía mucho al Jauja, yo diría que son del mismo dueño porque la decoración, el ambiente y el trato eran muy parecidos. Aquí comimos una tostada caprese y bife de chorizo que estaba muy bueno. Aquí probé el otro tipo de cerveza artesanal de El Bolsón, la negra.

En el restaurante se nos fue el santo al cielo y tuvimos que salir corriendo para poder ver un poco del famoso mercadillo de El Bolsón. El Mercadillo era bastante grande para lo pequeño que es El Bolsón. Habían cosas muy chulas, entre colgantes, anillos, artesanía de la zona. La verdad es que había de todo y, además, hecho a mano.

Nos fuimos a tomar un café al Café Resto El Bistro Morena para hablar de cómo lo haríamos. Nos pedimos un cortado con leche natural y un cortado normal, hasta aquí todo bien. Después de más de 10 minutos, la camarera trae el cortado con leche natural y un café solo hasta arriba de la taza. Le comento que yo quería un cortado. La camarera se va para la barra, y yo estaba mirando a ver que hacia con mi cortado. Veo que añaden la espumilla de la leche para esconder que debajo solo hay café y me lo traen, yo flipo. Lo remuevo para comprobarlo y solo era café. Vuelvo a indicar a la camarera que era un cortado y que la taza solo tiene café. Se lo vuelve a llevar, y no me podía creer lo que estaba viendo, otra vez me añade mas espuma de leche y me lo trae, increíble. A mi este cortado ya se me había atragantado, seguía siendo café, me acordé de toda la familia y antepasados de las dos camareras. En fin después de la situación del cortado, nos fuimos al súper La Anónima para comprar algo para desayunar y comer los próximos días ya que lo tendremos que hacer sobre la marcha.

Acabamos todas las gestiones de la tarde y nos fuimos al Albergue para ducharnos. Ya relajados después de la ducha, nos fuimos a cenar a otro restaurante que recomendaba el libro y que también nos iba. Seguíamos las recomendaciones bastante fielmente, sobretodo en las comidas. El libro de Lonely Planet recomendaba el Resto La Cocina, restaurante que frecuentan los habitantes de El Bolsón. Es un restaurante con 2 super-árboles incrustados que sobresalían por el techo, muy casero y familiar. El sitio parecía un bar de barrio con solera pero muy curioso, yo diría que el sitio era chulo, pero las mesas muy cutres. Lo lleva una familia al completo, los padres cocina y mandan, y los hijos son los camareros. A nosotros nos atendió un chavalín muy simpático y, a la vez, un poco tímido. Nos explicó la diferencia entre las salsas: chimichurri (picante) y salsa criolla (muy suave). De la carta que nos dio hubo que quitar la mitad de las cosas porque no había, la madre le iba diciendo al chico de esto no hay de aquello tampoco. Al final, elegimos lo que pudimos dentro del menú reducido que había esa noche. De primero una ensalada de tomate y de segundo carne que se encargaba de hacer el padre, y que tenia muy buena pinta cuando entramos. La verdad es que estaba todo muy bueno. el vino creo que era un San Telmo, pero no me acuerdo. Siempre nos ponen un cestillo de varias variedades de pan, y un mejunje para untar en el pan, que siempre está muy bueno; pero nunca sabemos que es.

Después de la cena nos apetecería uno de esos helados que tiene la heladería del Jauja Nos comimos un cucuruchito de chocolate chip y arándanos, y mascarpone y chocolate crujiente. Impresionantes.

Corriendo al coche... que frío... y vuelta al albergue, que al día siguiente nos espera Esquel y el bosque de los Alerzales milenarios. Llegamos al Albergue y había una fiesta montada en el comedor con música, risas, juegos. La música era muy buena, The Cure, Depeche Mode, Dido y otros por el estilo. Lastima que al día siguiente teníamos que levantarnos muy temprano para ir al P.N. Los Alerces. Nos vamos a dormir!!!! Más bien a intentar dormir

Viernes 20 de Enero de 2006 (P.N. Los Alerces)

Desayunamos en el albergue, tempranito, antes de dirigirnos al P.N. Los Alerces. El desayuno es el zumo y las galletas que habíamos comprado el día anterior en el super La Anónima.

