logo
El web amb informació pràctica per al viatger independent i alternatiu
bandera

BRASIL

Relato de un viaje de 29 días a Brasil

Autor(a)Sònia Graupera| Data viatge: 2003| Publicat el 23/10/2003
Vota
2.2 de 5 (73 vots)
Publi

Introducción

Brasil no es sólo el país del carnaval más conocido del mundo, pasión desenfranada para la mayoría de brasileños, es un país de variedades increíbles y dónde podemos encontrar todo lo que deseamos.

Geográficamente es el quinto país más grande del mundo con 8,5 millones de km2 que ocupan casi la mitad del territorio de Sudamérica. El 36% del territorio brasileño es la cuenca del Amazonas. La variedad geográfica es inmensa. En Brasil viven 170 millones de personas, que mayoritariamente se concentran a lo largo del litoral.

También es una mezcla de razas, pues el país ha sufrido oleadas de inmigraciones, sobretodo de África: los esclavos fueron traídos al Brasil colonial portugués, y durante los siglos XIX y XX llegaron portugueses, españoles, italianos y japoneses (curiosamente São Paulo posee la mayor comunidad nipona fuera de Japón). Al norte y noreste, la mayoría de la población es mulata (mezcla de europeos con africanos) y mestiza (mezcla de europeos con indígenas). La población acomodada del sur, de raza blanca, concentra la mayor parte del poder político y económico. Es el único país sudamericano dónde se habla portugués, y nosotros como catalanoparlantes no tuvimos problemas para hacernos entender en portuñol, una mezcla entre castellano, catalán, y un portugués muy básico.

La mayoría de vuelos entre España y Brasil conectan São Paulo y Río de Janeiro con Madrid, y últimamente se está explotando Natal y Recife como destinos turísticos y tienen también conexión directa con España, sobretodo en temporada alta (agosto y Navidad). En Brasil, Navidad es temporada alta y es cuando hace más calor, aunque en el mes de agosto, también hacía mucho calor. Ahora es un buen momento para viajar, pues el nivel de vida es muy asequible. Durante todo el viaje hemos contado con la ayuda desinteresada de los brasileños que se han mostrado siempre muy simpáticos y atentos.

^top

Ficha técnica del viaje

Nota

Avisamos de que cierta información publicada en estas guías o relatos, sobre todo la referida a horarios, precios, visados, direcciones de e-mail o páginas web, puede haber variado desde el momento en que se recogió la información (ver fecha en la cabecera del relato).

En Viatgeaddictes.com no nos responsabilizamos de los posibles perjuicios que pueda causar la informa- ción aquí contenida, así como de las opiniones expresadas por los colaboradores, ni estas son necesariamente compartidas por nosotros.

Por otra parte os animamos a que, si usáis la información aquí contenida, tengáis la amabilidad de enviarnos un e-mail con vuestras impresiones, sobre si os ha resultado útil o no, información errónea o no actualizada, etc. Tanto nosotros como nuestros colaboradores esperamos como única compensación a nuestro trabajo que perdáis un minuto y nos digáis algo que nos permita saber si nuestro esfuerzo merece la pena.

Fecha del viaje

Del 25 julio al 22 agosto 2003

Itinerario

mapa

En este viaje por Brasil optamos por llegar y salir de diferentes aeropuertos con tal de ahorrar tiempo y ver el máximo posible.

No quisimos perdernos Iguazú, las cataratas más famosas del mundo, ni la experiencia única de la región del Amazonas.

Después, desde Belém, seguimos por la costa atlántica (en aviones y autocares) hasta Río de Janeiro, desde dónde regresamos a Barcelona.

Día 1: Barcelona - Madrid
Día 2: Madrid - São Paulo - Foz d'Iguaçú
Día 3: Foz d'Iguaçú
Día 4: Foz d'Iguaçú - Manaus
Día 5: Manaus
Días 6 y 7: Selva amazónica
Día 8: Manaus - Belém
Día 9: Belém - Algodoal (Ilha de Maiandeua)
Día 10: Algodoal (Ilha de Maiandeua) - Belém
Día 11: Belém - Fortaleza
Día 12: Fortaleza
Día 13: Fortaleza - Canoa Quebrada
Día 14: Canoa Quebrada
Día 15: Canoa Quebrada - Natal
Día 16: Natal
Día 17: Natal - Praia da Pipa
Día 18: Praia da Pipa
Día 19: Praia da Pipa - Olinda
Día 20: Olinda - Recife
Día 21: Salvador da Bahia - Morro de São Paulo (Ilha da Tinharé)
Días 22 y 23: Morro de São Paulo (Ilha da Tinharé)
Día 24: Morro de São Paulo (Ilha da Tinharé) - Salvador da Bahia
Día 25: Salvador da Bahia
Día 26: Salvador da Bahia - Rio da Janeiro
Día 27: Rio da Janeiro
Día 28: Rio da Janeiro - Madrid
Día 29: Madrid - Barcelona

Dinero

En Brasil se puede cambiar en bancos o en casas de cambio. Es conveniente cambiar siempre en bancos, y se aconseja comprobar el tipo de cambio en un par de bancos antes de decidirse por uno. En las ciudades brasileñas tenemos la ventaja que los bancos acostumbran a estar agrupados, es decir que cuando entremos en el Banco do Brasil, también podemos entrar al Safra, o al Bank of Boston, facilitándonos así el poder comparar los cambios (y las comisiones!). Debemos destacar que en los bancos se forman grandes colas de brasileños que esperan para hacer gestiones varias, y según nos informaron, estas colas son debidas a que no existen las transferencias bancarias y los pagos deben ser hechos personalmente en los bancos. Evidentemente también hay colas porque los brasileños trabajan con tranquilidad y sin prisas. O sea: debemos ir al banco con paciencia.

Se pueden cambiar euros en todas partes. Por lo tanto, optamos por llevarnos nuestra moneda y no tener que cambiar a dólares americanos. Las tarjetas de crédito, en cambio, no están aceptadas en todos los sitios, y en los que sí lo está se hace muy visible y lo anuncian como un símbolo de modernidad. Se puede pagar con tarjeta de crédito sin problemas en las poblaciones más turísticas. Teniendo en cuenta la fama de peligrosidad de Brasil, optamos por llevarnos travellers cheques en euros. American Express publica en su página web la lista de bancos de Brasil dónde se pueden cambiar sus travellers sin tener que pagar la comisión. Resultó una odisea encontrar alguno de estos bancos dónde realmente te cambien travellers cheques sin ser clientes, o por el hecho de ser en euros (alguno los cambiaban, pero sólo en dólares americanos o sólo si eras cliente del banco). Evidentemente, si se está dispuesto a pagar la comisión también se puede cambiar en cualquier casa de cambio u hotel de 4/5 estrellas.

Cambio medio:
En el mercado de divisas, estos 27 días el Real brasileño (R$) ha cotizado entre 3,3 y 3,36 R$ por Euro. El tipo en oficinas de cambio fluctúa entre 2,8 R$ y 2,92 R$, es francamente caro (por cada euro que cambiamos se quedan 15 céntimos aproximadamente).

