MALÍ – En peligro el patrimonio cultural de Malí, según la UNESCO

La UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), ha expresado recientemente su preocupación por el riesgo que corren los sitios que forman parte del patrimonio mundial en Timbuctú y Gao, al norte de Malí, debido a los combates que se desarrollan en la zona. También ha recordado la obligación, internacionalmente reconocida, que los países tienen de salvaguardar su patrimonio en tiempos de guerra. El conflicto que ahora vive el país hace peligrar este patrimonio cultural.

La ocupación de estas ciudades a manos de rebeldes tuareg podría haber ocasionado efectos dañinos sobre la gestión y conservación de las mezquitas Djingareyber, Sankoré y Sidi Yahia y 16 cementerios y mausoleos de Timbuctú, así como de la Tumba de Askia en Gao.

Estos bienes son el reflejo de la edad dorada que supuso la capitalidad cultural y espiritual en la zona a lo largo del s. XV. Las tres mezquitas, en concreto, jugaron un papel vital en la extensión del Islam por tierras africanas.

Otros sitios en Malí inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial son las ciudades antiguas de Djenné y los Farallones de Bandiagara (en el País Dogón).

PERÚ – El Machu Picchu se salva de entrar en la lista negra de la Unesco

La ciudadela inca de Machu Picchu, la joya del turismo en Perú, que cada año atrae a cerca de 800.000 turistas, se ha salvado por los pelos de entrar en la lista del patrimonio mundial en peligro. Pero el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco recomendó que un panel internacional de expertos vigile la evolución del enclave, especialmente en su punto más crítico: los accesos. Y todo ello pasa en vísperas de la conmemoración, el próximo 7 de julio, del centenario del descubrimiento de la ciudadela inca por el explorador estadounidense Hiram Bingham.

A lo largo de estos 100 años, Machu Picchu ha servido de codiciado escenario para grabar vídeos musicales, anuncios comerciales para la televisión y hasta una película con cientos de figurantes llegados desde la India para filmar el musical más caro de la historia de Bollywood, este último el pasado octubre. No hay actor, futbolista, político o estrella internacional que viaje por Perú y que no sea invitado a pasear por las ruinas incas, con todo su séquito de admiradores, fotógrafos y periodistas que se mezclan con los más de 2.000 turistas que cada día acceden al lugar.

La Cámara Nacional de Turismo peruana considera que Machu Picchu significa el 70 % de los ingresos por turismo en Perú, ya que cada turista que tiene como primer destino la ciudadela inca visita entre tres y cinco lugares más (la ciudad de Cuzco, la de Arequipa, las líneas de Nazca, el Lago Titicaca y la selva) y deja en el país un promedio de 2.200 dólares (unos 1.538 euros).

El último desencuentro entre el Gobierno peruano y la Unesco no lo ha constituido tanto el número de visitantes cuanto los lugares de acceso a la ciudadela: la Unesco ha alertado en reiteradas ocasiones sobre la anarquía urbanística en Aguas Calientes, el municipio más cercano, y las ansias de sus pobladores de aumentar una y otra vez las vías de acceso a la ciudadela, como la proyectada carretera entre el poblado de Santa Teresa y las ruinas.

MUNDO MUNDIAL – Lista de Patrimonios de la Humanidad amenazados

En la actualidad un total de 34 bienes mundiales que son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, 18 culturales y 16 naturales, se encuentran inscritos en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro que elabora el Comité del Patrimonio de la Humanidad de este organismo internacional. Se trata de una relación en la que se incluyen todos los bienes que plantean problemas de conservación, tanto por causas no previstas como desastres naturales y guerras o por una gestión y protección inadecuadas entre las que se encuentran el turismo y el desarrollo urbanístico masivos y los daños al medio ambiente.

Formar parte de la lista de bienes en peligro supone cierta vergüenza para el país afectado, más si la falta de conservación y protección del bien es debido a negligencias o al poco interés y compromiso dedicado a su conservación. Implica también que de no remediarse la situación que le ha llevado a ser declarado en peligro, el bien pierde la calificación de Patrimonio de la Humanidad.

De los 34 bienes (el 3,7% de los Patrimonios declarados hasta ahora en el mundo) un total de 14 se localizan en África, 6 en Asia y Pacífico, 5 en los Estados Árabes, otros 5 en Latinoamérica y el Caribe y 4 entre Europa y Norteamérica.

En 2010 han pasado a engrosar esta lista negra del Patrimonio la Catedral de Bagrati y el monasterio de Ghelati en Georgia, debido a ciertas intervenciones de reconstrucción que tienen carácter irreversible y que afectan a su integridad y autenticidad; el Parque Nacional de Everglades en Estados Unidos a causa de la pérdida de caudal de agua, en parte por un uso incontrolado, que ha supuesto la degradación de su ecosistema acuático; los Bosques lluviosos de Atsinanana en Madagascar, amenazados por la extracción ilegal de madera y la caza furtiva de lémures, y por último las Tumbas de los reyes de Buganda en Kasubi, Uganda, que fueron asoladas por un incendio en marzo de 2010.

Pero no todo han sido malas noticias y este año las Islas Galápagos, de Ecuador, abandonaron la lista y pasaron de nuevo a tener el mismo estatus que poseían gracias a la mejora de su situación y al compromiso mostrado por el gobierno del país.