Emprendemos la marcha hacia Esquel, a unos 180Km al sur de El Bolsón por carretera Asfaltada para ir al Parque. Pensamos en ir a Trevelín, pero luego no nos dará tiempo, lo descartamos. Por aquí pasa La Trochita, el viaje expreso patagónico, que nos cruzamos antes de llegar al parque.

Después de 2 horas conduciendo llegamos a la entrada sur del P.N. Los Alerces (cipres patagónico, árbol parecido a las secuoyas gigantes de California, que crece en los bosques templados del sur de Patagonia). Allí pedimos información sobre recorridos por el parque. El guarda parque se parecía al guarda que vigilaba al Oso Yogui en el Parque de Yellowstone. La parte mas visitada era la Pasarela del Río Arrayanes y el Bosque de los Alerzales Milenarios.

Empezamos el recorrido por la carretera de ripio que bordea el Lago Futalaufquen. Un lago muy bonito que se permitía bañarse ya que el agua estaba muy calmada. Lo curioso es que estaba plagado de campings para quedarse a dormir cerca del Lago, muy diferente a los parques catalanes que no hay muchas zonas habilitadas para acampar.

Después de un buen rato recorriendo el lago llegamos al aparcamiento de la Zona de la Pasarela de Río Arrayanes, que también se paga. La Pasarela era una gran estructura metálica para poder cruzar el río Arrayanes y dirigirse al Lago Menéndez donde parte el barco hacia el Bosque Milenario. El camino transcurría por un bosque de coihue, niñe, lenga, cipreses y alerces muy chulo y tranquilo. Se podían leer rótulos informativos que explicaban datos sobre la fauna y flora de la zona. Sobretodo al principio está bien explicado, como si fueras un niño. Al final de este paseo por el bosque, llegamos a un pequeño puerto, el Paso de Arrayanes, desde donde zarpa el barco que te lleva al bosque de alerzales.

Cerca de las 13h llegamos a este embarcadero. Ya había gente esperando para el barco de las 14h. Buscamos un sitio en el embarcadero para comer un poco y echar una siesta hasta que llegase el barco. Se estaba tremendo allí tumbado tomando el sol y durmiendo hasta que apareció el personal de la empresa del barco para que despejásemos el muelle ya que, como habíamos visto en un cartel, no se podía estar allí. Empezaron a preparar el embarque. Había mucha gente que ya tenia el pasaje comprado en Trevelin y otros, como nosotros, que no teníamos nada. Nos apuntamos a la lista para ver si podíamos entrar en el barco.

Al final, no hubo suficientes pasajes para todos y no pudimos embarcar. El siguiente barco salía a las 16h y la excursión duraba 3 horas, saldríamos del parque mas tarde de las 19h y hay un buen cacho hasta El Bolsón, así que decidimos acabar de recorrer la zona y luego intentar ir al Lago Puelo que esta cerca de El Bolsón. Nos paramos un rato en una orilla muy linda del Lago Menéndez y disfrutar del paraje que teníamos delante, relajarnos y, en mi caso, probar si estaba muy fría el agua del lago.

`

Y continuamos el recorrido que acababa en el aparcamiento donde nos esperaba nuestro VW Fox después de volver a pasar la pasarela. Llegamos al mismo puente y salimos por la parte de arriba del Parque Nacional Los Alerces. Nos quedan muchos kilómetros de ripio, hasta aburrir. La vuelta hacia El Bolsón la hicimos saliendo por la Puerta Norte del Parque para no volver a recorrer el mismo camino. Seguimos siempre la misma carretera de ripio ya que por la dirección que llevábamos, en algún momento, nos cruzaríamos con la carretera asfaltada procedente de Esquel. Después de mucho rato llegamos al cruce que tanto estábamos esperando.

Volvemos hacia el Bolsón, no nos da tiempo de ir al Bosque Tallado, en otra vida; pero decidimos ir al Lago Puelo, llegamos y esto parece que estamos en Castefa. Está abarrotado de gente el lago, incluso el embarcadero. Aquí también pagamos. La orilla esta llega de argentinos tomando el sol y bañándose, menos mal que es un Parque Natural.