Gastos del viaje

(por persona)

+ 1.197 € (vuelo BCN-Brasil-BCN + 5 vuelos interiores)
+ 146 € (transportes: autobuses interurbanos, autobuses urbanos y taxis)
+ 210 € (hoteles)
+ 154 € (restaurantes, zumos y supermercados)
+ 48 € (souvenirs y varios)
+ 45 € (excursiones y entradas)
= 1.800 €

Presupuesto diario medio:
22 € por persona y día (vuelos aparte)

Visado

Es obligatorio llevar el pasaporte vigente y guardar la tarjeta de entrada hasta el final del viaje, ya que nos será reclamada en la aduana del aeropuerto. Sólo es necesario el visado si se quiere estar en Brasil más de 90 días.

Salud

No es necesario vacunarse si no se tiene intención de ir a la zona del Amazonas. Si queremos ir debemos vacunarnos y tomar pastillas contra la malaria. Las vacunas recomendadas son la fiebre amarilla, hepatitis A, hepatitis B, fiebre tifoidea, meningitis, y estar al día de la vacuna de la difteria y tétanos (un recordatorio cada 10 años). Si nos hemos de vacunar debemos hacerlo por lo menos 1 mes antes de empezar el viaje. Para vacunarnos debemos ir a un Centro de Vacunación Internacional

Seguridad

Brasil es un país con muy mala reputación por la violencia y los grandes índices de criminalidad. Entre los viajeros y brasileños con quién se habla se acostumbran a explicar historias de robos. Los robos ocurren, pero se pueden evitar si tenemos cuidado con los objetos de valor. Evidentemente se aconseja viajar sin joyas ni ostentaciones. Nosotros llevamos travellers cheques por precaución, y así no sufrimos por si nos robaban. Nuestra experiencia fue absolutamente positiva y por lo demás sólo tener las habituales precacuciones de cualquier viaje, especialmente en lugares con aglomeraciones de gente o oscuros por la noche.

Transporte

Avión. Dadas las enormes distancias del país, el avión suele ser la mejor forma de transporte, o por lo menos la más rápida, y evidentemente también la más cara. Hay precios ventajosos si se compra un paquete de viajes desde España con VASP o VARIG. Nosotros comparamos precios y condiciones un par de meses antes de salir, i VASP (VASP Espanya, Nora de Robertis, Paseo Pintor Rosales 28, 7º D - 28008 Madrid, Tel. 91- 547 01 76, Fax 91-541 29 08) era la era la compañía que ofrecía mayores ventajas: 414 € por 5 vuelos y sin penalizaciones si se cambia de día o destino. VARIG cuesta 525 € y deben pagarse 30 € por cualquier cambio que se haga una vez en Brasil. TAM también tiene muchos vuelos internos, pero desafortunadamente no se pueden comprar paquetes de vuelos con precios ventajosos desde España.

No hace falta ir hasta Madrid para recoger el billete. Nosotros hicimos todos los trámites telefónicamente y por email. Pagamos 12 € para que nos enviaran los billetes a casa e hicimos una transferencia para el pago. Debemos decir que aunque se haga una reserva Iguaçú-Manaus no hay nunca vuelo directo. Los aviones tienen la función de autocares "voladores-interconectadores de ciudades". Ejemplos: para ir de Iguaçú-Manaus hicimos Iguaçú-Porto Alegre, Porto Alegre-São Paulo, São Paulo-Belo Horizonte, Belo Horizonte-Brasilia, y Brasilia-Manaus. O para ir de Belém a Fortaleza hicimos Belém-São Luis, São Luis-Teresina y finalmente Teresina-Fortaleza. También debemos decir que tanto VASP como VARIG vuelan a horas intempestivas con tal de ahorrarse tasas aeroportuarias. Por ejemplo, llegamos a las 2 de la noche a Manaus y salimos de ahí a las 5 de la mañana.

Autobús. Los autobuses interurbanos son muchísimos y son una buena opción para moverse por el país. No son caros y para viajes largos aconsejamos pagar un poco más y viajar en amplios butacones, con baño en el mismo autobús, aire acondicionado, video, hacen menos paradas, etc. La ventaja de viajar en autobús es poder disfrutar del paisaje y pagar menos, pero la gran desventaja es el tiempo de viaje empleado, ya que al no existir prácticamente autopistas, la velocidad máxima oscila entre los 60 y los 90 km/hora.

En los autobusos urbanos curiosamente se entra por detrás, donde siempre hay una persona que cobra y se pasa la barrera una vez se ha pagado. No te dan ticket. Todos son muy amables y te avisan cuando has pedido dónde quieres bajar. En algunos autobuses se sube por delante y esto está indicado en el cristal del conductor, pero son los menos. Los autobuses acostumbran a ir muy llenos.

Tren. No cogimos ningún tren, pues hay muy pocos sitios a donde ir en tren. Sólo en el sur y algunos itinerarios turísticos.

Coche. La opción del alquiler de coche es buena, pero también resulta cara. La gasolina es más barata que en España.

Alojamiento

Brasil tiene muchos tipos de alojamiento, en general muy económicos. El norte y nordeste del país son más baratos que el sur. Las pousadas son hostales, generalmente muy económicos y con importantes diferencias entre ellas. Quién quiera dormir en dormitorios, es decir en una habitación compartida con otras personas, pagará entre 15 y 25 R$, y quien escoja habitación doble con baño privado, entre 40 y 100 R$. Todo lo que suba de 100 R$ ya acostumbra a ser un muy buen hotel o pousada. Muchas pousadas tienen televisor, pero suelen tener sólo 2 o 3 canales y sólo brasileños. Incluso cuando dicen que es televisión con cable, sólo ofrecen 4 o 5 canales brasileños.

En algunos centros más turísticos (como Olinda, Salvador da Bahía o Morro de São Paulo) algunos adolescentes locales trabajan "ayudando" a los turistas. El concepto de ayuda es relativo, pues te acompañan a pousadas dónde cobran comisión. A menudo es prácticamente imposible deshacerte de estos "voluntarios". El sistema que utilizamos nosotros fue que cuando llegábamos a una ciudad nueva, uno de nosotros se quedaba con las mochilas y el otro iba a mirar las pousadas que recomienda la guía, o las que habíamos encontrado previamente por internet. Sin ningún problema te dejan ver la habitación y te dan el precio, que siempre debe regatearse y preguntar si con pagamento a vista (en efectivo) es más barato. El precio baja unos 10 o 20 R$, y es entonces cuando conviene preguntar sí es el mejor precio que ofrecen, porque acostumbran a volver a rebajar el precio de la habitación. Los precios acostumbran a ser siempre con el café de manhá, el desayuno (buffet) incluido. Como que los autobuses y aviones salen a horas intempestivas conviene preguntar qué hora empiezan a servir el desayuno.

Gastronomía

Lo más destacable de la cocina brasileña es la cantidad de comida que se sirve en el plato. Esto es una buena notícia para los viajeros ahorradores o con poco presupuesto, ya que se puede pedir sólo un plato y comer dos personas, o pedir dos y comer tres o cuatro tranquilamente. Muchos restaurantes ya indican en la carta que los precios de los platos son para dos personas, es decir doble ración. Los platos constan de carne o pescado, y acostumbran a tener tres acompañamientos que pueden ser: ensalada, arroz, patatas fritas, puré de patatas, farofa... etc.

También es muy normal las ofertas de comida por kilo (hay un buffet libre, se pesa la comida al final y se paga al salir). Los precios van entre los 0,9 y los 1,9 R$ por 100 gramos, y lo anuncian con grandes letreros. También hay muchos restaurantes que ofrecen rodizio (significa comer a voluntad hasta que no se puede más a un precio fijo por persona). Es ideal para los que tienen un buen "saque". El rodizio puede ser de carne, de gambas, de pizza, de pescado... aunque lo más normal es encontrar de carne o pizzas. Los precios van entre los 12,90 R$ y los 50 R$ en los restaurantes, donde los rodizios también incluyen carne y pescado. La materia prima de carne y pescado en Brasil es tan buena que a menudo sólo es necesaria una simple brasa para comer un plato exquisito (no es necesario tomar salsas que además no son precisamente su fuerte). Los carnívoros deberían probar la picanha, sea argentina o brasileña, y la carne do sol.

Como en todas partes, se puede comprar comida en los chiringuitos callejeros y curiosamente también chiringuitos improvisados en los coches, los cuales abren sus maleteros y allá asan la carne y ofrecen incluso una buena variedad de comida. En estas modalidades las comidas son muy baratas.

Lanchonete es un snack bar dónde sirven zumos y comidas fáciles de hacer como tiragostos o petiscos (snacks). Algunos también ofrecen el PF (Prato Feito = plato del día). Son baratos y muy concurridos por la población local.

De la gastronomía brasileña debemos destacar la gran variedad de frutas y zumos que se pueden encontrar en Brasil. Los más atrevidos pueden probar de todo. Los precios varían entre 1 R$ y 2 R$ para los zumos "simples" y a partir de aquí se pueden encontrar todos tipo de combinaciones, con leche, con miel... Los gustos son muy variados, y cuidado con las frutas desconocidas para nosotros, ya que muchas son muy ácidas.

Para los amantes del buen vino lamentamos decir que Brasil no es un productor destacado como sus vecinos Chile y Argentina. En algunos restaurantes de nivel mediano se puede encontrar vino de estos dos países, a un precio relativamente alto.

En el momento de pagar debemos tener en cuenta que se añadirá un 10% sobre el precio de la carta en concepto de servicio, por lo que no es necesario dejar propina. En los lugares dónde no está incluido este 10%, te lo recuerdan cuando traen la cuenta y debe dejarse una propina del 10% del precio total de la cuenta.

Clima

La mayor parte de Brasil no presenta variaciones estacionales significativas, ni en lluvia, ni temperatura, ni humedad. El invierno es de mayo a agosto y dónde más se nota es en el sur del país (de São Paulo hacia Uruguay). En el resto del país sigue haciendo un calor veraniego (como en España) con temperaturas entre los 25 y los 35 ºC. De diciembre a marzo es el verano brasileño y cuando hace más calor en todo el país. En la zona amazónica la humedad es muy alta y la sensación de calor es todavía más intensa.

Diferencia horaria

Durante nuestro verano, tienen -6 horas en la zona de Manaus y -5 horas en el resto del país.

Guía de viaje

Brasil, Lonely Planet (ed. Mayo 2002).
Las informaciones que se dan en las oficinas de turismo de Brasil son poco fiables y conviene contrastarlas siempre, aunque se entran en contradicciones ya que en el hotel te dan otras informaciones y la gente de la calle otra.

^top

 DIARIO DE VIAJE AL BRASIL

SÃO PAULO

COMO LLEGAR

Vuelo Barcelona-Madrid (1 hora) y Madrid-São Paulo (10 horas) con Iberia. El vuelo de Iberia procedente de Madrid llegó a las 7 de la mañana (sólo con una hora de retraso), al aeropuerto de Guarulhos, que está situado 30 km al este de la ciudad. En VASP nos permiten hacer el check in para el próximo avión que tenemos a las 11:55.

COSAS A VER

São Paulo fue para nosotros sólo el lugar de llegada, pues hace unos años ya lo habíamos visitado por motivos laborales, y es muy poco interesante turísticamente. Decidimos no pasar ninguna noche en São Paulo e ir enseguida hacia nuestro siguiente destino. Tenemos un amigo en São Paulo que nos vino a buscar para "pasearnos" las 4 horas de que disponemos.

En estas pocas horas nuestra intención era ir a la Torre Italia, la torre más alta de la ciudad, y así poder ver la inmensidad de esta ciudad con 18 millones de habitantes. La torre no abre hasta las 12:00, pero justo enfrente está el Hotel Hilton que también es una torre muy alta y permiten subir hasta arriba de todo.

^top

FOZ D'IGUAÇÚ

COMO LLEGAR

Llegamos con el vuelo de VASP a las 14:00 (dos horas de vuelo desde São Paulo).

El aeropuerto está a 16 kms del centro de la ciudad. Habíamos acordado previamente por email que un transporte de la Pousada Evelina nos viniera a recoger, pero recomendamos no hacerlo, porque del aeropuerto a la pousada se puede tomar un autobús que es más barato. El trayecto es un carretera de 10 km y se debe tomar el autobús que pone "Centro" y bajar delante del supermercado Chemin. Bajando a mano izquierda encontraremos una tienda que pone "victoria" y una heladería (sorveteria en brasileño). Esta es la calle de la Pousada Evelina. El autobús cuesta sólo 1 R$, mientras que el transporte de la pousada vale 28 R$. En taxi hubiera costado 34 R$.

DORMIR Y COMER

Hotel Pousada Evelina Navarrete (Rua Irlan Kalichewski 171, tel. 45-574 38 17). Se trata de una pousada muy acogedora donde la habitación doble con baño cuesta 60 R$. La pousada está impoluta y el desayuno es muy generoso. A destacar los zumos que ofrecen en el desayuno (son todos naturales). También cuenta con una zona común dónde se puede reposar y mirar la televisión (con cable!). Lavar la ropa aquí cuesta 2 R$ por kilo e internet cuesta 5 R$ por hora. Cuando nosotros estuvimos allí estaban construyendo una piscina que se supone debe estar terminada en diciembre del año 2003.

Pasear hasta el centro son 10 minutos caminando. Un buen restaurante es Bier Garten (Av. Jorge Schimmelpfeng 550, tel. 523 37 00), dónde por primera vez comprobamos las generosas raciones que dan en Brasil. Otro restaurante recomendable es la Churrascaria e Pizzaria Tropicana (Av. Juscelino Kubitschek 111, al otro lado del centro) dónde ofrecen un buffet libre por 12 R$. Internet cuesta, junto al restaurante Bier Garten, 2 R$ por hora.

COSAS A VER

Foz d'Iguaçú es una ciudad fronteriza con Argentina y Paraguay.

Las cataratas de Iguaçú se pueden visitar tanto desde el lado brasileño como del lado argentino. Nosotros optamos por el lado argentino pues ofrece un espectáculo mejor. Para llegar hasta allí la Pousada Evelina ofrece hacer la excursión entre las 8:00 y las 18:00 horas, visitando también el "rincón de los tres países", y cuesta 65 R$ (que incluye las entradas a las cataratas). Yendo de forma independiente, sin estar organizado, el coste en autobús público sería de 55 R$ y sin saber los horarios de los autobuses y las conexiones. Por lo tanto optamos por hacer la excursión organizada por la pousada.