Nos fuimos a una cafetería que había a tomarnos un cafetito, un buen café y buena música con vistas al lago. No nos queríamos ir sin ver algo del Lago, así que nos fuimos a ver el delta del Río Azul pero tampoco era una maravilla. Vimos un pequeño bosque de pitrantos o pataguas, un árbol que crecen en terrenos inundables. Se podía ver como el agua del lago les cubría parte del tronco. Fuimos a un mini mercadillo que había en el aparcamiento pero no nos llamo nada la atención. Tomamos el coche y para El Bolsón, ya no hay más que ver en el Lago Puelo.

Nos duchamos en el Albergue Gaia y partimos a El Bolsón para ir a cenar. No sabíamos de otro sitio que estuviera bien, a parte de uno que era de carne, y no nos apetecía cenar carne. Después de tantos días por allá comiendo carne te apetece hasta comer pescado y eso que no soy muy de peces, manda huevos. Después de darle vueltas, decidimos repetir en el Resto Jauja que tenía bastante variedad. Como la otra noche, la comida muy buena pero yo tenia el antojo de tomar un postre. Como que el camarero era muy simpático, le pregunté que me recomendase un postre que estuviera y el muy bestia me dijo la Copa Jauja. Eso no era una copita era un peazo copon helado con arandanos, vainilla, chorritos de chocolates y no se cuantas cosas mas, espectacular, casi me sale el postre por las orejas.

Ya estamos cansados, nos vamos al albergue. Esta noche el Albergue Gaia estaba más tranquilo. La música era la de la noche anterior pero el volumen un poco más bajo.

Sábado 21 de Enero de 2006 (Cascada Los Alerces y Tronador)

Como casi todos los días a las 7:30 de la mañana sonaba el gallo del despertador. Desayuno rapidito en el albergue, como el día anterior y tomamos el coche hacia La Cascada Los Alerces y el Tronador.

El primer punto de parada era la Cascada Alerces. Llegamos al control de acceso del P.N. Nahuel Huapi pero no había nadie; llegamos demasiado temprano, sobre las 8:20 y está cerrado. Miramos para ver si veíamos a alguien pero no, por lo que no pagamos la entrada al parque.

Decidimos entrar porque hay unos horarios de ida y de vuelta a La Cascada y horarios al Tronador. A la Cascada de Los Alerces: Ida: 8 a 10:15, Vuelta: 11:15 a 13 h., doble mano: de 14 a 17h.

Así que nos adentramos en el ripio y llegamos a la cascada, dejamos el coche en el parking y caminamos 5 minutillos, la cascada está cerca. En el aparcamiento de la Cascada Alerces tomamos el sendero que iba junto a la orilla del río hasta que, después de bajar unas escalinatas de madera, llegamos a esta linda cascada por la que bajaba una cantidad de agua impresionante. De la fuerza del agua se podían ver dos arcos iris bien claro. El sitio es espectacular. Acompañando a la Cascada Alerces había otra pequeña cascada muy linda. Nos quedamos allá un rato deleitándonos con la visión relajante del agua cayendo por la cascada. La foto de rigor a las dos cascadas, y nos volvemos hacia el coche. Volvimos por el mismo sendero que nos había conducido hasta la cascada. En el aparcamiento había un hostel con cafetería que habría a las 10h.

Entramos en la cafetería y una niña muy guapa y simpática nos hizo de camarera. Nos recomendó una torta que hacia su abuela que estaba muy buena. Nos tomamos un café con leche y la torta de la abuela. La niña se quedó con nosotros hablando. Otra mesa dejó un peso de propina y la niña se puso la mar de contenta por el peso que habían dejado. Supusimos que no era habitual dejar propinas en esa cafetería. Después de acabarnos los cafés, pedimos la cuenta y, como somos más generosos que los de la otra mesa, dejamos 2 pesos a la niña. Nos despedimos de la niña y continuamos nuestro recorrido hacia el Cerro Tronador.

El camino que nos llevaba al cerro Tronador era bastante complicado de conducir con muchos agujeros, zonas encharcadas, gravilla, de todo lo que se puede encontrar en una pista forestal estaba allí. El horario al Tronador es: Ida: 10:30-14, Vuelta: 16-18h., doble mano -> 19:30 -21h.

Vamos camino al Tronador, por el camino hay algún mirador al lago, mejor, alguna paradita para estirar las piernas. Antes era el lago Guillermo, ahora es el Mascardi, por nuestra pista de ripio de un solo sentido hasta Pampa Linda, y de allí hasta el Ventisquero Negro y las bases del Tronador.

Primero vamos a la Base del Tronador (3554 m.), una montaña negra que se deshiela y tiene muchas cascaditas de deshielo. Llegamos a la base del cerro Tronador a la hora de comer. Agarramos el pan y el embutido que teníamos, y comemos en unas mesas que había en una zona de picnic, más o menos al solecito. Seguimos el sendero que nos lleva a la zona más cercana al cerro Tronador, donde pudimos ver una cascada que caía casi desde la cima del cerro. Se podía observar la cantidad de nieve que tiene el glaciar que todavía persiste. La gente se sentaba en las piedras para quedarse ensimismados viendo el paisaje. La verdad es que la altura desde caía la cascada era espectacular. Después de un ratito viendo el cerro Tronador, recorrimos el sendero de vuelta hasta el aparcamiento para ir a ver el Ventisquero Negro. Bajamos del coche y nos llevamos la gran sorpresa del día. No sabíamos donde estábamos si en Marte, la Luna o la Tierra. El paisaje era muy diferente al que hacía 10 minutos estábamos viendo y del que habíamos visto en la Patagonia. Parecía que estuviera en una película de ciencia ficción en otro planeta. El Ventisquero Negro en realidad es un glaciar negro provocado por la roca volcánica del cerro Tronador que mezclado con la nieve hacían que el glaciar fuera de ese color. La lengua acababa en un lago de color beige con trozos del glaciar flotando. Espectacularmente lindo. Vaya sorpresa. Parece un paisaje lunar, al fondo la montaña negra con pequeñas cataratas que caen del volcán extinto. Es una pasada, es como una laguna de agua sucia, color marronoso con témpanos de todos los tamaños de color NEGRO, témpanos negros, un contraste increíble. Esto deducimos que era porque el glaciar al deshelarse se lleva los sedimentos de la montaña, que es negra, y queda este inhóspito paisaje, increíble paisaje. Después de quedarnos embobados volvimos al coche e iniciamos nuestro retorno a El Bolsón.

Volvemos al Bolsón, relativamente pronto, pero demasiado tarde para el Bosque Tallado, otra vez será. Así que decidimos ir al Cerro Amigo, ya que en la Oficina de Turismo nos los recomendaron, dijeron que había una panorámica muy linda de El Bolsón. Nos montamos en el coche y fuimos para allá. El recorrido que nos llevaba al mirador no estaba claro. Después de buscar el camino, pudimos ver El Bolsón desde el cerro Amigo. La vista tampoco mataba. Quizás la posición del sol no nos permitía ver bien el panorama. En resumen, nos decepcionó y nos fuimos para el Albergue a pegarnos una duchita.

Como pasó la noche anterior con el Jauja, decidimos volver al cerro Lindo a cenar, ya que comimos muy bien cuando fuimos la otra vez. Después de cenar nos tomamos un helado de Chocolate con Naranjillas y Frutillas al Natural, y cosa de color lila, muy buena y arándanos. Acertamos los dos, para variar. En resumen, cenamos en Cerro Lindo, buena cena, buen vino y un super-helado del Jauja, por supuesto. Broche de oro para cerrar el Bolsón. Era nuestra última cena en el Bolsón, ya mañana nos vamos más al Norte, por encima de Bariloche.

Llegamos a nuestro Albergue Gaia y antes de irnos a dormir pagamos a los dueños y nos despedimos de ellos por si al día siguiente no los veíamos. Preparamos las mochilas y nos vamos a dormir, que mañana toca subir hacia nuestro nuevo centro de operaciones en Bariloche, Villa La Angostura.