Recomendamos llevarse un buen "chubasquero", pues las cataratas te dejan mojado de arriba bajo. Quién no tenga puede comprarlo en la pousada por 12 R$, o por 7 R$ dentro del recinto de las cataratas. La entrada a las cataratas cuesta 30 pesos argentinos o 33 R$ brasileños. Si se está en Foz de Iguaçú en un día de luna llena se pueden visitar también las cataratas por la noche, y creemos que puede ser espectacular. Hay diversos circuitos dentro del recinto de las cataratas y recomendamos hacerlos todos, pues con las 6 horas de tiempo de que disponemos es suficiente. También se pueden hacer unas excursiones en barca opcionales: nosotros tomamos la barca que va hasta debajo del Salto de San Martín y del Salto dos mosqueteros y Tres mosqueteros. Cuesta 30 pesos argentinos o bien 33 R$ brasileños. La experiencia es muy recomendable y aconsejamos guardar bien las cámaras, ya que uno queda bastante mojado. Te filman en video y cuesta 60 R$ si se quiere comprar la cinta.

Si disponemos de más tiempo en Foz de Iguaçú conviene ir al Parque das Aves, a donde se llega tomando el mismo autobús que va hacia el aeropuerto por 1 R$, y la entrada cuesta 25 R$. También se puede visitar la presa de Itaipú que anuncian como la más grande del mundo. Para llegar hasta ella caminamos hasta el centro de Foz y enfrente del McDonald's tomamos el autobús que pone "Conjunto C" y que tarda 30 minutos y te deja en la puerta del recinto de la presa. La visita es gratuita. Primero te pasan un video de 10 minutos con la historia de la presa y después te pasean en autobús. Deberemos contar con casi una hora y media.

^top

MANAUS

COMO LLEGAR

Llegar desde Foz de Iguaçú hasta aquí es una odisea, ya que el avión da la vuelta "por todo Brasil" y por el camino aterrizamos en 4 ciudades (Porto Alegre, São Paulo, Belo Horizonte y Brasilia), antes de llegar a Manaus. El avión de VASP procedente de Foz de Iguaçú llega a las 2 de la noche y ya teníamos acordado con los del hotel que nos vinieran a recoger, pues a aquellas horas no queríamos tomar un taxi desconocido. El precio de un taxi normal es de 42 R$, mientras que el "taxi" del hotel cuesta 34 R$.

DORMIR Y COMER

Hotel Dez de Julho (Rua 10 de Julho 679, Centro, tel. 92-232 62 80, fax 232 94 16, htdj@internext.com.br). Es muy céntrico y muy recomendable, pero el desayuno es discreto. Imprescindible pedir las habitaciones nuevas, que estaban acabando cuando nosotros estuvimos y ya pudimos estrenar. Las habitaciones cuentan con aire acondicionado y televisor. El precio es de 40 R$ por habitación doble. El hotel nos guardó las mochilas los dos días que hicimos la excursión por la selva.

Para comer recomendamos el restaurante Galo Carijó (Rua dos Andradas 536, tel. 092-233 00 44), muy sencillo, pero que ofrece unos pescados fresquísimos y muy baratos. Otros restaurantes: Ki-Tempero (Av. Getúlio Vargas 715, Centro, tel. 633 39 57) o Pizzaria Scarola (dónde dicen que hacen la mejor pizza de la ciudad) junto al Hotel 10 de julho (Rua 10 de julho, esquina con Getúlio Vargas, tel. 234 85 42). Zumos en Cía do Sabor amazônica (Rúa Guilherme Moreira, 395 - Centro, tel. 635 71 40).

COSAS A VER

Manaus Manaus es la capital del estado de Amazonas y está situada en la orilla septentrional del Río Negro, y unos kilómetros más abajo se juntan el río Negro y el Solimões, formando el río Amazonas. En Manaus es una hora menos que en Foz de Iguaçú. La humedad es altísima y hace mucho calor. Además es una ciudad bastante sucia.

El Teatro Amazonas es la famosa ópera de Manaus, de estilo neoclásico ecléctico e inaugurada en 1896. Este edificio simboliza la antigua opulencia de Manaus. Mercado municipal y feira do banano, dónde podemos ver la variedad de pescados y frutas amazónicas. Aconsejamos subir hasta el último piso del hotel Holiday Inn Taj-Mahal (Av. Getúlio Vargas 741), desde el que hay una magníficas vistas de toda la ciudad.

Manaus es una ciudad tropical, dónde llueve al menos una vez al día, pero después vuelve a salir el sol. Nosotros dedicamos el día a pasear y a buscar una excursión por la selva para los dos próximos días. No hace falta buscar mucho pues Manaus está lleno de agencias ofreciendo excursiones al Amazonas. Green Planet Tours (Rúa Guilherme Moreira 116, tel. 232 13 98, contacto: Christopher Gomes) ofrece una excursión por 54 US$ en hamacas en la selva, más lejos, o 70 US$ en una cama en un lodge. Estos precios son "todo incluído": bebidas no alcohólicas, transportes, comidas y excursiones. Nosotros optamos por Iguana Turismo, que es la agencia del Hotel 10 de Julho, en la puerta contigua a la del hotel, en Rúa 10 de Julho 667 C/1, tel. 633 65 07). Nos ofrece la misma excursión, en otro lodge, por 160 R$ por persona y día, y conseguimos que nos lo rebajen a 130 R$ por persona y día. Este lodge donde nos alojamos trabaja con Iguana Turismo, pero quizás es mejor contactar directamente con él a través de su nueva web Mamori Jungle Lodge.

Selva amazónica. Las excursiones que ofrecen todas las agencias incluyen las siguientes excursiones: cruzar el ríopor el punto llamado Encontro dos aguas (donde río Negro, que es del mismo color que indica su nombre, y el río Solimões se encuentran dando lugar al Amazonas, formando un espectáculo de dos colores), pescar pirañas, 3 paseos en barca y paseo de 4 horas por la selva amazónica.

Salimos a las 7 del mañana hacia al puerto de Manaus con un coche de la agencia. Allí podemos ver todas las variedades increíbles de pescado que ofrece el mercado al pie de la ribera del río. Cruzamos el río en barca (15 minutos) hasta el pueblo de Carreiro da Varzea. De allí, con una van, marchamos 45 minutos hasta un afluente del río Solimões. Y con una pequeña barca una hora más hasta nuestro lodge. Todo ésto lo hacemos acompañados siempre de nuestro guía, Udo. El lodge consta de varias hamacas para dormir y 6 habitaciones dobles. El baño y la ducha son comunes. Salimos en barca una hora y media para ver las maravillas que ofrece la naturaleza. Por la tarde volvemos a salir en barca y conseguimos ver una serpiente enorme, tucanes, un oso perezoso, delfines de color rosa, muchos pájaros fantásticos e intentamos pescar pirañas. Cuando ya oscurece, iluminamos con las linternas a los yacarés (caimanes babies) e incluso los podemos coger con las manos. La noche la pasamos sin dormir, ya que aunque cuando tenemos una habitación doble y hemos vaciado un spray "antibichos" hay muchas arañas bastante grandes, escarabajos e IVNIS (Insectos Voladores No Identificados). Estamos contentos de pasar sólo una noche en la selva! A la mañana siguiente volvemos a salir a pescar y esta vez sí que pescamos pirañas. Vamos a la jungla y paseamos con Claudio, un guía local que vive allí. Vemos tarántulas y nos explica propiedades de los árboles (nos hace beber agua de las lianas). Volvemos a Manaus después de comer, adonde llegamos a las 4 de la tarde.

Con un yacaré
Con un yacaré
Lodge a la selva
Lodge a la selva
Con un oso perezoso
Con un oso perezoso
^top

BELÉM

COMO LLEGAR

El vuelo de VASP sale de Manaus a las 5 del mañana y tard una hora y media. El aeropuerto es nuevo y muy moderno. Para llegar al centro de la ciudad, donde queremos ver un par de hoteles que recomienda la guía, debemos utilizar el autobús urbano que se toma saliendo del aeropuerto a mano izquierda, justo donde hay una rotonda y cuesta 1 R$. Bajamos en Presidente Vargas y, como que la guía lleva un mapa de la ciudad, pedimos al conductor que nos avise al llegar a la altura de la calle 28 de Setembro.

DORMIR Y COMER

Hotel Unidos (Rúa Ó de Almeida 545, tel 91-252 18 91, fax 252 18 80) es un hotel moderno de reciente construcción con habitaciones muy limpias y nuevas, aire acondicionado y televisor. Cuesta 60 R$ y hay un 10% de descuento si se paga en efectivo. Pagamos 54 R$ por la habitación doble. El desayuno es muy variado y generoso. En el Hotel Unidos nos guardaron las mochilas los dos días que fuimos a Algodoal. El Hotel Central (Av. Presidente Vargas 290, tel. 242 48 00) lo recomienda la guía y cuesta 50 R$ la habitación doble, pero éstas hacen olor a humedad y son antiguas. El encanto del hotel es que es de estilo art decó.

Restaurante Casa Portuguesa (Rua Senador Manoel Barata 897, tel. 91-242 48 71), en una calle paralela a la del hotel. Pretendimos ir a un restaurante llamado O outro, pero no pudimos entrar por ir en bermudas, y eso que el restaurante estaba vacío!!. Zumos en Confeitaria Tivoli (Av. Presidente Vargas 582, esquina Praça da República).

COSAS A VER

Belém es la capital del estado de Pará, en la orilla de un afluente del Amazonas.

Estaçao das Docas son unos antiguos almacenes portuarios que hace un par de años fueron reconvertidos en un espacio de exposiciones, restaurantes, tiendas... Recuerda al Port Vell de Barcelona o a Puerto Madero en Buenos Aires. Mercado Ver-o-peso, un mercado junto al río y donde venden de todo. La guía recomienda ir con cuidado con los ladrones allí. Nosotros no tuvimos ningún problema, pero no bajamos nunca la guardia. Teatro da Paz, en la Praça da República, de estilo neoclásico y acabado en 1874.

^top

ALGODOAL

COMO LLEGAR

Tomamos cualquier autobús en la esquina del hotel (Av. Presidente Vargas) que vaya hasta la rodoviária (estación central de autobuses). A las 8:30 sale una van de Transporte Alternativo que cuesta 14 R$ hasta Marudá (curiosamente la vuelta nos costó 15 R$). Otras alternativas a Marudá salen más tarde y son autocares que cuestan 9,80 R$. La carretera hasta Marudá resulta bastante destartalada, con tramos no asfaltados. Y la van se va parando para recoger gente en cualquier lugar donde se le indica. Además el conductor se detiene para comprar gambas secas que, según nos explica, es especialidad de la comarca. Tardamos 3 horas en llegar a Marudá, y al llegar ahí sale Marudá una barca hasta Algodoal que cuesta 4 R$ y emplea 20 minutos. La vuelta de Algodoal a Marudá fue más lenta porque se estropeó el motor y estuvimos un buen rato mientras lo arreglaban.

DORMIR Y COMER

En Algodoal la opción de alquilar un carro que te lleve por todo el pueblo (no asfaltado) es una buena idea. Nosotros no lo hicimos y sudamos de lo lindo andando, mientras íbamos mirando diferentes opciones para dormir. No hay muchas pousadas. Recomendamos, al inicio del pueblo, el Hotel Bela Mar (Av. Beira Mar, tel. 91-222 75 82). Ofrece habitaciones dobles por 50 R$ y todas dan a un jardín con hamacas. Nosotros optamos por llegar hasta el final del pueblo y, como en ese momento había marea alta, incluso tuvimos que cruzar en barca un riachuelo (0,50 R$) para llegar a la Pousada Jardim do Eden (Conjunto Júlia Seffer, rua 9, casa 44, tel. 91- 99 67 90 10). Esta pousada está regentada por Véronique, que es francesa, y Evandro, su marido brasileño. En su página web aparecen las dos casas que tienen junto al edificio principal. Este edificio es de madera, y es donde nosotros dormimos. Sólo cuenta con dos habitaciones. Fue increíble, justo sobre la arena de la playa con unas vistas espectaculares. Cuesta 65 R$ la habitación doble. El baño y ducha son comunes. El desayuno no es buffet, pero es suficiente. También cenamos allí mismo, ya que Véronique cocina deliciosamente

COSAS A VER

Algodoal está en la isla de Maiandeua, a 180 kms al este de Belém, en el Atlántico. Es un paraíso terrenal: no hay coches y el transporte se hace con carros tirados por caballos.

^top

FORTALEZA

COMO LLEGAR

El aeropuerto es nuevo y muy moderno. Llegamos con un vuelo de VASP procedentes de Belém, que sale a las 8 del mañana, pero que antes de llegar a Fortaleza se detiene en São Luis y en Teresina. Tardamos más de 4 horas en total. Para ir a la zona marítima tomamos el autobús que nos deja en el centro (1,40 R$). Allí caminamos unos metros hasta la Praça José de Alencar, donde tomamos otro autobús que pone "caza-pesca" o "Serviluz" y que nos deja en la avenida Beira Mar.

DORMIR Y COMER

En la avenida Beira Mar hay muchos hoteles y pousadas. Vamos a mirar pousadas y nos quedamos en Brisa da Praia Hotel (Av. Beira Mar 982, Praia de Iracema, tel. 85-219 46 99, fax 85- 21919 64). Tenemos una habitación doble enfrente del mar (la nº 215), con balconcito y televisión (con cable!). El desayuno también es muy generoso. Pagamos 50 R$ por la habitación, aunque el precio de salida era de 120 R$!

Caminando unos metros a la izquierda encontramos la zona de restaurantes. Hay muchos y lo difícil sería equivocarse en la elección. Nosotros fuimos a Ristorante Portofino (Rúa Tabajaras 450, tel. 85- 219 37 00) y a La Marea (tel. 85- 960 122 19), justo enfrente del anterior. En la Rúa de Tabajaras hay muchísimos restaurantes y todos tienen empleados fuera del local como reclamo, ofreciéndote la carta para que la mires. Conviene escuchar las "ofertas", porque las hay interesantes. Además, siempre hay espectáculos en la calle.

COSAS A VER

Fortaleza es la capital del estado de Ceará. Es uno de los principales puertos pesqueros y centro comerciales del noreste. Se está construyendo de una manera exagerada, básicamente rascacielos. La ciudad cuenta con un centro histórico y la zona más turística a la orilla del mar, donde se están instalando también muchas cadenas hoteleras internacionales, ya que Fortaleza empieza a explotarse turísticamente.

Teatro José de Alencar, en la plaza del mismo nombre, es del 1910. De tonos pastel es una mezcla entre estilo clásico y modernista. Se puede visitar el fuerte de Fortaleza (y que da el nombre a la ciudad), aunque ahora es una escuela militar. Pasearse por las calles del centro, donde encontraremos hamacas artesanales muy asequibles para comprar, zumos, y de todo, a muy buen precio. Recorrer toda la avenida Beira Mar hasta el final y contemplar como los habitantes de Fortaleza hacen deporte y disfrutan del mar.