Domingo 22 de Enero de 2006 (Ruta de los Siete Lagos)

Nos levantamos a las 7 de la mañana. El día iba a ser largo y duro. Desayunamos en el Albergue, tomamos las mochilas y nos dirigimos hacia Villa La Angostura para confirmar el alojamiento en el hostel Rincón del Bonito.

Dejamos el Bolsón, que pena. Ha sido una muy buena zona. Incluido el mercadillo del jueves y sábado (feria artesanal). Ahora entiendo porqué se afincaron los hippies en los alrededores del Bolsón.

Subimos para arriba, Lago Guillermo, Mascardi, Lago Gutierrez y llegamos a San Carlos de Bariloche, que está junto al Lago Nahuel Huapi. Cruzamos Bariloche, ya volveremos, y bordeamos el Lago Nahuel Huapi hasta Villa la Angostura. Llegamos a la Ribera del Bonito donde dormiremos las dos últimas noches en la Patagonia Argentina. El hostel era muy lindo, todo de madera, con chimenea de piedra, una bonita casa y alrededores. Entramos y nos recibieron el matrimonio que regentaba el alojamiento.

Villa Angostura está cerca de la Cordillera de Los Andes, y cercana a la frontera chilena. Es un pueblo pequeño, pero bonito, con todo el mobiliario de madera anaranjada, las papeleras son como baúles de madera, con gnomos y demás artilugios de esta madera naranja, que le da un toque de dibujos animados.

El libro Lonely Planet recomendaba comer unos churros en La Buena Vida. Ni cortos ni perezosos buscamos la cafetería. Era un sitio muy acogedor, tranquilo y con música de Madonna cantando canciones como La Isla Bonita y otras. Pedimos un café con leche y un par de churros para ver como estaban. Los churros eran como los finos que hacen en Barcelona que los rebozan en azúcar. La diferencia era que dentro del churro llevaba Dulce de Leche, tremendo que churro, estaba espectacular. Hacia mucho tiempo que no me comía un buen churro.

Una vez cargado el estomago, ya desayunaditos, iniciamos el recorrido por los Siete Lagos. La carretera que tendríamos, para no variar, sería de ripio, con sus baches que no podían faltar. Vamos dejando el Parque Nacional Huapi, y nos vamos hacia el Parque Nacional Lanin, donde está el volcán, al que no llegaremos; nos quedamos en San Martín de los Andes.

Siguiendo la carretera el primer lago que nos encontramos es el lago Espejo. La orilla del lago es una zona de acampada como ocurría en otros lagos que hemos visto en la Patagonia. A diferencia de otras zonas, el agua si que era de un color azul muy intenso que combinado con el sol hacia que el paisaje fuera encantador. La carretera de ripio seguía la orilla del lago Espejo, una lago muy bonito y Espejo Chico, lago Correntoso. Unos kilómetros después pasamos por Pichi Traful donde se encuentra el extremo oeste del Lago Traful y zona de playa por los coches que había aparcados. El siguiente punto de parada fue el lago Villarino. Desde el mirador de la carretera podemos ver el lago con agua de color azul intenso, rodeado de bosque con árboles que llegan casi al agua. El siguiente mirador era para ver una pequeña cascada que se encontraba un poco escondida que con la ayuda del teleobjetivo pudimos verlo mejor y sacar alguna foto.

El recorrido continuaba hasta llegar al lago Machónico. La tipología era la misma que el lago Villarino, agua del color azul intenso rodeado de bosques.

Llegaba la hora de comer y nos dirigimos a San Martín de los Andes pero antes paramos en un sitio curioso donde bajaba un río que desembocaba parte en el Océano Atlántico y parte en el Océano Pacífico. Donde estábamos era el punto de bifurcación a partir del cual nacían dos cauces que se separaban y tomaban direcciones totalmente opuestas. Arroyo o río Partido, muy curioso.

Después de bastante ripio, llegamos a San Martín de los Andes, un bonito pueblo que está junto Lago Lacar, parece un pueblo tranquilo en una pequeña bahia, es destino turístico de montaña, y más caro. San Martin de los Andes es una población de cierto tamaño y uno de los centros vacacionales más importantes de Argentina, donde los argentinos de la Capital Federal venían a pasar sus vacaciones tomando el sol y bañándose en el lago Lacar. Como todo centro turístico tenía de todo, restaurantes, tiendas, hoteles, etc.

Comemos en un bar de la bahía, intentamos comer en un par que decía la guía Lonely, pero resulta que están cerrados. Tomamos una fantástica tabla de ahumados de la zona. No estaba mal, pero no mataba. Probamos ciervo, jabalí, y trucha ahumada, con panecillos de queso untado, alcachofas, un queso bastante bueno, un poco de todo.

Partimos hacia la segunda parte del viaje más carretera de ripio. Pasamos primero por el lago Meliquina de semejantes características de los anteriores y, antes de llegar a Confluencia, tuvimos que atravesar el Paso de Córdoba. Esta zona a diferencia de lo visto por la mañana, es la pura meseta argentina, lo más parecido a un desierto con montañas bajas y poca vegetación. En este punto la carretera pasó a ser más sinuosa con curvas bastante cerradas y con mucha gravilla dificultando un poco más la conducción.

En el camino nos paramos en el mirador donde se puede admirar la inmensidad del lago Traful. La vista era espectacularmente linda y relajante. Como empezaba a ser un poco tarde continuamos hacia Villa Traful. Este pequeño pueblo es tan pequeño que casi nos lo pasamos. Llegamos a un embarcadero, que pensamos que es del pueblo; pero este pueblo está como diseminado por la montaña. Son casas repartidas, no están concentradas como un pueblo normal, están por toda la montaña; nos vamos un poco alucinados. La verdad es que, o no vimos lo que había que ver, o nos dijeron que era tan bonito que una vez allá nos esperábamos otra cosa. Dimos una vuelta por el embarcadero de madera de arrayán, un sitio tranquilo para contemplar el lago Traful y poder pescar, cosa que nosotros no teníamos pensado hacer. Visto Villa Traful emprendimos marcha a nuestra otra Villa, Villa La Angostura.

Después de ducharnos era ya muy tarde para tomar el coche e irnos a Villa La Angostura. Así que decidimos ir a uno de los dos restaurantes que había en la carretera. Nos decidimos por el Deck 56 que tenía una mesa libre. El restaurante lo llevaba una mujer con sus añitos pero vistiendo como si tuviera 18 años y con una mala leche de tres pares de cojones. Nos miro de arriba abajo y, al final, nos dio la mesa que estaba libre. No se si no éramos aptos para el local, llevábamos nuestra ropa de montaña, bambas, camisetas, etc. Cenamos una empanada de carne cortada a cuchillo, y una caldereta de cordero (típical Patagonia, o eso dicen), y una ensalada y pasta. Y un buen vino, para variar.

Mañana nos espera el Circuito Chico.

Lunes 23 de Enero de 2006 (Circuito Chico)
Lago Nahuel Huapi
Lago Nahuel Huapi

Hoy es nuestro último día de excursiones por la Patagonia. Haremos un clásico de la zona, el Circuito Chico en Bariloche.

Desayunamos en el Rincón del Bonito, un zumito, y cafetito y una tarta casera que estaba muy buena aunque no sabíamos que era. Era una compota de fruta de algo que no me acuerdo, pero que el hombre nos explicó. El pastelito muy bueno, el café, no tanto.

Tomamos rumbo hacia Bariloche, como el día que llegamos, la carretera asfaltada bordea el Lago Nahuel Huapi. Teníamos que atravesar Bariloche y tomar la Av. Bustillo, una calle interminable (bordea el lago Nahuel Huapi en Bariloche, Playa Bonita y Playa Serena, un recorrido con muchos alojamientos de todos los tipos).