^top

CANOA QUEBRADA

COMO LLEGAR

Vamos a la rodoviária de Fortaleza con el autobús indicado con el rótulo "Sigueira-Mucuripe" y que cuesta 1 R$ (lo tomamos 5 esquinas más arriba del hotel Brisa da Praia). En la rodoviária tomamos el autobús de São Benedito que sale a las 8:30 hasta Canoa Quebrada. Tarda 4 horas y cuesta 11,50 R$ + 1,30 R$ de tasas de embarque.

DORMIR Y COMER

Recomendamos la Pousada do Toby (88-421 70 94), enfrente del mar, en lo alto de una duna con unas vistas espectaculares y una piscina en una terraza también espectacular. La pousada es toda de madera, muy cuidada. La habitación doble con terraza al mar (la nº 9) cuesta 60 R$. Una vez instalados nos vienen a comentar que el precio de la habitación es de 70 R$, que se habían equivocado. Pero pagamos 60 igualmente. Toby es un danés establecido en Canoa Quebrada y que también tiene un bar musical en la calle principal llamado Todo Mundo. Hay otras pousadas que están muy bien, incluso por 40 R$, pero para elegir se debe valorar si se quieren vistas al mar o no, si se quiere piscina o no, ...

Restaurante Fetiço da Lua (Rua Dragão do Mar, tel. 88-421 74 01), en la calle principal. No lo recomendamos. Al día siguiente fuimos al Dalí, un restaurante italiano de un músico de Ferrara al que le gusta el pintor catalán, y que se encuentra también en la calle principal (no tienen teléfono). Muy recomendable.

COSAS A VER

Canoa Quebrada era, hace tiempo, un pequeño pueblo de pescadores, rodeado de dunas (entre Fortaleza y Natal, todo son dunas). Con los años ha ido cogiendo fama y ahora está más preparado para recibir turistas. Cuando nosotros estuvimos había muy pocos, y suponemos que es porque ser temporada baja. Las calles aquí tampoco están asfaltadas.

Canoa Quebrada como pueblo no tiene nada especial, pero sí que lo es su entorno, ya que el mar tiene un color verde turquesa impresionante y unas dunas espectaculares, todo lo cual contribuye a que hacer una excursión en buggy sea una experiencia inolvidable. Se ofrecen dos tipo de excursiones: una por los alrededores de Canoa Quebrada con una duración de una hora y media (50 R$ dos personas) y la otra hasta algunos pueblos cercanos y que dura 3 horas (100 R$ dos personas). Nosotros optamos por la corta y escogimos salir a las 16:00 para coincidir con la hora que empieza a bajar el sol, consiguiendo así unas fotografías espectaculares. El paseo incluye una parada para hacer skibunda, que consiste en bajar con una tabla por una duna y se puede acabar en una laguna. La bajada cuesta 2 R$ y se puede bajar tantas veces como se quiera, y la subida cuesta 1 R$ cada vez, con una especie de "teleférico mecánico".

^top

NATAL

COMO LLEGAR

Desde Canoa Quebrada debemos tomar una van que sale del principio del pueblo. No tiene horario de salida y sale cada vez que se llenan sus 10 plazas, y cuesta 1,50 R$. Nosotros íbamos con prisa, y como no se llenaba, lo que hicimos fue pagar la diferencia hasta llegar a los 25 R$ para marchar al momento. Nos dejó en la rodoviária de Aracati, y allí tomamos una hora más tarde el autobús que nos lleva a Natal, con la compañía Nordeste. El billete nos cuesta 31,84 R$ + 0,20 R$ de tasas de embarque. El autocar tarda 6 horas en llegar a la rodoviária nueva de Natal (la vieja es más pequeña y tiene menos conexiones). En Natal tenemos un amigo que vive en la praia da Ponta Negra, que está al sur de la ciudad y es la zona donde están la mayoría de pousadas. Para llegar hasta ahí desde la rodoviária tomamos el autobús público 66 hasta la zona de Ponta Negra (cuesta 1,30 R$).

DORMIR Y COMER

Nosotros dormimos en casa de nuestros amigos germano-argentinos Diko y Ana. Por tanto no podemos recomendar ninguna pousada, aunque había muchísimas en la zona de Praia de Ponta Negra, la cual es un buen lugar para quedarse.

Aprovechando que Diko y Ana hace ya un tiempo que viven en Natal, fuimos a los restaurantes siguiendo sus recomendaciones: Barraca do Caranguejo (Av. Erivan França 1180, Praia de Ponta Negra, tel. 84-219 50 69). Es un restaurante que ofrece diferentes tipos de comida y nosotros optamos por un rodizio de gambas (gambas a voluntad cocinadas de diferentes maneras y con varios acompañamientos por 16,99 R$), y todo ésto amenizado por un espectáculo de samba y capoeira frente al mar. También recomendamos, para los carnívoros, Tábua de Carne (Av. Eng. Roberto Freire 3241, tel. 84- 642 12 36), donde hacen una picanha "histórica".

COSAS A VER

Natal es la capital del estado de Rio Grande do Norte. Es una ciudad moderna y grande que ofrece grandes centros comerciales y, al igual que Fortaleza, está viviendo un boom inmobiliario y se está construyendo muchísimo, sobretodo rascacielos.

Natal no tiene mucho para ver, salvo el teatro de la ciudad y el ayuntamiento, que son los dos edificios coloniales que hay en el centro, y el Forte dos Reyes Magos. Las grandes olas de la playa hacen de Natal un lugar ideal para los amantes del surfing.

^top

PRAIA DA PIPA

COMO LLEGAR

Nosotros fuimos en coche con nuestros amigos, pero antes nos habíamos informado por si teníamos que ir en transporte público: se puede tomar un autocar de São Geraldo en la rodoviária nueva de Natal, el cual cuesta 10 R$ y sale a las 8, 10, 16 y 18:45, y tarda dos horas en recorrer los 85 kms que separan Natal de Pipa. Los dos únicos lugares que tienen internet público cuestan 15 R$, la tarifa más cara de todo Brasil!.

DORMIR Y COMER

Las opciones en Pipa son muy variadas, y deberemos decidir el nivel de exigencia de cada uno. Nosotros optamos por una pousada espectacular, prácticamente nueva, enfrente del mar: Pousada Marlin's (Rua Beija-Flor 999, tel. 84-246 22 19, fax 246 21 27). La habitación doble cuesta 100 R$ con un desayuno espectacular y unas vistas increíbles (habitación nº 3). Quién no quiera vistas al mar puede optar por pousadas que cuestan entre 40 y 70 R$ y que también están muy bien.

Hay muchos restaurantes y optamos por Golfinho (Av. Dos Golfinhos 635) que es muy barato y bueno. Recomendamos especialmente Churrascaria Rancho da Pipa (Rúa da Gameleira) con unas raciones que asustan!.

COSAS A VER

Praia da Pipa Es la playa más conocida de Tibaú do Sul. Es un pueblo pesquero que se ha vuelto muy turístico y que recuerda a Canoa Quebrada, con la diferencia de que aquí las playas son diferentes, con espectaculares cambios de la marea y de los colores del agua del mar. Pipa es un pueblo que tampoco está asfaltado y consta de una calle principal donde están todos los restaurantes y las pocas tiendas que hay.