El primer punto de parada fue el Cerro Campanario, un pequeño cerro que se subía con un aerosilla. Otra prueba para Marga que pasó sin problemas. Arriba llegamos a algo parecido al paraíso, un mirador donde se podían ver todos los lagos y las montañas de los Andes mezclado con el verde de los bosques. Dominábamos toda la zona de Bariloche y alrededores, el Lago Nahuel Huapi, el lago Perito Moreno Este y Oeste, la Isla Victoria, la Península de San Pedro, el Parque de Llao-Llao donde podíamos ver su famoso Hotel y las montañas nevadas de los Andes. Como no podía ser de otra manera nos hinchamos a hacer fotos aunque sabíamos que no podrían reflejar lo que estábamos viendo en ese momento. Grabamos en nuestras retinas ese maravillo y lindo paisaje. Antes de bajar, nos tomamos un café en el bar del mirador que tenían unas vistas impresionantes. A la salida paramos en el chiringuito de regalos para que Marga comprase el Huapito, una especie de monstruo del lago Ness pero en el Lago Nahuel Huapi. Fuimos para el aerosilla para volver al aparcamiento. La bajada era mucho mas chula ya que descendimos observando todo el panorama que nos rodeaba. Es un paisaje espectacular.

Y seguimos con el recorrido por el Circuito Chico, por Av. Bustillo. Hasta el Puerto Pañuelo de donde zarpan los barcos que cruzan los andes para acabar en Puerto Montt en Chile. Debe ser impresionante el recorrido a través de los Andes por el lago, se toman 2 barcos y dos buses ya que hay zonas que hay que hacer por carretera. Desde Puerto Pañuelo se ve el hotel Llao Llao, que es uno de los más caros de Argentina, sino el más caro (debe ser sobretodo por su emplazamiento).

Continuamos por la carretera del Circuito Chico y nos desviamos hacia Villa Tacul. Es un pequeño mirador en el extremo oeste del Parque Llao-Llao donde podíamos contemplar el Brazo de la Tristeza y el Brazo Puerto Blest. Volvimos a la carretera principal y nos dirigimos al punto panorámico de la Bahía Lopez donde había un pequeño chiringuito de regalos. En el chiringuito había un enorme San Bernardo tranquilón.

El siguiente Punto Panorámico se ubicaba en el Lago Perito Moreno Oeste, donde pudimos disfrutar de una magnifica vista con los Andes como fondo. El recorrido por el Circuito Chico lo acabamos en la Colonia Suiza, donde se instalaron los primeros pobladores y que, actualmente, era un centro artesanal sin mucho más interés. Es como un pequeño pueblecito, si se puede decir esto, un camping al lado de un riachuelo, varias tiendas artesanales, un locutorio, y poco más. Salimos de la Colonia Suiza y nos dirigimos hacia Bariloche para verlo un poco y comer, que ya era la hora. Dejamos el coche aparcadito en la C/ España y entramos en Bariloche.

Llegamos a la Plaza Centro Cívico donde los edificios son de piedra rodeando toda la plaza es un sitio típico en las postales de Bariloche. Aquí hay un San Bernardo y su cría, con el tonelillo y todo. En nuestra guía del Lonely Planet recomendaba el Resto La Alpina como sitio curioso y donde se podía comer bien por un precio barato. Hay una sucursal de helados Jauja, de camino. Antes vemos unos puestecillos artesanales, sobretodo de collares, los miramos y nos disponemos a buscar para poder comer y ya volveríamos luego. Nos vamos a comer a La Alpina, cerca del Centro Cívico. Comemos muy bien, como siempre.

Después de comer recorrimos el mercadillo artesanal que había a la de la Plaza Centro Cívico pero, a parte de colgantes, no habían muchas cosas más. Dimos una vuelta por la Calle Mitre, la calle principal de Bariloche. Después un cafetito en un bar, decidimos volver a Villa La Angostura.

Vamos a cenar a Villa La Angostura. Decidimos ir al restaurante La Buena Vida a hacer nuestra última cena. Como es un sitio que nos gusta mucho. Nos ponen arriba y cenamos con nuestro mejor descubrimiento, el vino Santa Julia, no se si era el Merlot, al final creo que los hemos probado todos; ensaladita de tomate, una crêpe y una tortilla de jamón dulce. Como todas las cenas en la Patagonia comimos genial y bebimos otro de esos vinos que tiene Argentina que nos lo llevaremos como recuerdo. El vino Santa Julia, el primero que tomamos en Ushuaia (cuanto tiempo hace de eso!). Nuestra ultima cena en el paraíso. Se acaban las vacaciones y ahora es tiempo de recordar los momentos vividos durante más de 15 días.

Llegamos al Rincón del Bonito y toca hacer la mochila. Toca retorno a Barcelona.

Martes 24 de Enero de 2006 (vuelta a BCN)

Nos levantamos más tarde que nunca, hoy no hay prisa. Desayunamos en el Rincón del Bonito. Como el día anterior la mujer hizo otra tarta, de que? No sé, pero está buena. Café del malo, y zumo. Son las 9:30 y es el día que más hemos dormido. Pagamos, nos despedimos de la pareja y nos dan propaganda para que si alguien de Barcelona viene a Villa La Angostura tenga una referencia.

Gasolina, y tomamos en coche y hacia el aeropuerto de Bariloche. Dejamos nuestro VW Fox aparcado en el aparcamiento del aeropuerto y nos fuimos a pagar lo que quedaba a las oficinas de Europcar.

Con retraso partimos hacia Buenos Aires (vuelo AR2679 BAR-NEW 24/01/2006 13:40 - 15:45), al aeropuerto regional. Allá tendremos que tomar un bus que nos lleve al aeropuerto internacional. Con el retraso y unas cosas y otras, son las 17:15. Hemos comprado los billetes del bus pero no sale hasta las 17:45.

A las 18h nos vamos al bus que nos trasladará al Aeropuerto Internacional de Buenos Aires. Mientras, está cayendo una trompa de agua impresionante que está dejando la calzada con unos charcos de agua que no se yo si saldremos. Nos dejan un rato en el autobús esperando. Por fin salimos, nos metemos dentro de Buenos Aires para ir a la estación de autobuses de la compañía y recoger más pasajeros. Nos quedamos otra vez esperando otro ratito. Continuamos pero esta todo colapsado por coches y agua. Hay unos charcos espectaculares, hay calles que se han quedado con la mitad de los carriles. Después de un rato muy muy largo, era 1 hora y 10 minutos, pero creo que la final fueron más de 2 horas, entre el mal tiempo y el atasco.

Por fin llegamos al aeropuerto, pensábamos que no llegaríamos nunca. Corriendo nos metemos en la terminal para facturar el equipaje, pagar las tasas y pasar la frontera, nos queda solo una hora.

Al final, el avión sale con retraso, para no variar. Con 30 minutos de retraso despegamos destino Barcelona (vuelo AR1160 EZE-BCN 24/01/2006 21:30 - 25/01/2006 14:00). Ya llegamos a Barcelona. El viaje de vuelta, además de ser más corto, también se nos da mejor que el ida... ya tenemos experiencia en aviones, después del master de aviones en Argentina.

^top
Relat de viatge al nord d'Argentina i Xile - Sònia Graupera [2011]
Relat d'un viatge a la Patagònia i Iguaçu - Vanessa Faig & David Calvet [2008]
Relat d'un viatge a Argentina i Uruguai - Diego Martínez [2008]
Viatge pel nord-oest d'Argentina - Jaume Rovira Colomer & Araceli Soler Vendrell [2005]
ARGENTINA/Paraguai/Uruguai - Guia viatge al nord i centre d'Argentina - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2004/05]
Capitals d'Argentina, Xile i Uruguai - Marga & José Miguel [2004]
Viatge a Argentina, Bolivia i Xile - Víctor Bordás & Paquita Poch [2004]
ARGENTINA/Xile - Guia i relat d'un viatge a la Patagònia i Buenos Aires - Yolanda & Toni (Viatgeaddictes) [2002/03]
^top

facebooktwitterInstagramYoutube
RentalCars

COMUNITAT

facebooktwitterInstagramYoutube


2001-2017 © Viatgeaddictes.com [ Suanda, Yolanda & Toni ]. Tots els drets reservats
icona Viatgeaddictes
2001-2017 © Viatgeaddictes.com
Aquest web utilitza galetes per a millorar l'experiència de navegació dels seus usuaris. Si continues navegant considerem que acceptes el seu ús.Més informació