En Pipa se ofrecen actividades acuáticas/subacuáticas y excursiones para ver delfines.

^top

OLINDA

COMO LLEGAR

Desde Pipa deben tomarse diversos medios de transporte: primeramente tomamos en la calle principal de Pipa la van que nos lleva hasta Goininha por 2,5 R$. No tienen horarios, van pasando, nosotros no tuvimos apenas que esperar. En Goininha tomamos el autocar de Progreso que nos lleva a Recife por 36,50 R$ y que sale a las 10 del mañana (horarios 7:30, 8:30 y 10). Tarda tres horas y media hasta Recife. El autocar es el mismo que viene desde Natal y curiosamente cuesta lo mismo de Natal a Recife que de Goininha a Recife. En la rodoviária de Recife tomamos el metro hasta la última parada en el centro que se llama "Recife". Cuesta 0,80 R$. En la salida pasan los autobuses que nos llevan hasta Olinda, que está a 6 kms al norte de Recife, y cuestan 2 R$. Bajamos del autobús en la praça do Carmo (el autobús tiene la indicación "Rio doce- Princesa Isabel".

DORMIR Y COMER

Partiendo de la praça do Carmo buscamos alojamiento y encontramos que los precios aquí son bastante elevados para la calidad que ofrecen. Optamos por el Albergue de Juventud de Olinda (Rua do Sol 233, tel. 81-3429 1592) donde la habitación doble con baño cuesta 45 R$ si se tiene el carnet internacional de alberguista. Estamos contentos de pasar sólo una noche allí.

Cenamos en el restaurante Mourisco (Praça Cons. João Alfredo 7), un restaurante que, como decoración, tenían unas figuras humanas sentadas en la mesa, muy curiosas. La comida deliciosa.

COSAS A VER

Olinda es una ciudad preciosa muy parecida a Salvador de Bahia, y que se puede disfrutar en uno o dos días. Nosotros desafortunadamente no tuvimos tanto tiempo y sólo pudimos estar una tarde. Debemos destacar que aquí fue la primera vez que no nos pudimos sacar de encima a los "informadores turisticos", que te acompañan quieras o no, y resultan muy pesados y agobiantes. Olinda está lleno de atéliers de artistas de pinturas muy coloristas, y las casas están pintadas en tonos pasteles.

Para visitarla seguimos los itinerarios a pie que recomienda la guía y todos las calles son fantásticas, con iglesias coloniales preciosas, como la igreja do Carmo, la igreja do Amparo o la igreja da Conceição.

^top

RECIFE

DORMIR Y COMER

Si se quiere visitar Recife con calma, recomendamos pasar la noche en Olinda, porque es mucho más bonito y tranquilo. Nosotros no fuimos a ningún restaurante, sino que paramos en padarias para tomar zumos y algo para picar. Está lleno de locales de zumos variadísimos y riquísimos.

COSAS A VER

Recife es la capital del estado de Pernambuco y es la ciudad más grande del nordeste. Algunas guías la llaman la Venecia de Brasil, pero ésto es ser muy optimistas. Es una ciudad que también cuenta con línia de metro.

Conviene pasear por el centro histórico y admirar algunas construcciones como el Teatro de Santa Isabel, o el Palácio do Governo o la igreja da Ordem Tereceira de São Francisco. Recomendamos especialmente la Casa da cultura, que es una antigua prisión reconvertida en pequeñas tiendas de artesanía local (maderas, bordados, hamacas, camisetas...).

^top

MORRO DE SÃO PAULO

COMO LLEGAR

Tomamos en la rodoviária el autocar nocturno Golden Service de Itapemirim. Cuesta 100 R$ y es el más caro, y ésto nota porque el autocar es comodísimo. Sale a las 18:45 y tarda casi 12 horas hasta Salvador da Bahia. Al llegar a Salvador da Bahia nos dirigimos a la estación de Francia (el puerto marítimo), enfrente del mercado Modelo, mediante un autobús urbano que cuesta 1,30 R$. Allí compramos la lancha rápida que teóricamente tarda dos horas hasta Morro de São Paulo y que cuesta 40 R$. La opción del avión cuesta 135 R$ y es recomendable, sobretodo si no se es un lobo marino y vemos que ese día no hace muy buen día, ya que nuestra aventura marinera fue más bien desastrosa. En la lancha rápida éramos 24 personas, y de éstas había 18 enfermas. Otra opción es tomar el catamarán que sale un par de veces al día y también cuesta 45 R$ y tarda dos horas. Tiene capacidad para 128 personas y teóricamente las olas se notan menos.

DORMIR Y COMER

En Morro de São Paulo estuvimos una noche en la Pousada Aradhia (3ª praia, s/n, tel. 75-483 10 99), donde la habitación doble con balcón al mar cuesta 60 R$. Al día siguiente cambiamos porque se veía el mar aunque no directamente, y fuimos a la Pousada Palmeira (Rua da Prainha s/n, primera praia, tel. 75-483 11 05), regentada desde hace 6 meses por un matrimonio franco-argentino. Pagamos 80 R$ por la habitación doble con balcón al mar (habitación nº 104), directamente a la playa. Quién tenga un presupuesto de 130 R$ por noche puede relajarse y aislarse en un hotel en la cuarta praia. Recomendamos el Hotel Catavento Praia.

Restaurantes: Villa Caiera (tercera praia), en un hotel de la tercera praia con un local muy agradable pero de precios más altos y raciones poco generosas. Restaurante Tinharé (Rúa Caminho da Praia), subiendo la calle principal a mano izquierda, un poco escondido, es barato y muy bueno. Café de París (Praça principal s/n), regentado por un francés que ofrece rodizio de carne por 14,90 R$ y unas salsas deliciosas, sobretodo la de vino. En este restaurante te sientas mirando a la plaza y es todo muy interesante, porque al atardecer se montan chiringuitos de artesanía local y de caipifrutas.

COSAS A VER

Morro de São Paulo está en la isla de Tinharé, enfrente de Salvador do Bahia. Nosotros llegamos allí por casualidad, pues nuestro destino era la isla de Boipeba, pero como para llegar a ella hace falta ser un valiente marinero que no tenga miedo a olas de 3 metros, y teniendo en cuenta que llegamos a Morro de São Paulo algo enfermos, no quisimos coger otra barca para ir a la isla de Boipeba.

Morro de São Paulo era un pueblo de pescadores formado por 4 playas: en la primera, que es la más próxima al centro, es dónde están todos los restaurantes y tiendas; la segunda es donde hay más sol y la marea no sube hasta arriba del todo y en ella hay muchos restaurantes y bares musicales; en la tercera praia es donde están la mayoría de pousadas, enfrente del mar (aunque cuando sube la marea no queda playa); y la cuarta praia es la más apartada y la más grande, y donde sólo hay un hotel. En Morro de São Paulo no hay coches, sólo algún tractor y los carreteiros, que son jóvenes locales que también te ayudan, quieras o no, a encontrar pousada. Es aconsejable pagar alguno para que te lleve las mochilas, ya que en el pueblo hay un par de cuestas y las playas están a 10 minutos caminando. Se pagan entre 5 y 10 R$ a los chicos, dependiendo de la generosidad de cada cual. Al anochecer la calle principal de Morro de São Paulo se convierte en una pasarela de turistas y preparadores de "caipifrutas", es decir cocktails de frutas que tú mismo eliges. Podéis ver fotos en Fotosdomorro.com.

Se organizan excursiones a la isla de Boipeba de un día por 50 R$ por persona, mientras que la excursión de la vuelta en barca a la isla cuesta 25 R$ y dura 4 horas. También se puede ir a pie hasta la praia da Gamoa y tomar unos baños de arcilla. Otra buena opción es subir hasta el faro de la isla, desde donde hay unas vistas espectaculares de las playas. Se llega hasta él siguiendo el camino enfrente de la iglesia de Morro de São Paulo. Allí, quien tenga ganas de aventura, puede tirarse en tirolina por 15 R$ y acabar en el agua de la primera praia.

^top

SALVADOR DA BAHIA

COMO LLEGAR

Viniendo de Morro de São Paulo tomamos el catamarán que tarda 2 horas y resulta más agradable que no una lancha rápida. Cuesta 40 R$ + 1 R$ para conservación de la isla (curioso, pues los brasileños tienen realmente una nula consciencia ecológica). Una vez en Salvador subimos al Pelourinho con el elevador de Lacerda (4 viajes por 0,20 R$).

DORMIR Y COMER

Tras comparar varias pousadas nos inclinamos por el Albergue do Carmo (rua do Carmo 06, Santo Antoniom tel 71-326 37 50, fax 242 44 17). La habitación doble en un apartamento en lo alto del edificio, con baño compartido con otra habitación, cocina y sala de televisión cuesta 55 R$ si se tiene el carnet internacional de alberguista. Además ofrece internet gratuito las 24 horas del día. También tiene una terraza con vistas a la bahía. Es la mejor opción.

En este albergue nos dan una tarjeta con la que nos hacen el 50% de descuento en un restaurante céntrico dónde hacen unas comidas deliciosas: Mama Bahia (Rúa Alfredo de Brito 21). También recomendamos el Matuzalem (Rua das Laranjeiras 28) y el Encontro dos Artistas (Rua Francisco Muniz Barreto 13/15).

COSAS A VER

Salvador da Bahia es la capital del estado de Bahia. Es una ciudad colonial preciosa y dónde la mayoría de habitantes son de raza negra. Es un centro cultural de Brasil, con muchísimos atéliers y artistas. El Pelourinho es el centro histórico de Salvador y es el lugar dónde recomendamos buscar hotel. Los bancos están en la cidade baixa, enfrente del mercado Modelo de artesanía (muy caro).

Las escuelas de capoeira abren sus puertas al público y para saber cuando abre cada escuela conviene preguntar en la oficina de información de la Rúa das Laranjeiras. Asistir a una velada de Candomblé, que es un rito mezcla de religiones donde las mujeres van vestidas con bordados y trajes espectaculares y hay gente que entra "en trance". Se celebra diariamente en diferentes terreiros (en la oficina de turismo informan dónde y cómo llegar). Pasear por las calles de Salvador es muy bonito, pero también es dónde encontramos más turistas de todo Brasil. Las casas están pintadas de colores y hay muchísimas iglesias preciosas:ifreja da Ordem Tereceira de São Francisco, Igreja São Francisco, Igreja de São Pedro dos Clérigos, ... hay miles!. La Igreja de NS Bonfim merece una visita, aunque está alejada del centro. Llegamos a ella desde la cidade baja, justo enfrente del elevador de Lacerda y preguntamos a los conductores si van hasta Bonfim.

La parte de playas es Barra (llegamos con autobuses urbanos que cuestan 1,30 R$) y allá encontramos la tienda de delicatessen Perini (Rúa Miguel Bournier 24, tel 71-245 0122). Para volver a Pelourinho tomamos cualquier autobús que vaya hasta Praça da Sé. En ella está el Palácio Rio Branco, con vistas espectaculares de la bahía desde sus balcones.

^top

RIO DE JANEIRO

COMO LLEGAR

Desde Salvador da Bahia vamos hasta el aeropuerto con un autobús que sale de Praça da Sé (3,60 R$) y volamos dos horas con VASP. Llegamos a las 21:30 y tomamos el autobús de las 22:00 horas de Real Auto Ônibus que cuesta 6 R$ y tarda 45 minutos hasta Ipanema, recorriendo el centro y las playas de Copacabana y Ipanema hasta Leblon.

DORMIR Y COMER

Colinas Residencial (Rua Saint Roman 338, Ipanema, tel. 21-3813 7979) es un hotel muy bien situado (al inicio de Ipanema), con habitaciones muy amplias y bastante nuevo. Pagamos 100 R$ por la habitación doble. Otra buena opción sería el Copacabana Praia Hostel, dónde la habitación doble cuesta 85 R$.

Recomendamos el restaurante Carretão (Rua Visconde de Pirajá 112). Cenamos un rodizio de carne por 22,90 R$ con 36 tipos de carne, 7 acompañamientos y 36 ensaladas diferentes.

COSAS A VER

Rio de Janeiro es la capital del estado con el mismo nombre, y es conocida como la Cidade Maravilhosa. En ella viven 8 millones de cariocas y aquí el culto al cuerpo llega a su máxima expresión.

Recomendamos ir por la mañana al Pão de Açúcar y por la tarde al Corcovado. El sol se esconde detrás del Corcovado y esto quiere decir que si visitamos el Pão de Açúcar por la tarde las fotos serán con el sol de cara. El Corcovado (Cristo Redentor) está abierto de 8 a 18:30. Cuesta 25 R$ y para llegar a él desde el hotel tomamos el autobús 583 o 584 que van hasta Cosme Velho y cuestan 1,40 R$. Una vez en Cosme Velho se sube con un tren durante 10 minutos hasta la cima. Las vistas de Río son espectaculares. Pão de Açúcar desde el Corcovado con el 584 hasta Botafogo Praia Shopping y allí tomamos el autobús 107 dirección Urca. La entrada cuesta 30 R$. Para subir a la cima deben tomarse dos funiculares no aptos para propensos al vértigo. Vistas espectaculares de las playas de Copacabana y Botafogo, y también del Corcovado. Para volver a Ipanema tomamos el autobús 512 dirección Leblon.

En el centro de Río encontramos un par de edificios interesantes como la Biblioteca Nacional y la Câmara municipal, además de todos los bancos. También conviene pasear y disfrutar de las playas de Copacabana e Ipanema.

Y EL VIAJE SE ACABA...

Para ir al aeropuerto internacional se puede tomar el mismo autobús de Real o un taxi que como máximo cuesta 40 R$. Recomendamos comprobar que se pagó la tasa de embarque cuando se compró el billete desde orígen. Si huviera que pagarla cuesta 125 R$ (unos 36 US$). Tomamos un vuelo de Iberia Río de Janeiro-Madrid (9,30 horas) y un vuelo Madrid-Barcelona (1 hora).

^top
Impressions d'un viatge al Brasil - Jordi Serarols [2010]
Brasil a ritme solidari - Conxita Tarruell [2005]
Vota
2.2 de 5 (73 vots)
Publi
facebook
twitter
Youtube
Lastminute.com
Rumbo.es
Destinia
RentalCars
Turkish Airlines
icona Viatgeaddictes2001-2014 © Viatgeaddictes.com